Está en la página 1de 5

CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE ICA

SALA MIXTA DESCENTRALIZADA DE CHINCHA

EXPEDIENTE : 2007-464
DEMANDANTE : VICTOR MANUEL RAMOS LEVANO
DEMANDADO : MARIA OTILIA RAMOS LEVANO
MATERIA : DIVISION Y PARTICION
PROCEDENCIA : JUZGADO ESPECIALIZADO CIVIL
JUEZ : DRA. PILAR AGUINAGA LOPEZ

RESOLUCION N° 39
Chincha, veintidós de diciembre
Del año dos mil diez

VISTOS: Observándose las formalidad prevista por el


artículo ciento treinta y uno del Texto Único de la Ley Orgánica del
Poder Judicial, e interviniendo como ponente la señora Juez Superior
Nancy Leng de Wong, con el informe oral de las partes y

CONSIDERANDO:

PRIMERO.- RESOLUCION OBJETO DE APELACION.- Es objeto de


grado, la sentencia de fojas 257 al 261, resolución treintidós del
veinte de setiembre del dos mil diez, que declara Fundada la
demanda sobre división y partición interpuesta por Víctor Manuel
Ramos Lévano contra María Otilia Ramos Lévano y don Eduardo
Eusebio Vásquez Ramos, en representación de su fallecida madre
Lorenza Inés Ramos Lévano, en consecuencia ordena: Que el
inmueble ubicado en la plazuela Mora del distrito de Chincha Baja,
hoy calle Diego de Almagro manzana J, lote 40 de dicho distrito, con
un área superficial de 1693 metros cuadrados con setenta y cinco
decímetros, menos cuatro metro cincuenta centímetros por el frente
por veintiún metros de fondo, del citado inmueble sea partido en tres
partes iguales entre cada uno de los copropietarios; para lo cual en
ejecución de sentencia se procederá a designar a un perito que
realice dicha división. Así mismo en caso de no poder dividirse
físicamente el aludido bien inmueble, procédase a la valorización del
mismo, a fin de que se cancele en dinero el valor de cuotas de cada
propietario y, en caso de no existir recursos económicos para tal
pago, procédase a rematar en subasta pública dicho bien para que el
producto del remate sea dividido en la forma ordenada en la
presente, con lo demás que contiene.

SEGUNDO.- BASAMENTO DE LA APELACION:


Con arreglo al escrito de fojas 263, el fundamento de la impugnación
por la parte demandada se fundamenta en lo siguiente:
2.1.- Que, la hijuela de adjudicación en propiedad otorgado por el
fallecido Porfirio Ramos Loza, constituye la fiel expresión directa de

1
la voluntad, es el genuino pensamiento de la voluntad expresada en
el acto jurídico, no habiéndose analizado a cabalidad el documento de
hijuela de adjudicación.
2.2.- Que, el acto jurídico debe se interpretado de acuerdo con lo que
se halla expresado en el y según el principio de la buena fe.

TERCERO.- SOBRE LA APELACION:


3.1.- Que, siendo el objeto del recurso de apelación, conforme prevé
el artículo 364° del Código Procesal Civil, que el Órgano Jurisdiccional
Superior examine a solicitud de parte o tercero legitimado la
Resolución que le causa agravio, es de señalarse que una vez
efectuada, el Órgano Superior podrá anularla, revocarla (total o
parcialmente) o, en su caso, confirmarla cuando la encuentra
arreglada a ley
3.2.- Así también, resulta relevante para el proceso recordar el
principio jurídico tantum devolutum quantum apellatum prevista en el
artículo 370 del Código invocada, que significa que la instancia
superior sólo conoce mediante la apelación de los agraviados
expresados por el apelante.

