Está en la página 1de 2

Emigración de la Educación Municipal a la Particular Subvencionada

¿Profecía auto cumplida?

Marcos Simunovic P.
Opinión Personal

La Educación Particular Subvencionada es una realidad cuya existencia y continuidad
hay que considerarla inmanente a los tiempos históricos que vivimos, pero las reglas del
juego que la regulan y su comparabilidad con las reglas que afectan a la educación
pública municipalizada es una cuestión que necesariamente debemos estudiar con
mayor profundidad y buscar las soluciones para que la profecía de la desaparición de la
educación publica, hoy en manos de los municipios o sus corporaciones, no ocurra.

Este análisis parte del principio de la necesaria existencia de una educación pública
administrada por entes públicos a efectos de sustentar una sociedad democrática que
asegure igualdad de oportunidades y evite que la educación termine siendo dominada y
administrada por los poderes económicos.

Hoy en día con las reglas del juego existentes, todo conlleva, y así lo muestran las
cifras, a que la educación particular subvencionada muestre mejores resultados
absolutos de aprendizaje (léase puntajes SIMCE) que la educación municipalizada
provocando en consecuencia que los padres tiendan a sacar a sus hijos del sector
municipal para llevarlos al subvencionado en busca de esos mejores resultados.

La pregunta es si ¿estos mejores resultados grupales, en términos absolutos, es producto
de una mejor enseñanza, léase mejor liderazgo directivo y docente, mejor gestión
curricular y mejor infrestructura? Mi hipótesis es que no, pues bien se sabe que los
resultados finales del aprendizaje están también significativamente influidos por el
capital cultural que el estudiante trae de su casa y por el clima escolar en que se
desenvuelve en el colegio.

He ahí entonces el escenario para la profecía auto cumplida. Estudiantes con mejor
capital cultural se agrupan en colegios particulares logrando mejores resultados finales
retroalimentando este círculo ¿virtuoso?

Virtuoso nó, mas bien vicioso pues es contradictorio con los principios democráticos
mas arriba enunciados y encarnados en los objetivos fundamentales transversales de la
educación chilena consignados en nuestras leyes.

Hasta aquí debiera ser suficiente para justificar un cambio en las reglas del juego con las
que “compiten” las escuelas municipalizadas versus las subvencionadas. Pero hay más
argumentos.

La educación particular subvencionada no necesariamente es mas eficiente y eficaz que
la municipalizada pues existe evidencia científica que señala que el avance relativo de
los alumnos municipales, dígase la tasa marginal de aprendizaje, en muchos casos es
mayor en la educación municipalizada que en la particular subvencionada. Si el
resultado final (SIMCE) favorece a los subvencionados es porque también tienen con

Agreguemos a lo anterior las mejores posibilidades. El desafió es ¿que hacer?. hay que promover una ley que obligue a cada establecimiento que reciba financiamiento público a recibir y educar a alumnos de todos y cada uno los orígenes socioeconómicos construyéndose estructuras de matriculas homogéneas entre colegios subvencionados y municipales que reflejen la heterogeneidad de nuestra sociedad provocando así la sana competencia en la gestión de las unidades educativas por alcanzar. los mejores estándares de calidad en educación y convivencia democrática.sus alumnos un punto de partida cultural superior y una ambiente escolar también superior en términos de expectativas. si bien pretende romper con este pronóstico al entregarle mayores recursos a las escuelas que atienden a una población con menor capital cultural. tolerancia a la diversidad. Humildemente propongo que. lo único que sobrevivirá de la educación pública en manos de entes públicos. serán ghettos de estudiantes de alta vulnerabilidad encerrados en un círculo vicioso de segregación y discriminación. Solo así seremos consecuentes con nuestros principios y lograremos los mejores resultados como país con la menor desigualdad posible. sin perjuicio de todos los esfuerzos municipales y de sus corporaciones en ejecución y por realizar para mejorar los liderazgos directivos y docentes. docentes y páradocentes como también para marginar a los peores. se manifiesten también en la convivencia y enseñanza diaria. continuaría la contradicción con los principios de una sociedad inclusiva y democrática en que la igualdad de oportunidades.. Antofagasta. como la gestión curricular y de recursos y como la construcción de una ciudad proeducación. sus recursos materiales nunca serán suficientes para revertir esta profecía y si lo fueran. La ley SEP (Subvención escolar preferencial). 28 de Noviembre de 2010 . por no estar afecta al estatuto docente. en igualdad de condiciones. etc. ¿Seguiremos estigmatizando la educación pública municipalizad y a sus alumnos? Si nada nuevo se hace. que tiene la educación particular subvencionada respecto a la elección de los mejores directivos. respeto.