Está en la página 1de 11

EL INFORME PERICIAL

Dr. Edgar Wilfrido Flores Mier.

Antes de entrar a analizar acerca del informe pericial, es necesario que hagamos
algunas precisiones de la importancia de la o el perito dentro de un proceso
judicial, y particularmente dentro del proceso penal.

Generalmente la o el perito se considera a la persona que tiene experiencia,


habilidad, practicidad en una ciencia o arte; pero desde el punto de vista forense,
se entiende como “aquel que, poseyendo conocimientos técnicos o prácticos,
informa bajo juramento al juzgador sobre puntos litigiosos en cuanto se relacionan
con su especial saber o experiencia”1. Es decir que, el o la perito dentro de su
especialización constituye un auxiliar del juzgador a efecto de administrar justicia,
ya que interviene para ilustrarlo acerca del alcance y contenido científico o técnico
de un hecho o circunstancia probado en un proceso en concreto.

Precisamente por lo expuesto es que el Código Orgánico Integral Penal en su


artículo 511.1, señala que las y los peritos deberán ser: “1. Profesionales expertos
en el área, especialistas titulados o con conocimientos, experiencia o experticia en
la materia o especialidad, acreditados por el Consejo de la Judicatura”. Es decir
que no cualquier persona puede ser perito, sino únicamente aquella que posea
título o conocimientos científicos en determinada especialidad o materia y que
previamente sea calificada por el Consejo de la Judicatura y cumpliendo los
siguientes requisitos:

“1.- Ser mayores de edad, ser capaces y estar en ejercicio de sus derechos de
participación;

1
NÚÑEZ VÁSQUEZ J. Cristóbal. Tratado del Proceso Penal y del Juicio Oral. Editorial Jurídica de Chile. 2001.
Pág. 350.
2.- Ser conocedoras o conocedores y/o expertas o expertos en la profesión, arte,
oficio, o actividad para la cual soliciten calificarse;

3.- En el caso de profesionales, tener el menos dos (2) años de graduadas o


graduados a la fecha de la solicitud de calificación, y cumplir con los requisitos de
experiencia establecidos en el este reglamento. Para las y los demás expertos
tener al menos dos (2) años de práctica y experiencia a la fecha de la solicitud de
calificación, en el oficio, arte o actividad en la cual tengan interés en calificarse;

4.- También se podrán presentar, para justificar la experticia y conocimiento de la


o el solicitante, hasta diez (10) informes periciales realizados en los dos (2) últimos
años, los cuales serán analizados por el Consejo de la Judicatura para determinar
su acreditan experticia; y,

5.- No hallarse incursas o incursos en las inhabilidades o prohibiciones para ser


calificada o calificado como perito previstas en la ley y este reglamento”2

Dentro del Código Orgánico Integral Penal (COIP), la pericia es considerada como
medio de prueba conforme lo señala el artículo 498; sin embargo, dentro de la
doctrina se ha discutido mucho respecto a este tema. Una parte de ella, sostiene
que el perito en realidad no está llamado a establecer la existencia de hechos o
circunstancias pertinentes y relevantes en el proceso, sino que “solo está
destinado a dictaminar sobre antecedentes o elementos fácticos ya comprobados
en el juicio por otros medios probatorios”3. En tanto que, otra parte considera que
la intervención del perito no solo se limita al cometido de “aportar reglas de
experiencia al proceso, sino que se extiende al doble cometido de exponer al juez
la observación de sus sentidos y sus impresiones personales acerca de los
hechos observados e indicar las inducciones que objetivamente deban extraerse

2
Art. 4 Reglamento del Sistema Pericial Integral de la Función Judicial. Resolución Nº040-2014 del Consejo
de la Judicatura, de fecha 10 de marzo de 2014.
3
Ob. Cit. Pág. 351.
de los hechos observados, que se desdoblan en dos aspectos: prueba en lo
referente al objeto, y juicio en lo concerniente al dictamen”4.

De nuestra parte creemos que el perito dentro del proceso penal, constituye una
persona que aporta con sus conocimientos científicos o técnicos acerca de un
hecho o hechos, que pueden servir para establecer circunstancias que permitan al
juzgador tener el convencimiento del acaecimiento de tales o cuales hechos,
aclarando su propio juicio con opiniones de carácter técnico o científico que el
perito está en capacidad de darlos, pero exento de juicios de valor. De tal manera
que, la pericia si constituye un medio de prueba y así está considerada dentro del
COIP, cuya regulación está señalada dentro del Reglamento del Sistema Pericial
Integral de la Función Judicial, dictado por el Consejo de la Judicatura a través de
su Resolución Nº 040-2014, de fecha 10 de marzo de 2014.

Es importante señalar que el o la perito no tiene facultad para realizar una


investigación a fin de establecer un hecho, su labor se centra a determinar el
objeto del peritaje en base a lo ordenado por la jueza o juez, la o el fiscal y/o lo
solicitado por las partes, actuando con objetividad, imparcialidad y
responsabilidad, debiendo enmarcarse su actividad en la ética y con la
presentación de su criterio técnico5.

El o la perito facilita conocimientos especiales que no tiene el juzgador. Da su


dictamen para descubrir o valorar un elemento de prueba. Se dice que la o el
perito debe ser tan imparcial o neutral como el mismo juzgador. Esta es la razón
por la cual las partes pueden impugnar su intervención si existe algún motivo de
inhabilidad o excusa debidamente comprobada, en tal virtud, la o el perito de

4
Leone, Giovanni, Tratado de Derecho Procesal Penal. Tomo II, Pág. 192.
5
Art. 18 del Reglamento del sistema Pericial Integral de la Función Judicial.
existir alguna causa que pueda poner en duda su imparcialidad debe excusarse,
porque caso contrario su intervención carecerá de valor alguno, siendo causas de
excusa las señaladas para los jueces (Ref. Art. 572 COIP).

