Está en la página 1de 2

PLATO "MITO SOBRE LA CUEVA"

Estado: Libro Siete

“Después de eso, puedes comparar nuestra naturaleza humana en términos de iluminación y falta
de iluminación con este estado ... Imagina que las personas están en una vivienda subterránea
como una cueva, donde un amplio brillo se extiende a todo lo largo. Desde temprana edad, tienen
grilletes en los pies y en el cuello, por lo que las personas no se mueven, y solo ven lo que está
frente a sus ojos, porque no pueden voltear la cabeza debido a estos grilletes. La gente da la
espalda a la luz que emana de un fuego que arde muy arriba, y entre el fuego y los prisioneros
pasa el camino superior, cercado, imagina una pared baja, como la pantalla detrás de la cual los
magos ponen sus ayudantes cuando muestran muñecas en la parte superior de la pantalla.

"Me imagino eso", dijo Glavkon.

- Imagine también que detrás de esta pared otras personas llevan varios utensilios, sosteniéndolo
de modo que sea visible sobre la pared; llevan estatuas y todo tipo de imágenes de seres vivos
hechas de piedra y madera. Al mismo tiempo, como de costumbre, algunos de los transportistas
están hablando, otros guardan silencio ...

... En primer lugar, ¿crees que al estar en esta posición, la gente ve algo, ya sea propio o ajeno, a
excepción de las sombras proyectadas por el fuego en la pared de la cueva frente a ellos? ...

- Si los prisioneros pudieran hablar entre ellos, ¿no crees que darían los nombres exactamente lo
que ven? ...

- Siguiente Si en su calabozo se hizo eco de todo lo que cualquiera de los que pasaban no diría,
¿crees que atribuirían estos sonidos a otra cosa, y no a la sombra que pasa? ...

"Tales prisioneros habrían confundido completamente y completamente con la verdad la sombra


de los objetos que llevan ..."

... Pero cuando uno de ellos está encadenado, lo hacen ponerse de pie de repente, girar el cuello,
caminar, mirar hacia arriba: hacia la luz, hará todo esto dolorosamente, no podrá mirar esas cosas,
la sombra de lo que vio antes ...

- Aquí necesitamos un hábito, ya que tiene que ver todo lo que está allá arriba. Debe comenzar
con lo más fácil: primero mire las sombras, luego los reflejos en el agua de las personas y varios
objetos, y solo luego en las cosas mismas; al mismo tiempo, sería más fácil para él ver el cielo y el
cielo mismo, no de día, sino de noche, es decir, mirar la luz de las estrellas y la luna, y no el sol y su
luz ...

... Recordando su antiguo hogar, la sabiduría local y su compañero de prisión, ¿no consideraría una
dicha cambiar su posición y no lamentaría a sus amigos? ...

- Y si se rendían honores y alabanzas entre ellos allí, recompensaban al que se distinguía con la
vista más aguda al observar los objetos que pasaban y mejor que otros recordaban lo que
generalmente aparecía primero, y lo que sucedió después, y lo que sucedió simultáneamente, y
sobre esta base. predijo el futuro, ¿qué crees que todos los que ya se han liberado de los lazos
habrían deseado todo esto, y habría envidiado a aquellos a quienes los prisioneros veneran y que
influyen entre ellos? ...

“Considera una cosa más: si esa persona volviera a bajar y se sentara en el mismo lugar, ¿sus ojos
no se habrían cubierto de oscuridad con una salida tan repentina del Sol? ...

"¿Y si nuevamente tuviera que competir con estos prisioneros eternos, analizando el significado de
esas sombras?" Hasta que su visión se opacara y sus ojos se acostumbraran, y tomaría una
cantidad considerable de tiempo, ¿no parecería ridículo? Comenzarían a hablar de él, que desde
su ascenso regresó con la vista dañada, lo que significa que ni siquiera debería intentar subir. ¿Y
quién comenzaría a liberar a los prisioneros para conducirlos, no lo matarían si él cayera en sus
manos? ...

... El ascenso y la contemplación de las cosas de arriba, es el ascenso del alma al reino de lo
inteligible ... Entonces, esto es lo que veo: en lo que se sabe, la idea del bien es el límite, y es difícil
de distinguir, pero solo es necesario distinguirlo allí , ya que esto sugiere la conclusión de que es
ella, la causa de todo lo que es correcto y bello. En el ámbito de lo visible, ella da lugar a la luz y a
su maestro, y en el ámbito de lo inteligible, ella misma es la amante, de quien dependen la verdad
y la comprensión, y una persona que quiere actuar conscientemente en la vida privada y pública
debe mirarla.

"Estoy de acuerdo contigo tanto como puedo".

- Entonces, acompáñame al mismo tiempo en esto: no te sorprendas de que quienes vienen a todo
esto no quieran hacer asuntos humanos; sus almas siempre luchan.

... ¿Y es realmente sorprendente, en su opinión, si alguien, pasando de la contemplación divina a


la miseria humana, no parece importante y parece extremadamente ridículo? Su visión no está
acostumbrada, pero mientras tanto, antes de acostumbrarse a la oscuridad circundante, se ve
obligado a hablar en la corte o en otro lugar y luchar por las sombras de la justicia o las imágenes
que proyectan estas sombras, por lo que debe discutir sobre ellas con ese espíritu, como las
personas que nunca han visto justicia perciben esto ”

También podría gustarte