Está en la página 1de 6

1

A∴A∴
Publicación en Clase B

[Las notas numeradas y sin corchetes, en esta edición, pertenecen a John Symonds y Kenneth Grant y fueron extraídas de la versión
de MAGICK por ellos editada y comentada (1973). Las notas entre corchetes pertenecen a terceros.]

2
000. 1 Puede ser.
(00. 2 No ha sido posible construir este libro sobre la base del puro Escepticismo. Esto no importa, ya que
la práctica lleva al Escepticismo, y puede superarlo.)
0. 3 Este libro no intenta llevar al logro supremo. Al contrario, sus resultados definen al ser separado
del Adepto Exento del resto del Universo, y descubre su relación con ese Universo.*
1. Es de tal importancia para el Adepto Exento que no podemos exagerarlo. Que de ninguna manera
se aventure a hundirse en el Abismo hasta que haya logrado esto para su más perfecta satisfacción.**
2. Porque en el Abismo no es posible ningún tipo de esfuerzo. El Abismo se cruza gracias a la virtud
del Adepto y su Karma. Dos fuerzas le empujan: (1) la atracción de Binah, (2) el impulso de su Karma; y la
facilidad e incluso la seguridad de su pasaje depende de la fuerza y dirección de esto último.†
3. Si uno se atreviera a pasar imprudentemente, y tomara el irrevocable Juramento del Abismo 4,
podría quedar perdido allí a través de eones de incalculable agonía; incluso podría ser echado de nuevo hacia
Chesed, con el terrible Karma del fracaso agregado a su imperfección original.
4. Incluso se dice que en ciertas circunstancias es posible caerse del todo del Árbol de la Vida, y
alcanzar las Torres de los Hermanos Negros. Pero mantenemos que esto no es posible para ningún adepto que
haya realmente alcanzado su grado, o incluso para ningún hombre que realmente haya buscado ayudar a la
humanidad aunque sea solo por un segundo‡, y eso a pesar de que su aspiración haya sido impura debido a la
vanidad o cualquier imperfección similar.
5. Que el Adepto que encuentre insatisfactorio el resultado de estas meditaciones rechace el
Juramento del Abismo, y que viva de manera que su Karma gane fuerza y dirección apropiadas para la tarea
en algún futuro periodo§.
6. La memoria es esencial para la consciencia individual; de otra manera la mente no sería más que
una hoja en blanco sobre la cual se emiten sombras. Pero vemos que la mente no solo retiene impresiones,
sino que está constituida de manera que tiende a retener algunas más excelentemente que otras. Así el gran
erudito clásico, Sir Richard Jebb, fue incapaz de aprender incluso las matemáticas más elementales requeridas
para el examen preliminar en la Universidad de Cambridge, y fue requerido un acto especial por parte de las
autoridades para admitirlo.
7. El primer método descrito ha sido detallado en Entrenamiento de la Mente, de Bhikku Ananda
Metteya (The Equinox I (5)). Tenemos poco que alterar o agregar. Su resultado más importante, con respecto
al Juramento del Abismo, es la libertad de todo deseo o apego a todo lo que da. El segundo resultado es
ayudar al adepto en el segundo método, proporcionándole con más información para su investigación. ♮

1. Las tres formas de la Nada (000) representan aquí la Ain, Nada o el Vacío.

2. Ain Soph, Sin Límite (00).

3. Ain Soph Aur, la Luz sin Límite o LUX de los Gnósticos (0).

* Este libro enseña como preguntarse ―¿Quién soy?‖ ―¿Cuál es mi relación con la naturaleza?‖ [Nota añadida en Magick.]

** Uno debe destruir las nociones falsas que tenga acerca de quién y qué es antes de encontrar la verdad al respecto. Tales nociones
se deben analizar antes de ser desechadas. A no ser que esto se haga perfectamente, la Verdad siempre se encontrará mezclada con restos
de lo Falso. [Nota añadida en Magick.]

† Nuestras vidas han sido por tanto guiadas por nociones falsas. Por lo tanto al desecharlas, uno no tiene un estándar de control de
pensamiento o acción; y, hasta que nazca la verdad, uno se mueve sólo por la virtud del propio momentum. [Nota añadida en Magick.]

