Está en la página 1de 7

Caso clínico Neonatos

Procesos Precurrentes de la comunicación oral

Fecha de Envió: miércoles,18 de Marzo.


Estudiantes: Paula Molano, Nory Martinez y Karen González

Nombre: N- N
Edad Cronológica: 1 y medio mes de Nacimiento
Edad Gestacional: 33 semanas.
Estrato socioeconómico:2
Barrio: San Cristóbal
Núcleo Familiar: Conformado por papá, mamá y 2 hermanos de 4 y 6 años.

Antecedentes Clínicos:

Lactante menor en unidad de cuidado intensivo neonatal, en incubadora, signos


vitales de frecuencia cardiaca de 130 l/m, saturación: 84%, antecedente de
prematurez de 33 semanas, peso de 900 gramos, quien requirió ventilación invasiva
con tubo orotraqueal por 8 días, alimentación enteral con sonda orogástrica por 4
semanas. Inicia alimentación con lactancia a las 36 semanas de nacimiento,
aumenta 400 gramos. Actualmente con oxígeno por cánula nasal, signos clínicos de
apnea durante la alimentación que comprometen su proceso de succión – deglución
– respiración.

- Diagnóstico médico de deficiencia cardiovascular congénita.


- Dificultades para la coordinación succión – deglución y respiración
- Regurgitación nasal – insuficiencia velopalatina.
- Episodios eméticos después de comer
- Cambios en la coloración después de la alimentación
- En lactancia movimientos de adosamiento labial a pezón y acanalamiento
lingual débil, baja presión intraoral.
- Reflejos orales presentes: succión con frecuencia entre 1 a 3 succiones ante
estímulo, reflejo de búsqueda incipiente y mordedura.

Resolver las siguientes preguntas:

1. Investigar qué influencia tienen las patologías citadas anteriormente


sobre la deglución del bebé.

Regurgitación nasal - insuficiencia velopalatina, él neonato al no tener un


buen cierre del velo o no tener suficiente fuerza para elevar el velo del
paladar, hará que la leche o el alimento que consuma se devuelva por la
naso faringe y salgo por sus fosas nasales. Hay que tener en cuenta como lo
sostiene la madre mientras hace succión nutricia, no hay que tenerlo
totalmente acostado porque puede causar mayor regurgitación nasal.
Al no tener buenos movimientos de adosamiento labial a pezón el niño no
tomará con fuerza y de forma adecuada el pezón y no succiona la leche
suficiente para alimentarse bien, el acanalamiento lingual débil va a
significar que el niño no podrá enviar el bolo alimenticio con mayor precisión
ni fuerza hacia su faringe. La baja presión intraoral; el neonato no tiene
mucha fuerza en su zona intraoral por lo que se le dificulta aún comer del
seno de su madre.
Dificultades para la coordinación succión – deglución y respiración al
haber recibido alimentación enteral con sonda orogástrica, el neonato aún no
ha aprendido ha realizar esta coordinación de manera perfecta pues hasta
ahora fue puesto al seno de su madre, después de tener alimentación enteral
con sonda orogástrica y ventilación invasiva con tubo orotraqueal, para él es
nuevo tener que succionar y más que nada coordinar la S:D:R teniendo en
cuenta que presenta apnea al momento de hacerlo y no solo eso sino que por
recibir alimento y ventilación al tiempo por su boca puede que le tome un
tiempo aprender como hacerlo pues lo único que conocía era este método de
alimentación y respiración.
La deficiencia cardiovascular congénita puede ser un factor a tener en
cuento en cuanto a la deglución del niño pues esto afecta la respiración del
niño lo que hace que tenga apnea al momento de la deglución pero esto se
tendrá que mirar la evolución del niño al momento de hacer succión nutricia.

2. Exponer e indagar los signos y síntomas.

TABLA DE SIGNOS VITALES


Edad Frecuencia Frecuencia Temperatura Saturación
respiratoria cardiaca/Pulso

Lactante ________ 130 l/m ________ 84%


menor
(Mes y medio)

Lactante 30-40 75-165 36,6ºC - 90-100%


respiraciones (Promedio 37,8ºC
por minuto 120)

Nota: La fila de color verde nos indica cómo debería tener los signos vitales el
paciente.

