Está en la página 1de 18

EUROPA

EN LA EDAD MEDIA (SIGLOS V – XV)



a. Europa, como la conocemos en la actualidad, comenzó a formarse durante la Edad
Media; en ese período se originaron naciones como Francia, Inglaterra y Alemania,
entre otras.

b. La Edad Media es un período de la historia que se desarrolló, entre los siglos V y
XV. El hito que marcó su inicio fue el derrocamiento, en el año 476, de Rómulo
Augústulo, último emperador del Imperio Romano de Occidente, mientras que su
fin se alcanzó en 1492, fecha del descubrimiento de América. La importancia de la
época medieval radica en que durante esos poco más de mil años se formó Europa.
A lo largo de ese período se construyó un nuevo espacio político y cultural en el que,
ante la desaparición del Imperio romano de Occidente, la Iglesia Medieval actuó
como un factor de unidad y como un medio de transmisión de la cultura clásica
grecorromana al Occidente medieval.

c. La Edad Media, además, se divide en dos grandes períodos: Alta Edad Media y
Baja Edad Media.



d. La Alta Edad Media fue un período caracterizado por la vida rural (de campo),
concentrado en torno al castillo gobernado por el señor feudal, los sacerdotes y el
pueblo campesino de los feudos. Por otra parte, cada feudo producía lo necesario
para su población, sin necesidad de intercambiar bienes y productos con otros
feudos. Por eso era una economía autárquica (encerrada en si misma).

e. La Baja Edad Media, por el contrario, fue un período de renacimiento urbano (de la
ciudad) donde los campesinos emigran a las ciudades medievales transformándose
en artesanos y mercaderes (comerciantes), reactivando y desarrollando el comercio.

f. Finalmente, la Edad Media fue la fusión o mescla de tres elementos culturales
diferentes: la cultura grecorromana transmitida por los pueblos conquistados a
través del idioma Latín, las ideas políticas, las leyes escritas, el arte y la ciencia. Los
Germanos, los pueblos conquistadores de Europa, a través del gusto por la vida rural
(de campo) y la virtud cultivada por los nobles a través de las guerras y batallas. Un
tercer elemento cultural fue el transmitido por la tradición judeocristiana del
cristianismo de la Iglesia Medieval, contenida en la Biblia, la liturgia, el culto a los
santos y la evangelización de los pueblos germanos. En efecto, la unidad de la Europa
Medieval fue esencialmente cristiana, donde el Obispo de Roma, llamado Papa, era
el líder de todos los cristianos.

1
LA ALTA EDAD MEDIA



a. La alta Edad Media es el primer período de la Edad Media.

b. Se extiende entre los siglos V - XI después de Cristo.

c. El paisaje predominante es el rural (campo) y casi no existen intercambios
comerciales, debido a que la economía es de tipo autárquica (en el campo se
produce lo necesario para vivir, como alimento y vestido, sin necesidad de
desarrollar el comercio). Esto se llamó la ruralización del Occidente europeo.

d. La Alta Edad Media comienza con la caída del Imperio Romano de Occidente, donde
se establecen los reinos germanos.

e. Los reinos germanos (siglos V-VIII) significaron la pérdida de la unidad imperial
romana y el nacimiento de la fragmentación (división) política Europa Occidental,
donde la población medieval estaba gobernada por un montón de reinos germanos.

f. Tras la instalación de los reinos germanos, se volvió a la idea de recuperar la unidad
imperial perdida. En efecto, el reino Franco logró formar un nuevo imperio en
Europa con el reinado de Carlomagno. Este Imperio se llamó Imperio Carolingio,
aunque duró solo dos siglos (s. IX-X), debido a que sus sucesores (nietos) volvieron
a dividirse el imperio, dando origen a las regiones de Francia, Alemania e Italia, en
el Tratado de Verdún.

