Está en la página 1de 1

PAREIDOLIA

La Pareidolia es un fenómeno de percepción visual, psicológico y es una habilidad


mental.
Es un proceso automático, rápido e inconsciente, por eso nos puede llevar a cometer
errores, pero es fundamental a nivel de supervivencia y para saciar nuestra “hambre”
de sentido referencial.
Por nuestra inteligencia emocional encontramos semejanzas entre las estimulaciones
accidentales del entorno que pueden convertirse en una forma reconocible por las
formas almacenadas en nuestros recuerdos.
El parecido se basa en nuestra experiencia subjetiva, porque puede variar para cada
persona. La imagen perceptual evoca las imágenes rememoradas que se actualizan al
instante, esto es una interpretación personal porque cuanta mayor importancia
biológica tiene un objeto para nosotros, más nos sintonizamos para reconocerlos.
Esto detona en nosotros situaciones, condiciones, contextos de vivienda, modos y
símbolos de nuestras percepciones y concepciones.
Nuestro cerebro busca patrones continuamente en los estímulos que percibimos, para
ajustarse agrupo los estímulos que tienen una misma dirección. Este fenómeno se
conoce como Ley de Continuidad, ver caras en manchas o formas, esto explica la
Pareidolia. Esto se da por el Giro Fusiforme, una zona cerebral ubicada en el lóbulo
temporal, cuya función es detectar rostros y otros objetos basándose en pocas señales.
Se relacionan a la Pareidolia, otro fenómeno como la Apofenia, donde se relacionan
aspectos formales y simbólicos diferentes, es un mecanismo intelectual en el cual
conectamos un significado de dos experiencias distintas. De estas dos, nace la
Hierofanía, aquí la relación que genera un perceptor entre una experiencia visual no
intencional (producto del azar) y una manifestación intencional es considerado místico,
el origen de la semejanza es sobrenatural que se presentan como razonables.
También, se presentan teorías como la Teoría Representativa de la Percepción,
propuesta por John Locke, nos plantea dos categorías de cualidades de objetos,
primaria como la forma, tamaño, numero, movimiento y solidez, secundarias como el
color, olor, sabor y sonido. Esto fue refutado por John Searle, propone que al ver un
objeto vemos su aspecto, y no es posible ver su aspecto sin ver el objeto.
La Pareidolia puede convertirse en un insumo creativo para el diseño y la ilustración,
las producciones son manipuladas, aprovechando los accidentes parciales de las
semejanzas perceptibles, estas formas pueden ser resaltadas o forzadas.