Está en la página 1de 13

CONOCIMIENTOS Y PRINCIPIOS

INTRODUCCIÓN
Bienvenido al módulo de “INTERPRETACIÓN DE LA NORMATIVA”

En esta guía encontrará la orientación requerida para el


proceso de aprendizaje y evaluación del módulo de
formación, que tiene como objetivos ampliar los
conocimientos, habilidades y técnicas, así como dominar las
claves de los sistemas de gestión para el logro de los
objetivos propuestos.

Se recomienda que su participación se realice de manera responsable, comprometida y diligente en el desarrollo


de la presente guía.

CONCEPTOS GENERALES SOBRE LA NORMA ISO


ISO, la Organización Internacional de Estandarización, es una organización independiente y no-gubernamental
formada por las organizaciones de estandarización de sus 164 países miembros.

Es el mayor desarrollador mundial de estándares


internacionales voluntarios y facilita el comercio mundial al
proporcionar estándares comunes entre países. Se han
establecido cerca de veinte mil estándares cubriendo desde
productos manufacturados y tecnología a seguridad alimenticia,
agricultura y sanidad.

El uso de estándares facilita la creación de productos y servicios que sean seguros, fiables y de calidad. Los
estándares ayudan a los negocios a aumentar la productividad a la vez que minimizan los errores y el gasto. Al
permitir comparar directamente productos de diferentes fabricantes, facilita que nuevas compañías puedan
entrar en nuevos mercados y ayudar en el desarrollo de un comercio global con bases justas. Los estándares
también sirven para proteger a los consumidores y usuarios finales de productos y servicios, asegurando que
los productos certificados se ajusten a los mínimos estandarizados internacionalmente.

Las normas desarrolladas por ISO son voluntarias, comprendiendo que ISO es un organismo no gubernamental
y no depende de ningún otro organismo internacional, por lo tanto, no tiene autoridad para imponer sus normas
a ningún país.

La ISO está compuesta por 163 miembros que se dividen en tres categorías: Los organismos miembros, los
miembros corresponsales, miembros de suscriptor.

Estructura de la organización
La Organización ISO está compuesta por tres tipos de miembros:
 Miembros natos, uno por país, recayendo la representación en el organismo nacional más representativo.
 Miembros correspondientes, de los organismos de países en vías de desarrollo y que todavía no poseen un
comité nacional de normalización. No toman parte activa en el proceso de normalización pero están
puntualmente informados acerca de los trabajos que les interesen.
 Miembros suscritos, países con reducidas economías a los que se les exige el pago de tasas menores que
a los correspondientes.

Los países miembros se pueden ver relacionados en: ISO members.

Criterios de la ISO para desarrollar un estándar


El desarrollo de nuevas normas por parte de la ISO, se hace de acuerdo a las necesidades generadas por los
diferentes sectores empresariales, industriales, o cualquier grupo de interés general, el cual comunica su
necesidad de la creación de un nuevo estándar a uno de los miembros nacionales de la ISO. Este miembro
plantea el nuevo tema de trabajo de la comisión que corresponde al técnico de la ISO para la elaboración de
normas en la materia. Las organizaciones de enlace con los comités también pueden plantear o proponer nuevos
elementos de trabajo.

La orientación de la ISO se guía por un Plan Estratégico aprobado para un período de cinco años por los
miembros de la ISO. Los miembros de la ISO, los representantes últimos de la ISO para sus propios países, se
dividen en tres categorías: los organismos miembros (miembros plenos), los miembros corresponsales y
miembros de abonados. Sólo los organismos miembros tienen el derecho a votar.