De esta tabla podemos deducir lo siguiente:


➔ El bebé debe tener una frecuencia respiratoria normal, durante los
momentos que no está lactando. Tiene ayuda de un ventilador invasivo
por medio de tubo orotraqueal.
➔ Como el bebé nació bajo de peso debe estar bajo condiciones
térmicas cuidadosamente reguladas que se aproximen a un ambiente
térmico neutro, manteniendo su temperatura dentro de los estándares
normales, es decir, entre 36,6ºC - 37,8ºC.
➔ Su frecuencia cardiaca se encuentra por encima del promedio de 120
l/m, sin embargo está entre los parámetros normales.
➔ La saturación está entre los parámetros normales.

ANTECEDENTES

Semanas (Edad gestacional) 33 semanas (Prematurez)

Peso 900 gramos

Alimentación alimentación enteral con


sonda orogástrica por 4
semanas

Madurez Inmadurez: requirió


ventilación invasiva con tubo
orotraqueal por 8 días

De esta tabla podemos inferir lo siguiente:

➔ Como su peso es inferior a 1500 gramos no se puede evaluar al bebé,


sin embargo, si se debe manipular al bebé a la hora de la alimentación
ya que debe mantener un ángulo de 30 a 45º.
➔ Posiblemente no tiene coordinación de los órganos y estructuras que
intervienen en la alimentación por ende se debió tomar el método de la
sonda orogástrica para poder alimentar al bebé y dotarlo de los
nutrientes que necesita.
➔ Es un bebé que no está bien desarrollado para cumplir la función de la
espiración e inspiración ya que necesito de ventilación invasiva con
tubo orotraqueal

ACTUALMENTE

Semanas (Edad cronológica) 36 Semanas

Peso Aumento 400 gramos

Alimentación Inicia alimentación con


lactancia
Madurez Con oxígeno por cánula nasal
Apnea durante la
alimentación

De esta tabla podemos inferir lo siguiente:


➔ Su peso aumentó desde que empezó a consumir leche materna
➔ El sistema respiratorio del bebé sigue inmaduro porque aún requiere
de un dispositivo que lo ayude como lo es el oxígeno por medio de
cánula nasal.
➔ Aunque genera apneas durante la alimentación no es preocupante
porque no tiene presenta bradicardia.

3. Cuáles son las pruebas y posibles resultados.


➔ Cuando observamos al bebé, le podemos aplicar una escala de evaluación
según su comportamiento a la hora de alimentarse, la cual se completaría
siguiendo los siguientes ítems.

ESCALA DE EVALUACIÓN DE LA SUCCIÓN NUTRICIA


Sin embargo, como no tenemos todos estos datos a nuestra disposición,
desarrollamos una tabla con los datos que consideramos relevantes para su
evaluación.
➔ Evaluación clínica de la succión:
Se evalúa específicamente introduciendo un dedo enguantado entre los
labios del lactante, tocando la lengua en su porción anterior, la encía y el
paladar duro, se espera que el bebé reaccione frente a este estímulo con
movimientos alternados de succión que contarán con períodos de reposo, en
esta evaluación se deben observar los siguientes aspectos.

Aspectos Resultados

- Integridad, aspecto y - reflejo de búsqueda


postura de los órganos incipiente y mordedura.
fonoarticulatorios

- Fuerza - Débil

- Ritmo de la succión - Indefinido

- Cierre labial - Movimientos de


adosamiento labial a
pezón.

- Presión intraoral - Baja presión intraoral.

- Frecuencia de las - Succión con frecuencia


succiones entre 1 a 3 succiones
ante estímulo.

- Ritmo respiratorio - 30-40 respiraciones por


minuto

4. Que diagnostico se puede hipotetizar.

➔ El bebé tiene alteraciones en tres de las áreas del sistema


Estomatognático, respiración, succión y deglución. Estas se deben a la
inmadurez del desarrollo del niño por su prematurez, produciendo
afectaciones en la zona intraoral, en los reflejos oromotores, la fuerza
y flexibilidad de los músculos para la deglución e incoordinación de las
estructuras para la succión y la respiración, resaltando que el sistema
respiratorio del bebé se encuentra muy inmaduro.