g. Finaliza la Alta Edad Media con el desarrollo del Feudalismo (siglos X-XI), donde los
reyes se enfrentaron a nuevas invasiones (vikingos) y, como no podían defender la
totalidad de sus reinos, dividieron el Estado en diversas regiones territoriales o
feudos a manos de nobles, llamados así “señores feudales” con la misión de
proteger su feudo de posibles invasores. Estos señores feudales tenían los poderes
del rey dentro de su feudo, gobernando desde un castillo a la masa campesina que
trabajaba la tierra para ellos. Se establecía así un orden feudal: nobles y sacerdotes
eran dueños de la tierra (privilegiados, no trabajaban) y la masa campesina
trabajaba las tierras de sus señores feudales (no privilegiados, clase trabajadora)

2
1. LOS REINOS GERMANOS (S. V-VIII)

1.1 LOS REINOS GERMANOS

Tras la caída del Imperio romano de Occidente, diversos pueblos germanos, a los que los
romanos llamaron bárbaros o extranjeros, ocuparon el espacio del Imperio y formaron
reinos independientes. Los germanos tenían costumbres muy primitivas y leyes muy
elementales, que se transmitían oralmente.

Los germanos no impusieron su forma de vida a las poblaciones conquistadas. El latín
continuó siendo la lengua oficial; y, más aún, poco a poco los germanos fueron asimilando
las más complejas leyes romanas. Además, conservaron la moneda imperial, las calzadas y
las murallas, y respetaron las propiedades de los grandes latifundistas.

También el cristianismo acabó por imponerse como religión oficial.

Los principales reinos germanos fueron:

• En la Galia, el de los francos (actual Francia).
• En el norte de África, el de los vándalos.
• En Italia, el de los ostrogodos.
• En Britania, los anglos y los sajones (actual Inglaterra).


MAPA DE LOS REINOS GERMANOS DURANTE EL SIGLO V-VIII

3
1.2. LA RURALIZACIÓN DE OCCIDENTE

La desaparición del Imperio romano impuso un clima de inseguridad en Occidente. La
irrupción de los bárbaros dio lugar a frecuentes incursiones y saqueos y a un clima de
terror entre la población.

La prosperidad del comercio desapareció a causa de la inseguridad de las comunicaciones.
La agricultura se convirtió en la actividad dominante y los que poseían la tierra tenían la
fuerza y el poder. La miseria reinante provocó que la población abandonara las ciudades y
buscara refugio en las grandes explotaciones agrarias.

Así, las villas o dominios agrarios se convirtieron en lugares donde la población se sentía
protegida. Grupos de campesinos, generalmente bajo el amparo de un gran propietario o
agrupados en aldeas rodeadas de empalizadas, sobrevivían mediante el trabajo del campo
y el cuidado de animales domésticos.

Este empobrecimiento paralizó las obras públicas. La cultura era un lujo en un mundo
dominado por el esfuerzo por sobrevivir. Así, la mayoría de la población no recibía
instrucción y saber leer y escribir quedó reducido a grupos de clérigos y monjes. Por esto,
los monarcas de los reinos germanos tenían como consejeros a monjes, obispos y abades.

4
2. EL IMPERIO CAROLINGIO (S. VIII-IX)

2.1 CARLOMAGNO, REY DE LOS FRANCOS

El reino germano del pueblo de los francos fue muy extenso y el más importante de los
reinos germanos establecidos en Europa tras la caída del Imperio Romano. Ocupaba las
tierras de la Francia actual, y también territorios de Italia, Suiza, Alemania y Holanda.

A principios del siglo VIII un noble franco, Carlos Martel, dirigió el ejército contra los
musulmanes que avanzaban por Francia y los derrotó cerca de Poitiers (año 732). Su hijo,
Pipino el Breve, se convirtió en el rey de los francos y fundó una nueva dinastía, que recibe
el nombre de carolingia.