Principales Normas ISO


Algunos estándares son los siguientes:

 ISO 216 Medidas de papel: Por ejemplo: ISO A4


 ISO 639 Nombres de lenguas
 ISO 690:1987 Regula las citas bibliográficas
 ISO 690-2:1997 Regula las citas bibliográficas de documentos electrónicos
 ISO 732 Formato de carrete de 120
 ISO 838 Estándar para perforadoras de papel
 ISO 1007 Formato de carrete de 135
 ISO/IEC 1539-1 Lenguaje de programación Fortran
 ISO 3029 Formato carrete de 126
 ISO 3166 Códigos de países
 ISO 4217 Códigos de divisas
 ISO 7811 Técnica de grabación en tarjetas de identificación
 ISO 8601 Representación del tiempo y la fecha. Adoptado en Internet mediante el Date and Time Formats
de W3C que utiliza UTC
 ISO 8859 Codificaciones de caracteres que incluye ASCII como un subconjunto (Uno de ellos es el ISO
8859-1, que permite codificar las lenguas originales de Europa occidental, como el español)
 ISO/IEC 8652:1995 Lenguaje de programación Ada
 ISO 9000 Sistemas de Gestión de la Calidad – Fundamentos y
vocabulario
 ISO 9001 Sistemas de Gestión de la Calidad – Requisitos
 ISO 9004 Sistemas de Gestión de la Calidad – Directrices para la
mejora del desempeño
 ISO 9660 Sistema de archivos de CD-ROM
 ISO 9899 Lenguaje de programación C
 ISO 10279 Lenguaje de programación BASIC
 ISO 10646 Universal Character Set
 ISO/IEC 11172 MPEG-1
 ISO/IEC 12207 Tecnología de la información / Ciclo de vida del software
 ISO 13450 Formato de carrete de 110
 ISO/IEC 13818 MPEG-2
 ISO 14000 Estándares de Gestión Medioambiental en entornos de producción
 ISO/IEC 14496 MPEG-4
 ISO/IEC 15444 JPEG 2000
 ISO 15693 Estándar para «tarjetas de vecindad»
 ISO 22000 Inocuidad en alimentos.
 ISO 26300 Open Document
 ISO/IEC 17025 Requisitos generales relativos a la competencia de los laboratorios de ensayo y calibración
 ISO/IEC 26300 Open Document Format (.odf)
 ISO/IEC 27001 Sistema de Gestión de Seguridad de la Información
 ISO/IEC 20000 Tecnología de la información. Gestión del servicio
 ISO 32000 Formato de Documento Portátil (.pdf)
 GARANTIA S-1 Garantía contra todo tipo de fallos en la grabación de discos compactos, excepto
problemas de compatibilidad.
 ISO 45001 Sistemas de Gestión de la Seguridad y Salud en el Trabajo

LOS MODELOS DE GESTIÓN


El término modelo proviene del concepto italiano de modello. La palabra puede utilizarse en distintos ámbitos y
con diversos significados. Aplicado al campo de las ciencias sociales, un modelo hace referencia al arquetipo
que, por sus características idóneas, es susceptible de imitación o reproducción. También al esquema teórico
de un sistema o de una realidad compleja.
El concepto de gestión, por su parte, proviene del latín gesĭo y hace referencia a la acción y al efecto de
gestionar o de administrar. Se trata, por lo tanto, de la concreción de diligencias conducentes al logro de un
negocio o de un deseo cualquiera. La noción implica además acciones para gobernar, dirigir, ordenar, disponer
u organizar.

De esta forma, la gestión supone un conjunto de trámites que se llevan a cabo para resolver un asunto, concretar
un proyecto o administrar una empresa u organización.

Por lo tanto, un modelo de gestión es un esquema o marco de referencia para la administración de una entidad.
Los modelos de gestión pueden ser aplicados tanto en las empresas y negocios privados como en la
administración pública.

Esto quiere decir que los gobiernos tienen un


modelo de gestión en el que se basan para
desarrollar sus políticas y acciones, y con el cual
pretenden alcanzar sus objetivos.

El modelo de gestión que utilizan las organizaciones públicas es diferente al modelo de gestión del ámbito
privado. Mientras el segundo se basa en la obtención de ganancias económicas, el primero pone en juego otras
cuestiones, como el bienestar social de la población.

En la actualidad, es una cuestión innegable el hecho de que las organizaciones se encuentran inmersas en
entornos y mercado competitivos y globalizados; entornos en los que toda organización que desea obtener éxito
(o al menos subsistir) tiene la necesidad de alcanzar “buenos resultados” empresariales.

