Está en la página 1de 18

INSTITUTO POLITÉCNICO NACIONAL

ESCUELA SUPERIOR DE ECONOMÍA

HISTORIA DE LOS HECHOS Y DEL PENSAMIENTO


ECONÓMICO HASTA EL SIGLO XIX

PROFESORA: ORTIZ PEREZ GRISELDA TIHUI

TEMA DE EXPOSICIÓN: PENSAMIENTO ECONÓMICO


LIBERAL CLÁSICO EN INGLATERRA

INTEGRANTES:
DUANA DIOSADO RENÉ FERNANDO
GARCÍA ABÚNDEZ ALAN SAMUEL
MARTÍNEZ GUADARRAMA GERARDO
NONATO LARA MARÍA GUADALUPE
SÁNCHEZ CORTÉS SAÚL SAID
ECONOMIA POLITICA CLASICA LIBERAL INGLESA
Núcleo ideológico son los trabajos de los economistas burgueses y
pequeñoburgueses: Adam Smith, David Ricardo, Juan Bautista Say, Thomas
R. Malthus y John Stuart Mill. Adam Smith considerado como el fundador de
la escuela clásica inglesa con su conocida obra “Investigación sobre la
Naturaleza y Causas de la Riqueza de las Naciones”, David Ricardo con su
obra “Principios de Economía Política”, fue uno de los primeros tratadistas de
la economía política clásica y autor de nuevas teorías sobre el valor, la
moneda, los bancos de emisión, y otras y defensor abierto del utilitarismo
burgués como el fin supremo para la obtención del máximo beneficio y
bienestar.

CONTEXTO HISTORICO
En la época en que vivió Adam Smith, el capitalismo se había adueñado en
Inglaterra, de todas las ramas de la industria, de la agricultura y el comercio.
En la industria seguían existiendo los gremios de artesanos, aunque habían
surgido ya las grandes empresas centralizadas: las manufacturas capitalistas
que significaba la penetración en la fabricación industrial, del capital
comercial personificado por los comerciantes, prestamistas y los
comerciantes distribuidores de materias primas. En este proceso se
manifiesta la amplia división del trabajo. Se da la eliminación del sistema
artesanal, y la industria domestica por la fabricación mecanizada o sistema
fabril con el que el artesano no podía competir. En la segunda mitad del siglo
XVIII, Inglaterra transforma rápidamente de nación agraria a industrial;
desarrollaron la industria de la lana, de algodón y la metalúrgica.
Aparecieron centros industriales urbanos, creció la población de las
ciudades, se consolidaron las relaciones comerciales y monetarias.
En la agricultura continuaba la expropiación de los campesinos, mediante el
sistema de cercamiento de las tierras y el sistema de las haciendas
explotadas por arrendatarios. Se había creado ya la clase de colonos-
capitalistas. Todos estos cambios económicos plantearon la necesidad de
transformación de la vieja política mercantilista y reemplazarla por la política
llamada “libre comercio” que en esta época significaba la libertad para las
mercancías inglesas en relación con las de otras naciones extranjeras, más
débiles y menos desarrolladas.
Las guerras anglo-holandesas habían reforzado el poderío colonial inglés, lo
que fue una de las causas más importantes que alcanzó el capitalismo en la
metrópoli. Sin embargo los métodos de saqueo extraeconómico de las
colonias resultaban anticuados. Era necesario sustituirlos por otros más
“civilizados” de expoliación económica. Finalmente se puede decir que Adam
Smith vivió en la época de predominio de la producción manufacturera, en
vísperas de la revolución industrial.

ORIGENES
La iniciación de la escuela clásica parte de la aparición de la famosa obra de
Adam Smith “La Riqueza de las Naciones”, publicada en 1776, está
catalogada como el compendio de enseñanzas económicas mejor organizado
y como una obra filosófica amplísima, en la cual se examina con gran visión,
los problemas del ser humano y de la sociedad.

“La Riqueza de las Naciones” es el tratado de economía que ha ejercido más


influencia en su estudio, no solo en el desarrollo de su pensamiento sino en
las políticas de muchas partes del mundo. Su objeto principal fue el de
acelerar el derrocamiento del sistema económico que prevalecía en su
época. Para la mayoría de los historiadores económicos, “La Riqueza de las
Naciones” es la “Biblia de la economía clásica”.

