Está en la página 1de 7

Análisis y comentario del Génesis 1

El Génesis puede dividirse en dos secciones:


1. Historia primitiva del género humano, desde Adán a Abraham y la
2. Historia patriarcal, desde Abraham hasta José.

Con el fin de preparar el relato patriarcal, se dan en la sección primera una


serie de pequeñas historias: 1. relato de la creación, 2. historia del Paraíso,
3. Caída en el pecado, 4. historia de Caín y Abel, etc.
“En el principio crió Dios el cielo y la tierra”
Dios aparece en el Génesis como un ser eterno, increado y trascendente
que habla y obra como maestro soberano de todas las cosas, cuyas
palabras son creadoras y cuyas órdenes se cumplen indefectiblemente.
La narración puede dividirse en 4 partes:
1-Creación inicial (1, 1-2, 2)
2-Obra de distinción (1, 3-10)
3-Obra de ornamentación (1, 11-31)
4-Consumación de la obra y santificación del séptimo día (1, 1-4)
Según lo expuesto Dios existía antes, fuera e independientemente del
mundo. Todo cuanto existe, fuera de Dios, ha tenido principio porque Dios
lo ha creado.
La lengua hebrea no posee un término que corresponda a nuestra palabra
“universo” o “cosmos” de los griegos, por eso el autor bíblico emplea las
palabras “cielos y tierra”.
Se dice comúnmente que lo primero que crea Dios es el cielo y la tierra,
sin embargo, lo que tuvo que crear en primer lugar fue el lenguaje, porque
es a través de él que logra sus propósitos. Por lo tanto, en el principio, la
primera creación es la lengua.
Nada existía antes de la creación de Dios porque el mundo sensible es
creado. El mundo que Dios crea de la nada, se hallaba en estado desértico,
confuso y vacío. Dios acaba con este estado caótico a través de su obra de
distinción y ornamentación.
“el espíritu de Dios se movía sobre el haz de las aguas”
La imagen que aquí se sugiere de la divinidad es la de viento o brisa que se
mueve encima del caos como un ave.
El texto señala a continuación el orden que siguió Dios en la ordenación
del estado caótico del universo, en cuya obra trabajó 6 días.
OBRA DE DISTINCIÓN
Primer día: separación de la luz de las tinieblas.
Para que la obra de distinción fuera posible se requería una luminosidad
que hiciera visible los diversos elementos existentes en el seno del abismo
primordial. Un trabajador necesita de la luz para sus labores.
Los antiguos creían que la luz y las tinieblas eran dos entidades que
existían independientemente del Sol, puesto que la luz alumbraba la tierra
antes de que el sol saliera, incluso en los días nublados.
Según otros intérpretes el día comienza a la caída del sol y dura hasta el
otro atardecer. Entre los hebreos el descanso sabático comienza a la
puesta del sol del viernes.
Segundo día: el firmamento
Los antiguos hebreos consideraban el firmamento como algo sólido, como
una inmensa bóveda de bronce fundido, cuyas extremidades descansaban
sobre las montañas que se dibujaban en un horizonte lejano. Con la
creación de esta superficie sólida, separa Dios las aguas del abismo,
reuniendo parte de ellas sobre la bóveda celeste y dejando las restantes
en su parte inferior.
Tercer día: a-Separación de la tierra del mar
b-creación de las plantas
El autor bíblico sigue un esquema artificial, por eso agrupa dos obras en
un solo día. La preocupación es lograr que la creación y el día de descanso
lleguen al número siete, porque en la simbología hebrea es el número de
la perfección. El número siete se halla en la Biblia y en la literatura antigua
de Cercano Oriente para denotar la idea de plenitud y perfección.
Con la misma finalidad se introduce el número tres: Dios realiza tres
divisiones a partir del caos, a fin de crear el espacio que poblarán los seres
creados en los tres últimos días. El número tres simboliza la máxima
perfección de los seres.
Dios crea: el espacio, la tierra y el cielo
Plantas: hierba, leguminosas y árboles frutales
Distingue a los animales según: aire, agua y tierra
Los animales se clasifican en: domésticos, reptiles y bestias salvajes.
Este ritmo ternario que es recurrente en la Biblia, es un procedimiento
literario que pretende sugerir que el mundo fue creado con orden y
sabiduría. Cosmogonía hebrea, cómo entendían el mundo:
YOUTUBE: https://www.youtube.com/watch?v=yHgifiiN3AE
OBRA DE ORNAMENTACIÓN
Luego que las aguas se retiraron, mandó Dios que en la tierra brotaran el
césped, las plantas gramíneas, que llevan en ellas la simiente (semilla)
para su reproducción, y los árboles frutales. Esta división ternaria está
concebida desde el punto de vista de la utilidad inmediata que tendrá
para los animales que Dios iba a crear y, sobre todo, para el hombre.
Cuarto día: el sol, la luna y las estrellas
La misión de los astros, también es triple: separar el día de la noche, servir
de señales, según la posición que ocupan en el cielo y alumbrar la tierra. Al
igual que los egipcios, los hebreos creían que los astros estaban atados al
firmamento a través de cadenas.
El autor bíblico afirma que los astros fueron creados por Dios, con lo cual
condena las creencias de los pueblos paganos que adoraban a los astros
por considerarlos seres divinos.
Quinto día: Creación de peces y aves
Preocupado por no rebasar el número de seis días, el autor bíblico reúne
dos creaciones en un mismo día.
Estos seres están dotados de alma viviente y con ellos entra la vida animal
en el mundo. La vida se manifiesta por el aire que entra y sale por la nariz,
en la respiración.
Entre los peces se hace mención particular de los TANNIM, grandes
animales marinos, como ballenas, cocodrilos, tiburones y dragones; de
esta manera se destaca la omnipotencia divina.
No se indica el número de peces y aves que creó Dios, pero se puede
suponer que fueron un par de cada especie, y que luego se multiplicaron
extraordinariamente en virtud de la bendición que Dios les impartió.
Sexto día: creación de los animales terrestres y del hombre
De la tierra a la que Dios comunicó una energía creadora, surgen los
animales. La tierra puede suministrar la materia para la formación del
cuerpo de los animales, pero es impotente para crear un ser viviente, sin
la intervención de Dios.
Nuevamente el autor agrupa dos obras en un mismo día.
“Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza”
Observamos que en la creación del hombre, Dios adopta una actitud
peculiar y solemne; no manda simplemente, sino que se resuelve a crearlo
después de haber deliberado, reflexionado consigo mismo.
Utiliza un verbo conjugado en primera persona del plural, nosotros
(Hagamos), como si estuviese dialogando con otros seres. Esta
interpretación no es la validada por la Iglesia porque antes que Dios no
hubo nada y no está dirigiéndose a otras divinidades o ángeles. Utiliza el
verbo en plural porque de todo lo creado, esta es la obra que más le exige
concentración. Esta actitud deliberativa que adopta Dios ante la creación
del hombre, denota la dignidad y superioridad del hombre ante todos los
seres creados. A “imagen” no se interpreta como que Dios tiene forma
humana, sino que el hombre tiene las características que se encontraban
en la mente, la imaginación de Dios. El hombre se parece a Dios por estar
dotado de inteligencia y voluntad, mediante las cuales ejerce el dominio
sobre toda la creación.
“y señoree en los peces de la mar, y en las aves de los cielos, y en las
bestias y en toda la tierra”
Por ser grande el privilegio otorgado al hombre, este debe mostrar más
que ningún otro ser su reconocimiento al Creador.
Es importante observar el poderío que Dios le otorga al hombre sobre la
tierra, como si fuese un pequeño dios. Esta habilitación divina va a
determinar la forma en que el hombre occidental se relaciona con la
naturaleza, porque Adán no se considera parte del mundo natural sino su
dueño, su señor y, por lo tanto, puede hacer a su antojo todo lo que desee
con ella. El hombre es el representante de Dios sobre la tierra, semejante
a él y con dominio sobre todo lo creado.
“Y Dios crió al hombre a su imagen, a imagen de Dios los crió, varón y
hembra los crió”
Esta forma de referirse a la creación del hombre ha habilitado la
interpretación de que el primer ser creado era una andrógino, ser que era
a la vez, varón y hembra. En el mito del Andrógino creían los griegos y
otras culturas cercanas a los hebreos, y a través de su relato explicaban el
origen del amor en el mundo. Estos seres poderosos creados por los
dioses amenazaban el dominio de los olímpicos y como intentaron
igualarse a los dioses, fueron castigados. La pena consistió en separarlos a
la mitad, creando dos seres, macho y hembra. Cada parte está condenada
a buscar a su otra mitad en el mundo (de aquí viene la expresión popular
que se refiere al enamorado/a como “tu media naranja”), y esto explica el
sentimiento amoroso entre los seres humanos, según Platón.

