Está en la página 1de 6

Fundamentos de la Doctrina Social de la Iglesia

A. Fundamento general
- El primer fundamento es, sin más, el propio mandamiento
del amor: amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo
como si mismo. Este es el fundamente de toda la moral
cristiana, y por lo tanto de la doctrina social de la Iglesia, que
forma parte de la moral. Jesús dijo que el mandamiento
doble del amor no es solamente el primero y más importante
de los mandamientos sino que también es un resumen o
compendio de toda la ley de Dios y del mensaje de los
profetas.
- Por ello, la doctrina social de la Iglesia da una respuesta a
un pregunta: ¿Cómo debo amar el prójimo en el contexto
político, social y económico? Como sabemos bien, el amor
de Dios y del prójimo no se reduce a una obligación
sentimental de asistir a misa y echar algunas monedas en la
cesta del ofertorio. Debe impregnar, de hecho, toda la vida y
conformar nuestras acciones y nuestro ambiente de acuerdo
con el Evangelio.
- Este principio es muy importante para poder superar la
tendencia a considerar la economía o la política como algo
completamente separado de la moral, cuando en realidad es
justamente allí donde el cristiano hace que su fe incida en la
vida temporal.
B. Los cuatro principios básicos de la Doctrina social
El mandamiento del amor, sería, por lo tanto, el fundamento
general de toda la doctrina social de la Iglesia. No obstante,
existen fundamentos específicos, que se pueden resumir en
los cuatro principios básicos de toda la doctrina social de la
Iglesia, cuatro columnas sobre las cuales se asienta todo el
edificio. Estos pilares son (1) la dignidad de la persona
humana, (2) el bien común, (3) la subsidiariedad, e (4) la
solidaridad.
La Doctrina Social de la Iglesia
se define como la enseñanza moral que en materia social, política, económica,
familiar, cultural, realiza la Iglesia, expuesta en diversos escritos y
pronunciamientos radiales por el Papa, organizaciones eclesiales y los
Obispos. Es entonces, el conjunto de enseñanzas de la Iglesia Católica acerca
de las realidades y de los problemas sociales, económicos, culturales y
políticos, que afectan históricamente al hombre y a la comunidad humana a
nivel nacional e internacional.

QUE ES LA ENSEÑANZA SOCIAL DE LA IGLESIA


La doctrina social de la iglesia es un rico tesoro de sabiduría sobre cómo construir una sociedad
justa y vivir una vida de santidad en medio de los desafíos de la sociedad moderna. La doctrina
social católica moderna ha sido articulada por medio de una tradición de documentos papales,
conciliares y episcopales que exploran y expresan las exigencias de nuestra fe en lo que refiere a
amar a Dios y a nuestro prójimo. Leyendo directamente estos documentos se pueden entender
mejor la profundidad y la riqueza de esta tradición. En estas breves reflexiones, nos gustaría
destacar varios de los temas clave que se encuentran en el centro de nuestra tradición social
católica.

La enseñanza social de la Iglesia


es un rico tesoro de sabiduría sobre la manera de construir una sociedad justa y vivir una
vida de santidad en medio de los desafíos de la sociedad moderna. La enseñanza social
cat61ica moderna ha sido articulada por medio de una tradición de documentos papales,
conciliares y episcopales. Leyendo directamente estos documentos se pueden entender
mejor la profundidad y la riqueza de esta tradición. En estas breves reflexiones, nos
gustaría destacar varios de los temas clave que se encuentran en el mero centro de
nuestra tradición social católica.
Como surge?  La Doctrina Social de la Iglesia con los nuevos
problemas nacidos de la industrialización en el marco más
amplio de los cambios que están en la génesis de la sociedad
moderna. Pero las relaciones de la Doctrina Social con la
industrialización y con la modernidad tienen sentido y alcance
muy diferente que conviene distinguir: porque es ahí donde
radica una de las principales claves para entender las
posibilidades y las limitaciones de la Doctrina Social de la
Iglesia.

La finalidad de la Doctrina Social de la Iglesia no es intelectual. Es


una manera práctica y personal de destacar la dignidad del hombre.
Su finalidad es la promoción y liberación integral de las personas,
reconociéndolas como hijos de Dios.

Aplicaciones para la vida.

la Doctrina Social de la Iglesia, contribuye a que quiero decidir acerca


de las muchas acciones que en el campo social, político, económico o
cultural se llevan a cabo , y por su razón y adquieran la formación
ética, de manera que nuestra decisiones sean conforme a la justicia y
al bien común.

