Está en la página 1de 3

LA DISPENSACIÓN DE LA Y envió jóvenes de los hijos de


LEY Israel, los cuales ofrecieron
holocaustos y becerros como
Inicia desde que Moisés recibió las sacrificios de paz a Jehová.
tablas escritas en el Sinaí, hasta la 6 
Y Moisés tomó la mitad de la
crucifixión del Señor Jesucristo en el sangre, y la puso en tazones, y
calvario; es decir, desde el Éxodo hasta
la crucifixión. 1500 años.
esparció la otra mitad de la
sangre sobre el altar.

Éxodo 24:3-7 Y tomó el libro del pacto y lo

Y Moisés vino y contó al pueblo leyó a oídos del pueblo, el cual
todas las palabras de Jehová, y dijo: Haremos todas las cosas
todas las leyes; y todo el pueblo que Jehová ha dicho, y
respondió a una voz, y dijo: obedeceremos.
Haremos todas las palabras que
Jehová ha dicho. Durante este periodo, se generó la

Y Moisés escribió todas las responsabilidad para el hombre de
palabras de Jehová, y guardar los mandatos de la ley que
levantándose de mañana edificó incluía los diez mandamientos, las leyes
un altar al pie del monte, y doce civiles, las sociales y las religiosas.
columnas, según las doce tribus
de Israel.
 y su evangelio pasó a los gentiles.

Éxodo 19:5-6 Mateo 21:43


5 Ahora, pues, si diereis oído a mi 43 Por tanto os digo, que el reino
voz, y guardareis mi pacto, de Dios será quitado de vosotros,
vosotros seréis mi especial y será dado a gente que produzca
tesoro sobre todos los pueblos; los frutos de él.
porque mía es toda la tierra.
6 Y vosotros me seréis un reino Marcos 16:15
de sacerdotes, y gente 15 Y les dijo: Id por todo el
santa. Estas son las palabras que mundo y predicad el evangelio a
dirás a los hijos de Israel. toda criatura.

Ahora bien, observemos los fracasos y Hechos13:46


las consecuencias que tuvo Israel al no 46 Entonces Pablo y Bernabé,
haber guardado la ley. hablando con denuedo, dijeron: A
vosotros a la verdad era
 En primer lugar tuvo nueve
necesario que se os hablase
cautiverios,
 luego Dios los castigó con sus primero la palabra de Dios; mas
enemigos puesto que la desecháis, y no os
 y por último destruyó a Jerusalén juzgáis dignos de la vida eterna,
setenta años más tarde;
he aquí, nos volvemos a los
gentiles.
Termina con la muerte de Cristo en la
cruz.