Está en la página 1de 6

Romanticismo.

Estética 2do Filosofía

Introducción
El Romanticismo es un movimiento cultural originado en Alemania y en el Reino Unido a finales
del siglo XVIII, y luego en Francia, como una reacción revolucionaria contra el racionalismo de
la Ilustración y el Neoclasicismo, confiriendo prioridad a los sentimientos. Su característica fundamental es la
ruptura con la tradición clasicista basada en un conjunto de reglas estereotipadas. La libertad auténtica es su
búsqueda constante, por eso su rasgo revolucionario es incuestionable. Debido a que el Romanticismo es una
manera de sentir y concebir la naturaleza, la vida y al hombre mismo que se presenta de manera distinta y
particular en cada país donde se desarrolla, incluso dentro de una misma nación, se manifiestan distintas
tendencias proyectándose también en todas las artes.
Desarrollo
Movimiento cultural y marco histórico-social
Es el primer movimiento rompedor con la tradición anterior, no es un estilo unitario sino que tiene una
gran diversidad. Hasta ahora el arte tenía que ser algo bello (fuera cual fuera el concepto de belleza), pero a
partir de este momento la belleza deja de ser el objeto fundamental del arte, al ser sacrificada en beneficio de
la realidad o de la expresión personal del artista, aunque lógicamente este cambio va produciéndose de forma
constante y no llega a culminarse hasta el siglo XX.
Al hablar del romanticismo lo primero que hay que destacar es su amplitud cronológica y la diversidad
de sus manifestaciones. La extensión en el tiempo del movimiento romántico fue prolongada, ya que según
los países y a veces según la propia personalidad del artista, sus límites pueden extenderse desde el último
tercio del XVIII hasta casi la mitad del siglo XIX, aunque la época de mayor éxito y de gusto social del
romanticismo se produce en la década de 1830.
A la hora de definir el romanticismo tenemos también una gran confusión aunque podemos apuntar
algunos elementos generales:
 Su actitud de reacción frente al optimismo racionalista de la Ilustración es rechazar la idea de que
fuera posible para la humanidad llegar a ser definitivamente autosuficiente gracias a la aplicación
consciente de las leyes de la razón. Desconfían del poder de la razón, porque creían que en el hombre
ejerce una mayor influencia lo irracional, los instintos; estaban convencidos de que la inspiración
artística sólo se producía bajo la influencia de estas fuerzas oscuras.
 Su valoración positiva de las religiones, las tradiciones populares, las costumbres primitivas, los
instintos, los afectos, que los ilustrados juzgaban como un lastre para el progreso humano. Llegaron
a esta actitud al reflexionar sobre las consecuencias de la Revolución Industrial. Para los teóricos y
artistas más liberales, el progreso no era algo intrínsecamente negativo, pero debía ser redefinido en
función de algunos de estos valores y actitudes que se habían pretendido abolir como irracionales.
 Sentimiento de afirmación de la personalidad histórica de cada país- esto último era algo muy
importante en esta época. Ello llevó a los artistas y escritores románticos a rescatar el pasado
histórico de sus respectivos países. Interés por civilizaciones y culturas no occidentales, cuyas
marcadas diferencias dejaron de considerarse rasgos primitivos de inferioridad para apreciarse como
una demostración de la variada riqueza del género humano.
El movimiento Romántico representó una violenta reacción contra el clima político, social, intelectual
y artístico del siglo XVIII y ocurrió, no por coincidencia, frente al marco de la Revolución Francesa.

Nos encontramos en una sociedad oprimida por una serie de gobiernos conservadores "Tory". Se trata
de una era de revoluciones tecnológicas, políticas y sociales. Industrialización. Urbanización. Aumentan los
barrios obreros. Colapso económico de la postguerra. Dislocaciones de los estratos sociales. Ideologías en
conflicto. Caos social.

Cabría distinguir entre el Romanticismo de la primera generación y el de la segunda. Ya que la


evolución que siguió el Romanticismo tomó direcciones diferentes en Alemania y en la Europa occidental. El
Romanticismo Europeo, al contrario que el alemán pasó de una posición conservadora y monárquica a una
actitud liberal. Pero lo realmente característico del movimiento romántico era que alcanzara dicha posición
por un camino caprichoso, irracional y nada dialéctico.

