Está en la página 1de 165

Licenciado en Criminalística, Calígrafo Público Nacional, Perito en

Documentología y Balística.

Si la investigación criminal es correcta y oportuna el


crimen perfecto no existir.
Jorge Omar Silveyra
ÍNDICE

- INTRODUCCIÓN

CAPITULO 1
-ESTUDIO CRIMINALÍSTICO DEL LUGAR DEL HECHO
1- OPINIONES Y FRASES CELEBRES DE CRIMINALISTAS
2- LA ESCENA DEL CRIMEN
3- LEVANTAMIENTO DE LA ESCENA DEL CRIMEN
4- GUIÁ DE PROCEDIMIENTOS Y CAPACITACIÓN PARA PERSONAL
INTERVENTOR EN LA ESCENA DEL CRIMEN.

CAPITULO 2
1-LAS EVIDENCIAS FÍSICAS.
2-CUIDADO Y CONSERVACIÓN DE LAS EVIDENCIAS FÍSICAS
3-LEVANTAMIENTO DE LAS EVIDENCIAS FISICAS
4-PRECAUCIONES EN EL MANEJO DE LAS EVIDENCIAS
5-CANTIDAD DE MATERIAL A SER COLECTADO
6-SECUENCIA DE COLECCIÓN
7-MARCACIÓN DE LAS EVIDENCIAS
8-CUIDADO, CONSERVACIÓN Y EMBALAJE DE LAS EVIDENCIAS
9-DE LA ROTULACIÓN Y ETIQUETADO DE LAS EVIDENCIAS
10-REMISIÓN DE LAS EVIDENCIAS FISICAS
11-ANOTACIONES PARTICULARES DEL INVESTIGADOR

CAPITULO 3
TRATAMIENTO PARTICULAR DE DIVERSOS TIPOS DE EVIDENCIA FÍSICA.
1- Muestras de sangre
2- Muestras de semen
3- Muestras obstétricas
4- Muestras de pelos
5- Muestras de material biológico para ADN
6- Muestras de fibras
7- Rasgaduras y cortes
8- Cuerdas y sogas
9- Armas de fuego
10- Proyectiles
11- Vainas
12- Cartuchos de papel y plásticos
13- Perdigones
14- Diseños dejados por la pólvora
15- Tacos
16- Muestras de artefactos explosivos
17- Prendas de vestir
18- Vidrios
19- Tierra
20- Pinturas y otros barnices
21- Materiales para la construcción
22- Objetos metálicos y plásticos rotos
23- Grasas y sustancias similares
24- Venenos, drogas y otras sustancias tóxicas
25- Madera y otros productos vegetales
26- Vehículos automotores
27- Elementos cortantes e instrumentos contundentes
28- Marcas de herramientas
29- Huellas de neumáticos, calzados y tramas
30- Rastros papiloscópicos
3l-Documentos, billetes y otros valores.
(Guía para verificar papel moneda.)
32- Muestras de manuscritos.
33- Muestras de máquinas de escribir.
34- Muestras de fotocopiadoras.
35- Muestras de otros equipos de impresión y sellos.
36- Muestras de impresiones digitales
37-Elementos vinculados con delitos informáticos

CAPITULO 4
DOCUMENTOLOGIA
LA PERICIA SOBRE IDENTIFICACION DE MANUSCRITOS
A) Cómo se logra identidad por medio de manuscritos?
B) La Scopometría y otras denominaciones del peritaje sobre manuscritos.
C) El proceso de comparación.
D) Cómo se realiza la comparación de manuscritos?
E)Cuadro sinóptico del Sistema Scopométrico sobre Identificación de Manuscritos

LA PERICIA MECANOGRÁFICA
A) Las máquinas de escribir modernas (eléctricas, impresoras, fotocopiadoras)
B) Máquinas eléctricas y electrónicas
C) Máquinas impresoras
C E) Máquinas fotocopiadoras
D
CAPITULO 5
BALÍSTICA FORENSE
1- EL CAÑÓN
2- LONGITUD DEL CAÑÓN
3- EL CALIBRE DEL CAÑÓN
4- EL ÁNIMA DEL CAÑÓN
5- EL “VIENTO BALÍSTICO”
6- LOS CALIBRES (CALIBRE REAL Y NOMINAL)
7- INDICE DE FORZAMIENTO
8- EL PODER DE DETENCIÓN, STOPPING POWER Ó MANSTOPPER

CAPITULO 6
IDENTIDAD FÍSICA HUMANA
HISTORIA Y EVOLUCIÓN DE LA DACTILOSCOPIA Y DEL ADN EN USOS CRIMINALÍSTICOS.

1-LA DACTILOSCOPIA
A) TIPOS PATRONES DEL SISTEMA DACTILOSCÓPICO ARGENTINO
1-FIGURA DÉLTICA
2- TIPOS FUNDAMENTALES
a) ARCO
b) PRESILLA INTERNA
c) PRESILLA EXTERNA
d) VERTICILO
3- VOCABULARIO TÉCNICO

2- EL AFIS
SISTEMA AUTOMATIZADO DE IDENTIFICACION DE HUELLAS DIGITALES

3- EL ADN
HISTORIA
A) ANTECEDENTES EN INGLATERRA
B) ANTECEDENTES EN E.E.U.U.
C) ANTECEDENTES EN ARGENTINA
D) COMENTARIO

CAPITULO 7
IDENTIFICACION DE DISCOS COMPACTOS (C.D)
INTRODUCCIÓN
1-FORMATO Y CARACTERÍSTICAS FISICAS DE UN C.D.
2-PRODUCCIÓN DE UN C.D. MEDIANTE ESTAMPADO
3-IDENTIFICACION DE UN C.D. ESTAMPADO
4-TOPOGRAFÍA DE UN C.D.
5-CDs GRABABLES Y REGRABABLES
INTRODUCCIÓN

Sobre la base de las experiencias personales adquiridas primero, como


estudiante del Instituto Universitario de la Policía Federal Argentina y luego
como docente en el mismo ámbito, afianzadas en mi trayectoria profesional
como Oficial de la misma Institución y Perito Criminalista, desarrollada en
diversos destinos operativos tales como: La División Robos y Hurtos;
Comisarías metropolitanas, Laboratorios de: Scopometría, Balística, Rastros
y Químico, como así también estando a cargo de la Unidad Criminalística
Móvil y del Gabinete Técnico Pericial de la Delegación Bahía Blanca; es que
trato en esta obra de volcar una serie de aspectos y recomendaciones para
instruir acerca de detalles a tener en cuenta para evitar errores en la colección
de pruebas relacionadas con la investigación de delitos, específicamente en los
primeros momentos de la intervención policial o judicial.

Creo que los estudios vinculados a la criminalística son fundamentales


para demostrar y aclarar hechos pasados, para poder probar la realidad de lo
sucedido o sea la verdad de los acontecimientos.

Por la naturaleza y el grado de complejidad de los hechos que se


investigan, el empleo de métodos científicos dirigidos al esclarecimiento de la
verdad deben realizarse con gran responsabilidad.

El desarrollo de tales métodos de estudio, con sus modernas técnicas,


nuevos conceptos de individualización, despliegan procedimientos sobre la
parte tangible, física, real, y demostrativa del crimen; y permiten la
observación de toda una serie de irrefutables informaciones, cuyo ejercicio
permite corroborar o contradecir declaraciones, aclarar una duda, completar
una prueba, o basar una acusación.

Estos procedimientos son desarrollados dentro de los laboratorios, los


mismos son producto del estudio específico de los peritos, pero el investigador
o interventor en un hecho particular debe por lo menos conocer generalidades
de esos procedimientos para saber aprovechar las potencialidades que encierra
cada elemento sospechoso en la escena del crimen, he aquí la razón de los
primeros capítulos de este libro, dirigido a aquellos que deban por razones
legales intervenir en un hecho criminal o sospechoso de criminalidad.
Justamente para los mencionados y sobre la base de experiencias
personales y recomendaciones del Instituto Nacional de Justicia de los
EEUU, consideré importante la incorporación de una guía de procedimientos
y capacitación de personal interventor en la escena del crimen preparada con
la perspectiva de poder contribuir con su conocimiento y práctica a una mejor
administración de justicia en nuestro país.

En los últimos capítulos se mencionan referencias sobre las pericias


Documentológicas, Balísticas y sobre Identidad Humana que el suscripto fue
realizando en notas científicas en revistas de la especialidad criminalística, los
artículos contienen actualizaciones de metodologías de estudio en las
disciplinas detalladas precedentemente. La permanente actualización en
técnicas modernas es requisito indispensable del buen profesional criminalista.
CAPITULO 1

ESTUDIO CRIMINALIDAD DEL LUGAR DEL HECHO

En el lugar de un hecho criminal es donde la aplicación de la


Criminalística tiene su máxima aplicación, el mismo también se lo conoce
como lugar del “Suceso del Crimen”, y consiste en la utilización de la
totalidad de los conocimientos que las ciencias y artes ponen a disposición del
criminalista para la resolución de un hecho delictivo.

Varios autores de trabajos sobre el tema insisten en afirmar que la


Criminalística es un puente entre la POLICÍA y la JUSTICIA, permitiendo un
nexo entre la prevención y la investigación de un crimen determinado y la
resolución total del proceso penal.

1-OPINIONES Y FRASES CELEBRES DE CRIMINALISTAS:

Entre los trabajos publicados por especialistas del tema se pueden citar
una sinonimia de títulos, citándose como ejemplo los siguientes:

- ALZAMIENTO DE CUERPOS HUMANOS ( Dr. Edmond Locard)


- CONSTATACIONES PRELIMINARES (Coutagne)
- LUGAR DE LA MUERTE (Gresham)
- ESCENA DE LOS HECHOS (Acosta Guzmán)
- EXAMEN DEL LUGAR DEL HECHO (Bonnet, Hofmann, Morán)
- EXAMEN JURÍDICO DEL CADÁVER (Briand)
- INSPECCIÓN OCULAR (Ponsold)
- LUGAR DEL SUCESO (Israel Castellanos)
- MEDIDAS QUE HAN DE ADOPTARSE AL DESCUBRIRSE UN
CRIMEN (Balthazard)
- PUNTO DEL CRIMEN (Hofmann)
Frases que resumen la importancia del estudio de referencia:

“En la investigación criminal el tiempo que pasa es la verdad que huye”.


Dr. Edmond Locard

“En la escena del delito se puede hallar –si se actúa diligentemente– la más
rica y extraordinaria variedad de ‘testigos mudos’ y ellos pueden arrancar el
hilo de una exitosa investigación criminal”.
Roberto Albarracín

“Frecuentemente el criminal firma su crimen al dejar en el lugar del suceso


la prueba de su culpabilidad”.
Camilo Simonin

“El lugar del crimen como un libro lleno de vestigios materiales, relata la
historia de lo sucedido, su relato suele ser sibilino y criptográfico. En manos
de un lector inhábil se convierte en un libro frágil, cuyas hojas pueden
perderse sin posibilidad de restauración”.
Eraldo Rabello

Como puede verse la importancia del lugar del hecho tiene una
transcendencia fundamental en su estudio y en el caso de muertes se ve
complementada con la autopsia del cadáver.
Como consecuencia de la experiencia recogida en muchas de mis
intervenciones de investigación, han surgido una serie de premisas que a
manera de regla mnemotécnica considero pueden adoptarse a los fines de
realizar un estudio sistemático y científico del hecho, que podríamos
vincularlo con lo “Criminalístico” de la investigación, y de tal vocablo sacar
fruto de las maneras de llevar a cabo los estudios de una forma ordenada:
C científico
R iguroso
Í ntegro
M etódico
I mparcial
N arrativo
A nalítico
L ento
I nmediato
S istemático
T écnico
Í nteligible
C oncreto
O bjetivo

Se dice que debe ser:


Científico: Porque se debe actuar según los preceptos que cada una de las
ciencias aplicadas nos indican, buscando sólo aquello que admite principios,
consecuencias y hechos rigurosamente demostrados y demostrables.

Riguroso: Pues el estudio debe ser completo, agotando todas las posibilidades
que se nos ofrecen sin dejar nada sin verificar o analizar por superficial o
ajeno al hecho que se nos presente.

Íntegro: Debe ser total ya que hay que agotar todas formas que se nos ofrecen
como única oportunidad de revelarlas en el lugar del hecho.
Metódico: Pues se debe actuar con método, yendo desde lo general a lo
particular, siguiendo un camino siempre igual acorde a nuestro sentir de obrar
y proceder conforme a nuestro hábito o costumbre de trabajo.

Imparcial: Porque se debe actuar sin pasión, en forma justa, ecuánime y sin
prejuzgar, siguiendo un camino equitativo, puro y objetivo.
Narrativo: Ya que el relato de las observaciones, evaluaciones y
descripciones se expondrán de tal manera que puedan ser interpretados y
evaluados como si el lector del informe estuviera en el lugar de los hechos.
Analítico: Dado que no se trata de una simple toma de datos aislados, sino de
la evaluación particular de cada uno de ellos y su interrelación con el todo del
evento investigado.

Lento: Pues nada ni nadie puede apurarnos en el estudio, ni siquiera nosotros


mismos, debemos utilizar todo el tiempo necesario a fin de aclarar todo
aquello que sea necesario o pueda presentar dudas.

Inmediato: Ya que la inmediatez es fundamental en este tipo de estudios y


aquí nada es más verdadero que el postulado que dice “que en la investigación
criminal el tiempo que pasa es la verdad que huye”.

Sistemático: Porque en estos casos más que nunca nos debemos ajustar a un
sistema de procedimientos que concatenados nos van a llevar a la verdad real
del suceso por el camino más corto.

Técnico: Ya que se fundamenta en técnicas específicas y recomendadas para


detectar, revelar, perpetuar y colectar evidencias.

Inteligible: Dado que la lectura del informe debe ser fácil de interpretar hasta
por un lego en la materia, no dejando puntos oscuros y poco entendibles que
darán lugar a falsas interpretaciones.

Concreto: Porque hay que abocarse a tratar una sola cosa con exclusión de
todo otro tema. Vale decir considerar el lugar del hecho como un todo y
reducir a lo esencial y seguro el problema abordado.

Objetivo: Pues debe estar relacionado con el caso en cuestión en sí mismo y


no con nuestro modo de pensar o de sentir, toda subjetividad deberá ser dejada
de lado ya que puede contaminar la conclusión.
2-LA ESCENA DEL CRIMEN

La escena del Crimen o lugar del hecho, es aquella porción de espacio


donde se materializó el acto y susceptible de revelarse por vestigios
objetivamente constatables, es la fuente por excelencia de los indicios
pesquisables inmediatamente, capaces de posibilitar el esclarecimiento del
hecho.

El lugar no tiene forma y extensión determinable a priori, está definida


en su configuración y amplitud por la cantidad, por la importancia y por la
localización, en cada caso concreto, de los vestigios útiles que pueda encerrar.
Recibe técnicamente la denominación genérica y consagrada de “lugar del
crimen”.

A manera de ilustración, para tener una idea de la posible extensión de


un lugar del crimen, no se debe olvidar que la materialización de un delito
comprende diversas fases, partiendo del momento en que el individuo
deliberadamente comete la infracción penal, tenemos los llamados actos
preparatorios, por él practicados, con el objetivo de asegurar la posibilidad de
llevar a cabo su intento criminal, actos éstos, en sí mismos no imputables
penalmente, salvo que se constituyan delitos autónomos, siguiendo los actos
de ejecución propiamente dichos, a través de los cuales se efectiviza la acción
que podrá llevar, o no, a la consumación del crimen, finalmente, los actos
posteriores (de aprovechamiento, de ocultamiento, de disimulación o de
simulación, de fuga, etcétera) con que intenta tomar ventaja de la infracción
cometida en procura de escapar a su justo correctivo. Estos actos pueden ser
realizados en dos o más lugares diferentes, más o menos relacionados unos
con otros, fijando en cada uno de esos lugares, vestigios materiales
relacionables con la ocurrencia y todo lo acontecido en el lugar del crimen.

No siempre el caso investigado, revela finalmente la infracción penal, la


denominación genérica “podría”, a primera vista parecer impropia. La
expresión, se justifica porque cuando el hecho no sea esclarecido, deberá ser
investigado como si fuese delictuoso, o cuando aparentemente se trate de un
crimen. Sería desastroso para la investigación y contraria al interés de la
justicia una orientación diversa, por cuanto– jamás el investigado, el técnico y
el jurista práctico deberá olvidar los recursos más frecuentes empleados por el
criminal astuto, para escapar de la punición o, de dar una falsa apariencia de
un hecho natural o accidental.

El lugar del crimen, como un libro lleno de vestigios materiales, relata


la historia de la infracción cometida y no es raro que dé la identidad del autor
o de sus autores. Además, este relato frecuentemente es hermético, sibilino,
criptográfico, o su lectura y su exacta inteligibilidad es accesible solamente a
aquellos que estuvieren técnicamente capacitados para descifrarlos. Es
también un libro frágil, cuyas fojas pueden fácilmente perderse sin posibilidad
de restauración cuando es tocado por un lector inhábil. Por eso mismo, la ley
penal objetiva establece que su examen será hecho por peritos oficiales, y
dispone en forma imperativa, que la autoridad diligenciará para que no sea
alterado el estado de las cosas (protección del local, custodia y protección de
los vestigios). Antes de la llegada de los peritos, se podrá instruir y tomar
fotografías, esquemas ilustrativos.
3-LEVANTAMIENTO DE LA ESCENA DEL CRIMEN

La colecta de vestigios se dio en llamarse “levantamiento del lugar del


hecho o crimen”,
como diligencia de orden procesal, el levantamiento del lugar del crimen y el
examen del cuerpo del delito directo, por naturaleza, se define como un
trabajo técnico-científico.
Corresponde aquello que, en una fase de investigación pasada, es
denominada inspección ocular. Sus finalidades esenciales son las siguientes:

1) verificar si hay o no una infracción penal, delito o contravención,


2) en caso positivo, caracterizar la infracción, de acuerdo con el caso,
establecer si corresponde la forma simple o calificada,
3) identificar al autor o los autores de la infracción,
4) perpetuar los indicios constatados, que podrán ser en el futuro presentados
como prueba,
5) autenticar, legalizar los indicios perpetuados, o conocidos, a fin de asegurar,
jurídicamente, la idoneidad y la autenticidad de éstos.

Como se ve de esta enumeración, las tres primeras finalidades dicen,


respecto del interés inmediato de la investigación propiamente dicha y
corresponde como sucesión lógica de las cuestiones fundamentales que serán
respondidas. De hecho, como así primero el auto de necropsia y,
necesariamente, a primera vista paradojal. ¿Hubo muerte? así, también, la
incógnita preliminar a ser dilucidada en el levantamiento del lugar del crimen
y, ¿hubo infracción penal? Es obvio, en efecto, que una conclusión
categóricamente negativa, en respuesta de esta cuestión preliminar, tornaría el
sentido o el procedimiento de investigación indiferente al hecho penal
acarreando de parte del ministerio público, pura y simplemente, un pedido de
archivo de los autos por pedido policial.
En cuanto al 4to y al 5to punto, se funda exclusivamente en el destino
judicial del trabajo pericial en cuestión. De nada, o de poco valdrían,
realmente, los resultados de los exámenes llevados a cabo, si la prueba
material oportunamente recogida no puede ser, más tarde, presentada objetiva
y contundentemente a la justicia, y que exige, pues, la perpetuación de ésta por
los medios adecuados, máximo teniendo en cuenta que muchos vestigios
importantes están sujetos a deterioro y son fácilmente destruibles, cuando son
efímeros por naturaleza, si éstas no son tomadas con la precaución debida no
tendrán sentido permanente y no será posible en ocasión ulterior de la
instrucción y el juzgamiento del proceso criminal, exhibidos como elocuentes
testimonios nudos de la infracción, y de la identidad de los autores de ésta. Es
por fuerza de este destino específico, que se deberán entender los requisitos
formales, con debida observancia de las disposiciones legales y reglamentarias
pertinentes, necesarias jurídicamente, para garantizar la autenticidad de los
indicios perpetuados y a su inrrecusabilidad como prueba, es esto
particularmente importante en los casos en que los indicios son requeridos a la
propia autoridad policial, o a sus agentes, y no al perito.
El levantamiento del lugar del crimen, ya previamente delimitado éste,
es hecho a partir del exterior y, evidentemente, con el cuidado indispensable
para que sean pesquisados algunos indicios, esto no determina la alteración o
la destrucción de otros, y cuando no son debidamente examinados y
adecuadamente perpetuados, siendo, por consiguiente, un trabajo que exige
paciencia, resistencia, seguridad y método, tanto o más considerándose que
muchos de los vestigios pueden ser latentes, tornándose perceptibles después
de su revelado. Parte, frecuentemente de lo general a lo particular y se inicia
por circunstancias o registro de las características del lugar propiamente dicho
y de los puntos de referencia asimilables, y que permitirá seguir establecido,
con objetividad y exactitud, la situación topográfica y de posición de cada
elemento indiciario constatado (v.g. el punto de impacto de un proyectil, una
vaina de cartucho expedido por un arma semiautomática) con relación a los
puntos fijos elegidos y de otros vestigios.
Debe ser el mismo reducido a un acta, y esto constituye el llamado
levantamiento descriptivo, que consiste en la exposición circunstanciada de
los trabajos hechos y de las observaciones recogidas, con una pormenorizada
enumeración y la caracterización posible de los elementos de convicción que
fueran constatados y de aquéllos aprehendidos para la realización del examen
complementario.
En caso de absoluta necesidad, puede ser ése el único registro de la
diligencia, siendo, además, prueba procesal, en cualquier caso, indispensable.
Lo normal, por ende, y recomendable, es ser completado este relato con los
levantamientos fotográficos y fílmicos y, de ser posible, con un levantamiento
topográfico (plano).
El valor de un levantamiento fotográfico reside, principalmente, en su
objetividad, pues no se puede discutir la existencia física de algo cuya imagen
fue captada por una cámara fotográfica. Es más, la fotografía da siempre
imagen en perspectiva de los lugares y objetos sólidos fotografiados.
Difícilmente podrían captar la totalidad del lugar del crimen, con sus
características y vestigios materiales asimilables en una única fotografía, lo
que determina que se observe invariablemente, la norma técnica de fotografiar
tantos aspectos parciales como sean necesarios para un registro completo del
conjunto de los elementos útiles a la investigación y a la prueba de los hechos
y de sus circunstancias. Esto se tornará más difícil, siendo del todo imposible
para el lego (en este caso, por lo menos los jurados) el esfuerzo de
imaginación y síntesis indispensable para la percepción tridimensional
reproducida en un solo plano, y, paralelamente, a las fotos referidas.
El levantamiento topográfico es siempre una útil recomendación
complementaria de todo lo fotográfico. Tiene él, la virtud de demostrar
aquello que la fotografía no demuestra, da una idea más fácil y clara del lugar
y de los vestigios fotográficos. Tiene un valor irrecusable, inclusive para el
investigador y para el perito como elemento auxiliar para la representación y
la reconstrucción de los hechos.
Este levantamiento puede ser planimétrico y altimétrico, siendo la
combinación de ambos de real interés, por ejemplo, en caso de determinación
de la dirección y del sentido de un tiro incriminado, para verificar las
posibilidades que ha de tener el proyectil dirigido y situado en un alejado
punto.
Tratándose de lugares cerrados, con forma geométrica regular, es
bastante útil el procedimiento de Kenyers, que consiste en hacer el
rebatimiento de las paredes y del techo, en un croquis, sobre el mismo plano
del piso, lo que permite inclusive, mediante una simple doblada, la
reconstrucción esquemática de los aspectos tridimensionales del lugar
reproducido.
En lo relativo a los levantamientos de vestigios en particular, hay dos
tipos de levantamientos enumerados, teniendo en cuenta qué armas,
proyectiles o casquillos u otros vestigios y objetos removibles tendrán riesgo
de daño o de alteración perjudicial y, en general, aquellos que interese
examinar más segura y pormenorizadamente en laboratorio, pueden ser
aprehendidos, después de registrar la presencia y la posición de los mismos en
el lugar, vestigios en relevo, por ejemplo, calcos de la impresión parcial de la
firma de una carabina, reproducida por la comprensión de la misma en barro,
pueden ser levantadas por moldes, vestigios materiales latentes son levantados
por revelado algunos de éstos, después del revelado (impresiones papilares) y
otros que son visibles desde el inicio, o se presume su presencia,
independientemente de la revelación (v.g. residuos probables de combustión
de la pólvora) pueden ser levantados por calcado, y otros, como ser, posibles
manchas de sangre, de tinta, de óleo, etcétera, pueden ser levantados mediante
colecta de muestras, para examen complementario, buscando la identificación
de los mismos.

4- GUIA DE PROCEDIMIENTOS Y CAPACITACION DEL


PERSONAL INTERVENTOR EN LA ESCENA DEL CRIMEN

La investigación de la escena del crimen incluye tareas para que se


desarrolle un criterio de capacitación acorde a cada tipo de delito.

Sobre la base de experiencias personales y a las recomendaciones del


Instituto Nacional de Justicia de los E.E.U.U., organismo componente de la
Oficina de Programas de Justicia del Departamento de Justicia de Estados
Unidos, creado en 1968, considero importante la incorporación de esta guía en
éste capítulo debido a que la misma fue preparada con la perspectiva de lograr
capacitar a los futuros interventores en la escena del crimen.

La misma tiene incorporados criterios avalados por una comisión de


trabajo convocada por el citado Instituto de Justicia, que se reunió por primera
vez en Washington D.C. en Agosto de 1998, el grupo de trabajo e
investigación se compuso de 44 especialistas de 25 diferentes estados
americanos, entre los mismos se contó con Oficiales de Policía, Instructores y
Analistas Forenses, Peritos, Fiscales y Defensores, por lo cual fue
recomendada en su utilización a todos los estados americanos.

La guía fue concluida y actualizada en el año 2000, por lo cual posee


incorporados elementos de actualidad que creo pueden favorecer a aquellos
estudiosos del tema, como así también a los que por su responsabilidad laboral
deben intervenir oficialmente en una escenario criminal.
Investigación de la Escena del Crimen:
Guía de Aplicación:

Sección A:
Llegada a la escena: Respuesta inicial/ Priorización de los esfuerzos.
Sección B:
Documentación preliminar y evaluación de la escena.
Sección C:
Procesamiento de la escena.
Sección D:
Completar y registrar la investigación de la escena del delito.

Estas recomendaciones de procedimientos pretenden ser una guía de


prácticas recomendadas en la investigación de la escena del crimen.

Las condiciones legales, logísticas y jurisdiccionales podrían evitar el


uso de procedimientos aquí presentes.

Para situaciones potencialmente devastadoras, como armas biológicas,


amenazas químicas o radioactivas, se debe contactar a los organismos
competentes.
El usuario debe referirse a las publicaciones científicas para
investigaciones de incendios, bombas, explosivos, delitos electrónicos,
homicidios masivos, siempre que sean aplicables.
Sección A

Llegada a la escena: Respuesta inicial/ Priorización de los esfuerzos.

1. Respuesta inicial/ Recepción de información

Principio:
Uno de los aspectos más importantes para garantizar la seguridad de la
escena del delito es aquel de preservarla de la contaminación de las pruebas
físicas.
La respuesta inicial a un incidente debe ser metódica y expeditiva. Al
llegar, el/ los oficial(es) debe evaluar la escena y considerar el incidente como
la escena del delito.

Política:
El/ Los oficial(es) a cargo debe acercarse y penetrar la escena del
delito de modo precavido y sin embargo rápidamente; observando personas,
vehículos, eventos, potenciales pruebas y condiciones ambientales.

Procedimiento:
El/ Los oficial(es) a cargo debe:

a. Distinguir o registrar información con diligencia (ej. Domicilio, hora,


fecha, tipo de llamada, partes involucradas, etc.).
b. Prestar atención a personas o vehículos alejándose de la escena del delito.
c. Acercarse a la escena del crimen cautelosamente, observar toda el área a
fin de evaluar la escena. Prestar atención a personas o vehículos cercanos a
la escena del delito.
d. Realizar observaciones iniciales (mirar, escuchar, oler) a fin de evaluar la
escena y garantizar la seguridad de los oficiales previo al comienzo del
procedimiento.
e. Permanecer alerta y atento. Asumir que el delito continua hasta que se
evalúe y se determine lo contrario.
f. Concebir al lugar del hecho como la escena del delito hasta que se evalúe y
se determine lo contrario.

Sumario:
Es importante que el primer oficial a cargo sea observador al entrar,
acercarse y salir de la escena del delito.

2. Procedimientos de seguridad.

Principio:
La prioridad del oficial a cargo en la etapa inicial es garantizar la
seguridad y el bienestar físico de los oficiales e individuos involucrados en la
escena del delito.

Política:
El/ los oficial(es) a cargo debe controlar cualquier tipo de persona o
situación peligrosa en la escena del delito.

Procedimiento:
El/ los oficial(es) a cargo debe:

a. Garantizar que no haya posibilidad de amenazas a otros presentes, observar


el área en busca de signos, ruidos, olores que puedan representar un peligro
para el personal (ej. Olor a materiales inflamables como la nafta, el gas,
etc.). En caso de que la situación involucre un laboratorio de drogas, armas
biológicas o amenazas químicas o radiológicas, se debe contactar al
personal especializado antes de entrar en escena.
b. Acercarse a la escena de modo en que se reduzcan los riesgos de herir a los
oficiales y se maximicen las medidas de seguridad respecto de las víctimas,
los testigos y otros en el área.
c. Notificar al personal de supervisión y llamar a las unidades de refuerzo.

Sumario:
El control de las amenazas físicas ayudará a garantizar la seguridad de los
oficiales y otras personas presentes.

3. Cuidado de emergencia.

Principio:
Después de haber controlado cualquier tipo de situación o persona
peligrosa, el oficial a cargo deberá garantizar que las personas heridas reciban
atención médica y minimizar la contaminación de la escena.

Política:
El/ Los oficial(es) a cargo deberá garantizar que se reciba atención
médica y minimizar la contaminación de la escena.

Procedimiento:
El/ Los oficial(es) a cargo deberá:

a. Evaluar a la víctima a fin de encontrar signos de vida y necesidad de


cuidados médicos y proveer asistencia medica.
b. Llamar al personal, médico.
c. Guiar al personal médico a fin de minimizar la contaminación de la escena.
d. Señalar cualquier tipo de prueba o potencial prueba, e instruir los presentes
a fin de minimizar el contacto con ésta. (Ej. Garantizar que el personal,
médico preserve la ropa y efectos personales sin cortar los orificios de bala,
o los cortes de un arma blanca/ cuchillo), y documentar el movimiento
realizado por el personal médico de personas u objetos.
e. Instruir al personal médico para que no “limpie” la escena y a fin de que se
evite el movimiento o alteración de objetos originados dentro de la escena.
f. En caso de que el personal médico fuera el primero en llegar, obtener el
nombre, unidad, y teléfono de éste, así como el nombre y domicilio del
lugar donde se trasladará a la víctima.
g. En caso de existir alguna posibilidad de que la víctima muera, intentar
obtener una declaración in extremis.
h. Documentar cualquier declaración comentario realizada/o por la víctima, el
sospechoso/a, o los testigos de la escena.
i. En caso de que la víctima o sospechoso/a sea transportado a una unidad
médica, se deberá enviar a un oficial que acompañe a la víctima o
sospechoso/a a fin de documentar cualquier tipo de comentarios y
conservar las pruebas.(Si no hay oficiales disponibles para acompañar a la
víctima o sospechoso/a, permanecer en la escena del delito y solicitar al
personal médico que conserve las pruebas y registre cualquier comentario
efectuado por la víctima o sospechoso/a).

Sumario:
Asistir, guiar e instruir al personal médico durante el cuidado y
transferencia de los heridos disminuirá el riesgo de contaminación de la
escena y la pérdida de pruebas.

4. Seguridad y control de las personas dentro de la escena.

Principio:
Una importante función del oficial a cargo para la protección de la
escena del delito es controlar, identificar y transferir el número de personas
que ingresan a la escena del delito y sus movimientos.

Política:
El oficial a cargo deberá identificar a las personas que se encuentren en
la escena del delito y controlar sus movimientos.

Procedimiento:
El/ Los oficial(es) a cargo deberá:

a. Controlar a todas las personas que se encuentran en la escena, prevenir a


los presentes de alterar o destruir pruebas, restringiendo el movimiento, la
ubicación y la actividad mientras que se asegura la escena.

b. Identificar a todos los presentes, como:

 Sospechosos: separados y garantizado su seguridad.


 Testigos: separados y garantizando su seguridad.
 Gente presente: determinar si son testigos, si lo son, recibirá el mismo trato
que éstos, si no, apartarlos de la escena.
 Víctimas/ familiares/ amigos: Controlarlos pero mostrando compasión.
 Personal médico o de asistencia de otra naturaleza.

Sumario:
Definir y controlar los límites es una forma de proteger y asegurar la
escena del delito. El número de personas que tienen acceso a la escena del
delito es esencial para mantener la integridad de la escena, para salvaguardar
las pruebas y minimizar la contaminación.

5. Límites: Identificar, establecer, proteger y asegurar.

Principio:
Definir y controlar los límites es una forma de proteger y asegurar la
escena del delito. El número de escenas y sus límites los determinará su
ubicación y el tipo de hecho delictivo.
Los límites se establecerán mas allá del alcance inicial de la escena del delito,
comprendiendo que, en caso de ser necesario, los límites se pueden reducir
pero no, tan fácilmente expandir.

