Está en la página 1de 11

Feminismos

diversos:
el feminismo
comunitario
Feminismos
diversos:
el feminismo
comunitario

© ACSUR-Las Segovias, 2010

Asociación para la cooperación con el Sur

www.acsur.org

Subvencionado por:

Depósito legal:
1.
........................................................... pág 6
¿Por qué feministas
siempre?
2.
........................................................... pág 10
Acercamiento a la
construcción del pensamiento
3.
........................................................... pág 26
Aplicándonos el cuento
en ACSUR-Las Segovias:
epistémico de las mujeres analizando la cooperación
indígenas feministas al desarrollo y nuestro
comunitarias de Abya Yala. trabajo a la luz de las
Por Lorena Cabnal, feminista propuestas feministas
comunitaria indígena maya- contrahegemónicas.
xinka, Guatemala. Amismaxaj.
2.1 Patriarcado originario 3.1 Se hace urgente romper
ancestral con la burocratización de la
2.2 La penetración colonial y el cooperación
entronque de patriarcados 3.2 Reflexionar sobre las
2.3 La heterorealidad trampas del lenguaje
cosmogónica originaria 3.3 Politizar las herramientas
2.4 Victimización histórica de la cooperación
situada 3.4 La confianza.
2.5 Racismo sentido, internalizado, Necesitamos espacios y
reproducido metodologías feministas
2.6 ¡Recuperación y defensa que generen confianzas
de nuestro territorio entre nosotras.
cuerpo-tierra!
2.7 Cosmovisión liberadora.
2.8 Hilando de colores, con las otras
desde donde estemos
2
Acercamiento a la
construcción de la propuesta
de pensamiento epistémico
de las mujeres indígenas
feministas comunitarias
de Abya Yala [1]
Por Lorena Cabnal
Feminista comunitaria, indígena maya-xinka, Guatemala
Amismaxaj

Vivir en un cuerpo y en el espacio te- abordar el análisis de mi realidad como


rritorial comunitario las opresiones mujer indígena con un enfoque antipa-
histórico estructurales creadas por los triarcal comunitario, que cada día se
patriarcados sobre mi vida, al igual que teje con sus propios conceptos y cate-
sobre la vida de las mujeres en el mun- gorías y que nombra con autoridad mis
do, me ha llevado a escribir y repensar opresiones, pero también mis rebeldías,
la historia y la cotidianidad en que vivo, mis transgresiones, mis creaciones.
de allí que a continuación comparto al-
Asumirme feminista comunitaria
gunos de los elementos del feminismo
no ha sido nada fácil, no sigue siendo
comunitario que aún en proceso de
fácil, he tenido muchas pérdidas y due-
construcción epistémica, se van tejien-
los en mi vida por elegir esta identidad
do desde este territorio histórico; mi
política, sin embargo ha sido una deci-
cuerpo y su relación con la tierra.
sión tan emancipadora en mi vida, que
Como feminista comunitaria quiero me hace sentir con plena conciencia la
contribuir con mis pensamientos a los felicidad de decir con libertad este pen-
caminos de astucia donde las mujeres samiento y de recrearlo en mi práctica
estamos aportando desde diferentes lu- de vida cotidiana al vivir con otras prác-
gares. Yo lo hago desde esta identidad ticas libertarias, mis caminos.
étnica como mujer indígena, porque
Quiero iniciar diciendo que para
desde este lugar esencialista puedo
mí, el feminismo comunitario es una
ser crítica a partir de lo que conozco
recreación y creación de pensamiento
y vivo, pero también lo hago desde mi
identidad política como feminista co- [1] Palabra en el idioma del pueblo Kuna de Panamá que nom-
munitaria porque esto me posibilita, no bra la territorialidad del continente Americano, la cual ha
sido tomada por los diferentes pueblos articulados en el movi-
solo ser crítica del esencialismo étnico miento de nacionalidades y pueblos indígenas, en las Cumbres
que me atraviesa, sino que me permite Continentales.

