Está en la página 1de 14

INSTITUTO DE EDUCACIÓN SUPERIOR Nº 6029 - TARTAGAL

PROFESORADO DE EDUCACIÓN PRIMARIA CON ORIENTACIÓN


EN E.I.B. (EDUCACIÓN INTERCULTURAL BILINGÜE)

TRABAJO PRÁCTICO Nº 17

Espacio Curricular: Ciencias Naturales

Cursando: 1º Año

Docente: Prof. Héctor Diego Gorbal

Tema: Enfermedades de Transmisión Sexual

Fecha de presentación: 09/10/2017

Alumnos:

o Arce Yessica Celeste 39.888.910


o Castillo Karen Malena 41.811.037
o Moreno Tamara Vanesa Janet 35.135.081
o Núñez Pablo Alberto 34.847.066
o Sánchez Nahir Ariadna 29.820.342
ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL
¿Qué es y cómo se transmite? Las enfermedades de transmisión sexual
(E.T.S) son un conjunto de entidades clínicas infecciosas que se transmiten de
persona a persona por medio de contacto sexual que se produce, casi
exclusivamente, durante las relaciones sexuales, incluido el sexo vaginal, el sexo
anal y el sexo oral; también por uso de jeringas contaminadas (compartirlas con
otras personas) o por contacto con la sangre, y algunas de ellas pueden
transmitirse durante el embarazo, es decir, de la madre al hijo.

Características: Las E.T.S afectan a todos


independientemente de la orientación sexual o
identidad de género. Desde el comienzo de la vida
sexual podes estar expuesta/o a estas infecciones.

Las producen más de 30 diferentes tipos de virus,


bacterias y parásitos.

Las más frecuentes son la sífilis, gonorrea, clamidia,


herpes, hepatitis B y C, VIH y VPH.

 ¿Cuáles son los síntomas más comunes de las de


transmisión sexual (ETS)?
Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) pueden causar síntomas físicos
(en el cuerpo) como granitos, lesiones en la piel, picazón, dolor o ardor al orinar
(hacer pipí), fiebre, o síntomas de malestar como el de la gripe. Pero todos estos
síntomas pueden ser causados por otras enfermedades
que no son enfermedades transmitidas sexualmente.
Algunas ETS no tienen síntomas. Entonces puedes ver
lo difícil que es diagnosticar una enfermedad
transmitida sexualmente basada en los síntomas que
tienes.

 ¿Puedo tener una enfermedad de


transmisión sexual y no saberlo?
Sí. Muchas enfermedades de transmisión sexual pueden tomar semanas, meses
hasta años para que se vean sus síntomas. Algunas personas nunca desarrollan
síntomas pero aunque no tenga síntomas, la persona infectada puede pasarle la
enfermedad a otra persona.
 ¿Cómo sé si mi pareja tiene una
enfermedad de transmisión sexual
(ETS)?
La simple respuesta es que no sabrás si tu pareja
está infectada a no ser que él/ella te lo diga.
Recuerda, ya que algunas ETS no tienen
síntomas, puede que tu pareja ni sepa que él/ella
está infectado/a.

 ¿Se me puede pegar una enfermedad de transmisión sexual


de un baño público?
Esto no es muy probable. La mayoría de las enfermedades de transmisión sexual
(ETS) solamente se transmiten durante el contacto sexual, bien sea por contacto
de piel a piel o de pasarse líquidos del cuerpo como durante el sexo vaginal, anal
u oral. La ladilla (crabs) o piojos púbicos, pueden pasarse por contacto sexual, por
dormir en una cama infectada, por compartir ropa o posiblemente por sentarse en
un inodoro infectado. Sin embargo, el piojo no puede vivir sin el cuerpo humano
por más de 24 horas. Entonces infectarse con piojos púbicos o crabs por un
inodoro es posible pero no probable.

 ¿Se me puede pasar una enfermedad de transmisión sexual


o el VIH (HIV) si me hago un tatuaje (tattoo) o porque me
abran un hueco en el cuerpo (body piercing)?
Puede haber un riesgo de infectarse con el VIH (HIV/AIDS) u otra infección en la
sangre (como hepatitis B o C) si los instrumentos
que se usan para hacer el hueco para decorar tu
cuerpo o hacerte el tatuaje no se han
desinfectado o esterilizados (no se han limpiado)
entre clientes. Cualquier instrumento para hacer
huecos para la decoración del cuerpo o para
cortar la piel, no se debe usar más, a menos que
se limpie muy bien antes de usarlo otra vez.