Política:
El oficial a cargo debe llevar a cabo una evaluación inicial a fin de
establecer y controlar la escena del delito y sus límites.

Procedimiento:
El / Los oficial (es) a cargo deberá:

a. Establecer los límites de la escena del delito, comenzando desde un punto y


extendiéndolo hacia fuera con el objeto de incluir:

--donde tuvo lugar el delito.


--los lugares en los que la víctima o las evidencias pudieron haberse
movido.
--prestar atención a las pistas y la impresión de las evidencias al evaluar la
escena.

b. Poner barreras físicas (ej. Cuerdas, conos, cintas que limitan la escena del
delito, vehículos disponibles, personal u otros equipos) sino pueden
utilizarse barreras ya existentes (ej. Puertas, paredes, entradas).
c. Una vez establecidos los límites, documentar la entrada y salida de todas
las personas que ingresen o egresen de la escena del delito.
d. Controlar el flujo de gente y animales que entran y salen de la escena del
delito a fin de mantener su integridad.
e. Tomar medidas a fin de preservar y proteger las pruebas que pudieran
perderse, o se pudieran comprometer. (Proteger las pruebas de diferentes
elementos (la lluvia, nieve, el viento), también de pisadas, huellas de
ruedas y rociadores).
f. Documentar la ubicación original de la víctima y de los objetos que sobre
los que usted observe algún movimiento.
g. Considerar los aspectos de búsqueda y medición a fin de determinar la
necesidad de obtener un permiso para investigar y/u obtener una orden de
allanamiento.

Sumario:
Establecer límites es un aspecto crítico en el control de la integridad y de
las evidencias.
6. Entregar el control dentro de la escena e investigadores a cargo.

Principio:
Instruir al investigador a cargo ayuda a controlar la escena del delito y a
establecer mayores responsabilidades en la investigación.

Política:
El oficial a cargo deberá proporcionar instrucciones detalladas sobre la
escena del delito al investigador a cargo.

Procedimiento:
El / Los oficial(es) a cargo deberá:

a. Instruir al investigador a cargo.


b. Ayudar en el control de la escena.
c. Entregar la responsabilidad sobre la documentación de entrada y salida.
d. Permanecer dentro de la escena hasta que se lo releve.

Sumario:
Las instrucciones sobre la escena del delito son la única posibilidad para el
siguiente oficial a cargo de obtener los aspectos iniciales de la escena del
delito antes de la investigación subsiguiente.

7. Documentar acciones y observaciones.

Principio:
Todas las actividades que se llevaran a cabo dentro de la escena del
crimen así como todas las observaciones que se efectuarán, se deben
documentar tan pronto como sea posible luego del evento a fin de preservar la
información.

Política:
La documentación debe mantenerse como registro permanente.

Procedimiento:
El/ Los oficial(es) a cargo deberá documentar:
a. Observaciones de la escena del delito, incluyendo la ubicación de personas
y objetos dentro de la escena así como la apariencia o condiciones de la
escena a su llegada.

b. La condición de la escena en el momento de llegada del oficial a cargo.

c. Información personal sobre los testigos, víctimas, sospechosos y los


comentarios o declaraciones que estos hayan efectuado.

d. Las acciones propias y de otros.

Sumario:
El/ Los oficial(es) a cargo deberá presentar información documentada
clara, y concisa de sus observaciones y accionar. Esta documentación es vital
para suministrar información y para sostener las consideraciones de la
investigación.

Sección B

Documentación preliminar y evaluación de la escena.

1. Llevar a cabo la evaluación de la escena.

Principio:
La evaluación de la escena del delito que efectuará el investigador a
cargo permite determinar el tipo de incidente que se debe investigar y el nivel
de investigación que se debe llevar a cabo.

Política:
El investigador a cargo debe identificar las responsabilidades,
compartir la información preliminar, desarrollar planes de investigación en
concordancia con las leyes vigentes locales o federales.

Procedimiento:
El/ Los oficial(es) a cargo deberá:

a. Dialogar con el primer interviniente respecto de sus observaciones y


actividades desarrolladas en la escena.
b. Evaluar los aspectos de seguridad que puedan afectar al personal dentro de
la escena del delito (ej. Diversos tipos de riesgos).
c. Evaluar la investigación y las mediciones a fin de determinar la necesidad
de obtener un permiso par investigar y/ u obtener una orden de
allanamiento.
d. Evaluar y establecer un camino de entrada y/o salida de la escena del
delito para que lo utilice el personal.
e. Evaluar los límites iniciales de la escena.
f. Determinar el tamaño de la escena y priorizarla.
g. Establecer un área segura cerca de la escena del delito para la instalación
de los equipos y para consulta.
h. En caso de que exista una escena múltiple, establecer y mantener
comunicación con el personal situado en ésta.
i. Establecer un área segura para que se almacenen, temporariamente, las
pruebas, de acuerdo con lo que dictan las normas de preservación evidencia
y de custodia en cadena.
j. Determinar y solicitar recursos de investigación adicionales, tales como
sean necesarios (ej. Unidades o personal especializado, consultas legales/
proceso, equipos).
k. Garantizar que se identifique y se separe a los testigos del incidente (ej.
Obtener un documento de identidad)
l. Garantizar que el área circundante sea minuciosamente examinada y que
los resultados se conserven documentados.
m. Asegurar toda documentación preliminar, fotografías de la escena,
personas heridas y vehículos.

Sumario:
la evaluación de la escena del delito permite el desarrollo de un plan para
la coordinación, identificación, recolección y conservación de pruebas así
como identificación de testigos. Permite también el intercambio de
información entre el personal competente y el desarrollo de estrategias de
investigación.

2. Llevar a cabo una investigación minuciosa de la escena y la


documentación inicial.

Principio:
Una investigación minuciosa de la escena suministra una visión integral
de ésta, identifica cualquier tipo de amenazas a la integridad y garantiza la
protección de las pruebas. Toda documentación escrita o en fotografía
significa un registro permanente.

Política:
El investigador debe realizar una investigación exhaustiva de la escena
del delito. Esta la llevarán a cabo personas responsables de procesar la escena.

Procedimiento:
Durante la investigación, el investigador debe:

a. Evitar la contaminación de la escena de la escena del delito establecido un


camino especifico de entrada.
b. Preparar documentaron preliminar de la escena tal como se la observa.
c. Identificar y proteger toda prueba perecedera y/o frágil (ej. Considerar
condiciones climáticas, ambiente hostil, masa de gente). Garantizar que se
documente, recojan y se fotografíen todas las pruebas pertinentes.

Sumario:
Realizar una investigación personal de recorrida y observación de la
escena que proporcionará al investigador una visión integral del lugar.
Brinda la primera oportunidad para identificar pruebas valiosas y/o
frágiles así como determinar los procedimientos de investigación iniciales
para un examen y documentación sistemática de la escena.
Toda documentación escrita o en fotografía significa un registro
permanente.

Sección C
Procesamiento de la Escena del Delito.

1. Establecer la composición del equipo.

Principio:
Basándose en el tipo de incidente y en la complejidad de la escena, el
investigador a cargo determinará la composición del equipo. Personal
capacitado se encargará de procesar la escena del delito.

Política:
El investigador a cargo evaluara la escena a fin de determinar los
recursos necesarios.
Procedimiento:
Siguiendo el proceso de investigación descripto, el investigador a cargo
deberá:

a. Evaluar la necesidad de personal adicional. Prestar atención a la necesidad


de personal adicional en los casos de escenas múltiples, víctimas,
múltiples, testigos numerosas u otras circunstancias.
b. Evaluar las necesidades forenses y llamar a especialistas forenses a fin de
tener expertos en el tema y/o equipos.
c. Garantizar la continuidad de la seguridad, así como la entrada y salida de la
documentación.
d. Seleccionar personas capacitadas para llevar a cabo tareas de carácter
especial(ej. Fotografías, bosquejos, recolección de pruebas, huellas
latentes).
e. Documentar todos los miembros del equipo y sus asignaciones.

Sumario:
La evaluación de la escena determina él numero de personal necesario y la
forma en que se dividirán las responsabilidades.

2. Control de la Contaminación.

Principio:
El control de la contaminación y la prevención de la contaminación
cruzada en una o más escenas es esencial para mantener la seguridad del
personal y a la integridad de las pruebas.

Política:
El investigador a cargo deberá solicitar al personal que siga los
procedimientos necesarios para garantizar la seguridad de la escena y la
integridad de las pruebas.

Procedimiento:
Los interrogados y/o los miembros del equipo deberán:

a. Limitar el acceso a la escena del delito a personas directamente vinculadas


al procesamiento de la escena del delito.
b. Respetar los primeros interrogantes y considerar la recolección de
muestras de comparación y de certeza.
c. Identificar a los primeros interrogados y considerar la recolección de
muestras de comparación.
d. Asignar un áreas destinada a los residuos y a los equipos.
e. Utilizar equipo de protección del personal a fin de prevenir la
contaminación de la escena.
f. Limpiar o desinfectar al deshacerse de las herramientas/ equipos y equipos
de protección del personal entre la recolección de cada una de las
evidencias en la escenas del crimen.
g. Utilizar material descartable cuando se recogen muestras biológicas en
forma directa.

Sumario:
Minimizar la contaminación siendo limpio y pulcro, al tiempo que se
garantiza el bienestar del personal y la integridad de las evidencias.

3. Documentación:

Principio:
La evaluación de la escena del delito determina el tipo de
documentación necesaria (fotografía, vídeo, bosquejos, mediciones, notas,
etc.).

Política:
El investigador a cargo deberá garantizar la seguridad de la
documentación vinculada a la escena del delito.

Procedimiento:
Los miembros del equipo deben:

a. Revisar la evaluación de la escena a fin de determinar el tipo de


documentación necesaria.
b. Coordinar fotografía, vídeo, bosquejos, medidas, notas.
c. Fotografiar:
--Cubriendo la escena en general, de forma cercana y normal.
--Pruebas a recolectarse con y sin escala de medida y/o identificadores de
pruebas.
--Víctimas, sospechosos, testigos, grupos de gente o masa y vehículos.
--perspectivas adicionales (ej. Fotografía desde el aire, área de visión del
testigo, área del cuerpo una vez removido).
d. Filmación, como complemento opcional a las fotos.
e. Preparar bosquejos preliminar y medir:
–área circundante a la escena, notar identificadores del caso e indicar norte en
el bosquejos.
--Ubicación relativa de los objetos de prueba y relacionar las pruebas con sus
respectivos registros.
--Pruebas previas al movimiento.
--Habitaciones, mobiliario y otros objetos.
--Distancia de edificios aledaños.

f. Generar notas en la escena:

--Documentar la ubicación de la escena, hora de llegada y de partida.


--Describir la escena tal como aparece.
--Registrar las pruebas pasajeras (ej. Olores, ruidos, signos) y las condiciones
climáticas (ej. Temperatura, clima).
--Documentar las circunstancias que requieran el uso de otros métodos que no
fueran los procedimientos usuales.

Sumario:
Una escena bien documentada garantiza la integridad de la investigación y
proporciona un registro permanente para una evaluación posterior.

4. Priorizar la recolección de evidencias físicas.

Principio:
Priorizar la recolección de evidencias a los efectos de prevenir su
pérdida, destrucción, y contaminación.

Política:
El investigador a cargo y los miembros del equipo deberán determinar
el orden de las evidencias a colectar.

Procedimiento:
Los miembros del equipo deberán:

a. Llevar a cabo una evaluación metódica y cuidadosa, considerando toda


prueba posible (ej. Fluidos biológicos, huellas latentes, rastros de
evidencias).
b. En primer lugar, prestar atención a las áreas de fácil acceso, de vista abierta
para ir llegando luego a lugares más cerrados.
c. Seleccionar un patrón de búsqueda sistemática de recolección de pruebas
basado en el tamaño y la ubicación de la(s) escena(s).
d. Seleccionar un método progresivo de selección/recolección a fin de que las
técnicas iniciales no comprometan los procesos subsiguientes de
selección/recolección.

--Concentrarse en las pruebas más pasajeras y trabajar hasta las pruebas


menos transitorias.
--Desplazarse desde los métodos de recolección/ procesamiento de pruebas
menos invasivos a los más invasivos.

e. Evaluar continuamente los factores climáticos y factores de otro tipo que


puedan afectar las pruebas.
f. Prestar atención a las escenas múltiples (ej. Víctimas, sospechosos,
vehículos, ubicaciones).
g. Descubrir otros métodos posibles para ubicar o documentar técnicamente,
y colectar evidencias (fuente de luz alternativa, aumento, patrón sanguíneo,
análisis de trayectoria de proyectiles).

Sumario:
El método de selección de prioridades proporciona una metódica y
oportuna colección y conservación de las evidencias.

6. Colectar, conservar, hacer un inventario, empaquetar, transportar y


preservar las evidencias recogidas.

Principio:
El manejo de las evidencias físicas es uno de los factores más
importantes de la investigación.

Política:
El/ Los miembro(s) del equipo debe garantizar la eficaz recolección,
conservación, y transporte de la prueba.

Procedimiento:
Los miembros del equipo deberán:
A. Mantener la seguridad durante el proceso y hasta el momento en que se
abandone la escena.
B. Documentar la colección de evidencias mediante el registro de su
ubicación dentro de la escena, fecha de su colección y persona que lo
colectó.
C. Colectar cada objeto identificado como prueba.
D. Establecer una custodia en cadena.
E. Obtener muestras estándar o de referencia de la escena.
F. Obtener muestras de control.
G. Considerar la obtención de muestras de eliminación.
H. Asegurar de forma electrónica e inmediata toda la evidencia registrada (ej.
Casetes de contestadores automáticos, casetes de video de vigilancia,
computadoras) de los alrededores.
I. Identificar y asegurar las pruebas en contenedores (ej. Etiquetar, poner
fecha, inicialar los contenedores) en la escena del delito. Los distintos tipos
de pruebas requieren diversos tipos de contenedores (poroso, no poroso,
inarrugable).
J. Embalar/ empaquetar los objetos de modo que no sufran contaminación, o
contaminación cruzada.
K. Documentar las condiciones en las que se encontraban la armas/ armas de
fuego antes de inutilizarlas para su transporte y entrega.
L. Evitar el contacto excesivo con las pruebas después de que se hayan
colectado.
M. Mantener las pruebas en la escena del delito de forma tal que se reduzcan
las posibilidades de disminución o pérdida.
N. Transportar y entregar las pruebas para que se las almacene en un lugar
seguro.

Sumario:
Las pruebas de la escena del delito que se encuentran en proceso de
documentación, recolección, conservación, o almacenamiento deben ser
manipuladas protegiendo su integridad de la contaminación o los cambios
perjudiciales o nocivos. Durante el procesamiento de la escena y su respectiva
documentación las pruebas se deben etiquetar, guardar y mantener en un lugar
seguro hasta su almacenamiento permanente y su entrega a un lugar de
conservación de pruebas seguro o al laboratorio específico.
Sección D

Completar y Registrar la Investigación de la escena del delito.

1. Establecer el equipo que realizará el informe verbal de la escena del


delito.

Principio:
El informe verbal de la escena del delito permite que el personal de
policía jurisdiccional y otros interrogados compartan información sobre
algunas conclusiones antes de abandonar la escena. Brinda la oportunidad de
hacer aportes al seguimiento de la investigación, solicitudes de asistencia
especiales, y el establecimiento de responsabilidades post-escena.

Política:
El personal de policía jurisdiccional y otros interrogados participaran en
o comenzaran un uniforme verbal de la escena del delito a fin de garantizar
que la investigación sobre la escena del delito esté completa y también para
verificar las responsabilidades post-escena (Clausura, consignas, etc.).

Procedimiento:
El investigador a cargo debe establecer un equipo encargado de realizar un
informe verbal y al participar en éste, el personal de policía y otros
interrogados, deberán:

a. Establecer un equipo que realizará el informe verbal de la escena del delito,


incluyendo a los investigadores a cargo de la escena, otros investigadores y
personal de recolección de pruebas (fotógrafos, técnicos en evidencias,
personal encargado del análisis de huellas latentes, personal especializado
y el oficial que haya estado a cargo en la primera etapa, en caso de estar
presente).
b. Determinar qué evidencias se colectaron.
c. Discutir las primeras conclusiones preliminares sobre la escena con los
miembros del equipo.
d. Discutir las potenciales evaluaciones técnicas forenses y la secuencia de
pruebas que deben realizarse.
e. Iniciar cualquier tipo de acción necesaria, identificada en las discusiones
para completar la investigación de la escena del delito.
f. Informar a las personas a cargo sobre la finalización de las tareas asignadas
en la escena del delito.
g. Establecer responsabilidades post-escena entre los oficiales y otros
interrogados.

Sumario:
El informe verbal es la mayor oportunidad que tienen los oficiales y demás
presentes de asegurar que se haya completado la investigación sobre la escena
del delito.

3. Realizar un informe final sobre la escena del delito.

Principio:
Un informe final sobre la escena del delito garantiza que las pruebas se
han recogido y que se ha procesado la escena antes de que se la abandone.
Además una revisión sistemática de las escena garantiza la seguridad
tanto de que las evidencias, como los equipos o materiales que surgieran de la
investigación no sean dejados de lado, ni pasen inadvertidos. Del mismo
modo, asegura que todo material o condición de riesgo sea reportada y
solucionada.

Política:
El/ Los investigado(es) a cargo deberá dirigir una última recorrida de la
escena del crimen en el periodo de finalización de la investigación de la
escena garantizado así que la investigación se ha completado.

Procedimiento:
El/ Los investigado(es) a cargo deberá garantizar la seguridad de que:

a. Se inspeccione de modo visual toda área identificada como escena del


delito.
b. Se puedan fundamentar todas las evidencias colectadas.
c. Se quite todo el material y equipos que generara la investigación.
d. Se reportará s y se trasladará todo equipo o material de riesgo.
e. Se abandonara la escena del delito de conformidad con los
requerimientos jurisdiccionales.

Sumario:
Realizar una investigación de último recorrido en la escena garantizará que
se hayan recogido todas las evidencias, que ningún material haya pasado
inadvertido, y que se reportará y se trasladará todo equipo o material de
riesgo.
3. Documentación de la escena del delito.

Principio:
El investigador a cargo deberá compilar todos los informes y
documentación pertinente a la escena del crimen en un “expediente” o “acta
circunstanciada”. Este será un registro de la pruebas recogidas y todo lo
realizado dentro de la escena. Esta documentación permitirá una revisión
independiente del trabajo realizado.

Procedimiento:
El investigador a cargo debe obtener la siguiente información para incluir
en el expediente de la escena del delito:

a. Documentación del primer oficial a cargo.


b. Documentación del personal de emergencias médicas.
c. Documentación de entrada y salida de personal.
d. Fotografías y videos.
e. Bosquejos/diagramas de la escena del delito.
f. Documentación de las pruebas.
g. Documentación de otras personas presentes.
h. Registro de la orden de consentimiento o allanamiento.
i. En el momento en que estén disponibles deben agregarse informes tales
como la autopsia o informes técnicos forenses.

Sumario:
Esto garantizará que el investigador(es) a cargo compile todos los
informes y documentación pertinente a la escena del delito en un expediente, y
permitirá una revisión independiente.
ANÁLISIS DE UNA ESCENA

IMPACTO DE
BALA

PROYEC
TIL

PISTOLA VAINA SERVIDA


Según la imagen y las
circunstancias antes mencionadas
¿cómo debe investigarse el hecho?-
SUICIDIO- HOMICIDIO- ACCIDENTE
Si la víctima tiene un disparo en la
cabeza con orificio de entrada y sin
orificio de salida. ¿Qué elemento falta
en la escena representada? -
CARTUCHO- VAINA SERVIDA- PROYECTIL-
CARGADOR
CAPITULO 2

1- LAS EVIDENCIAS FÍSICAS

Todo ese cotejo de materiales, objetos, y sustancias que guardan


relación con el caso que se investiga, de muy diversa naturaleza y origen,
encierra un gran potencial porque sirvieron para cometer el hecho, o son una
consecuencia del mismo.
Tales hallazgos son designados con la denominación de “Evidencias
Físicas”, y su estudio ofrece informaciones que son reproducibles en cualquier
momento, permitiendo la comprensión de las circunstancias a través de las
cuales ha ocurrido el hecho, y la identificación material de su autor.
Esta idea que otorga funciones específicas sobre la parte tangible de la
investigación, a través del reconocimiento, identificación, individualización, y
evaluación de “Evidencias Físicas”, mediante la aplicación de las ciencias
naturales en materia legales, ha permitido sistematizar el trabajo en equipo con
la consiguiente especialización dentro del campo de la investigación criminal.
Pero todo ese caudal de informaciones objetivas que las “Evidencias
Físicas” encierran, sólo es aprovechable cuando se ha conservado la
originalidad de la escena del suceso, preservación que está dirigida a prevenir
modificaciones o cambios sustanciales, capaces de dañar o producir
importantes alteraciones en las pruebas de convicción.
Una vez aislado y protegido el escenario del crimen, se procederá a
fijar su contenido mediante secuencias fotográficas y levantamientos
planimétricos. El equipo de funcionarios interpreta los hallazgos, y surge el
momento de proceder a la colección de las “Evidencias Físicas”.
El esmero prodigado a todo el contenido de la escena permitirá
aprovechar todo su valor, he aquí que una actuación inadecuada o un
comportamiento improcedente, dará origen a lamentables problemas que se
traducen en la obtención de datos insuficientes, y grandes dificultades en la
evaluación de los resultados analíticos.

Las Evidencias Físicas pueden ser halladas:

a) en el sitio del hecho,


b) en el cuerpo de la víctima,
c) en posesión del presunto autor,
d) en las áreas relacionadas, las cuales pueden ser contiguas, inmediatas, ó
a distancia.

Antes de proceder a la colección de los hallazgos, los investigadores


programan un plan metodizado de búsqueda en atención a la naturaleza del
hecho y a las condiciones físicas del sitio.
Los procedimientos en el lugar del suceso son programados con arreglo
a los siguientes puntos:
a) Consideraciones acerca del tipo y cantidad de material necesario a
colectar,
b) Cada objeto o materia será marcado por el propio investigador que
colecta la evidencia,
c) Los materiales colectados serán preservados en recipientes o envases
adecuados (no contaminantes), debidamente embalados en forma
individual,
d) Los embalajes serán rigurosamente etiquetados con la necesaria
información de identificación.

Estas funciones aparentan ser demasiado simples, pero


desafortunadamente, en el cumplimiento de las mismas pueden cometerse
serios e irreparables errores u omisiones que conducen a la
contaminación, al deterioro, a la destrucción o al daño, cuando no, a la
pérdida de los materiales, o a la colección de muestras insuficientes o
inadecuadas.
La experiencia me ha demostrado que la más frecuente causa que
impide la realización de exámenes completos y meticulosos, es el
manejo inadecuado de las evidencias físicas. Por lo tanto, es imperativo
que todo investigador responsable, ejercite un extremo cuidado en el
manejo de los hallazgos.
Jamás debe realizar con prisa una parte o la totalidad de estas
funciones, como también tiene el deber de estar familiarizado con las
técnicas a las cuales serán sometidas las evidencias físicas, lo que
indudablemente lo ayudará a saber utilizar el Laboratorio. Tendrá
siempre en mente que el valor de su perspicacia o la agudeza de su
ingenio radica en los detalles y que cualquier omisión o ligereza puede
entorpecer el esclarecimiento de la verdad.
2-CUIDADO Y CONSERVACIÓN DE LAS EVIDENCIAS FISICAS

Son diversos los factores que influyen en los análisis y conclusiones


finales de una pericia, entre ellos se pueden mencionar los siguientes:

1- Materiales Insuficientes: Son los materiales incompletos o escasos, como


ocurre cuando no se colectan todos los fragmentos de vidrio o todas las
costras de pintura, lo que puede impedir la ejecución de posibles ensambles
físicos en el área de origen; o entonces, cuando se colecta muy poca
cantidad de ciertos materiales, lo que impide la realización de pruebas
confirmatorias.
2-Materiales Inadecuados: Constituyen los materiales que no permiten la
ejecución de determinados análisis, como sucede con las muestras de
manuscritos o muestras mecanográficas que no contienen aquellas palabras o
combinaciones de letras que aparecen en el documento en estudio; como
también, aquellos objetos o restos de piezas colectados lejos del foco de
origen en un incendio, para identificar al combustible.
3-Materiales Contaminados: Son los materiales portadores de elementos
extraños, como ocurre con fibras o pelos colectados en el interior de un
vehículo automotor, entre los cuales se hallan especímenes que proceden del
propio investigador u otras personas; así como manchas de sangre adicionadas
de sudor de los dedos al manosear la evidencia.
4-Materiales Deteriorados: Son aquellos materiales en los cuales existen
alteraciones en algunas de sus más importantes características, como ocurre
con las piezas u objetos que han recibido daños o fracturas posteriores a la
colección o durante la misma; manchas de sangre enviadas en estado de
putrefacción; serias alteraciones en un documento quemado, etcétera.
5-Materiales Destruidos: Son aquellos materiales que presentan profundas
modificaciones en su naturaleza o constitución, como ocurre con las
alteraciones en una huella plástica (moldeada); pérdida de las características
en el rayado de estrías de un proyectil; destrucción de una huella dactilar por
fricción, etcétera.
6-Materiales no Especificados: Representados por aquellos objetos o
muestras que carecen de rótulos, etiquetas, codificaciones, o de ciertos datos
indicativos a la fuente de origen, localidad, orden de colección, etcétera, que
inducen a serios problemas en el ordenamiento de los resultados obtenidos y la
evaluación de los mismos.
3-LEVANTAMIENTO DE LAS EVIDENCIAS FISICAS

“PREVIO A QUE UN OBJETO, SUSTANCIA, O MATERIAL SEA TOCADO, DEBE


SER FIJADO CON EXACTITUD EN EL ÁREA DE LA ESCENA A TRAVÉS DE
APROPIADAS MEDICIONES, SECUENCIAS FOTOGRÁFICAS O FÍLMICAS”.

Siempre se recordará que un objeto que halla sido movido de su sitio,


no podrá ser colocado de nuevo en posición absolutamente original.

Tipos de materiales a tratar:


Los métodos y procedimientos de Laboratorio suelen llevarse a cabo
mediante utilización de tres tipos de materiales:

a) MATERIALES DUDOSOS:
Los cuales están constituidos por todas aquellas substancias, objetos, o
materiales cuyo origen no se conoce, o da lugar a dudas.
Las técnicas de Laboratorio permiten establecer la relación existente
entre los materiales dudosos y un elemento conocido del crimen. Por
ejemplo se ha colectado un proyectil cuyo origen no se conoce; si
mediante los disparos de prueba se compara este proyectil con otro que
ha sido disparado con el arma incriminada y, sub-secuentemente, se
obtiene una relación de identidad, la connotación entre ambos objetos es
claramente demostrada, esto es, que el proyectil fue, de hecho,
disparado por el arma en cuestión.
Un material dudoso puede ser también un documento cuyas firmas
den lugar a dudas; el examen practicado para determinar la autenticidad
de las mismas, puede revelar un elemento del crimen, es decir, que el
documento no es genuino. Por el mismo razonamiento, al desconocerse
su origen, son también materiales dudosos las huellas dactilares halladas
en la escena del suceso, las marcas de herramientas localizadas en
determinada superficie, las manchas presumiblemente de sangre, o las
huellas de calzado o de neumático presentes en el lugar del suceso.

La regla general cuando se colectan estos tipos de materiales, es:

“COLECTAR TODO CUANTO PODRÍA SER DE VALOR EN EL CASO QUE SE


INVESTIGA”.

Ante cualquier problemática, colectar aquel material que a introducido


a dudas. Los investigadores o funcionarios en la escena del crimen, no deben
tratar de averiguar la importancia actual o la relación que podrá encerrar la
evidencia; su valor sólo será dado por la consecuencia de análisis a que será
sometida en el Laboratorio.
Descartar un objeto por considerarlo sin valor, puede constituirse en un
error irreparable al verificarse luego lo contrario, y así evitar la práctica
desastrosa que significa el retorno a la escena del crimen, en solicitud de un
material que aparentemente carecía de importancia, o se omitió su búsqueda.
un error irreparable al verificarse luego lo contrario, y así evitar la práctica
desastrosa que significa el retorno a la escena del crimen, en solicitud de un
material que aparentemente carecía de importancia, o se omitió su búsqueda.

b) MUESTRAS TESTIGO:
Para establecer la verdadera identidad u origen de un material
colectado, necesariamente debe ser comparado con un material cuyo
origen o identidad se conoce. Estos materiales conocidos son
denominados “muestras testigo” de comparación, o simplemente
muestras. Las firmas tomadas a una persona son “muestras” de
comparación, puesto que las mismas son de un origen conocido; lo
mismo sucede con las impresiones obtenidas de los neumáticos de un
vehículo sospechoso, o las impresiones tomadas de los pulpejos de los
dedos una persona determinada, o muestras conocidas de marihuana,
sangre, o cocaína.
En cada caso en particular, los “testigos” serán comparados con el
material colectado, no son actuaciones para el investigador en la escena
del crimen; estos análisis requieren la ayuda de reactivos, instrumentos,
adiestramiento especializado, como también, la evaluación que se haga
de los resultados obtenidos depende del conocimiento y la experiencia
que el funcionario del Laboratorio tiene en cada trabajo en particular.

La regla general aquí, es la de:

“MANEJAR LOS MATERIALES SOLO LO SUFICIENTE PARA PERMITIR


SER MARCADOS Y PRESERVADOS”.

Toda vez que un manejo innecesario e inadecuado, puede dar origen


a contaminaciones o daños accidentales capaces de producir
alteraciones sustanciales, o destrucción del material.

c) MUESTRAS DE COMPARACION Y CERTEZA:


En la práctica de ciertos análisis de Laboratorio, surge la necesidad
apremiante de conocer el verdadero grado de positividad de una
reacción. En tal sentido, debe colectarse un tercer tipo de material
conocido con el nombre de espécimen de comparación de certeza.
La finalidad básica de este tipo de material es la de permitir excluir
o eliminar la posibilidad de falsas conclusiones. Por ejemplo, se
sospecha un determinado origen de una mancha localizada en el asiento
de un vehículo automotor; cierta cantidad del material que forma la
mancha es tratada por los reactivos indicados y, efectivamente, se
obtiene una respuesta positiva. Sin embargo, hasta ese momento
desconocemos si la posibilidad de la reacción es una fiel contestación a
la naturaleza intrínseca del material que origina la mancha, o si se trata
de una reacción producida por otra sustancia presente en el sitio donde
está ubicada la mancha en estudio. Por lo tanto, para conocer si la
respuesta proviene de la mancha en sí, o del soporte de la misma, es
indispensable analizar el área adyacente inmediata a la mancha. Por tal
motivo los investigadores están en el deber de colectar no solamente
una muestra suficiente del material que forma la mancha, como
también, espécimen obtenido por maceración del área contigua no
manchada.

En ciertos casos pueden surgir situaciones en las cuales no se tiene, de


momento, el objeto o material a ser comparado con los materiales dudosos.
Por ejemplo, en aquellas escenas donde una ventana de vidrio ha sido
violentada, o cuando son localizadas algunas huellas de calzado o de
neumático, y aún no han sido señaladas personas o vehículos sospechosos. La
colección de los hallazgos permitirá, en su oportunidad, ser estudiados con
ulteriores elementos de prueba.
4- PRECAUCIONES EN EL MANEJO DE LAS EVIDENCIAS:

La razón por la cual se proscribe tocar o mover cualquier objeto en el


sitio del suceso, o caminar por el área en estudio, es obvia si consideramos los
cambios que podrían ocurrir, principalmente relacionados con fenómenos de
contaminación, deterioro, destrucción o alteraciones de las más importantes
características o rasgos distintivos en los elementos constituyentes de la
escena. Por la misma razón, cuando surge el momento de proceder con la
colección de las evidencias físicas, el manejo de las mismas se realizará con la
precaución de evitar tan lamentables consecuencias.
Factores circunstanciales como son las corrientes de aire, lluvia, el
fuego, etc., o acciones encaminadas deliberadamente a confundir la
investigación, pueden, igualmente, originar grandes alteraciones en las
pruebas de convicción, de tal manera que el descuido o la rapidez en las
actuaciones en el lugar del crimen, pueden inducir a serios inconvenientes.
Necesariamente, las evidencias físicas serán colectadas por separado.

“NUNCA MEZCLAR O UNIR LAS MUESTRAS. CADA EVIDENCIA FÍSICA


SERA MANEJADA EN FORMA INDIVIDUAL”.

Los instrumentos o medios utilizados para realizar la colección, deben


estar absolutamente limpios o bien esterilizados.