5. Conducta de alimentación y Pronóstico.


- No recibe alimentación de manera natural sino a través de
alimentación enteral que le posibilita recibir los nutrientes requeridos
para sobrevivir, esta situación le dificulta al bebé estimular sus órganos
a través de las funciones oromotoras.
- Presenta succión inmadura que se caracteriza por 3 a 5 succiones
sucesivas en las cuales la succión y la respiración no coinciden con las
succiones.
- En relación a la succión ésta se encuentra débil, con selle labial
inadecuado, mejillas y mandíbula con poca estabilidad lo que le impide
así una buena succión.
- En este caso se tendrá en cuenta la necesidad de crecimiento
compensatorio necesario para superar el déficit energético acumulado
durante las primeras semanas de vida, por lo cual se recomienda un
aporte de 110 a 140 kcal/kg/día.
- Presenta una desventaja anatómica para succionar e inclusive
dificultad en la deglución. El bebés presenta un aspecto físico
característico: son delgados, su piel es lisa y brillante, tienen un tórax
frágil, cabeza de mayor tamaño en relación a su cuerpo y sus
extremidades delgadas.
- Una alimentación eficiente no se basa sólo en el acto de succionar.
Para que la transición de la alimentación por sonda a vía oral ocurra
con éxito, un patrón respiratorio adecuado es uno de los aspectos que
deben ser considerado para que haya buena coordinación de la
succión, deglución y respiración, así como una organización postural
global del recién nacido.

6. Formule estrategias de intervención.

- Enseñar a la madre las diferentes posturas para alimentar al neonato


para que no haga regurgitación nasal.
- Posicionamiento se dará al sujetar la cabeza del niño por la base del
cráneo con los dedos índice y pulgar, y el resto de la mano entre las
clavículas y las escápulas para darle soporte. Se debe colocar al bebé
sentado sobre las piernas de la madre o del terapeuta a cargo. Con
esta posición se logra mantener la cabeza alineada, ligeramente
elevada, para permitir que el paso del líquido por la orofaringe sea
seguro, principalmente cuando el niño tiene disfunción velo-palatina o
alteraciones respiratorias que provocan desaturación de oxígeno y
fatiga.
- Se debe realizar apoyo mandibular con los dedos medio y anular de la
mano con que se sostiene el biberón al momento de la alimentación.
Mediante este soporte, se ayuda a que el bebé cierre mejor la boca al
succionar y a que no tenga tanta entrada de aire o persista con la
mordida fásica.
- Estimulación sensorial o acciones de labios, mandíbula, lengua,
paladar blando, laringe y músculos respiratorios que influyen en el
mecanismo fisiológico de la orofaringe para mejorar sus funciones, por
tanto la estimulación actuará como un optimizador del proceso de
ingestión de alimentos.
- Activación de reflejos que corresponde al reflejo de arcada, reflejo de
mordida, reflejo de succión, reflejo de protrusión lingual, lateralización
lingual y reflejo de deglución. Los cuales garantizan la función de
alimentación inmediatamente y son la base para la emergencia de
respuestas similares voluntarias
- Estimulación de succión no nutricia para que el niño comience a
fortalecer su zona intraoral, aprenda a hacer un mejor acanalamiento
lingual y aprenda a elevar su velo del paladar completo, también
aprenda hacer un buen adosamiento labial.
- Se debe hacer succión nutricia no solo con el seno sino también con
jeringa o vaso para que de esta manera no haya regurgitación nasal
mientras la madre aprende a como darle seno.
- Teniendo en cuenta su deficiencia cardiovascular congénita, se
sugiere siempre esté monitoreado para saber si su frecuencia
cardiaca, saturación va en descenso o en aumento según se vea
registrado, para así saber si se puede hacer la intervención
dependiendo sus signos vitales.
- Que siga con oxígeno por cánula nasal hasta que se observe que
puede comer sin hacer apnea y más que nada por su condición de
deficiencia cardiovascular congénita.
- Revisar si la apnea que hace al momento de comer del seno es
porque aún no coordina bien S:D:R, quizás porque el seno de su
madre sea muy grande y le tape la vía aérea.