ANTECEDENTES DEL LIBERALISMO CLÁSICO


MERCANTILISMO (1500-1750)
Surge en Inglaterra y Francia, donde los autores eran mercaderes que
escribían acerca de sus intereses y su relación con la política económica. Es
la época en la que cada hombre era su propio economista, y eso daba lugar
a una gran diferencia en los temas expuestos por cada uno; es decir, que la
universalidad en los criterios y temas era muy limitada. Sin embargo, la
riqueza y el poder eran los objetivos comunes a todos ellos, y, por tanto,
escribían acerca de la política económica más oportuna para lograrlos.
Los supuestos que se manejaban eran muy rudimentarios; asumían la
riqueza en el mundo como fija, que era lo mismo que decir que en la relación
económica no era posible una ganancia sin incurrir en una pérdida por parte
del otro actor (este concepto llega de la Escuela Escolástica). A nivel
nacional, es el comercio exterior la llave al poder y la riqueza, a través de
una balanza comercial siempre positiva. Por otra parte la línea mercantilista
asume que el propósito de la actividad económica es la producción y que la
riqueza de la nación es diferente a la sumatoria de las riquezas individuales.
Ellos decían que al subir la producción se aumentaría el nivel de
exportaciones, pero manteniendo un bajo nivel de consumo doméstico, así
que abogaban por bajos salarios como una ventaja competitiva. Para
reforzar esta última idea, decían que salarios por encima del nivel de
subsistencia reducen el esfuerzo de la mano de obra y de horas de trabajo
por trabajador al año, llegando a la conclusión que la pobreza individual
beneficia a la nación (el producto nacional es más importante que el
consumo nacional).

Para medir la riqueza, utilizaron la cantidad de metales preciosos, así que su


acumulación se convirtió en el objetivo y, ya que una balanza favorable
inyectaba metales a la nación, era preciso apoyarla.

FISIOCRACIA
La Escuela Fisiócrata surge en Francia y se desarrolla exclusivamente allí.
Estos pensadores se dieron cuenta de las relaciones entre los sectores de la
economía y, por otro lado, estudiaron el funcionamiento de los mercados que
no estaban regulados por el estado. Otra de sus características es el corto
tiempo durante el cual se desarrolla el pensamiento fisiócrata:
aproximadamente 30 años (desde 1750ª 1780).
Encabezados por François Quesnay, los fisiócratas creían en una ley natural
que regía el funcionamiento económico, independiente de la voluntad del ser
humano. Sin embargo, ese orden podía ser estudiado y aprovechado por el
hombre, para su beneficio.
Plantearon la importancia de construir modelos de tipo teórico mediante la
separación o el aislamiento de una variable de la economía que resulte
valiosa para el análisis y el estudio.
Al igual que los mercantilistas, el interés de los fisiócratas se concentraba en
gran medida en la definición de una estrategia macroeconómica de
desarrollo que incluyera políticas coherentes; sin embargo, la fisiocracia
surge como una reacción de tipo intelectual a la común concepción
intervencionista del pensamiento mercantil, y para ahondar más las
diferencias, ellos estudiaban las fuerzas reales que conducen al desarrollo,
es decir, estudiaron la creación del valor físico y concluyeron que el origen
de la riqueza era la agricultura (en últimas, la misma naturaleza era el foco
de riqueza).
Ahora bien, estos dos podemos tomarlos como antecedentes directos del
Liberalismo Económico, sentando las bases necesarias para la realización del
mismo.