Para alcanzar estos “buenos resultados”, las organizaciones necesitan gestionar sus actividades y recursos con
la finalidad de orientarles hacia la consecución de los mismos, lo que a su vez se ha derivado en la necesidad
de adoptar herramientas y metodologías que permiten a las organizaciones configurar su Sistema de Gestión.

Un Sistema de Gestión, por tanto, ayuda a


una organización a establecer las
metodologías, las responsabilidades, los
recursos, las actividades… que le permitan
una gestión orientada hacia la obtención
de esos “buenos resultados” que desea, o
lo que es lo mismo, la obtención de los
objetivos establecidos.

Con esta finalidad, muchas


organizaciones utilizan modelos o normas de referencia reconocidos para establecer, documentar y mantener
sistemas de gestión que es permitan dirigir y controlar sus respectivas organizaciones.

SISTEMAS INTEGRADOS DE GESTIÓN


Los Sistemas de Gestión (ISO 9001, ISO 14001, ISO 45001, ISO 22000, etc.) que se gestionan de manera
unificada por parte de la dirección en una cultura de mejora y principios de la organización. Por medio de este
producto, la organización implementa un sistema de gestión con más de una orientación en un solo proyecto,
teniendo como base las normas de sistemas de gestión aceptadas internacional o nacionalmente. Por ejemplo:
calidad y medio ambiente, calidad y salud ocupacional y seguridad.

El propósito de un Sistema Integrado de Gestión es brindar


una estructura para un Sistema de Gestión total que integre
los aspectos comunes de los sistemas individuales para evitar
duplicaciones. Abarcar los aspectos comunes de estos
sistemas para mejorar la eficacia y eficiencia del negocio. En
la práctica muchas organizaciones han mantenido sus
Sistemas como Calidad, Medio Ambiente y Seguridad y Salud
del trabajo separados, adicionando costos y reduciendo
efectividad. Una de las razones ha sido la percepción de
dificultades en lograr la integración.

Es una apuesta indispensable que permite una gestión transversal en materias sensibles para la empresa, sus
trabajadores y la sociedad. La realización de las soluciones organizativas de manera independiente una de otra,
crea un sistema de dirección dividido, lo que se trata es de ver las interrelaciones para construir un sistema
único de dirección en la empresa donde se vayan incorporando coherentemente las nuevas soluciones
organizativas, para elevar la eficacia y la eficiencia en la toma de decisiones a corto y a largo plazo. Existen en
cualquier caso importantes similitudes entre los conceptos de gestión de la calidad, gestión medioambiental y
gestión de la prevención de riesgos laborales, ya que los principios de una buena gestión son los mismos
(Benavides, 2000).

Para alcanzar un sistema totalmente integrado, la empresa tendrá que plantearse un proceso en el que
dependiendo de su situación inicial y del camino elegido para conseguir la integración, es decir del grado de
integración de las metodologías y de la estructura organizativa existente en cada momento, podrá situar a la
empresa encuadrada en uno de los siguientes cuatro casos:

1. Caso A: Integración nula


 Diferentes responsables para los distintos sistemas, de forma que alguno puede que ni siquiera exista.
 Diferente documentación para los diferentes sistemas, lo que se traduce en exceso de la misma, y retrabajo.
 Sistemas muy enfocados al control y poco a la mejora.
 Enfoque aconsejado en el proceso de integración: integración metodológica.
2. Caso B: Integración organizativa:
 Un solo responsable con desequilibrio entre las distintas áreas por deformación según el origen formativo
del responsable. Es un caso típico en las pymes.
 Estructura documental mínimamente integrada.
 Metodológicamente se sigue lejos de la integración.
 Enfoque aconsejado en el proceso de integración: integración metodológica.
3. Caso C: Integración metodológica:
 Varios responsables pero con integración metodológica. Se mantienen altos costos de estructuras y se
favorecen los conflictos entre disciplinas. Es común en las grandes empresas.
 Se tiene integración documental y por lo tanto menor cantidad de documentos.
 Cuanto menos integrado esté el sistema, más se favorece la influencia del técnico. Por esto el técnico suele
ser el freno a la integración.
 Enfoque aconsejado en el proceso de integración: integración organizativa, ya que hay madurez suficiente.
4. Caso D: Integración total:
 Un solo responsable. Existirán conflictos pero no afectarán a las actividades por ser un equipo.
 Documentación reducida.
 La integración suele afectar a los procesos operativos críticos, pero puede extenderse a todos los demás.