En el manejo de las evidencias físicas deben ser tomados en


consideración los siguientes puntos:

1- Todo instrumento o medio utilizado para colectar una evidencia, debe ser
lavado meticulosamente antes y después de su uso. Muchas sustancias
tienen la propiedad de adherirse con firmeza a la superficie de tales
instrumentos, originando la contaminación del material a ser estudiado. En
todo momento es necesario EVITAR CONTAMINACIONES.
2- Siempre se tendrá mucho cuidado en NO AÑADIR MATERIALES que pueden
proceder de la ropa o el cuerpo del interventor, tales como fibras, pelos,
sudor, huellas dactilares, huellas de calzado, etc.
3- Las evidencias físicas deben ser manejadas estando las manos del
interventor protegidas por guantes plásticos o de goma descartables.
4- Los objetos muy pequeños serán siempre colectados mediante el uso de
pinzas plásticas o con puntas blandas protegidas, su manipulación ha de
ser cuidadosa y paciente. En tal sentido, se evitarán fracturas del material,
pérdida, o cualquier alteración capaz de originar deterioro.
5- Cuando se constata que trazas de una substancia están incrustadas en la
superficie de un objeto, se evitará forzar su desprendimiento, en cuyo caso
se prefiere COLECTAR TODO EL OBJETO, o la parte que contiene el material
deseado.
6- Al manipular objetos grandes y pesados, se tomarán las debidas
precauciones con respecto a las áreas de significación para la investigación.
7- Si ocurriera algún daño o cambio accidental durante el manejo de un
objeto, SERA ANOTADO CON CLARIDAD en el acta respectiva o en la libreta
personal de observaciones y subsecuentemente, REPORTADO al Laboratorio.
8- Especial atención ha de tenerse con aquellas superficies en las cuales se
sospecha la presencia de huellas dactilares latentes.
9- MUCHO CUIDADO SE TENDRÁ CON LAS ARMAS DE FUEGO al intentar
descargarlas.
5- CANTIDAD DE MATERIAL A SER COLECTADO

Con la finalidad de asegurar la obtención de resultados concluyentes en


los análisis, TODA MUESTRA REPRESENTATIVA DEBE SER COLECTADA.
Una muestra representativa es aquella cantidad de material que permite
realizar:
a) Exámenes fundamentales: que son aquellos análisis que permiten
tomar conocimiento de la naturaleza y origen del material en estudio;
b) Exámenes confirmatorios: representados por aquellas técnicas que
permiten la confirmación de los hallazgos analíticos que han
conducido a la identificación del material; y
c) Exámenes ulteriores: que corresponden a los análisis que
posteriormente el perito necesita practicar cuando así lo requiere el
Juez en su presencia, u otra autoridad. Cuando el material colectado
por el investigador no permite la realización de estos tres
requerimientos, el material es considerado insuficiente. En todo caso,
estando el investigador familiarizado con los procedimientos de
Laboratorio, podrá disponer, en cada situación en particular, de
aquella cantidad que reúna las condiciones de una muestra
representativa.

En la escena de un tiroteo, por ejemplo, muchos proyectiles


pueden alojarse en paredes u otros sitios; algunas de estas piezas pueden
presentarse lamentablemente deformadas, pero otras poseerán las necesarias
características capaces de permitir estudios fehacientes. En tales situaciones,
se impone la recuperación del mayor número posible de proyectiles, no
solamente debido a que muchos presentarán alteraciones o daños importantes
en el rayado, también por la posibilidad de que haya sido disparada más de un
arma. Esto involucra la necesidad de un estudio de un grupo del mayor
número posible de piezas colectadas.
Esta conducta es igualmente aplicada en la colección de otros
materiales, como fragmentos de vidrio, costras de pintura, fragmentos de
madera, etc., ya que la obtención de toda muestra respectiva, permitirá la
práctica de ulteriores acoplamientos físicos, tal como se realiza en los
llamados “rompecabezas”; un perfecto ajuste entre los bordes de dos o más
fragmentos, constituye un testimonio irrefutable de origen.
En aquella circunstancia en las cuales resulta obvio no colectar todo el
material, como ocurre en la obtención de muestras de tierra, sangre de un gran
pozo, pelos de la cabeza de una persona indicada, etc., una muestra
conveniente ha de ser colectada, cuya especificación de número o cantidad,
será señalada para cada caso en particular cuando se aborde el tema de los
materiales en particular.
Sin embargo, la regla general en este sentido, es aquella de que ES
MEJOR COLECTAR MUCHO QUE POCO. De una manera general, la colección de
muestras muy escasas puede limitar el número de análisis, por lo que la razón
más importante para que siempre se actúe con generosidad en la colección de
muestras, radica en las posibilidades de realizar el mayor número de pruebas o
exámenes confirmatorios.

6- SECUENCIA DE COLECCIÓN

Con ciertas excepciones, las evidencias físicas deben ser colectadas


mediante la práctica de una ordenada secuencia, de un procedimiento
metodizado, en atención a la naturaleza y al tamaño del objeto, así como el
tipo y cantidad de material.
El área de la escena será previamente dividida en compartimentos o
zonas, cada una de las cuales será inspeccionada en forma sucesiva a fin de
ordenar la secuencia en la colección y cada objeto o material será procesado
de manera integral antes de ser atendido el siguiente hallazgo.
Un proyectil, por ejemplo, que ha sido recuperado en el lugar del hecho,
debe ser marcado, embalado, y etiquetado, antes de proceder con el siguiente
objeto o material.

Las evidencias físicas deben ser colectadas de acuerdo al siguiente


orden:
a) Los primeros objetos a ser colectados son aquellos cuerpos grandes y
movibles, como son los diversos tipos de armas, vainas, proyectiles,
documentos, grandes fragmentos de vidrio, costras visibles de
pintura, trozos de madera, piezas metálicas, y objetos varios.
b) En segundo lugar son colectados los materiales menos visibles,
como fibras, pelos, trazas de diversas sustancias, pequeños
fragmentos de vidrio, limaduras, partículas de madera, pequeñas
costras de pintura, etc.
c) En tercer lugar se colectarán aquellos materiales que requieren un
tratamiento especial, los cuales se hallan generalmente en superficies
in-transportables, y cuya obtención exige la práctica de un
determinado procedimiento. Es el caso de los diferentes tipos de
manchas, ya en la forma de material fresco, como en la modalidad de
producto seco, la realización de los vaciados en huellas plásticas, el
estarcimiento de las huellas impresas, la colección en bloque de un
proyectil alojado, etc.
d) Solamente después que aquellos materiales han sido colectados en el
orden señalado, surge el momento de proceder con la activación y
“desprendimiento” de las huellas dactilares latentes. La colección de
esta evidencia es reservada como paso final, como medida dirigida a
aprovechar todos los hallazgos, debido a las grandes posibilidades de
contaminación, principalmente de manchas y una gran variedad de
sustancias, por los contactos con los polvos reactivos. Aun cuando
toda precaución sea tomada con la finalidad de evitar esparcir los
polvos reactivos en otras áreas, siempre subsiste la probabilidad de
contaminaciones capaces de originar alteraciones muy importantes
en otros tipos de hallazgos.
e)
Por otro lado, aunque idénticas medidas de protección son
tomadas por los investigadores encargados de colectar los materiales
señalados en los tres primeros puntos, cualquier huella dactilar dejada
accidentalmente por un funcionario, resultará más sencillo se descarte,
que evaluar los falsos resultados en un material insustituible,
contaminado por los polvos, o adición de esta sustancia extraña a la
superficie de pelos, fibras, etc., que altera su condición original de
hallazgos.

De cualquier forma, todo dependerá de cada caso en particular el


que se justifique alterar o modificar el orden expuesto en la colección de
las evidencias físicas, cuya sistematización obedece a la necesidad de
una actuación metodizada, en beneficio de la integridad de las pruebas
de convicción, y el aprovechamiento de todas y cada una de las
evidencias físicas.
7- MARCACIÓN DE LAS EVIDENCIAS

Cada una de las evidencias físicas colectadas debe ser marcada por el
propio investigador que hace el hallazgo. Esta marca es de una gran utilidad,
toda vez que permite relacionar el objeto con el funcionario que ha practicado
su manejo en el sitio del suceso, evitando cualquier estado confusional con
objetos similares colectados en la misma escena, o correspondientes a otro
caso que se investiga.
En el acta de inspección se dejará constancia de la marca colocada a
determinado objeto, la cual presenta la característica de ser permanente e
individual.
Las marcas de fábrica, las etiquetas de manufacturas, así como los
seriales, o cualquier descripción general de un objeto, NO SON SIEMPRE
MARCAS DIGNAS DE CONFIANZA para individualizarlo, ya que los
mismos pueden representar a una clase, orden, o tipo de producto, y no a una
unidad en particular.
En consecuencia, las marcas halladas en los objetos colectados, como
también, los daños encontrados en los mismos, no son recomendables como
marcas de identificación desde el punto de vista de la investigación toda vez
que en el objetivo perseguido en esta función es el de autentificar un
determinado hallazgo, mediante una marca especialmente elaborada.

En la función de marcar las evidencias físicas, se tomarán en


consideración los siguientes puntos:

a) La marca ha de ser permanente: Cuando la superficie del objeto es


demasiado dura (metales, vidrio, plásticos muy resistentes, etc.) resulta
satisfactorio el uso de un lápiz a base de pasta de color que resalte. Otras
superficies menos exigentes toleran muy bien el uso de un instrumento
metálico agudo, o simplemente, una lápiz de fibra con tinta indeleble o bien
un bolígrafo.

El tamaño o la extensión de la marca dependerá, naturalmente, de la


superficie del objeto. No se recomienda el uso de la letra “X” como marca
identificativa. Buena práctica es la de marcar el objeto con las propias letras
iniciales del nombre del levantador; a continuación, se codificará con una serie
de números para distinguir unos objetos de otros. La secuencia de estas
marcas será registrada en el acta de secuestro donde se dejara constancia,
igualmente, de otras informaciones referentes al hallazgo, tales como sección
o compartimento de la escena, caso, fecha y hora en que fue localizado el
objeto, etc.
Cuando se trate de objetos de valor, la marca debe ser colocada en un
sitio poco visible, aunque jamás en una superficie que pueda tener un estudio
ulterior.
Tampoco se colocarán marcas en superficies de piezas o partes de un
objeto que son desprendibles o desmontables.
Naturalmente, existen ciertos materiales que no pueden ser marcados
directamente en su superficie, como ocurre con los pelos, muestras de tierra,
líquidos, polvos, o fragmentos muy pequeños de cualquier material; en tales
casos, las muestras representativas de dichos materiales serán depositadas en
receptáculos adecuados, en los cuales se procederá a colocar la marca, que
permitirá individualizar la muestra colectada.

8- CUIDADO, CONSERVACIÓN Y EMBALAJE DE LAS EVIDENCIAS

Preservar una evidencia es una medida encaminada a mantener la


integridad de su naturaleza y contenido, particularmente en lo que respecta a
los fenómenos de contaminación, deterioro, pérdida, o el alcance de manos
imprudentes.

En esta importante función debe tenerse presente:

a)Cada objeto o material debe ser manejado con cuidado y embalado en


forma individual. Jamas las evidencias serán mezcladas entre sí. No unir o
poner en contacto aquellas superficies que serán sometidas a estudio, las
cuales serán protegidas por separado. No obstante, por su origen, ciertas
piezas pueden ser embaladas en conjunto, tales como pedazos grandes de
vidrio roto, costras de pintura, pero sólo cuando proceden de la misma zona de
la escena.

b)En todo caso, el envase o receptáculo utilizado para un embalaje, no


debe estar contaminado con substancias o materiales extraños. Toda caja de
cartón, todo envase de vidrio, metálico o plástico, debe ser sometido a
limpieza antes de ser usado; por la misma razón es preferible utilizar cajas o
receptáculos nuevos, destinados particularmente a estos fines.

d) El envase ha de ser de un tamaño apropiado; una evidencia de


pequeño tamaño no debe ser embalada en un receptáculo de gran
capacidad. Pequeños fragmentos de vidrio, costras de pintura, pelos,
fibras, etc., deben ser inicialmente envueltos en un pedazo de papel
fino, para luego ser depositados en un receptáculo de tamaño
razonable. Según el caso, el receptáculo debe ser envuelto en papel
resistente, y en aquellos sitios claves de la superficie, se colocará el
respectivo sello.

e) Un sobre puede ser cerrado mediante el uso de pegamento, cinta


adhesiva, o ambas a la vez; un envase tal como una botella, será
inicialmente tapada con seguridad, y sellada alrededor de la tapa; las
bolsas de papel o receptáculos similares deben ser cerrados y
abrochado después de haber sido doblado el borde de su boca, por lo
menos dos veces, el borde del doblez debe llevar el sello
correspondiente.

f) Procedimientos más esmerados incluirán el lacrado, sobre cuya


superficie puede ser presionado el pulgar derecho del operador
cuando la cera está aún blanda.

g) Especialmente en sobres o bolsas de papel, es buena práctica la de


firmar sobre el borde de cierre, cubriendo la firma con una cinta
adhesiva transparente, de tal manera que cualquier acción tendiente a
intervenir el contenido, dejará signos inequívocos de alteración.
9- DE LA ROTULACIÓN Y ETIQUETADO DE LAS EVIDENCIAS

Todo envase, caja, o recipiente que contenga una evidencia física, debe
ser rotulado o etiquetado en un sitio conveniente de su superficie exterior
visible. Las etiquetas pueden ser engomadas directamente sobre un área del
receptáculo, o atadas al cuerpo del mismo mediante el uso de un cordel
resistente, se preferirán las auto-adhesivas.
Las etiquetas o rótulos deben incluir informaciones que contribuyan a
identificar el objeto o material. Tales datos son suministrados en atención a los
siguientes puntos:
a) Informaciones acerca de la causa en trámite o del caso investigado:
Número del oficio o memorando en el cual se solicita la pericia.
b) Informaciones acerca del contenido.
c) Especificaciones indicativas acerca del objeto o material enviado, a
manera de breve descripción.
d) Informaciones acerca del secuestro o colección:
Nombre y firma del levantador que colectó la evidencia, zona del área de
la escena donde fue hallada, así como la fecha y hora de la colección.
Si la evidencia ha sido enviada procedente de otra oficina, división o
brigada, (secuencia de custodia) la etiqueta deberá contener informaciones
acerca del nombre del funcionario de quien procede, y fecha y hora de la
entrega.
Es obvio que mientras mayor es el número de funcionarios por cuyas
manos ha pasado la evidencia, mayor es la posibilidad de contaminación o
daños sobre el objeto o material; por tal razón, la secuencia de custodia ha de
ser lo más breve posible.
Los datos suministrados en las etiquetas serán copiados en el oficio, nota o
memorando que acompaña a la evidencia, donde se informará acerca de los
conmemorativos: nombre de la víctima, imputado, fecha y lugar del hecho, y
la naturaleza del presunto delito, como también, especificar el motivo de la
solicitud, esto es, ENUMERAR CON PRECISIÓN LOS EXÁMENES
REQUERIDOS O PUNTOS DE PERICIA SOLICITADOS POR LA
INSTRUCCIÓN.
Toda información adicional es a menudo de una gran utilidad para el
perito de Laboratorio, por cuanto le permite facilitar la programación de su
trabajo. Por ejemplo, se envía cierto material colectado en una escena donde
se sospecha un envenenamiento; ciertamente, resulta muy útil conocer algunos
datos que el interventor puede suministrar, respecto a la presencia o no de
convulsiones, depresión profunda, vómitos, olores imperantes, etc.
10- REMISIÓN DE LAS EVIDENCIAS FISICAS

Una vez que la evidencia ha sido marcada, preservada, embalada, y


etiquetada, surge el momento de su envío al Laboratorio. Los cuidados
referentes al transporte de las evidencias físicas, están naturalmente
relacionados con la protección a las contaminaciones, deterioro y pérdida. El
envío de la evidencia hacia el Laboratorio, el Tribunal, u otra oficina
competente, será practicado de tal forma, que garantice la inalterabilidad de su
estado.

Las más importantes medidas son las siguientes:

a) Todo bulto que contiene una evidencia física, ha de ir acompañado


del correspondiente oficio, nota o memorando, con especificaciones
acerca de los antecedentes del caso y el motivo del envío.
b) Cuando por causas accidentales, el objeto o material ha sufrido
cambios, se incluirán notas adicionales en el envío.
c) Realmente el mejor y más seguro de los medios para enviar una
evidencia física, es a través del propio personal que investiga el caso.
En lo posible, un miembro de ese equipo debe conducir los hallazgos
hasta la oficina receptora.
d) Cualquier envío a través del sistema postal, ha de ir siempre bajo
clase certificada.
e) Aquellas evidencias que requieren un manejo especial, tales como
materiales explosivos, o substancias inflamables, no serán
consignadas en servicios de correo, sino que deberán ser conducidas
a mano por un funcionario. La oficina de destino deberá ser
previamente notificada del envío.
f) Nunca se enviará en el mismo bulto evidencias que corresponden a
más de un caso. Cualquier irregularidad en este sentido podría
ocasionar serios inconvenientes.
11-ANOTACIONES PARTICULARES DEL INVESTIGADOR

Considero que como mejor medida para una mejor esclarecimiento de


los hechos sería recomendable que todo investigador o interventor en una
escena del crimen, mantenga por escrito en una libreta, cuaderno o agenda
personal los acontecimientos, circunstancias, observaciones, y toda
información obtenida en su trabajo de investigación, así tendrá la oportunidad
de apreciar el valor y la utilidad de haber conservado un registro de notas en
cada caso en que actúa. Por privilegiada que sea su memoria, siempre ha de
dejar constancia por escrito de todo dato obtenido, y en lo que respecta al
manejo de las evidencias físicas, tal conducta o precaución es particularmente
importante cuando le sea requerida.
En el planteamiento de un determinado caso, el investigador puede ser
solicitado a responder nombres de personas, sitios, localizaciones, fechas,
estado del tiempo, olores imperantes en la escena, ubicación de determinados
objetos, color de las llamas, o cualquier detalle aparentemente sin importancia;
en tal sentido, siempre registrará todo conocimiento, con detalles, en su libreta
personal de notas.
Una vez concluido el caso, dichas anotaciones no deben ser desechadas
como algo inservible, debiendo ser conservadas en su archivo personal.
En el registro de las notas se debería tener presente:

a.- Las notas incluirán los hechos conocidos a través de las primeras
observaciones, relatos, o cualquier información relacionada con la evidencia
física.
b.- La descripción de cada objeto hará referencia a su ubicación, tamaño,
seriales o códigos, etiquetas, años observados, particularidades, así como a la
marca aplicada por el interventor.
c.- Nombres, direcciones de domicilios y declaraciones dadas por aquellas
personas que de una u otra forma han tenido alguna relación con la evidencia.
d.- Informaciones referentes a precauciones especiales tomadas con
determinado hallazgo, y daños accidentales, o modificaciones o alteraciones
fortuitas ocurridas durante o después de la colección.
e.- Complementan las anotaciones en la libreta personal, todo croquis, plano,
mediciones y datos referentes a fotografías, que contribuyen a detallar el
hallazgo.
CAPITULO 3

TRATAMIENTO PARTICULAR DE LOS DIFERENTES TIPOS DE


EVIDENCIA FÍSICA

1-MUESTRAS DE SANGRE
GENERALIDADES
Las manchas de sangre pueden ofrecer informaciones fehacientes
siempre que se las trate con prudencia y esmero. Es necesario tener presente
que este tipo de material debe ser enviado con prontitud al laboratorio.
Particularmente, la contaminación o el deterioro de las muestras,
conducen a errores o a resultados dudosos, con la consiguiente problemática
en la evaluación de los hallazgos y sus análisis.
Una de las propiedades de la sangre es su carácter adhesivo, de tal
manera que cualquier instrumento utilizado para colectar este material, puede
conservar trazas que, al ser de nuevo utilizado, contaminará por transferencia
la nueva muestra; en estas condiciones, cuando la sustancia es sometida a
estudio, lo probable es que ocurran falsas reacciones.
Muchas otras contaminaciones perjudican notablemente los análisis de
grupo sanguíneo y de ADN.
Una mancha de sangre contaminada, conducirá a graves errores cuando
se desea saber si la mancha ha sido originada o no por sangre humana, como
también, es capaz de producir falsas reacciones cuando se estudia el tipo de
grupo sanguíneo a que pertenece.
Un problema relacionado con las contaminaciones se refiere a las
interferencias causadas por los llamados “secretores”, cada persona es
portadora de sustancias llamadas A, B, AB y O, que le confieren a la sangre
un determinado grupo.
Muchas de las personas secretan estas mismas substancias en su saliva,
en el sudor, semen, lágrimas, estando también presentes en los tejidos
orgánicos, por cuya razón, son llamados secretores, y que constituyen el 80%
de las personas de raza blanca.
Si el investigador o cualquier otra persona, pone en contacto sus dedos con la
mancha que será sometida a estudio, puede depositar su sudor sobre la misma
y esto se traduce en una contaminación mediante la cual, el resultado obtenido
puede corresponder al grupo al cual pertenece el sudor contaminante, y no al
de la sangre que forma la mancha en cuestión.
Entre otras de las innumerables fuentes de contaminación, la sangre
puede también ser deteriorada por la acción de la luz solar, el clima, o la
proliferación bacteriana; de tal manera que estos factores físicos, al igual que
la putrefacción, actúan destruyendo o inutilizando algunos de sus más
importantes elementos. Por tal motivo, se comprende que mientras más
pronto es examinada una mancha de sangre, mejor será la evaluación de los
resultados obtenidos.

INSTRUCCIONES:
El área manchada no debe ser separada del resto del soporte mediante
cortes practicados alrededor de la misma. Si la mancha se encuentra seca
sobre una superficie intransportable, el material puede ser disuelto en cierta
cantidad de solución salina normal ello debe ser realizado por el levantador de
rastros químicos que lo depositará en una pequeña porción de algodón o papel
de filtro.
En la colección de manchas secas, también puede ser utilizado un
elemento filoso meticulosamente limpio, para obtener la muestra por raspado;
no obstante, esta operación requiere mucho cuidado para no cargar con
materiales propios del soporte, o elementos contaminantes de la herramienta
usada.

PRESERVACIÓN:
Todas las piezas húmedas de sangre, prendas de vestir, lencería, etc.,
están expuestas a la putrefacción por proliferación bacteriana; de tal manera
que la pieza no será embalada hasta tanto las manchas no se encuentren
completamente secas, lo que se realizará al aire, a temperatura ambiente, y
bajo techo. Al someter a secado las piezas húmedas, se evitarán dobleces en
las mismas.
No debe permitirse que las superficies de dos o más manchas se pongan
en contacto entre sí, ya que una de ellas ha podido originarse con la sangre del
autor del hecho. Es obvio que cada pieza ha de ser embalada en forma
individual.
Jamás un paquete debe contener más de un objeto o pieza.
Cuando por razones justificadas, no es posible enviar al laboratorio con
prontitud aquellas muestras de sangre fresca contenidas en tubos de ensayo,
muestras tomadas al sospechoso, muestras para exámenes de exclusión de
paternidad, etc.-, el material debe ser conservado bajo refrigeración.
2- MUESTRAS DE SEMEN

INSTRUCCIONES:
Debido a la fragilidad del espermatozoide en las manchas seminales
secas, éstas deben ser manejadas con especial diligencia, particularmente en lo
que respecta a fricción, roce o manoseo, lo que induce a la rotura de la célula,
y por lo tanto, a la pérdida de una evidencia tan demostrativa.
Si la mancha se encuentra en un objeto transportable, como son las
prendas de vestir, sábanas, fundas de almohadas, toallas, pañuelos, etc., toda la
pieza será colectada evitándose dobleces y fricciones en las zonas manchadas.
NO se intentará separar la mancha mediante cortes practicados alrededor
de la misma.
Si las manchas (secas o frescas) son localizadas en superficies de
objetos grandes y difíciles de transportar, como alfombras, pisos, paredes,
muebles, etc., el material puede ser colectado mediante adición de agua
destilada, cuyo producto de maceración será tomado por inhibición en algodón
o papel de filtro.
Naturalmente, se omitirá todo raspado de la superficie manchada
cuando el producto se encuentra seco.
Cuando el producto requiere ser colectado en ciertas cavidades
naturales, como la vagina, el recto, etc., el médico practicará algunos
extendidos en portaobjetos, cuyas láminas serán llevadas al laboratorio para su
estudio microscópico.
En los lugares sospechosos podrá ser dirigido el hallazgo de este
material en papeles de tocador, papel higiénico, rejillas, lienzos, etc., que se
hallan podido ser utilizar para limpiar una superficie manchada de semen.

PRESERVACIÓN:
Una mancha presumiblemente de semen, debe ser preservada mediante
las mismas normas señaladas en la protección de los diseños dejados por la
pólvora en los disparos próximos.
Si se trata de un material fresco y no puede ser enviado al laboratorio
con prontitud, el soporte que lo contiene debe ser sometido a secado a
temperatura ambiente, antes de proceder a su embalaje. Muestras frescas
abundantes, que permiten ser colocadas en tubos de ensayo mediante el uso
de pipetas, deben ser conservadas bajo refrigeración.
3- MUESTRAS OBSTÉTRICAS

INSTRUCCIONES

Las manchas obstétricas son producidas por impregnación o por


contacto, exhiben variados colores, e imprimen diferentes consistencias al
soporte, en función de la antigüedad de las mismas. El área manchada no será
separada de la pieza por cortes practicados en la misma; toda la pieza será
colectada.
Si la mancha se encuentra húmeda y no puede ser enviada con prontitud
al laboratorio, será sometida a secado natural bajo techo.
Cuando las manchas se encuentran en el piso u otra superficie
intransportable, el material podrá ser macerado en agua destilada, para
proceder a su colección mediante inhibición en papel de filtro; en todo caso, el
material debe estar seco antes de proceder a su envío.

PRESERVACIÓN

De una manera general, las mismas indicaciones señaladas para la


preservación de manchas de sangre, son aplicables en las manchas obstétricas.
A fin de prevenir los fenómenos de putrefacción, cualquier tejido
orgánico localizado en gasas quirúrgicas, prendas de vestir, interior
recipientes, etc., será debidamente preservado en refrigeración.
Antes de proceder al embalaje de sábanas, prendas de vestir, toallas,
etc., que presenten manchas húmedas, se evitarán dobleces en las piezas y
serán sometidas a secado al aire a temperatura ambiente, con la finalidad de
evitar la proliferación bacteriana.
Una vez libres de toda humedad, las piezas serán embaladas en cajas o
receptáculos individuales, con el consiguiente registro de los datos
informativos acerca del hecho que se investiga.

4- MUESTRAS DE PELOS

INSTRUCCIONES

A los fines de comparación, necesariamente serán tomados ejemplares


de pelo, tanto del cuerpo de la víctima como del cuerpo de la persona
sospechosa. En un mismo cuero cabelludo, los pelos presentan notables
diferencias en diámetro y color, razón por la cual es necesario colectar
muestras de comparación en ambas regiones parietales, en la región occipital,
como también, en los límites de la región frontal y área coronal. La colección
de ejemplares en otras zonas del cuerpo, depende del tipo de pelo hallado
como evidencia. En cualquier situación, las muestras deben ser manejadas con
cuidado, a fin de evitar nuevos contactos con superficies contaminantes, o
pérdidas.
Si los ejemplares de pelo se encuentran adheridos a algún objeto
metálico, de madera, arma de fuego, fragmento de vidrio, asociados o no a
cualquier material untuoso, como grasa para el cabello, aceite, sangre semen,
etc., las muestras deberán ser conservadas en su medio original, colectándose
el objeto o la pieza que los contiene.
Si la superficie donde están los pelos corresponde a un objeto que, por
su tamaño y peso, resulta intransportable, podrá intentarse separar la zona que
los contiene; en caso contrario, serán cuidadosamente separados mediante el
uso de un elemento filoso, sin lesionar su estructura, para luego proceder a
colectarlos con una pinza adecuada, especialmente esterilizada. No es
necesario ni recomendable añadir soluciones acuosas con la finalidad de
despegarlos de la superficie.

PRESERVACIÓN

Los pelos colectados serán envueltos en un pedazo de papel fino y


limpio, sin ningún tratamiento previo, y luego depositados en un sobre
adecuado. Cuando los ejemplares se encuentran firmemente adheridos a la
superficie de un objeto transportable, la zona en cuestión será debidamente
protegida de todo roce o contacto, antes de proceder al embalaje del objeto. Es
obvio que cada muestra será enviada en embalajes individuales, con etiqueta
en la cual se ofrecerán informaciones acerca del sitio del hallazgo, condiciones
de la colección, etc.

MUESTRAS DE COMPARACION

Cuando las muestras deben ser colectadas directamente del cuero


cabelludo, se hará por arrancamiento, y no mediante el uso de tijeras, con la
finalidad de que el pelo conserve su raíz o bulbo; los ejemplares obtenidos con
instrumentos cortantes tienen una utilidad limitada. En la mayoría de las
personas es posible obtener muestras mediante el uso de un peine
meticulosamente limpio.
Cuando es necesario colectar muestras de pelo en personas lesionadas
en el cuero cabelludo, los ejemplares serán tomados lo más próximo posible a
la lesión; esto toma especial interés en las heridas por arma de fuego, o en las
originadas por instrumentos contundentes. El investigador será persuasivo en
las conversaciones con el médico, a fin de obtener su colaboración.

5- MUESTRAS DE MATERIAL BIOLÓGICO PARA ADN

INTRODUCCIÓN:
En la escena del crimen se pueden hallar evidencias como: sangre,
semen, pelos, saliva, sudor, y otros fluidos del cuerpo, que pueden contener
células con su núcleo intacto que nos permitan identificar su ADN y brindar
su perfil o huella digital genética.
Las técnicas de identificación han sido revolucionadas por el ADN,
presentándose como un colaborador imprescindible para el derecho, pues es
utilizado indiscutiblemente en problemas judiciales como la exclusión
paternidad y la identificación humana, animal o vegetal.
También el ADN puede usarse a los fines de la defensa de los derechos
de una persona, para excluir la responsabilidad de una posible intervención en
un crimen.
Si partimos de la base que es factible establecer con esta técnica la
identidad de una persona a partir del análisis de una muestra tan diminuta
como lo es la cabeza de un alfiler, no es necesario destacar que los
procedimientos de colección de muestras ante las posibilidades de
contaminación requieren de un extremo cuidado y responsabilidad por parte
de los interventores debiéndose cuidar al máximo las medidas precautorias.

INSTRUCCIONES:
Para los peritos, las muestras que generalmente se analizan son:

A) DE SANGRE:
Tanto se trate de sangre fresca o de manchas secas, se trata de muestras
que se analizan con mayor frecuencia.
El ADN se extrae de los glóbulos blancos, pues no se encuentre en los
glóbulos rojos ni el plasma, ya que no poseen núcleos celulares.
La muestra debe enfriarse o congelarse para evitar su degradación por
putrefacción. Si la muestra es de sangre seca debe ser lo más grande posible.

Lo importante en este tipo de muestra es su debida conservación.


Después de haberla dejado secar a temperatura ambiente, colocarla en
un recipiente a prueba de humedad y luego enfriarla o congelarla.

B) DE SEMEN:
El ADN se extrae de la cabeza de los espermatozoides. Si se recupera en
estado líquido, este debe enfriarse.
Si se trata de manchas deben dejarse secar a temperatura ambiente y
luego almacenarlas lejos de la humedad.
En los casos de violación, las muestras generalmente se recuperan con
otras sustancias y tejidos propios de la víctima; conviene por lo tanto, se
extraigan muestras de sangre de ésta a los efectos de tener una mejor
interpretación de los resultados, al tener previamente la huella genética de la
víctima y restarle la del o los victimarios.

C) DE PELOS:
Sólo se puede realizar el examen del ADN, cuando hay raíces de
cabello, pues el pelo en sí es tejido muerto, que no sirve para este tipo de
estudio.

D) EN OTRAS SUSTANCIAS O TEJIDOS:


También se pueden realizar estudios sobre cadáveres o en materia fecal.
Si la muerte es reciente se podrá obtener la huella genética, a partir de una
muestra de sangre o de médula ósea, entre otras.
Si no es reciente, depende del estado de conservación, pues si es bueno,
el ADN es estable, obteniéndose la huella digital genética a partir de
extracción de tejido.

6- MUESTRAS DE FIBRAS

INSTRUCCIONES

Se tendrá la precaución de no colectar fibras directamente con los


dedos, como tampoco, mediante el uso de cintas adheridas. En esta tarea
deben ser utilizadas pinzas, especialmente, aquellas esterilizadas. Se tendrá
cuidado con evitar contaminaciones con los polvos empleados en la activación
de huellas dactilares latentes, respecto al orden y secuencia en la colección.
Por las condiciones inherentes a tamaño y diámetro, las mismas normas
señaladas para pelos serán aplicadas para el manejo de las fibras.
MUESTRAS DE COMPARACIÓN

En todo caso relacionado con fibras deben ser adquiridos ejemplares de


comparación. Se obtendrá una buena sección o trozo del tejido de la posible
área de origen, en los casos en que no es posible trasladar toda la pieza al
laboratorio; la importancia de colectar una parte del tejido, o mejor, toda la
pieza, obedece a la circunstancia de que la trama puede estar elaborada con
fibras de diferentes orígenes y colores, como también, permitir la obtención de
los dibujos o diseños de la superficie.

7- RASGADURAS Y CORTES

INSTRUCCIONES

Se estará prevenido a fin de evitar alteraciones o cambios importantes


en este tipo de evidencia. Todas las piezas que muestren signos de haber sido
cortadas o rasgadas, serán colectadas con las precauciones del caso, a fin de
determinar la circunstancia que dio origen a tales soluciones de continuidad, y
realizar los exámenes de comparación.
Como se comprende, son de una gran utilidad las telas adhesivas en
general, fijas o no a algún objeto o caja. El hallazgo de una de estas piezas
adheridas a determinada superficie, debe conservarse intacto. No se intentará
desprender una cinta adhesiva, a menos que sea absolutamente necesario; todo
el objeto debe ser colectado.

