Está en la página 1de 2

Vivimos en una sociedad que se ha fundamentado en la normalización y aceptación de la desigualdad, la

conducta humana esta predispuesta a la aceptación de prójimo como ser igual; la falta de cultura y de
sentido humanitario fortalece la disfunción social, creando barreras invisibles entre religiones, etnias,
estratos sociales, y pensamientos y expresiones diferentes; La necesidad de juzgar al otro por su entorno
social, un tono de piel diferente, una apariencia distinta, ha creado una brecha que solo se puede cerrar
con la humanización y la conciencia de que todos los seres humanos aunque diferentes, tienen los
mismos derechos; Es importante tener en cuenta que la mayor causa de desigualdad socio-económica se
da por la falta de recursos para combatir la ignorancia, la pobreza, la desescolarización y muchos otros
factores que se han producido a lo largo de la historia colombiana a causa de la distribución deficiente de
los recursos económicos, sociales y morales.

La falta de recursos para la educación, genera una barrera blindada para lograr exterminar la pobreza,
mientras unos cuantos asisten a instituciones de renombre, la mayoría asisten a instituciones oficiales
que en muchas ocasiones no cuentan con la infraestructura requerida, la falta de valores y de ética
profesional nos inunda y cada uno es diligente en su propio bienestar; Se considera menos a quien tiene
poco y se idolatra quien tiene los recursos suficientes para controlar las situaciones, a quienes tienen sus
arcas económicas a rebosar. La situación del país cada día es mas preocupante, pues las fronteras de la
desigualdad de hacen notorias cada día, se hacen segregaciones constantemente por estratificaciones y
se piensa que todo cuanto nos rodea se puede comercializar.

El acaparamiento y la monopolización de los recursos económicos forjan una caída libre para los menos
favorecidos, promoviendo de esta manera las diferencias marcadas en las clases sociales, las
infraestructuras de beneficio común, como lo son los centros de atención médica, en donde
dependiendo de la ubicación y estrato social así mismo es su capacitación para la atención; Es recurrente
presenciar situaciones en las que la cantidad del capital es la que decide quien tiene o no la razón, en
donde el juego de poderes se hace cada vez mas evidente y la necesidad de la intervención moral es aun
mayor cada día. La construcción de la sociedad se da en el núcleo familiar y es allí en donde se debe
fortalecer la aceptación del otro como igual y se debe promover la función social que genere un cambio
positivo que impacte a la sociedad transcendiendo a través del tiempo.

La Dictadura de las Multinacionales (documental)

El entorno social se ve afectado por las diversas muestras de dictaduras camufladas en grandes marcas
que aunque han generado miles de recursos económicos, han causado un costo social mayor, la
intoxicación del ambiente, de sus consumidores y la poca información brindada abiertamente hacia el
público; este documental refleja la realidad en la que vive la sociedad, idolatrando marcas porque son
de renombre, cuando esas mismas ocultan los perjuicios de todos y los intereses de unos pocos; Es un
llamado a despertar y reaccionar ante el consumismo social que nos consume e infecta nuestros
cuerpos, nuestras mentes y nuestro planeta.

Este documental se da en un periodo de crecimiento de las grandes economías, en donde los empleados
han perdido el mayor valor para los grandes empresarios; pues es de mayor interés el crecimiento y
expansionismo económico de las grandes empresas dejando de lado el cuidado de los empleados y el
bienestar de cada una de sus familia; Pues las garantías de contar con un trabajo que dignifique al
empleado y que sea constante, cada vez están mas lejos de la realidad que se vive en este siglo.

Teniendo en cuenta que esta problemática afecta a todos los miembros de la sociedad, pues la falta de
estabilidad laboral afecta directamente a la capacidad de adquisición de bienes y servicios a los que se
enfrenta una familia en su día a día; La contaminación con productos contaminados con químicos y
hormonas también dejan su cuota en el costo social, la generación de desperdicios contaminantes al
medio ambiente destruye nuestros recursos naturales.

El acaparamiento de riquezas promueve el desequilibrio social y económico, la implementación


exagerada de la tecnología en el sector agroindustrial ha esquivado el reconocimiento de los derechos de
los agricultores, el deseo desmedido de engrosar las cuentas bancarias de los dueños de las
multinacionales a promovido la pobreza, la desigualdad, la contaminación ambiental que pone en peligro
la biodiversidad y los recursos naturales. Unos pocos ciudadanos del mundo se están lucrando, dejando
un coste social y ambiental que no tiene como recuperarse, y es aquí en donde nacen los
cuestionamientos, ¿hasta que punto esta dispuesto el ser humano a deteriorar su casa, EL planeta? ¿vale
la pena ser partidarios de estos tratados en donde los países pobres cada día pierden recursos naturales
y económicos, enriqueciendo a las grandes potencias modernas?.