El proceso de integración no es más que aplicar los principios del enfoque de la gestión por procesos
propugnado por la teoría actual de gestión empresarial: la idea es gestionar el conjunto de procesos que forman
la empresa de forma única, en la que la empresa se entiende como un conjunto de procesos que deben verse
desde una perspectiva global y equilibrada para conseguir la máxima eficacia y eficiencia empresarial y de
satisfacción del cliente y la sociedad, y no desde el punto de vista de la especialización en actividades
desconectadas del proceso global. La idea es gestionar el conjunto de procesos que forman la empresa de
forma única pero teniendo en cuenta los requisitos específicos aplicables en calidad, medio ambiente, seguridad
y salud, etc., en vez de gestionar cada función desde puntos de vista diferentes e independientes.

Debe existir el compromiso y liderazgo de la Dirección de la organización. Sólo si la Dirección de la organización,


está comprometida, no sólo con palabras, sino con hechos, se logrará el éxito. No debe tratarse sólo como un
problema técnico, como era la tendencia clásica.

 Es un proyecto permanente. Las metas no pueden ser estáticas. El Sistema de Gestión debe estar inmerso
en un proceso de innovación y mejora continua, ante la dinámica del mercado y de los procesos y la
aparición de nuevos riesgos empresariales.
 Se basa fundamentalmente en la acción preventiva y no en la correctiva. Es prioritario actuar antes de que
los fallos acontezcan, en lugar de controlar sus resultados, aunque también estos han de ser considerados.
La eficacia debe medirse fundamentalmente por las actuaciones.
 Ha de aplicarse en todas las fases del ciclo de vida de los productos y en todas las etapas de los procesos
productivos. Es prioritario prevenir fallos tanto en las condiciones normales como anormales que puedan
acontecer.
 Debe ser medible el sistema. Sólo será eficaz, si se es capaz de medir y evaluar la situación en la que
estamos, y a dónde vamos. En las tres áreas, las técnicas de evaluación son similares, e incluso algunas
idénticas. Es muy importante que las mediciones se realicen sobre indicadores prospectivos.
 Es tarea de todos. Está claro que sin una implicación de todas las personas que trabajan en una
organización, es improbable obtener éxitos en calidad, medio ambiente o seguridad, ya que es un proceso
continuo e integrado en toda la estructura de la organización.
 Se logra mediante la formación. La formación es la clave principal de todos los aspectos que se desarrollan
en las organizaciones. Partiendo de la base de que sólo cuando se tiene dominio de lo que hay que hacer
se puede empezar a asegurar algo.