PRESERVACIÓN

Estas evidencias serán preservadas en sus condiciones originales de


hallazgo. Se evitarán intentos por “enderezar” la pieza, así como todo roce o
presión que pueda modificar sus características. El embalaje de estas piezas ha
de practicarse por separado, en cajas resistentes cuyas paredes no deben tocar
la zona a ser analizada.
8-CUERDAS Y SOGAS

INSTRUCCIONES

Las cuerdas o sogas halladas en la escena del crimen, serán conservadas


con sus características originales. Su manejo ha de permitir que las
extremidades de corte se mantengan intactas.
Se tendrá mucho cuidado a fin de evitar contaminar las manchas
presentes, o el desprendimiento de materiales adheridos.
Se tomará debidamente nota de los tipos y secuencia de nudos, posición
de la pieza, contactos, signos presentes a lo largo del eje de la cuerda, lazos
corredizos, etc.
Los cabos o extremidades cortadas serán introducidos intactos en
receptáculos cuya rigidez permita protegerlos; cada punta será embalada
individualmente.

PRESERVACIÓN

Toda característica física en estas piezas ha de preservarse contra


desarreglos o contaminación. Las manchas frescas presentes serán sometidas a
previo secado natural antes de embalar la pieza. Toda información o dato
referente a cuerdas o sogas relacionadas con el caso que se investiga, ha de ser
registrado con detalles en el acta de inspección y secuestro.

9-ARMAS DE FUEGO
INSTRUCCIONES

En el manejo de un arma de fuego, la prioridad debe concentrarse en las


medidas o precauciones que conciernen a la seguridad. Preferiblemente, el
arma será colectada por los bordes del guardamonte. Aunque u n arma de
fuego puede ser tomada por la superficie rugosa de una cacha labrada, no es
aconsejable adquirir el hábito de colectarla por esta zona, toda vez que podría
tratarse de una cacha con tapas lisas y pulidas, y por lo tanto capaz de contener
huellas dactilares.
Jamás se colectará un arma de fuego mediante la introducción de un
lápiz o instrumento similar por el ánima del cañón, o a través del
guardamonte, ya que materiales relacionados con el disparo, u otras sustancias
presentes, pueden sufrir daños o ser eliminados en tales maniobras. Nunca
depositar o ceñir cualquier objeto entre el martillo -o la aguja percutora- y el
bastidor.
Es obvio que un arma de fuego hallada en el escenario del crimen, o
relacionada con el caso que se investiga, no será disparada o sometida a
limpieza.
Del mismo modo, no se operará cualquier mecanismo de un arma
incriminada, excepto para desmontarla o para descargarla.
Tan pronto como sea posible, el arma debe ser inspeccionada en
solicitud de huellas dactilares u otros hallazgos. Si el arma se encuentra
húmeda o mojada debido a fenómenos de condensación, o por algún líquido,
la pieza debe ser secada a temperatura ambiente antes de ser examinada.

PRESERVACIÓN

Las armas de fuego pueden ser preservadas mediante embalaje en una


caja de cartón resistente de tamaño adecuado. En especial, cuando el arma
exhibe ciertos materiales de significación para la investigación, puede ser
colocada sobre una hoja de cartón fuerte, o madera, en la cual se han
practicado varios orificios alrededor del objeto, a través de los cuales se hará
pasar un cordel resistente que lo mantendrá fijo a dicha superficie, la cual hará
de tapa en una caja que preservará la evidencia. Todo el conjunto será
protegido con un papel adecuado y subsecuentemente, etiquetado.

10-PROYECTILES
INSTRUCCIONES

Toda precaución ha de ser tomada con la finalidad de prevenir cualquier


alteración o daño en las marcas del rayado que deja el cañón del arma y que
se hallan en la zona lateral de los proyectiles disparados (superficie de
forzamiento).
Jamás un proyectil incriminado será sometido a limpieza. Cuando un
proyectil se encuentra alojado profundamente en la intimidad de la madera,
material plástico, etc., no se intentará su recuperación mediante el uso de
pinzas o instrumentos similares, ya que tales maniobras son susceptibles de
originar serias alteraciones en su superficie. El proyectil debe ser recuperado
mediante el uso de una sierra, por la práctica de cortes efectuados alrededor de
la pieza, sin tocarlo, hasta separarlo del bloque que lo contiene. En estas
condiciones debe ser enviado al Laboratorio, después de cumplirse la función
de marca y embalaje.
Si el proyectil no se encuentra alojado profundamente, ha de ponerse en
práctica mucha meticulosidad y delicadeza, a fin de recuperarlo intacto. Por
lo tanto, nunca se hará uso de la fuerza o ligereza, la tarea debe ser efectuada
con paciencia y esmero.
Muchas veces es necesario colectar la pieza en la intimidad de un tejido
orgánico, ya a través de una intervención quirúrgica, o mediante autopsia; en
estas condiciones, el médico practicará la extracción del proyectil utilizando
una pinza anatómica cuyas extremidades se hallen protegidas por un pequeño
cilindro de goma, ajustado a cada punta.

PRESERVACIÓN

Los proyectiles colectados en el lugar del suceso o áreas relacionadas,


deben ser cuidadosamente envueltos en un trozo de algodón, en forma
individual, también es aconsejable que se utilice un papel suave de seda o
papel higiénico. Una vez protegidos por separado, se procederá a su embalaje
en pequeñas cajas de material plástico o cartón, pequeños envases de vidrio,
sobres de papel adecuado, bolsas de plástico o similares, para luego aplicar
las etiquetas.

11- VAINAS
INSTRUCCIONES

En el manejo de vainas servidas ha de tomarse en cuenta toda


precaución a fin de evitar melladuras, rasguños o cualquier daño alrededor de
su cuerpo, en su culote, o en la zona del borde circular próximo al mismo.

PRESERVACIÓN

Los mismos cuidados señalados en la protección de proyectiles, deberán


ser tomados con respecto al manejo de vainas.

12-CARTUCHOS DE PAPEL Y PLÁSTICOS


INSTRUCCIONES

La porción metálica del cartucho ha de ser conservada con las


características originales de hallazgo, de tal manera que serán tomadas las
precauciones a fin de prevenir alteraciones o rasguños en dicha zona.
PRESERVACIÓN

Serán puestas en práctica las mismas reglas observadas en la protección


de las vainas metálicas.

13- CARTUCHOS A BALA METÁLICOS


INSTRUCCIONES

Cuando estas piezas son colectadas en el sitio del suceso, jamás se


intentará colocarlas en la recámara de cualquier arma. Los ejemplares deben
ser marcados para enviarse al Laboratorio. Se deberá describir
meticulosamente las siglas o leyendas estampadas en el culote.

PRESERVACIÓN

Los cartuchos a bala deben ser preservados en la misma forma señalada


para la protección de proyectiles. Las cajas que contienen estas piezas pueden
ser colocadas en sobres de papel resistente.

14- DISEÑOS DEJADOS POR LA PÓLVORA

INSTRUCCIONES
Cuando la superficie que exhibe el diseño corresponde a una prenda de
vestir, la pieza debe ser manejada con cautela, a fin de evitar el
desprendimiento o la pérdida de pequeñas partículas que pueden estar
adheridas a la trama del tejido.
Si el dibujo está presente en la superficie de un objeto no transportable,
o sobre la piel de la víctima, antes de cualquier maniobra, deben realizarse
fotografías del diseño, las cuales han de hacerse a escala.
Por razones conocidas con relación a contaminaciones, o pérdida del
material presente en el área de diseño, la superficie en cuestión no debe ser
tocada con los dedos, o con instrumentos.

PRESERVACIÓN

Nunca se practicarán dobleces o pliegues a nivel del dibujo, cuya


superficie ha de conservarse lo más plana posible. El área ocupada por el
diseño será protegida mediante colocación de un trozo de cartón resistente en
el reverso del dibujo, que puede ser fijado con ganchos de abrochadora.
No se intentará separar la evidencia por cortes practicados en el soporte;
toda la pieza que lo contiene debe ser colectada, y embalada en una caja de
cartón resistente.

15-TACOS Y PERDIGONES
INSTRUCCIONES
Es conveniente colectar el mayor número posible de perdigones. Las
instrucciones señaladas anteriormente rigen para estos pequeños proyectiles.
Con respecto a los tacos, su colección resulta muy rara, pero ha de tomarse en
cuenta este tipo de hallazgo tomándose las mismas precauciones citadas.

PRESERVACIÓN
Los perdigones no deben ser mezclados con los tacos colectados; cada
ítem será preservado en forma individual.

16-MUESTRAS DE ARTEFACTOS EXPLOSIVOS


INSTRUCCIONES

Cuando una bomba hace explosión, pueden ocurrir fragmentaciones


incalculables, pero jamás habrá una completa desintegración. Por
consiguiente, tanto el sitio donde se hallaba colocado el artefacto, como todas
las zonas adyacentes, serán cuidadosamente examinadas.
Se tomarán fotografías del lugar del suceso y de toda el área de
influencia de la explosión.
Los testigos serán interrogados sobre la presencia o ausencia de humo,
color del mismo y efectos sobre las mucosas.
Es posible hallar un número indeterminado de orificios o cráteres,
grietas, diversos tipos de fragmentos o partes enteras del mecanismo, piezas
de metal, dispositivo de seguridad, envolturas, trozos de mecha, alambres,
restos de pilas eléctricas, fragmentos de fulminantes, piezas de reloj, tipo de
recipiente utilizado, como también, trazas de la substancia explosiva, residuos
del material combustionado, o ataques producidos por ácidos.

PRECAUCIONES
Por una u otra circunstancia, un artefacto explosivo puede ser hallado
intacto. Todo paquete, bolsa, maleta, cesta, caja de máquina de escribir, o
cualquier receptáculo que sospechosamente es hallado en un sitio donde
resulta extraño, plantea el problema de su contenido, y debe ser tratado con
sentido común y gran cuidado.
A menos que el funcionario posea suficiente entrenamiento y
experiencia, nunca intentará desmantelar un artefacto explosivo; en ningún
caso el artefacto será movido de su posición, a menos que un especialista lo
entregue inactivo.

17-PRENDAS DE VESTIR

INSTRUCCIONES:
Cada pieza ha de ser colectada y manejada individualmente. Si la
prenda se encuentra húmeda, se tomarán las medidas necesarias a fin de
secarla al aire, a temperatura ambiente y bajo techo, antes de proceder a su
embalaje. Es obvio que se evitará todo tipo de contaminación, o cualquier
contacto con superficies del medio circulante.

PRESERVACIÓN:
Las piezas serán preservadas individualmente en bolsas de papel o
plástico adecuadas en tamaño y resistencia, o en cajas apropiadas. Cada bolsa
o caja jamás debe contener más de una prenda.

18- MUESTRAS DE VIDRIOS

INSTRUCCIONES:
Todos los objetos, prendas de vestir, calzados, etc., sospechosos de
contener partículas de vidrio, serán colectados con sumo cuidado.
No se intentará buscarlos en dichas piezas, ésta es una función del
personal de laboratorio; sin embargo, cuando los fragmentos son hallados en
superficies intransportables, serán colectados mediante el uso de pinzas
adecuadas, evitándose nuevas fracturas.
En accidentes del tránsito, no omitir la colección de todos los
fragmentos, particularmente aquellos que podrían corresponder a faros
delanteros y a las luces de “stop”.
En los puestos asistenciales, el investigador debe solicitar de los
médicos la obtención de partículas de vidrio extraídas de las heridas
relacionadas con el caso que se investiga. (1)

PRESERVACIÓN:
Todas las piezas o prendas de vestir que puedan contener partículas de
vidrio, serán preservadas por separado. No mezclar los fragmentos hallados en
la escena del suceso con otros localizados en áreas vecinas. Cada hallazgo será
enviado en embalaje individual.
Los bordes de los grandes fragmentos serán meticulosamente
preservados, en especial los de botellas, vasos, faros de automóviles, por la
extraordinaria importancia de posibles acoplamientos con la fuente de origen.

19- MUESTRAS DE TIERRA

INSTRUCCIONES:
Si la tierra se encuentra firmemente adherida a un objeto bajo la
condición de lodo o fango, nunca se tratará de aislar el material de la
superficie que lo contiene; todo el objeto debe ser recuperado. Si se sospecha
que el material es muy blando o fácilmente desprendible, como ocurre en la
modalidad de arena o polvo, se procederá a colectar el material en un pedazo
de papel limpio, o sobre adecuado. Se tendrá mucho cuidado de no mezclar las
muestras concentradas en diversas áreas del objeto.
En accidentes de tránsito, todas las muestras halladas en el sitio del
suceso serán colectadas por separado. Cuando la muestra de tierra es hallada
en superficies de objetos grandes e intransportables, el material será colectado
mediante el uso de instrumentos meticulosamente limpios, a fin de evitar
contaminaciones.

Ejemplares de comparación

En el sitio donde se sospecha que un vehículo ha sido conducido, o en


aquellas zonas donde se supone que ha caminado el sospechoso, se tomarán
las muestras de comparación.
Normalmente, es suficiente colectar la cantidad que cabe en una mano
cerrada para cual se deben usar guantes y descartarlos en cada operación. Es
obvio evitar todo tipo de contaminación, por la sensibilidad de las
determinaciones de laboratorio.

PRESERVACIÓN:
Muestras de tierra húmeda, no serán embaladas hasta cuando el material
haya sido secado a temperatura ambiente. Cada muestra será preservada por
separado en bolsas de papel o plástico resistente apropiadas y limpias.
20-PINTURA Y OTROS BARNICES

INSTRUCCIONES:

Jamás se intentará desprender una muestra de pintura localizada en la


superficie de un instrumento o herramienta. Las costras de pintura o las trazas
de este material adheridas firmemente a piezas o a fragmentos de objetos,
serán convenientemente preservadas en su totalidad, colectándose todo el
objeto o pieza que las contiene, sin mezclarlos o unirlos.
Cuando el material es hallado sobre la superficie de un objeto
intransportable, se tomarán todas las precauciones a fin de evitar pérdidas o
contaminaciones por el uso de un instrumento inadecuado o sucio. Todas las
costras localizadas en el sitio del suceso, serán colectadas con celeridad y
delicadeza mediante el uso de pinzas adecuadas, evitándose toda fractura o
adición de substancias extrañas.
Particular importancia merecen los casos relacionados con vehículos
que se han dado a la fuga.

Ejemplares de comparación.

Muestras de fuentes conocidas serán colectadas a los requerimientos de


una comparación ulterior. En la obtención de estas muestras, los ejemplares
deben incluir todas sus capas o estratos.
Cuando un vehículo sospechoso es localizado, las muestras serán
tomadas en diversas áreas de la unidad tanto de su exterior como de su
interior: baúl, tapa de motor, techo. Cada una de las puertas, y cada
guardabarros, debido a la posibilidad de haber sido repintado. Cuando el
automóvil exhibe desperfectos en su pintura por abolladuras presentes, las
muestras serán colectadas en los bordes mismos de la avería, así como en las
zonas ya mencionadas.

PRESERVACIÓN:

Si la mancha de pintura es aún fresca, debe ser secada a temperatura


ambiente. Los bordes de cada costra colectada no deben sufrir modificaciones
por fracturas secundarias. Los objetos transportables que presentan muestras
del material, serán preservados individualmente. Los fragmentos o costras de
pintura serán conservados en pequeñas cajas sobre un lecho de algodón. Se
evitará todo tipo de contaminación y obviamente, la pérdida de las muestras.
21-YESO Y OTROS MATERIALES DE CONSTRUCCIÓN

INSTRUCCIONES

Todo instrumento de este tipo presuntamente utilizado en el caso que se


investiga, será manejado con mucho cuidado a fin de evitar la pérdida de
partículas de estos materiales adheridas en ciertos puntos de la superficie. Las
prendas de vestir y en especial los calzados deben ser manejadas con mucha
suspicacia.
Cuando las herramientas son localizadas dentro de su bolsa o caja,
deben ser mantenidas en su sitio, colectándose todo el conjunto. Será evitada
toda contaminación por adición de cuerpos extraños, así como los roces o
contactos, que además de ocasionar el desprendimiento de trazas adheridas,
pueden dañar la presencia de posibles huellas dactilares latentes.
Cuando se supone que el material adherido puede desprenderse con
facilidad, éste será colectado en un pedazo de papel fino, con la consiguiente
indicación o referencia acerca del punto exacto del hallazgo.

Ejemplares de comparación

Serán obtenidas muestras de cada tipo de material presente en el área


afectada o intervenida por el autor del hecho, que servirán como elementos de
comparación con las partículas halladas en las herramientas incriminadas, o en
la superficie de prendas de vestir.

PRESERVACIÓN

Aquellas zonas del instrumento o herramientas que exhiban partículas o


trazas del material, serán protegidas de acuerdo a las particularidades de cada
superficie, con la condición de impedir contactos o roces. Cada ítem será
protegido en forma individual. Los embalajes de las muestras de comparación
deben contener referencias en sus etiquetas individuales, acerca del sitio
exacto de la colección.
22-OBJETOS METÁLICOS Y PLÁSTICOS ROTOS

INSTRUCCIONES:
Todas las piezas o los restos de las mismas serán colectados; los
manejos encaminados a su traslado o embalaje deben permitir el
mantenimiento o conservación de sus irregularidades o forma original de
hallazgo.
Se tendrá mucho cuidado de no originar contactos o roces con su
superficie, a fin de evitar la contaminación o dañar las posibles huellas
dactilares latentes.
La superficie de estas piezas pueden contener además, huellas de trama
de tejidos debido a impactos violentos contra la ropa de la víctima en casos de
automóviles que se dan a la fuga. A la par, estas superficies pueden contener
manchas de muy diverso origen, pelos, fibras u otros hallazgos de interés.

PRESERVACIÓN:
La forma original de la pieza debe ser preservada de dobleces
secundarios. Cuando la superficie de la evidencia contiene manchas u otros
elementos de interés, su embalaje ha de permitir la conservación de tales
hallazgos. Toda mancha fresca será sometida a previo secado natural bajo
techo. Cada una de las piezas colectadas será embalada y etiquetada por
separado.

23-GRASAS Y SUSTANCIAS SIMILARES

INSTRUCCIONES:
Pequeñas porciones de este material pueden ser colectadas por raspado
suave de la superficie que las contiene; cuando posible, la zona o el área que
aloja la substancia grasa puede ser separada mediante cortes practicados a su
alrededor.
Antes de colectar el material, se practicarán fotografías de la superficie
que contiene la sustancia grasa, como también tomar nota de la presencia o no
de posibles huellas dactilares.

PRESERVACIÓN:
El área que contiene el material ha de ser protegida antes de proceder al
embalaje del objeto o pieza, evitando cualquier contacto con zonas vecinas.
Aquellos cuerpos extraños, como pelos, fibras, u otros elementos
presentes en la intimidad de la sustancia, serán conservados en sus
condiciones de hallazgo.

24-VENENOS, DROGAS Y OTRAS SUBSTANCIAS TOXICAS

INSTRUCCIONES

Particularmente en aquellos casos de envenenamiento, todo envase,


papel, paquete, o material sospechoso será colectado tanto en la escena del
suceso como en las áreas relacionadas. Con frecuencia tales hallazgos son
operados en el dormitorio, la cocina, cuarto de baño, bolsos, maletines,
monederos, o en los propios bolsillos de prendas que pertenecen a la víctima.
Todo elemento sospechoso, pipetas, jeringas, agujas hipodérmicas,
indumentarias dudosas, etc., serán colectados.
No intentar la obtención de muestras aisladas localizadas en fibras o en
la trama de los vestidos: cuando un material sospechoso se encuentra adherido
a la fibra de una prenda de vestir, o es hallado en el interior de bolsillos, se
colectará todo el objeto que lo contiene.
En la obtención de este tipo de evidencia, el material puede ser
colectado en función a las siguientes situaciones:

a) en sujeto vivo, en cuyo caso las muestras pueden ser de naturaleza


biológica, como sucede con la colección de muestras de sangre, orina,
vómitos, saliva, o lavado gástrico, o entonces muestras accesorias, como
son los hallazgos de pastillas, cápsulas, soluciones, etc.;
b) en sujeto fallecido, en cuyas circunstancias las muestras podrán ser
obtenidas antes de la inhumación del cadáver, como es la obtención de
vísceras y otros materiales mediante autopsia; o después de la exhumación,
que permitirá la obtención de muestras de vísceras o ciertos materiales
relacionados que pueden ser hallados en el féretro.

La investigación de drogas estupefacientes, sedantes, estimulantes, etc., es


realizada en el laboratorio por los análisis practicados en orina y sangre. En
un envase adecuado se colectará por micción el contenido de la vejiga
urinaria, en cuanto a la cantidad de sangre diez centímetros cúbicos es un
volumen suficiente, aún para lo dosificación de alcohol, cuando sea necesario.
Otro análisis relativamente frecuente en nuestro medio, se refiere a la
investigación de resina de “cannabis” o marihuana en sujetos
presumiblemente drogados. El hallazgo de una reacción positiva solo indica
contacto con la marihuana, pero no su consumo.

PRESERVACIÓN

Todo material sospechoso localizado en la escena del crimen o en las


áreas relacionadas, será preservado en forma individual en un envase o
recipiente adecuado correctamente tapado y lacrado.
Cuando el material obtenido es un líquido o un producto de consistencia
pastosa, proveniente de cavidades naturales, se preservará en un envase de
vidrio o de material plástico esterilizado, cuyo envío al laboratorio debe
hacerse con prontitud; si por alguna causa razonable no puede ser enviado e
inmediato, el material colectado será preservado en refrigeración.
Todos los productos farmacéuticos localizados, generalmente en
gabinetes destinados a tal fin, serán colectados y preservados en una caja de
cartón resistente.
Las muestras para estudio toxicológico, no deben ser adicionadas de
ningún desinfectante o sustancia conservadora.

25-MADERAS Y OTROS PRODUCTOS VEGETALES.

INSTRUCCIONES

En la colección de este tipo de material, se incluirá el hallazgo de


fragmentos de hojas, restos de corteza o tallos, semillas, ramas, pasto, hierba,
césped, aserrín, etc., que pueden indicar contacto o presencia de un sujeto en
determinado lugar; como también, el hallazgo de astillas y fragmentos de
madera.
En razón a la cambiante distribución de las plantas en determinados
parajes, se tendrá la precaución de colectar muestras representativas de la
zona.
Se pondrá especial interés en conservar intactas las superficies de la
ropa y los zapatos de la persona sospechosa, en cuyas piezas es posible hallar
muestras de polen, pequeñas semillas y otros productos botánicos.
Las muestras de comparación serán obtenidas de la madera en cuestión,
a los fines de cotejos con los hallazgos incriminados.
26-VEHÍCULOS AUTOMOTORES.

INSTRUCCIONES

En la individualización de un vehículo juega un papel fundamental la


restauración de los números seriales alterados. Estos análisis deben ser
compaginados con la determinación de la pintura original del automóvil, el
conocimiento de cambios o modificaciones hechas en el vehículo, estudio de
las huellas de neumáticos, y los análisis relativos a vidrios, tierra, limaduras, y
metales en general.

En la individualización del autor, el material de estudio comprende el


hallazgo de huellas dactilares, la comparación de fibras, pelos, sangre, huellas
de calzados, identificación de objetos, documentos y efectos personales,
hallados en el interior del vehículo y/o en las áreas adyacentes al mismo.

Una vez cumplidas meticulosamente las reglas generales de protección,


fijación y aislamiento de la escena, se tomarán por escrito todas las
observaciones preliminares del hecho.

A partir del descubrimiento del vehículo, este será mantenido en las


mismas condiciones de hallazgo hasta cuando se proceda a su inspección.

No se permitirá penetrar al interior del vehículo; ninguna superficie del


vehículo será tocada; serán alejadas del sitio las personas no autorizadas hasta
cuando la inspección haya terminado. Se tomarán medidas contra ciertos
factores circunstanciales, como la lluvia y el fuego.

El éxito de la investigación depende generalmente de un registro


organizado y minucioso del vehículo y su área adyacente. Los materiales más
abundantes son usualmente vidrios, pintura y sangre, de tal manera que la
mayor atención al hallazgo de marcas de herramientas, fibras, pelos y huellas
dactilares latentes.
El vehículo debe ser estudiado de acuerdo a esta secuencia:

1.- Se examinará primero su superficie exterior. Este área se puede dividir en


cuadrantes a fin de realizar una inspección metodizada:
cuadrante anterior- izquierdo,
cuadrante anterior- derecho,
cuadrante posterior- derecho y
cuadrante posterior- izquierdo.
2.- Luego se examinará la superficie y el área de proyección del chasis.
3.- Enseguida se procederá a examinar el sector del motor.
4.- El baúl y sus áreas relacionadas.
5.- Luego el área interior del vehículo, la cual es divida igualmente en
cuadrantes. Primero se examinará las zonas visibles, como la superficie de los
asientos, puertas, techo, piso, alfombras, tablero de instrumentos, para luego
examinar las zonas ocultas como son la guantera, ceniceros, área inferior de
los asientos, etc.

El orden de colección se realizará conforme a las pautas señaladas en


este libro para las demás evidencias y la preservación, marca, embalaje, y
envío de los hallazgos, se ajustará a las normas expuestas oportunamente.

27-ELEMENTOS CORTANTES E INSTRUMENTOS


CONTUNDENTES

INSTRUCCIONES

Todo instrumento o pieza sospechosa será colectado y manejado con


esmero, principalmente en lo que se refiere a las contaminaciones, ya por
adición de materiales extraños, alteraciones intrínsecas en las manchas
presentes o pérdida de materiales o sustancias adheridas al objeto.

PRESERVACIÓN

Toda la superficie y los bordes del instrumento incriminado, recibirán


una cuidadosa protección; si se sospecha que algún material o sustancia
presente en la pieza puede desprenderse con facilidad, se procederá a su
separación mediante el uso de pinzas o herramienta apropiada para ser luego
preservados en un envase o receptáculo adecuado.
Cada pieza o instrumento será embalado individualmente, evitándose
todo contacto entre los mismos antes de proceder a su embalaje. Los envíos
estarán acompañados de su etiqueta, con indicaciones exactas acerca del sitio
donde fueron hallados, dentro o fuera de la escena del crimen.
28-MARCAS DE HERRAMIENTAS

INTRODUCCIONES

Siempre que sea posible, toda la superficie que presenta la marca será
colectada; en caso contrario, se practicarán moldes de la marca en cuestión.
La sustancia más indicada para este tipo de moldeado es la goma de
silicona, sin embargo, es mejor trasladar al laboratorio la superficie o zona que
exhibe la marca, donde se practicarán los moldes.
Jamás se intentará acomodar el borde del instrumento o herramienta
sospechosa sobre el lecho de la marca a ser estudiada, debido a las
alteraciones que pueden ocurrir en la misma.

PRESERVACIÓN

Aquellos objetos que portan marcas de herramientas, serán colocados en


receptáculos rígidos, cajas de cartón resistente, etc., evitándose cualquier daño
en la zona que presenta la marca. Debe tenerse mucho cuidado para no perder
algún material adherido, generalmente trazas, en el lecho o en las
proximidades de la marca.
Aunque las fotografías de las marcas de herramientas son adecuadas a
los propósitos de informes y registro, naturalmente no tienen ningún valor en
los exámenes de comparación.

29-HUELLAS DE NEUMÁTICOS, CALZADOS, TRAMAS.

INSTRUCCIONES

Tanto la huellas impresas como las huellas plásticas serán fotografiadas


con escala, operación que ha de practicarse con todo cuidado y esmero.

Si se trata de una huella impresa sobre una superficie transportable, todo


el objeto debe ser colectado; en caso contrario, el personal especializado
procederá a “desprender” la huella por el método científico más adecuado. De
acuerdo a los diferentes tipos de huellas impresas, puede ser utilizado
cualquier medio propio para “desprender” huellas dactilares.
Las muestras de comparación en calzados pueden ser realizadas
mediante entintado con un rodillo, pero es conveniente que se tomen
previamente algunas muestras haciendo caminar a la persona sospechosa
sobre un papel blanco

30-RASTROS PAPILOSCOPICOS

INSTRUCCIONES

Aquellos objetos sospechosos de contener huellas dactilares, palmares o


plantares latentes, serán colectados con el esmero que este tipo de hallazgo
merece.
Se evitará la contaminación de la superficie del objeto por contactos con
los dedos, o mediante roces, que originarán estrías de fricción que dañan por
completo el hallazgo.
Cuando la huella está presente en la superficie de un objeto
intransportable se intentará separar por cuidadoso corte la parte que la
contiene; en caso contrario, necesariamente la huella será activada en el lugar
del hecho.
Toda huella visible o toda huella latente activada, debe ser fotografiada
antes de procederse a su “desprendimiento” la importancia de esta fotografía
radica en hecho de contar con una prueba de haberse hallado huellas en
determinado objeto o superficie.
Generalmente, son las huellas latentes las que merecen la mayor
atención, y existen muchos medios o función a la naturaleza y color del
soporte, como a la edad de la huella. Los polvos utilizados deben ser muy
finos, uniformes, y de un color que establezca contraste.
Estos polvos son esparcidos mediante el uso de un fino pincel o brocha
de pelo de camello, sobre todas las áreas sospechosas de contener huellas
latentes, hasta lograr que resalten los detalles.
Mediante colocación de la cinta adhesiva sobre el área activada y por
suave presión sobre la huella, el dibujo formado por el polvo se fija a la cinta
por adhesión, pudiendo luego ser separada de la superficie y enviada al
laboratorio para su estudio e identificación.
El pincel a base de apéndices pilosos utilizado para aplicar los polvos
corrientes, es reemplazado con provecho y ventajas por el pincel magnético,
proporcionando un trabajo más limpio y de mejores resultados.
Especialmente cuando la superficie es satinada, barnizada por
aplicación de productos transparentes, superficies plásticas, de madera, papel
celofán, etc., resulta particularmente útil el pincel magnético, por la aplicación
de polvos especiales que son fabricados de acuerdo al color y porosidad de la
superficie a ser analizada, que incluye los tipos fluorescentes indicados para
las zonas multicolores.
Las huellas latentes sobre papeles, deben ser tratadas con reactivos
especiales por lo que se sugiere su revelado en el laboratorio en todo caso,
tratándose de activaciones de huellas dactilares latentes en documentos,
escritos mecanográficos, o manuscritos en general, esta operación debe
siempre ser realizada por el propio especialista scopométrico
documentológico, quien planificará su trabajo de tal manera que sean
realizadas con antelación a otras observaciones sobre los elementos
escriturales, susceptibles de experimentar alteraciones por el contacto con los
reactivos. De esta manera todas las informaciones analíticas de los
documentos son aprovechables
Se ha comprobado la posibilidad de activar huellas dactilares latentes
sobre vidrios, después de haber permanecido en el agua por varias semanas.
Otros métodos, con los cuales se han obtenido activaciones de huellas
en hojas vegetales y frutas, son ciertos procedimientos fluorescentes a base de
nitrato o acetato de uranio, a la acción de la radiación ultravioleta en cuarto
oscuro, donde es posible realizar las correspondientes fotografías.

Ejemplares de comparación

El descarte de huellas será realizado mediante la obtención de los


dibujos dactilares de la víctima, familiares de la misma o de cualquier persona
que probablemente haya dejado sus huellas en el sitio del suceso.

PRESERVACIÓN
Toda superficie sospechosa de portar huellas dactilares latentes, será
convenientemente protegida de contaminaciones, roces o frotamientos. El
embalaje del objeto se ajustará a cada caso en particular, con la condición de
que su superficie no establezca ningún tipo de contrato.

31-DOCUMENTOS, BILLETES Y OTROS VALORES.

INSTRUCCIONES:

Cabe aclarar que el tratamiento de los billetes de papel moneda,


valores, documentos de identidad y todo otro elemento de valor confeccionado
en papel, que sea colectado debe ser tratado de la misma manera, los mismos
serán mencionados genéricamente como “documentos”.

Todo documento que tiene o pudiera tener relación con el caso que se
investiga, ha de ser colectado. Cualquier documento puede portar huellas
dactilares latentes sobre su superficie por lo tanto se deberán tomar las
siguientes precauciones:

a) Jamás será tomado directamente con los dedos; el manejo de toda


pieza ha de practicarse mediante el uso de pinzas adecuadas, aplicadas a las
aristas de los ángulos o esquinas.
b) Jamás se añadirán dobleces a un documento, como tampoco se
le practicarán perforaciones o broches.
c) No intentar reparar algún daño observado, ni agregar hojas, cortarlo
o rasgarlo.

Con excepción de especialistas calificados, no se practicará análisis


químico o físico en un documento dubitado. Incluso las activaciones de
posibles huellas dactilares latentes, deben ser realizadas por el propio perito en
documentos o en conjunto con el perito en papiloscopia.

Las reproducciones o copias de un documento tienen un limitado valor;


son adecuadas para acompañar los informes, así como para propósitos de
registro o archivo; todo análisis será practicado directamente sobre el original,
el cual será recuperado y convenientemente protegido.