10 11
político ideológico feminista y cosmogó- adentro de nuestra convivencia en la co- espacio de diálogo, debate y reflexión de nos mucho, mucho ¿por qué es sagrado?,
nico, que ha surgido para reinterpretar munidad creada en la vida tradicional de las organizaciones, comunidades, o co- ¿por qué debes manifestar profundo res-
las realidades de la vida histórica y co- los pueblos originarios, de manera críti- operación se pueda ampliar y compartir. peto sin cuestionar?, ¿ha sido desde los
tidiana de las mujeres indígenas, dentro ca, radical, rebelde, y transgresora, con lo tiempos de los tiempos, así?
del mundo indígena. cual ha sido fundamental darle vida, des- 2.1 Patriarcado originario Tener la osadía y el atrevimiento
Esta propuesta ha sido elaborada
de el auto reconocimiento de pensadoras.
A partir de que las mujeres indígenas nos
ancestral como una niña que se asoma a la puer-
desde el pensamiento y sentir de mujeres Nuestras culturas originarias, a través ta dimensional de los tiempos antiguos
asumamos como sujetas epistémicas, dentro de su cultura ancestral, me ha
indígenas que nos asumimos feministas de los tiempos han demostrado que son
porque dentro de las relaciones e interre- provocado poco a poco acrecentar la
comunitarias, en este caso las aymaras milenarias en su existencia, formas de
laciones de pueblos originarios, tenemos curiosidad, la duda, para entrar y em-
bolivianas de Mujeres Creando Comu- vida y territorialidad. Esto es demos-
solvencia y autoridad para cuestionar, pezar a caminar por el camino de lo
nidad y las mujeres xinkas integrantes trable en términos de comprobación
criticar y proponer aboliciones y decons- sagrado. A veces lo hago con miedo, a
de la Asociación de Mujeres indígenas a partir de la existencia de elementos
trucciones de las opresiones históricas veces llorando y a veces con indigna-
de Sta. María en la montaña de Xalapán, materiales como centros ceremoniales,
que vivimos, podremos aportar enorme- ción o curiosidad. En este camino tengo
Guatemala, para aportar a la pluralidad templos, construcciones, plazas, ciuda-
mente con nuestras ideas y propuestas mis propios cuestionamientos, afirma-
de feminismos construidos en diferentes des, códices etc., donde una parte de su
para la revitalización y recreación de ciones y en lo personal me ha llevado a
partes del mundo, con el fin de ser parte historia material está grabada y escri-
nuevas formas y prácticas, para la armo- sospechar, y sospechar y sospechar. En-
del continuum de resistencia, transgre- ta a manera de glifos, estelas, paredes,
nización y plenitud de la vida. tonces me pregunto a veces en silencio a
sión y epistemología de las mujeres en mosaicos y en piedras. Por otro lado pue-
espacios y temporalidades, para la aboli- Nuestras categorías y conceptos veces a manera de monólogo y pregunto
den verse manifestaciones culturales
ción del patriarcado originario ancestral que hasta ahora siguen construyéndo- a abuelas y abuelos, les escucho, hablo
muy antiguas que perviven en prácticas
y occidental. se y fortaleciéndose, han sido elementos con las mujeres en la comunidad, hablo
cotidianas de los pueblos, y en térmi-
fundamentales para poder ir proponien- con mujeres de otros pueblos origina-
Partimos de nuestras profundas re- nos de elementos inmateriales siguen
do reflexiones tanto dentro de espacios rios, y vivo en constante recuerdo de
flexiones y debates que en el caso de las estando presentes en la vida cotidiana,
organizativos comunitarios, de muje- los pensamientos de cómo me relacio-
aymaras les ha llevado 20 años y de los por ejemplo la oralidad, el conocimien-
res indígenas, movimiento de mujeres y né con mis abuelas maya y xinka ahora
9 años que nos ha llevado a las mujeres to de la cuenta del tiempo (como llevar
feministas. ancestras, pero también de cómo me re-
xinkas, como un acumulado político de registro de los días, sus significados, su
laciono y se relacionan las mujeres en el
29 años que nos ha permitido transitar Hilar para nosotras el pensamiento relación con las energías lunares para
mundo, como mi madre, tías, comadro-
desde reclamos por el cumplimiento de feminista comunitario, nos invita a ini- los ciclos de la siembra y la cosecha), y
nas, ancianas, niñas y jóvenes. También
los derechos de las mujeres, los pueblos ciar este tejido desde compartir lo que prácticas de medicina originaria.
cómo lo hacen los hombres indígenas y
indígenas, derechos específicos de mu- para nosotras es fundamental nombrar, A su vez la ciencia positivista occi- luego cómo todas y todos nos relaciona-
jeres indígenas, hasta asumirnos en la sin miedos, hipocresías, de manera auto- dental, ha emitido afirmaciones teóricas mos con la naturaleza, con lo cual se ha
construcción feminista desde el imagi- crítica, pero también de reconocimiento antropológicas, sociológicas, arqueológi- ido impregnando mi vida de reflexiones,
nario occidental, para luego llegar a hilar y valorización cuando hay que partir de cas, etnológicas, lingüísticas, etc., que transgresiones y de atrevimientos.
fino con nuestro feminismo comunitario aquellas experiencias que son enrique- confirman la existencia milenaria, a par-
En este camino personal donde no bus-
y autónomo, el cual como pensamien- cedoras y nutren nuestros caminos. tir de sus afirmaciones como academia.
co respuestas, sino busco sospechas, para
to dinámico sigue recreándose, sigue
Para iniciar las reflexiones que pro- Plantear y repensar lo milenario y la repensarlas, cuestionarlas, confirmarlas,
tejiéndose.
pongo en este pequeño documento, sacralidad fundante en los pueblos indí- y proponer, he empezado a acercarme a
Este feminismo que ha tenido una quiero expresar que aquí se recogerán genas, ha sido parte de la llave de entrada algunas reflexiones. Pienso que las nacio-
serie de condiciones previas para po- de manera puntual algunos concep- para que las mujeres indígenas asumi- nalidades y pueblos indígenas del Abya
der construirse donde reconocemos ese tos y categorías de análisis que hemos das en plena conciencia como feministas Yala, son sociedades originarias que se
transitar en categorías y conceptos de construido, por lo cual únicamente se comunitarias, pudiéramos llegar a tras- fundan en raíces milenarias, basadas en
diversos feminismos, nos ha invitado a presentarán de manera enunciada al- tocar la ancestralidad, lo antiguo, lo que sus propias filosofías y paradigmas cos-
mirarnos hacia dentro de la piel, y hacia gunos de los elementos, para que en el siempre ha sido inamovible, preguntar- mogónicos ancestrales.