Ventajas de la integración de sistemas


1. Alineamiento de las diferentes políticas y objetivos de la organización: Si bien las materias a integrar,
no son contrarias en su fondo o filosofía ni entran en conflicto por
tratarlas a un mismo tiempo, no es menos cierto que en ocasiones los
esfuerzos se concentran más en unos aspectos que en otros, a veces
sin razón aparente, otras por caprichos o creencias erróneas de la
Dirección y, en el peor de los casos, por desconocimiento de los
temas tratados.
Al integrar los diferentes sistemas de gestión se asegura la
distribución adecuada de los periodos de dedicación a cada uno de
ellos, los recursos y las medias en cada una de las áreas.
2. Armonización de los diferentes criterios de gestión: La integración equilibra la importancia de cada área
de gestión y evita el planteamiento reduccionista de quienes dicen “estamos certificados en calidad porque
nos lo exige el mercado, en medioambiente para no tener problemas con la Administración… y lo de PRL
para no tener problemas ante un caso de accidente o una inspección”. Se trata de homogeneizar
actuaciones, responsabilidades, terminologías y evitar duplicidades innecesarias: ¿por qué un determinado
registro no puede servir para dar cumplimiento a un mismo requisito que aparece en los tres modelos?
3. Simplificación de la estructura documental del sistema: Integrar es sumar eliminando duplicidades. Los
requisitos o prácticas comunes pueden simplificarse en un único documento, con lo que se obtiene un ahorro
de dos documentos. Esto es más apreciable en los requisitos de gestión de los sistemas. Así, por ejemplo,
un procedimiento sobre la gestión de acciones correctivas podría ser perfectamente válido para las tres
disciplinas contempladas.
4. Menor esfuerzo global de formación del personal e implantación del sistema: Gracias a la similitud en
los esquemas de funcionamiento de estos sistemas, una vez formado o explicado el funcionamiento de un
sistema de gestión (por ejemplo, el de gestión de la calidad), los otros presentan diferencias mínimas en
cuanto a su arquitectura. La formación adecuada consistiría en explicar los apartados comunes con el
primero y resaltar los procedimientos o practicas específicas de cada uno de ellos.
5. Menor esfuerzo de mantenimiento del sistema: Al reducirse el número de los documentos que componen
el sistema integrado respecto de los tres sistemas por separado, la reedición de documentos, su distribución
y difusión, etc., resulta más rápida y sencilla.
6. Integración de la información y el control de gestión: La información en materia de gestión de la calidad,
del medio ambiente o de la prevención de riesgos laborales no se dispone en compartimentos estancos. La
información de la organización está interrelacionada y de lo que se trata es de aprovechar esta circunstancia
integrando toda la información en, por ejemplo, una buena red informática y de archivos.
7. Relacionabilidad de las diferentes tareas en un único puesto de trabajo: Se trata de que distintas tareas
sean ejecutadas por una única persona, de modo que los criterios de actuación sean comunes en cuanto a
su aplicación. De esta forma, encontramos hoy en día la función del Responsable de calidad, medio
ambiente y PRL como el responsable del control (a modo de médico de cabecera) y del correcto
funcionamiento de los tres sistemas. Al estar centralizado en la misma figura, dicho control aumenta en
eficiencias. Sólo en grandes organizaciones estaría justificada la separación de la gestión de los tres
sistemas en diferentes personas (aunque el sistema se encontrase igualmente unificado).
8. Reducción del tiempo y coste de mantenimiento del sistema: Baste el ejemplo del coste de las
auditorías de seguimiento de las entidades de certificación: a menor documentación en juego menor tiempo
de dedicación a la preparación y ejecución de la auditoría.

Requisitos comunes de los sistemas


Existe una gran similitud en los requisitos de cada sistema y estos constituyen elementos claves a tener en
cuenta para la gestión de un sistema integrado de calidad, medioambiente y seguridad y salud del trabajo.

Para ello, se responderán a las siguientes preguntas: ¿Qué describe cada una de las normas sobre el requisito
que debe cumplir el sistema de gestión? ¿Cómo integramos los tres sistemas de gestión?, ¿Qué describe cada
una de las normas sobre el requisito que debe cumplir el sistema de gestión?

Las tres normas siguen manteniendo la misma estructura, con la finalidad de facilitar la integración de los tres
sistemas.

 ISO 9001:2015
4.4. Sistema de gestión de la calidad y sus procesos

La organización debe establecer, implementar, mantener y mejorar continuamente su sistema de gestión de


calidad, incluyendo los procesos necesarios y sus interacciones, de conformidad con los requisitos de la Norma
Internacional ISO 9001:2015.

La organización debe determinar los procesos necesarios para su sistema de gestión de calidad y su aplicación
en toda la organización; y debe determinar:

a) Las entradas necesarias y los resultados esperados de estos procesos.

b) La secuencia e interacción de estos procesos.

c) Los criterios, métodos, incluyendo mediciones e indicadores de desempeño relacionados necesarios para
garantizar el funcionamiento eficaz y el control de tales procesos.
d) Los recursos necesarios y garantizar su disponibilidad.

e) La asignación de responsabilidades y autoridades para estos procesos.

f) Los riesgos y oportunidades en conformidad con los requisitos de 6.1; y planificar y ejecutar las acciones
apropiadas para hacerles frente.

g) Los métodos de seguimiento, medición, según el caso, y la evaluación de los procesos, y si es necesario, los
cambios en los procesos para asegurar que se alcanzan los resultados previstos.

h) Las oportunidades de mejora de los procesos y el sistema de gestión de calidad.