Aplicación sobre los valores los valores espirituales


y materiales
Con su doctrina social, la Iglesia no quiere imponerse a la
sociedad, sino proporcionar opinión de discernimiento
para que la gente se oriente y agá conciencias. En esta
conclusión, la doctrina social cumple una función de
anuncio de una visión ampliada del hombre y de la
humanidad, y también de denuncia del pecado de
injusticia y de violencia que de gran modo atraviesa la
sociedad  
________________________________________________________________________________

Unidad #3
Principio de la enseñanza social de la iglesia
Persona humana Persona Humana: del latín persona. Es el
individuo de naturaleza racional, portador de potencialidades que se
desarrollan a través de la vida, en el seno de la familia y de la comunidad.
Como individuo, la persona humana presenta dos características
fundamentales:

l) Es distinta de todos los otros miembros de la especie humana, es decir,


aunque participe de la misma naturaleza, constituye una totalidad en sí.
2) Es una unidad, que no puede dividirse sin perecer. Se compone de alma
y cuerpo, espíritu y materia, que en ella forman una unidad sustancial, cuya
ruptura es la muerte.

El trabajo el trabajo significa todo tipo de acción realizada por el


hombre independientemente de sus características o circunstancias;
significa toda actividad humana que se puede o se debe reconocer
como trabajo entre las múltiples actividades de las que el hombre es
capaz y a las que está predispuesto por la naturaleza misma en virtud
de su humanidad. Hecho a imagen y semejanza de Dios en el mundo
visible y puesto en él para que dominase la tierra, el hombre está por
ello, desde el principio, llamado al trabajo.
La justicia social: Que consiste en la exigencia de dar a Dios y al
prójimo lo que les corresponde, lo que les es debido. La justicia lejos
de ser una simple convención humana es una exigencia de Palabra
de Dios, de su plan de salvación y del Derecho natural, expresando
de manera singular la identidad profunda del ser humano. La justicia
de la Doctrina Social de la Iglesia, es el fundamento del respeto de la
dignidad y de los derechos humanos de todas las personas y de los
derechos de los pueblos.
El bien común es un concepto que en general puede ser
entendido como aquello de lo que se benefician todos los
ciudadanos o como los sistemas sociales, instituciones y
medios socio económicos de los cuales todos dependemos
que funcionen de manera que beneficien a toda la gente.

Aplicación para la vida El trabajo es algo básico y central


en la vida para los seres humanos, por la cantidad de tiempo que
dedicamos a trabajar, porque permite la satisfacción de
necesidades económicas y por su con otras áreas de la vida.

Acción sobre los valores materiales y espirituales


Es importante reconocer que las personas poseen una
vida interior que nutre y es enriquecida por el trabajo
para que pueda desarrollarse integralmente.’
Como puedes ver, la espiritualidad es importante: te ayuda a vivir una
vida significativa, te da esperanza, te da paz interior y te ayuda a vivir
una vida equilibrada. Cultivar la espiritualidad contribuye en gran
medida a nuestra alegría y felicidad. Nunca es demasiado tarde para
desarrollarla y disfrutar de los beneficios que ella trae.

Unidad #4
Fundamento de la intervención de la iglesia
Encíclica. Una encíclica fue originariamente una carta circular enviada
a todas las iglesias de una zona en la antigua iglesia cristiana. En ese
momento, la palabra puede ser usada para una carta enviada por cualquier
obispo a sus fieles.
Las Sagradas Escrituras, que abarcan el Antiguo y Nuevo Testamento,
constituyen la Palabra de Dios escrita, transmitida por inspiración divina
mediante los santos hombres de Dios que hablaron y escribieron siendo
inspirados por el Espíritu Santo.

 documentos pontificios son los escritos mediante los que el Papa ejerce


su función como "Vicario de Cristo y Pastor de la Iglesia universal en la
tierra"1. La denominación de estos documentos y por tanto, los tipos de los
documentos pontificios, se ha ido formando a lo largo de la historia. 

El Concilio Vaticano II  fue un concilio ecuménico de la Iglesia


católica convocado por el papa Juan XXIII, quien lo anunció el 25 de enero de 1959. Fue
uno de los eventos históricos que marcaron el siglo XX

recoge aquí el Magisterio


DOCUMENTOS PASTORALES esto

Pontificio más importante en relación con la


misión universal de la Iglesia y otros
documentos indispensables sobre la misión ad
gentes de la Congregación para la
Evangelización de los Pueblos.
.