Está en la página 1de 7

LA ELECTRONEGATIVIDAD

se define como la capacidad de un elemento para atraer hacia sí los electrones


que lo enlazan con otro elemento. Esta propiedad periódica nos permite
predecir la polaridad del enlace formado entre dos átomos, así como el carácter
covalente o iónico del mismo.

La electronegatividad está relacionada con la energía de ionización y la


afinidad electrónica. Un átomo con una afinidad electrónica muy negativa y un
potencial de ionización elevado presenta una electronegatividad alta (cloro,
flúor). Por el contrario átomos con baja afinidad electrónica y bajo potencial de
ionización tienen electronegatividad pequeña (alcalinos).

La electronegatividad aumenta, por tanto, hacia la derecha y hacia arriba en la


tabla periódica.

Se han propuesto distintos métodos para su determinación y aunque hay


pequeñas diferencias entre los resultados obtenidos todos los métodos
muestran la misma tendencia periódica entre los elementos.
El procedimiento de cálculo más común es el inicialmente propuesto por
Pauling. El resultado obtenido mediante este procedimiento es un número a
dimensional que se incluye dentro de la escala de Pauling. Esta escala varía
entre 0,65 para el elemento menos electronegativo (francio) y 4,0 para el mayor
(flúor).
Es interesante señalar que la electronegatividad no es estrictamente una
propiedad atómica, pues se refiere a un átomo dentro de una molécula 3 y, por
tanto, puede variar ligeramente cuando varía el "entorno" 4 de un mismo átomo
en distintos enlaces de distintas moléculas. La propiedad equivalente de la
electronegatividad para un átomo aislado sería la afinidad electrónica o
electroafinidad.
Dos átomos con electronegatividades muy diferentes forman un enlace iónico.
Pares de átomos con diferencias pequeñas de electronegatividad forman
enlaces covalentes polares con la carga negativa en el átomo de mayor
electronegatividad.

Una escala de electronegatividades muy utilizada es la creada por Linus


Pauling en 1904. Los valores de la escala de Pauling oscilan entre 0.7 para el
Francio y 4 para el Flúor. Utilizando la tabla de electronegatividades vamos a
predecir la polaridad de algunos compuestos.

 [Math Processing La electronegatividad del flúor es 4. La diferencia de


electronegatividad entre los átomos que forman el enlace es: 4-4=0. Se trata de
un enlace covalente apolar.

 HF. La electronegatividad del Flúor es 4, la del hidrógeno 2.1. La


diferencia de electronegatividad entre ambos átomos es: 4-2.1=1.9. Se trata de
un enlace covalente polar.
 LiF. La electronegatividad del Flúor es 4, la del litio 1. La diferencia de
electronegatividades: 4-1=3. Se trata de un enlace de tal polaridad que lo
denominamos iónico. En este enlace el flúor retiene los electrones del enlace y
se encuentra en forma de anión fluoruro, el litio por su parte está como catión
litio.

En esta imagen podemos observar las densidades electrónicas en las


moléculas de [Math Processing], HF y LiF.  La región azul es pobre en
densidad electrónica, mientras que la roja es rica.

Tabla de electronegatividades de Pauling.


QUÉ ES UNA FÓRMULA QUÍMICA

Una fórmula química es una expresión gráfica de los elementos que


componen un compuesto químico cualquiera, así como los números y las
proporciones de sus átomos respectivos, y en muchos casos también el tipo
de enlaces químicos que los unen. A cada molécula y/o compuesto conocido le
corresponde una fórmula química, así como un nombre a partir de ella y de
acuerdo a las reglas de la nomenclatura química.

Existen diversos tipos de fórmulas químicas, cada uno enfocado en cierto tipo
de información, pero en líneas generales todas sirven para comprender la
naturaleza química de las sustancias y para expresar lo que ocurre durante
una reacción química determinada, en la que algunos elementos
o compuestos devienen en otros. Por esa razón, las fórmulas químicas
obedecen a un sistema convencional de representación de los elementos y
las moléculas, es decir, a un lenguaje técnico especializado.

Las fórmulas químicas utilizan los símbolos químicos de los elementos y


proporciones lógicas formales entre ellos, expresados mediante símbolos
matemáticos.

TIPOS DE FÓRMULA QUÍMICA

Una fórmula semidesarrollada expresa los enlaces y su tipo entre cada


molécula del compuesto.

Existen distintos tipos de fórmula química, útiles para brindar distinta


información, tales como:

 Fórmula molecular. El tipo básico de fórmula, expresa el tipo de


átomos presentes en un compuesto covalente y la cantidad de cada uno,
en una secuencia lineal de símbolos y números (como subíndices). Por
ejemplo, la fórmula molecular de la glucosa es C6H12O6 (seis átomos
de carbono, doce de hidrógeno y seis de oxígeno).