12 13
Para mí, toda la integralidad de la
vida de los pueblos originarios, radica
manera complementaria, puedan gene-
rar equilibrio para la continuidad de la
en disputa por diferentes problemáticas
territoriales, ejercían supremacía de
2.2 La penetración
en sus filosofías, dicho en plural, por- vida y como una dualidad armónica, en vencedores contra vencidos. colonial y el entronque
que son varias cosmovisiones, aunque su relación con la naturaleza, para man-
tener los ciclos de generación de la vida Estas guerras han sido históricas y de patriarcados
tienen hilos en común a partir de prác-
de los pueblos. prueba de ello es lo que se cuenta como “La penetración colonial, nos plantea
ticas que se reconocen o se conectan en
todo el territorio de Abya Yala, incluso grandes narraciones en algunos gli- la penetración como la acción de intro-
Revisar, remirar a lo interno cómo in- fos, libros antiguos e inscripciones en ducir un elemento en otro y lo colonial,
con pueblos muy alejados de otros con- terpretamos el mundo indígena con ojos
tinentes. Entonces se hace necesario piedra, donde nos cuentan de grandes como la invasión y posterior dominación
y sentir desde mujeres indígenas y des- proezas y hazañas de grandes señores, de un territorio ajeno empezando por el
compartir que existen pluralidad de de una posición crítica, ha sido posible,
cosmovisiones en los pueblos origina- gobernantes y guerreros. Aquí es donde territorio del cuerpo. Cómo las palabras
afirmando que nuestros pensamientos reflexiono: si los hombres eran guerre- y los discursos son formas auditivas que
rios, no hay una sola que homogenice la han sido alienados por el pensamien-
vida y las prácticas culturales, sino que ros e iban y hacían la guerra contra sus toman posición ante las hegemonías dis-
to de los feminismos occidentales y cursivas del poder. Podemos decir que la
hay hilos que conectan esta pluralidad vecinos territoriales, ¿dónde quedaban
que por lo tanto nos constituimos en penetración colonial nos puede evocar
como hilos fundantes, entre ellos, sus las mujeres, cuál era su rol?, esta divi-
mujeres con reflexiones y acciones la penetración coital, como la imagen de
principios y valores sagrados, es decir sión sexual de la guerra, también me
aculturales. En ese sentido la catego- violencia sexual, de la invasión colonial.
su cosmogonía. lleva a pensar en cómo se configuraba la
ría “patriarcado” ha sido tomada como No decimos con esto que toda pene-
una categoría que permite analizar a lo estratificación de castas de guerreros,
Estos principios y valores que se tración coital o penetración sexual en
interno de las relaciones intercomuni- de gobernantes, reinados, guías espiri-
basan entre otros, en la complementa- general, sea necesariamente violenta, no
tarias entre mujeres y hombres, no solo tuales, sabios y pueblo.
riedad y dualidad como dos regentes lo es cuando se la desea, pero la violación
para procurar el equilibrio entre muje- la situación actual basada en relaciones El otro elemento de análisis im- de nuestros cuerpos, ninguna mujer la
res y hombres y con la naturaleza para desiguales de poder, sino cómo todas portante es el poder sobre, y en los deseamos y la invasión colonial ningún
armonización de la vida, me han llevado las opresiones están interconectadas resultados de estas guerras internas pueblo la quiere.” [2]
a pensar cómo desde su fundación, se con la raíz del sistema de todas las opre- está manifiesto de manera contunden-
siones: el patriarcado. A partir de allí, Con esto afirmamos que el patriarca-
manifiesta una construcción de duali- te. Entonces la guerra, la violencia que do originario ancestral se refuncionaliza
dad y complementariedad basada en la inicia también nuestra construcción genera, y la división de castas, los pue-
de epistemología feminista comunita- con toda la penetración del patriarcado
sexualidad humana heteronormativa. blos vencidos, y mucho más, tengo que occidental, y en esa coyuntura histórica
ria, al afirmar que existe patriarcado
Esta sexualidad humana es refleja- verlos como elementos que evidencian se contextualizan, y van configurando
originario ancestral, que es un siste-
da en la construcción de pensamiento ese poder sobre, lo cual viene de raíz manifestaciones y expresiones propias
ma milenario estructural de opresión
cósmico sexual, donde los astros tam- eminentemente patriarcal ancestral, no que son cuna para que se manifieste el
contra las mujeres originarias o indí-
bién entran en la heteronorma, algunos vinculada al hecho histórico de coloni- nacimiento de la perversidad del racis-
genas. Este sistema establece su base
femeninos y otros masculinos se relacio- de opresión desde su filosofía que zación posterior. mo, luego el capitalismo, neoliberalismo,
nan en dualidad entre sí, y en dualidad norma la heterorealidad cosmogóni- globalización y más. Con esto afirmo
Y es en este contexto que justamen-
y complementariedad con la humani- ca como mandato, tanto para la vida también que existieron condiciones pre-
te, se hace menester hilar el debate de
dad heterosexual. vias en nuestras culturas originarias
de las mujeres y hombres y de estos en la colonización como un acontecimien- para que ese patriarcado occidental se
Las mujeres se conciben como com- su relación con el cosmos. to histórico, estructural transcendental fortaleciera y arremetiera.
plementarias en el todo de los hombres Este patriarcado originario que para la vida de opresión de los pueblos
para la reproducción social, biológica y y de las mujeres indígenas en parti- Para las feministas comunitarias el
configuró roles, usos y costumbres,
cultural, lo que conllevaría asumir su cular, que tiene que ver con todo el concepto de patriarcado, si quisiéramos
principios y valores, fue fortaleciéndo-
embate de penetración colonial como nombrarlo como un sistema de opresión
responsabilidad junto a ellos, a quie- se con los tiempos y hay elementos de
nes en su rol establecido les tocaría la análisis que me permiten evidenciar sus una condición para la perpetuidad de
reproducción simbólica, material y de manifestaciones, por ejemplo, la guerra las desventajas múltiples de las mujeres [2] “Las Trampas del Patriarcado”, documento para el debate y la
discusión, Julieta Paredes, aymara feminista Comunitaria autó-
pensamiento, para que así ambos de entre los pueblos originarios, los cuales indígenas. noma, Bolivia, octubre 2011.