LIBERALISMO
ADAM SMITH (1723-1790)
Economista y filósofo escoces (señor de Gaslow), a los catorce años de edad
ingresa en la universidad de Glasgow. Gracias a sus brillantes éxitos logró
trasladarse a la universidad de Oxford. En 1751 se traslada a la universidad
de Glasgow donde es profesor durante trece años siguientes, ocupando la
cátedra de Lógica, y luego la de Filosofía moral. En sus lecciones procura
enlazar la filosofía moral con las cuestiones políticas, la organización interna
del Estado, del comercio, de los precios, las contribuciones y de otras
cuestiones económicas. Su obra más importante: “Las riquezas de las
naciones” publicada en 1776. “Teoría de los sentimientos morales” es su
obra anterior. Se le conoce a Smith como el padre de la economía moderna,
es el fundador de la economía clásica inglesa y el primero en establecer las
divisiones del trabajo.
ALGUNAS CONTRIBUCIONES DE ADAM SMITH A LA DOCTRINA
ECONÓMICA SON:
Su filosofía naturalista. Dice que la ley natural es superior a la ley humana.
Por eso dice que la economía está regida por una mano invisible y que el
Estado no debe intervenir en ella.
Que el equilibrio natural se consigue en la sociedad porque cada individuo, al
buscar su propio beneficio, beneficia a los demás. Es decir, fue un
representante del liberalismo económico (laisser faire). Que quiere decir
“defensa de la libre competencia”.
El aumento de la productividad del trabajo se debe a la división del mismo.
Su teoría del valor; habla del valor de uso (utilidad de un bien y valor de
cambio) (capacidad de un bien para cambiarse por otros). Teoría del valor
del trabajo.
En su teoría de la distribución afirma que los salarios, las utilidades y la renta
son la fuente de ingresos de las clases sociales y son también las fuentes del
valor de cambio; es decir, habla del costo de producción.
Habla de un precio natural (suma de los precios naturales de sus partes) y
precio de mercado (determinado por la oferta y la demanda).
Adam Smith asentará las bases del liberalismo. El Estado debe intervenir
solo cuando los hombres no pueden generar instituciones, La riqueza de una
nación es la suma de la riqueza de los particulares.
LA RIQUEZA DE LAS NACIONES
Su obra es una crítica al mercantilismo.
Su Investigación sobre la naturaleza y causa de la riqueza de las naciones se
divide en cinco grandes libros. El primero trata de la división del trabajo; del
valor; de los precios; de los salarios; de la renta y de los beneficios del
capital.
En su primer libro, Adam Smith parte de la premisa de que es el trabajo el
que crea los productos de la sociedad de su época y de la distribución de
dichos productos del trabajo entre las diferentes clases. Planteó muy
concretamente el problema del beneficio del capital, de la existencia de la
clase capitalista y también de la clase terrateniente y clase trabajadora.
En el segundo libro, considera el capital como reservas que se acumulan y se
transforman en capital, estudiando su división en fijo y circulante.
En el tercer libro, al inicio, Adam Smith establece los principios del progreso
natural del bienestar. Estos principios no son más ni menos que el empleo
por parte de los burgueses de sus capitales a la agricultura, la industria y el
comercio exterior. En éste libro censura todas las relaciones feudales, como
perjudiciales y artificiales, considerando las burguesas decisivas para el
bienestar.
En el cuarto libro, ataca el sistema mercantilista de economía política y
analiza el sistema fisiócrata.
En el quinto libro, establece, los gastos para la defensa, los gastos de la
administración de justicia, los gastos para el fomento del comercio, para la
instrucción de la población y para el mantenimiento del Estado, terminando
con el problema de la deuda pública.
Para Smith la mejor escala de medida es el trabajo. El único modo que
tendrá tal individuo de adquirir bienes es trabajar, ya sea para producir
directamente bienes para su propio uso o para poder adquirir en el mercado
utilizando su salario. Así, "el precio real de cada cosa, lo que cuesta cada
cosa realmente para aquel que quiere obtenerla es el trabajo y la pena que
se debe imponer para obtenerla"(p.61) Esta es "la teoría del valor trabajo
pedido" y que Smith resume del siguiente modo: "el valor real de las
diferentes partes constitutivas del precio se mide por la cantidad de trabajo
que puede comprar u ordenar cada una de ellas" Para él, la hora de trabajo
es la unidad de medida correcta del valor ya que ella representa para cada
individuo en todo tiempo y lugar "la misma porción de su reposo, su libertad,
de su alegría" Los precios se expresan en dinero (precio nominal) y no en
trabajo (precio real).
Al igual que los fisiócratas, Adam Smith, es partidario del “orden natural”;
opinando que el “orden natural” se va abriendo camino de forma
espontánea, incluso, en contra de la voluntad de las personas y de la
legislación estatal.
Smith considera entonces que esas fuerzas eternas eran las “condiciones
naturales” de los individuos que realizan su “egoísmo económico”, el cual,
va implícito a la naturaleza misma del “hombre económico”. Según su
opinión en lo moral, las personas se apoyan de la simpatía, y en lo
económico en el “egoísmo”, es decir, en sus intereses puramente
individuales.
Por tanto, las personas se ven obligadas a prestare servicios mutuos, a
trabajar unos para otros, y ese trabajo es el que manifiesta en forma de
división de trabajo.
Consideraba que la sociedad existió siempre y continuara existiendo
únicamente como una comunidad de trabajo y de cambio.
Finalmente, el valor científico de su obra reside en que Adam Smith adopta
investigar la sociedad pura capitalista, sin complicaciones feudales, como
hicieron los fisiócratas, y el objetivo de su análisis la caracteriza como
riqueza capitalista.
El autor constituye esta parte como “Problema fundamental y estructura de
Adam Smith”.
NOTAS: se describió como: “hermoso en nada excepto en mis libros.” Smith
no era un economista, era más que nada maestro de filosofía moral.
Causante de la revolución industrial, Tenía una doctrina mercantilista.