PRESERVACIÓN

Los documentos serán protegidos en sobres adecuados, sin doblarlos.


Aunque los sobres de papel es un material satisfactorio para preservar un
documento, pueden ser utilizadas cubiertas plásticas, con la condición que su
almacenamiento no sea definitivo. El lugar donde se guarda un documento
debe contar con ciertos requisitos, debe ser seco, evitándose el calor y la luz
excesiva.
Un documento quemado, total o parcialmente, será preservado en una
caja adecuada de paredes rígidas, cuyo lecho es una capa de algodón, donde
ha quedado depositado a través de maniobras cuidadosas, con auxilio de
herramientas suaves para operar su movilización sin fracturas o pérdidas.
En el almacenamiento de documentos de importancia histórica, o de
otros valores, el deterioro de los mismos está principalmente relacionado con
el uso de un papel de calidad inferior y tintas comunes, aunque la
contaminación de la atmósfera, la humedad, el ataque por parte de insectos,
bacterias, y hongos, contribuyen a dañar los documentos manuscritos e
impresos. La acidez es un factor importante en el papel, lo que justifica
ciertos tratamientos químicos en bibliotecas, museos, y bancos, a fin de
preservar libros y documentos importantes.

GUIA PARA VERIFICAR AUTENTICIDAD DE PAPEL MONEDA


COMO VERIFICAR LOS ELEMENTOS DE SEGURIDAD

Para poder identificar falsificaciones es necesario conocer las


características de las medidas de seguridad que poseen los billetes
auténticos o comparar directamente un billete auténtico con el dudoso de
falso. Para ello se enuncian distintas medidas de seguridad que poseen los
papeles monedas actuales, tanto nacionales como de la mayoría de los
países del mundo. Estas medidas se pueden resumir en el siguiente detalle:

1-MEDIDAS DE SEGURIDAD EN EL PAPEL DEL BILLETE.


2-MEDIDAS DE SEGURIDAD EN LA IMPRESIÓN DEL BILLETE.
A- Utilizando el sentido visual de acuerdo al tipo de billete y a su valor
podemos mirar a trasluz comprobando inequívocamente:
1- La existencia de la marca de agua.
2- El hilo de seguridad.
2- El registro perfecto.

B- Usando el tacto nos permite apreciar de inmediato:


1- La impresión calcográfica, su relieve es notablemente perceptible
normalmente en la imagen del prócer y leyendas principales.
3- La calidad del papel y su tersura.

C- Con una lámpara de luz ultravioleta podemos identificar:


1- Las fibras de seguridad.
2- La fluorescencia de los hilos de seguridad.
3- Las tintas fluorescentes.
4- La ausencia de brillo o fluorescencia del papel.

D- Con una lupa podemos apreciar entre otras cosas:


1-Las leyendas micro-impresas,
2-Las líneas del fondo de seguridad,
3-Las características de los sistemas de impresión.

E- Si agitamos el billete cerca del oído, podremos apreciar su carteo, es


decir, el sonido especial que emite el papel de seguridad, metálico percutante,
y diferente a cualquier otro.

Es importante recordar que todos estos elementos son más perceptibles


cuanto más nuevo sea el billete.

32-MUESTRAS DE MANUSCRITOS
INSTRUCCIONES PARA LA TOMA DE MUESTRAS:

Con respecto a los elementos de comparación, se realizará todo intento


con la finalidad de conseguir el mayor número de ellos. Naturalmente, son
preferidas aquellas piezas que guardan similitud con el documento
incriminado, esto es, si la pieza en estudio es un cheque, se hará lo posible
por lograr cheques emitidos por la persona sospechosa; si el documento en
estudio es una carta anónima, se tratará de conseguir cartas escritas por el
presunto autor.

Es necesario lograr los especímenes de comparación bajo la forma


básica en que está escrito el documento incriminado, esto es, si la carta ha sido
escrita con letra de imprenta, el espécimen de comparación deberá ser de la
misma modalidad de escritura. (2)

La fecha transcurrida entre la escritura del documento en estudio y la de


los especímenes de comparación, no debe corresponder a mas de dos o tres
años de intervalo, en su defecto se enviará lo que se posea, es obvio que la
autenticidad y originalidad de los ejemplares de comparación es esencial para
que puedan ser utilizados como material de estudio.
En lo que respecta a los cuerpos de escritura para comparación, estos
serán colectados mediante dictado, no solamente de aquellas palabras claves o
combinación sustancial de letras, no serán dictados los signos de puntuación,
como tampoco deletrear las palabras, o indicar que se use letra mayúscula al
comienzo de cualquiera de una de ellas, hay que dejar que el autor escriba con
su propia modalidad.
Es recomendable también dictar un texto de cualquier índole, un
abecedario en mayúsculas y minúsculas dos veces cada uno, con el tipo de
letra que se investiga.
Dictar nombres propios iniciados con todas las letras del alfabeto y
también se dejará constancia del comportamiento del escribiente.
Se le solicitará que escriba algunos elementos con la mano contraria a la
que escribe habitualmente.
Es conveniente interrumpir una o dos veces a fin de prevenir fatiga de la
persona sospechosa. El material debe corresponder a aquellas palabras o
grupo de letras combinadas, como se hallan en el documento a ser sometido a
estudio; por ello, el mejor material es el mismo texto dubitado, que será
también dictado al presunto autor según el caso.
Es conveniente que todo el material dictado sea repetido varias veces, la
finalidad de obtenerlo en su mismo contenido mas de una vez en dos o tres
páginas es para evitar y detectar auto-modificaciones de la escritura.
Para el caso de firmas treinta a cincuenta firmas, es un material
suficiente intercaladas con textos.
Es obvio que en la escritura de las muestras de comparación, debe ser
utilizado el mismo tipo de elemento escritor con el cual fue escrita la pieza
incriminada, como se procurará usar el mismo tipo de papel del documento
dubitado. Si la escritura aparece hecha con bolígrafo en el documento
original, las muestras de comparación serán escritas con bolígrafo, etc.
Si el documento a ser estudiado es un cheque, las muestras serán
colectadas en soportes similares, cuyos modelos en blanco pueden ser
suministrados por el banco en particular o fotocopias del formulario del
mismo.
Cada una de las hojas correspondientes a las muestras de comparación,
será firmada y fechada por la persona de quien se ha obtenido el manuscrito.
Luego se procederá a marcar o codificar cada pieza, conforme se ha explicado
en este libro.

33- MUESTRAS MÁQUINAS DE ESCRIBIR

INSTRUCCIONES

Con respecto a los ejemplares de comparación será procurado el mayor


número posible de piezas. Se preferirá aquel material cuyas palabras o
combinaciones de letras guarden relación con las palabras y combinaciones
encontradas en el original dubitado.
La evaluación de este material puede conducir a situaciones
eminentemente críticas, cuando se observan grandes diferencias entre las
fechas de su elaboración, debido a que con mucha facilidad los tipos de
registro presentan modificaciones a través del uso por desgastes, reparaciones,
cambios de cintas, etc.
Con respecto a las muestras de comparación, alguna exigencia
particular puede surgir en el laboratorio, lo que requiere y justifica el envío de
la máquina sospechosa al especialista en documentos, en cuyo traslado se
evitará rigurosamente que la misma sea golpeada.
Antes de utilizar la máquina en la elaboración de los cuerpos de
escritura de comparación, el investigador debe realizar una inspección de la
cinta, ya que ésta ha podido ser cambiada y en muchas ocasiones es posible
hallar en la propia cinta utilizada, las impresiones de ciertas palabras
incriminadas, fundamentalmente cuando se trata de cintas de plásticas al
carbón que dejan la escritura en negativo sobre la misma, la cual podrá ser
leída en su totalidad en el laboratorio.
Cuando la máquina sospechosa es hallada sin cinta, se procederá a
instalar una nueva; algunos autores aconsejan también, realizar las
impresiones directamente sobre una hoja de papel carbónico acoplada a la
hoja de papel que colectará el material escrito.
Si la cinta se encuentra muy desgastada, se realizará alguna muestra
utilizando dicha cinta, para luego elaborar otros cuerpos después de instalar
una nueva cinta.
Cuando por algún desperfecto de la máquina no se logra una aceptable
captación de registro, se procederá a colocar en el cilindro tantas hojas de
papel como sean suficientes para obtener una buena impresión.
Cuando el investigador elabora los cuerpos de escritura de comparación,
es necesario tener la seguridad de eliminar cualquier registro o modalidad
personal de impresión, debido a factores individuales en el modo peculiar de
presionar las teclas. Para evitar esta eventualidad, se aconseja pulsar la tecla
deliberadamente, sin movimientos rápidos o bruscos, y usando solamente un
dedo.
Las muestras de comparación serán elaboradas sin apuro, tomándose
todo el tiempo necesario, a fin de obtener un buen material.
El papel utilizado en la colección de las muestras, ha de ser similar al
que sirve de soporte al cuerpo del documento en estudio.
El contenido de este material incluirá, desde luego las mismas palabras
encontradas en el original incriminado, así como también impresiones de cada
uno de los dos símbolos que se encuentran en las barras “porta tipos”.
En la obtención de las impresiones de cada uno de los dos símbolos
hallados en cada tecla del teclado universal, se procederá de la siguiente
manera:

A. Comenzar con la hilera superior, de izquierda a derecha, dejando un


espacio entre cada símbolo: una vez para los tipos inferiores de las teclas y
otra para los tipos superiores. Ambas secuencias serán estampadas dos veces,
para cada hilera de teclas.

B. Si el contenido del documento en estudio es demasiado largo, se


copiará en su totalidad tres veces, pero si el texto está compuesto por pocas
palabras o signos, como sucede en un cheque de banco o una nota breve, se
copiará cada palabra o signo diez veces.

C. En cada hoja de papel que ha servido para colectar las muestras,


deberá registrarse la MARCA, MODELO y TIPO de máquina; si es portátil o
de oficina; si es convencional (a canasta); si es eléctrica o electrónica (con
visor o no ); NUMERACIÓN DE SERIE; código de inventario, si presenta;
fecha de la toma del cuerpo de escritura; nombre y firma del investigador o
perito que realizó la muestra, así como también, un código en cada página u
hoja, que instruirá acerca del orden de la colección.

D. Si se trata de impresoras terminales de equipos de computación, es


aconsejable su remisión junto con la CPU y los programas que la activan al
laboratorio para la toma de muestras específicas.

Ejemplo de muestras de comparación:


Un cheque del Banco de la Nación Argentina se emitió con su texto
mecanografiado que lleva fecha “10 de agosto de 2003” por la suma de
PESOS CUARENTA MIL DOSCIENTOS TREINTA “$ 40.230”, siendo el
beneficiario José Manuel SILVESTRE.
En el domicilio de un sospechoso fue localizada una máquina de
escribir.
El cuerpo de escritura realizado para comparación con el documento
incriminando se debe realizar de la siguiente manera:
TECLADO:
º1234567890‘¡ º1234567890‘¡
ª!“ ·$%&/()=?¿ ª!“ ·$%&/()=?¿
qwertyuyop ` + qwertyuyop ` +
QWERTYUIOP* QWERTYUIOP*
a s d f g h j k l ñ ´ a s d f g h j k l ñ ´
AS DF GHJ K LѨ AS DF GHJ KLÑ ¨
< z x c v b n m, . - < z x c v bn m , . -
<ZXCVBNM ; : _ <ZXCVBNM ; : _

textos 10 veces:

José Manuel SILVESTRE 10 de agosto de 2003


José Manuel SILVESTRE 10 de agosto de 2003
José Manuel SILVESTRE 10 de agosto de 2003
José Manuel SILVESTRE 10 de agosto de 2003
José Manuel SILVESTRE 10 de agosto de 2003
José Manuel SILVESTRE 10 de agosto de 2003
José Manuel SILVESTRE 10 de agosto de 2003
José Manuel SILVESTRE 10 de agosto de 2003
José Manuel SILVESTRE 10 de agosto de 2003

$ 40.230 CUARENTA MIL DOSCIENTOS TREINTA


$ 40.230 CUARENTA MIL DOSCIENTOS TREINTA
$ 40.230 CUARENTA MIL DOSCIENTOS TREINTA
$ 40.230 CUARENTA MIL DOSCIENTOS TREINTA
$ 40.230 CUARENTA MIL DOSCIENTOS TREINTA
$ 40.230 CUARENTA MIL DOSCIENTOS TREINTA
$ 40.230 CUARENTA MIL DOSCIENTOS TREINTA
$ 40.230 CUARENTA MIL DOSCIENTOS TREINTA
$ 40.230 CUARENTA MIL DOSCIENTOS TREINTA
$ 40.230 CUARENTA MIL DOSCIENTOS TREINTA

El presente material fue elaborado con una máquina Remington 500,


Modelo 12, de oficina, convencional -sin mecanismo eléctrico-, serie Nº
234567-099, el día 21 de Octubre de 2003.

FIRMA DE QUIEN CONFECCIONÓ


34- MUESTRAS DE MAQUINAS FOTOCOPIADORAS

INSTRUCCIONES:
A los fines de una identificación de la procedencia de una o más fotocopias,
generalmente y de la misma manera que se opera para las máquinas de escribir
es factible llegar a determinar categóricamente que máquina produjo la copia
en cuestión, para ello es necesaria la toma de muestras de fotocopias de las
máquinas sospechosas, a tales fines se procederá de la siguiente manera:

1) Ya que según la marca el modelo de fotocopiadora algunas operan con más


de una copia por vuelta de cilindro o tambor, se hace necesario numerar la
secuencia de cada toma lo cual se debe realizar en el reverso de cada hoja
copiada, con lápiz de grafito en uno de sus vértices.
2) Se harán copias usando una hoja en blanco como modelo a copiar, esto es
para que se reproduzcan sólo los defectos interiores, del cristal, espejos y
cilindro de la máquina.
3) Se hará también una secuencia de copias (3 ó 4) sin objeto a reproducir,
con la tapa del cristal portaobjetos cerrada a los fines de reproducir los
defectos o marcas que hay en la tapa de la fotocopiadora ya que si el
documento dubitado es de poco tamaño es factible que se copie en el
espacio en blanco la imagen de los defectos de la tapa, muy importantes
para la identificación posterior.
4) En lo posible se debe utilizar un papel similar el del documento dubitado.
5) Si se posee el original incriminado se pueden hacer copias con la máquina
sospechosa a fin de evaluar los porcentajes de deformación de tamaño del
modelo sospechoso.
6) Conviene que hacer copias testigo con distintos niveles de oscuridad de
imagen, niveles de tóner, etc.

En el acta de inspección y toma de cuerpo de fotocopias se deberá registrar


la MARCA, MODELO y TIPO de máquina; o de conservación, si es a color o
blanco y negro; NUMERACIÓN DE SERIE; código de inventario; fecha de la
toma del cuerpo de fotocopias; nombre y firma del investigador o perito.

Las muestras se firmaran en el reverso y se colocarán en un sobre de papel


oficio en forma secuencial acorde a la numeración de cada toma.

35- MUESTRAS DE OTROS EQUIPOS DE IMPRESIÓN Y SELLOS

A los fines de una inspección preliminar de máquinas timbradoras o de


expedición de “tickets”, el investigador podrá realizar dos o tres pruebas de
impresión, pero se recomienda no operar la máquina más de lo necesario,
debiendo ser enviada al laboratorio donde se completarán los muestreos de
comparación.

Cuando se hallen más de un ejemplar de elementos selladores con el


mismo diseño, todos serán colectados. Los diferentes utensilios localizados en
la escena o área relacionadas, como envases que contienen tintas,
almohadillas, frascos con diversas soluciones, etc., serán recuperados y
enviados al laboratorio, lo mismo vale cuando se hallen muestras de pruebas
de estampados que se hubieran efectuado como actos preliminares de
maniobras fraudulentas.

36- TOMA DE MUESTRAS DE IMPRESIONES DIGITALES

A los fines del cotejo con rastros levantados en la escena del crimen o
bien para la identificación de las personas, a menudo resulta necesaria la toma
de fichas dactiloscópicas a diversas personas en el lugar de los
acontecimientos.

PARA UNA CORRECTA TOMA DE IMPRESIONES DIGITALES SE ACONSEJA


LA APLICACIÓN DEL DECÁLOGO DE PREMISAS SIGUIENTE:

1) Mantener perfectamente limpios todos los elementos a utilizar.


2) ANTES de entintar las manos , llenar los datos civiles y hacer firmar
por el identificado las fichas dactiloscópicas necesarias para el
tramite a realizar.
3) SIEMPRE EN TODOS LOS CASOS, hacer lavar las manos con
jabón al identificado, antes de proceder a entintar las yemas de los
dedos.
4) Una vez entintadas las manos, verificar en forma visual directa que
ese entintado se haya realizado de manera pareja, que no haya claros
de tinta u otras alteraciones.
5) IMPRIMIR SIEMPRE EN PRIMER TERMINO la ficha simple para
que en caso necesario pueda ser incorporada al archivo
dactiloscópico.
6) APOYE con suavidad la yema de los dedos sobre el papel de la
ficha, pero siempre dominando las manos del identificado.
7) Habiendo obtenido los calcos digitales, observar que las líneas
negras se puedan ver nítidas, separadas por espacios perfectamente
blancos y que el dactilograma se vea completo.
8) NO VOLVER A ENTINTAR la yema del os dedos pasando
reiteradamente la planchuela portátil por la misma zona. En este caso
se debe hacer lavar las manos nuevamente después de tomar 3
juegos de fichas.
9) NO ejercer demasiada presión sobre los dedos, al apoyarlos sobre la
ficha dactiloscópica, para no borronear la impresión.
10)NO repetir el movimiento de apoyo del dedo entintado sobre el papel
de la ficha, evitando la impresión superpuesta.

37- ELEMENTOS VINCULADOS CON DELITOS INFORMÁTICOS

INSTRUCCIONES:

Todo elemento que tenga vinculación con delitos informáticos o fraudes


cometidos mediante el uso de computadoras actualmente requiere de
procedimientos de inspección y pericias sobre el Hardware y el Software de
los equipos sospechosos. (3)

Como esta modalidad delictiva es de reciente aparición en términos


generales y sin pretender abarcar todos los casos posibles, ya que sería
imposible de realizar, se mencionan algunas de las precauciones que se deben
tener en cuenta en los procedimientos.
En términos generales se puede decir que todo aquello que se
inspeccione y remita el laboratorio se debe:
1- Rotular;
2- Guardar debidamente en cajas y cerrar en forma segura;
3- Asegurar mediante fajas o ensobrar con vistas a una posible acta de
apertura similar a la de procedimientos de estupefacientes.
4- En caso de computadoras se deben colocar fajas en todas las
conexiones exteriores que correspondan a energía y periféricos de
entrada y salida, para evitar un trabajo de deterioro o modificación
de información previo a la pericia.
5- Colocar fajas en todos los accesos de todas las unidades de disco
(drivers);
6- Posteriormente colocar fajas en todo el contorno del dispositivo a lo
largo y a lo ancho de la CPU por ejemplo, para evitar cualquier tipo
de acceso sin retirar las fajas;
7- Tapar con hojas en blanco las botoneras, unidades de disquetes, CD
Rom, etc.;
8- Tapar conectores de cableados, fichas, etc.
9- Las fajas deberán estar perfectamente pegadas, y firmadas por el
interventor y testigos del acta;
10- Conviene reforzar las zonas de firmas con cinta adhesiva
transparente
11- Muchas veces es necesario el secuestro de disquetes o C.Ds., aquí
es imperativo guardarlos en cajas o sobres usando la metodología
antes mencionada en cuanto a cierre, conservación y resguardo.
12- Del mismo modo muchas veces es de interés realizar copias de
información en disquetes corresponde entonces siempre hacer un
doble juego de copias en disquetes u otros soportes.
13- El material a remitir al laboratorio debe mantenerse alejado de
fuentes de luz y calor intenso, como también resguardado de fuentes
que emitan campos magnéticos los que podrían alterar la
información almacenada.
CAPITULO 4

DOCUMENTOLOGÍA
LA PERICIA SOBRE IDENTIFICACIÓN DE MANUSCRITOS Y FIRMAS.

A) ¿CÓMO SE LOGRA IDENTIDAD POR MEDIO DE MANUSCRITOS?


BERTILLÓN Y SU ERROR HISTÓRICO EN UN CASO DE ESPIONAJE

La escritura manuscrita no fue siempre integrante acervo cultural de todas


las personas, en el pasado la escritura era un arte o una profesión practicada
solo por unos pocos, posteriormente la escritura avanzo siguiendo a la
civilización y se hizo popular, y por ende la labor pericial referida a ella no fue
ajena a este progreso.

Pero el peritaje tuvo sus dificultades e hitos en la profesión actualmente


conocida como de Perito Calígrafo o en Documentología. Muchos fueron los
siglos en que esta profesión estuvo relegada a una posición de ciencia
misteriosa, con ribetes de alquimia, ejercida no siempre por personas capaces
y serias.

Durante mucho tiempo el peritaje caligráfico representó el elemento


cómico en los procesos criminales, es mas hubo casos muy resonantes en la
historia policial y judicial de gran desprestigio para los peritos. El mas
recordado, cuya trascendencia y descrédito pareció ser definitivo para la
profesión fue el caso “Dreyfus” cuyo desarrollo es explicado en detalle por el
famoso criminalista francés fundador del primer Laboratorio Criminalístico
Dr. Edmond Locard. (ver POLICÍAS DE NOVELA Y POLICÍAS DE
LABORATORIO -Biblioteca Policial Nro. 1 año 1935).

La historia cuenta que en 1893 se comprobaban filtraciones en el Estado


Mayor del Ejercito Francés, habían desaparecido documentos confidenciales.
Se sabía que alguno de ellos habían sido entregados a representantes de
potencias extranjeras, un día un confidente alistado por el servicio de
inteligencia trajo un lote de papeles robados semanalmente de la embajada de
Alemania (provenientes del canasto de residuos), donde aparecía una hoja de
papel de seda, rota en cuatro fragmentos.

Posteriormente se estableció que se trataba de una lista


que indicaba como entregados a Alemania, notas o manuales cuya
divulgación era secreta. Parecía que únicamente un oficial del estado mayor
habría podido reunir esas piezas, pero ninguna investigación resultaba seria,
hasta que un Coronel de apellido d’Aboville reconoció la escritura de la hoja
desgarrada vinculándola con la mano escritora del Capitán Alfredo
DREYFUS, agregado al Estado Mayor.

Se comparó, y la semejanza resulto grande. Se recurrió a peritos y el


resultado fue el siguiente: Gobert, del Banco de Francia, concluyo en forma
negativa; otros dos peritos fueron positivos; y al fin la opinión de Alfonso
BERTILLÓN (famoso criminalista, creador del sistema de identificación
humana conocido como ANTROPOMETRÍA y del RETRATO HABLADO
que aun hoy perdura en las fichas decadactilares), después de una respuesta
bastante prudente en la cual se preparaba para una retirada, tomó enseguida
partido neto y llego a una acusación directa que llevaba el peso de su
Reconocida autoridad.

Debe hacerse notar que Bertillón tenia reparos con los peritajes caligráficos
y que desconfiaba extremadamente de los resultados técnicos de los idóneos
de la época, así como también de los mal llamados expertos en caligrafía. Se
piensa que un ardiente patriotismo lo impulsó a aceptar una tarea para la cual
magníficos trabajos anteriores, de un orden bastante diferente, lo habían
preparado insuficientemente, pero desde el día en que se cristalizó en su
espíritu la idea de desenmascarar a un traidor, experimento una especie de
obnubilación que le hizo tomar por un dato parcialmente exacto, lo que
precisamente había que demostrar como falso en su totalidad.

Después que Alfredo Dreyfus, a base de la afirmación de Bertillón y de las


pruebas contenidas en el sumario, fuera condenado por espionaje por el
Consejo de Guerra de París, Bertillón no dejo de profundizar el problema que
se había planteado en su espíritu, y que consistía en explicar, por razones a la
vez técnicas y sicológicas, las diferencias, de cualquier manera muy
aparentes, que separaban la escritura de Dreyfus de la del documento.

Cuando hoy se relee el trabajo de Bertillón uno se siente estupefacto de ver


la inmensa suma de esfuerzos gastados en esta gigantesca construcción, cada
día retomada, y que afirmaba en él la certidumbre, de una fe nacida desde el
primer día, como esos teólogos que sabiéndose en posesión de la verdad
eterna, se hacen sin embargo su deber apuntalar, con argumentos de
raciocinio, la verdad inquebrantable, no para convencerse ellos mismos, sino
para llamar con mas fuerza la atención de los incrédulos, a quienes quieren
atraer o convertir.
La escritura dudosa del documento tenia una constante en su tamaño de
palabras, que Bertillón atribuía a un modelo usado por el imputado para tratar
de disfrazar sus palabras, usando métodos propios de sus conocimientos de
cálculos y mediciones. Y he aquí que revisando luego en el domicilio de
Dreyfus, se encuentra “el papel secante usado”, que por otra parte era de
Mateo Dreyfus, su hermano. Y también en el todos los elementos de la
palabra “interés”, que figura en la carta, medidos en cuartos de milímetro o
múltiplos de este exactos.

Luego se comprobó que era sobre la palabra “interés” que el documento


había sido calcado. Así estallo el escándalo, Mateo Dreyfus había descubierto
a Esterhazy, cuya escritura presenta una deslumbrante identidad con la
peritada. En ningún instante la duda Rozó a Bertillón. Pero en un Segundo
Consejo de Guerra, con lujo inaudito de figuras y documentos fotográficos,
explica su doctrina de la auto imitación.
Cuando más tarde, después del fallo absolutorio, sus jefes le piden que
rectifique sus anteriores informaciones, guarda su altiva certidumbre y muere
impenitente.
Este ilustre error de un magnífico cerebro, así como otros de menor
trascendencia, completaron el descrédito del peritaje gráfico Los que
estuvieron en favor del Capitán Judío y los que creyeron en la inocencia del
comandante Húngaro, poseían iguales razones para no tener más confianza,
puesto que los expertos se habían dividido en dos campos iguales para
atribuir la escritura, unos a Dreyfus y los otros a Esterhazy, de tal manera que
el único punto sobre el cual todo el mundo estuvo de acuerdo fue en la
incurable candidez de los peritos.

Después de tal hundimiento, intentar reanudar el estudio de los grafismos


podría haber parecido imprudente, y sin embargo es lo que ocurrió.
Hay que reconocer que los laboratorios criminalísticos actuales han
introducido los métodos científicos en el peritaje gráfico, tanto la química, la
física, la medicina, la fotografía, etc., fueron las conquistas del laboratorio
que superaron al empirismo y hacen actualmente a los peritajes
documentológicos totalmente confiables.
B) LA SCOPOMETRÍA Y OTRAS DENOMINACIONES DEL PERITAJE DE
MANUSCRITOS.

Sin pretender dar la totalidad de formas de denominar a la pericia sobre


identificación de manuscritos y/o firmas, se intentara mencionar algunas
definiciones que hacen a las disciplinas que estudian las grafías y las
autenticidades de documentos.

SCOPOMETRÍA: Técnica de estudio y estructuración de una pericia sobre


identificación de manuscritos y/o firmas, con leyes definidas, requisitos
irreversibles, etapas inmutables, e instrumental indispensable. Abarca
íntegramente las técnicas físicas de comparación de cosas, documentos en
general, papel moneda, y otros valores.

PERICIA SCOPOMÉTRICA: Realización científico-técnica de base


lógico-inductiva que determina en forma categórica autenticidad o falsedad de
grafismos , establece adulteraciones y/o falsificaciones en soportes en general
y se plantea todo tipo de comparaciones e identificaciones de cosas. Su
método principal se basa en la OBSERVACIÓN, LA MEDICIÓN Y LA
COMPARACION.

CALIGRAFÍA: Arte de escribir con letra bella y correctamente formada.


Conjunto de rasgos que caracterizan la escritura de una persona.

PERICIA CALIGRÁFICA: Es aquella que busca la individualización del


Autor de un manuscrito o firma, además indaga sobre la existencia de
alteraciones de las grafías o en su soporte para poder detectar adulteraciones o
falsificaciones.

DOCUMENTOLOGÍA o DOCUMENTOSCOPIA: Estudio integral de los


documentos, tanto en su continente como en su contenido. Rama de la
Criminalística que tiene por objeto el estudio de escritos y documentos de
trascendencia legal, a fin de determinar su autenticidad o falsedad, así como,
en su caso, la identidad de los autores.

GRAFOLOGÍA: Conocimiento o estudio de la escritura.

PERICIA GRAFOLÓGICA: Es aquella que indaga o establece el carácter


de una persona, el estado de ánimo y aun las disposiciones Psíquicas del
escribiente. Estudio clínico de escritos y dibujos en especial en las
enfermedades nerviosas o mentales.

GRAFOMETRÍA: Sistema de medición de caracteres o grammas de la


escritura. Método de calculo estadístico que permite comprobar
cuantitativamente la forma en que escribe una persona. (ideada por el Dr.
Edmond Locard).

PERICIA GRAFOMÉTRICA: Aquella que indaga la frecuencia de


variaciones o constantes de las dimensiones de las grafías con fines de
identidad. No es precisa y suele usársela como complemento de otras técnicas
de comparación de manuscritos.

GRAFOPSICOLOGÍA: Estudio de la mente mediante el análisis del


grafismo.

GRAFOTÉCNIA: Ciencia general del grafismo (Felix de Val Latierro), se


divide en: Caligrafía, Paleografía, taquigrafía o estenografía, criptografía,
grafopsicología, grafología, Diplomática, grafocrítica, grafofisiología y
grafonomía.
C) ¿CÓMO SE REALIZA LA COMPARACION DE MANUSCRITOS?

La pericia sobre identificación personal basada en las escrituras tiene


fundamentos científicos largamente probados, es una de las pocas disciplinas
forenses que permite llegar a la identidad humana en forma categórica.

La opinión del experto en escritura o documentos, se basa en pautas tales


como la comparación, el juicio razonable y la experiencia, el resultado de cada
estudio de escrituras manuscritas o de firmas puede resultar positivo, negativo,
plantear reparos o no llegar a ninguna conclusión, lo cual no debe desmerecer
el trabajo, ni desmoralizar al experto ya que es la realidad y esta realidad es la
verdad para el caso desde el punto de vista técnico.

El examen de documento puede resultar una importante herramienta de


investigación, y puede ser utilizado para descartar sospechosos o desarrollar
tales sospechas. Partiendo de esta base, la importancia de obtener ejemplares
de comparación adecuados y suficientemente conocidos guarda una relación
directa con la solidez de la opinión del perito.

La comparación de escrituras manuscritas es básicamente similar a la


comparación de dos a mas objetos cualquiera para determinar su parecido.

Para identificar la escritura se debe visualizar el acuerdo o similitud de


todos los detalles importantes de la letra. Lo que puede configurar un “detalle
importante” y una diferencia de “sentido” queda librado al adecuado juicio de
quien realiza el examen.

El perito en documentos es una persona que ha desarrollado un juicio


altamente preciso sobre estos temas, basándose en su experiencia en el
examen de miles de escritos con fines de identificación. De tal manera, el
mismo busca hilos o hábitos comunes (los famosos “idiotismos” definidos
por Bertillón), sutilezas habituales o no, que se repiten tanto en la letra
cuestionada como en la conocida y la tornan inconfundiblemente identificable.

Por el contrario un técnico en dactiloscopia compara dos huellas digitales,


ubicando cierto numero de muy distintivos “puntos característicos” dicho
numero, por lo general fijado por el sistema judicial, determina si hay una
identificación o no.
Pero el examen de documento no es algo tan matemático o “en blanco y
negro”, lo que puede ser “significativo” en una letra o escritura puede no serlo
en otra. Como se vera, cada serie de escritura cuestionada o conocida debe ser
observada individualmente, y el grado de “acuerdo” necesario para que tal
coincidencia permite distinguir una letra de otra puede variar
considerablemente de un caso a otro. De ahí que a veces deban pedirse
opiniones calificadas.
D) EL PROCESO DE COMPARACIÓN:
Para entender mejor el concepto tomemos un ejemplo brindado por un
experto norteamericano en su trabajo titulado el “proceso de
comparación”:
¿Qué significa la “coincidencia de todos los detalles
importantes, sin diferencias de cuantía”?.
Consideremos, por ejemplo, la descripción de una persona
buscada:
1-HOMBRE BLANCO
2-1,75 METROS DE ALTURA
3-30 AÑOS
4-CABELLO OSCURO
5-OJOS CASTAÑOS
6-77 KILOS DE PESO
7-CICATRIZ EN DIAGONAL DE MAS DE UN CENTÍMETRO SOBRE MEJILLA DERECHA
8-MARCA DE NACIMIENTO EN FORMA DE CORAZÓN EN LA NUCA
9-FALTA DEL DEDO MEÑIQUE DE LA MANO IZQUIERDA
10-NUMERO “10” TATUADO EN EL ANTEBRAZO DERECHO
Los seis primeros elementos, incluido el peso, nada tienen fuera de lo
común. Hay miles de hombres que hasta aquí, responden a esta descripción.
Pero al irse agregando las restantes características, el campo de posibles
sospechosos se va reduciendo considerablemente y al llegar al ultimo detalle,
podría decirse con casi toda seguridad que si la persona se ajusta a todos los
aspectos de la descripción, es precisamente el que se esta buscando.
Supongamos que cada elemento de la descripción coincide, con excepción
de que la persona que tenemos ante nosotros tiene los 10 dedos de la mano.
Ello entrañaría una diferencia “importante”, de cuantía, pues no tendrían al
hombre buscado. Por el contrario, supongamos que todos los demás detalles
coinciden, salvo que el sospechoso pesa 85 kilos: esto no seria una diferencia
significativa.
La misma idea pueden aplicarse en el terreno de la escritura manuscrita. En
casi toda letra hay algunas características en común a todas las personas, o a la
mayoría de ellas. Sin embargo también habrá en ellas elementos insólitos o
relativamente fuera de lo común. Si hay una considerable coincidencia de
todos los detalles, y la escritura es espontanea (hecha con naturalidad),
entonces contaremos con una base de comparación idónea.
El grado de coincidencia determina si la comparación es positiva o todavía
puede ser con reparos. La coincidencia nunca puede ser absoluta o perfecta,
ya que nadie escribe o firma dos veces exactamente de la misma manera. La
letra debe de estudiarse para determinar el grado de variaciones normales o
no, y es aquí donde entra el juego el experimentado perito. (2)
CONCLUSIÓN:
De lo expuesto resulta que los elementos de comparación ofrecidos al
perito y la experiencia del experto juegan un papel preponderante en el
resultado del examen, la conclusión de una pericia estará basada en tres
pilares fundamentales a saber:

a) la calidad del material dubitado (original o copia),


b) la calidad del material de cotejo (cantidad, tipo de letra), y
c) la idoneidad y experiencia del perito.