14 15
universal presente en todas las culturas opresión de las mujeres en su relación desvivir por mejorarla, sino simple- finalidad de generar el y por el bien común.
del mundo, lo plantearíamos desde la heterosexual con la naturaleza. mente buena en integralidad [3]. Es la El Ayni fue practicado entre familias, co-
concepción: “el patriarcado es el sis- plenitud, lo sublime, excelente, magní- munidades, pueblos, para luego pasar a
Que las mujeres estén en función
tema de todas las opresiones, todas fico, hermoso(a), superior. La segunda niveles regionales o Suyos (región).Todo
complementaria con los hombres, lle-
las explotaciones, todas las violen- palabra Kawsay proviene del idioma en el mundo andino es AYNI y este es
varía a cuestionar su Sumak Kawsay o
cias, y discriminaciones que vive aymara boliviano y en su interpretación igual a reciprocidad. Para el hombre an-
“Buen Vivir”, pues este estaría sujeto a
toda la humanidad (mujeres hom- introduce el elemento comunitario, por dino, el Cosmos / naturaleza siempre
los hombres y en la mayoría de relacio-
bres y personas intersexuales) y la lo que se podría traducir como “buen funcionó y siempre funcionará basado en
nes heterosexuales que se establecen
naturaleza, como un sistema históri- convivir”: buena para todos en suficien- el Ayni. Este modelo todavía se practica
en la comunidad y en su relación hete-
te armonía interna. en algunas comunidades indígenas. Un
camente construido sobre el cuerpo rosexual con los elementos naturales
ejemplo de ello: la tierra alimenta a las
sexuado de las mujeres”. cósmicos. Es la vida, es el ser estando. Es diná-
mico, cambiante. No es pasivo. [4] plantas, las cuales a su vez generan oxí-
De esta cuenta que para posicionar- No obstante conviene mencionar geno el cual sostiene la vida de animales.
nos en el análisis de nuestra situación y que el Sumak Kawsay, o Sumak Qa- El Sumak Kawsay es un paradig- Hombres y mujeres también cumplen fun-
condición de mujeres indígenas, no po- maña en principio, es un paradigma ma ancestral que establece sus raíces ciones específicas haciendo que se cumpla
demos partir de la parcialidad, sino de ancestral cosmogónico que surge en en la categoría de cosmovisión de los una armonía total. Para el mundo an-
la integralidad que implica esta múltiple el pensamiento de los pueblos origina- pueblos andinos que plantean la vida dino todo elemento de la naturaleza
dimensionalidad patriarcal en nuestras rios del sur de Abya Yala (Suramérica), en plenitud, entendida en un equilibrio DA y RECIBE para contribuir a un
vidas. y que en la última década ha tenido un magnífico y sublime de lo espiritual y bien común, LA VIDA en armonía.
fuerte impulso político ideológico desde material tanto en lo interno como ex- El resultado fue el autosostenimien-
los movimientos indígenas continenta- terno de la comunidad, para alcanzar lo to económico en todos los rincones del
les del Cono Sur. superior. La perspectiva estratégica de Tawantinsuyo (Tawa = cuatro / Suyu =
2.3 La heterorealidad A continuación describiré algunos
la comunidad en armonía es alcanzar lo Región) con provisiones que garanti-
cosmogónica originaria de los enunciados y categorías que se
superior. [5] zaban el bienestar y alta nutrición de
encuentran presentes en el discur- El “Tawantinsuyana” [6] se caracteri- cada uno de sus habitantes”.
Es la norma que establece desde el esen-
so del paradigma, los cuales utilizaré zo por su notable éxito en el manejo del Encontramos en lo planteado an-
cialismo étnico que todas las relaciones
como elementos para invitar a los pen- espacio, desde una relación particular teriormente varias categorías que
de la humanidad y de ésta con el cosmos,
samientos de debate y reflexión, para con la Pacha (espacio –tiempo) la cual se sustentan este paradigma ancestral: in-
está basada en principios y valores como fortalecer el análisis crítico. Es lo que manifiesta cosmogónicamente/ espiritual-
la complementariedad y dualidad hetero- tegralidad, armonía interna y externa,
aparece en su mayoría como escrito mente a través del culto a la Pachamama convivir, el ser estando, vida en pleni-
sexual para la armonización de la vida. Sin válido, en diversidad de documentos (mama: generadora de vida). Es el Tawan- tud, comunidad en armonía, respeto a
embargo, estos se constituyen en la más y discursos, por lo cual en los últimos tinsuyu (Confederación de Pueblos Incas, la Pachamama, madre tierra como ge-
sublime imposición ancestral de la norma tiempos ha cobrado relevancia para hoy territorio Suramericano) un modelo neradora de vida, auto sostenimiento
heterosexual obligatoria, en la vida de las otros pueblos en el mundo y en las femi- de convivencia y de organización, multié- económico, el Ayllu (donde los hombres
mujeres y hombres indígenas, la cual es le- nistas en particular. tnica y plurilingüe que tuvo como base de y mujeres están en una manifestación
gitimada a través de prácticas espirituales desarrollo a los Ayllus (Ayllu unidad co- de igualdad de condiciones), el Ayni (re-
Sumak es una palabra enunciada en
que lo nombran como sagrado. munitaria compuesta por varias familias ciprocidad, por lo tanto, bien común).
idioma quichua ecuatoriano y expresa
entre sí) y como base de desarrollo y po-
La base filosófica de las cosmovisio- el pensamiento de una vida no mejor, Sin embargo es pertinente que rea-
lítica de Estado, el trabajo comunitario de
nes originarias (sobre el nombramiento ni mejor que la de otros, ni en continuo lice la reflexión inicial que me generaba
hombres y mujeres en igualdad de con-
de elementos cósmicos: femenino y mas- diciones o Ayni (es la reciprocidad entre escuchar y leer el planteamiento del
[3] María Tortosa, José. SUMAK KAWSAY, SUMA QAMAÑA,
culino, donde uno depende, se relaciona BUEN VIVIR Instituto Universitario de Desarrollo Social y Paz, miembros del Ayllu y/o comunidad) con la Buen Vivir. Tanto por los documentos
y se complementa con el otro) se ha forta- Universidad de Alicante, 2009.
consultados como por los procesos en
lecido en esas prácticas de espiritualidad [4] Luis Macas, Líder indígena kichwa del Ecuador. Debate del Buen [5] Op Cit. Luis Macas. que he participado, puedo argumentar
Vivir. Armonía de la Comunidad de la Naturaleza 28 de enero 2010
hegemónica, con lo cual se perpetúa la Auditorio Faustino Carrión Congreso de la República del Ecuador. [6] Paiva, Rosalía. Feminismo Paritario Indígena Andino , 2009. que mucho del planteamiento, es desde