 ¿Se me puede pegar una


enfermedad de transmisión sexual por los besos?
Esto es posible pero no muy común. Si la boca de tu pareja está infectada con una
enfermedad de transmisión sexual (ETS), entonces él o ella puede pasarte la
infección a ti durante el beso. Las lesiones en los labios y en la boca (llamados
“cold sores” y “fever blisters” en inglés) se pueden pasar por un beso si tu pareja
está infectada. Las infecciones dentro de la sangre como el VIH o la hepatitis B o
C solamente se pueden pasar por los besos si hay sangre infectada en la boca. Si
tu pareja tiene una infección en su área genital (pene o vagina), besarse en la
boca no transmitirá la infección.

 ¿Se me puede pegar una enfermedad de transmisión sexual


por el sexo oral?
Sí. Durante el sexo oral, hay contacto de piel a piel y se pueden pasar líquidos del
cuerpo y por eso es importante usar una barrera para protegerte como los
condones de látex sin lubricación o barreras dentales de látex para protegerte.

 ¿Existe una ley?


A partir de la sanción de la Ley 26.150 del año 2006, que crea este Programa
Nacional, y de la aprobación de los Lineamientos Curriculares de Educación
Sexual Integral (ESI) los y las docentes de nuestro país tenemos la
responsabilidad y a la vez, la oportunidad, de enseñar educación sexual a
nuestros niños, niñas y jóvenes.

Enfermedades
La clamidia es una infección bacteriana en tu
zona genital. La clamidia puede ser difícil de detectar
debido a que las infecciones en etapa temprana
generalmente causan pocos signos y síntomas o no
causan ninguno. Cuando se presentan, por lo regular,
comienzan de una a tres semanas después de haber
estado expuesto a la clamidia. Incluso cuando se
presentan signos y síntomas, éstos suelen ser leves y
pasajeros, haciendo que sea fácil ignorarlos.

Los signos y síntomas incluyen:

 Dolor al orinar
 Dolor en el abdomen bajo
 Secreción vaginal en
mujeres
 Secreción del pene en
hombres
 Dolor durante el acto sexual
en mujeres
La gonorrea es una infección
bacteriana en tu zona genital. También
puede crecer en tu boca, garganta, ojos y
ano. Los primeros síntomas de gonorrea
aparecen generalmente 10 días después de
la exposición. Sin embargo, algunas
personas pueden estar infectadas por meses
antes de presentar signos o síntomas.

Los signos y síntomas de gonorrea incluyen:

 Secreción espesa,
sanguinolenta o turbia del pene
o la vagina
 Dolor y sensación de ardor al
orinar
 Sangrado menstrual abundante
o sangrado entre periodos
 Dolor e inflamación de
testículos
 Deposiciones dolorosas
 Comezón anal
La

tricomoniasis es una ITS causada


por un parásito unicelular microscópico
conocido como Trichomonas vaginalis.
Este organismo se esparce durante el acto
sexual con alguien que es portador de la
infección.
El organismo infecta el tracto urinario en hombres; sin embargo, a menudo no
causa síntomas. La tricomoniasis regularmente infecta la vagina en mujeres.
Cuando la tricomoniasis presenta síntomas, aparecen de 5 a 28 días posteriores a
la exposición y varían desde irritación leve hasta inflamación grave.

Los signos y síntomas incluyen:


 Secreción vaginal
transparente, blanca,
verdosa o amarillenta
 Secreción del pene
 Olor vaginal fuerte
 Comezón vaginal o
irritación
 Comezón o irritación
dentro del pene
 Dolor durante el acto
sexual
 Dolor al orinar

El VIH es una infección por el virus


de inmunodeficiencia humana. El VIH interfiere con la capacidad de tu cuerpo para
combatir los virus, las bacterias y los hongos que provocan la enfermedad,
además puede llevarte a contraer SIDA, una enfermedad crónica mortal.

Al infectarte con VIH, no presentas síntomas.


Algunas personas desarrollan una enfermedad
similar al resfriado, por lo general de dos a seis
semanas después de haber sido infectadas. Aun
así, la única forma de saber si tienes VIH es
realizándote pruebas.

Los signos y síntomas de VIH en etapa temprana


pueden incluir:
 Fiebre
Estos signos y
 Dolor de cabeza
síntomas en etapa
 Dolor de
temprana regularmente desaparecen en un
garganta
período de una semana a un mes y
 Glándulas
normalmente se confunden con aquellos
linfáticas
causados por otra infección viral. Durante este
inflamadas
periodo, eres una persona altamente infecciosa.
 Sarpullido
 Fatiga
Es posible que los síntomas más persistentes o graves causados por el VIH no se
presenten durante 10 años o más después de la infección inicial.

