Está en la página 1de 4

La JEP le niega amnistía a hombre

que fue extraditado por narcotráfico


Germán Darío Estrada Montoya, quien ya está en Colombia, aseguró
tener vínculo directo con las Farc.
 Compartir
 Comentar
 Guardar
 Reportar
 Portada

Estrada fue condenado por tenencia de casi dos toneladas de


marihuana. Foto de referencia.
Foto: 
Policía de Bogotá
RELACIONADOS:
 
NARCOTRÁFICO
 
EXTRADICIONES
 
JURISDICCIÓN ESPECIAL PARA LA PAZ
 
JEP
 
COLADOS EN LA JEP

Por: Justicia
 
07 de mayo 2020 , 03:14 p.m.
Entre los argumentos por los que Germán Darío Estrada Montoya pedía a
la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) que asumiera su caso y le
otorgara amnistía y libertad, estaba que su hermano, José Humberto
Estrada Montoya, “fue asesinado de forma violenta a manos de
esta extinta guerrilla de las Farc-EP por retaliaciones accionadas
por parte de grupos en el cual se dedicaban a la movilización de
drogas ilícitas”.
Temas relacionados
NARCOTRÁFICO
 09:19 P.M.

La guerra de narcos por mantener el negocio en medio de la pandemia


 
VENEZUELA
 MAY 06

Coca que cayó en España está ligada al régimen de Maduro: EE. UU.
 
DISIDENCIAS DE LAS FAR
 MAY 05

Una mujer facilitó la caída de 'Yomba', narco y homicida en Tumaco

El hombre, capturado en 2012 como parte de una organización de


narcotráfico del Magdalena Medio, ya era considerado extraditable para
entonces, pues una corte del Distrito Sur de Nueva York lo había
pedido por cargos de comercio ilegal de drogas ilícitas.

En su solicitud a la JEP, Estrada pidió una entrevista para “manifestar el


vínculo directo con dicha organización”, es decir, las Farc.

Asimismo, manifestó que él operaba de forma mancomunada con los


frentes 21 y 26 de la desmovilizada guerrilla en Medellín, Ibagué y
Bogotá, y que su contacto era alias ‘Reinel’, cabecilla del frente sexto.

(Lea también: La JEP prohibe al Centro Nacional de Memoria


alterar colección)
Incluso, dijo que movían la droga con la complicidad de un “sargento
Pascua” encargado de blindar los cargamentos desde Corinto, Cauca,
hacia varias ciudades del país.

Estrada Montoya fue extraditado en octubre del 2013 a Estados


Unidos como parte de un grupo de más de 10 personas, entre las
cuales el más conocido era Ericson Vargas Cardona, alias Sebastián,
quien fue jefe de la ‘oficina’ de Envigado.

Años después, volvió al país, y desde la cárcel La Picota, donde


permanece recluido, pidió a la JEP los beneficios que esa justicia solo
puede otorgar a miembros de la Fuerza Pública, exintegrantes o
colaboradores de las Farc o terceros cuyos delitos hubieran sido
cometidos en relación o con ocasión del conflicto armado.

(Puede interesarle: La guerra de narcos por mantener el negocio


en medio de la pandemia)

Sin embargo, en su estudio, la Sala de Amnistía de la JEP no


encontró ninguna evidencia administrativa o judicial de que
Estrada Cano hubiera tenido relación con las Farc como
colaborador.

Por una parte, no aparece en los listados oficiales de esa organización


acreditados por la Oficina del Alto Comisionado para la Paz. Además, en
la condena en su contra, a 21 años, por tráfico, porte y fabricación de
estupefacientes no hay ninguna evidencia de relación con la guerrilla.

Cuando Estrada cayó en 2012, en un parqueadero de Envigado


que él administraba y donde se guardaban en ese momento más
de 1.800 kilos de marihuana, ya se le acusaba de hacer parte de una
organización que enviaba cocaína a Estados Unidos a través de los
aeropuertos de Medellín y Bogotá.

Fue sentenciado en 2013, tras aceptar los cargos y llegar a un


preacuerdo con la Fiscalía.

El magistrado de la JEP Juan José Cantillo Pushaina, al no encontrar


competencia de la JEP sobre Estrada, decidió rechazar su solicitud de
amnistía y negarle la libertad condicionada que pedía, por lo que Estrada
Montoya seguirá pagando su pena en La Picota.

JUSTICIA
Twitter: @JusticiaET
Justicia@eltiempo.com