Está en la página 1de 2

( Palabras de bienvenida )

"A 131 años de la desaparición física del Padre del aula, Don DomingoFaustino Sarmiento, nos encontramos aquí para
recordarlo y rendirle nuestro homenaje. En su persona pretendemos valorar la acción de todos los maestrosy profesores que
diariamente hacen de la Educación, más que un trabajo: una razón de vida.De esta manera, damos comienzo a este acto"

( Izamiento de la Bandera de la Institución)

“Donde hay Bandera, hay escuela. Donde hay escuela, hay un maestro quecontinúa la labor de aquel que hizo de la
docencia su motivo de vida” Invitamos a todas las docentes a izar la Bandera del Jardín.

(Ingreso de la Bandera de Ceremonia)

"Para que presida nuestro acto, demos la bienvenida a nuestra Bandera deCeremonia."
Bandera ArgentinaPortada por: ……………………………….……………………
sus escoltas:………..……………………………..; …………….……………………………..
.Bandera Provincial portada por: ……………………..................................................
escoltas...............................................................................................................

Himno Nacional
"Unidos en un mismo sentir, entonemos con orgullo las estrofas de nuestra canción patria.
Tratemos de recordar, en este momento, y a modo dehomenaje, la voz de aquella maestra o profesora de música que nos la
enseñó para que hoy la cantemos con orgullo , a viva voz, junto a nuestros hijos. "

11 DE SEPTIEMBRE:"DÍA DEL MAESTRO"

El 15 de febrero de 1811 en la provincia de San Juan nació el sexto hijo de la familia Sarmiento. Se llamó Faustino Valentín,
pero le decían Domingo o Dominguito. Vivían en una casita humilde, sin terminar. El papá don Clemente Sarmiento, era
soldado de la Patria. Lo que ganaba no le alcanzaba para mantener a los suyos. Por eso la mamá, doña Paula Albarracín,
tejía mucho en su telar. Hacía ponchos, telas y mantas, para luego venderlos y juntar lo que necesitaba para vivir y terminar
la casita.
A Dominguito, como a todos los niños, le gustaba jugar, claro, pero lo que más deseaba era aprender a leer. Lo logró a los
cuatro años. Se pasaba horas y horas leyendo, en el patio de su casa, bajo una gran higuera; mientras su mamá tejía en el
telar.
A los cinco años, Domingo ya leía muy bien, Desde entonces, los libros fuero sus amigos inseparables.
Fue a la “Escuela de la Patria”, donde durante nueve años, se destacó como un alumno ejemplar… ¡y también, por no haber
faltado ni un solo día a clase!
Quería aprender…para saber y, así, después poder enseñar todo lo que había aprendido.
A la edad de quince años, viajó con su tío a la provincia de San Luis. Allí, en el pueblito de San Francisco del Monte, fundó
una escuelita, donde enseñó a los campesinos y a sus hijos a leer y escribir.
Había cumplido su sueño: ¡SER MAESTRO!
Domingo Faustino Sarmiento trabajó y estudió mucho, muchísimo.
Apenas terminó la escuela elemental, necesitó trabajar para ayudar a su familia. No pudo seguir estudiando en los colegios
de Buenos Aires ni en los de Europa.
Sin embargo, ¡no se conformó!
Se esforzó sin descanso, por aprender y aprender.
Trabajó como empleado en una almacén y, en sus ratos libres, leía y estudiaba.
¡quería progresar, superarse!
Un día, debió irse por un tiempo a Chile. Allí fue maestro, y minero en una mina de plata. Pero, por las noches, ¡seguía
estudiando! Aprendió inglés y francés, para poder leer libros importantes en esos idiomas.

De regreso a su Patria, además de maestro, fue periodista, soldado, director de una escuela… Escribió libros muy
interesantes. Llegó a ser gobernador de San Juan. Fundó muchas escuelas y bibliotecas.
Fue embajador en los Estados Unidos.
Y … ¡Presidente de la Nación!

Como hemos visto, muchos valientes como Manuel Belgrano y José de San Martín, lucharon por la libertad de la Patria.
Domingo Faustino Sarmiento también luchó…, pero por la Educación y el progreso ¡ contra la ignorancia!
Y como un sembrador que pone semillitas en la tierra para que nazcan plantitas…,él “SEMBRÓ” escuelas en todas partes: en
las ciudades, en los campos, en las montañas, en los pueblitos…
YCreó escuelas primarias, secundarias y de minería, agricultura y ciencias.
Por eso, lo recordamos con muchísimo cariño.
Murió un 11 de setiembre de 1888, en Paraguay.
Su obra fue tan importante que se lo nombró “Maestrode América”.

(Palabras de la Señora Directora)


" Ahora nos dirigirá unas palabras, la señora directora del Jardín de Infantes n°343, Profesora Andrea Recarte"

(Despedida Bandera Ceremonia)


Para dar paso a la parte no formal de esta celebración, despedimos con respeto y en silencio a nuestra Bandera de
Ceremonia"