Está en la página 1de 6

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE

NUEVO LEÓN
FACULTAD DE SALUD PÚBLICA Y
NUTRICIÓN
INNOVACION EN LA PRODUCCION DE
ALIMENTOS
4to semestre

Diana Marisol Pérez López


1819500
40ª
M.C Abad Arturo López Hernández
Edulcorantes y edulcorantes no calóricos
Los edulcorantes debían proporcionar las mismas cualidades y sensaciones que
producía el azúcar en los alimentos. Los edulcorantes artificiales han ganado
espacio como herramientas de la dieta ya que proporcionan el sabor dulce del
azúcar, pero sin el aporte calórico de esta, por lo tanto, pueden ayudar a bajar de
peso y a la adhesión de la dieta. Los edulcorantes artificiales se emplean para
reemplazar total o parcialmente el azúcar, además poseen un mayor poder
endulzante que la sacarosa (30 a 300 veces) y son más económicos. Pueden
contribuir al control de peso o de glucosa en sangre.

El primer edulcorante artificial utilizado fue la sacarina la cual fue descubierta por
Constantino Fahlberg en 1879, en Estados Unidos, esta se utilizó principalmente a
nivel industrial y como parte de la alimentación de diabéticos.

El dulzor se refiere como la cualidad o la condición de dulce, también se dice


como acaramelado y lo que es delicioso, deleitoso, exquisito y suave en cuanto al
sabor y percibido en el paladar, así mismo la docilidad, suavidad, amabilidad y la
expresión placentera o cariñosa.

Los edulcorantes por su parte son sustancias que endulzan los alimentos,


bebidas, medicamentos, etc., como el azúcar, sacarina u otros productos
sintéticos de bajas calorías.

Edulcorante no nutritivo. Endulzantes que no tienen ningún contenido energético


o nutritivo significativo.

El azúcar de mesa (sacarosa) tiene 4 kilocalorías por gramo. Los edulcorantes o


azúcares artificiales se utilizan para limitar la energía de los alimentos durante la
dieta, para reducir la formación de placa dental, y para ayudar a regular los niveles
de azúcar en la sangre en individuos diabéticos.
Los edulcorantes se utilizan para reducir las calorías en los alimentos y las
bebidas. Los sustitutos del azúcar pueden ser productos naturales, tales como los
azúcar-alcoholes sorbitol y xilitol, o pueden ser compuestos sintéticos producidos
en un laboratorio, como la sacarina, la sucralosa o el aspartamo. En los EE. UU.
cinco edulcorantes están aprobados por la Administración de Medicamentos y
Alimentos (FDA): sacarina, aspartamo, sucralosa, neotame, y acesulfamo
potásico.

La mayoría de los edulcorantes no calóricos se mezclan con dextrosa y


maltodextrina para aumentar el volumen del producto y permitir que se midan
como el azúcar de mesa. Por desgracia, la dextrosa y maltodextrina son
carbohidratos que proveen calorías. Como se ha discutido anteriormente, diez
gramos de los edulcorantes Sweet'N Low, Equal y Splenda, proporcionan de 33 a
36 kilocalorías comparado con 39 kilocalorías del azúcar. Por peso, estos
edulcorantes pueden reducir las calorías solamente un 10 o 15 por ciento en
comparación con el azúcar. Sin embargo, estos sustitutos del azúcar permiten
reducir las calorías de endulzante aproximadamente un 80 por ciento, ya que, en
el caso de Splenda, un paquete que contiene 1 gramo de producto
(3.3 kilocalorías) tiene la dulzura equivalente a una cucharadita de azúcar
(4.2 gramos y 16.3 kilocalorías). Los fabricantes empacan estos edulcorantes en
paquetes pequeños con menos de 5 calorías por porción, y así pueden tomar
ventaja de las reglas alimentarias que permiten redondear los números y
reducirlos a cero. De esta manera los productos pueden anunciarse como
productos "sin calorías"

Existen numerosas sustancias edulcorantes con capacidad de endulzar los


alimentos. Se clasifican en:

 Edulcorantes naturales:

o Monosacáridos (glucosa, fructosa, galactosa…).


o Disacáridos (sacarosa, lactosa…)

 Edulcorantes nutritivos, derivados de productos naturales:

o Derivados del almidón: jarabe de glucosa.

o Derivados de la sacarosa: azúcar invertido.