Conforme el virus continúa multiplicándose y destruyendo células inmunitarias,


puedes desarrollar infecciones leves o signos y síntomas crónicos como:

Ganglios linfáticos inflamados — regularmente uno de los primeros signos del VIH

 Diarrea
 Pérdida de peso
 Fiebre
 Tos y dificultad para respirar
 VIH en etapa avanzada

Los signos y síntomas del VIH en etapa


avanzada incluyen:

 Fatiga persistente e inexplicable


 Sudoración nocturna excesiva
 Escalofríos intensos o fiebre superior a
100.4 F (38 °C) durante varias semanas
 Inflamación de ganglios linfáticos durante
más de tres meses
 Diarrea crónica
 Dolores de cabeza persistentes
 Infecciones oportunistas inusuales

La ONU reveló que en los últimos diez años la


cantidad de contagios aumentó un 7,8%, mientras que a nivel global disminuyó
0,7% entre 2005 y 2015. Se estima que la población argentina infectada es de
120.000. Nueve de cada diez contrajeron el virus por no usar preservativo.

El Ministerio de Salud de la Nación informó que en Argentina se registran


unas 6000 nuevas infecciones por año y 1400 muertes por Sida. 
El herpes genital, altamente
contagioso, es causado por un tipo del virus
herpes simple (VHS) que entra a tu cuerpo por
pequeños cortes en tu piel o membranas
mucosas. La mayoría de las personas con VHS
nunca se enteran que lo tienen debido a que no
presentan signos ni síntomas o éstos son tan
leves que no los notan.

Cuando se observan signos y síntomas, el primer episodio generalmente es el


peor. Algunas personas nunca sufren de un segundo episodio. Otros, por el
contrario, presentan episodios recurrentes durante décadas.

Cuando se presentan, los signos y síntomas del herpes genital incluyen:

 Pequeñas erupciones rojas, ampollas (vesículas) o heridas abiertas


(úlceras) en la zona del ano, genitales y áreas cercanas
 Dolor o comezón alrededor de la zona genital, en glúteos y parte interna
de los muslos
 Por lo regular, el síntoma inicial del herpes genital es dolor o comezón,
que se presenta pocas semanas después de la exposición a un
compañero sexual infectado. Pueden aparecer pequeñas erupciones
rojas después de varios días. Posteriormente, se rompen y se
convierten en úlceras que supuran o sangran . Finalmente, se forman
costras y las úlceras sanan.

En mujeres, las úlceras pueden salir en la zona vaginal, los genitales externos, los
glúteos, el ano o el cérvix. En los hombres, las úlceras pueden aparecer en el
pene, escroto, los glúteos, el ano o los muslos, o dentro del conducto que va
desde la vejiga hacia el pene (uretra).

Las úlceras pueden causar dolor al orinar. Es posible que tengas dolor y
sensibilidad en tu zona genital hasta que la infección desaparezca. Durante el
episodio inicial, es posible que presentes signos y síntomas parecidos a un
resfriado, como dolor de cabeza, dolores musculares y fiebre, así como nódulos
linfáticos inflamados en tu ingle.

En algunos casos, la infección puede ser activa y contagiosa aun cuando las
úlceras no estén presentes.

La infección por VPH es uno de los tipos de ITS más comunes. Algunas
formas ponen a las mujeres en un alto riesgo de cáncer cervical. Otras formas
causan verrugas genitales. El VPH generalmente no presenta signos ni síntomas.

Pequeñas inflamaciones grises o de


color carne en tu zona genital
Varias verrugas muy juntas en forma
de coliflor
Comezón o molestia en el área genital
Sangrado durante el coito

Los signos y síntomas de las verrugas genitales incluyen:

Sin embargo, generalmente las verrugas genitales no presentan síntomas. Las


verrugas genitales pueden ser tan pequeñas como 1 milímetro de diámetro o
multiplicarse en grandes agrupaciones.

En mujeres, las verrugas genitales pueden crecer en la vulva, las paredes


vaginales, la zona entre los genitales externos y el ano, y el cérvix. En hombres,
pueden presentarse en la punta o el cuerpo del pene, escroto o ano. Las verrugas
genitales también pueden desarrollarse en la boca o garganta de la persona que
ha tenido sexo oral con una persona infectada.