4. El Juramento del Abismo es generalmente identificado con el juramento de diez partes (correspondiendo a las Sephiroth) que
aparece en Juan San Juan (donde es descrito como ―la Gran Obligación‖): ―(1) Yo (motto, títulos, etc.), un miembro del Cuerpo de Dios,
por este medio me ato en nombre del entero Universo, de la misma manera que estamos ahora físicamente atados a la cruz del
sufrimiento; (2) A que llevaré una vida pura, como devoto sirviente de la Orden; (3) A que entenderé todas las cosas; (4) A que amaré
todas las cosas; (5) A que ejecutaré todas las cosa, y resistiré todas las cosas; (6) A que continuaré con el Conocimiento y la
Conversación de mi Santo Ángel Guardián; (7) A que trabajaré sin apegos; (8) A que trabajaré con verdad; (9) A que confiaré en mi
mismo; (10) A que interpretaré cada fenómeno como un trato particular de Dios con mi alma.‖

‡ Aquellos que posean el Liber 185 [Liber Colegii Sancti] notarán que en todos los grados menos en uno el aspirante se compromete
a servir a sus inferiores en la Orden.

§ Que el Adeptus Exemptus se encuentre perfeccionado antes de proceder. [Nota agregada en Magick.]

♮ La Memoria Mágica (por ejemplo, de anteriores encarnaciones) lo libera a uno del deseo al mostrar cuán sutil y triste es todo logro
terrestre y sub-mágico. [Nota agregada en Magick.]

3
8. La estimulación de la memoria útil en ambas prácticas es también lograda mediante simple
meditación (Liber E), en una cierta etapa en la cual antiguos recuerdos surgen espontáneamente. El adepto
puede entonces practicar esto, deteniéndose en esa etapa, y promoviendo más que suprimiendo los destellos
de la memoria.
9. Zoroastro dice, ―Explora el Río del Alma, de dónde o en qué orden has venido; de manera que
aunque te hayas convertido en un sirviente del cuerpo, puedas volver a la altura de esa Orden (la A.·.A.·.) de la
cual desciendes, uniendo Obras (kamma) con la Razón Sagrada (el Tao).‖ 1
10. El Resultado del Segundo Método es mostrar al Adepto el fin al cual están destinados sus poderes.
Cuando haya pasado el Abismo y se convierta en NEMO, el regreso de la corriente causa que ―aparezca en el
Cielo de Júpiter como una estrella de la mañana o como una estrella de la tarde 2‖ * En otras palabras, debe
descubrir cuál es la naturaleza de su trabajo. Así Mahoma era un Hermano reflejado en Netzach, Buda un
Hermano reflejado en Hod, o, como dirían algunos, en Daath. La presente manifestación del Frater P. en el
exterior está en Tiphareth, en el interior está en el Sendero de Leo.
11. Primer Método. Que el Adepto Exento primero se entrene para pensar al revés por medios
externos, como los siguientes:
(a) Que aprenda a escribir al revés, con ambas manos.
(b) Que aprenda a caminar al revés.
