Está en la página 1de 3

Operación de practicaje:

El practicaje es un servicio universal, obligatorio para buques de más de 500 GT o de cualquier


tamaño siempre y cuando transporten mercancías peligrosas. Está dirigido a garantizar la
seguridad del puerto, de las instalaciones portuarias, del buque, del medio ambiente y, por ende,
de la vida humana. Está catalogado como un servicio concesionado y fuertemente regulado por su
incidencia en la seguridad de la navegación.

La Autoridad Portuaria, como titular del servicio de practicaje, establece:

 Las condiciones de prestación del servicio.


 Los límites de la zona de practicaje, el tiempo de respuesta, y las tarifas aplicables.
 El control de su prestación y la competencia sancionadora.
 El número de Prácticos necesarios para la prestación del servicio de practicaje.
Exenciones al servicio de practicaje. Certificados de Exención de Practicaje (PEC)
Además de los buque de guerra nacionales, se podrán establecer excepciones a la obligatoriedad
de utilización del servicio de practicaje en un puerto o grupo de puertos determinado. Exenciones:
- Carácter temporal prorrogable.
- Conocimientos específicos que posea el capitán o patrón del buque sobre el puerto.
- Frecuencia de entradas y salidas en puertos concretos en los últimos ocho meses
- El tipo y características técnicas del buque.
- La existencia y tipo de medios de ayuda a la maniobra de los buques.
- La intensidad y clase del tráfico marítimo.
- El tipo de mercancías transportadas.
- La dificultad de los canales de entrada o salida, el sistema de balizamiento y demás medios
técnicos en materia de seguridad marítima con que cuente dicho puerto, así como los
demás aspectos exigidos por la normativa establecida al efecto por la Organización
Marítima Internacional (OMI). De este modo, se obtiene el Certificado de Exención de
Practicaje (PEC), que también existe en un cierto número de países del mundo, aunque
con diferentes fórmulas y prescripciones. Los requisitos para la obtención de un PEC en
España son los siguientes:
- Examen teórico ante la Administración Marítima (sin intervención de prácticos). No es un
tribunal. Esta prueba se podrá complementar, a juicio del Capitán Marítimo, con una
maniobra de entrada y de salida. - Hablar y entender el idioma español.
- Haber realizado un mínimo de 30 maniobras / escalas en un año. Lo que significa que un
buque de alta frecuencia obtiene la exención en 15 ó menos días y de media frecuencia en
menos de tres meses. Nota: Francia no concede exenciones.
- A diferencia de otros países, en España se concede exención a los buques cargados con
200 toneladas de mercancías peligrosas. No pueden obtener exención las mercancías
especialmente peligrosas según se definen en el art. 15 del R.D. 145/89. En nuestra
opinión, las exenciones al servicio de practicaje suponen una brecha en la cadena de
seguridad ya que no existe control independiente al capitán del buque de las condiciones
de seguridad en que se realiza la entrada del buque en puerto y no se puede acreditar o
no se acredita que el buque y su tripulación mantienen las condiciones de seguridad que
permitieron el otorgamiento de la exención. No consta inspección de las mercancías
especialmente peligrosas que transporta el buque. Exámenes escasamente rigurosos.
Carga y descarga:
A lo largo de 2010 se transportaron 3.5 millones de graneles sólidos, la mayoría de los cuales
requirieron instalaciones especiales (Ej. La haba de soja que representó 1.6 millones de toneladas).
El Puerto está creciendo rápidamente en el área del Short Sea Shipping (SSS), que ofrece a
menudo un servicio mixto de transporte de pasaje y vehículos, dirigido especialmente a la carga.
Durante 2009 un total de 403.548 pasajeros utilizaron los servicios de SSS que se ofrecen desde
Barcelona. Además, estas líneas transportaron un importante volumen de carga: 101.469 UTI
(unidad de medida equivalente a un medio de transporte, como por ejemplo camiones,
plataformas o remolques). El Port de Barcelona ha apostado decididamente por el SSS como
modelo de transporte sostenible; que comporta sustanciales mejoras en las operativas de las
empresas logísticas; es económicamente más competitivo que la carretera, especialmente por el
creciente precio del carburante; y representa una sustancial mejora medioambiental por el
colapso de las grandes redes viarias europeas, con los problemas de tránsito y contaminación que
comporta el uso exclusivo del camión. Esta apuesta se ha materializado en iniciativas como la
escuela de Short Sea Shipping, la primera institución europea dedicada a facilitar formación
específica en short sea Shopping. Situada en Barcelona ofrece un modelo formativo innovador que
permite a los alumnos conocer directamente, a través de la experiencia a bordo, el
funcionamiento, las características y las ventajas de este tipo de transporte intermodal. La
actividad docente se desarrolla a bordo de las naves que cubren las líneas regulares entre el Port
de Barcelona y los puertos de Génova y Civitavecchia (Roma).

Trasporte:
Accesos terrestres y Comunicaciones interiores
Carretera
Una vía de circunvalación de 13 km de largo, conecta los diferentes muelles y zonas de almacenaje
a lo largo del contorno del puerto de Barcelona. Esta carretera dispone de dos carriles en cada
sentido en la mayor parte del recorrido.
A parte de la red periférica de circunvalación, existen vías de acceso y de servicio a cada muelle,
pero tienen un carácter secundario en comparación de la vía principal de circulación, antes
descrita.
Ferrocarril
En cuanto a comunicaciones interiores por ferrocarril, desde el muelle Ponent hacia el Sud, todos
los muelles disponen de acceso ferroviario, bien con ancho RENFE (1,668 m), de ancho de los
Ferrocarrils de la Generalitrat (1m) o de tipo mixto.
La red ferroviaria interior del Port de Barcelona es de 29 km.; de los que 9,05 km son de ancho
Ibérico, 4,543 km son de ancho métrico, 5 Km, de ancho mixto ( Ibérico / métrico), 8 km, de ancho
mixto (Ibérico / Internacional).y 2,25 km de ancho mixto (ibérico-europeo, métrico). El resto son
vías de origen-destino.

Utillaje:
La superficie terrestre del puerto es de 828,9 ha, y dispone de más de 20 km de muelles y
atraques. En este espacio se pueden encontrar 35 terminales especializadas, y repartidas en: tres
marítimas para ferris, siete internacionales para cruceros, cuatro de contenedores, dos de
automóviles, una de fruta, dos especializados (cacao, café y metales no férricos), un frigorífico,
nueve de líquidos a granel y seis de sólidos a granel. Estas terminales están servidas por 45 grúas y
nueve remolcadores que facilitan las tareas de carga, descarga y embarque.

Foto satélite del Port de Barcelona


- Superficie terrestre 1.109,9 ha
- Muelles y atraques 23,183 km
- Rampas ro-ro 30
- Calados Hasta 16 m
- Remolcadores 9 (1.213 kW / 2.943 kW)
- Almacenamiento
- Cubierto: 203.304 m2
- Descubierto: 5.023.964 m2
- Capacidad: hasta 50.000 t de peso muerto
- Grúas: 38 (27 de contenedores)