Contando con estos elementos se podrá llegar a una conclusión categórica


en uno u otro sentido dependiendo del caso en particular. El que investiga
delitos relacionados con documentos o escrituras manuscritas debe
familiarizarse con la labor que realiza el perito. La adecuada comunicación e
información entre ambos no hará mas que aumentar la cantidad y calidad de
casos esclarecidos por la justicia.

Los profesionales expertos en esta rama de la Criminalística, necesitan de


conocimientos técnicos y científicos concienzudamente adquiridos,
idóneamente estudiados y sistemáticamente organizados, a efectos de
satisfacer y dilucidar todo lo que se refiere a la investigación de ilícitos y darle
validez y respeto a sus tareas profesionales.

El estudio profundo, la observación deliberada y la experimentación


provocada, son instrumentos de valiosa importancia para el científico de
Criminalística, quien busca nuevas ideas, nuevos conocimientos y nuevas
formas para obtener datos e informes sobre los hechos o fenómenos que
investiga.

El experto observa, describe, plantea el problema, hipotiza, experimenta y


obtiene un resultado convertido en teoría o principio general o en un elemento
útil para el área en que trabaja, es un científico que aporta cultura y ciencia en
beneficio de la humanidad.

El perito capaz debe reunir además, principios éticos y morales tales como:
honestidad, respeto y responsabilidad en su trabajo, tres principios que se
deben cumplir sobre todas las cosas e intereses que se interpongan en el
desarrollo de sus actividades profesionales y categóricamente debe rechazar
sumisiones y represiones que menoscaban el desarrollo y aplicación libre de
sus conocimientos científicos.
CUADRO SINÓPTICO EXPLICATIVO DEL SISTEMA
SCOPOMÉTRICO PARA LA IDENTIFICACION DE
MANUSCRITOS Y FIRMAS.

Determinación de A) En el material dubitado


cumplimiento de los
requisitos del sistema
scopométrico B) En el material indubitado

1- Borrado
2- Raspado
Indagación del 3- Lavado
Soporte 4- Enmendado
5- Testado
6- Cortes
Espontaneidad Primera impresión de la escritura

A) Muy veloz
Velocidad B) Medianamente veloz
C) Lenta

A) Intenso
Presionado del B) Mediano
Ritmo de escritura elemento escritor C) Leve

h. Grueso
Grosor de trazos B) Mediano
y rasgos C) Angosto

h. Continua
Continuidad B) Medianamente continua
C) Discontinua

Inclinación de los 1.- Vertical A) Leve inclinación


ejes de escritura 2.- Hacia la derecha B) Mediana inclinación
3.- Hacia la izquierda C) 45°
Análisis
extrínseco
4- Muy ascendente
1.- Ascendente B) Medianamente ascendente
C) Levemente ascendente

Orientación 2.- Horizontal

E) Muy ascendente
3.- Descendente B) Medianamente ascendente
C) Levemente ascendente

g) Legible
Diagramación B) Medianamente
C) Ilegible

A) Expansivos
1.Movimientos horizontales B) Medianamente expansivos
C) Poco expansivos
Irradiación
A) Expansivos
2.Movimientos verticales B) Medianamente expansivos
C) Poco expansivo
Constantes
Calibre de trazos Disminuido
Y rasgos Aumentado

Proporciones Entre letras cortas y largas


Entre minúsculas y mayúsculas

Entre letras
Análisis extrínseco Intervalos Entre palabras
Intergrammas

Excelente manejo del elemento escritos


Cultura Gráfica Buen manejo del elemento escritor
Mediano Manejo del elemento escritos
Mal manejo del elemento escritor
Retoques
Retomas
Espontaneidad Detenciones
Hesitaciones
Temblores

A)Trazos iniciales
Estudio de trazos B) Trazos finales
y rasgos C) Rasgos iniciales
D) Rasgos finales

Ligados Interliterales
Intergramas
Análisis intrínseco Enlaces
Desligados Interliterales
Intergrammas

1.- Angulosa
A) Conformación 2.- Curva Evolucionada
Involucionada
Morfología
1.- Recta
B) Base de 2.- Curva Cóncava
Renglón Convexa
3.- Serpentina

A) Ubicación
Signos de B) Situación
Puntuación C) Dirección
D) Forma

d. Normal
Ortografía B) Anormal

1.- Cortas: a-e-i-o-u


m-n-r-c-s-v-w-x
Altura largas: f; altas: b-h-l-k; bajas: g-j-y-z
Dimensiones de 2.- Sobresalientes intermedias altas: de
las letras d-t; intermedias bajas: p-q

1.- Angostas: l-i


Ancho 2.- Anchas: m-w
3.- Medianas: restantes
LA PERICIA MECANOGRÁFICA

-LAS MAQUINAS DE ESCRIBIR MODERNAS

En materia de Documentología la pericia mecanográfica es la que ha


sufrido las mayores variantes en su metodología de estudio, debido al ingreso
al mercado de tecnología de avanzada relacionada con la electrónica y la
informática.

Es así que los tradicionales métodos que durante mucho tiempo fueron
irrebatibles en cuanto a la identificación de las máquinas de escribir
convencionales -a canasta porta tipos-, comenzó paulatinamente a necesitar de
variantes para adaptarse a los nuevos sistemas de estampado de caracteres y
sistemas de impresión de documentos.

El mayor cambio radicó en el paulatino alejamiento de la intervención de la


mano del hombre en la escritura mecanografiada, que comenzó con la
máquina de escribir eléctrica, siguió con las electrónica y llega a las actuales
impresoras de tecnología láser.

Otra importante modificación en la escritura o reproducción de


documentos tuvo lugar en el incremento del uso de la fotocopia de tecnología
óptica en principio y posteriormente de las láser digitales que pueden ser
usadas para copiar o como terminales impresoras de un programa de
computación. Ello, también ha dado lugar a un replanteo de los análisis
tradicionales para adaptarse a la modalidad actual.

En cuanto a los peritajes tradicionales se pueden mencionar los siguientes:

1- La determinación de la Marca y Modelo de la máquina de escribir


2- La identificación individual de una máquina de escribir
3- Pericias tendientes a establecer la identidad del dactilógrafo
4- Pericias tendientes a establecer la antigüedad de un escrito
mecanográfico.

En cuanto a la determinación de la Marca y Modelo de la máquina de


escribir no hubo variantes y actualmente se sigue aplicando como más
usada la fórmula de clasificación para archivo de máquinas e impresoras de
la O.I.P.C (INTERPOL), cuya muestra de se puede apreciar en la lámina 1.
LAMINA 1

La misma se basa en la determinación del paso mecánico o


escape de la escritura, en segundo lugar verifica la barra de la letra “t”
minúscula, luego se clasifican las formas de los números, posteriormente la
barra de la “f” minúscula y finalmente se verifica la letra “M” mayúscula
en relación a su parte central.

Esta clasificación tiene una fórmula secundaria que verifica la altura de


la “M” mayúscula y la altura de la “u” minúscula.

Con esos datos se puede acceder al archivo mecanográfico.

En cuanto a la identificación individual de la máquina el procedimiento


tradicional consiste en tres etapas a saber:
a) Determinación del paso mecánico o escape
b) Análisis extrínseco de los diseños (se puede aplicar fórmula OIPC)
c) Análisis intrínseco o microscópico de los defectos de fábrica o de
cada uno de los diseños, estudio que finalmente permite la
identificación o el descarte definitivo.
TIPOS DE MAQUINAS DE ESCRIBIR

1-CONVENCIONALES DE CANASTA PORTA TIPOS


2-ELÉCTRICAS Y ELECTRÓNICAS:
 A CANASTA
 A ESFERA O BOCHA (SELECTRIC)
 A MARGARITA

TIPOS DE TERMINALES IMPRESORAS


IMPRESORAS DE IMPACTO

Las impresoras de caracteres fijos adoptan directamente la tecnología de


impresión disponible en las máquinas de escribir antiguas debiéndose tener
muy en cuenta que aquí siempre el rodillo es fijo.

Esencialmente utilizan los mismos métodos de impresión pero se


diferencian de una máquina de escribir tradicional en que la información a
imprimir no llega a través de un teclado, sino que se conecta mediante un
puerto de comunicaciones con un ordenador que le transmite esta, al igual que
las secuencias de escape y control de impresión.

Las impresoras de caracteres fijos se engloban dentro de las técnicas de


impresión por impacto; en ellas el carácter esta formado por un tipo sólido
(una letra en relieve grabada sobre una superficie dura, generalmente
metálica o de plástico de alta resistencia), que es presionada contra una
cinta o película entintada, dejando la huella del caracter sobre el papel que
recibe la presión del tipo.

El carácter se produce pues de un único impacto es continuo y el grosor de


los trazos no esta limitado por el grosor de agujas, obteniéndose una
presentación de caracteres de elevada calidad.

Permite virtualmente infinidad de tipos y estilos de letras con los que


generar los textos, pues basta con intercambiar los elementos que transportan
los tipos (las margaritas o bochas) para obtener nuevos estilos de letra, aunque
dicha operación ha de realizarse manualmente.

Otro detalle muy importante a tener en cuenta es la posibilidad de


obtener copias carbónicas debido a su forma de estampado por golpe.
TIPOS DE IMPRESORAS DE CARACTERES FIJOS:

A BOCHA:

Las impresoras de caracteres fijos se diferencian según la forma en que


lleven encapsulados los tipos que forman un juego de caracteres completo.

El encapsulado en forma de bocha consiste en una superficie casi esférica


que lleva insertado el juego de caracteres en cuatro hileras a modo de
paralelas.
Dicha bocha se fija al cabezal de impresión a través de un eje
transversal, el cual, controlado por un servomecanismo, gira y bascula hasta
situar el carácter a imprimir frente a la cinta entintada antes de realizarse
el impacto sobre el papel. Este método proporciona un buen resultado,
aunque la complejidad del movimiento que ha de realizar la bocha limita
claramente la velocidad de ejecución del proceso de impresión.

POSIBILIDADES DE IDENTIFICACION POSITIVAS PARA EL


MONO ELEMENTO IMPRESOR Y PARA LA MAQUINA EN SI MISMA.
A MARGARITA:

La otra técnica consiste en situar los tipos individualmente unidos a un


centro por láminas plásticas a modo de pétalos de una margarita.
En estas el pétalo con el carácter elegido es situado frente al martillo
de impresión, mediante la rotación alrededor del eje de la margarita; cuando
el carácter deseado se halla frente al martillo, este golpea, y el carácter
impacta sobre una cinta entintada, imprimiendo el papel.
El sentido de giro es variable acorde a la distancia más cercana del
carácter a imprimir.

POSIBILIDADES DE IDENTIFICACION POSITIVAS PARA EL


MONO ELEMENTO IMPRESOR Y PARA LA MAQUINA EN SI MISMA.

A CINTA:

En impresoras de muy alta velocidad se utiliza la técnica denominada de


cintas, en esta una serie de cintas metálicas contienen los tipos a imprimir
dispuestos en la parte exterior del anillo.
Se colocan tantas cintas como caracteres pueda haber en una línea. A su
vez, cada cinta dispone de un propio martillo, la cinta gira, y, cuando frente al
martillo pasa el carácter deseado esta golpea imprimiendo el papel.

A este tipo de impresoras se las denomina frecuentemente impresora de


líneas. Su principal inconveniente es la tendencia de la cinta a romperse con
el uso, tendencia acentuada por hecho de existir gran cantidad de ellas.

Existen en la cinta normalmente varios juegos de caracteres


Alfanuméricos en la cadena.

POSIBILIDADES DE IDENTIFICACION POSITIVAS PARA EL


MONO ELEMENTO IMPRESOR Y PARA LA MAQUINA EN SI MISMA.
MATRIZ DE PUNTOS:

El núcleo de una impresora matricial se halla en su cabezal de impresión.


El cabezal consta de una pieza metálica sola que alberga una serie de
hileras de finas agujas, generalmente metálica también.

FUNCIONAMIENTO:
Estas impresoras no dibujan caracteres sino una buena aproximación
de los mismos hecha a base de pequeños puntos. Para ello, cada una de las
agujas del cabezal puede entrar y salir del mismo movida por un diminuto
electro imán.

Para cada carácter que se va a imprimir, la electrónica de la impresora


selecciona que agujas deben entrar y cuales salir de modo que se produzca el
dibujo del carácter deseado.

Esta aproximación de los caracteres a base de puntos proporciona a


los documentos impresos por impresoras matriciales su inconfundible aspecto.

Una impresora matricial puede, además, imprimir gráficos: con las


secuencias de control adecuadas, la impresora puede volcar al papel la
multitud de pequeños puntos independientes que constituyen un gráfico.
Gracias al desarrollo de la técnica de motores paso a paso y servomotores
se ha incrementado la velocidad y precisión en el recorrido del cabezal, se ha
mejorado la respuesta en sus tiempos de impresión permitiendo la escritura
bidireccional (una línea de izquierda a derecha y la siguiente de derecha a
izquierda) y se han añadido fuentes con caracteres residentes, cartuchos y
tarjetas para fuentes exteriores, con lo que ha mejorado la calidad de
impresión a la par de la versatilidad de este tipo de impresoras.

La innovación más importante es el numero de agujas con las que cuenta


cada modelo; como es fácil de entender, cuantas más agujas halla y cuanto
más pequeñas sean, mejor calidad tendrá el impreso y velocidad de impresión.

El numero de agujas se ha incrementado a 24, en dos hileras de 12 agujas


separadas unos 3,5 mm y de 0.2 mm de diámetro. En las impresoras de 9
agujas este diámetro es aproximadamente de 0.9 mm.

Esto permite formatos de 24 puntos verticales por 12 horizontales en


calidad de borrador, mientras que en calidad L.Q (letter cuality que es la
mayor calidad disponible) es de 24 por 36. En este caso, con una sola pasada
por línea se consigue una excelente calidad a la par que unas velocidades de
100 caracteres por segundo (cps) o más.

En gráficos se logran densidades de hasta 360 dpi (dot per inch) pero el
software no esta a esta altura de calidad y hay pocos programas que los
contemplen.
Existen también impresoras de 48 agujas, las cuales llegan a alcanzar unas
resoluciones de gráficos de 360 x 360 dpi gracias a sus 4 líneas de 12 agujas
de un diámetro de 0.14 mm.

Otro tipo de impresoras matriciales son las de cabezal múltiple. Suelen


estar dotadas con 4 cabezas mediante las cuales se consigue una mayor
velocidad de impresión al “dividirse” entre 4 el trabajo de impresión.

POSIBILIDADES DE IDENTIFICACION POSITIVAS PARA EL


MONO ELEMENTO IMPRESOR Y PARA LA MAQUINA EN SI MISMA.
MPRESORAS SIN IMPACTO:

TERMICAS:

Dentro del grupo de impresoras que realizan los procesos de impresión sin
impactos de agujas o de tipos ya formados, nos encontramos con las
impresoras térmicas.

Su tecnología es bastante sencilla, siendo su característica más importante


la necesidad de realizar el registro sobre papel especial termosensible,
generalmente blanco o con un plateado característico (es un papel del mismo
tipo que se utiliza en la mayoría de las máquinas de fax o máquinas
expendedoras de tickets o boletos).

Las impresoras térmicas tienen un funcionamiento muy similar a las


impresoras matriciales. Al igual que estas ultimas una impresora térmica
realiza la impresión mediante una serie de agujas que generan agrupaciones de
puntos sobre el papel hasta formar la figura del carácter o gráfico deseado.

EL CABEZAL TÉRMICO:
El cabezal de impresión esta formado por una fila de agujas dispuestas
verticalmente. Al realizarse la impresión, el cabezal va recorriendo
horizontalmente cada una de las líneas mientras se van activando las agujas
necesarias en cada instante, de esta forma los caracteres se van formando
a partir del barrido de puntos que genera el cabezal, la diferencia estriba
en que la impresión de los puntos no la realizan agujas mecánicamente
accionadas que golpean una cinta entintada sobre un papel, sino que son
agujas calentadas electrónicamente que van quemando el papel dejando la
marca del punto sobre el que actúan.

Por este motivo el soporte de la impresión ha de ser papel termosensible


que permita realizar la impresión de puntos superficialmente pequeños,
densos, nítido y sin difusión, permitiendo a su vez operar con cierta
velocidad para no lentificar excesivamente la impresión.

La tecnología ha seguido la misma evolución que las matriciales su hileras


de agujas han pasado de 7, 8 y 9 agujas a 24 y 48 agujas actuales,
incrementando la resolución.
EL PAPEL TÉRMICO:
La característica principal de las impresoras térmicas es el uso de un tipo
de papel especial denominado papel térmico. Se trata de un papel oscuro,
recubierto de una capa clara (blanca o ligeramente plateada) de un material
que se vaporiza a una temperatura relativamente baja (pocos cientos de
grados). Existen otros tipos de papel de base blanca con solamente una
emulsión química que se torna oscura a baja temperatura.

Este material es el que las agujas de cabezal funden dejando traslucir el


fondo oscuro del papel.

POSIBILIDADES DE IDENTIFICACION POSITIVAS PARA LAS


AGUJAS DE IMPRESIÓN.
IMPRESORAS DE CHORRO DE TINTA (INKJET):

La impresión por inyección de tinta consiste básicamente en un cabezal


que contiene las hileras de los inyectores de tinta; estos son simplemente,
toberas o tubos que, proyectan minúsculas gotas de tinta.

Este cabezal trabaja de un modo similar a las impresoras matriciales;


mientras avanza, recorriendo líneas horizontales, los distintos inyectores
envían un chorro de tinta al papel, dejando tras de sí diminutos puntos con los
que se forman los caracteres y gráficos.

Es de destacar que no existe contacto mecánico entre el cabezal y el


papel, por lo que el desgaste y el ruido son casi inapreciables.

Existen 3 tecnologías distintas de impresión por chorro de tinta:


a) La impresión por chorro de tinta térmico, también llamada por
burbujas, consiste básicamente en una serie de boquillas en cuyas salidas
se encuentra alojado un elemento térmico que calienta la tinta que la
rodea y hace que la más próxima a él comience a hervir, produciéndose
así las burbujas de tinta vaporizadas. A medida de que la burbuja crece
envía la tinta hacia el inyector y esta sale disparada pegándose al papel,
donde se seca. El mecanismo es sencillo y permite la construcción del
cabezales con una mayor cantidad de inyectores.

b) Cabezal piezoeléctrico, en ellas no existe ningún elemento generador


de calor, los cabezales disponen al final de cada uno de los inyectores de
un elemento piezoeléctrico que, al recibir una señal eléctrica, cambia su
forma produciendo el efecto de una minúscula bomba que expulsa la
tinta hacia el papel. Este es el sistema que ha sido el mas utilizado hasta
la fecha por los fabricantes, ya que es bastante económico. (FIGURA 10)

c) Por cambio de fase, han sido las ultimas en aparecer el sistema de


impresión a diferencia de los anteriores utiliza tintas sólidas para realizar
la impresión. El mecanismo consiste en un receptáculo dotado de un
elemento calefactor el cual licua la tinta a una temperatura de 1400
Centígrados del cual pasa a los inyectores del cabezal que expulsa la tinta
hacia el papel, seguidamente el papel pasa bajo unos rodillos fríos que se
encargan de fijar la tinta al papel. Este sistema de impresión es el mas
complejo y se utiliza principalmente en impresoras color. Su principal
ventaja estriba en utilizar tintas sólidas lo que le permite generar colores
vivos y densos, como solo lo consiguen las impresoras color por
transferencia térmica de ceras, con la ventaja de no precisar un soporte de
papel especialmente tratado como ocurre en el caso de estas últimas.

INYECTORES:

Proporcionan en la mayoría de los casos una resolución de 300 dpi,


utilizando cabezales de 48 inyectores y llegando incluso a los 360 dpi en
algunas impresoras de tecnología de burbujas que consiguen situar hasta 64
inyectores en el cabezal de impresión, esta calidad de salida entra en directa
competencia con la impresión láser.

El sistema de impresión se caracteriza por la ausencia de relieves y por


una especie de estela o vaporizado que quedan en los diseños en el lado
opuesto a la dirección de desplazamiento del cabezal. Hay que tener
en cuenta que existen tecnologías bidireccionales donde esta
circunstancia debe ser evaluada particularmente.

POSIBILIDADES DE IDENTIFICACION POSITIVAS PARA EL


MONO ELEMENTO IMPRESOR Y PARA LA MAQUINA EN SÍ MISMA.
IMPRESORAS LÁSER:

La palabra LÁSER significa Light Amplification by Stimulated Emission


of Radiation, o sea (amplificación de la luz por emisión estimulada de
radiación).

Las impresoras láser reciben esta denominación por el empleo de un haz de


luz láser, (luz coherente. intensa y concentrada) perfectamente controlada
para realizar el proceso de impresión.

FUNCIONAMIENTO:

Es muy similar al de una fotocopiadora. Básicamente se dispone de un


elemento (generalmente un diodo luminiscente) generador de haz de luz láser,
cuya activación se encuentra controlada por la electrónica correspondiente.

Dicho haz se envía a su objetivo a través de un espejo octogonal que gira


constantemente y cuya misión es dirigir el haz para que realice un barrido de
líneas sobre su objetivo.

El objetivo del haz de luz láser es un tambor fotosensible que inicialmente


ha sido cargado a una tensión eléctrica positiva, tambor que presenta una alta
resistencia eléctrica en la oscuridad para que resulte más fácil realizar la
precarga, sin embargo, al ser expuesto a la luz del haz láser la resistencia
disminuye desapareciendo la carga que se hubiera acumulado.

La imagen se formara en el papel con tóner (un polvo fino generalmente


formado por carbón y resina, y con un diámetro de unas 10 micras). (FIGURA
11 )

Así pues, el núcleo central de la impresora láser esta formado por una
fuente de luz láser, un tambor fotosensible y las unidades de impresión,
transferencia y fijación que realizan el revelado de la imagen del tambor
fotosensible , pasándola al papel. (FIGURA 12)

La característica principal a tenerse en cuenta entonces es la presencia de


los gránulos de tóner que compondrán los caracteres y además una especie de
minúsculo interlineado en su conformación que nos indicara el
desplazamiento del haz de luz (barrido) por el cilindro fotosensible. Cabe
destacar que actualmente hay tecnologías de hasta 1200 dpi lo cual
hace prácticamente imperceptible este “barrido”.

POSIBILIDADES DE IDENTIFICACION POCO PROBABLES DE


NO MEDIAR DEFECTOS DE DISTORSIONES DE IMÁGENES
PUDIENDO APLICARSE POR ANALOGÍA EL MÉTODO DE
IDENTIFICACION DE FOTOCOPIADORAS ÓPTICAS SEGÚN EL
CASO.
FOTOCOPIADORAS:

Cabe mencionarse aquí la diferencia entra una copiadora óptica o


convencional y una de tecnología digital láser.

En el esquema siguiente se puede apreciar sus diferencias principales:


CAPITULO 5

BALÍSTICA FORENSE

Las Armas de fuego son utilizadas frecuentemente por el hombre para


cometer delitos, la balística forense es aquella parte del conocimiento
criminalístico o médico legal que tiene por objeto especial, el estudio integral
de las armas de fuego, su munición y los fenómenos que se producen como
producto del disparo de las mismas, en lo relativo a esclarecer un hecho
delictuoso y que tienen particular interés tanto en un proceso penal como civil
investigado.

Una de las definiciones de la balística se resume en “Ciencia que


estudia el disparo”, de esta manera pueden integrarse en ella conceptos tan
extensos como efectos de las armas en el disparo, cartuchos, preparación y
ejecución del disparo, consecuencia del impacto sobre el blanco y sobre el
propio proyectil.

Este capítulo es un breve resumen parcial de temas que se abordan en


varios capítulos de esta rama criminalística, pero que entre sí se hallan
perfectamente interrelacionados a un mismo fin. Si bien los conceptos aquí
vertidos son resumidos y parciales, pretenden dar una noción de cada una de
las partes de estudio involucradas a los fines de la comprensión global del
problema abordado.

1-El cañón

El cañón es una pieza importantísima en cualquier arma de fuego, cuya


misión básica consiste en dirigir el proyectil hacia el objeto apuntado y
permitir que los gases procedentes de la combustión de la pólvora, ejerzan
sobre el proyectil una presión que se transforme en aceleración mientras dure
su recorrido.
El cómo dirigir ese proyectil con más o menos acierto hacia el objeto
apuntado, así como el hacer salir el proyectil del arma a cierta velocidad, es
relativamente fácil. Pero conseguir que tantas veces como se dispare el arma,
el proyectil impacte en el punto deseado, o sea, obtener precisión, ya no es tan
sencillo, si además queremos que el proyectil al impactar produzca
determinados efectos: de perforación, contención o cinegéticos, por ejemplo
habrá que dotarle de una determinada forma, y suministrarle una cierta
energía.

2-Longitud del cañón

La longitud del cañón se fija en función del uso que se le va a dar al


arma, pero lo que se procuraba antiguamente era que fuera máxima, puesto
que la pólvora tenía tales características, que la velocidad del proyectil
dependía mucho del tiempo que estaba siendo propulsado, y a mayor longitud
del cañón mayor velocidad inicial. Evidentemente hoy en día también se
pretende que los proyectiles salgan a la mayor velocidad posible, pero gracias
a las modernas pólvoras, la velocidad del proyectil es más dependiente de sus
características que de la longitud del cañón, aunque obviamente en éstas
también a mayor longitud de cañón más tiempo de propulsión y por ende
mayor velocidad inicial.
(Especialmente se aplica el concepto en las actuales armas cortas).

3-El calibre del cañón

La tendencia de aumentar la velocidad del proyectil ha sido siempre la


causa de la reducción del calibre. Esta reducción, poco sensible mientras se
usó pólvora negra y proyectiles de plomo, fue notabilísima desde la adopción
de las pólvoras sin humo, junto con proyectiles forrados de un metal más duro;
esto hizo saltar la barrera de los once milímetros considerados como mínimo
para el calibre de un arma de pólvora negra, para llegar hasta los seis
milímetros, siendo los calibres entre siete y nueve milímetros los más
generalizados actualmente y en ellos están comprendidos toda la gama de los
treinta y equis de la denominación anglosajona.

4-El ánima del cañón

La parte interna del cañón se llama ánima y se divide en dos partes: la


recámara y el ánima propiamente dicha. La recámara toma la forma del perfil
interior de la vaina del cartucho al cual sirve de alojamiento, suele tener una
longitud 3,5 veces su diámetro medio.
El ánima propiamente dicha suele estar surcada por cierto número de rayas o
hendiduras de inclinación, forma, número y dimensiones variables, su objetivo
es comunicar al proyectil un movimiento rápido de rotación para que,
manteniéndose de punta, venza con facilidad la resistencia del aire y tenga
más alcance y precisión.
El elemento más importante del rayado, para una velocidad
determinada, es la inclinación final de las rayas. De ellas depende la velocidad
de rotación del proyectil y por tanto su estabilidad en el aire.
Esta inclinación puede ser constante (rayas helicoidales) o progresiva
(rayas parabólicas). Generalmente las armas portátiles usan las primeras.
Aunque las rayas helicoidales obligan al proyectil a adquirir desde el primer
instante toda su velocidad de rotación, tiene la ventaja de que las huellas
producidas en la bala no cambian a medida que éste, recorre el ánima, siendo
el trabajo de razonamiento menor.
En las rayas progresivas cambia a cada instante y este mayor trabajo
aumenta las presiones y perjudica la regularidad del movimiento de la bala.
La forma ideal de las estrías es aquella que mejor asegura la rotación
del proyectil con menos deformación de su superficie.
Generalmente se usan rayas concéntricas, existiendo también “rayados”
poligonales llamados en este caso “conducción”. La conducción consiste en
darle al ánima una forma poligonal que se tuerce a derecha o izquierda,
describiendo las aristas hélices de paso constante o progresivo de la misma
forma que lo haría el rayado convencional.
Esta conducción poligonal, que además de tener sus vértices matados
pueden ser circulares, tiene por objetivo que la bala en su zona de
forzamiento, en lugar de sufrir tanta cizalladuras como rayas tiene el ánima,
resulte laminada en el mismo sentido.
El número de rayas varía entre 3 y 8, existiendo también rayados
múltiples llamados poliestriados (multigroove en inglés) en el cual la raya
tiene la misma anchura que el campo para que los filetes y cizallamientos que
se producen en el proyectil resistan el razonamiento. La profundidad de las
estrías debe ser constante: actualmente en los proyectiles forrados de cualquier
aleación de acero o cobre, que no desprende partículas de plomo, la
profundidad de las rayas debe ser la puramente indispensable para conseguir
la rotación de la bala. Con el aumento de profundidad crece el rozamiento,
aumenta el calor y disminuye la velocidad.

5-El “Viento Balístico”.

¿Qué sucede cuando el proyectil abandona la boca del cañón?

Con la pólvora consumida en gran medida y convertida en gases, el


proyectil alcanza la boca de fuego del arma; hay que tener en cuenta que en un
primer momento al despegar el proyectil de la vaina que lo contenía y, antes
de tomar contacto por completo con el estriado, algunos gases
combustionados logran adelantarse al proyectil pasando por delante del
mismo.
Estos gases llamados “viento balístico”, al salir al exterior crean una
pequeña depresión en la parte de la atmósfera inmediatamente delante de la
boca del cañón, lo que facilita la entrada del proyectil en el aire. este, que aún
sigue empujado por los gases que vienen detrás, tiene todavía un pequeño y
postrero incremento de aceleración y alcanza en este momento su máxima
velocidad.
Si el proyectil proviene de un cartucho supersónico, o sea que supera
los 333 metros por segundo (barrera del sonido), el proyectil y los gases
rompen la barrera del sonido con un clásico estampido. La parte de la pólvora
que se halla aún en fase de combustión es la que provoca el característico
fogonazo que acompaña al estampido.

6-Los calibres
Calibre Real y Nominal

En principio debemos aclarar que para la construcción tradicional del


cañón del arma se parte de un “barrote”, taladrado, quedando formado un tubo
cilíndrico. Posteriormente se le van a tallar las estrías. (La referencia cabe para
los casos de tallado y no del método de fabricación por martelado).
Las estrías están dadas por los fondos, los cuales reciben el nombre de
campos.
Los resaltos se denominan macizos, cuyo diámetro es el original del
tubo.
Así queda establecido que el diámetro de los resaltos del cañón, es su
calibre real del cañón, el que poseía desde un principio.
El diámetro de los fondos constituye el calibre nominal que aparece
con la realización de las estrías. Es de hacer notar que también se conoce
como nominal o designativo a un tipo particular de munición, aplicado
también por extensión a las armas que utilizan esa munición.
Así para un mismo calibre real pueden existir, y realmente existen en lo que
hace a algunos tipos de armas, diferentes calibres nominales.

El calibre real es siempre una medida exacta, medible con precisión dentro de
los límites de tolerancia técnicamente admitidos.
7-Índice de forzamiento

Para entender el concepto de “índice de forzamiento” tomamos el


ejemplo típico del calibre .45.
Por lo general cuando nos referimos a este proyectil decimos que se
trata de un calibre .45 centésimas de pulgada, o también es costumbre
denominarlo 11,25 milímetros.

¿De qué surge esta doble denominación?


El .45 centésimas de pulgada traducido o llevado al sistema métrico
decimal, representa 11,43 mm (.45’ x 25,4 mm). Este calibre del proyectil
coincide con el calibre nominal del arma, del cañón del arma.
Por su parte el 11,25 mm constituye el calibre real del arma.
Ahora bien como sabemos, el proyectil siempre debe tener un diámetro
o calibre mayor que el del ánima, salvo excepciones. La diferencia entre el
calibre del proyectil y el del arma, constituye el “índice de forzamiento”, con
esto se facilita que el proyectil penetre ajustado adaptándose bien a las estrías,
evitando así la pérdida de gases.