CUARTO.- LAS HIJUELAS, DIVISION Y PARTICION:


4.1.- La hijuela es el conjunto de bienes que corresponden a cada
uno de los herederos. Documento donde se enumeran
detalladamente, luego del inventario, avalúo y partición, el bien o
bienes que se adjudican a cada uno de los coherederos.
4.2.- La partición es la causa de cesación de la comunidad hereditaria
producida por la pluralidad de herederos; mediante la atribución a
cada uno de ellos de bienes singulares o porciones indivisas de bienes
concretos en pago o satisfacción de sus respectivas cuotas
hereditarias. Con anterioridad a la partición, los coherederos no
tienen una titularidad sobre bienes concretos de la herencia, sino
sobre una cuota abstracta de la partición, pudiendo disponer
libremente sobre la cuota ideal, no así sobre las singulares partículas
activas que integran el contenido de la herencia.
4.3.- Ahora bien la partición puede hacerse en tres formas:
a) Por el propio causante, mediante acto entre vivos o testamento;
b) Por los consignatarios (herederos) de común acuerdo; y
c) Por el Órgano Jurisdiccional. Si no existe acuerdo entre los
herederos en como se van a determinar las cuotas o bienes
4.4.- La partición implica establecer los porcentajes que a cada
condómino le corresponde en la sentencia de mérito, es así que
mediante la división y partición, los copropietarios de un bien
concretizan sus derechos sobre el bien.

QUINTO.- ANTECEDENTES:
5.1.- Víctor Manuel Ramos Lévano demanda de división y partición a
doña María Otilia Ramos Lévano, y Lorenza Inés ramos Lévano
representado por Eduardo Eusebio Vásquez Ramos, de división y
partición, expresando que es hijo de quien en vida fuera don Porfirio
Ramos Loza y María Angélica Lévano Antón, así como también lo es

2
su hermana Lorenza Inés Ramos Lévano y María Otilia Ramos Lévano.
Habiendo adquirido su padre la propiedad consistente al inmueble
huerta conformado por un cuarto de habitación situado en la Plazuela
Mora del distrito de Chincha Baja con un área superficial de 1.693-75
decímetros cuadrados. Habiendo fallecido su hermana Lorenza, lo
representa su hijo Eduardo Eusebio Vásquez Ramos. Solicitando que
se realice la división y partición de la copropiedad, indicando que a
razón del terremoto las viviendas fueron derribadas.
5.2.- La demandada María Otilia Ramos de Magallanes absuelve la
demanda, indicando que no es cierto que el inmueble pertenezca a la
masa hereditaria de sus recordados padres, por cuanto su padre le
vendiera el inmueble el 27 de febrero de 1964, aclarada el 6 de Marzo
del mismo año y que posteriormente le fuera adjudicado en su
totalidad por hijuela de adjudicación hereditaria, de modo que el actor
no es heredero del inmueble solicitado.

SEXTO.- LOS MEDIOS PROBATORIOS:


Que, en el proceso civil las partes tienen amplia libertad para producir
los medios probatorios que estimen adecuados para acreditar los
hechos que han expuesto y el juez debe apreciar dicha prueba en
forma conjunta, utilizando su apreciación razonada como prescriben
los artículo 188 y 197 del Código procesal Civil. La ley quiere que el
Juez se convenza de la realidad o inexactitud de unos hechos
determinados y para ello debe valerse del conocimiento de otros
hechos que son los medios probatorios proporcionados por las partes.
En consecuencia el caudal probatorio forma una unidad que debe ser
examinado y apreciado por el juez como tal, mediante un proceso
complejo y para lo cual tiene amplia libertad, apreciación que no
puede ser arbitraria.

SETIMO.- DEL ANALISIS DE LA SENTENCIA IMPUGNADA:


7.1.- Con arreglo al testimonio de compra venta otorgada por don
Raúl W. Céspedes y Padilla a favor de don Porfirio Ramos Loza
casado con doña Angélica Lévano Antón el 10 de Marzo de 1945 se
tiene que es la sociedad conyugal quien adquiriera una huerta con un
cuarto habitación situada en la Plazuela Mora de la ciudad de Chincha
Baja que mide un área superficial de Un mil seiscientos noventa y tres
metros cuadrados con 75 decímetros (fojas seis y siete)
7.2.- Al fallecimiento de la cónyuge de don Porfirio Ramos Loza (8 de
enero de 1983) se tiene que el inmueble tenia la calidad de
copropiedad, donde éste tenia el mayor porcentaje de copropiedad
62.5 % del inmueble en referencia, teniendo los hijos: actor y
emplazados, el otro 37.5%.
7.3.- Ello se demuestra con el Testimonio de compra venta, cuya
validez no ha sido cuestionado y del cual derivan los derechos de
copropiedad del inmueble sub litis.
7.4.- Ahora bien el inserto de fojas 91 y 92, del 27 de febrero de 1964
en copia simple vende un predio, se tiene que ella fuera materia de
aclaración posteriormente el 6 de marzo de 1964, obrante de fojas
94 a 95 se tiene que el inmueble tuviera una extensión de 4.50 de