El hijo y sucesor de Pipino el Breve, CARLOMAGNO (significa: Carlos el Grande), tuvo una
enorme importancia en la historia europea. De rey de los francos se convirtió en
reconstructor del antiguo imperio de Occidente.

2.2 CARLOMAGNO, EMPERADOR.

Carlomagno conquistó gran parte de las tierras de la Europa Occidental y estableció
fronteras seguras en todo este vasto territorio. Además, convirtió a todos los pueblos bajo
su domino al cristianismo y reforzó a la unión entre el poder político y religioso.

MAPA DEL IMPERIO CAROLINGIO RETRATO DE CARLOMAGNO



En el año 800, Carlomagno fue coronado emperador de los germanos y romanos por el
Papa León III, reconociendo el Carlomagno el nuevo emperador de Occidente. Por estar
compuesto por gobernantes germanos que sometieron a la población romana y, además,
por ser un imperio cristiano, el Imperio de Carlomagno llamado “Imperio Carolingio” fue
también llamado “Sacro (sagrado) Imperio Romano Germano”.

CORONACIÓN DE CARLOMAGNO COMO EMPERADOR
DE OCCIDENTE (AÑO 800)

Bajo su gobierno se garantizó la
paz y la cultura renació. Aunque
el emperador viajaba
constantemente, la capital del
Imperio se estableció en
Aquisgrán, donde Carlomagno
mandó construir su palacio.

5

2.3 EL FIN DEL IMPERIO CAROLINGIO

2.3.1 Los herederos de Carlomagno destruyen la unidad del imperio

A la muerte de Carlomagno heredó el Imperio su hijo Ludovico Pío (Luis el Piadoso, 814-
840), quien, al morir, repartió sus territorios entre sus hijos: Lotario, Luis y Carlos. El
primero, Lotario, por ser el primogénito, recibió también el título de emperador.

Ante los intentos de Lotario de imponer su autoridad imperial, sus hermanos se unieron
contra él y le vencieron, obligándole a firmar el TRATADO DE VERDÚN (843), que
significaba la ruptura definitiva de la idea imperial de Carlomagno, pues Lotario conservaba
el título de emperador, pero sin ningún privilegio.

2.3.2. Consecuencias del tratado de Verdún

Se considera que este tratado significa el nacimiento de una nueva Europa Occidental, al
surgir tres estados: Alemania, que quedó en poder de Luis; Francia, cuyo rey fue Carlos;
Italia, a la que Lotario unió la Lotaringia (Actual Italia y territorios del centro de Europa).

Los hijos de Lotario murieron sin descendencia y sus tierras fueron repartidas entre Francia
y Alemania, donde persistió la dinastía carolingia, aunque muy debilitada.


TRATADO DE VERDÚN (843)
División del Imperio carolingio

6
3. EL FEUDALISMO



3.1 LOS ORÍGENES DEL FEUDALISMO

Recordemos que, tras la muerte de Carlomagno, su imperio se desmoronó debido a las
continuas luchas entre sus sucesores y a las invasiones o ataques de musulmanes,
normandos, húngaros, búlgaros...

En esa situación de crisis, el poder de los monarcas era muy débil. No podían proteger a la
población, ni recaudar impuestos, ni mantener un ejército fiel y estable. Para poder
gobernar y mantener unido su reino, los monarcas tuvieron que contar con los nobles, con
los que establecieron un sistema de relaciones personales conocido como vasallaje.

El vasallaje se establecía por medio de la ceremonia del homenaje, en la que el vasallo, de
rodillas ante el rey, le juraba fidelidad y le prometía consejo, ayuda militar y económica. A

7
cambio, el rey le entregaba el feudo (investidura) para que lo gobernase y viviera de él. Ese
fue el origen del feudalismo.