16 17
una construcción cosmogónica mascu- de mujeres músicas en Bolivia. Que la Pachamama es la madre tierra cuyo leza y la masculinidad de los astros, con
lina, además la mayoría de exponentes creencia entre indigenistas e izquier- rol cosmogónico se sitúa dentro de un ello se establece un imaginario hetero-
y pregoneros del movimiento indíge- distas acá, sería que ellas no deberían orden heterosexual cosmogónico feme- sexual cosmogónico y una sexualidad
na del paradigma en la actualidad “con tocar instrumentos, que las mujeres nino, como reproductora y generadora normada, ¿la madre tierra?, ¿quién la
propiedad y autoridad epistemológi- bailan y los hombres tocan, porque a de vida. Engendrada por Tata Inti: el fecunda?, ¿el padre sol?
ca” son hombres. Esta continuidad del las mujeres cuando tocan, se les seca padre sol, el astro rey, el masculino fe-
nombramiento masculino precedente a la leche materna... Pareciera entonces Designadas por la heteronorma cos-
cundante. Establece en esta relación
las mujeres y a la elaboración del dis- que las mujeres “profanan” los lugares mogónica las mujeres indígenas asumimos
algo que a las mujeres feministas comu-
curso, me hace pensar remotamente, masculinos [8] ”.Para contextualizar la nitarias debe llamarnos la atención, por el rol de cuidadoras de la cultura, pro-
imaginándome que tuvo que ser en la opresión contra las mujeres en el caso la posición de poder y superioridad ma- tectoras, reproductoras y guardianas
mente de alguien, alguienes, que se ini- de Guatemala en el pueblo maya seña- nifestada del de arriba como macho y ancestrales de ese patriarcado originario,
ciara la configuración del pensamiento laré la costumbre de que siempre es el la de abajo fecundada como hembra, de y reafirmamos en nuestros cuerpos la he-
como núcleo organizado para que llega- hombre que tiene su espacio dentro de allí que es cuestionable mucha de la fe- terosexualidad, la maternidad obligatoria,
ra a ser un paradigma. ¿Qué elementos la comunidad, mientras las mujeres no. minidad con que nombramos a cerros, y el pacto ancestral masculino de que las
llevaron a que fuera desde antes tan le- Un ejemplo es el mandato que dice a lagunas y montañas en nuestras cosmo- mujeres en continuum, seamos tributarias
gitimado? ¿Cómo se ha elaborado en los la mujer: “no pases encima de los pies visiones y las ceremonias y los rituales. para la supremacía patriarcal ancestral.
tiempos?, ¿Quiénes han participado en de un hombre” (le decimos mamush),
su elaboración? mientras los hombres sí pueden pa- Las manifestaciones multidimen-
sionales de las sexualidades en esta
Con esto se cuestionaría la cohe-
sar encima de los pies de las mujeres.
realidad heteronormativa no pueden 2.4 Victimización
[9]
Es vergonzoso para los hombres que
rencia de igualdad del Ayllu porque las
una mujer llegue a ocupar el cargo de vivirse, porque tienen una carga de histórica situada
mujeres indígenas desde la costumbre a sanción desde la espiritualidad, en la
Mayordoma o Principala Mayor en el Nombro así, a la posición que se asume
la actualidad no estamos en igualdad de comunidad y la familia. Esta es una de
Gobierno indígena xinka porque eso y se afirma por algunos hombres y muje-
condiciones en relación a los hombres. las razones por las que la mayoría de po-
nunca ha sido así, desde la costumbre res indígenas, acerca de que a partir de
En Bolivia por ejemplo en una marcha blación originaria niega la presencia y
de los antiguos eso siempre ha sido car- 519 años de invasión colonialista, nacen
de Pueblos Indígenas se han cons- existencia en sus relaciones, de lesbia-
go de hombres, porque las mujeres no todos los males de los pueblos y nacio-
truido y vociferado consignas como: nas y gays, pues en algunos casos se
tienen que mandar a los hombres ni al nalidades indígenas en Abya Yala. Para
“Sánchez de Lozada (político) es un afirma que ese “mal comportamiento
pueblo.
hijo de puta”, “el Evo Morales no es es propio de los occidentales, no de los quienes se asumen desde este plantea-
presidente porque no tiene bolas”, “el La opresión manifestada contra las pueblos indígenas, si hay algunas-os in- miento ese hecho histórico, marca la raíz
traidor para ser humillado ante su co- mujeres a lo interno de nuestras cultu- dígenas con ese mal comportamiento es o nacimiento de todas nuestras opresio-
munidad debe ser vestido de chola”, “el ras y cosmovisiones es algo que hay que porque lo han aprendido de los blancos nes históricas y actuales. Expresiones
hombre que no mantiene su palabra cuestionar de manera frontal y nom- y es herencia colonial”. como “sí hay algunos hombres indígenas
parece mujer” [7]. Por otro lado mencio- brarla como es: misoginia, expresada machistas, pero eso es lo que estamos
na Victoria Aldunate feminista chilena y manifestada en las actitudes y prácti- Creo que esta reflexión, nos tendría tratando de cambiar, porque reflexiona-
que: “he visto ceremonias en donde el cas cotidianas más remotas y actuales, que llevar a pensar que las relaciones mos que fue el colonialismo que lo trajo
hombre indígena, reza, y la mujer in- contra nuestros cuerpos, nuestros pen- entre mujeres y hombres están basadas y que nos dominó y por eso ahora somos
dígena, silenciosa, se arrodilla… Así, samientos, decisiones y acciones. en principios y valores estructurales así, pero no a todos, son algunos”.
de a poco, voy recordando lo que me que a lo interno de mi cosmovisión indí-
Otra reflexión que quiero compar- gena establecen una dualidad opresiva, Esta categoría de análisis me ayuda
cuentan las “warmi pachakuti”, grupo
tir es con respecto de las relaciones con lo cual no veo posibilidades para a cuestionar acerca de por qué asumi-
que se manifiestan en la categoría de la liberación de la vida de las mujeres mos una posición victimizante en la
[7] Un nuevo texto de Mujeres Creando: No hay lucha sin pala-
bras (agosto 2003)
reciprocidad cosmogónica, donde la para la armonización total cósmica, si historia, porque más de cinco siglos han
[8] Victoria Aldunate Morales - La Haine : 8/5/2010 La Cumbre de continuamos refuncionalizando funda- pasado y no hemos podido en lo mínimo
Bolivia salvaría a la Madre Tierra y al Padre Cosmos. O sea, son
dos y una es Madre “femenina” y el otro Padre “masculino”. Un
[9] Paula Irene del Cid. Coloquios Participar Para Compartir el
Poder, Desafíos de Mujeres Mayas en Guatemala, junio 2007.
mentalismos étnicos. Estos a su vez se de mínimo a lo interno de nuestras rela-
matrimonio heterosexual página 76. legitiman con la feminidad de la natura- ciones comunitarias y en la casa, volver

