Está en la página 1de 11

Facultad de Ciencias Empresariales

Carrera de Marketing y Dirección de Empresas


“COMERCIO EXTERIOR CHILENO”

Alumno: Flavio Madrid Plaza.

Docente:

Curso: Microeconomía empresarial.

Ciclo: Tercer ciclo.

Año: De la lucha contra la corrupción y la impunidad.

UCV-PIURA
2019
Introducción

En esta presente investigación mi objetivo es dar conocer una breve definición de lo


que es comercio internacional, factores, características, ventajas y desventajas que se
tienen.
También les mostraremos el comercio exterior que tiene chile y algunos factores como
el intercambio comercial chileno, evolución de los flujos de comercio exterior,
exportaciones e importaciones chilenas.
Al analizar la economía debemos de revisar la dimensión que trasciende las fronteras
de un país, es decir, la que aborda los problemas económicos con fines
internacionales.
La importancia que tienen las relaciones internacionales en el campo comercial,
político o cultural ha alcanzado, a nivel mundial, un profundo significado, a tal grado
que no se puede hablar tan sólo intercambio de bienes sino
de programas de integración.
La economía internacional plantea el estudio de los problemas que plantean las
transacciones económicas internacionales, por ende cuando hablamos de economía
internacional es vincular con los factores del comercio internacional.
Comercio internacional es el intercambio de bienes económicos que se efectúa entre
los habitantes de dos o más naciones, de tal manera, que se dé origen a salidas de
mercancía de un país (exportaciones) entradas de mercancías (importaciones)
procedentes de otros países.
Los datos demuestran que existe una relación estadística indudable entre un comercio
más libre y el crecimiento económico. La teoría económica señala convincentes
razones para esa relación. Todos los países, incluidos los más pobres,
tienen activos humanos, industriales, naturales y financieros que pueden emplear para
producir bienes y servicios para sus mercados internos o para competir en el exterior.
La economía nos enseña que podemos beneficiarnos cuando esas mercancías y
servicios se comercializan. Dicho simplemente, el principio de la "ventaja comparativa"
significa que los países prosperan, en primer lugar, aprovechando sus activos para
concentrarse en lo que pueden producir mejor, y después intercambiando
estos productos por los productos que otros países producen mejor.
Comercio internacional

El comercio internacional implica la compra, venta o intercambio de bienes y servicios


en diferentes divisas y formas de pago. Estos intercambios entre distintos países o
distintas zonas geográficas ha ido en aumento gracias a la liberalización comercial y a
la eliminación de barreras arancelarias y no arancelarias.
Las economías que participan en el comercio internacional se conocen
como economías abiertas. Las economías abiertas son aquellas regiones o naciones
cuyo comercio está abierto al exterior. Lo que quiere decir que compran bienes y
servicios del exterior (importaciones) y venden bienes y servicios fuera de sus
fronteras (exportan).

Dentro de las economías abiertas existen distintos grados de proteccionismo. Aquellas


cuyos aranceles son de menor cuantía, son más cercanas al librecambismo. Por el
contrario, aquellas que imponen aranceles altos se conocen como proteccionistas.

Lo contrario de las economías abiertas, son las economías cerradas. Las economías


cerradas no realizan intercambios con el exterior y, por tanto, no participan en el
comercio internacional. Un ejemplo de economía cerrada es la autarquía. Procura que
el intercambio con el exterior sea ínfimo y, por supuesto, no importa nada (se
autoabastece).

Los factores que limitan las posibilidades del mercado para un


exportador:

• Reglamentos comerciales de su propio país.

• Limitaciones del acceso al mercado.

• Volumen y expansión del mercado.

• Competencia.

• Aceptabilidad de los precios.