Muchos de los antiguos condes, cargos eclesiásticos (obispos, abades) y otros grandes
propietarios se convirtieron en señores feudales de forma vitalicia y transmitían su cargo
por herencia. A su vez, esta nobleza repartía entre otros nobles menos importantes,
caballeros o guerreros, una parte de sus propias tierras (feudos) para que vivieran, las
gobernaran y mantuvieran un pequeño ejército.

El verdadero poder estaba en manos de estos señores feudales, que se transformaron en la
única autoridad de los diferentes territorios del reino y se hicieron casi independientes. A
ellos acudían, en busca de protección, los campesinos, atemorizados ante la inseguridad
existente y la falta de protección del rey.


LOS ESTAMENTOS FEUDALES


3.2 LA SOCIEDAD FEUDAL

La sociedad feudal era profundamente desigual. Se hallaba dividida en estamentos, grupos
sociales a los que se pertenecía por nacimiento y para toda la vida.

- Por un lado, estaban los privilegiados. Dentro de ellos se distinguían dos
estamentos u órdenes:
• La nobleza, que se dedicaba a la defensa militar y a la guerra.
• El clero, curas y monjes, dedicados a la oración y a la Iglesia.

CABALLERO O NOBLE SACERDOTES



Eran un pequeño sector de la población, pero gozaban de todos los privilegios, poseían la
mayor parte de las tierras (feudos) y ostentaban el poder militar, económico y religioso.

8
- Por otro lado, se encontraba el estamento u orden de los no privilegiados.
Según la actividad desarrollada se diferenciaban en campesinos, que eran la inmensa mayo-
ría de la población, y artesanos, que constituían un sector muy reducido.

La función de ambos grupos era trabajar y mantener a los otros dos estamentos. Estaban
sometidos a ellos y carecían de cualquier derecho.

VIVIENDA CAMPESINA LABORES CAMPESINAS





UN FEUDO MEDIEVAL

9
BAJA EDAD MEDIA



a. La Baja Edad Media es la segunda etapa de la Edad Media.

b. Se extiende entre los siglos XI-XV. Comienza en el siglo XI con las Cruzadas, el
crecimiento demográfico (de población) y el renacimiento urbano (de la ciudad).
Finaliza en el siglo XV con la caída o conquista de Constantinopla (Imperio Bizantino
o Romano Oriental) por parte de los turcos otomanos el año 1453 y el
descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón en 1492.

c. La Baja Edad Media comienza con Las Cruzadas que fueron el conflicto bélico entre
los pueblos medievales de la Europa Cristiana versus los pueblos islámicos o
musulmanes del Oriente. Esta guerra – Las Cruzadas – fueron llamadas como
“Guerra Santa” ya que ambos bandos luchaban por un motivo religioso: los
cristianos luchaban por recuperar Tierra Santa (lugar donde murió y resucitó Jesús)
de manos de los musulmanes. Por otra parte, los musulmanes luchaban bajo el
concepto de Yihad, o guerra sagrada contra los infieles que no aceptaban el islam.

d. Por otra parte, la Baja Edad Media es testigo de un crecimiento de la población
(demográfico) entre los siglos XI-XIII debido a las innovaciones técnicas agrícolas (de
los campos) que permitió una mejor alimentación y salud por parte de la población
medieval.

e. El crecimiento demográfico permitió, además, una migración de campesinos a la
ciudad medieval, donde nacieron dos clases sociales burguesas (de los burgos o
ciudades): los artesanos y mercaderes (comerciantes).

f. En las ciudades se desarrolló el comercio que, en el período anterior de Alta Edad
Media, había desaparecido. En efecto, los mercaderes recorrían grandes distancias
en busca de la seda y especias (condimentos) de Oriente para comercializarlas en
las ciudades medievales.

g. El siglo XIV, sin embargo, pone fin al período de crecimiento de la población, debido
a un ciclo de cambio climático (heladas) que arruinan las cosechas, generan carestías
y hambrinas por la falta de alimentos, debilitando la salud de la población. En este
contexto aparece la Peste Negra o Peste Bubónica traída del Oriente por los
mercaderes que transportaban ratas que, en sus pulgas, portaban la bacteria
conocida como Yersenia Pestis. La Peste Negra provocó la muerte de 1/3 de toda la
población europea, siendo una de las epidemias más mortíferas de la Historia.

