Está en la página 1de 3

ACUPUNTURA CUANTICA

“No había ningún epitafio en las tumbas, pero en cambio, habrían encontrado unos cientos de
discos de piedra de 30 cm de ancho, a los que se llamó “Piedras de Dropa“, con agujeros de 20 mm
de ancho en sus centros. Sobre las paredes habrían sido descubierto dibujos tallados, que
representaban el Sol naciente, la Luna, estrellas, la Tierra, montañas, y misteriosas líneas de
puntos que unían la tierra con el cielo. Los discos, y las pinturas rupestres se dice que datarían de
aproximadamente hace unos 12.000 años”.

Líneas de puntos axiatonales que unen planetas y estrellas con resonadores, en una relación de
paralelismo geométrico entre el cielo y la tierra, correspondidos en el espacio por la simetría axial
entre las poblaciones estelares y los resonadores de acupuntura.

El cielo y la tierra encuentran una relación de exclusividad en cada ser humano en el momento
preciso de su nacimiento al nutrirlo de Qi Cósmico, manifestando su axiatonalidad al ligar
planetas y estrellas con resonadores , tal como aconteció hace doce mil años cuando en la
Atlántida existían los acupuntores cuánticos.

Qi Cósmico proveniente de las poblaciones estelares, de las estrellas, que es canalizado por los
planetas, cada planeta en su estado cósmico que es manifestador de estados energéticos
particulares en cada ser.

Relaciones axiatonales propias de cada individualidad que se encuentra inserta en los ciclos de la
naturaleza y en wuxing (cinco movimientos) que el misterioso Yu armonizo con los ciclos del cielo
estableciendo una relación axial entre el cielo y la tierra a través de los resonadores que
conectados axialmente forman relaciones entre planetas y estrellas y el circuito energético de
cada ser.

Líneas axiales que refulgen como espejos, al unir planetas y estrellas en el macrocosmos y
resonadores en el microcosmos del ser humano en circuitos energéticos conectados por un Qi
Cósmico que resuena con exclusividad en cada ser.

La integración suprema y estelar entre cielo y tierra se manifiesta en las relaciones axiatonales
entre planetas, estrellas y resonadores en el proceso de transferencia de Qi cósmico del cielo a la
tierra. También me informó sobre algo llamado acupuntura axiatonal que sirve para regular el flujo
de Qi en la red de resonadores para elevar el nivel de vibración del ser conformado con el
Universo

El Qi cósmico se ha descrito como luz y energia que cuando fluye adecuadamente por nuestro
sistema energético restaura los demás sistemas de meridianos. Esta fuente de energía consiste
esencialmente en frecuencias descendidas de nuestro Cielo Superior en su alineamiento fractal
con nuestros resonadores. Cuando nos conectamos con nuestro Cielo Superior y abrimos al
Universo nuestros resonadores, aquellos escogidos por el Sol y la Luna para depositar el Qi
Cósmico, esas potencialidades superiores cósmicas se activaran, para entrar en condición de
resonancia con la geometría sagrada que nace de la música de las esferas.
La activación de los resonadores de tu energia vital y de tu energia psíquica les permite recibir Qi
Cósmico para sanar y equilibrar, activando los circuitos energéticos que están integrados con los
planetas en el momento de su nacimiento y que forman geometría sagrada cuando se integran las
energias planetarias a nuestro Sol (Yang) y a nuestra Luna(Yin).

El Qi Cósmico nos lo entrego el cielo en el momento de nacimiento, el hilo conductor de la energía


que proviene de las poblaciones estelares son canalizadas por nuestro Sol(Yang), y nuestra Luna
(Yin),dándonos una unicidad exclusiva, expresión del momento Cósmico que se identificó con
nosotros a partir de nuestra energia Yang (Sol) y nuestra energia Yin (La Luna) potenciando la
verdadera cura que se produce cuando cambiamos nuestro enfoque mental, ser conscientes del
proceso cósmico que estamos viviendo en nuestro cuerpo energético de luz.