Ventajas del comercio internacional

• Mejora nuestra competitividad: Apostar por el comercio internacional agranda


los límites de nuestro mercado.
• Generador de empleo: Si fijamos el punto de vista en las empresas extranjeras
con las que tendremos que colaborar para llevar a cabo nuestra estrategia de
internacionalización, podemos pensar que nuestra colaboración provocará un
aumento del volumen de trabajo para dichas empresas y, por tanto, un
teórico aumento del empleo que oferten.
• Atracción de nuevos inversores: Si anteriormente hemos mencionado que el
comercio internacional supone contar con un mayor escaparate, tenemos que
entender también que ese gran escaparate puede atraer nuevos inversores.
• Mayor eficiencia, mayores beneficios: Si conseguimos ejecutar de una manera
provechosa los tres puntos anteriores parece inevitable que vamos a mejorar la
competitividad de nuestra compañía y, por ende, van a aumentar los
beneficios.

Desventajas del comercio internacional.

• Costes derivados de licencias y otras regulaciones: Traspasar fronteras


también significa cambiar de leyes y regulaciones sobre nuestros productos.
• El idioma puede ser una trampa: Pensar en global significa también pensar que
en el mundo existen muchas otras lenguas para comunicarse. Es cierto que el
inglés en el mundo empresarial abre muchísimas puertas hoy en día, pero hay
ocasiones en las que no dominar el idioma local puede terminar
transformándose en una costosa barrera.

Esto no significa que debas ser políglota para obtener beneficios de la mano
del comercio internacional, pero sí que deberás tenerlo en cuenta y contratar
los servicios de un profesional que te ayude a esquivar la bala.

• La paciencia es clave: No puedes apostar por una estrategia de comercio


internacional esperando obtener beneficios en un corto plazo de tiempo.
Encontrar socios, inversores, suministradores, y, en definitiva, adaptar nuestra
cadena logística a las nuevas circunstancias llevará tiempo. Saber esto no es
necesario únicamente para que te armes de paciencia, sino para que sepas
calcular y anticipar esa ventana de tiempo que va a ser necesaria hasta que
llegues a obtener beneficios y saber cubrirte ante ella de la mejor manera.

Comercio exterior chileno

El comercio exterior de Chile se concentra en cuatro regiones del mundo: Asia,


América del Norte, América del Sur y Europa. En efecto, el intercambio comercial en
2014 con estas zonas representó cerca del 95% del intercambio comercial de Chile,
destacando la participación de Asia con un 40,8%, seguido de América del Norte con
un 20,1%, América del Sur con 17,5% y Europa con 16,3%. En tanto, con
Centroamérica y el Caribe se materializó el 1,6% del intercambio comercial de Chile
con el mundo, Oceanía representó el 1% y África el 0,6%.
Si centramos la mirada en los flujos de comercio, exportaciones e importaciones, se
aprecia que estas últimas repiten el orden de importancia que exhibió el comercio
exterior, a diferencia de lo que se observa por el lado de las exportaciones. Es así que,
América del Norte y Sur, Europa y Asia explicaron cerca del 93% de las compras de
productos extranjeros, liderando Asia con un 32,1%, seguido de América del Norte con
un 24,9%, América del Sur con un 20,5% y Europa con un 15,4%. Destaca la
importancia que exhibieron las importaciones provenientes de América Central y el
Caribe, al explicar el 2,1% del total importado. En tanto, África logró ubicarse antes
que Oceanía al explicar el 0,8% de las importaciones versus el 0,6% de esta última
zona. En tanto, las exportaciones exhibieron un ranking diferente. Si bien Asia
continuó liderando como zona geográfica al ubicarse como el destino favorito de las
ventas externas de productos chilenos al capturar el 49,1%, fue seguido por Europa
que representó el 17,1% de los envíos al exterior, luego le siguió en importancia
América del Norte con un 15,6%, y América del Sur con un 14,7%. En conjunto, estas
cuatro zonas explicaron el 96,5% de las exportaciones chilenas al mundo durante
2014. Continuando con el ranking se encuentra Oceanía cuyo peso relativo fue de
1,3% de las exportaciones totales, seguido por Centroamérica y el Caribe que
representó el 1,2%, y por último África que explicó el 0,5%.