18 19
al “estado de paz y armonización que orden jerárquico de la diferencia como
regía la vida de los pueblos, antes de la supremacía, poder y control.
invasión”.
En este sentido las siguientes gene-
Partir de los 519 años de pene- raciones de pueblos indígenas que nacen
tración colonial, sería negar que mi dentro de este nuevo orden jerárquico
cultura ancestral tenga raíz patriarcal. y simbólico, nacen con cuerpos racia-
Esto es fundamental también pues con lizados, cuyo pensamiento y actividad
esta afirmación no se resta responsabi- estará en función de oprimidas y oprimi-
lidad histórica de todos los resultados dos frente (debajo) de opresores blancos
colonialistas patriarcales, al contrario, y hombres.
se plantea desde cómo se revitaliza el
La intención del racismo a través de
patriarcado como sistema universal de
la colonización, fue tan estratégica que
opresión.
logró sentar las bases para que la vida de
las mujeres indígenas quedara sumida en
la perpetua desventaja, por el hecho de
2.5 Racismo sentido, ser mujeres. Este efecto colonizador ha
internalizado, seguido siendo parte de nuestras vidas
y radica en nuestros cuerpos y mentes,
reproducido por lo cual es importante para mí, cues-
El racismo desde mi percepción como tionar nuestra victimización histórica
mujer indígena, es como una raíz, esta situada, para poder trascender el racis-
raíz es histórica y estructural de ori- mo internalizado y posibilitarnos verlo
gen patriarcal, que arremetió con la en nuestra construcción cultural, pues
penetración colonialista en la vida de si no, la mayoría de lo que estamos ha-
pueblos originarios de Abya Yala, y de ciendo para su erradicación, será un
las mujeres en particular. trabajo parcial, pues lo miramos a lo ex-
terno. Pienso que proponer el proceso de
Ha nacido, se ha engrosado y se ha deconstrucción internalizada de ma-
alimentado en la colonia, luego se ha nera consciente, nos invita a remover
ido fortaleciendo en la conformación la conciencia de opresión y nos invita a
de la estructura de países y repúbli- liberarnos, a reconocer que es necesaria
cas, donde ha creado y sigue creando la erradicación del racismo naturaliza-
condiciones para que su existencia do y entrañado, para crear y recrear el
hegemónica continúe siendo una soste- pensamiento pluridimensional como
nedora de dominación y subyugación de riqueza. Invita a trascender la victimiza-
los pueblos, a través de instituciones y ción situada para convertirnos en sujetas
leyes occidentales masculinas. políticas, pensantes y actuantes, des-
Abordaré entonces el racismo como de una visión individual pero también
la opresión histórica y estructural que colectiva.
deriva del sistema de todas las opre- Entender y plantear este pensa-
siones, el patriarcado, y al arremeter miento, ha sido sumamente complejo y
contra las formas de vida de los pueblos difícil para mí, pero necesario también
originarios, empezó a instituir un nuevo para promover pensamiento emanci-