La acupuntura axiatonal establece una relación entre resonadores y sistemas estelares


estableciendo entre el cielo y la tierra, una relación que forma una energética propia de cada ser
humano. A nivel terrestre es la acupuntura aplicada a los puntos Shu y su relación con los cinco
movimientos que se encuentra representada y correspondidos en el cielo por los planetas
presentes en los reinos mutantes y el ciclo biológico de la energia, a cada reino mutante le
corresponde un planeta y así estos están presenten en la energética de los cinco movimientos, en
el ciclo de generación y control, allí esa expresión planetaria de los reinos toma vida y ayuda a
construir la energética primigenia del ser humano. Entonces si tenemos representados en un
sincronario los tres niveles el Celeste, El Humano y el Terrestres podemos expresar esa energética
tal como la interpretaron los primeros chamanes cósmicos; si partimos a partir de los tres niveles y
del Yin y del Yang y los cinco movimientos y sobre todo de la comprensión del movimiento del
Cielo estaremos recorriendo el camino del Tao, pues el Tao es magia y movimiento, que da lugar a
una energia única que es el Qi.

Nuestros resonadores de acupuntura representan un puente energético entre el Cielo y la Tierra,


para que el Qi Cósmico que fluye a través de y hacia un determinado receptor de la energía vital
y psíquica de cada ser humano representado por el Sol Y la Luna y sus relaciones estelares que dan
lugar a conexiones axiatonales donde fluye una energia primigenia, propia de cada persona,
expresión de la totalidad mayor a traves de la unicidad y que está latente y que se activa cuando
las potencialidad del resonador se expresen produciendo la vivencia del ser humano en este plano
energético que la convección del acupuntor actuando como religador del cielo y de la tierra
pueden dirigir hacia una comprensión de nuestro momento energético, que enfermedades
podemos producir, a que resonadores podemos acudir para estar en equilibrio y como activando
en los momentos de los tránsitos podemos activar y producir o transmutar esa aspectos que
infieren cambios profundos que operan en la energética de cada ser humano a traves de su red de
meridianos y resonadores y que la astrologia armonica se encarga de interpretar a traves de la
carta natal esos aspectos tensos como cuadraturas y oposiciones y las conjunciones en el
momento de lo presentes en el nacimiento nos servirá para aproximarnos en dialogo constructivo
con el ser, con ese ser que necesita tal vez de una rehabilitación, tal vez de una reorientación que
lo situé en ese deber ser cósmico y lo lleve por los nuevos senderos del Dragón con la magia de la
puntura celeste.

Todos nosotros somos seres energéticos, provisto de una energia común y propia que vive en
constante expresión, los seres humanos intuitivamente vivimos esa expresión cósmica por nuestro
ADN, emitimos energia, la trasmutamos y equilibramos a traves de nuestro sistema energético de
meridianos y resonadores, a traves de nuestra intención y un proceso de concientización
planetaria.

El hombre resonando con los vastos ritmos cíclicos del Eón, el hombre con una conciencia eonica
en un estado constante de revelación a un nuevo tipo de conocimiento cuántico es ahora posible.
Estar en un constante estado de revelación de conciencia eonica, estableciendo una comunicación
siempre fluyente entre la totalidad mayor y la totalidad menor, cuando ese ser no manifiesta sus
posibilidades sufre de desequilibrios o estados mentales y psíquicos que interpretan
erróneamente la realidad y enferman al ser. El individuo sensible, que vive en sincronía, es
inspirado; y vuela a las estrellas, puede recibir una revelación. El acupuntor que desea obtener el
cielo debe estar dedicado primero al equilibrio energético de su propio organismo físico y
asimismo al de los cuerpos sutiles, dando total atención a la acción correcta, alimentación,
respiración y reservando tiempo para la meditación, así en esa conexión el paso de la energía, de
religar el cielo con la tierra, de armonizar ese ser con su Qi Cósmico podrá representar su misión
cósmica el de ser un religador.

En esta luna llena de expansión del conocimiento momento de inspiración y revelación ilumina a la
razón dándole el cielo a la expresión geminiana y la inspiración necesaria para que su palabra
cotidiana se vuelva magia inspiradora posibilidades de nuevas perspectivas se amplía el horizonte
y se expande la conciencia y geminis lo baja y lo vuelve colectivo lo vuelve un quehacer inspirado