Está en la página 1de 2

Origen de la criminalidad

La generalizada inconsciencia social reflejada en la violencia que vive el


venezolano día a día, y que se ha filtrado en su cultura, son según la opinión
de Fermín Mármol León, las principales raíces que deben ser atacadas. "La
violencia es el producto de los problemas sociales que posee cualquier país.
En Venezuela, los graves problemas de descomposición social son los
principales productores de una criminalidad implacable y asesina". Asimismo,
uno de los factores que ha carcomido a la sociedad de nuestro país es el
desamparo paterno y materno de la infancia venezolana, afirma Mármol León.
"La niñez en situación de abandono es un vivero para la formación de futuros
delincuentes, ya que genera un odio social que se evidencia en adolescentes
de 14, 15 y 16 años, quienes son los protagonistas de los asesinatos que se
realizan de forma violenta cada fin de semana. La situación se agrava cuando
estas bandas, que son producto de la niñez abandonada crean su historia, su
propio lenguaje y en consecuencia su propia cultura en el país". Se nos volvió
costumbre "Pareciera que el venezolano se acostumbró a vivir en medio de la
violencia y la inseguridad, y esto es gravísimo, porque la sociedad al
resignarse no es capaz de despertar y presionar al Gobierno para que defina
políticas que nos permitan vivir tranquilos", enfatiza Mármol León. El ex
ministro de Justicia atribuye a la falta de una política de Estado contra la
inseguridad el alto índice de criminalidad. "Un Gobierno que maneja un Estado
debe definir políticas prioritarias, y en este caso, de acuerdo con las
estadísticas que se han hecho en Venezuela, el mayor problema que incide y
gravita sobre los venezolanos es la inseguridad, pero el Gobierno
lamentablemente no ha definido una política criminal coherente para enfrentar
esta situación". Lo expuesto por Fermín Mármol León es reforzado por los
estudios estadísticos avanzados por Alfredo Keller y asociados, donde se
evidencia que la gestión implementada por el Gobierno de Hugo Chávez Frías,
durante estos últimos años en materia de seguridad, recibe un 85% de
rechazo. ¿La solución? Las probabilidades para que la situación de alta
criminalidad que padece el país sea solventada, están enmarcadas, para
Mármol León, sobre la base de medidas preventivas y represivas que no tan
sólo recaigan en una acción policial, pues "si a estos problemas sociales no se
les buscan soluciones sociales, que sigan una línea tanto preventiva como
represiva, seguirán marcando la pauta sobre la criminalidad venezolana"
aclara. Fermín Mármol León destaca que "a medida que el país se ha
desarrollado y crecido, hemos recibido corrientes migratorias de otros países
con problemas sociales aún más marcados que los del venezolano, y todo eso
ha ido gravitando sobre los niveles de descomposición que posee el país. Hoy
en día el delincuente venezolano es mucho más agresivo que quizás el de
hace 10 o 15 años atrás". Por ello, el experto reitera que es el Estado quien
está obligado a brindar una seguridad ciudadana eficaz, y la población quien
debe reclamar acciones contundentes, para por lo menos minimizar los índices
de criminalidad en Venezuela en un corto plazo. Reforma paliativa "La reforma
policial es importante, pero no podemos vender la creación de la llamada
Policía Nacional como una solución definitiva para los altos índices de
criminalidad. Yo estoy de acuerdo con la depuración de los organismos
policiales, con que cada cuerpo policial tenga su función específica y se
apliquen las políticas necesarias para su descentralización, pues eso
contribuye a la acción represiva contra la criminalidad. Pero esto no será una
solución definitiva para el problema, porque se trata tan sólo de la aplicación
de una medida represiva y los problemas sociales deben ir acompañados de
unas medidas preventivas que aminoren su proliferación". Perfil del experto
Fermín Mármol León escribió su vida al convertirse en el primer comisario de
la extinta Policía Técnica Judicial (PTJ), donde dio vida, tras ocupar todos los
cargos del escalafón, a la época más gloriosa que cuerpo de seguridad alguno
haya gozado a nivel mundial. Notable criminólogo, escribió uno de los libros
más célebres en la historia de nuestro país, "Cuatro crímenes, cuatro
poderes". De igual forma tuvo a su cargo las riendas del Ministerio de Justicia,
durante el Gobierno de transición de Ramón J. Velásquez Jeanett Arteta e-
mail: jeart.nettbo@gmail.com