La organización debe mantener la información documentada en la medida necesaria para apoyar la operación
de procesos y retener la información documentada en la medida necesaria para tener la confianza de que los
procesos se llevan a cabo según lo planificado.

 ISO 14001:2015
4.4 Sistema de gestión ambiental

Para lograr los resultados previstos, incluida la mejora de su desempeño ambiental, la organización debe
establecer, implementar, mantener y mejorar continuamente un sistema de gestión ambiental, que incluya los
procesos necesarios y sus interacciones, de acuerdo con los requisitos de esta Norma Internacional.

Al establecer y mantener el sistema de gestión ambiental, la organización debe considerar el conocimiento


obtenido en los apartados 4.1 y 4.2.

 ISO 45001:2018
4.4 Sistema de gestión de la SST

La organización debe establecer, implementar, mantener y mejorar continuamente un sistema de gestión de la


SST, incluidos los procesos necesarios y sus interacciones, de acuerdo con los requisitos de este documento.

¿Qué aspectos en común y en particular podemos concretar?

En la siguiente tabla se puede visualizar los diferentes aspectos a tener en cuanta de este requisito de la norma:
Como se puede ver, en todos los casos la empresa tiene que establecer, implementar, mantener y mejorar
continuamente los tres sistemas de gestión de acuerdo con las especificaciones descritas en cada una de las
tres normas de referencia; para ello debemos cumplir con los diferentes requisitos.

Este apartado define de una forma genérica que se debe cumplir y evidenciar todo lo que se describe en la
norma, y se hace haciendo y evidenciando cada uno de los puntos que se describen en cada una de las tres
normas.

Naturalmente, que para evidenciar el cumplimiento de los requisitos es necesario generar la documentación
necesaria que demuestre que la empresa funciona según los requerimientos de cada uno de los sistemas de
gestión. Y cada uno de ellos, mide y regula diferentes aspectos de la misma, aunque tengan puntos en común,
la finalidad de cada uno de ellos es diferente y aplicable a cada uno de los procesos de la empresa.

Otro análisis que se puede realizar, es que las tres normas


van orientadas a gestionar los diferentes procesos de la
empresa, pero cada una tiene diferentes finalidades.

Un mismo proceso se puede analizar y gestionar desde


diferentes enfoques.

Por ejemplo, un proceso de producción de un producto se


puede analizar y gestionar desde diferentes puntos de vista:

 Gestión de Calidad: se analizará, gestionará y mejorará la metodología a seguir para cumplir con los
requisitos de calidad, controlar y gestionar los defectos y costes del mismo, así como la trazabilidad del
producto y la satisfacción del cliente.
 Gestión ambiental: se analizará y gestionará los impactos ambientales que provoca la fabricación de
este determinado producto, así como el ciclo de vida de las materias primas, el control de los consumos
de los mismos y controlar la gestión de residuos que se generan derivados de la fabricación del producto.
 Gestión de seguridad y salud: se analizará y gestionará los riesgos en cuanto a seguridad y salud de
los trabajadores puede tener cuando realizan las actividades necesarias para fabricar los productos.
Para ello, se establecerán metodologías específicas de protección, además de impartir la formación
necesaria para que los trabajadores tengan un amplio conocimiento de los riesgos que corren y de cómo
deben actuar para el trabajo que realizan sea lo más seguro posible.

En los tres casos, se debe actuar en cada uno de los procesos de la empresa, así como las relaciones entre
ellos. Naturalmente, en el que se refiere a la norma ISO 9001:2015, amplia los aspectos en tener a cuenta a la
hora de la medición y seguimiento de los mismos ya que se debe asegurar que se cumplan con los requisitos
de calidad de los servicios y/o productos que la empresa ofrece a sus clientes, y que éstos estén satisfechos
con ellos.
Implementación de un sistema integrado de gestión

Implementar un Sistema Integrado de Gestión ISO, cualquiera que sea el enfoque que se adopte, es una labor
que debe ser tratada y administrada como un proyecto. Ello indica que es necesario seguir una serie de pasos
para armonizar la gestión de calidad, seguridad y salud en el trabajo y medio ambiente, de forma coherente y
exitosa. El sistema no solo debe armonizar los diferentes temas que abarcan los estándares involucrados, sino
que debe acoplarse con la estrategia de negocios de la organización.