DAVID RICARDO (Londres 1722-Gloucestershire


1823)
Procedía de una familia judía originaria de Holanda. Se formó en la práctica
ayudando a su padre, que era corredor de bolsa. Se estableció por su cuenta
como corredor y especulador de Bolsa, acumulando en poco tiempo una
gran fortuna, que le permitió retirarse de los negocios a los 40 años.
Su formación económica fue autodidacta y tardía, y se debió a la lectura de
la fundamental de Adam Smith “La riqueza de las naciones”. A partir de ella
desarrollo su propio pensamiento, centrado inicialmente en cuestiones
monetarias; en ese terreno no fue muy original, defendió la teoría
cuantitativita que vinculaba la inflación monetaria con la abundancia de
dinero, y postulando, por tanto, la vuelta del Banco de Inglaterra al patrón
oro.
Fue un hombre de negocios, especulador exitoso, agente de cambio y
diputado; logrando amasar una gran fortuna.
Empezó a trabajar a los 14 años en la London Stock Exchange (Bolsa de
Londres), como empleado de su padre. Se especializo en la negociación de
valores públicos, prospero bastante deprisa y para 1815 había amasado una
fortuna considerable. Después de haber adquirido su fortuna en la Bolsa de
Londres, se convirtió en terrateniente. En 1819 fue elegido miembro del
Parlamento; retuvo el cargo hasta su muerte. En la Cámara de los Comunes
sus opiniones gozaban de autoridad, y se ha dicho que él fue el primero en
educar a la Cámara en el análisis económico.
Su interés por los problemas de la teoría económica se desarrolló hacia la
mitad de su vida. Su primer contacto con el tema parece datar de 1799,
cuando leyó a Adam Smith. En 1809 aparecieron publicadas sus primeras
opiniones sobre economía en forma de cartas a la prensa firmadas por “R”
en relación con la devaluación de la moneda.
Fue un liberal, partidario de políticas económicas que impulsaran el
crecimiento económico a base de garantizar a los capitalistas altos
márgenes de beneficio, de manera que vino a teorizar el proceso de la
Revolución Industrial Británica. Razono sobre la base de suponer que los
salarias no podía (ni debían) elevarse sobre el nivel de la mera subsistencia;
describió a la renta de la tierra como un ingreso parasitario que no contribuía
a la producción, pero que frenaba el crecimiento. Por la ley de los
rendimientos decrecientes, creía inevitable un proceso de elevación de las
rentas de la tierra y de los salarios de los trabajadores, que iría reduciendo
los márgenes de ganancia hasta provocar el fin del crecimiento capitalista.
Con su teoría de la ventaja comparativa argumento de manera convincente
en favor del librecambismo; y propugno la abolición de las Leyes de granos
británicas, mecanismo proteccionista que contribuía a enriquecer a los
terratenientes (que dominaban el Parlamento y la vida política), en
detrimento de los verdaderos creadores de riqueza, que eran los
empresarios capitalistas.
Ricardo fue por tanto, un portavoz cualificado de los intereses empresariales
surgidos al calor de la Revolución Industrial; y así se explica su influencia
sobre el resto de la escuela clásica (hasta John Stuart Mill) y sobre el
pensamiento económico ortodoxo del mundo capitalista hasta el siglo XX.
Sin embargo, también había en sus escritos elementos que permitieron
interpretaciones de tipo socialista, y de hecho el pensamiento económico de
Marx consistió en desarrollar las ideas de Ricardo hasta sus últimas
consecuencia: por ejemplo, Ricardo había asentado definitivamente la teoría
del valor-trabajo, según la cual solo el trabajo produce valor, de donde Marx
extrajo la conclusión de que los capitalistas explotan a sus trabajadores
porque detraen una parte de su trabajo (la plusvalía) para apropiárselos
como beneficios; también aprovecho Marx la idea ricardiana del estado
estacionado para profetizar un derrumbamiento inevitable del sistema
capitalista, agotado por sus propias contradicciones.
Miembro de la corriente del pensamiento clásico económico y uno de los
influyentes junto a Adam Smith y Thomas Malthus.
Continúo y profundizo el análisis del circuito de producción de la república,
cuyo origen se remonta a Quesnay y al fisiocratismo. Es considerado uno de
los pioneros de la macroeconomía moderna para su análisis de la relación
entre beneficios y salarios, uno de los iniciadores del razonamiento a la “Ley
de los rendimientos decrecientes” y uno de los principales fundadores de la
“Teoría cuantitativa del dinero”. Es por ello que es invocado por familias de
pensamiento económico muy diferentes, desde los neoclásicos hasta los
marxistas ingleses.
Este economista, cuya labor es particularmente importante por el lugar
destacado en que coloco al problema de la teoría del valor, especialmente al
poner de manifiesto con claridad que los problemas de la distribución
dependen de la teoría del valor, según la cual el precio o valor de los bienes
como costo de producción, depende de los mismos.
Defendió la libre circulación de los productos agrícolas y enuncio la Ley de
Hierro de los sueldos/Ley de Bronce de los salarios, según la cual “el salario
se reduce a lo estrictamente necesario que permitía al obrero subsistir y
reproducirse”, si el salario sube más de lo estrictamente necesario, la
población aumentara y al haber mayor oferta de trabajo, los salarios bajaran.
Esta teoría influyo en Marx para afirmar que el obrero nunca disfrutaría de
los beneficios del capitalismo.
IDEAS ECONOMICAS
Dedico una atención especial a la teoría del valor, considero que el valor de
cambio de las mercancías, venia determinado por la cantidad de trabajo
necesario para su producción.
Con respecto al valor de trabajo (salario), Ricardo considero igualmente que
vendría por el número de horas destinadas a la producción de los bienes de
subsistencia, que permitiera mantener al trabajador y su familia.
RENTA DE LA TIERRA
Ricardo dedico también gran atención al tema de la renta de la tierra. En esa
época en Inglaterra, los propietarios no explotaban directamente sus tierras
en la mayoría de las ocasiones, sino que las arrendaban.
La tesis que mantiene es que la renta de la tierra es debida a la diferente
fertilidad de la misma y a la ley de los rendimientos decrecientes. Según
Ricardo cuando la población es baja con respecto a las tierras disponibles,
solo serán cultivadas las mejores, no existiendo por tanto renta, ya que
nadie estaría dispuesto a pagarla mientras existan otras igualmente buenas
y no ocupadas. Lo mismo sucedería de no existir la ley de rendimientos
decrecientes, ya que si al aplicar mayor cantidad de trabajo y capital a una
misma tierra, se obtiene de ella rendimientos proporcionales, solo se
cultivarían las más fértiles y por tanto no habría renta.
COMERCIO INTERNACIONAL
La ventaja comparativa: Entre sus aportaciones destaca especialmente la
teoría de la ventaja comparativa, que defiende las ventajas del comercio
internacional y es una ampliación de la división del trabajo propuesta por
Adam Smith y opuesta a las teorías proteccionistas (que defendían la
producción del propio país y evitaban el comercio exterior).
OBRAS
Su primer título de teoría económica “El elevado precio de los lingotes, una
prueba de la depreciación de los billetes bancarios” (1809), defendía una
unidad monetaria fuerte cuyo valor dependería de algún metal precioso.
En su obra más importante “Principios de Economía Política y Tributación
(1817), expone teorías basadas en sus estudios sobre la distribución de la
riqueza a largo plazo.
“Principios de economía política y tributación” (1817), una obra breve que
contiene la formulación más sistemática y coherente del pensamiento
económico clásico.
La obra de Ricardo destaca por su razonamiento abstracto, simplificando la
realidad hasta definir un modelo teórico que dé cuenta del funcionamiento
esencial del sistema económico; se le considera por ello, el padre de la teoría
económica y el primer economista profesional.
Su obra más importante, “Principios de la economía política y tributación”,
apareció en 1817, constituye la exposición más madura y precisa de la
economía clásica; en el prefacio afirma que “el principal problema de la
economía política es determinar las leyes que regulan la distribución”.
Sin embargo sus escritos resultan tan condensados y complejos que muchos
lectores encuentran mejor expuestas sus ideas en los trabajos de Jean
Baptiste Say, Thomas Malthus y John Ramsey McCulloch.