El Romanticismo refleja algo más fundamental, una revolución interna, un cambio radical de actitud
en cuanto al valor de la experiencia intima humana. Los siglos XVII y XVIII habían sido una época de

1 Barchuk, Andrés. Maidana, Marcelo. Thomas, Mariana


Romanticismo. Estética 2do Filosofía
descubrimientos científicos, una era en la que la investigación y el análisis habían sido los instrumentos del
llamado "Siglo de las Luces"; una era en la que los seres humanos eran valorados principalmente como
ciudadanos que jugaban un papel determinado y "correcto" en la sociedad.
Hubo tres actitudes principales en las cuales los escritores románticos diferían marcadamente de sus
predecesores: en sus actitudes hacia lo Individual, hacia la Imaginación y hacia la Naturaleza.
Para los Románticos los seres humanos eran individuos, no miembros de una sociedad, ligados a la
Naturaleza más que a la artificialidad urbana. No aceptaban ideas religiosas y sociales establecidas como "la
única verdad", más bien buscaban un concepto más libre de la verdad, basado en la experiencia individual y lo
que es más importante, en la imaginación. Para ellos el Arte es subjetivo, particular y orgánico.

Trasfondo filosófico:
Rechaza el racionalismo neoclásico por un sentido individual. Se libera de una postura racionalista
deductiva cartesiana y pasa a una postura observadora inductiva. A una actitud que se centra en los sentidos
ante el proceso creativo y los objetos naturales, sensualista.

Influencian el emerger del romanticismo:

- De Francis Bacon con la filosofía observacional inductiva


- De Newton la física empírica
- De Hume, Locke y Condillac la epistemología sensualista
- De Rousseau una actitud que considera bueno al individuo y malo a la sociedad; despliega un nuevo
sentimiento ante el amor y la naturaleza
- Kant acentúa el idealismo identificando el conocimiento con la imaginación
- Fichte convierte al “yo” en la unidad base, fuente de la estructura de la experiencia
- Hegel concibió el idealismo absoluto y la historia como su revelación
- Schopenhauer centralizo al pesimismo dando al irracionalismo un lugar preponderante

Estas doctrinas cortan el lazo con Dios, y hacen depender al hombre de los cinco sentidos, dejándole
triste y abandonado ante el cosmos, origen del subjetivismo y hondo dolor del solitario lírico romántico ante
su mundo. Es una metafísica sentimental que concibe al “yo” como el centro del universo.

Imágenes e imaginación románticas


El tema de la enajenación.
Para los Románticos el hombre es un ser de potencial infinito pero al mismo tiempo es un ser ajeno a
la sociedad, un rebelde contra las formas establecidas de pensamiento, tanto político como artístico.
El romántico recurre a niveles simbólicos y aparecen tipos como el trovador, el bandolero, el jugador,
el burlador, etc.
El héroe romántico se cree aislado de la sociedad. Tal marginalidad se expresa literariamente en los
orígenes del héroe, en la ira y hostilidad que le dirigen los representantes del poder y la autoridad, en el aire
de misterio que inevitablemente oscurece su verdadera identidad.
La manifestación de esta separación de la sociedad también puede expresarse a través de imágenes que
representan la enajenación física. El héroe puede encontrarse escondido detrás de varias máscaras o
encarcelado en una prisión, o en un monasterio, una cueva, etc.
El tema de la fatalidad.
La Cosmovisión romántica exigía un héroe oprimido por la suerte adversa, condenado a la ira divina
sin esperanza de escape o salvación.
El tema de la confrontación.
La rebelión y el desafío se expresan no sólo en la actitud personal del héroe contra la tiranía emocional
y social que siente sino también en su actitud política. La combinación de su actividad interior con sus