Esta interpretación explicaría en forma más lógica la creación de la mujer


en el Génesis 2, porque el texto dice que Dios crea a Eva a partir de una
costilla de Adán. La palabra “SELAJ”, en hebreo, significa costilla, costado o
lado. Es más coherente suponer que Dios dividió a un andrógino y no que
de una costilla hizo a la mujer.
La primera pareja humana está formada como un modelo a seguir, por lo
tanto, se condena la poligamia (un hombre y varias mujeres, Harén),
práctica cultural aceptada por los musulmanes, los creyentes del Islam.
Hemos podido observar que el autor bíblico procede de manera lógica, a
través de un método deductivo, porque va de lo general a lo particular;
parte de los seres vivos más simples (plantas) a los más complejos
(hombre).
El autor bíblico narra en un lenguaje simple y figurado, acomodándose a la
inteligencia de una humanidad menos desarrollada y describiendo en
forma popular los orígenes del género humano.
Este estilo literario se caracteriza por el uso de fórmulas estereotipadas:
1-Fórmula introductoria “Y dijo Dios”
2-Mandato “júntense las aguas”
3-Ejecución de la obra “Y fue así”
4-Descripción de la obra “Y vio Dios”
5- Imposición de nombre y bendición “Y llamó Dios”
6-Aprobación y fórmula de conclusión “Y vio Dios que era bueno”
El Génesis 2 volverá sobre el proceso de la creación del mundo, del jardín
del Edén (el Paraíso terrenal) y del hombre, pero veremos que existen
importantes diferencias entre ambos textos bíblicos.
--------------------------------------------------------------------------------------------------