(c) Que mire constantemente, de ser posible, filmes cinematográficos, y que escuche grabaciones
fonográficas, revertidas, y que se acostumbre a estas cosas al punto que le parezcan naturales, y
enteramente apreciables.
(d) Que practique hablar al revés; así, en vez de ―Yo soy Él‖ que diga, ―Lé yos oy.‖
(e) Que aprenda a leer al revés. En esto es difícil evitar hacer trampa, ya que un lector experto lee una
oración de un vistazo. Que su discípulo lea al revés en voz alta para él, primero lento, luego más
rápido.
(f) Que invente otros métodos mediante su propio Ingenium [Ingenio].
12. En esto su cerebro primeramente estará abrumado por una sensación de completa confusión;
segundamente, se propondrá evitar la dificultad mediante un truco. El cerebro pretenderá estar trabajando al
revés cuando en realidad está haciéndolo de manera normal. Es difícil describir la naturaleza del truco, pero
será muy evidente para cualquiera que haya hecho las prácticas (a) o (b) durante un día o dos. Se vuelven muy
fáciles, y él pensará que está progresando, una ilusión que disipará el análisis detenido.
13. Habiendo comenzado a entrenar su cerebro de esta manera, y habiendo obtenido un poco de éxito,
que el Adepto Exento, sentado en su Āsana, piense primero sobre su actitud presente, luego sobre el acto de
estar sentado, luego sobre su entrada a la habitación, luego sobre el momento en el cual se vistió, etc.,
exactamente como ocurrió. Y que se proponga muy energéticamente pensar cada acto ocurriendo al revés. No
es suficiente el pensar: ―Estoy sentado aquí, y antes de eso estaba de pie, y antes de eso entré en la
habitación‖, etc. Esa serie es el truco detectado en las prácticas preliminares. La serie no debe ir ―ghi-def-
abc‖, sino ―ihgfedcba‖; no ―caballo un es esto‖ sino ―ollabac un se otse.‖ Para obtener profundamente bien
esto, la práctica (c) es útil. El cerebro luchará constantemente para corregirse, pronto acostumbrándose a
aceptar ―ollabac‖ meramente como otro glifo para ―caballo.‖ Esta tendencia debe ser constantemente
combatida.
14. En las primeras fases de esta práctica el empeño debe ir a la meticulosidad de detalle al recordar
acciones; ya que el hábito del cerebro de pensar derecho será al principio insuperable. Pensar en acciones
largas y complejas, entonces, producirá una serie que simbólicamente podríamos escribir ―opqrstu-hijklmn-
abcdefg.‖ Si esto lo dividimos en detalle, tendremos ―stu-prq-o—mn-kl-hij—fg-cde-ab‖, lo cual está más
cerca del ideal ―utsrqponmlkjihgfedcba.‖
15. Las capacidades difieren ampliamente, pero el Adepto Exento no tiene razón para desanimarse si
tras un mes de continuo labor encuentra que su cerebro realmente funciona al revés durante unos pocos
segundos.