20 21
patorio y liberador de las opresiones las diferentes manifestaciones y expre- rial, donde se manifiesta la vida de los rio, basado en la lógica económica de
históricas e internalizadas de las muje- siones de los patriarcados y todas las cuerpos. Es esta una de las razones por- dominio.
res indígenas. opresiones derivadas de ellos. que las feministas comunitarias en la
No defiendo mi territorio tierra solo
montaña de Xalapán hemos levantado
Hablar de racismo desde la acade- Recuperar el cuerpo para defender- porque necesito de los bienes natura-
la lucha contra la minería de metales,
mia, desde la teoría y desde análisis y lo del embate histórico estructural que les para vivir y dejar vida digna a otras
porque la expropiación que se ha hecho
conceptos exógenos, nos está provo- atenta contra él, se vuelve una lucha generaciones. En el planteamiento de
sobre la tierra, por la hegemonía del mo-
cando en algunas mujeres y hombres cotidiana e indispensable, porque el te- recuperación y defensa histórica de mi
delo de desarrollo capitalista patriarcal,
indígenas, el reto de repensarnos y de rritorio cuerpo, ha sido milenariamente territorio cuerpo tierra, asumo la re-
está poniendo en grave amenaza la rela-
ir reconociéndonos en sujetos y suje- un territorio en disputa por los patriar- cuperación de mi cuerpo expropiado,
ción de la tierra que tenemos mujeres y
tas con derecho epistémico para crear cados, para asegurar su sostenibilidad para generarle vida, alegría vitalidad,
hombres, con la vida. Ha establecido la
pensamiento propio y con ello ir esta- desde y sobre el cuerpo de las mujeres. placeres y construcción de saberes li-
propiedad privada como garantía y le-
bleciendo nuevos paradigmas que nos beradores para la toma de decisiones y
Recuperar y defender el cuerpo, galidad de su tenencia, para asegurar
permitan trascender las opresiones y esta potencia la junto con la defensa de
también implica de manera conscien- que en un espacio en concreto pueda
envolver a las otras y los otros en esta mi territorio tierra, porque no concibo
te provocar el desmontaje de los pactos reinar.
responsabilidad de transformación pro- este cuerpo de mujer, sin un espacio en
masculinos con los que convivimos,
funda que es corresponsabilidad de El proceso de expropiación de terri- la tierra que dignifique mi existencia, y
implica cuestionar y provocar el des-
todas y todos, para promover la justicia, torio tierra habrá que analizarlo desde promueva mi vida en plenitud. Las vio-
montaje de nuestros cuerpos femeninos
la equidad, paz y la vida en plenitud. cómo se fue instaurando con mayor lencias históricas y opresivas existen
para su libertad.
fuerza con la penetración colonial, basa- tanto para mi primer territorio cuerpo,
Es un planteamiento que nos invi- do en el despojo y extracción masiva de como también para mi territorio histó-
ta a recuperar el cuerpo para promover los bienes naturales de pueblos indíge-
2.6 ¡Recuperación y la vida en dignidad desde un lugar en nas, con lo cual la situación y condición
rico, la tierra. En ese sentido todas las
formas de violencia contra las mujeres,
defensa de nuestro concreto, a reconocer su resistencia de las mujeres indígenas en relación del atentan contra esa existencia que debe-
territorio cuerpo-tierra! histórica y su dimensionalidad de po-
tencia transgresora, transformadora, y
bienestar que le proveía la naturaleza,
para la promoción de su vida, se vio gra-
ría ser plena.
Este planteamiento lo asumimos en creadora. vemente amenazado. Igualmente, todas las transnacio-
principio como consigna política, para nales, generan una forma de violencia
Parte de la recuperación de la me- A este proceso histórico de opresión contra la tierra cuando se arremete a la
luego darle vida a través de contenidos
moria cósmica corporal de las ancestras, contra la naturaleza y sus bienes, se extracción de sus bienes naturales en
que llevan a tejerla como una propuesta
para ir tejiendo su propia historia desde une todo el actual sistema extractivista función de generar mercancía y ganan-
feminista comunitaria desde las mu-
su memoria corporal particular, y como neoliberal que, en su visión de desa- cias, cuyo objetivo es promover la guerra,
jeres xinkas. Implica la recuperación
decide relacionarse con las otras y otros. rrollo occidental pretende “mejorar la el poder económico del oro, y la transfor-
consciente de nuestro primer territorio
vida de los pueblos”, con estrategias de mación biotecnológica de los seres.
cuerpo, como un acto político emanci- Siente, piensa, decide y acciona a
participación e involucramiento de las
patorio y en coherencia feminista con partir de internalizar nuevas prácticas En la última década se ha incrementa-
comunidades en el trabajo extractivista
“lo personal es político”, “lo que no se como el autoerotismo, el disfrute de la do la defensa de tierra y territorio, como
para mejorar su condición de pobreza.
nombra no existe”. dimensionalidad sexual en libertad, el
Asimismo hay que revisar cómo algu- una consigna política de los movimientos
placer, el arte, la palabra, el ocio y des- indígenas continentales del Abya Yala, lu-
Asumir la corporalidad individual nas cooperaciones para el desarrollo e
canso, la sanación interior, la rebeldía,
como territorio propio e irrepetible, instancias de gobiernos, en el impulso chas importantes se han generado donde
la alegría...
permite ir fortaleciendo el sentido de de una nueva corriente desarrollista, las comunidades se han levantado para
afirmación de su existencia de ser y es- Es una propuesta feminista que in- acerca de que la exploración y explota- defender lo que históricamente les per-
tar en el mundo. Por lo tanto emerge la tegra la lucha histórica y cotidiana de ción de bienes naturales sea un proceso tenece. Sin embargo, una contradicción a
autoconciencia, que va dando cuenta de nuestros pueblos para la recuperación y autónomo de los pueblos, crean funda- lo interno de los movimientos de defensa
cómo ha vivido este cuerpo en su his- defensa del territorio tierra, como una ciones, organizaciones y comités para territorial es el hecho que las mujeres que
toria personal, particular y temporal, garantía de espacio concreto territo- la promoción del desarrollo comunita- conviven en el territorio tierra, viven en