INTERCAMBIO COMERCIAL CHILENO


En 2014, el intercambio comercial de Chile totalizó US$147.834 millones, lo que
implicó una reducción de 5,1% respecto de los valores alcanzados en 2013. El 92,4%
del comercio se materializó con mercados con los que se tienen Acuerdos
Comerciales vigentes, lo que evidencia el positivo impacto que este instrumento de
Política Comercial significa para Chile en materia de acceso preferencial, pese a que
el comercio con este conjunto de economías experimentó una contracción de 5,9%.
Cabe destacar que, los cinco principales socios comerciales del país explicaron el 70%
del comercio total en 2014, y los primeros diez cerca del 84% del total. Llama la
atención que los once principales mercados mantienen la misma ubicación en el
ranking tanto al considerar todas las economías como entre los veinticuatro con las
que Chile tiene Acuerdos Comerciales. Sin duda, el acceso preferencial logrado a
través de estos instrumentos ha facilitado el posicionamiento de ellas como socios
comerciales del país. Entre ellos, se encuentran cuatro países asiáticos: China, que
logró escalar en 2014 como el principal socio comercial de Chile; Japón (5º); Corea del
Sur (6º); e India (9º). También se observan cuatro economías latinoamericanas:
Mercosur quien se ubica en el 4º lugar; México (7º); Perú (8º); y Ecuador (10º). Como
se ve, el bloque sudamericano (Mercosur) es un importante socio comercial para
Chile, logrando ubicarse incluso entre los primeros cinco. Asimismo, dos de los
restantes tres países con los cuales Chile conforma la Alianza del Pacífico (AP), se
ubican en un lugar destacado: México en 7º lugar y Perú en 8º. Cabe notar que
Colombia, el cuarto Miembro de la AP, igualmente logra una posición importante al
ubicarse en el 12º lugar entre los veinticuatro socios comerciales con los que Chile
tiene Acuerdos vigentes, y 13º respecto de todos los mercados con los que el país
comercia internacionalmente. Finalmente, entre los once primeros destacan
economías desarrolladas: Estados Unidos, quien se ubicó como el 2º socio comercial;
la Unión Europea (3º), la que además ha venido estrechando la distancia con Estados
Unidos en cuanto a los valores comerciados.

Por otro lado, una fracción no despreciable de 7,6% se realiza con otros mercados,
entre los cuales se encuentran varios muy relevantes para la Política Comercial del
país, y que en conjunto totalizaron US$11.202 millones, lo que significó una expansión
de 5,9% durante 2014. En el cuadro se muestran algunos de estos mercados. Entre
ellos destaca Taiwán, el que fue la 12º contraparte comercial en el último año,
representando el 1,5% del total; Tailandia cuyo comercio bilateral se aumentó en
7,6%, ubicándose en la posición 18º; y Rusia la que, detentando el lugar 19º del
ranking, exhibió una tasa de crecimiento de 18%. Cabe destacar Indonesia, con quien
se está negociando un Acuerdo Comercial durante 2015, con quien el comercio
bilateral creció más de 7% en 2014.