Las hepatitis A, B y C son todas


infecciones virales contagiosas que afectan tu
hígado. La hepatitis B y la C son las más
graves de las tres, pero cada una puede hacer
que tu hígado se inflame.
Algunas personas nunca desarrollan signos o síntomas. Sin embargo, para las
personas que los desarrollan, los signos y síntomas pueden presentarse después
de varias semanas y pueden incluir:

 Fatiga
 Náuseas y vómitos
 Dolor o molestia abdominal, específicamente en la zona del hígado o
del lado derecho debajo de tus costillas inferiores
 Pérdida de apetito
 Fiebre
 Orina oscura
 Dolor muscular y en articulaciones
 Comezón
 Pigmentación amarilla de tu piel y la parte blanca de tus ojos (ictericia)

La sífilis
es una infección bacteriana. La enfermedad afecta tus genitales, piel y membranas
mucosas; sin embargo, también puede involucrar muchas otras partes de tu
cuerpo, incluyendo tu cerebro y corazón.

Los signos y síntomas de sífilis pueden presentarse en cuatro etapas — primaria,


secundaria, latente y terciaria. Existe también un trastorno conocido como sífilis
congénita, que se presenta cuando una mujer embarazada que tiene sífilis le
transmite la enfermedad a su bebé antes de nacer. La sífilis congénita puede ser
incapacitante, incluso mortal; por lo que es importante que una mujer embarazada
se someta a tratamiento.

Sífilis primaria El primer signo de sífilis, que puede presentarse de 10 días a tres
meses posteriores a la exposición, puede ser una pequeña úlcera sin dolor (afta)
en la parte de tu cuerpo donde fue transmitida la infección; por lo regular en tus
genitales, recto, lengua o labios. Un solo chancro es típico, pero es posible que
aparezcan muchas úlceras.
Normalmente, la úlcera sana sin tratamiento, pero la enfermedad latente sigue
presente y puede volver a aparecer en la segunda (secundaria) o tercera
(terciaria) etapa.

Sífilis secundaria Los signos y síntomas de la sífilis secundaria pueden comenzar


de tres a seis semanas después de que aparece el chancro, y pueden incluir:

 Sarpullido marcado por úlceras rojas o rojizas del tamaño de una moneda
de 10 centavos sobre cualquier área de tu cuerpo, incluyendo las palmas de
tus manos y plantas de tus pies
 Fiebre
 Ganglios linfáticos inflamados
 Fatiga y una leve sensación de molestia
 Irritación y dolor

Estos signos y síntomas pueden desaparecer sin tratamiento en pocas semanas o


aparecer y desaparecer repetidamente durante casi un año.

Sífilis latente: En algunas personas, el periodo conocido como sífilis latente — en


el que no se presentan síntomas — puede ser posterior a la etapa secundaria. Es
posible que los signos y síntomas nunca regresen, o que la enfermedad haya
progresado a la etapa terciaria.

Sífilis terciaria Sin tratamiento, las bacterias de la sífilis pueden esparcirse y


provocar un daño grave a los órganos internos y la muerte años después de la
infección original.

Algunos signos y síntomas de la


sífilis terciaria incluyen:

 Falta de coordinación
 Entumecimiento
 Parálisis
 Ceguera
 Demencia
 Neurosífilis

En cualquier etapa, la sífilis puede


afectar el sistema nervioso. La
Neurosífilis puede presentarse sin signos ni síntomas, o provocar:

 Dolor de cabeza
 Cambios de conducta
 Problemas de movimiento
Si sospechas que tienes éstas u otras ITS o que pudiste haber estado expuesto a
una, consulta a tu médico para realizarte pruebas. El diagnóstico y tratamiento
oportunos son importantes para evitar o retrasar problemas de salud
potencialmente más graves y mortales y evitar infectar a otros.

¿COMO PREVENIR LAS E.T.S?


La manera más efectiva de prevenir las infecciones de transmisión sexual es evitar
el contacto de las partes del cuerpo o de los líquidos (seminal; semen, pre-
seminal, vaginal) que pueden provocar que se transmita un microorganismo.
Idealmente, ambos miembros de la pareja deben conseguir pruebas para ETS
antes de iniciar el contacto sexual, aunque ambos hayan o no hayan tenido
encuentros sexuales anteriores con otras personas; sin embargo, ciertas ETS,
particularmente ciertos virus persistentes, como por ejemplo el VPH (Virus del
papiloma humano), pueden ser imposibles de
detectar con los procedimientos médicos
actuales, y pueden ser asintomáticos. La
prevención es también clave en el manejo de
las ETS virales (VIH - Sida; y herpes), pues
son incurables. Muchas enfermedades que
establecen infecciones permanentes pueden
ocupar el sistema inmune; así, otras
infecciones podrán transmitirse más
fácilmente. El llamado sexo seguro debe
llamarse más bien sexo protegido o sexo con
protección.