22 23
condiciones de violencia sexual, econó- gitima su conocimiento, resistencias y cestral y cotidiana, cada día y noche nos más a repensarnos y a reflexionarnos en
mica, psicológica, simbólica, y violencia sabiduría. Reconoce a las ancestras de hace más fuertes, mas rebeldes y más las diferentes acciones contra hegemó-
cultural, porque sus cuerpos aún siguen otros territorios e invoca su energía para alegres! nicas y antipatriarcales que hacemos
expropiados. el fortalecimiento de la lucha contra to- y desde donde las hacemos. Quiero
das las opresiones. también manifestar la intencionalidad
De esta cuenta que las mujeres
xinkas, hemos iniciado un proceso his- Establece espacios para la evocación 2.8 Hilando de colores, política que tengo de ir plasmando mis
ideas, no para imponerlas y darlas por
tórico de defensa de nuestro territorio
cuerpo, por eso nos pronunciamos pú-
e invocación desde y para las mujeres,
a partir de conectarnos entre nosotras
con las otras desde donde conclusiones, sino para compartirlas,
blicamente y ante nuestras autoridades con energías pensantes y sintientes que estemos para que dialoguen entre los diferen-
tes feminismos críticos. Y porque en la
indígenas para la erradicación de la nos revitalizan para las luchas y las ale- Este hilo del pensamiento, de la pala- medida que podamos reconocernos de
violencia contra las mujeres, y unido a grías. Promueve la creación, el arte, la bra y de la acción feminista comunitaria donde partimos para las aboliciones y
ello hemos gestado la lucha de defensa recreación, el ocio, el descanso y la sa- me ha llevado a ver la importancia de transformaciones, nos reconoceremos
territorial en la montaña contra las 31 li- biduría del pensamiento. tejer pensamientos con otras mujeres, en esa potencia política feminista para
cencias de exploración y explotación de sean indígenas de los diversos pue-
Evoca voces y silencios que inten- la construcción de un nuevo proyecto
minería de metales, porque comprende- blos originarios, o sean “occidentales”,
cionalizan la acción de libertad para las emancipador, y generaremos acciones
mos la armonización que existe entre porque creo que nos conviene a todas,
conexiones energéticas con el cosmos. posibles para la vida en plenitud de las
cada una de estas energías para promo- propiciar espacios y encuentros para mujeres, estemos en la montaña, la co-
vernos la vida con dignidad, y porque Crea símbolos libertarios con con- reflexionarnos, para atrevernos a hacer munidad, la selva, la ciudad o el otro
toda forma de explotación de los bie- tenido feminista, integra un nuevo desmontajes y para construir en colecti- lado donde se oculta el sol, el occidente.
nes naturales es una forma de violencia imaginario de espiritualidad, para una vidad transgresiones y propuestas para
contra la tierra y contra las mujeres y práctica transgresora. una nueva vida.
hombres que convivimos con ella.
Nuestro feminismo comunitario, si- Pienso que en la medida que nos
gue hilándose, sigue tejiéndose, es una oigamos, nos reconozcamos en la di-
epistemología que se está configurando ferencia y repensemos como construir
2.7 Cosmovisión como un nuevo paradigma de pensa- diálogos pensantes, sintientes, y respe-
liberadora miento político ideológico feminista,
para contribuir a las propuestas de lu-
tuosos, podremos seguir juntando hilos
desde donde estemos, toda vez que in-
Es una propuesta de cómo entendemos, cha contra sistémica que el feminismo y tencionalicemos nuestras acciones de
miramos y convivimos con el mundo los movimientos de lucha social e indí- manera coherente contra los patriar-
desde una mirada liberada. Su con- genas ya han iniciado. cados y contra las hegemonías que nos
tenido está hilado con elementos que
Haberme atrevido, habernos atrevido circundan en nuestro propio cuerpo, en
promueven la equidad cosmogónica en
a caminar este camino de penumbras, la cama, la comunidad, la calle, la ciudad
toda la integralidad de la vida, es diná-
de luces y voces, me ha llevado a sentir y en el mundo. Esta acción no solo com-
mica y cíclica espiral, está aperturada
como decía mi abuela maya queq’chi, que pete a las mujeres, invita a los hombres,
a deconstrucciones y construcciones.
cada una nace con su propia cha’ím, su los compañeros, los hermanos indíge-
Sus símbolos promueven la liberación
propia misión, su propia estrella para el nas, los occidentales y a la cooperación
de la opresión histórica contra los cuer-
camino de la vida, escribir es rememo- solidaria para reflexionar, acerca de las
pos sexuados de mujeres y contra la
rarlas y para mí es un reconocimiento aportaciones que hacen en las luchas so-
opresión histórica capitalista contra la
también, a las ancestras indígenas que ciales y de los pueblos, sean políticas o
naturaleza, pero a su vez evocan e in-
han fallecido, pensando que el mun- económicas; refuncionalizan, transfor-
vocan las resistencias y transgresiones
do es así, y para sufrir es que nacimos man o apuestan a las aboliciones.
ancestrales de las mujeres.
las mujeres… Es un reconocimiento a Quiero manifestar que este pequeño
Recupera la femealogía de nuestras las abuelas, madres, tías, hermanas y escrito, pretende contribuir un poquito
ancestras, las nombra, las reconoce y le- amigas transgresoras que su energía an-
24 25