En este caso, las tres normas vienen a decir lo mismo: se debe establecer, implementar, mantener y mejorar el
sistema de gestión, para ello debemos tener en cuenta los diferentes procesos de la empresa, y que estos
cumplan con los requisitos de cada una de la normas.

Las especificaciones de este apartado en la norma ISO 9001 son más extensas ya que define los diferentes
criterios que se deben tener en cuenta para cada proceso de la empresa. En cambio las otras dos normas no
realizan el detalle en este apartado, pero especifican que se deben cumplir con todos los requisitos de la norma.
Por lo tanto, para evaluar el sistema de gestión se deberán evaluar la totalidad de los requisitos que expone
cada una de las normas.

Los tres sistemas deben documentar todos los requisitos de cada una de las normas. Como cada norma, tiene
aspectos en común, estos se podrán integrar con facilidad. Aquellos requisitos específicos de cada sistema,
deberán desarrollarse independientemente, pero dentro de la estructura común.

Para ello, la recomendación es la de establecer como estructura documental la norma ISO 9001, y
posteriormente incorporar a esta estructura los requisitos de los sistemas de gestión específicos. Ya que la ISO
9001, establecer las directrices generales de la empresa, y las otras dos normas son específicas orientadas a
un área concreta.
Sin embargo hay pasos que resultan clave en el camino hacia la integración. Implementar un Sistema Integrado
de Gestión ISO, requiere de la existencia de un Sistema de Gestión de la Calidad, basado en la norma ISO
9001, certificado y auditado. De no ser así, el camino será mucho más largo.

A continuación, se describen los pasos a seguir, partiendo de la base de que la organización ya cuenta con un
sistema de gestión de la calidad eficaz y operativo.

Pasos a seguir para implementar un Sistema Integrado de Gestión ISO


Como ya lo hemos advertido, la integración se debe gerenciar como un
proyecto. Por tal razón, el primer paso es designar un equipo de
proyecto, que cuente con un líder y en el que no debe faltar un
representante de la Alta Dirección. A continuación, podemos seguir con:

 Determinar los objetivos de la integración, definiendo el alcance


del sistema integrado y elaborando un plan de producción que
incluya un cronograma de actividades con fechas de
vencimiento.
 Acordar como se tratará la transición de los sistemas existentes, al nuevo sistema armonizado, lo cual
puede requerir la participación de varias partes interesadas, en los temas laborales, de calidad y
medioambientales.
 Establecer los documentos clave y la nueva estructura general de los documentos que producirá el
sistema integrado. Es importante que las partes interesadas participen aportando experiencias que
permitan entender cómo se relacionan los diversos tipos de documentos entre sí.
 Definir un plan de proyecto detallado, en el que se considere el monitoreo y la revisión periódica. Este
plan requiere aprobación de la Alta Dirección y la asignación de recursos por parte de ella – la Alta
Dirección –.
 Realizar un análisis de las partes interesadas para establecer sus necesidades y sus expectativas sobre
la integración.
 Analizar los procesos del negocio.
 Determinar, clasificar y priorizar los riesgos en todas las áreas de la organización.
 Formular políticas operativas que conduzcan a la formulación de estructuras de control, que servirán de
guía para el diseño de procesos administrativos y comerciales dentro de la organización. En este punto,
es importante definir con claridad, “quien hace que”, “donde lo hace” y “como lo hace”.
 Recopilar la información el conocimiento sobre la documentación existente.
 Documentar el sistema de gestión integrado.
 Comunicar el plan del proyecto a los gestores de los diversos sistemas – si es que existen -, y a las
partes interesadas en cada uno de ellos.
 Capacitar y formar empleados en la gestión de sistemas integrados.

Formular un plan para que se logre la continuidad en la certificación de los sistemas