2 Barchuk, Andrés. Maidana, Marcelo. Thomas, Mariana


Romanticismo. Estética 2do Filosofía
acciones se hará patente más tarde en un plano aún más amplio, el plano cósmico. Lo primero que tiene que
hacer el héroe romántico es luchar contra las restricciones emocionales planteadas por su propia familia o la
de su amante.
El tema del rechazo.
La continua vacilación entre vida/muerte, amor/odio, luz/oscuridad, ángel/diablo, Dios/Satán,
cielo/infierno, salvación/condenación resulta en un desequilibrio emocional y deja ese residuo de
desesperación ontológica que todos reconocemos en el héroe romántico.
La figura de la mujer es muchas veces "el ángel" consolador. Sin embargo también puede ser "el
diablo", el amor en ilusión, la luz en oscuridad, la vida en muerte.
La esperada unión de los amantes nunca tiene lugar; siempre lo impide la muerte. En algunos casos
llega mediante el suicidio; cuando esto ocurre son frecuentes la imágenes que infieren al héroe carácter
diabólico.
Esta visión de la Imaginación hizo que los Románticos se interesasen por el mundo infantil; veían a los
niños como seres con la capacidad de contemplación, de maravillarse (wonder).

Arquitectura
En arquitectura los artistas se enamoran del Gótico. Estudian con
entusiasmo las técnicas constructivas medievales y descubren soluciones
imprevistas y muy perfectas que les mueven a admirar más a los constructores
góticos. El Romanticismo no se cree obligado a planear una nueva arquitectura.
Le basta con imitar el arte Gótico. La Iglesia de Santa Clotilde, El Ayuntamiento
de París o la Biblioteca Nacional de París, son obras góticas casi literalmente
copiadas.
En Alemania, el Romanticismo no engendró un retroceso hacia lo medieval, sino
que se proyectó hacia un pasado muy remoto: la Grecia Clásica. Pero no se trata
de Neoclasicismo sino de Romanticismo por cuanto los neoclásicos se inspiraban
en las proporciones y fachadas clásicas, pero hacían con ellas lo que deseaban. En
cambio los románticos copian casi literalmente todas las producciones. En
Inglaterra seguía perviviendo el gusto gótico. En pleno siglo XVIII se
La Iglesia de Santa
Clotilde construyeron algunas obras de este estilo. Los ingleses reciben el Rococó como
una prolongación florida y fantástica del Gótico flamígero.

Escultura

En cuanto a escultura los románticos se niegan a aceptar el valor de esta


rama. Gautier dice: "De todas las artes, la que se presta menos a la
expresión de la idea romántica es seguramente la escultura”. Todo escultor
es forzosamente clásico. El Romanticismo pretende luchar con el estilo
Neoclásico anterior. Este estilo estaba inspirado en las formas clásicas
grecorromanas.
El gran escultor romántico es Auguste Preault (1809-l879), dotado de una
formidable fuerza de expresión lírica que raya en el expresionismo. Pero
más conocido que Preault es Francois Rude (1784-1855). Rude prefiere
inspirarse en temas más próximos a su época, pero recurre como buen
romántico a todos los retrocesos históricos que cree necesarios. Su obra más
famosa es el bajo relieve del Arco de la Estrella y titulado "La partida de
voluntarios”, aunque popularmente conocido como La Marsellesa, porque
se identificó con el himno y el espíritu nacional francés. La Partida de voluntarios o La
Otro de los grandes escultores es Carpeaux. Discípulo de Rudé, Carpeaux se Marsellesa
centra más en la apariencia real de sus figuras, con un mayor detallismo en rostros y cuerpos, actuando así de
puente hacia el Realismo.

Pintura

3 Barchuk, Andrés. Maidana, Marcelo. Thomas, Mariana


Romanticismo. Estética 2do Filosofía

La pintura es el terreno plástico más apropiado para expresar la sensibilidad romántica. Ello no es
extraño porque hemos afirmado que el romanticismo es un arte subjetivista e íntimo que renuncia a las cosas
exteriores y concentra su atención en el interior del ser
humano. Por eso es el campo plástico preferido por el
artista romántico. Un campo ficticio, liberado de toda
sumisión a la realidad, un terreno que permite realizar
toda suerte de fantasías y conjeturas cromáticas. Entre
1820 y 1840 se entabla una dura lucha en Francia entre
los pintores neoclásicos y los románticos.