3
frente por 21 de fondo es decir 94.50 metros cuadrados, en donde
colinda por el Oeste con la propiedad de don Porfirio Ramos Loza;
quedando pues desvirtuado el mérito de que fuera propietaria del
inmueble total de 1,693.00 metros cuadrados.
7.5.- Que, siendo ello así, se desprende por ende que solamente le
vendiera parte del inmueble y no la totalidad del mismo, lo que se
corrobora con la hijuela de adjudicación del bien; así como que el
artículo 188 del derogado Código Civil de 1936, modificado por el D.L.
17838 determinaba que “ El marido es el administrador de los
bienes comunes con las facultades que le confiere la Ley
requiriéndose la intervención de la mujer cuando se trate de disponer
o gravar bienes comunes a título gratuito u oneroso”.
7.6.- En cuanto al documento de fojas 96, esta se refiere a un
documento que no tiene fecha cierta, encontrándose enmendado en
cuanto al año, la que solo fuera suscrita por doña María Otilia Ramos
Lévano, mas no por su señor padre, con el agregado que no tendría la
disponibilidad de vender el mismo al tratarse de una copropiedad, se
tiene que no existe la autorización de los demás llamados a suceder a
doña Angélica Lévano Antón.
7.7.- Igualmente, tratándose de una hijuela de adjudicación, siendo
un bien común; se tiene que al fallecimiento del causante al no existir
consentimiento de los copropietarios, debe colacionar. Es así que se
devuelve a la masa hereditaria el bien de quien en vida fuera don
Porfirio Ramos Loza
7.8.- La colación hereditaria consiste, básicamente, en llevar al
patrimonio hereditario las operaciones de trasmisión de bienes
realizadas por el causante, antes de su muerte, como una formula de
favorecer a hijos determinados; por consecuencia son los hijos no
favorecidos en estas operaciones de su causante o favorecidos en
proporción negativa con respecto a otro u otros y hasta el mismo
favorecido (ergo, todos deben ser descendientes forzosos) quienes
tienen el derecho de llevar a la masa común de la herencia de su
padre los bienes que, antes de su muerte, afectan sus derechos.
7.9.- Resulta elemental señalar que la partición se produce cuando
existe una pluralidad de sucesores , en que cada heredero tiene un
derecho o cuota abstracta, proporcional y porcentual en la
universalidad del patrimonio hereditario.- En consecuencia la
partición es el negocio jurídico que pone fin a la comunidad
hereditaria mediante la distribución proporcional entre los
coherederos de las titularidades activas contenidas en la herencia.
7.10.- Estando a lo glosado se tiene que la demandada María Otilia
Ramos Lévano, no tiene la calidad de propietaria exclusiva del bien
sino de copropietaria conjuntamente con la parte demandante y de
los herederos de quien fuera la demandada Lorenza Inés Ramos
Lévano.
7.11.- Los derechos en una partición es de naturaleza abstracta,
representada por cuotas en la universalidad sucesoral o patrimonio
hereditario y que se concreta en derechos o porciones porcentuales
exclusivas para cada heredero.

4
7.12.- Es de aplicación lo señalado en el artículo 992 del Código Civil,
inciso primero con el objeto de extinguir la copropiedad.

POR CUYAS CONSIDERACIONES,

RESOLVEMOS: CONFIRMAR la sentencia venida en apelación,


resolución treintidós del veinte de setiembre del dos mil diez seguido
por don Víctor Manuel Ramos Lévano contra doña María Otilia Ramos
Lévano inserta de fojas 257 al 261, que declara Fundada la demanda
sobre división y partición y en consecuencia dispone la referida al
inmueble ubicado en la Plazuela Mora del distrito de Chincha Baja,
hoy calle Diego de Almagro manzana J, lote 40 de dicho distrito, con
lo demás que contiene. SE DISPONE: La devolución del proceso al
Juzgado de origen para los fines legales pertinentes.

S.S

MEZA MAURICIO
CARDENAS MEDINA
LENG DE WONG