JEAN-BAPTISTE SAY (1767-1832)


Economista y empresario textil francés Jean Baptiste-Say, este personaje de
origen protestante nació en Lyon el 5 de enero de 1767 y falleció en Paris el
15 de noviembre de 1832, fue el gran divulgador fuera de Gran Bretaña de
las ideas liberales de la escuela clásica y, muy particularmente, de su obra
fundacional: La riqueza de las naciones, de Adam Smith. Economista,
político, escritor, profesor, periodista y traductor. Fue miembro de la real
academia de las ciencias en Suecia y de la academia de ciencias de Rusia.
Tenía 3 hermanos, Denis, Jean-Honoré y Louis-Say, fundador de la azucarera
Beghin-Say, que actualmente sigue activa en España. De 1794 a 1800, fue
editor del periódico La Decade Philosophique, la publicación prestigiosa
francesa de corriente liberal.
Reconocido en toda Europa debido a su Tratado de economía política de la
cual la primera edición data de 1803, es autor también de la Ley de los
mercados o Ley de Say.
En 1803 durante el imperio napoleónico, publico su obra más famosa El
Traité d’économie politique, infortunadamente el trabajo no es bien recibido
por Napoleón Bonaparte, quien le pidió que reescribiese partes de la obra
para resaltar la economía de guerra basada en el proteccionismo y la
regulación. La negativa impidió a Say publicar una segunda edición del
Tratado, y fue despedido del Tribunado en 1.804.
Después de la primera abdicación de Napoleón en 1814, Say puede expresar
más libremente su pensamiento económico y publica la segunda edición de
su Tratado de 1814, dedicada al emperador Alejandro I de Rusia. A través de
sus muchas obras sobre economía política, fue invitado a dar una
conferencia en el Ateneo Real en 1816. Una tercera edición
del Traité apareció en 1817. En 1819 fue nombrado profesor de la Cátedra
de Economía Industrial del Conservatorio Nacional de Artes y Medidas. Ese
mismo año participó en la fundación de la Escuela Especial de Comercio e
Industria y en 1830, poco antes de su muerte, fue nombrado para el Colegio
de Francia, donde ocupó la primera cátedra de economía política. En 1826,
fue elegido miembro extranjero de la Real Academia Sueca de Ciencias.
Jean-Baptiste Say murió 14 de noviembre de 1832 en París y fue enterrado
en el cementerio del Père-Lachaise A su muerte, era el economista francés
más famoso.
La célebre Ley de los Mercados siguiendo la teoría clásica de Adam Smith y
de David Ricardo, dice que: "los productos, en última instancia se
intercambian por otros productos". O ley de Say, que asegura que en un
mercado libre es imposible una crisis general de superproducción, ya que la
oferta crea su propia demanda (o sea, que toda actividad productiva genera
rentas, salarios y beneficios suficientes para adquirir los productos que lanza
al mercado).
Su análisis innovador del impacto negativo de los impuestos sobre la
producción y el crecimiento económico fue importante para hacer entender
que el nivel de los impuestos no era indiferente para la actividad económica
del país.

