Está en la página 1de 1

Evolución del cemento.

En la actualidad el uso del cemento es una de las principales acciones que se realizan en las
pequeñas y hasta en las más grandes obras en el sector constructivo. Este ha cambiado por
completo la manera de construir ya que con el paso del tiempo se ha perfeccionado su técnica de
elaboración, haciéndolo un material indispensable. Su evolución a lo largo de la historia ha traído
muchos cambios en la sociedad a través de su uso. A pesar de ser un elemento que se usa de
manera esencial, no es conocido totalmente, y este sigue teniendo investigaciones ya que no se
sabe que impacto y consecuencias podría seguir teniendo en la actualidad y en las futuras
generaciones.

En la actualidad el cemento es un polvo fino que se obtiene de la calcinación de una mezcla de


roca caliza, arcilla, hematita y concentrados. Pero en la antigüedad el producto que se utilizaba
para las construcciones era hecho a base de materiales no muy comunes, ya que la tecnología y la
química no intervenían en el proceso de elaboración del mismo. Con el paso del tiempo se fueron
perfeccionando y adoptando nuevas técnicas que iban siendo usadas por diferentes civilizaciones
que existían en ese entonces. Algunas civilizaciones lo producían a base de otros elementos, como
pastas obtenidas con mezclas de yesos y calizas disueltas en agua, que eran de los primeros
materiales y elementos que se utilizaban para la construcción. Fue así como su producción fue
evolucionando. Por ejemplo, en el antiguo Egipto, en sus primeras obras de construcción,
buscaban unir las rocas de las pirámides utilizando dicho producto. Más tarde de igual manera los
romanos influyeron en su innovación ya que emplearon una ceniza volcánica llamada puzolana.
Para realizar este cemento se necesitaba de nuevos materiales y productos y entre ellos se
encontraba la cal, grasa animal, leche y sangre. Por la necesidad de seguir construyendo y mejorar
las obras, la elaboración del cemento se tenía que seguir mejorando, investigando nuevas técnicas
que podrían ser implementadas en su proceso de elaboración. Por ejemplo, el proceso de incinerar
cal y agregarle puzolana. Un tiempo después el ingeniero John Smeaton seguía usando la técnica
de cemento romano, pero llego a la conclusión que la única manera para garantizar la resistencia
era que este debía ser empleado con piedra unida y con un mortero realizado con cal calcinada.
Años más tarde los ingenieros Joseph Aspdin y James Parker patentaron el primer material que se
conocería como Cemento Pórtland, el cual esta hecho a base de piedra caliza, arcilla y carbón. Y
su nombre se originó gracias a la similitud de color que tenía entre dicho producto y las rocas
existentes en la isla de Pórtland en el Reino Unido. El proceso de producción del cemento fue
mejorado por Isaac Johnson cuando logró fabricar con éxito este producto quemando una mezcla
de caliza y arcilla hasta la formación del Clinker, años después se estandarizaron pruebas para el
cemento, es así como Thomas Alba Edisson llevo su producción a una escala comercial. Con el
pasar del siglo la industria del cemento aumento y eso hizo que el mundo evolucionara en el sector
de la construcción. El cemento Pórtland que se produce actualmente se obtiene al calcinar una
mezcla de calizas, arcillas en su generalidad, que se preparan de forma artificial, dando lugar a lo
que se conoce como Clinker. La evolución e innovación de la tecnología ha permitido también crear
otros tipos de cemento con base en el Pórtland, como es el caso de cementos con adiciones
activas, los siderúrgicos, los puzolánicos, los aluminosos e incluso los cementos especiales.

La diversidad de cementos encontrados y sus evoluciones, han abierto los ojos a que aún no
conocemos nada de lo que estamos usando, pues sus evoluciones constan de una variedad de
sucesos que fueron de vital importancia para llegar a ser utilizados de forma muy común, aún que
han sido perfeccionados aún se sigue con la duda de como afectara a las nuevas generaciones,
por su parte en el historia han demostrado una importancia amplia pues aún encontramos algunas
obras que desde tiempo pasados han perdurado hasta nuestros días.

Cristián Iván Cruz Cruz, Luis Castillo López, Bersain Jiménez Hernández y Arturo Silias Juárez

También podría gustarte