Evolución de los flujos de comercio exterior


El intercambio comercial de Chile con el mundo, que totalizó US$147.834 millones,
exhibe buenos rendimientos promedios anuales en el último sexenio, 2009-2014. En
efecto, mientras en el año pasado el comercio sufrió una reducción de 5,1%, como se
mencionó más arriba, en el sexenio indicado se expandió un 8,5% anual. Las
exportaciones, en tanto, crecieron a un ritmo inferior, pero para nada despreciable, de
6,4% anual en el período, al sumar US$75.675 millones. Mejores señales exhibieron
los envíos al exterior en 2014 cuando se los compara con los valores registrados en
2013. En efecto, la contracción observada de tan solo un 1% dio cuenta de la
capacidad que tuvieron las exportaciones chilenas de resistir una mayor
desaceleración frente a dos elementos, al menos, que afectan significativamente las
ventas chilenas al exterior: la caída del precio del cobre y el contexto económico
mundial, ambos con comportamientos desfavorables o menos auspiciosos en el último
año. Por el lado de las importaciones, se tiene un atractivo crecimiento promedio en el
período 2009-2014, en torno al 11% anual, aunque el comportamiento del último año
exhibió un notorio detrimento, ya que las compras externas cayeron cerca de 9%
respecto de 2013. En términos CIF las importaciones sumaron US$72.159 millones y
en FOB US$67.908 millones. Frente a este escenario, es decir, exportaciones que se
redujeron marginalmente e importaciones que retrocedieron notoriamente, el resultado
evidente es un aumento en el saldo de la balanza comercial, que, siendo
tradicionalmente positivo, en 2014 cuadruplicó el superávit alcanzado en 2013, aunque
aún lejos de lo alcanzado en 2009 cuando el superávit fue cerca del doble del
observado en el último año.
Exportaciones chilenas
En 2014, cerca del 94% de los envíos al exterior, equivalente a US$70.946 millones,
fueron destinados a economías con las que Chile tiene acuerdos comerciales vigentes.
Este elevado porcentaje da cuenta de los beneficios efectivos y potenciales que ha
propiciado la política comercial de Chile a los exportadores nacionales, en términos de
apertura y acceso preferencial a los mercados internacionales. Asimismo, se observa
que este conjunto de socios comerciales experimentó una contracción de 1,4%.
Adicionalmente, cabe señalar que cerca del 69% de las exportaciones chilenas se
explican por la importancia relativa de los cinco primeros destinos comerciales. Más
aún, China, la Unión Europea y Estados Unidos explicaron más de la mitad del total
exportado, y si se consideran los diez principales esa fracción llega al 85% de los
envíos al mundo. Los ocho principales destinos de los envíos chilenos al exterior
mantienen la posición lograda entre los 24 acuerdos comerciales cuando se suman
otros mercados a los que Chile destina sus mercancías. Es el caso de China, quien
lidera el ranking de los destinos de exportación; seguido por la Unión Europea (2º),
Estados Unidos (3º), Japón (4º), Mercosur (5º), Corea del Sur (6º), India (7º), y Perú
(8º). Los siguientes, excepto Cuba, detentan entre una y cuatro posiciones más que
las logradas entre los acuerdos vigentes. Cabe notar que varios países
latinoamericanos logran una destacada posición entre los mercados a los que Chile
exporta sus bienes, además de los ya mencionados Mercosur y Perú, ubicándose
dentro de los veinte principales. Es el caso de Bolivia (10º), México (11º), Colombia
(13º), Ecuador (17º), y Venezuela (19º). En tanto, el 6,2% de las exportaciones fueron
destinadas a otros mercados con los que Chile no tiene Acuerdos Comerciales
vigentes. En conjunto totalizaron US$4.729 millones, y experimentaron un aumento de
5,1%. Entre ellos destaca Taiwán, el cual explicó el 2,4% del total exportado al mundo,
y Rusia la que representó el 1%. Notable resultó la expansión anual de los envíos a
estas economías, las que junto a Tailandia, Bahréin y Sudáfrica exhibieron tasas de
crecimiento entre 10% y 22% en 2014.
Importaciones chilenas
En 2014, el 91% de las importaciones chilenas provinieron desde mercados con los
que Chile tiene acuerdos comerciales vigentes, porcentaje equivalente a US$65.686
millones. Se observa que las compras desde estos mercados sufrieron una
contracción de 10%, superior a lo experimentado con las compras totales. Notable es
que nuevamente los tres primeros proveedores internacionales de Chile, China,
Estados Unidos y la Unión Europea, explicaron el 55,1% de las compras totales de
2014, y los diez primeros el 85,3%. Los diez principales países que exportan a Chile
mantienen la posición que detentan en el ranking entre los 24 acuerdos comerciales
luego de considerar todas las economías proveedoras de bienes externos. Destaca el
liderazgo de China, que se ha mantenido en la primera posición tanto de las
exportaciones como de las importaciones chilenas. Las siguientes dos posiciones
nuevamente las ocuparon Estados Unidos y la Unión Europea, aunque invirtiendo el
orden observado en el caso de las exportaciones. Es así que Estados Unidos se ubicó
como el segundo proveedor internacional de Chile y la Unión Europea el tercero. La
presencia de países asiáticos liderando el ranking permanece en las compras desde el
mundo, aunque desplazados varios lugares: Japón ocupó el 7º lugar y Corea del Sur
el 8º lugar. En tanto, se aprecia la mayor presencia de países latinoamericanos dentro
de los primeros diez principales. Fue el caso de Mercosur (4º), México (5º), Ecuador
(6º) y Perú (9º). En tanto, Canadá se ubicó en el 10º lugar. Por su parte, 9% de las
importaciones fueron originadas desde mercados con los que Chile no tiene acuerdos
comerciales vigentes. En conjunto totalizaron US$6.473 millones, lo que significó una
expansión en las compras desde estos proveedores de 6,5% en 2014. Entre ellos
destaca Tailandia, el que explicó el 1,1% de las compras mundiales, alcanzando un
crecimiento anual de 3,9%, y junto a Taiwán se ubicó dentro de los 20 principales
proveedores mundiales. En tanto, las compras más dinámicas fueron de productos
filipinos e indonesios, cuyas expansiones fueron de 43,1% y 26,7%, respectivamente.
Conclusión:
El comercio internacional que existen entre uno o varios países es una herramienta
para cada uno de ellos de poder desempeñarse en el ámbito que más les convenga,
que quiere decir esto, que un país ofrecerá al otro país lo que no puede producir pero
que sin embargo les es una necesidad para su mercado, que pasa con esto,
comienzan a crearse los lazos y por lo tanto se crean países socios los cuales buscan
hasta cierto punto el beneficio mutuo. Es importante tener en cuenta que siempre que
se quiera hacer una negociación internacional deberás conocer a la perfección el
mercado al cual quieres dirigirte, ya que de este modo encontraras estrategias claves
dentro de ese país meta las cuales ayudarán a tu crecimiento en la
internacionalización. A lo largo de este proyecto fuimos aprendiendo la importancia de
conocer el proceso para exportar algún producto, ya que el hecho de exportar implica
cuestiones legales, económicas, entre otras. Es necesario saber que, así como existen
productos por los cuales se paga también es necesario conocer por los que sí, del
mismo que existen productos los cuales están regulados por las Nomas, y que al
saber y conocer la información necesaria para este procedimiento difícilmente
cometerás errores y por lo tanto evitadas multas.
Chile profundiza su comercio hasta llegar a latitudes en las cuales no practica ninguna
política exterior. Mientras, sus lazos regionales han permanecido en un segundo lugar.
Chile ha tomado una vía propia. La diplomacia chilena ha medido sus éxitos por los
acuerdos de libre comercio firmados. El resto de los países, ven con gran reticencia
los TLC, por este nuevo clima regional, caracterizado por un alejamiento del
neoliberalismo puro, en rechazo a las distorsiones e injusticias del modelo liberal.