11,43 mm Calibre del proyectil, que coincide


con el calibre “nominal” del arma - (menos)
11,25 mm Calibre “real” del arma
0,18 mm Indice de forzamiento

Así surge que el proyectil para pasar por el cañón debe forzarse,
desplazando material, el que se aloja en las oquedades de la cintura de
engrase, que no debe confundirse con la cintura de engrase también conocida
como “ranura” o “cintura de certizado”.
En lo que hace a los calibres nominales americanos de las armas
rayadas se observa la siguiente relación entre los mismos, expresada en
centésimas de pulgada y sus respectivos calibres reales:

.22 5,6 mm
.25 6,35 mm
.30 7,62 mm (7 mm armas largas)
.32 7,65 mm
.38 8,9 mm (9 mm)
.38 40 41 10,1 mm (carabinas)
.44 10,8 mm (11 mm)
.45 11,25 mm
Convirtiendo estos calibres nominales en sus respectivos equivalentes
en milímetros se verifica:

.22” por 25,4 corresponde aproximadamente a 5,59 mm


.25” ” 6,35 mm
.30” ” 7,62 mm
.32” ” 8,13 mm
.38” ” 9,65 mm
.40” ” 10,16 mm
.41” ” 10,41 mm
.44” ” 11,18 mm
.45” ” 11,43 mm
.50” ” 12,70 mm

Los cartuchos de calibre .357 magnun, cuya elevada potencia de carga


no permite ser usados en armas comunes, presentan la particularidad de tener
el calibre nominal (.357 = 8,96 mm) indicando que es exactamente igual al
calibre real, que es idéntico al de los revólveres de calibre nominal americanos
.38; pero comparando las vainas se establece que son de mayor altura que los .
38 SPL y que el .38 Long, por lo cual no pueden introducirse en los tambores
sin ser recamarados los alvéolos.

Calibres nominales para armas de ánima lisa para caza:

Estos calibres presentan la particularidad de tener una medida inversa a


la de los calibres reales respectivos. El calibre nominal 12 corresponde al
mayor calibre real y el menor está dado por nominal 36.
La razón por la cual estas armas tienen un calibre nominal tan extraño
se debe más a un criterio histórico, que a la lógica o a la técnica.
Antiguamente el calibre nominal estaba dado por el número de balas
esféricas, con diámetro igual al del ánima del cañón del arma
considerada, necesarios para integrar el peso de una libra (453,6 gramos).

Calibre nominal Calibre real


36 10,2 mm
32 12,2 mm
28 13,0 mm
24 14,3 mm
20 15,9 mm
16 16,2 mm
12 18,5 mm

8-El poder de detención, Stopping Power o Manstopper

Los cartuchos especiales no aparecen así como así, siempre nacen por
respuesta a una necesidad. En general, los cartuchos ingleses se caracterizaban
por estar diseñados para abatir el tipo de caza existente en la India o África.
Sin embargo, los cartuchos militares deben cumplir unos requisitos
bastante diferentes a los de caza. Con ellos se pretende que el enemigo quede
incapacitado (necesariamente herido) de seguir hostigando.
Por quedar el combatiente herido y necesitar de cuidados inmediatos,
sus mismos compañeros lo socorren dejando de combatir mientras cumplen
una función tan humanitaria.
Para el diseño de los cartuchos para caza, se tienen en cuenta factores muy
diferentes (utilidad, tamaño, peligrosidad, distancia, etc.) y, en base a esos
factores, se proyectan teniendo como único objetivo el abatir la pieza a la que
se dispara con la mayor efectividad y menor sufrimiento.
El siglo pasado fue prolífico en el desarrollo de armas de cartuchería
que parasen (en el sentido más literal de la palabra) en su carrera al atacante o
un fanático nativo armado con espada, lanza o cualquier otra arma blanca, allí
se introdujo el concepto de “manstopper” (parador de hombre), pues se daba
el hecho de que fanáticos armados yendo a la carrera hacia soldados
disparando revólveres, el impacto o impactos de los proyectiles no los
paraban, llegando a caer muertos después de partir en dos con la hoja de su
espada al que disparaba.
Para resolver esto se crearon unos proyectiles de plomo con su punta
perforada, cuando estos golpeaban el cuerpo deformaban, achatándose en
forma de hongo y causando tal impacto que realmente paraba al adversario.
Su uso se extendió a los rifles, siendo en la India donde el Capitán
Bertie Clay, superintendente del Arsenal de Dum-Dum, creó un proyectil de
plomo encamisado hasta seis milímetros de su punta, que permanecía de
plomo desnudo.
Este proyectil fue usado con efectos terriblemente devastadores en la
batalla de Omdurman (1898). Al impactar, su punto se aplastaba y su camisa
se desgarraba, formando el conjunto un hongo de gran diámetro,
multiplicando así, por aumentar su sección, su potencia de parada y el shock
traumático.
La convención de La Haya de 1899 prohibió este proyectil para uso
militar, quedando permitido su uso exclusivamente para fines de caza.

¿Qué es la “densidad de sección” y el “coeficiente balístico”?

Si mentalmente tomamos dos proyectiles completamente idénticos en


diámetro, forma y tamaño, pero uno hecho enteramente de plástico, madera o
cualquier otro material liviano y el otro de plomo, y disparamos a la misma
velocidad inicial, no nos cabe duda que sabremos cuál irá más lejos, y cuál
impactará más fuerte; evidentemente, el de plomo. Dado que sus dimensiones
son idénticas, su velocidad inicial también y la resistencia del aire común a
ambos, lo único que los hace “diferentes” es la densidad del material con que
están hechos, por lo tanto, diremos que el plomo tiene mayor densidad
seccional que la madera.
Ahora bien, si tomamos dos proyectiles del mismo material –no importa
cuál sea éste– y diámetro igual, pero de distinta longitud, tampoco cabe duda
de que el más largo, a igual velocidad inicial, irá más lejos y golpeará más
fuerte.
También sin necesidad de ningún ejemplo práctico, comprendemos que
cualquier cuerpo que se desplaza dentro de un fluido, y el aire lo es, avanzará
más rápidamente, será menos frenado por el fluido, dependiendo de la
velocidad y de la forma dada al cuerpo en movimiento. Parece claro que un
proyectil de igual diámetro y peso que otro (misma densidad seccional) pero
de distinta forma en su punta, una chata y otra ojival, será este último el que
tenga siempre más alcance y más penetración. El mayor alcance es debido a
una mayor facilidad de penetración en el aire.
Pues bien, la forma dada al proyectil unida a su densidad seccional es lo
que se llama coeficiente balístico, siendo definido por una cifra de tres dígitos
que, al aumentar, aumenta con ella el coeficiente, y por lo tanto, menor es la
pérdida de velocidad del proyectil, lo que viene a significar una trayectoria
más plana, un llegar antes al blanco, una menor desviación por acción de los
vientos y una mayor cantidad de energía retenida para ser utilizada y
aprovechada en el momento del disparo.

Poder de detención
Realmente lo importante, lo que cuenta cuando por medio de un disparo
necesitamos incapacitar a un atacante o cobrar una pieza de caza es que la
energía remanente del proyectil (energía cinética que lleva éste en el momento
del impacto) sea transferida totalmente al cuerpo impactado. El conseguirlo
siempre, dadas las características y funciones tan diversas de los componentes
del cuerpo humano o de cualquier animal, ya no es tan sencillo, pues hasta
ahora, esa mejor forma aerodinámica dada al proyectil para que pueda
transportar más lejos la energía que se le transfirió en el momento del disparo
facilita enormemente la penetración y consiguientemente la salida del cuerpo
impactado, llevándose consigo la energía que queríamos pasarle a éste para
conseguir su incapacitación por shock traumático en caso de no interesar
ningún órgano vital.
En este punto del conocimiento podemos ya empezar a matizar;
proyectiles con fin militar: son utilizados aquellos totalmente blindados que
ofrecen mejor el coeficiente balístico posible. Proyectiles de caza: con éstos,
el fin perseguido es cobrar la pieza con la mayor efectividad y el menor
sufrimiento.
En los proyectiles de defensa personal, generalmente de arma corta y
usados a corta distancia, entendiéndose por defensa personal a la llevada a
cabo por la necesidad de disparo contra otro ser humano cuando exista peligro
inmediato real e irreversible, de nuestra propia vida y por cuya acción de
disparo sea la única alternativa posible de defensa.
Sobre la base de lo dicho y en situación de defensa personal, el impacto
del proyectil debe dejar incapacitado para toda la acción ofensiva al agresor
sin que para ello haya que elegirse necesariamente el lugar del impacto.
Existe una fórmula que dice que el poder de detención de un proyectil
está dada por el producto resultante de la energía remanente por la superficie
frontal de éste.
Pd (poder de detención) = E (energía en kg/metros x S (superficie en cm)
La convención de Ginebra que busca atemperar los dramas de la guerra
y que muchos países aún no han suscripto, enfatiza la necesidad de evitar
heridas graves o lesiones permanentes. Pero esta convención nada tiene que
ver con el uso policial de determinados calibres o puntas.
En los EEUU. el ejército descartó el uso de calibre .38 para “uso
militar”. Pero para uso policial no solamente persiste, sino que es muy
adecuado seguro y práctico. Lo que sí se adoptó en las fuerzas policiales es la
punta deformable de este calibre (que su ejército no debe ni puede emplear)
utilizando para los policías la JHP (semiencamisada punta perforada).
En una encuesta realizada por una revista de armas un policía de
Nevada hizo este patético relato “cuando se combate con un criminal que nos
dispara con un arma automática con toda la intención de matarnos, uno debe
asegurarse que deje de hacerlo. Siempre trabajamos en pareja si es posible y
buscamos el tiro Stopping Power. Nosotros queremos sobrevivir, preferimos la
medalla en el uniforme y no en la sala de nuestra viuda para que la vean
nuestros hijos, que nunca entenderán por qué papá no está en casa”.
Los norteamericanos tienen muy claro el concepto macro económico de
su servicio a la comunidad, otro policía de Nueva York comentó “cuando uno
dispara sobre otro no sabe si pega o no, por eso tratamos que disparar hasta
que veamos el efecto de nuestras balas. Al estado le conviene pagarnos el
salario a nosotros y no a nuestra viuda. La cantidad de disparos al delincuente
no está regulada”.
Con respecto del concepto del 9 mm Parabellum de uso en nuestro país
hizo referencia a que “dicho calibre es muy bueno si la bala es holow point
(punta perforada o hueca), de lo contrario no solamente no detendrá al
criminal, sino que seguirá su camino a través del cuerpo y podrá herir a
inocentes. Imaginemos un combate en un autobús, habría muchos heridos o
heridos inocentes, en cambio la punta deformable queda alojada en el cuerpo
del delincuente”.
Hasta aquí el comentario de otros policías, con conceptos discutibles o
no, pero no se puede dejar de reconocer que en nuestro país la seguridad es un
problema cada vez más serio y que las edades de los delincuentes son cada vez
menores, dándose una relación inversa en lo que hace al tipo de armamento
usado por éstos, que cada vez es de mayor calibre y sofisticación.
CAPITULO 6

IDENTIDAD FÍSICA HUMANA


HISTORIA Y EVOLUCIÓN DE LA DACTILOSCOPIA Y DEL ADN EN USOS
CRIMINALÍSTICOS.

1-LA DACTILOSCOPIA.

El 1º de septiembre de 1891 tuvo lugar en la República Argentina la


primera aplicación de una de las invenciones que mayor influencia ha ejercido
en la vida de relación de los hombres y de los pueblos, la del sistema de
identificación por las impresiones digitales, creado, preconizado y difundido
por su genial inventor Juan Vucetich.
Vucetich puso por primera vez en acción el magno pensamiento de
utilizar en la identificación pública los signos con que la naturaleza nos ha
dotado, los dibujos perennes e inmutables que se observan en la piel de la
yema de los 10 dedos, y que hasta entonces sólo habían sido objeto de
investigaciones anatómicas. Era este hombre, hacia el año 1891, un empleado
modesto de estadística policial de la provincia de Buenos Aires, que habiendo
sido encargado por el gobierno de instalar el servicio público de identificación
por la antropometría, llegó a conocer de un modo accidental los estudios que
Francis Galton hacía en Londres en esa época. Limitábanse éstos a la
determinación de los caracteres naturales de los dibujos, a saber, que las líneas
papilares de las manos eran, como se ha dicho, perennes, inmutables y
variadas en número infinito, a tal extremo que no podría encontrarse uno solo
igual en miles de millones.
Descubierto el sistema, fue Vucetich quien demostró su utilidad, su
exactitud, y su practicidad en pocos años –apenas diez–, las pruebas
consiguientes fueron tantas que bastó la demostración que de ellas hizo el
propio creador en el “Congreso Científico Latinoamericano de Montevideo“
(1901), para que rápidamente fuera adoptado en las Naciones Sudamericanas,
hasta hacer de Vucetich una de las más firmes y legítimas celebridades
mundiales.
Su método dactiloscópico estudiado por antropólogos, médicos legistas,
academias y congresos científicos, por tratadistas de derecho, por estadígrafos
y técnicos de la identidad, ha recibido después de un examen profundo que ha
durado hasta la fecha, el calificativo de sistema perfecto, porque reúne en sí
las condiciones sin las cuales la identidad pública sería imposible.
Vucetich hace referencia en su libro “Dactiloscopia Comparada“, a la
forma en que encaró su investigación, manifestando “… que en materia de
identificación, la ciencia hasta entonces estaba más o menos orientada, el
descubrimiento (dibujos epidérmicos variados en las manos) existía, y estaba,
más o menos bien planteado. Esta situación era algo, y nos colocaba en una
posición parecida a la de un literato o a la de un orador que encuentra
profesionalmente un vocabulario de seis mil palabras, más o menos comunes a
todos los poseedores del mismo idioma, pero que las combina mejor primero,
y que después, las hace servir de maravilloso vehículo para maravillosas ideas.
Sin embargo, el literato, como el orador, no han inventado las palabras…“
Haciendo así la misma comparación propia con las impresiones dactilares por
él clasificadas de una manera simple y coherente.
La virtud de Vucetich fue la de incluir los 10 dedos por ficha y de
simplificar a tal punto las técnicas de clasificación que con sólo 4 tipos
fundamentales: “Arco“, “Presilla interna“, “Presilla externa“ y “Verticilo”,
logró una practicidad tal que lo hizo popular, pues está al alcance de cualquier
persona más o menos ilustrada. No es privativa de clases ni de seres
privilegiados. Es, en términos generales, lo más exacto que en materia de
identificación humana nos dio la naturaleza y aún más exacto que todo lo que
pueda haber creado el hombre en la materia. Porque si lo ha creado el hombre
deja de ser natural.
La naturaleza nos dio este medio tan importante como infalible para
poder reconocernos los unos a los otros como lo es el relieve papilar, siendo
que en toda la extensión del cuerpo humano existen glándulas sudoríparas,
irrigación sanguínea, canales excretores al igual que en el pulpejo de los
dedos. ¿Por qué entonces no se configuran esos dibujos y arabescos en otra
parte que en las manos y los pies? Esa es una pregunta que aún la ciencia no
ha podido responder.

El mismo Vucetich escribe en una de sus obras, a manera de respuesta:

“… Dios pone un sello en la mano de todos los hombres


para que cada uno conozca sus obras…“.

Aunque la dactiloscopia de Vucetich es de uso corriente en la mayoría


de los países del mundo, la gran mayoría de las personas no alcanzan a
comprender bien la enorme importancia social que tiene. Esta invención ha
cambiado por completo la organización social y jurídica de la identidad.
Antes de Vucetich, era grande la preocupación de los juristas por
determinar la identidad del autor de un delito. Esa falla era causa de grandes e
irreparables injusticias, ya sea porque con frecuencia se castigaba al inocente o
quedaba impune el culpable.
Hacia 1901, en una de sus obras, Vucetich hacía referencia a la
posibilidad de que su sistema en el futuro fuera reemplazado por otro,
manifestando “… puesto que el progreso humano sigue una línea ascendente
que no tiene límite posible, es justo pensar que las investigaciones de nuestros
descendientes arrojarán nuevas luces en este problema, como en todas las
cuestiones interesantes de las ciencias, pero dentro de los conocimientos y
prácticas actuales, a nuestro modo de ver, el sistema dactiloscópico argentino,
puede resistir las mayores exigencias y llenar cumplidamente una función
delicada, que es la base de la buena y la prudente justicia…”.
Estas palabras suenan con mayor fuerza en la actualidad, y mirando con
la perspectiva de la historia aquel descubrimiento, nos damos cuenta de lo
inmenso y valorable del mismo, que aún hoy, a más de cien años, sigue siendo
la base de la identidad humana mundial.

A) TIPOS PATRONES DEL SISTEMA DACTILOSCÓPICO


ARGENTINO.

NORMA DE CLASIFICACIÓN:
Para encuadrar un dactilograma de una persona en uno de los cuatro
tipos patrones del sistema, deberá establecer la presencia o no de deltas en el
mismo, caso afirmativo que cantidad hay y que posiciones tienen con
relación al observador.

El Sistema Dactiloscópico Argentino posee dos características


fundamentales:
a) Es eminentemente déltico y
b) Es decadactilar (abarca los diez dígitos).
1) FIGURA DÉLTICA:

DELTA: letra del alfabeto griego que corresponde a nuestra


letra “D”. Se denomina así al islote triangular comprendido entre dos brazos
de un rio que desembocan en el mar (ej. Delta del Paraná, Delta del Nilo).

El delta es una figura que posee tres ramas una ascendente,


otra descendente y un apéndice o cola:

En el dactilograma artificial (impreso en tinta), la zona comprendida


entre las ramas ascendente y descendente de la figura déltica componen la
región central o nuclear, la correspondiente a las ramas ascendente y apéndice
o cola forman la región marginal y la descendente y apéndice o cola la
región basilar.
2- TIPOS PATRONES:

a) ARCO:

Definición:

Sistema de líneas que corresponde a la impresión de las crestas


papilares que en un momento de su recorrido se arquean formando arcos
llanos o simples, o que se quiebran formando arcos angulares o quebrados, o
caen ostensiblemente a la derecha o izquierda del observador, o que en un
momento de su recorrido se elevan considerablemente para luego descender
formando arcos piramidales o tienda, o bien es un sistema de tres líneas que
no forman figura alguna, es decir líneas anodinas con un punto de confluencia
en común el cual puede ser oscuro o claro..

Tipo puro:

Sistema de líneas que en un momento de su recorrido se arquean


levemente manteniendo su paralelismo de un lado al otro del dactilograma.
La característica principal es que el dibujo carece de delta (adéltico)
b) PRESILLA INTERNA:

Definición:

Sistema de líneas que en un momento de su recorrido vuelven


sobre sí mismas formando un asa central o aprecillamiento con la presencia
de una o más figuras délticas situadas a la derecha del observador, y cuyas
líneas que forman el asa central se pierden por el lado opuesto a la figura
déltica en el dactilograma.

Tipo puro:

Conjunto de líneas que en un momento de su recorrido vuelven en


si misma con la presencia de un delta cuya cola o apéndice se encuentra
situado a la derecha del observador y las líneas que forman el asa central se
pierden por el límite del dactilograma en forma opuesta al delta.

c) PRESILLA EXTERNA:

Definición:

Conjunto de líneas que en un momento de su recorrido vuelven en


si mismas formando aprecillamientos con una o más figuras délticas situadas
a la izquierda del observador y cuyas líneas que forman el asa central se
pierden por el límite del dactilograma opuestas al delta.

Tipo Puro:

Sistema de líneas que en un momento de su recorrido vuelven en si


mismas formando aprecillamientos con la presencia de una figura déltica a
la izquierda del observador y cuyas líneas que forman el asa central se
pierden por el límite del dactilograma opuestas a la figura déltica.
d) VERTICILO:

Definición:

Sistema de líneas que en un momento de su recorrido se agrupan


formando núcleo o centro con la presencia de dos o más deltas opuestos.

Tipo Puro:

Conjunto de líneas que en un momento de su recorrido se agrupan


formando núcleos con dos deltas enfrentados.

3) VOCABULARIO TÉCNICO

DACTILOGRAMA

Conjunto de crestas papilares obrantes en el tejido epidérmico


de la cara interna de la tercera falange digital.
Se divide en:

1- Dactilograma Natural:
Es el que se observa directamente sobre la piel.
2- Dactilograma Artificial:

Es la impresión, calco, impronta de las crestas papilares y surcos


interpapilares obrantes en la cara interna de la tercera falange digital, a través
del entintado del dactilograma natural y sobre un formulario idóneo el que
debe cumplir con los siguientes requisitos, limpio, pulido y no absorbente,

A los fines de la identificación física humana el dactilograma a


utilizarse es el dactilograma artificial.

El natural solo es usado cuando se presentan alteraciones que dificultan


o imposibilitan la impresión de las crestas papilares por la presencia de
alteraciones de origen congénito o adquirido.

2- AFIS:

Desde el año 2000 en nuestro país la Policía Federal Argentina cuenta


con un sistema automatizado de identificación de huellas dactilares (AFIS:
Automatized Fingerprint Identification System), que consiste en el manejo de
las fichas decadactilares y de las huellas latentes que se revelan en la escena
del crimen a través de un sistema informático.

El sistema de clasificación es el mismo que se utiliza manualmente y


que fuera anteriormente detallado (Sistema Dactiloscópico Argentino), los
puntos característicos que el sistema detecta son los 8 tradicionales que se
detallan a continuación:

Punto: Mínima expresión de una línea, es la impresión de un poro, el cual


se debe encontrar aislado en el dactilograma.

Islote: Porción de línea formada por dos a cinco poros, porción que debe
estar aislada.

Cortada: Línea cuyos extremos se encuentran dentro del dactilograma.

Extremo o terminación de línea: Línea donde uno de sus extremos


se encuentran dentro del área del dactilograma y el otro se pierde por uno de
sus límites.
Encierro: Línea que en un momento de su recorrido vuelve en si misma
encerrándose, o bien línea que en un momento vuelve en si misma para
encerrarse.

Horquilla: Línea que en un momento de su recorrido vuelve en si misma y


tiene un apéndice o cola.

Bifurcación: Línea en la cual en un momento de su recorrido sale otra


formando un ángulo.

Doble Bifurcación: Líneas vecinas las cuales se encuentran unidas por


una tercera formando ángulos.

El sistema puede detectar en una sola huella hasta 120 puntos


característicos para identificar categóricamente a una persona, siendo 12 de
ellos suficientes a tales fines con la condición de que estén igualmente
ubicados, situados y dirigidos.

El sistema brinda una forma, segura y eficaz para la lucha contra el


crimen.

Sus funciones principales son:


- Archivar las fichas dacadactilares de los criminales en un formato
informático de fácil acceso.
- Permite la búsqueda de criminales en el sistema a través de sus huellas
digitales, cotejando sus fichas contra las archivadas.
- Permite cotejar las huellas latentes reveladas en la escena del crimen con la
base de datos de las fichas decadactilares.

El ingreso de diseños al sistema procede de la lectura de fichas o bien en


forma electrónica por la lectura en vivo mediante un sistema de scanner
láser que puede efectuarse a distancia.

El sistema permite ahorrar tiempo en la búsqueda de huellas y aumenta


la precisión de la búsqueda. Produce una fórmula única para cada huella y se
marcan de 60 a 120 puntos característicos para la búsqueda y cotejo.

Luego de cada búsqueda el sistema da una lista de candidatos si existen


en el archivo, luego el perito operador verifica esos puntos y brinda el visto
bueno o no para la identificación definitiva.

El sistema respeta normas internacionales tales como:

1-NIST: (National Institute of Standards and Tecnology (Instituto Nacional de


Normas de Estandarización y Tecnología de E.E.U.U.)

2-ANSI: (American National Standards Institute. (Instituto de Normas y


Estándares Nacionales de los E.E.U.U.)

Ello garantiza una posibilidad ilimitada de interacción del sistema con


el AFIS, como ser el intercambio de fichas entre países.

3 - EL A.D.N.

Historia:

El A.D.N. es una sustancia química que compone los cromosomas y


controla toda la información que se hereda (color de ojos, cabellos, piel, etc.),
cada individuo posee un A.D.N. diferente, (excepto los gemelos univitelinos)
que se encuentra en todo el material celular nucleado (glóbulos blancos,
células de tejidos, células óseas, células de la raíz capilar, espermatozoides,
etc.), la mitad del A.D.N. y cromosomas de una persona proviene del padre y
la otra mitad de la madre.
El A.D.N está constituido por una cadena de nucleótidos formados por
una base nitrogenada (que puede ser Adenina, Timina, Citosina o Guanina), un
azúcar (desoxirribosa) y un residuo fosfato.
Cada molécula de ADN esta formada por 2 cadenas de polinucleotidos
enfrentadas que conforman una estructura de doble hélice. Este modelo fue
postulado por Watson y Crick en 1953 y continua vigente hoy en día.
El genoma único de una persona es lo que permite a los criminalistas
identificar a un individuo mediante la exclusión de otros. Estudios realizados
en Venezuela sobre 14 pares de gemelos univitelinos dieron como
resultado la no-coincidencia de sus dibujos papilares, ni aun en alguno de sus
diez dedos, lo cual afirma que los dibujos no dependen del código genético,
sino que se forman aleatoriamente.

En 1980 Ray White descubrió que es posible detectar variaciones en el


A.D.N. humano gracias a una técnica denominada análisis de polimorfismo de
longitud de fragmentos de restricción (PLFR), y describió la primera sonda de
identificación para efectuar dichos análisis.

En la técnica de PLFR se corta al A.D.N mediante el uso de enzimas de


restricción. Dichas enzimas se obtienen de bacterias y son capaces de cortar al
ADN en una secuencia dada, es decir, siempre en el mismo sitio de un genoma
dado (un ejemplo es la enzima EcoRI, obtenida de la bacteria Escherichia coli
que corta en sitios GAATTC). Una vez digerido el ADN con dichas enzimas
se separan los fragmentos mediante electroforesis, es decir, mediante la
aplicación de un campo eléctrico.

Ya que el ADN posee carga negativa debido a los grupos fosfato


presentes en sus nucleotidos, migra hacia el polo positivo y lo hace con una
velocidad inversamente proporcional a la longitud de su cadena. En el gel se
observan bandas que corresponden a los fragmentos obtenidos. Cada genoma
tendrá entonces un patrón de bandas característico.

Las bandas se revelan mediante el uso de sondas radiactivas que son


complementarias a una determinada secuencia de ADN y permiten
identificarla en el genoma. Mediante la autorradiografía pueden verse las
bandas de interés, que son aquellas que se han unido a la sonda.
A) Antecedentes en Inglaterra

Con base en este descubrimiento, Alec Jeffreys, quien trabajaba en


Leicester, Inglaterra, se percató de que cada gen humano contiene una serie de
regiones minisatélites, que repiten y encierran secuencias básicas. Lo que
diferencia a cada individuo es el número de estas regiones y, por consiguiente,
la longitud del fragmento. En 1983, Jeffreys elaboró la primera sonda que se
uniría a toda una secuencia en una región minisatélite. La imagen de rayos X
generada por esta sonda multilugares es una imagen de 30 a 40 bandas
oscuras, muy semejante al código de barras que aparece marcando el precio de
todos los productos en los supermercados.
Desde 1983, Jefrreys ha fabricado varias sondas que se unen a lugares
aislados dentro de las regiones minisatélites y producen patrones de bandas
más fáciles de leer. La compañía inglesa Cellmark actualmente utiliza estas
sondas en trabajos forenses.
En 1997, el FBI definió la probabilidad de una coincidencia al azar de
menos de uno en 260 mil millones.
La posibilidad estadística de repetición es de una banda en 10 mil
millones (existen unos 5 mil millones de personas en todo el mundo).
Los analistas afirman que su prueba es capaz de encontrar
características únicas de una persona frente a miles de millones de ellas.
Este argumento estadístico es el que en ocasiones confunde a los
jurados, y ciertos jueces se han negado a aceptarlo como evidencia.
La prueba A.D.N. Fingerprint de Alec Jeffreys adquirió fama en 1986
cuando se empleó (para descartar a un sospechoso y atrapar al verdadero
asesino) en los tristemente célebres asesinatos del sendero negro ocurridos en
Narborough, Inglaterra, aproximadamente a 10 millas al oeste de su oficina en
la Universidad de Leicester. En noviembre de 1983, Lynda Mann, de quince
años, había sido violada y asesinada mientras se dirigía a sus labores como
niñera en el poblado de Enderby, muy cerca de su domicilio. El 31 de julio de
1986, otra quinceañera, Dawn Ainsworth, fue ultrajada y estrangulada
mientras se dirigía a su casa en Enderby. El Superintendente David Baker
observó sorprendentes similitudes en los dos asesinatos. Ambas jóvenes tenían
15 años, asistían a la misma escuela, habían sido violadas y asesinadas a
menos de una milla de distancia entre sí, y su aspecto físico era muy
semejante. Ordenó a Anthony Painter, detective superintendente, que
encabezase la investigación con la muerte de Ainsworth. Tres años antes, la
policía había tomado unas 5.000 declaraciones relacionadas con la muerte de
Lynda Mann, sin llegar a ninguna conclusión; pero Painter arrestó a un
sospechoso en menos de una semana.
Esta vez, la policía resolvió el caso en cuestión de días. Por las
declaraciones de algunos testigos, el mozo de cocina del Hospital Psiquiátrico
fue arrestado. Era un adolescente con un ligero retraso mental. Tras 15 horas
de interrogatorio, dijo lo que la policía quería oír: él era el asesino de Dawn
Ashworth.
Más tarde, el padre del acusado, un taxista cuentapropista, declaró que
fue él quien llamó la atención de la policía sobre un nuevo método de análisis
genético. Lo había leído en el Readers Digest. El método se llamaba Huella
Digital Genética. Era un invento del Dr. Alec Jeffreys, que trabajaba en la
Universidad de Leicester, a pocos kilómetros de donde Lynda y Dawn fueron
asesinadas.
Terminado el estudio, Jeffreys le informó a la policía que tenía dos
noticias para darles, una buena y otra mala. La mala era que el A.D.N. del
semen hallado en las víctimas no se correspondía con el A.D.N. del acusado, y
la buena era que el asesino era la misma persona, o sea que las muestras de
semen respondían al mismo patrón de A.D.N., lo cual ponía a la investigación
frente a un único asesino aún no identificado.
¿Era confiable la prueba de la Huella Digital Genética?, ¿No podían
presentar dos personas el mismo patrón de bandas? “Habría que buscar en un
millón de millones de millones de millones de personas antes de encontrar dos
con la misma huella digital genética –explicó el Dr. Jeffreys a la prensa–. Y
con una población mundial de solamente 5 mil millones, se puede decir
categóricamente que una huella digital genética es individualmente específica,
y que una huella cualquiera no pertenece a ninguna otra persona que exista, o
haya existido sobre la faz de este planeta, a menos que se trate de gemelos
idénticos”.
La policía decidió tomar una medida desesperada y sin precedentes.
Todos los varones de 17 a 34 años de Narborough y los dos pueblitos vecinos
fueron citados por carta. Se les pedía la donación voluntaria de sangre y
saliva.
Cuando el asesino recibió la carta citatoria, comprendió que si se
presentaba estaba perdido. Con mentiras y dinero logró convencer a un
compañero de trabajo para que se presentara en su lugar. Con mucho cuidado
cambió la foto del documento de su compañero.
Unos meses más tarde, el compañero de trabajo del asesino se jactó de
haber dado sangre y saliva en lugar de otra persona. Estaba en un bar, y una
mujer que lo escuchó llamó a la policía. Fue detenido e interrogado.
Reconoció su culpa y reveló el nombre de su compañero. El asesino se entregó
pacíficamente, en su propia casa, después de despedirse de su esposa.
En los años siguientes la prueba de Huella Digital Genética fue usada
para identificar criminales, liberar sospechosos inocentes y establecer
relaciones de maternidad y paternidad (las bandas de A.D.N. de una persona
son una combinación de las bandas de sus padres). Hoy existen diversas
variantes de la prueba y métodos auxiliares que permiten trabajar con
cantidades minúsculas de A.D.N.

B) Antecedentes en EEUU.

