Está en la página 1de 2

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA

“BENITO JUÁREZ” DE
OAXACA.
Facultad de medicina y
cirugía.
Licenciatura en terapia física.

RESUMEN CAPÍTULO 3 DEL LIBRO SEXUALIDAD


Y DISCAPACIDAD.

Materia: Terapia Física en Sexualidad y Discapacidad

Catedrática: Lic. Dimna Robles Ortiz

Alumna: Concepción López Molinar

8º semestre “A”
El tercer capitulo del libro tiene un enfoque dirigido a los sentimientos
del paciente y no solo a la actividad sexual que como ya se mencionó en
los capítulos anteriores incluye la capacidad de procrear, esto por su
parte genera cierto tabú o idea negativa sobre la relación entre la
discapacidad y la sexualidad.
Una de las principales ideas que nos brinda el capitulo es que el mundo
y el sujeto se construyen en simultaneo a partir de su interrelación, lo
cual se refiere a que el mundo no será el mismo para todas las personas
ya que depende de las vivencias de cada sujeto el como ve el mundo y
aun mas importante como se desenvuelve en él.
Una persona que padezca alguna discapacidad tiene alterada la relación
de si mismo con el mundo debido a que necesitamos de todos nuestros
sentidos y en especial de la capacidad motriz para interrelacionarnos lo
que provoca una barrera en todo su desarrollo. Por esto podemos decir
que el cuerpo es nuestra coordenada 0 y que a partir de el descubrimos
el mundo e interactuamos con el.
Al existir esta barrera entre el cuerpo y el mundo se marcan limitantes
las cuales hacen ver a la sexualidad como un estereotipo cultural y
social para las personas con discapacidad haciendo que este tema se
pase por alto por completo, así como los derechos de las personas
respecto al tema como lo son :

 Derecho a la información sexual


 Derecho a la educación sexual
 Derecho a la libertad de expresión sexual
 Derecho a formar una pareja
La sexualidad entonces nos explica no es solo el acto de copular es una
interesante relación entre el cerebro y las neuronas, es por esto que los
estímulos no son solo a nivel genital si no que existen distintos
receptores que pueden producir incluso más placer para las personas
que lo practican.
Sin embargo, al no existir buena educación sexual y considerarse un
tema tabú las personas con discapacidad ven alterada la imagen
corporal, disminuye su amor propio, dudan de su identidad y sobre todo
de su capacidad y papel sexual.
Como personal de salud tenemos la responsabilidad de brindar la
información correcta y necesaria para dotar al paciente principalmente
de seguridad y confianza para que así goce de la mayor autonomía
posible en todas sus actividades

También podría gustarte