THOMAS MALTHUS
(Rookery el 14 de febrero de 1766- 29 de diciembre
de 1834)

Está considerado como uno de los primeros demógrafos. Popularizó la teoría


de la renta económica desde el punto de vista práctico, aportó el resto de su
teoría respecto a las crisis y la demanda efectiva.
A diferencia de los economistas de su época, se planteó qué actuaciones de
política económica había que adoptar para evitarlas. 
Su principal libro fue “Ensayo sobre el principio de la población” (1798), en el
que afirmaba que la población tiende a crecer en progresión geométrica,
mientras que los alimentos sólo aumentan en progresión aritmética, por lo
que llegará un día en que la población será mayor que los medios de
subsistencia, de no emplear medios preventivos y represivos, el libro nació
como consecuencia de las discusiones entre Malthus y su padre; partiendo
de la teoría económica.
Quiere decir que en rápido crecimiento en contra de una cantidad limitada
de tierra significaba rendimientos decrecientes de la mano de obra. El
resultado de todo esto según Malthus seria habrán bajos salarios, lo que
impidió que el nivel de vida de la mayoría de la población se elevarse por
encima del nivel de subsistencia.

TEORÍA ECONÓMICA 
Teoría propuesta por Malthus. En términos generales, establece que la
población y la riqueza pueden crecer, pero hay un límite, alcanzado el cual,
se llegará a un "estado estacionario" en el que la vida será miserable,
convirtiéndose en supervivencia.

Publicó su "Ensayo sobre el principio de la población", quien sostenía que la


miseria era una consecuencia del papel desempeñado por malas
instituciones, ya que la Tierra podía alimentar a todos los seres humanos, y
lo único necesario era que mejorase la asistencia pública para conseguir así
una mayor igualdad social.

Esta no es más que su "teoría de la Demografía o teoría de la población",


que explicaremos más profundamente. Está basada en dos suposiciones:

a) Para la existencia del hombre son necesarios los alimentos.


b) La pasión entre los sexos es normal y permanecerá así en su estado
presente.

Se llega a esta conclusión: “Que el poder de la población para crecer es


infinitamente mayor que el que tiene la tierra para producir medios de
subsistencia para los Humanos”. Así, mientras la población crece en
progresión geométrica, la producción de alimentos lo hace en progresión
aritmética.

Gracias a este postulado, llega a la idea de que los momentos de crisis de


subsistencia se resolverían gracias a las hambrunas, guerras y epidemias por
las que disminuiría la población, sobre todo la perteneciente a los grupos
más desfavorecidos. 

Éste es el mecanismo por el que la naturaleza restablecía el equilibrio


natural entre población y medios de subsistencia. Es así como ante el
problema de las crisis, la solución propuesta por Malthus es entre otras, el
matrimonio tardío y la continencia prematrimonial.

 TEORÍA RESPECTO A LAS CRISIS Y LA DEMANDA EFECTIVA.


Señala dos causas principales de la crisis: ahorro excesivo e insuficiencia de
la demanda en relación a la producción, pues el descenso de la demanda de
productos, resultado de una contracción del consumo, conlleva a una
disminución del ahorro invertido en la fabricación, a su vez, de nuevos
productos.

Es así como Malthus crea el concepto de "demanda efectiva", cuya


insuficiencia podía determinar un receso de la producción y, en
consecuencia, una crisis económica. En este sentido,  definió claramente el
efecto que sobre la producción causaba una insuficiencia de la demanda
efectiva: "Si todas las personas se satisficieran con los alimentos más
simples, los vestidos más pobres y las viviendas más humildes, seguramente
no existirían otra clase de alimentos, vestidos y viviendas".

En cuanto al ahorro y la inversión, sostuvo que podía existir un desequilibrio


entre estos conceptos, y que el problema del excesivo crecimiento
demográfico podía debilitarse haciendo un esfuerzo por aumentar la
producción. Además, fue contrario a creer, al revés que sus
contemporáneos, en la neutralidad del papel del dinero. 