Pintores románticos como Delacroix pretendían


subvertir el orden de valores establecido. Se emprende
una auténtica batalla contra los románticos por
La balsa de la medusa, de Gericault considerarlos artistas totalmente desvariados. Pero ya
en 1819 empieza a notarse el primer destello romántico.
En el Salón de París de ese año, en medio de las cuidadas y exquisitas obras neoclásicas que se dan cita en tal
exposición, Gericault presenta La balsa de la Medusa, donde resplandece, tanto en el fondo como en la forma,
un nuevo estilo emocionado y trémulo que recurre al color como principal elemento pictórico. Se advierte un
furor nuevo, una especie de hoguera espiritual que trata de abatir y derribar el equilibrio anterior.

Eugene Delacroix (1798-1863) es el patriarca del romanticismo. Su arte se formó en contacto con la
pintura flamenca, italiana e inglesa del Louvre. Extrae sus temas de las leyendas antiguas o de la literatura
romántica. Comienza a presentar obras románticas desde 1823 como La libertad guiando al pueblo, de 1830,
obra que se convertirá en el símbolo de las revoluciones del siglo XIX. En 1832 hace un viaje al norte de
África y descubre la sugestión exótica del alma musulmana. Desde entonces siente decidida atracción por los
temas musulmanes y descubre una potencia cromática insuperable. En estos cuadros su tensión romántica
llega a extremos de paroxismo y su éxito social
empieza a ser extraordinario. Otros pintores olvidan el
exotismo musulmán y prefieren los temas históricos:
las diferentes epopeyas napoleónicas fueron un tema
preferido por los pintores románticos franceses, por lo
que la figura de Napoleón tiene de romántica y por lo
que el tema tiene de nacionalismo.
Se pintan también grandes batallas, grandes
conjuntos religiosos e históricos, empapados de
dramatismo y grandilocuencia. Frecuentemente estos
temas históricos describen pasajes de la historia
medieval de cada país en particular.

Gericault, decíamos, fue una figura típicamente


romántica, que apenas vive treinta y tres años, pero
con una producción bastante abundante. En sus primeros cuadros ya observamos la tendencia estética del
romanticismo, el gesto heroico representado en La libertad guiando al pueblo, de Delacroix
personajes cotidianos, la desesperación y la muerte, la
enfermedad. Uno de estos ejemplos lo tenemos en "La balsa de Medusa" un cuadro que causó una enorme
polémica cuando se expuso en 1819 ya que representaba la tragedia sufrida por el naufragio, por negligencia
del capitán, de la fragata Medusa en 1816, cuando los oficiales y el capitán se hicieron con todos los botes
para salvarse, y abandonaron a los marineros en alta mar hasta que son recogidos por otro barco,
sobreviviendo 15 de los 150 gracias al canibalismo. El acontecimiento supuso un enorme escándalo en la
opinión pública francesa y Gericault se documentó profusamente para la realización del cuadro (habló con
supervivientes, visitó hospitales, mando hacer un reproducción de la balsa...) En este caso Gericault muestra
su condición de pintor de situaciones extremas, que recuerda a Caravaggio o a David, pero sin estilizar, ni
suavizar la escena, quiere hacer expresa una realidad exasperante; Con una iluminación que recuerda un
ambiente tormentoso, claramente caravagista, los personajes se agolpan en la balsa, amontándose por

4 Barchuk, Andrés. Maidana, Marcelo. Thomas, Mariana


Romanticismo. Estética 2do Filosofía
supervivientes con los cadáveres, mientras alguno de los primeros intenta hacer gestos desesperados a algún
barco, otros aparecen sumidos en la tragedia abandonados a su suerte. Emplea recursos compositivos de
origen barroco, como la doble pirámide, en las que se progresa de la desesperación de los personajes de la
base a la esperanza de los situados en la cúspide. Se trata de un recurso a lo trágico y a lo expresivo muy
propio del Romanticismo, en el que no se olvida cierta crítica política al régimen de la Restauración, una
especie de alegoría de Francia, a la deriva después de la caída de Napoleón.