En los Estados Unidos de Norteamérica, en la madrugada del 9 de mayo


de 1986, Nancy Hodge, operadora de computadora del centro de diversiones
Disney World, se estaba quitando sus lentes de contacto antes de irse a la
cama. De pronto escuchó un ruido en el corredor que estaba junto al baño de
su vivienda, y en los escasos segundos que transcurrieron mientras era
arrojada al suelo, golpeada y ultrajada, vio el rostro de su atacante.
En los diez meses siguientes, fueron violadas otras mujeres en el sureste
de Orlando. Además, la policía tuvo que atender llamadas de emergencia,
relacionadas con hombres que irrumpían en el hogar de mujeres y trataban de
asaltarlas y ultrajarlas. La policía creía que había un solo hombre responsable
de todos estos incidentes.
El 22 de febrero de 1987, una mujer de 27 años y madre de dos pequeños, fue
despertada y violada en su recámara mientras sus hijos dormían en la
habitación continua. La policía ya estaba patrullando los barrios vecinos
donde se sospechaba que ocurriría el siguiente ataque, y apenas una semana
después del que sufriera la joven madre, los oficiales arrestaron a un individuo
en respuesta a la denuncia de un posible merodeador.
Este hombre se llamaba Tommie Lee Andrews. Sus huellas dactilares
coincidían con dos huellas latentes tomadas del marco de la ventana de la casa
de la madre ultrajada. Además, Nancy Hodge identificó su fotografía como la
del hombre que hacía casi un año la había violado.
Para preparar al jurado en el caso Hodge en lo referente a la presentación de la
evidencia de A.D.N., el fiscal primero llamó a un biólogo molecular del
Instituto Tecnológico de Massachusetts, quien explicó al jurado integrado por
cuatro hombres y dos mujeres, las bases teóricas del funcionamiento del
A.D.N. Después Nancy Hodge declaró que había identificado a Andrews
como su atacante.
El fiscal llamó a sus dos principales testigos en genética, quienes se
habían encargado de las pruebas genéticas. Después de comentar brevemente
al jurado las técnicas de tipificación por A.D.N., mostraron en un proyector
cómo coincidían claramente la autorradiografía del A.D.N. proveniente de la
sangre de Andrews y los residuos encontrados en el algodón con que se había
limpiado la vagina de Hodge, 17 meses antes.
Después, el fiscal echó mano de un recurso más. Solicitó que se
explicase cómo había llegado Lifecodes (empresa de Estados Unidos que
efectúa los análisis) a su conclusión estadística de que únicamente podría
encontrarse un A.D.N. igual al de Andrews en 10 mil millones de personas. La
defensa objetó, arguyendo que no venía al caso hablar sobre las posibilidades
estadísticas. Básicamente, los abogados defensores opinaban que el fiscal
había colocado la carreta antes que el caballo. Las probabilidades de que el
A.D.N. encontrado en la muestra de la escena del crimen no fuera de
Andrews, eran de 1 en 10 mil millones, pero no se les permitía apoyar su
aseveración con su teoría estadística, y al no contar con un argumento legal
que respaldase su afirmación, debió retirar dicho punto.
Por lo novedoso de esta técnica, no tuvo más remedio que descartarla.
Mucha gente conoce al menos superficialmente el concepto de tipo
sanguíneo: A, B, AB u 0. Casi todas las personas conocen su tipo de sangre, ya
sea porque la han donado, les ha sido determinado su tipo antes de alguna
operación, han estado en el ejército, o por otras razones. Por tanto, cuando un
serólogo forense (el técnico de laboratorio de criminalística que maneja las
muestras de sangre) atestigua que el acusado posee determinado tipo de sangre
y que este último aparece en cierto porcentaje de la población, el jurado al
menos puede comprender las cifras, aun si no entiende bien cómo se obtienen
dichas estadísticas poblacionales.
Sin embargo, la tecnología basada en el A.D.N. es diferente, además de
compleja y desconocida para los jurados. Asimismo, las estadísticas
poblacionales en que los científicos encargados de la tipificación por A.D.N.
apoyan sus hallazgos de probabilidad son mucho más complicadas. La
tecnología A.D.N.-Print empleada por Lifecodes, y la tecnología A.D.N.-
Fingerprint que utiliza Cellmark son ambas compuestas, ya que incluyen una
serie de sondeos, con distintas probabilidades estadísticas, que después hay
que multiplicar para obtener una probabilidad estadística final. Las
probabilidades de que determinado sondeo demuestre una impresión en cierta
ubicación de la autorradiografía, por lo general es de una en millares y varía
según la subpoblación de que se trate, considerando raza, etnia y género.
El fiscal debió pedir a los científicos de Lifecodes que explicasen la
teoría sobre estadística poblacional al mismo tiempo que se referían a la
tecnología de sondeo de A.D.N. y sus técnicas. Así, su afirmación hubiera sido
más contundente. Sin las bases teóricas adecuadas, su afirmación era casi
incomprensible para los jurados. Asimismo, la habilidad del abogado defensor
para tachar de inaceptables los datos estadísticos, hizo que el argumento
científico pareciese aún más oscuro a los jurados.
Andrews negó haber salido de su departamento la noche en que Hodge
fue violada, y el caso se convirtió en un hecho rutinario más de violación: la
palabra de la víctima contra la palabra del acusado. El jurado lo declaró
culpable pero no unánimemente; fueron 11 contra 1. Un ingeniero negó las
bases teóricas expuestas. El juez declaró nulo el juicio.
Sin embargo, dos semanas después, Andrews fue sometido a un nuevo
juicio, pero esta vez por la violación de febrero de 1987. En esta ocasión, los
abogados acusadores pudieron establecer un precedente para realizar el
análisis estadístico de los resultados forenses. Al demostrar que siempre se
emplea el análisis estadístico para determinar las probabilidades de que la
evidencia es lo que un experto afirma, los acusadores podían lograr que el juez
permitiese utilizar y analizar estadísticamente una nueva técnica científica. El
jurado no tardó mucho en condenar a Andrews. Fue sentenciado a 22 años en
prisión. Dos meses después, en febrero de 1988, Andrews fue juzgado de
nuevo por la violación de Hodge y fue hallado culpable. Recibió tres
sentencias concurrentes por agresión sexual, robo a mano armada, y ataque
con agravantes, siendo la más larga de 78 años. Habrá de cumplir con estas
condenas luego de purgar la otra de 22 años.
Desde que se halló culpable a Andrews se ha utilizado la tipificación
por A.D.N. en múltiples casos, y no sólo ha llevado a la cárcel a los acusados,
sino también ha servido para salvarlos de ella, o para hacer que se declaren
culpables.

C) Antecedentes en Argentina

En nuestro país resulta bastante engorroso hallar en la jurisprudencia


cuál fue el primer caso que se resolvió aplicando la prueba de A.D.N.

Encontramos antecedentes de tres tipos:


– Causas en las que el material quedó degradado.
– Causas en las que no fue relevante la pericia realizada.
– Causas en las que se tomó como una prueba coadyuvante.

La primera causa en la que se tomó el examen de A.D.N. como determinante

En una causa del Tribunal Oral en lo Criminal Nº 14 de la Capital


Federal, por homicidio y encubrimiento se tomó la prueba de A.D.N.
Inmediatamente se tomaron muestras para realizar un estudio de A.D.N. sobre
los elementos hallados en el lugar del hecho, y se llegó a la conclusión de que
gran cantidad de manchas de sangre coincidían con el perfil genético de la
víctima, pero el patrón genético de las manchas encontradas en un “papel
tissue“ y en unas “colillas de cigarrillos“ no coincidían con el perfil del
procesado en estas actuaciones, ni de la occisa.
En la sentencia mencionada, se meritaron elementos que permitían
inferir, tanto que el procesado cometió el delito como que no lo hizo, pero al
revelarse manchas con un perfil genético diferente al del procesado y de la
víctima, el Tribunal encontró en este dato una duda razonable por la cual fue
absuelto en virtud del artículo 3 del Código Procesal Penal de la Nación.
Aquí vemos el valor probatorio que le dieron los jueces a este examen y
que hasta ese momento no se le había otorgado. Sucedió, entonces, lo que
había ocurrido con los estudios papiloscópicos en los primeros tiempos, en los
que los jueces tardaron muchos años antes de confiar plenamente en el sistema
dactiloscópico como método seguro de identificación de personas.

D) Comentario.

De las comparaciones entre ambos se concluye que el método


estadístico que se utiliza en los estudios científicos es meramente matemático,
pero en la casi totalidad de los casos no refleja la realidad, no la verdad
absoluta, sino que es un mero dato que se obtiene como resultado de una
ecuación matemática y que queda como una posibilidad poco fáctica.
En el caso de la dactiloscopia, por otra parte la experiencia demuestra
que de las 1.048.578 combinaciones resultantes de la cantidad de tipos
fundamentales (4) y de los 10 dedos de las manos (4 a la décima), existen nada
más que como expresión de una verdad matemática teórica, pues en la práctica
en los archivos se produce un porcentaje de esa cantidad y es así que hasta el
momento no ha aparecido ninguna impresión digital igual a otra, y hasta tanto
ello no se produzca el sistema seguirá siendo perfecto.
Esta misma apreciación debe tenerse en cuenta para los estudios de
huellas digitales genéticas A.D.N. y darle a la identificación por este método
una total y absoluta certeza hasta tanto se compruebe en forma “real“ la
existencia de la misma huella en otra persona que no sea la del gemelo
idéntico.
Ahora lo importante será decidir a nivel gubernamental si la tipificación
por A.D.N. debe ser utilizada para reunir una base de datos uniforme para la
identificación a nivel nacional, utilizándose junto con la dactiloscopia y otros
métodos biométricos para mejorar la identificación humana.
En el orden mundial, las policías de distintos países ya han adoptado
estas medidas y comenzado con el archivo de los registros individuales de
A.D.N. y, como han afirmado algunos líderes encargados de la vigilancia del
orden público, en especial en E.E.U.U que tiene estadísticas de más de 90.000
violaciones y 20.000 asesinatos por año, es necesario terminar con la
discusión filosófica y la población tendrá que sacrificar un poco de su libertad
si es que quiere conservar su seguridad.
CAPITULO 7

IDENTIFICACION DE DISCOS COMPACTOS (C.D)


INTRODUCCIÓN

Esta revolucionaria tecnología emerge como iniciativa desarrollada por


las firmas Sony y Phillips, allá por el año 1981, con una primera finalidad: la
de efectuar grabaciones de audio en estéreo.

Las grabaciones en medios magnéticos sobre soportes de vinilo, eran


frágiles y fácilmente dañables; sumado al inconveniente de las deficiencias en
reproducir todo el rango de sonido. Además sufrían de cross-talk, que se da
cuando se escucha un fuerte soplido en las partes sin sonido. El Compact Disc
vino para dar solución a todo esto y más. El sonido de tipo digital alcanza una
reproducción caracterizada por una mayor precisión, dado que el lector láser
no toca al disco compacto, reduciendo el uso y la posibilidad de sufrir rayas;
no existiendo además el efecto cross-talk, porque el sonido es guardado en
samples (muestras) digitales.

Esta moderna tecnología, revestida de una altísima exactitud en su


proceso de fabricación, traducida posteriormente en una no menos perfecta
reproducción de su contenido (sonido o datos), no está exenta de la actividad
marginal conocida como “piratería”.

La gente relaciona siempre esta actividad ilegal como de escasa calidad


y de duplicación de productos de manera burda, distribuyendo los mismos con
envases, etiquetas y marcas distintos al original (aunque con gran cantidad de
semejanzas para engañar a los consumidores); sumado a ello lo reducido de
los costos, dado que se emplea materia prima ingresada de contrabando.

Actualmente, debemos erradicar la idea de que un producto duplicado


por esta producción marginal es de poca calidad. Hoy en día, estos “piratas”
utilizan sistemas de duplicación más tecnificados, con un sonido de grabación
similar al genuino, adicionado a una cuidadosa copia de la marca, sus
etiquetas, envasado y distribución de esta mercadería ilegal.
Al analizar esta temática, hay que prestar mucha atención a la idea de que “el
bien jurídico protegido por las leyes es el software”, que justamente presenta
la particularidad de no sufrir alteraciones o degradaciones a través de las
maniobras de copiado. Es por ello que, ante esta circunstancia, y de
encontrarse frente a la necesidad de tener que realizar un examen y cotejo de
comparación entre un CD genuino y su copia ilegítima, se deberá profundizar
la investigación y búsqueda de detalles existentes entre los soportes de ambos
ejemplares.

Muchas veces, empleados infieles de las empresas y sellos


discográficos llegan a utilizar masters genuinos para la producción de
emisiones paralelas, aplicando equipos y maquinarias oficiales, ocultando sus
números identificatorios para evitar la individualización de sus matrices,
usadas en estas maniobras ilícitas.

1- Formato y características físicas de un CD

Como características de estos discos compactos, se puede decir que


exhiben un diámetro exterior de 12 cm, y pesan aproximadamente 14 gramos.
El componente principal del CD es un tipo de plástico denominado
policarbonato, consistiendo en un petroquímico apto para ser inyectado en
moldes; este material es sometido a proceso de fundido hasta alcanzar una
resina con propiedades ópticas (dye polimeri); recubierto luego por una capa
espejada de material metalizado de alta pureza y una última capa protectora
que lo recubre externamente.

Los datos son guardados y almacenados como una serie de agujeros, a


lo largo de un camino en forma de espiral, que tiene su comienzo en el centro
del compacto, desarrollándose hasta sus borden externos. Un lector láser es
enfocado sobre la capa de datos existente dentro del disco óptico, donde
dichos agujeros alternan con la superficie –sólo una pequeña extensión sin
agujeros– recreando así la información, la cual al no tener contacto físico con
la lectora láser, puede durar por tiempo indeterminado.

Los procesos de grabación de un Compact Disc conocidos se realizan


mediante “estampación” o grabado por medio de la aplicación de un láser de
alta densidad.
2-Producción de un CD mediante “estampado”

Los CD comercializados en forma de distribución masiva, como se dijo,


se producen –en la mayoría de los casos– por el proceso de “estampación”, el
cual consta de las siguientes etapas:
En primer término, los programadores elaboran el software y lo almacenan en
soportes de muy buena calidad; del mismo modo, lo hacen con las grabaciones
de audio de diversos intérpretes.

Premasterización o Pre-mastering: Una vez reunida toda la


información que contendrá el compacto, es sometida a un exhaustivo test de
calidad del pre-master. Este examen, consiste en un control completo de los
parámetros físico-eléctricos a fin de detectar errores. La información se vuelca
a un medio magnético o digital, a partir del cual se creará un Master, con las
características finales del CD.

Masterización o Mastering : En esta etapa, se fabrica el Stamper o


matriz, que recibe la información digitalizada desde el CD-R original. El
molde es confeccionado por las compañías discográficas o de software, bajo
normas ISO 9000.

Glass Mastering: Su producción se realiza sobre un disco de vidrio, en


el cual se aplica una capa expandida de una película fotosensible, con un
espesor aproximado de 1/8 de micrón (lo que equivale a unas 640 veces más
delgado que un cabello humano).

La información almacenada se traduce, en forma codificada, en una


serie de pulsos láser, que van grabando los pits de manera continua y en
espiral desde el centro hacia fuera del glass.

El soporte de vidrio, posteriormente, es sometido a un proceso de


revelado, mediante el cual se produce un desprendimiento de las áreas que
fueron expuestas al láser. Seguidamente, se aplica una capa metálica, por lo
general de plata, con la finalidad de lograr conductividad en dicha superficie.

Electroforming: En la siguiente etapa, el disco de vidrio (glass master)


recibe un baño químico de iones de níquel, que por efecto de electrólisis se
genera atracción de estos iones hacia la superficie conductiva del glass, donde
a medida que el níquel se va depositando, por acumulación, se forma una
pieza metálica con imagen en negativo de la información grabada en el disco
de vidrio.

La pieza conformada en negativo recibe la denominación de Father, con


la que se produce luego el Mother. Este nuevo elemento, con imagen positiva
de la información, es utilizado para obtener el o los stampers necesarios para
la producción del CD.

El stamper es la matriz o molde final, con la que se van a replicar los


discos, dado que así se tiene una imagen exactamente fiel de la información
contenida en el pre-master.

El stamper es un disco que se traduce a una especie de chapa metálica,


que contiene los padrones de información –que consisten en altos y bajos
relieves microscópicos–; esta placa metálica cumplirá funciones de
herramienta para hacer la copia de los discos, funcionando a modo de “sello”,
al imprimir la información en el disco óptico.

Esta matriz o molde lleva consigo los datos que son representados y
guardados a lo largo de un camino en forma de espiral que evoluciona desde el
centro del disco hasta sus bordes externos. Si esta pista fuera en línea recta, se
extendería más de cinco kilómetros y medio. Estas pistas son tan estrechas que
podrían caber más de 20 en un surco de un disco de música L.P.

La información es traducida y grabada en una serie de agujeros y


espacios, increíblemente pequeños. El Track pitch –lugar entre las pistas– es
de sólo 1.6 micrones y los agujeros van desde 0,5 a 3.0 micrones de ancho y
un décimo de micrón de profundidad (un micrón es la milésima parte de 1
milímetro); minucias que un láser lee mientras el disco compacto gira a una
velocidad de 500 rpm, para un CD de música, o velocidades más altas para un
CD-rom en lectora de alta velocidad. El lector láser enfoca estas minucias –
agujeros y superficies-; y la luz es reflejada sobre un fotosensor que varía su
voltaje de salida, conforme la cantidad de luz que reciba.

Los agujeros y las superficies no representan directamente ceros y unos,


como en los medios magnéticos, las transiciones entre agujeros y espacios
contienen los datos. Cuando la luz del láser pega contra un agujero, ésta es
más difusa que cuando lo hace contra la superficie o espacio. Conforme esta
circunstancia, la cabeza lectora es capaz de detectar transiciones entre los
agujeros de las ranuras, y de esta forma reproduce la información.
Proceso de Fabricación:

La producción industrial de discos ópticos compactos se realiza


mediante un proceso de tipo “moldeo por inyección”. La matriz de fabricación
está conformada por dos partes, que darán origen a las caras del CD.

Cuando ambas piezas se unen, forman una cavidad con las dimensiones
del disco compacto. Una de las caras de la matriz presenta características
planas, altamente pulida, la que comúnmente se denomina mirror block
(espejo). El otro lado de la matriz presenta encajado el disco metálico Master
o también denominado stamper, que como dijimos lleva la información,
representada en hoyos y zonas lisas (pits y lands).

Proceso de Inyectado: Seguidamente, una vez unidas ambas caras de la


matriz, se comienza con el inyectado del policarbonato –fundido hasta obtener
propiedades ópticas–, hasta completar la cavidad existente dentro del molde.

Proceso de Enfriado: Finalizada la etapa anterior, una vez enfriada


gradualmente y solidificada la resina, un extractor retira el disco de su molde,
quedando así conformado el disco –denominado substrato plástico–, que
presenta una cara chata y alisada (lado de lectura) y una cara conteniendo la
estampa o impresión del disco master (lado de información).

Proceso de Metalizado: Posteriormente, el disco compacto, hasta el


momento claro y transparente, es sometido a un proceso donde se metaliza la
cara conteniendo el moldeado del stamper, aplicándosele una delgada capa de
aluminio 100% puro, de alto brillo, que permitirá reflejar la luz del
reproductor láser para la lectura de la información.

Laqueado: La cara metalizada es protegida, a continuación, por una


capa de laca de barniz especial con filtro UV, que sella la superficie
protegiéndola de rayones, arañazos, huellas, oxidación, etc.

Impresión de Títulos: Finalmente, mediante el sistema de serigrafía, se


realiza la impresión. Los fotocromos aportados por los que desean editar la
obra en disco compacto constituyen la base para la confección de las pantallas,
que luego son ubicadas en los equipos estampadores o de impresión. La tinta
especial a base de óleos vegetales se aplica sobre la capa de laca protectora del
metalizado.
3- Identificación de un CD “estampado”

Sobre estos discos producidos mediante el sistema de moldeado se


realizan estudios de carácter extrínsecos e intrínsecos, bajo los principios de la
disciplina scopométrica, clásicos para los procesos de moldeados, sellados,
estampados y huellas de herramientas; a los efectos de establecer minucias y
particularidades que determinen la identidad de la máquina estampadora y/o
de su matriz.

Es así que, todo proceso de moldeado trae aparejado la reproducción o


duplicación de todas las características y defectos de la matriz, hasta los
microscópicos. Hablamos entonces de la “personalidad de la matriz”.

Ahora bien, aquí se presenta el desafío, ya que estamos presenciando un


proceso de fabricación con niveles altísimos de perfección y exactitud al
momento de la reproducción de las cavidades transmitidas por el disco master;
comprendiendo parámetros que, como se dijo, oscilan normalmente en 0,5
micrones de ancho y un décimo de micrón de profundidad.

En tal sentido, es necesario hacer notar, también, que este


procedimiento de moldeado ha sido diseñado para una reproducción de alta
calidad de los detalles e irregularidades de características microscópicas;
sumado a las circunstancias de exactitud en el ajuste de las partes que
componen la matriz, la fuerza de compresión sobre el material inyectado, etc.,
favorece que estos discos ópticos compactos resulten extremadamente aptos
para ser estudiados bajo los principios forenses, dado que son capaces de
realizar una copia mucho más fiel del molde empleado.

Conforme las circunstancias mencionadas, ambas caras del disco


compacto reflejarán con precisión geométrica y morfológica la estructura de la
matriz. (ej.: la forma de la cavidad, los diámetros del espejo, los detalles que
presente el soporte del disco metálico master, como así también otras partes
movibles dentro de la matriz).

A los fines identificativos, se toman en cuenta no sólo las


particularidades congénitas sino también aquellas adquiridas en las partes y
piezas, producto de rayas y abolladuras, las que, según su forma, tamaño,
ubicación, situación y dirección en el disco, conformarán un conjunto de
minucias utilizables para establecer la identidad de determinado equipo de
moldeo utilizado, mediante la identificación microscópica de estos detalles, la
cual puede practicarse a través de un microscopio de comparación.

Con fines ilustrativos, seguidamente se realiza un ejemplo de


comparación entre dos discos compactos, a efectos de identificar si ambos
fueron producidos (moldeados) por una misma y única matriz.

4-Topografía de un CD

Comenzando el estudio, observamos que el disco compacto presenta un


cuerpo principal o substrato plástico, una capa metalizada de aluminio y una
capa de laca; este conjunto tiene un diámetro total de 12 cm y pesa 14 gramos
aproximadamente, debiéndose practicar los ensayos y mediciones sobre la
cara denominada espejo, ya que podemos analizar por esta cara los niveles
externos e internos del cuerpo transparente del CD.

La topografía del disco compacto presenta: una región que


denominamos “círculo central” cuyas dimensiones van desde los 15 mm a 36
mm de diámetro. Prosigue hacia el exterior la región llamada “círculo medio”
cuyas medidas van de 36 mm a 118 mm de diámetro y, por último, la región
“círculo periférico” de 118 mm a 120 mm de diámetro.

Por lo general, dentro del “círculo central”, se encuentran estampadas


por moldeo transmitido por la matriz, las siglas IFPI acompañadas de otras
letras y números que comúnmente completan 4 dígitos. Podemos ubicar
después del “círculo central” y hasta aproximadamente los 46 mm de
diámetro, dentro del “círculo medio”, una zona lisa más brillosa, donde se
hallan escrituras y códigos de barra que identifican al producto y la empresa
estampadora. En esta misma zona, también encontramos siglas y números de
IFPI pero insertos como texto.

5-CD’s grabables y regrabables

La técnica mencionada hasta aquí es aplicable a CD’s producidos


mediante el proceso de estampado, mediante matriz de inyectado de
policarbonato.
No obstante ello, se vierten algunas consideraciones respecto de la
estructura que conforman los discos compactos grabables y regrabables.

Los CD’s grabables –CD-R – son también compactos, con estructuras


de policarbonato en grado óptico. A diferencia de los estampados, donde los
datos suceden a la capa de polímero, los CD-R presentan una capa de material
orgánico, traslúcida, compuesta de una resina con pigmentación verde
(cyanina).

Luego del estrato orgánico, se encuentra una capa de oro, dispuesta con
la finalidad de metalizar el conjunto y lograr reflectividad del láser de la
cabeza lectora.

El proceso de grabado en estos compactos actúa mediante el accionar de


un láser de mayor intensidad que cuando funciona como grabadora, y decolora
por acción del calor, la capa de oro. Donde el haz de luz incide, produce un
cambio visual en la capa metálica, por diferencia de colores.

Esta pequeñísima decoloración efectuada, alternada con los espacios sin


modificar, cumple la función de simular ópticamente los pits y lands que
físicamente presentan en su estructura los compactos estampados, debiendo el
láser interpretar los cambios tonales luego de atravesar las capas de polímero y
de pigmento.

Dadas las características mencionadas anteriormente, esta clase de


compactos pueden ser grabados sólo una vez, no existiendo la posibilidad de
regrabarlos.

Los CD-RW o discos compactos regrabables, luego del sustrato de


polímero, procede una capa de un material con extraordinarias propiedades,
como lo es el “teluro” (mezclado con germanio o antimonio).

Esta capa tiene la particularidad de cambiar al momento de incidir el


láser, del estado “amorfo (o)” al “cristalino (l)”.

El cabezal con que cuenta una lectograbadora dispara tres intensidades


de láser, para poder realizar las siguientes tres funciones:

Para proceder a la escritura de un CD-RW, un punto láser de baja


potencia calienta la capa de teluro, hasta la temperatura de “transición”. En
este procedimiento de transición, si la capa de teluro se encuentra en estado
amorfo, pasa al cristalino, y si ya estaba en estado cristalino, permanecerá
igual.

Actuando el láser con alta potencia, logra calentar la capa –temperatura


de “fusión”–, que luego de enfriarse pasa al estado amorfo. Si el sector se
hallaba en estado cristalino, pasa al amorfo, y si se encontraba así,
permanecerá igual.

El proceso de lectura lo lleva a cabo un láser, con una potencia diez


veces menor, y detecta la información por diferencia de reflectividad, dado
que el estado cristalino refleja el 70 % de la luz y el amorfo refleja
aproximadamente un 18 %.
BIBLIOGRAFÍA

“MANUAL DE CRIMINALÍSTICA”, ROBERTO ALBARRACÍN, ED. POLICIAL, P.F.A. BUENOS


AIRES ARGENTINA. AÑO 1971.

“POLICÍAS DE NOVELA Y POLICÍAS DE LABORATORIO”, EDMOND LOCARD,


TRADUCCIÓN DEL FRANCÉS, TOMO I, NRO. I, REVISTA DE POLICÍA Y
CRIMINALÍSTICA, BIBLIOTECA POLICIAL, BUENOS AIRES ARGENTINA, AÑO 1935.

“EL PERITO Y LA PRUEBA”, CARLOS MACHADO SCHIAFFINO, ED. LA ROCCA,


BUENOS AIRES ARGENTINA, AÑO 1988.

“GRAFOLOGÍA PRÁCTICA”, MARÍA ELINA ECHEVERRÍA, EDITORIAL CENTRAL,


BUENOS AIRES ARGENTINA, AÑO 1988.

“TRATADO DE CRIMINALÍSTICA” TOMO I –DOCUMENTOS - ED. POLICIAL, P.F.A. BUENOS


AIRES ARGENTINA, AÑO 1983.

“PRUEBAS PERICIALES”. CARLOS MACHADO SCHIAFFINO. EDICIONES LA ROCCA. BUENOS


AIRES. ARGENTINA. AÑO 1989.

“MANUAL DE CRIMINALÍSTICA”, DIMAS OLIVEROS SIFONTES, MONTE ÁVILA EDICIONES,


CARACAS VENEZUELA, AÑO 1973.

“CRIMINALÍSTICA” TOMO 1, 2 Y 3. JUVENTINO MONTIEL SOSA. EDICIONES LIMUSA. MÉXICO.


AÑO 1997.

“LA PRUEBA PERICIAL CALIGRÁFICA”. FERNANDO LOPEZ PEÑA-EDUARDO CASA. 3ra. ED.
EDITORIAL. ABELEDO PERROT. BUENOS AIRES. ARGENTINA, AÑO 1997.

“BALÍSTICA FORENSE I Y II”, ERALDO RABELLO, ED. SULINA. BRASIL, AÑO 1982.

“CRIMINALISTICA-PERICIAS”. JULIO QUINTANILLA LOAIZA. EDITORIAL E IMPRENTA


SÁNCHEZ S.R.L. LIMA. PERÚ. AÑO 1999.

“LABORATORIO DE CRIMINALÍSTICA”. JON ZONDERMAN. EDICIONES LIMUSA. MÉXICO. AÑO


1993.

“DÓLAR” (LA MONEDA DEL SIGLO 1928–2000). SILVEYRA-DIAZ-ROJAS- FEU. EDITORIAL


APLICACIÓN TRIBUTARIA, BUENOS AIRES ARGENTINA, AÑO 2000.
“FALSIFICACIÓN DE MONEDA”. SILVEYRA-LOZANO-DIAZ. EDITORIAL POLICIAL- P.F.A.
BUENOS AIRES. ARGENTINA. AÑO 2001.

“CÓDIGO PENAL DE LA NACIÓN ARGENTINA” ANOTADO SEGÚN LA DOCTRINA DEL DR.


CARLOS FONTAN BALESTRA EDITORIAL. POLICIAL PFA. BUENOS AIRES. ARGENTINA. AÑO
1977.

“REVISTA DE POLICÍA Y CRIMINALÍSTICA” Nro. 2 - NOTA SOBRE ‘IDENTIFICACION DE


MANUSCRITOS POR EL SISTEMA SCOPOMÉTRICO’, ROBERTO RODOLFO CAPELLO
-EDITORIAL POLICIAL- P.F.A. BUENOS AIRES. ARGENTINA. AÑO 1995.

“REVISTA DE POLICÍA Y CRIMINALÍSTICA” Nro. 3 - NOTA SOBRE ‘LA PERICIA


MECANOGRÁFICA MODERNA’ JORGE OMAR SILVEYRA -EDITORIAL POLICIAL- P.F.A. BUENOS
AIRES. ARGENTINA. AÑO 1996.

“REVISTA DE POLICÍA Y CRIMINALÍSTICA” Nro. 5 - NOTA SOBRE ‘BALÍSTICA TERMINAL O DE


EFECTOS’ , JORGE OMAR SILVEYRA -EDITORIAL POLICIAL- P.F.A. BUENOS AIRES.
ARGENTINA. AÑO 1998.

“REVISTA DE POLICÍA Y CRIMINALÍSTICA” Nro. 6 - NOTA SOBRE ‘ESTUDIO CRIMINALÍSTICO


DEL LUGAR DEL HECHO’, JORGE OMAR SILVEYRA -EDITORIAL POLICIAL- P.F.A. BUENOS
AIRES. ARGENTINA. AÑO 1998.

“REVISTA DE POLICÍA Y CRIMINALÍSTICA” Nro. 6 - NOTA SOBRE ‘DELITOS EN TECNOLOGÍA


DE LA INFORMACIÓN’, RUBÉN BAREIRO -EDITORIAL POLICIAL- P.F.A. BUENOS AIRES.
ARGENTINA. AÑO 2001.

“REVISTA DE POLICÍA Y CRIMINALÍSTICA” Nro. 9 - NOTA SOBRE ‘DACTILOSCOPIA VS. ADN’ ,


JORGE OMAR SILVEYRA -EDITORIAL POLICIAL- P.F.A. BUENOS AIRES. ARGENTINA. AÑO
1998.

“REVISTA DE POLICÍA Y CRIMINALÍSTICA” Nro. 10 - NOTA SOBRE ‘IDENTIDAD FÍSICA DE LOS


DISCOS COMPACTOS’ , JORGE OMAR SILVEYRA –SERGIO GUSTAVO LOZANO- EDITORIAL
POLICIAL- P.F.A. BUENOS AIRES. ARGENTINA. AÑO 2002.

QUESTOES EM DOCUMENTOSCOPIA – IARA MARIA KRILGER COSTA- EDITORIAL COMPANHIA


MELHORAMENTOS DE SAO PAULO – BRASIL. AÑO 1995.

“APUNTES DE CRIMINALÍSTICA”, JULIO NIETO ALONSO, ED. TECNOS, MADRID ESPAÑA, 1998.

“REVISTA DE LA ACADEMIA SUPERIOR DE ESTUDIOS POLICIALES”, ROBERTO RODOLFO


CAPELLO , AÑO II, NRO. 2, 1982.

“DICCIONARIO CRIMINALÍSTICO”, GUILLERMO CEJAS MAZZOTTA, ED. JURÍDICAS CUYO,


MENDOZA ARGENTINA, 1998.

“DICCIONARIO PERICIAL”, CARLOS MACHADO SCHIAFFINO. EDICIONES LA ROCCA. BUENOS


AIRES. ARGENTINA. AÑO 1992.

“MANUAL PRACTICO DE PAPILOSCOPIA”, ED. POLICIAL, BUENOS AIRES ARGENTINA, AÑO


1995.

“EL A.B.C. DEL DACTILÓSCOPO”, ED. POLICIAL, BUENOS AIRES ARGENTINA, AÑO 1978.

“LABORATORIO DE CRIMINALÍSTICA”, GRUPO NORIEGA EDITORES, MÉXICO, AÑO 1993.


“PERICIAS”, CARLOS MACHADO SCHIAFFINO. EDICIONES LA ROCCA. BUENOS AIRES.
ARGENTINA. AÑO 1995

“SISTEMAS ACTUALES DE ANALISIS EN CRIMINALÍSTICA”, BENITO AMILCAR FLEITA,


EDICIONES LA ROCCA, BUENOS AIRES, ARGENTINA. AÑO 2001.

“EVIDENCIAS DOCUMENTALES”, JAMES V.P. CONWAY, EDICIONES LA ROCCA, BUENOS AIRES,


ARGENTINA. AÑO 2002.

“FALSEDADES DOCUMENTALES POR COMPUTADORA”, ALBERTO MANERA, EDICIONES LA


ROCCA, BUENOS AIRES, ARGENTINA. AÑO 2002.

“EL PERITAJE CALIGRÁFICO”, CARLOS A. GUZMÁN, EDICIONES LA ROCCA, BUENOS AIRES,


ARGENTINA. AÑO 1999.

“DOCUMENTACIÓN PERICIAL CALIGRÁFICA”, PATRICIO ROLDAN, EDICIONES LA ROCCA,


BUENOS AIRES, ARGENTINA. AÑO 2001.