Está en la página 1de 2

HERIDA: es toda pérdida de continuidad de la piel o de las mucosas, secundaria a una

incisión (cortadura), y/o traumatismo que produce una comunicación entre el interior de la
herida y el exterior.

 Características de la herida

La inspección de la herida se hará con buena iluminación y con las mayores medidas de
asepsia posibles:
– Hemorragia, localización, forma, extensión y longitud de la herida.
– Bordes de la herida, limpios o contusos.
– Profundidad, a qué estructuras afectan.
– Grado de suciedad, cuerpos extraños.
– Grado de contaminación, por el tipo del agente traumático y el tiempo transcurrido
desde la lesión hasta el tratamiento.

 Clasificación de las heridas según su gravedad:


 Leves: Solo piel
 Complicadas; Si compromete otros segmentos corporales.

 Clasificación de las heridas según grado de contaminación:


 Limpias: menos de 6 h de evolución, con mínimo daño tisular y no penetrantes.
 Sucias: más de 6 h de evolución, penetrantes o con mayor daño tisular.

 Clasificación de las heridas quirúrgicas según el grado de contaminación:

Especial mención debe hacerse a una clasificación universalmente aceptada de las


heridas quirúrgicas, según su grado de contaminación:

Heridas limpias: Se habla de herida limpia cuando el procedimiento, ceñido a la técnica


aséptica, no entra dentro de un órgano o cavidad del cuerpo normalmente colonizada.
La reparación electiva de una BLEFAROPLASTIA es un ejemplo de procedimiento
operatorio limpio.
El riesgo de es mínimo y se origina en contaminantes del ambiente del quirófano o del
equipo quirúrgico o, más comúnmente, de la colonización de la piel. El patógeno más
común es el Staphilococcus aureus. Las tasas de infección en esta clase de
procedimientos deberían ser del 2% o menos, dependiendo de otras variables clínicas.

Heridas limpias-contaminadas: Un sitio quirúrgico limpio-contaminado se ve cuando el


procedimiento operatorio entra en un órgano o cavidad del cuerpo colonizado, pero bajo
circunstancias electivas y controladas.  Contaminantes más comunes son bacterias
endógenas del propio paciente.

Heridas contaminadas
Los procedimientos contaminados ocurren cuando está presente una contaminación
grosera en el sitio quirúrgico en ausencia de infección obvia. 

Heridas sucias
Los procedimientos quirúrgicos realizados cuando existe una infección en el sitio
quirúrgico, son consideradas heridas sucias. Pueden encontrarse gérmenes
multirresistentes en las heridas sucias, si la infección ha ocurrido en un hospital o en
pacientes que recibieron previamente terapia antibiótica.

Cicatriz
Una cicatriz es un parche de piel permanente que crece sobre una herida. Se
forma cuando el cuerpo se cura después de una cortadura, un raspón, una
quemadura o una llaga. Las cicatrices también pueden resultar tras una cirugía
donde se corte la piel, infecciones o afecciones de la piel, como el acné.
Las cicatrices suelen ser más gruesas, así como más rosadas, rojas o brillantes
que el resto de la piel.
La apariencia de sus cicatrices depende de:

 El tamaño y la profundidad de la herida


 Su localización
 El tiempo de curación
 Su edad
 Su tendencia hereditaria a la cicatrización.
Existen tres etapas para la Cicatrización:
1. Inflamatoria: con aumento de la vascularización, la llegada de células
inflamatorias y plaquetas, con la formación del tapón y la costra superficial.
2. Proliferativa: donde se produce la acumulación de fibrina y colágeno,
comenzando así a formarse la regeneración y tensión de la herida. Las mismas
fibras serán las encargadas al final de esta fase de tensar los bordes de la herida.
3. Remodelación: comienza aproximadamente al mes y se prolonga a un año o
más, en la que se produce la reabsorción del colágeno, limitándose a mantener
solo las fibras que se encuentran en relación a la línea de la herida .

Las cicatrices suelen desvanecerse con el tiempo, mientras se curan, pero nunca
desaparecen completamente. Si la apariencia de una cicatriz le molesta, se puede
utilizar maquillaje para cubrirlas. Existen determinadas técnicas dermatológicas
que ayudan a hacer menos visibles las cicatrices. No obstante, el tratamiento solo
mejora la apariencia de la cicatriz, pero no la borra por completo, hay varios
tratamientos que pueden minimizarla entre ellos se encuentran la revisión
quirúrgica, la dermoabrasión, los tratamientos con láser, las inyecciones, la
eliminación de células muertas con productos químicos y las cremas.