El más importante de los pintores románticos alemanes es Gaspar David FRIEDRICH, protestante e
influenciado por el misticismo, trato de formular una iconografía religiosa a través del paisaje. Todos sus
paisajes con evidentes representaciones de lo sagrado, aunque no aparezcan signos religiosos explícitos, en
esos paisajes el hombre aparece dominado por una naturaleza grandiosa y sobrecogedora, de enormes
dimensiones. A esta pintura claramente religiosa y mística pertenece una de sus primeras obras, “La cruz en la
montaña” de 1808.
Sobre el que el propio pintor escribió: “El efecto (wirkung) de un cuadro
testifica mucho a su favor, siempre que el efecto que se proponga la
verdad, y la verdad atienda a la nobleza. Si el cuadro opera
anímicamente
El caminante sobre el mar de en el espectador, si traslada su animo a una hermosa
nubes, de Friedrich afección, ha satisfecho esa primera exigencia de toda obra de arte” G.D.
Friedrich
La Cruz en la montaña, de Friedrich
En Inglaterra el Romanticismo se ve determinado
por el temprano desarrollo de la
Revolución Industrial y la aparición
de nuevos modelos sociales y
económicos, ante los que
los artistas reaccionan en muchos
casos refugiándose en su propio mundo artístico interior y muy
personal.

Se desarrolla una
importante pintura de
paisaje, heredera de la
tradición del siglo anterior,
entre estos pintores de
paisajes están John
Constable (1776-1837),
elige paisajes con nubes
inestables, con una técnica
novedosa, basada en una pincelada densa, recurriendo incluso
a la espátula, para dar toques de luz y de brillo en sus paisajes;
en ellos no trata de representar la naturaleza sino de sentirla,
La Catedral de Salisbury, de Constable
se trata del comienzo de una visión subjetiva del mundo y de la
naturaleza, que modifica, transforma en función de sus criterios estéticos, sobre todo gracias al uso de la luz,
como podemos ver en “La catedral de Salisbury”, uno de sus cuadros más logrados.

5 Barchuk, Andrés. Maidana, Marcelo. Thomas, Mariana


Romanticismo. Estética 2do Filosofía
El otro gran paisajista inglés es William Turner (1775-1851), el
cual prefiere la acuarela al óleo para conseguir tonos luminosos más
sutiles, más atmosféricos. Su cuadro más importante es Lluvia, vapor y
velocidad, una de las obras que más influencia tuvo en la pintura
Impresionista. En este cuadro entra por primera vez el factor tiempo. Se
pretende mostrar un paisaje exterior lleno de diferentes sustancias
gaseosas y todas pintadas en su forma real: la lluvia, la niebla, el humo
de la locomotora, y todo ello mezclado en un momento fugaz, el
segundo que Turner eligió para pintar esa escena, porque un segundo El valiente Temeraire, de Turner
más tarde este paisaje ya no
sería igual. El paralizar el mundo en una imagen fugaz, la imagen
paralizada de un mundo en movimiento, todo ello es una aportación
al arte del Impresionismo. Otra obra importante suya es La
Tempestad de nieve.

La tempestad de nieve, de Turner

Conclusión
El romanticismo como corriente artística comienza a surgir a finales del siglo XVIII, apareciendo por
los acontecimientos históricos y sociales producidos a lo largo del siglo XVIII. Se podría considerar que
reflejan las transformaciones económicas y sociales que trae consigo el ascenso de la burguesía al poder.
Superando de esta manera al neoclasicismo propio del Siglo XVIII y comienzos del Siglo XIX. El
neoclasicismo se destacaba por darle una connotación negativa a los movimientos estéticos de la ilustración,
por esto mismo.
Se despliega desde Alemania e Inglaterra, siendo su lugar de origen culminando su gran explosión en
Francia viéndose reflejada en el espíritu revolucionario, siendo el hombre el foco de la expresión
Comienza reaccionando contra el excesivo racionalismo ilustrado y se recuperan valores que antes
habían sido despreciados, como el sentimiento, la espiritualidad. Uno de los rasgos principales del
renacentismo es su carácter revolucionario promulgado por la exaltación de la libertad.

Bibliografía
Valdearcos, E. (s.f.). “Romanticismo y realismo”.
Wikipedia, La enciclopedia libre. (s.f.). Recuperado el 25 de junio de 2016, de
https://es.wikipedia.org/wiki/Romanticismo#Expresiones_art.C3.ADsticas
Zapata, M. T. (2016). Historia del Arte, 2º Bachillerato. I.E.S. Valle del Ambroz

6 Barchuk, Andrés. Maidana, Marcelo. Thomas, Mariana