Está en la página 1de 2

¿Cómo afecta una gerencia orientada hacia el Etnocentrismo y

Geocentrismo en la práctica de los negocios internacionales?

Etnocentrismo
El etnocentrismo es la creencia de que la cultura propia es superior al resto, por esto una gerencia
orientada a esta ideología asegura que todo aquello que funciona en su país funcionará de igual
forma en el extranjero, ignorando así las diferencias ambientales y culturales.

Estas gerencias pueden ignorar factores culturales importantes en el extranjero porque están
acostumbradas al funcionamiento de su país de origen, pretendiendo lograr los mismos objetivos
mediante la misma fórmula que los hizo triunfar en su propio país.

Un caso de empresa etnocentrista que podemos mencionar es el de la empresa Freixenet, de


origen español, ya que es una marca con vocación de expansión y voluntad de estar presente en
los principales mercados mundiales, pretendiendo imponer el liderazgo de los vinos espumosos
elaborados según el método tradicional.

Esta empresa tiene una visión etnocentrista, ya que no realiza ningún tipo de cambio sobre su
producto en ninguno de los países en los que se comercializa, sino que son los consumidores los
que se ven obligados a adaptarse a él. Esto puede ser perjudicial, puesto que no están abiertos a
introducir cambios que permitan una mayor inclusión de las poblaciones anfitrionas en las que
comercializan sus productos y como resultado, pierden una considerable cantidad de clientes
potenciales, debido al poco interés de la empresa de crear empatía con la comunidad.

Geocentrismo
Una postura geocentrista en el área gerencial puede conllevar a una dificultad de alcanzar las
metas propuestas, ya que esta postura requiere que se hagan estudios globales y locales
simultáneamente, lo cual aumenta la carga de trabajo, complica la toma de decisiones y por otro
lado, requiere un riguroso equilibrio entre las preferencias del país del cual proviene la empresa y
de la sociedad anfitriona, para así tampoco caer en el etnocentrismo ni en el policentrismo.
También pueden haber casos en los que se tomen aspectos de la sociedad anfitriona que no vayan
acorde a la ideología de la empresa y viceversa, se pueden realizar, desarrollar o tomar aspectos
propios del país donde se originó la empresa y así causar malestar en la sociedad anfitriona, por
más equilibrado que se intente ser en ese sentido.

Como ejemplo de orientación geocéntrica podemos referenciar a Apple, la cual es una empresa
que se ha caracterizado por lanzar todos sus productos al mercado bajo el mismo eslogan y logo,
el cual es ‘’la manzana mordida’’ que todos hemos visto por lo menos alguna vez en nuestra vida.
No proyecta hacia el público unas inclinaciones o referencias culturales determinadas, sino que
intenta dirigir sus productos a un público estándar y/o mercado global. Esto les ha dado un gran
resultado, ya que hoy en día son la segunda empresa más grande del mundo y la más grande del
sector de la tecnología, con una capitalización de $1,19 billones de dólares.
Este enfoque de Apple sin duda les ha traído excelentes resultados, debido a su originalidad y
capacidad de poder incluir y hacer sentir identificados a todo tipo de culturas y poblaciones en sus
producto, no por sus matices culturales, que son casi invisibles, sino por su calidad y fácil
manipulación.

A pesar de esto, Apple se puede ver afectado en el sentido de que con el pasar de los años. la
innovación que tienen sus productos puede tender a ser baja, puesto que su visión de crear
productos estandarizados, no les permite arriesgarse y optar por modelos o características que
puedan incentivar la identificación de las personas mediante sus productos, teniendo en cuenta
los distintos aspectos y variables culturales. Por otro lado, también son propensos a adoptar
comportamientos impropios de su país de origen, lo cual puede conllevar a un sentimiento de
pérdida de identidad nacional.