10
4. CONFLICTOS ENTRE LA EUROPA CRISTIANA Y EL ISLAM MEDIEVAL

4.1. LA RELIGIÓN ISLÁMICA

El Corán es el libro sagrado de los musulmanes y contiene las verdades que Alá reveló a
MAHOMA y que, tras su muerte, fueron recogidas y escritas. Se compone de 114 suras o
capítulos divididos en versículos. Las primeras suras definen las bases de la religión
musulmana, y el resto reglamentan la vida cotidiana y social de los creyentes.

ARCANGEL GABRIEL TRANSMITIENDO LA REVELACIÓN DE DIOS (ALÁ) A MAHOMA



El primer fundamento de la fe islámica es el monoteísmo. Los musulmanes creen en un Dios
único, eterno y todopoderoso, Alá. Nada le es comparable y no debe ni siquiera
representarse en imágenes, ni tampoco a Mahoma.

Dios ha enviado a Mahoma, que es su profeta, para recordar a los hombres la ley que
deben cumplir. El islam no tiene sacerdotes, pero existen directores de oraciones (imanes)
y doctores o intérpretes de los textos sagrados (ulemas).

PILARES DEL ISLAM EL CORAN

11
4.2 LAS CRUZADAS

Los lugares donde había vivido Cristo, especialmente Jerusalén (Tierra Santa), se
convirtieron en centros de peregrinación para los cristianos, aunque estaban en manos de
los musulmanes.

En el siglo XI, Jerusalén fue ocupada por los turcos, un pueblo islámico o musulmán, muy
belicoso, que empezó a impedir el acceso a la ciudad o a maltratar a los peregrinos.

Por este motivo, en 1095, el papa Urbano II llamó a los cristianos para liberar Tierra Santa
de los musulmanes (islam) prometiendo la salvación eterna a todos los que participaran en
dicha liberación.

A lo largo de los siglos XII y XIII se desarrollaron las llamadas cruzadas, campañas militares
en defensa de la cruz (símbolo del cristianismo).

Un profundo espíritu religioso movilizó a mujeres, hombres y niños. Pero, además,
participaron pequeños nobles, deseosos de conseguir tierras y poder, aventureros y
mercaderes interesados en comerciar con los puertos del Cercano Oriente.



De las muchas cruzadas,
solo la primera fue
exitosa, donde los
caballeros cruzados
conquistaron Jerusalén
(Tierra Santa). Las
Cruzadas siguientes, los
musulmanes islámicos
lograron expulsar a los
caballeros cruzados
cristianos de la Tierra
Santa.



CABALLEROS CRUZADOS CRISTIANOS MINIATURA DE LA TOMA DE JERUSALEN EN LA
PRIMERA CRUZADA (1099)

12
5. CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO (DE POBLACIÓN)

Desde finales del siglo XI, el cese de las grandes invasiones, la disminución de las guerras
señoriales y la introducción de ciertos avances en las técnicas agrícolas favorecieron el
aumento de la producción agraria y el crecimiento de la población en Europa occidental.

En consecuencia, la agricultura generó excedentes para vender en los mercados locales y
comarcales. Así, el aumento de los intercambios comerciales estimuló el renacimiento de
la vida urbana.

5.1 EXPANSIÓN AGRARIA Y CRECIMIENTO DEMOGRÁFICO

A partir del siglo XI, en Europa occidental, se introdujeron una serie de innovaciones
técnicas en la agricultura:

• Nuevas técnicas de cultivo, como la rotación trienal que solo dejaba un tercio de la
tierra en barbecho, y el uso del estiércol de animales como abono.