 Azúcares-Alcoholes o polioles: sorbitol, manitol, xilitol…

 Neoazúcares: fructo-oligosacáridos.

 Edulcorantes intensos:

o Edulcorantes químicos, de síntesis o artificiales: aspartamo,


acesulfamo, sacarina, ciclamato…

o Edulcorantes intensos de origen vegetal: esteviósidos (estevia),


glicirricina

Los beneficios de los edulcorantes para la salud se dan, por tanto:

1.- En el caso de las personas que quieren o necesitan adelgazar.

 Los beneficios de los edulcorantes para controlar la ingesta de calorías


están comprobados. Los edulcorantes con menor aportación de calorías
consiguen el mismo sabor dulce que se persigue al añadir azúcar.
 Los edulcorantes artificiales colaboran de forma efectiva en el control de
peso y coadyuvan en el seguimiento de una dieta de adelgazamiento. 

2.- En el caso de la población general, con buen estado de salud.

 El azúcar en sangre es la fuente de energía principal del ser humano, por lo


tanto, es necesario que esté presente en la alimentación, pero siempre en
su justa medida. Niveles por encima o por debajo, de lo considerado como
normal, ocasiona serios problemas de salud.
 Los médicos especialistas coinciden en señalar que el aporte de azúcar en
las dietas actuales es muy superior a la necesaria en casi todos los casos,
por lo que el uso de edulcorantes y de productos endulzados con este tipo
de sustancias, los denominados productos light, es lo más recomendable.
 El consejo médico, por tanto, es apostar por los edulcorantes siempre en su
justa medida para disfrutar de sus beneficios saludables.

 3.- En el caso de las personas con diabetes o enfermedades similares.

 Los enfermos crónicos de diabetes no metabolizan correctamente el


azúcar, por lo general, se benefician del uso habitual de edulcorantes en
lugar de azúcar para no renunciar el sabor dulce.
 Los beneficios de los edulcorantes para la salud, por tanto, son
generalizados. No obstante, lo ideal es controlar con un examen específico
en sangre que el nivel es el correcto y realizar de forma periódica esta
prueba dentro los chequeos de salud incluidos en los principales seguros
de salud.

Los edulcorantes también tienen limitantes algunos de ellos son,

 Su ingesta en muy altas concentraciones deja un sabor residual


desagradable.
 Ingesta recomendada:
 15 mg/Kg de peso corporal
 Ingesta promedio: 9mg/Kg

Un nuevo trabajo que ha sido publicado en la revista Canadian Medical


Association Journal ratifica los resultados de estudios anteriores y revela que el
consumo a largo plazo de edulcorantes artificiales como el aspartamo, la
sucralosa y la stevia, aumenta el riesgo de padecer obesidad, diabetes, presión
arterial alta y enfermedades de corazón

Los estudios observacionales más largos no solo no pudieron probar una relación
entre el consumo de edulcorantes artificiales y la pérdida de peso, sino que
además se pudo observar un mayor riesgo de aumento de peso y obesidad,
hipertensión arterial, diabetes, enfermedades cardíacas y otros problemas de
salud vinculado a la toma a largo plazo.

Referencias

Antonio Zamora. (2019). Edulcorantes y Azúcares Artificiales Estructura Química , de


Scientic psychic Sitio web: https://www.scientificpsychic.com/fitness/edulcorantes-
artificiales.html

Samuel Durán A. (1) Karla Cordón A. (2) María del Pilar Rodríguez N. . (2013). Non-
nutritive sweeteners risks, appetite and weight gain. 2019, de Facultad de Ciencias de la
Salud, Universidad San Sebastián, Santiago, Chile. Sitio web:
https://scielo.conicyt.cl/pdf/rchnut/v40n3/art14.pdf

Raquel Bernácer. (2015). Qué son los edulcorantes. 2019, de web consultas Sitio web:
https://www.webconsultas.com/dieta-y-nutricion/dieta-equilibrada/edulcorantes-9533

También podría gustarte