Chile apoya e impulsa varias iniciativas a nivel global privilegiando el multilateralismo.


Entre éstas destaca la reforma integral de Naciones Unidas, la promoción de la
democracia y derechos humanos, el compromiso con las Operaciones de Paz, la
Declaración del Milenio, los esfuerzos por perfeccionar el libre comercio global, apoyar
el fortalecimiento de los regímenes especiales internacionales y sus marcos jurídicos
idóneos, etc.

Chile, basa su desarrollo nacional en gran medida sobre el nivel de su inserción


económica internacional. Chile es parte de la OMC y desarrolla en ella un rol muy
activo. Por otro lado, ha suscrito acuerdos bilaterales de libre comercio con sus
principales socios comerciales, utilizando como estrategia el concepto de regionalismo
abierto, basándose en tres instrumentos esenciales: la apertura unilateral, las
negociaciones comerciales multilaterales y la apertura negociada a nivel bilateral y
regional. Actualmente, Chile tiene acuerdos con casi la totalidad de América Latina; un
Acuerdo de Asociación Política y Económica con la Unión Europea; y tratados de libre
comercio con Estados Unidos, Canadá, países del EFTA (entre ellos Suiza y
Noruega), Nueva Zelanda, Singapur, República de Corea y la República Popular de
China. Asimismo, ha suscrito un Acuerdo de Alcance Parcial con India y busca mejorar
la conectividad entre Asia Pacífico y América Latina.