1. [Los Oráculos Caldeos, fragmento 172 en las ediciones de Westcott y Cory; la traducción de Westcott con glosas entre paréntesis
por Crowley. –T.S.]

2. [Liber 418, 14º Aétiro, levemente parafraseado. –T.S.]

* La formula de la Gran Obra, ―Solve et Coagula‖, puede ser interpretada así. Solve, la disolución del Ser en lo Infinito; Coagula, la
presentación de lo Infinito en una forma concreta para el exterior. Ambas son necesarias para la Tarea de un Maestro del Templo.

4
16. El Adepto Exento debe concentrar sus esfuerzos sobre la obtención de una imagen perfecta de
cinco minutos al revés más que extender el tiempo cubierto por su meditación. Este entrenamiento preliminar
del cerebro es el Pons Asinorum 1 del entero proceso.
17. Cuando este ejercicio de cinco minutos sea satisfactorio, el Adepto Exento puede extender el
mismo a su discreción para cubrir una hora, un día, una semana, y así sucesivamente. Las dificultades
desaparecen para él a medida que avanza; la extensión desde un día hasta el curso de su entera vida no será
tan difícil como el perfeccionamiento de los cinco minutos.
18. Esta práctica debe ser repetida al menos cuatro veces al día, y el progreso es mostrado primero por
el cada vez más fácil funcionamiento del cerebro, segundo por los recuerdos agregados que surgen.
19. Es útil reflexionar durante esta práctica, la cual con el tiempo se vuelve casi mecánica, sobre la
manera en la cual los efectos surgen de las causas. Esto ayuda a la mente a enlazar recuerdos, y prepara al
adepto para la práctica preliminar del Segundo Método.
20. Habiéndole permitido a la mente regresar al momento del nacimiento cientos de veces, debería ser
alentada a esforzarse por penetrar más allá de ese periodo.* De ser apropiadamente entrenado para funcionar
al revés, habrá poca dificultad para hacer esto, aunque es uno de los pasos distintivos en la práctica.
21. Luego, puede ser que la memoria persuada al adepto de cierta existencia previa. Cuando esto sea
posible, que sea comprobado mediante una apelación a los hechos, como sigue.
22. A menudo les ocurre a los hombres que al visitar un lugar al que nunca fueron, les parece familiar.
Esto puede surgir por una confusión de pensamiento o un giro de la memoria, pero es concebiblemente un
hecho.
Si el adepto ―recuerda‖ que estuvo en alguna ciudad en una vida previa, por ejemplo Cracovia, la cual
nunca visitó en esta vida, que describa de memoria la apariencia de Cracovia, y la de sus habitantes,
apuntando sus nombres. Que se adentre más en los detalles de la ciudad y sus costumbres. Y habiendo hecho
esto con gran minuciosidad, que confirme esto consultando con historiadores y geógrafos, o mediante una
visita personal, recordando (tanto para crédito como descrédito de su memoria) que historiadores, geógrafos,
y él mismo son falibles. Pero que no confíe en su memoria para afirmar sus conclusiones como hechos, y así
actuar, sin la información más adecuada.
23. Este proceso de comprobar su memoria debe ser practicado con los recuerdos tempranos de la
niñez y juventud mediante referencia a los recuerdos y registros de otros, siempre reflexionando sobre la
falibilidad incluso de tales salvaguardas.
24. Habiendo perfeccionado todo esto, de manera que la memoria llegue a eones incalculablemente
distantes, que el Adepto Exento medite sobre la infructuosidad de todos esos años, y sobre el fruto de esto,
separando aquello que es transitorio y sin valor de aquello que es eterno. Y es posible que él siendo solo un
Adepto Exento sienta todo sin sabor y lleno de dolor.
25. Siendo esto así, sin reticencia hará el Juramento del Abismo.
26. Segundo Método. Que el Adepto Exento, fortificado por la práctica del Primer Método, entre a la
práctica preliminar del Segundo Método.
27. Segundo Método. Prácticas Preliminares. Que considere cualquier evento, sentado en su Āsana, y
que lo trace hasta sus causas inmediatas. Que esto sea hecho completa y minuciosamente. Aquí, por ejemplo,
hay un cuerpo erecto e inmóvil. Que el adepto considere las muchas fuerzas que lo mantienen; primero, la
atracción de la tierra, del sol, de los planetas, de las estrellas más lejanas, más aún, de cada mota de polvo en
la habitación, una de las cuales (de ser aniquilada) podría causar que el cuerpo se mueva, aunque
imperceptiblemente. También, la resistencia del suelo, la presión del aire, y todas las otras condiciones
externas. Segundo, las fuerzas internas que lo sostienen, la vasta y compleja maquinaria del esqueleto, los
músculos, la sangre, la linfa, la médula, todo aquello que conforma a un hombre. Tercero, las fuerzas morales
e intelectuales involucradas, la mente, la voluntad, la consciencia. Que continúe esto con incansable ardor,
indagando en la Naturaleza, no dejando nada afuera.
28. Luego que tome una de las causas inmediatas de su posición, y que trace su equilibrio. Por ejemplo,
la voluntad. ¿Qué determina que la voluntad mantenga al cuerpo erecto e inmóvil?
29. Estando esto determinado, que elija una de las fuerzas que determinan su voluntad, y que la trace
de forma similar; y que este proceso continúe por muchos días hasta que la interdependencia de todas las
cosas sea una verdad asimilada en su ser más interior.

1. [―Puente de asnos‖, es decir, un obstáculo. –T.S.]

* El olvido freudiano trata de protegerlo a uno del shock de la muerte. Uno tiene que prepararse para encararlo de otras maneras,
como por ejemplo arriesgándose la vida habitualmente. [Nota agregada en Magick.]