JOHN STUART MILL (1806 – 1873)


Pensador precoz, político liberal, filósofo y escritor, fue una de las mentes
más preclaras de su tiempo. Evolucionando desde el utilitarismo clásico
hacia una revisión «perfeccionista» del mismo (Perfecciona el utilitarismo de
Bentham, en su libro del mismo nombre) Stuart Mill ofrece interesantes
respuestas a los dilemas clásicos sobre el buen gobierno y la representación.
Respuestas que han tenido una gran influencia en la teoría política posterior
y que edificaron una concepción del ser humano como un ser capaz de
conseguir un desarrollo armónico sobre la base de una sociedad libre y
educada.

Fue el último gran representante del pensamiento económico clásico; quien


se caracterizó al igual que Smith por tener una concepción bastante amplia
del mundo. Con esta entrega finalizamos el repaso de la escuela clásica
ortodoxa ya que para ese entonces eran demasiado obvias las debilidades
de los modelos que fueron propuestos.

PRINCIPIOS DE LA POLÍTICA ECONÓMICA

Su obra principal se tituló Principles of political economy with some of their


applications to social philosophy (Principios de economía política con algunas
de sus aplicaciones a la filosofía social), esto refleja sus inquietudes en el
vasto mundo de la filosofía y la sociedad; lo que hacia de él un pensador que
buscaba de alguna manera mejorar la situación de los individuos de la
sociedad. Su obra, publicada en 1848 daba por sentado que las teorías
clásicas completas eran correctas y que no había problemas importantes por
resolverse.

Su obra se ve clasificada en cinco apartados (libros):

• El primer libro trata sobre los factores productivos (trabajo, capital y


materias primas), los requisitos de la producción (trabajo corporal y mental),
y los objetos naturales que pueden ser limitados o ilimitados.
• En el segundo libro expone cómo la distribución de la riqueza depende
de las instituciones humanas.
• En su tercer libro, titulado «El Cambio», J.S.Mill habla del concepto de
valor distinguiendo entre valor en uso medido por la utilidad de los bienes y
el valor en cambio medido por la capacidad de compra. El valor mide el
costo de producción y la ganancia ordinaria y lo que cuesta producir una
cosa es el valor del trabajo empleado, aproximadamente la suma de los
salarios, la ganancia y los impuestos.
• El cuarto libro, hace referencia a que varias son las causas
desencadenantes del progreso de la riqueza; entre ellas, el aumento gradual
de la producción y la población, un crecimiento perpetuado, el aumento de la
seguridad de las personas y de la propiedad que propician el aumento de la
producción y de la acumulación, el talento comercial, por citar algunos.
• Su quinto libro trata sobre las funciones del gobierno distinguiendo
entre necesarias y facultativas..

Mill concebía a la economía como una ciencia que usaba un método a priori;
es decir que luego de indicarnos supuestos se deducen las conclusiones.
Este método debe probar su eficacia, sin embargo, no siempre hay
concordancia en las palabras de Mill por lo cual se señalan unas causas
perturbadoras que no pudieron ser tomadas en cuanta en sus análisis. Pero
lejos de considerar esas causas estas fueron utilizadas como una excusa
para justificar las divergencias entre el modelo y la realidad.

CONTRIBUCIONES

LEYES DE LA PRODUCCIÓN Y DE LA DISTRIBUCIÓN

Respecto a sus contribuciones el mismo señaló que su único y más


importante aporte era la diferenciación entre las leyes de la producción y de
la distribución; es decir, respecto a las primeras dijo que éstas son de
carácter natural en donde la intervención humana no puede cambiar dichas
leyes, sobre las leyes de la distribución Mill afirma que son producto de
arreglos sociales y en sí, son las instituciones las que las construyen y
realizan la distribución. En este punto se diferenciaba de la gran mayoría de
pensadores clásicos quienes construyen un sistema que fue utilizado en la
política para cerrar los caminos a las masas oprimidas ya que según esta no
había forma de mejorar la retribución al trabajador pese a la buena voluntad
que se tuviera.
Mill señala que aparte de la competencia, las costumbres reflejadas en las
instituciones que habían prevalecido a través de la historia eran las
responsables de la distribución del ingreso y no solo la primera, como
generalmente lo asume la economía clásica.

LAISSEZ FAIRE

Mill se ubica en una posición intermedia que combinaba su convencimiento


de la teoría clásica con su interés por el bienestar social; él sabía que en
ausencia del intervencionismo del gobierno no necesariamente se daba la
máxima libertad y que existían restricciones e injusticias que solo la
legislación podía eliminar. Detrás de estos enunciados hay una aceptación
de que las relaciones entre la sociedad no son del todo armoniosas.