• Nuevos instrumentos agrícolas, como el arado normando o de vertedera, la collera
y el uso de herraduras en los caballos, mejoraron la utilización de la fuerza de los
animales de tiro (caballos o bueyes) para las labores del campo. Asimismo, el empleo
de molinos (de agua o viento) simplificó la tarea de molido del grano.

Entre los siglos XII y XIV, la aplicación de estos adelantos supuso un aumento de la
productividad (mayor producción por superficie cultivada) en gran parte de Europa
occidental.

13


El incremento de la producción agrícola permitió mejorar la alimentación de la población,
lo que hizo aumentar su resistencia a las enfermedades. Este cambio originó un aumento
de la población: Europa pasó de 45 millones de habitantes en el siglo XII, a unos 75 millones
en el siglo XIV.

El desarrollo demográfico provocó la necesidad de buscar nuevas tierras. Para ampliar los
campos de cultivo, los campesinos repoblaron antiguas tierras abandonadas y roturaron
otras nuevas. El resultado fue un incremento de la producción agraria.


6. LA CIUDAD MEDIEVAL

6.1 LAS CIUDADES, NUEVOS CENTROS ECONÓMICOS

La mejora de la agricultura estimuló la revitalización o la aparición de las ciudades. Los
agricultores, al producir más de lo que necesitaban para su consumo, generaron un
excedente o sobrante de alimentos y de materias primas.

Los campesinos, y sobre todo los nobles y los eclesiásticos, propietarios de las tierras,
buscaron mercados donde vender esos productos, y los encontraron en las nacientes
ciudades europeas. Allí intercambiaban los excedentes agrícolas por los productos
artesanales urbanos.

Además, el crecimiento de la población fomentó la emigración de una parte de los
campesinos a las ciudades, donde encontraban mayor libertad personal y algunas
oportunidades para mejorar su vida.

14
6.2. ARTESANOS Y GREMIOS

La ciudad medieval se convirtió en un centro de producción de objetos manufacturados.
Los artesanos de un mismo oficio se agrupaban en calles que recibían el nombre de su
actividad: curtidores, plateros, tejedores, tintoreros, etc.

El trabajo artesanal se organizaba en pequeños talleres, cuyo propietario era el maestro
artesano, que disponía de sus propias herramientas. Se trataba de un trabajo manual, y en
el mismo taller, que era también vivienda, se realizaba todo el proceso de producción.

Los artesanos de cada ciudad se organizaban para protegerse de la competencia de los
artesanos de otros lugares y para garantizar el buen funcionamiento de la producción. Por
esa razón, los artesanos de cada oficio se agrupaban en GREMIOS, estructurados de forma
jerárquica: aprendices, oficiales y maestros artesanos.

El gremio se preocupaba de mantener el cumplimiento de una serie de normas: nadie podía
realizar su oficio en una ciudad sin el permiso del gremio, y todos los maestros artesanos
debían trabajar las mismas horas y utilizar el mismo tipo de herramientas. El gremio
también controlaba la calidad de los artículos y su precio final.




6.3 LA APARICIÓN DE LA BURGUESÍA (HABITANTES DE LA CIUDAD O BURGO)

El crecimiento de las ciudades transformó la sociedad feudal ya que los reyes, nobles y
eclesiásticos concedían a sus habitantes libertad personal y una serie de derechos, como
celebrar mercados, establecer su gobierno, etc. Ello permitió la formación de un nuevo
grupo social no privilegiado, la burguesía (habitantes de la ciudad o burgo), personas
dedicadas al trabajo artesanal y al comercio y que no dependían de ningún señor feudal.

La base de su riqueza era el dinero que cobraban por su trabajo, por la venta de sus
productos o por los beneficios que generaban sus negocios. Según su riqueza, se distinguía
la alta burguesía, formada por grandes comerciantes y banqueros, y la pequeña burguesía,
que incluía a los maestros artesanos y los pequeños comerciantes.