Los preservativos
Los preservativos o condones solamente proporcionan
protección cuando se utilizan correctamente como barrera
desde/hacia el área que cubren. Las áreas descubiertas
todavía son susceptibles a muchas ETS. En el caso del
VIH, las rutas de transmisión sexual implican casi siempre
el pene, puesto que el VIH no puede esparcirse a través de la piel intacta; así, al
proteger el pene de la vagina o del ano con un condón usado correctamente, se
impide con eficacia su transmisión. Un líquido infectado en una piel rota que
llevase a la transmisión directa del VIH no sería considerado “transmitido
sexualmente”, pero puede ocurrir teóricamente durante el contacto sexual; esto
puede evitarse simplemente dejando de tener contactos sexuales cuando se tiene
una herida abierta. Otras ETS, incluso infecciones virales, se pueden prevenir con
el uso de los condones de látex como barrera.

El preservativo es uno de los mejores "sistemas" para evitar toda ETS. Es


recomendable siempre tener uno a la hora de llegar a la relación sexual, sobre
todo si usted no conoce o no sabe la situación de salud de su pareja.

Los condones están diseñados, probados y manufacturados para no fallar nunca


si se usan apropiadamente.

El condón nunca es un cien por ciento seguros.

El uso apropiado exige:

 No poner el condón demasiado firme en el extremo, dejando 1.5 cm en la


extremidad para la eyaculación. Si se coloca el condón muy apretado, es
muy probable que falle.

 Usar un condón nuevo para cada encuentro sexual.

 No usar un condón demasiado flojo, pues puede hacer fracasar la barrera.

 No voltear el condón después de haber terminado, aunque no haya habido


eyaculación.

 No usar condones elaborados con sustancias diferentes al látex y el


poliuretano, pues no protegen contra el VIH.

 Evitar dejar el condón en el calor porque pueden desgastarse.

 Evitar el uso de lubricantes basados en aceite (o cualquier cosa que


contenga aceite) con los condones de látex, ya que el aceite puede hacer
que se rompan.

 Evitar el uso de doble condón, pues la fricción entre ambos puede hacer
que se rompan.

Pruebas y tratamiento
La mayoría de las personas que tienen una enfermedad transmitida sexualmente
(ETS) no tienen síntomas. La única manera de saber con seguridad si tienes una
infección es haciéndote una prueba con un médico o en una clínica.
Si te infectas, los síntomas pueden aparecer enseguida o puede que no tengas
síntomas por unas semanas, meses o hasta años. Puede que los síntomas
aparezcan y luego desaparezcan otra vez. Aunque los síntomas desaparezcan,
igual puedes infectar a otras personas si tienes sexo con ellas.

Pruebas
Para ver si tienes una ETS, el médico o la enfermera tal vez necesitará que orines
en un vasito. Ellos pueden darse cuenta de mucha información importante al
buscar por ciertos organismos en tu orina. Los médicos pueden decirte si tienes
algunas ETS mojando un palito de algodón con las secreciones vaginales (líquido
que sale de la vagina) y mirando al palito debajo de un microscopio. Los médicos
pueden decirte si tienes otras ETS, como el herpes, sacando líquido de las
pequeñas ampollas y lesiones. Otras veces, te sacarán sangre para examinarte.
Pregunta qué tipo de prueba te harán.

Si te sientes nervioso/a de hacerte una prueba de ETS, respira profundo varias


veces y trata de relajarte. Puedes sentirte apenado/a de que un médico o una
enfermera vea tus genitales (pene, vagina o ano) pero piensa que las pruebas
normalmente se hacen rápido. También recuerda que las enfermeras y los
médicos están ahí para ayudarte y que hacen este tipo de prueba muchas veces.

Tratamiento
Si la prueba sale positivo, es importante recordar que hay diferentes tipos de
tratamientos que se dan para cada tipo de ETS. Para tratar algunas
enfermedades, se toman pastillas o se da una inyección para matar al organismo
o germen que causa la ETS. Algunas ETS son virus y no se pueden curar, pero
los tratamientos ayudan con los síntomas y pueden reducir mayores daños a tu
cuerpo. Los tratamientos para los virus incluyen pastillas o píldoras, cremas,
congelar o quemar el área infectada, o una operación.