5
30. Habiendo logrado esto, que trace su propia historia con especial referencia a las causas de cada
evento. En esta práctica puede ser reticente hasta cierto punto de las fuerzas universales que actúan sobre todo
a todo momento, por ejemplo la atracción de las masas, y que concentre su atención sobre las causas
principales y determinantes o efectivas.
Por ejemplo, él está sentado, quizás, en un lugar campestre de España. ¿Por qué? Porque España es cálida
y apropiada para la meditación, y porque las ciudades son ruidosas y llenas de gente. ¿Por qué España es
cálida? ¿Y por qué desea meditar? ¿Por qué elegir la cálida España y no la cálida India? Para la última
pregunta: Porque España está más cerca de su hogar. Entonces ¿por qué su hogar está cerca de España?
Porque sus padres eran Alemanes. ¿Y por qué fueron a Alemania? Y así durante toda la meditación.
31. Otro día, que comience con una pregunta de otro tipo, y que cada día idee nuevas preguntas, no
solo al respecto de su situación presente, sino que también haga preguntas abstractas. Así, que conecte el
predominio de agua sobre la superficie del globo con lo necesario que esto es para la vida como la
conocemos, con la gravedad específica y otras propiedades físicas del agua, y que perciba por último a través
de todo esto la necesidad y concordia de las cosas, no la concordia en la cual creían los eruditos de antaño,
aquella que hacía todo a beneficio o conveniencia del hombre, sino la concordia mecánica esencial cuya ley
final es la inercia. Y en estas meditaciones que evite como si fuese la plaga cualquier especulación
sentimental o fantástica.
32. Segundo Método. La Práctica Apropiada. Habiendo perfeccionado en su mente estas concepciones,
que las aplique a su propia carrera, forjando los enlaces de la memoria en la cadena de la necesidad.
Y que esta sea su pregunta final: ¿Para qué propósito estoy equipado? ¿Qué servicio ofrezco a los
Hermanos de la A.·.A.·. si cruzo el Abismo, y soy admitido en la Ciudad de las Pirámides? 1
33. Ahora que puede entender claramente la naturaleza de esta pregunta, y el método de solución, que
estudie el razonamiento del anatomista que reconstruye un animal partiendo de un solo hueso. Como ejemplo
simple.
34. Supongamos que, habiendo vivido toda mi vida entre salvajes, un barco es echado sobre la orilla y
destruido. Intacto entre su cargamento hay un ―Victoria‖ 2 ¿Cuál es su uso? Las ruedas hablan de caminos, la
delgadez de las mismas habla de caminos suaves, el freno habla de caminos de montaña. La forma muestra
que se suponía que debía ser tirado por un animal, su altura y largo sugieren un animal del tamaño de un
caballo. El hecho de que sea un carruaje abierto sugiere un clima tolerable durante todo el año. La altura de la
caja sugiere calles llenas de gente, o el carácter animoso del animal empleado para llevarlo. Los cojines
indican que es usado para transportar hombres más que mercancías; su capó indica que a veces llueve, o que
el sol a veces es poderoso. Los resortes implicarían una considerable habilidad con los metales; el barniz un
gran logro en aquel arte.
35. Similarmente, que el adepto considere su propio caso. Ahora que está a punto de sumirse en el
Abismo, un ―¿Por qué?‖ gigante lo confronta con garrote en mano.
36. No existe el más mínimo átomo en su composición que al ser retirado no lo convierta en otra cosa,
no existe momento inútil en el pasado. Entonces ¿cuál es su futuro? El ―Victoria‖ no es un vagón; su objetivo
no es transportar heno. No es un ―Sulky‖ 3; es inútil para hacer carreras.
37. Puede ser que el adepto tenga un genio militar, o mucho conocimiento de Griego: ¿cómo ayuda
todo esto a su propósito, o al propósito de los Hermanos? Fue muerto por Calvino, o apedreado por Ezequías;
como una serpiente fue muerto por un aldeano, o como un elefante asesinado en batalla bajo Amílcar Barcas.
¿Cómo le ayudan tales recuerdos? Hasta que haya dominado a fondo la razón para cada incidente en su
pasado, y haya encontrado un propósito para cada ítem de su equipamiento presente*, no podrá responder
verdaderamente esas Tres Preguntas que se hizo al principio, ni las Tres Preguntas del Ritual de la Pirámide;
no está listo para hacer el Juramento del Abismo.
38. Así iluminado, que haga el Juramento del Abismo; si, que haga el Juramento del Abismo.
* * *

1. Binah.
2. [Un Victoria es un coche de caballos bajo con entradas entre sus cuatro ruedas.]
3. [Un Sulky es un pequeño carruaje, por lo general para uno o dos pasajeros, que se utiliza como una forma de transporte rural en
muchas partes del mundo.]
* Un Hermano conocido mío se sentía repetidamente confundido en esta meditación. Pero un día habiendo caído con su caballo
sobre un acantilado escarpado de cuarenta pies, y escapando sin un rasguño o moretón, recordó sus muchos escapes de la muerte. Esto
probó ser los últimos factores en su problema, el cual, completado, se solucionó en un momento. (O.M., Frontera China, 1905 -6).
[Crowley aquí está hablando acerca de sí mismo; ver The Equinox I (8), El Templo de Salomón el Rey.]