15
Además de los burgueses, en las ciudades medievales vivían señores nobles y eclesiásticos
quienes, atraídos por la riqueza y actividad de la ciudad, fijaban su residencia (palacios,
conventos, iglesias) en ella.

También vivían en las ciudades otros grupos sociales, integrados por gentes humildes:
oficiales y aprendices de los gremios, criados, gentes sin oficio y mendigos. Por último,
también solían asentarse mino- rías como los judíos, muchos de ellos artesanos,
prestamistas o médicos, que vivían en barrios separados: las aljamas o juderías.

6.4. EL GOBIERNO DE LAS CIUDADES

En su inicio, las ciudades formaron comunas o asambleas de todos los vecinos para
organizar su gobierno. Posteriormente, se eligieron magistrados, que velaban por las
finanzas, el orden y la justicia, dirigidos por un alcalde. El ayuntamiento era el edificio
donde se reunían y donde se guardaban el sello, el escudo de armas o estandarte, el archivo
de los documentos y el tesoro de la ciudad.

Con el tiempo, el gobierno de las ciudades fue quedando en manos de las familias más ricas
de comerciantes y banqueros, en ocasiones emparentados con la nobleza urbana, que
constituyeron un grupo privilegiado, el patriciado urbano.

6.5. LA CULTURA URBANA

En los siglos X y XI, en Europa occidental, leer y escribir era una tarea reservada a clérigos,
funcionarios reales y algunos ricos mercaderes. Sin embargo, a medida que avanzó el siglo
XII, la mejora de las condiciones económicas y el desarrollo de la vida urbana propiciaron
una mayor ilustración entre algunos nobles, y muy especialmente entre los burgueses que
se dedicaban a los negocios.

Esta necesidad de conocimientos potenció el desarrollo de las escuelas en las ciudades,
dependientes de la Iglesia o del propio gobierno de la ciudad. Muy pronto, el deseo de
profesores y estudiantes de poder aprender sin el control de las autoridades religiosas o
municipales dio lugar a la formación de corporaciones llamadas universidades.

16
7. LA CRISIS DEL SIGLO XIV DE LA BAJA EDAD MEDIA

7.1. EL HAMBRE, LA GUERRA, LA PESTE

Desde principios del siglo XIV, se produjo en Europa una crisis agraria debida a una sucesión
de malas cosechas, motivadas por un clima desfavorable y por el cultivo de tierras de baja
calidad durante las grandes roturaciones. La consecuencia fue que la producción de trigo
disminuyó mucho y el hambre se expandió por todo el continente.

A este primer problema se unió el de los daños provocados por las frecuentes guerras entre
señores feudales. Las tierras donde se libraban estas luchas o por las que transitaban los
ejércitos eran saqueadas. Además, en los bosques se refugiaban bandoleros que
aumentaban la inseguridad de los caminos.

El período más duro se inició en el año 1347, cuando la denominada Peste Negra asoló
Europa, afectando a una población subalimentada y provocando una elevada mortalidad.

7.2 LA PESTE NEGRA

7.2.2 Origen de la Peste Negra
Bacteria Yersenia pestis contenido en la saliva de pulgas de rata provenientes de Oriente y
traídas a Europa en los barcos de los comerciantes europeos.

7.2.3 Formas de contagio
Picaduras de pulgas de ratas infectadas sobre la piel humana.

7.2.4 Síntomas
La piel se va pudriendo lentamente y adquiere un color” negro”. Fiebres de más de 40º.

7.2.5 Efectos o consecuencias
La muerte de 1/3 de toda la población de Europa (descenso demográfico = disminución de
la población)

LA DANZA DE LA MUERTE MÉDICOS ATIENDIENDO A UN PACIENTE DE LA
PESTE NEGRA

17

EXPANSIÓN DE LA PESTE NEGRA EN EUROPA (SIGLO XIV)

18

También podría gustarte