 Fórmula semidesarrollada. Similar a la molecular, es un tipo de


fórmula que expresa los átomos que integran el compuesto, expresando
los enlaces químicos (líneas) y su tipo (simples, dobles, triples) entre
cada molécula del compuesto. Esto es útil para identificar los grupos
radicales que lo conforman, así como la estructura química del mismo.
Por ejemplo, la fórmula semidesarrollada de la glucosa es: CH2OH –
CHOH – CHOH – CHOH – CHOH – CHO.
 Fórmula desarrollada. La fórmula desarrollada es el paso siguiente en
complejidad de la semidesarrollada, indicando el enlace y la ubicación
de cada átomo del compuesto dentro de sus respectivas moléculas, en
un plano cartesiano, representando la totalidad de la estructura del
compuesto. Por ejemplo, la fórmula desarrollada de la glucosa es la
siguiente:

H–C=O

H–C–O–H

H–O–C–H

H–C–O–H

H–C–O–H

H–C–O–H

 Fórmula estructural. Para representar las moléculas ya no solo en su


estructura y organización, sino además en su forma espacial, hace falta
una fórmula todavía más compleja, que emplean perspectivas bi o
tridimensionales.

 Fórmula de Lewis. También llamadas diagramas de Lewis o


estructuras de Lewis, se trata de una representación similar a la fórmula
desarrollada de un compuesto, pero indicando los
respectivos electrones compartidos en cada enlace químico entre
átomos, de acuerdo a la valencia de los elementos involucrados. Estos
electrones se representan mediante puntos enlazados con una raya
donde hay un enlace. Son fórmulas de uso técnico y muy específico.
 Fórmula general. Se trata de una fórmula genérica, que expresa la
estructura básica fundamental de algún tipo de compuesto químico,
empleando variables para expresar la cantidad de átomos de cada tipo.
Por ejemplo, la fórmula general de los alcoholes se puede expresar del
siguiente modo: CnH(2n+1)OH.

EJEMPLOS DE FÓRMULA QUÍMICA

Algunos ejemplos de fórmula química (molecular) de compuestos conocidos


son:

 Oxígeno. O2
 Ozono. O3
 Dióxido de carbono. CO2
 Monóxido de carbono. CO
 Agua. H2O
 Amoníaco. NH3
 Metano. CH4
 Propano. C3H8
 Ácido sulfúrico. H2SO4
 Ácido clorhídrico. HCl
 Cloruro de sodio. NaCl
 Bicarbonato de sodio. NaHCO3
 Formaldehido. CH2O
 Benceno. C6H6
 Sacarosa. C12H22O11
 Cal. CaO
 Alcohol etílico. C2H5OH
 Glutamato monosódico. C5H8NNaO4
 Penicilina. C16H18N2O4S

PARTES DE UNA FÓRMULA QUÍMICA

Muchas veces los compuestos muestran cierta recurrencia estructural y


funcional.

Como hemos visto, las fórmulas químicas se componen de símbolos


químicos (letras) y subíndices (números), que expresan el tipo de átomos
presentes en la sustancia y su cantidad. Sin embargo, en ciertos campos de la
química, como la llamada química orgánica, los compuestos muestran cierta
recurrencia estructural y funcional, que permite identificar porciones de la
molécula como radicales (unidades moleculares con enlaces libres) o grupos
funcionales (unidades moleculares completas y cerradas).
De este modo, determinadas organizaciones atómicas tienen siempre un
mismo nombre propio, como es el caso del grupo funcional hidroxilo (-OH),
típico de los alcoholes; o del radical metilo (-CH3).

SÍMBOLOS QUÍMICOS

Los símbolos químicos son las piezas mínimas que componen a una


fórmula química cualquiera, y representan cada uno a los diversos elementos
naturales conocidos por la humanidad, o sea, los distintos tipos de átomos de
los cuales está compuesta la materia conocida.

A cada elemento le corresponde un símbolo particular (generalmente


derivado de su nombre histórico en latín) y estos últimos están todos recogidos
en la Tabla Periódica de los elementos, que es una herramienta visual para
organizarlos y clasificarlos en grupos, de acuerdo a sus propiedades naturales
distintivas.

Algunos ejemplos de símbolos químicos son:

 Carbono. C
 Oxígeno. O
 Fósforo. P
 Hidrógeno. H
 Nitrógeno. N
 Yodo. I
 Hierro. Fe
 Plomo. Pb
 Aluminio. Al
 Selenio. Se
 Plutonio. Pu

ELEMENTOS QUÍMICOS

Los elementos se pueden agrupar de acuerdo a sus propiedades químicas.

Los elementos químicos son los diferentes tipos de átomos que componen


la materia, y que se distinguen entre sí según la configuración particular de
sus partículas subatómicas (protones, neutrones y electrones).

Los elementos se pueden agrupar de acuerdo a sus propiedades químicas,


o sea, a las fuerzas a las que responden con más o menor facilidad, y al
comportamiento que exhiben en determinadas reacciones, o a otros rasgos
propios naturales. Así, por ejemplo, existen elementos metálicos y no
metálicos, con mayor o menor valencia (es decir, cantidad de electrones en su
último orbital), radiactivos y no radiactivos, etc.