PORPIEDAD PRIVADA

Es un derecho que no debe ser considerado como absoluto así que la


sociedad puede interponer sus criterios cuando se genere un conflicto con el
bien público. Los elementos de la discusión de la propiedad privada,
responden al eclectisismo de Mill. Respecto al modelo de política económica
Mill acepta algunos elementos de la cátedra socialista pero no todos. Mill
inicia por afirmar que al observar la situación del modelo capitalista, prefería
un modelo socialista de desarrollo, pero luego se retracta considerando que
en comparación al modelo socialista prefiere al capitalista en su esplendor.

TEORIA DEL VALOR

La presentó en función de los costos de producción en la que los costos


monetarios representan fundamentalmente a los costos reales de las
desutilidades del trabajo y la abstinencia del consumo de los capitalistas.

No buscó la medida invariable como Ricardo, sino que se preocupó al estudio


de los precios relativos. Para que un bien tenga valor de intercambio debe
ser útil o difícil de obtener y solo en algunos casos muy inusuales el valor de
uso determina el valor de intercambio y consideró a esta clase de bienes
intrascendentes ya que son muy pocos los que tienen una curva de oferta
perfecta e inelástica.

Los bienes de la manufactura tienen una curva perfectamente elástica y


concluyó que el costo de producción es lo que determina el precio. Respecto
a los productos agrícolas, consideró que el precio depende de los costos de
producción prevalecientes en las circunstancias más desfavorables, lo que sí
estaba claro para él es que el equilibrio final se logra cuando la cantidad
demandada es igual a la cantidad ofrecida pero su terminología obscurece
los conceptos de oferta y demanda.

COMERCIO INTERNACIONAL

También fue objeto de su estudio y su principal consideración es la forma en


que las ganancias obtenidas del comercio internacional se repartían entre los
países. Fue más allá de Ricardo quien solo pudo dar una solución de
promedio. John Stuart Mill concluyó que los términos del comercio dependen
de la demanda que hay en ambos países por los productos importados, por
otra parte introdujo el concepto de los costos de transporte y analizó la
influencia de las tarifas impositivas en el comercio.
FONDO SALARIAL Y SINDICATOS

Para terminar, debemos conocer las reacciones de Mill sobre el fondo


salarial, al principio él aceptó la doctrina convencional, pero respaldaba la
formación de sindicatos ya que consideraba las desventajas del trabajador
desorganizado frente a los empleadores a la hora de negociar un salario.
Luego se retractó y afirmaba que la cantidad de fondos destinados al pago
de los salarios fuese determinada; una fuerza de trabajo y una tasa salarial
fijas.

Los trabajadores no podrían agotar dicha cantidad determinada, entonces la


tasa salarial no está determinada de manera inamovible y existe un gran
número de posibles salarios.

CONCLUSIÓN
Uno de los aspectos fundamentales es el hacer hincapié en la gran
importancia y los aportes de estos grandes pensadores de nuestra Economía
Clásica Mundial.
Llama la atención, preguntarnos: ¿Qué factores influyen en nuestra
economía actual?
La raíz de esto se establece, en la Naturaleza y el equilibrio, que hay entre la
población y medios de subsistencia, lo que se refleja en la producción y
distribución de estos medios, para alcanzarlos debe haber mano de obra,
para esto debe existir una división del trabajo, ósea una especialización, la
cual da movimiento al aparato económico, lo que se recompensa con un
salario o sueldo; a su vez origina la entrega de dinero que funciona de
manera intermediaria con la Ley de Say, es decir la oferta crea su propia
demanda a la hora de satisfacer nuestras necesidades.

La profesionalización de la economía, la contradicción cada vez más clara


entre la teoría y la práctica y la literatura de carácter humanístico, fueron los
focos desde los cuales se elaboraron los ataques a la doctrina clásica
concluyendo con la “caída” de la hegemonía de esta escuela, sin embargo,
no se puede pasar por alto, su importantísima relevancia ya que sentaron las
bases y los principios que imperan en la Política Económica actual.

BIBLIOGRAFÍA

 Colander, L. (2007). Historia del pensamiento económico, Mexico:


McGraw-Hill
 Ekelund, Hébert. (2006). Historia de la Teoría Económica y su método.
México: Mc Graw
 https://www.elblogsalmon.com/economistas.../economistas-notables-
jean-baptiste-say
 www.eco-finanzas.com/economia/economistas/J-B-Say_Pensamiento-
economico.htm
 https://kisaeconomista.wordpress.com/2016/03/27/la-economia-
politica-clasica-burguesa-en-inglaterra-adam-smith/
 Kahneman, D. and Chamorro Mielke, J. (2016). Pensar rápido, pensar
despacio. [Barcelona]
 Fernández Benayas, A. (2001). El Marxismo. Córdoba: El Cid Editor.

También podría gustarte