Debemos advertir que en los últimos años la prueba pericial en el proceso penal
ha sido de mucha ayuda para la administración de justicia, debido en gran medida
a que el derecho penal, particularmente se ha abierto a la tutela de nuevos bienes
jurídicos de carácter fundamental, “como la calidad del medio ambiente, frente a
inéditas modalidades de conductas e incluso de riesgos, cuya determinación
obliga con frecuencia a poner en juego procedimientos de detección y análisis de
particular complejidad”6. A esto debemos agregar, también por la presencia de
nuevos delitos cometidos con medios técnicos de notable sofisticación de última
generación.

Podemos afirmar que la cualificación científica está en el o la perito, pero no es


ella o él quien juzga, por lo que el juez o tribunal debe –en la confrontación de las
aportaciones periciales- formar su criterio sobre algún aspecto de la prueba, para
resolver el caso en concreto, por eso el juzgador es un peritus peritorum, de allí la
necesidad de que la prueba pericial sea rigurosamente sometida a las reglas del
juicio contradictorio, por eso la contradicción más que un principio procesal de
exigencia ritual, es la única vía de acceso a un saber de calidad sobre hechos
objeto de la pericia.

En resumen, podemos reiterar que “…ningún perito entra en el juicio con un plus
de atendibilidad, sino que –por el contrario-todo perito debe acreditarse, actuando
dentro de él, por la calidad de su dictamen y la franca aceptación de las reglas del
contradictorio. En cuanto a lo primero, tomando expresamente en consideración
todos los perfiles del tema probandum y la totalidad de los datos presentes,
emitiendo un juicio internamente coherente y fundado en conocimientos científicos

6
IBAÑEZ ANDRES, Prueba y Convicción Judicial en el Proceso Penal. Editorial Hammurabi, Buenos Aires-
Argentina. 2013. Pág.164.
o técnicos acreditados en la materia. En cuanto a lo segundo, haciendo patente
una actitud receptiva y abierta en el interrogatorio, y la mayor disponibilidad a
responder a las cuestiones que en él se susciten, por más que puedan suponer el
–legítimo- cuestionamiento de su trabajo y de sus conclusiones”7.

Sin dejar de mencionar que las o los peritos también pueden equivocarse en su
apreciación, los materiales a peritar pueden sufrir deterioro y alterarse su
resultado, o pueden ocurrir múltiples e impensables accidentes silenciosos,
inexplicables, no descubiertos, que hagan variar los resultados, sin que sus
operadores puedan darse cuenta de lo acontecido. Por estas y otras muchas
razones, es incuestionablemente cierto, que la prueba pericial, al igual que el resto
de las pruebas, debe ser valorada con el conjunto de los elementos existentes, si
queremos llegar o al menos aproximarnos a la verdad histórica de los hechos
objeto del proceso penal, sin que sea dable otorgarle mayor fuerza a una, que a
otra. Tanto más cuanto que, el propio COIP en su artículo 457, dispone que la
prueba debe ser valorada -incluida la pericial- “teniendo en cuenta su legalidad,
autenticidad, sometimiento a cadena de custodia y grado actual de aceptación
científica y técnica de los principios en que se fundamentan los informes
periciales”, agregando que el medio probatorio no es el informe pericial, sino el
testimonio del perito que se lo recepta dentro de la etapa de juicio bajo los
principios de publicidad, inmediación y contradicción, donde de manera oral
deberá sustentar sus informes, puesto que éstos (informes) se podrán utilizar en el
juicio con la única finalidad de recordar y destacar contradicciones, sin que puedan
sustituir al testimonio; de allí que, en ningún caso los informes periciales pueden
ser admitidos como prueba.

El o la perito, debemos destacar, no es un testigo presencial de los hechos, sino


que es la persona que con su aporte científico o técnico, luego de examinar los

7
IBAÑEZ ANDRES, Ob. Cit. Págs. 170 y 171.
hechos objeto de la pericia, dan conclusiones de las posibles causas o
circunstancias en que se sucitaron.

a. Importancia del informe pericial.-

Como lo señalamos el informe pericial no constituye prueba, sino el testimonio de


la o el perito que lo presenta y que debe sustentarlo dentro de la etapa de juicio,
dentro de los procesos penales. Sin embargo, no por ello deja de ser importante
dentro de un proceso (civil, laboral, etc.) en el que se presenta únicamente por
escrito y que la ley no prevé que la o el perito deba explicar y defender el informe
en audiencias orales.

Dentro de las obligaciones de las o los peritos, es precisamente la presentación


oportuna del informe verbal y escrito, junto con las aclaraciones, ampliaciones y
observaciones que hagan los sujetos procesales, cumpliendo los requisitos
mínimos establecidos en la ley y el Reglamento del Sistema Pericial Integral de la
Función Judicial.

Si bien conforme con el sistema de libre convicción o sana crítica racional no


existen pruebas con un valor determinado o tasadas, es indudable dado -el
avance de la tecnología- que la pericia, cuando es seria y fundada en
conocimiento científicos o técnicos, resulta de gran importancia en la formación del
convencimiento del juzgador. Por eso el juez o jueza no puede descalificar el
informe pericial desde el punto de vista científico, técnico, ni modificar el alcance
de sus conclusiones, fundándose en sus conocimientos o deducciones
personales. En otras palabras no le está permitido sustituir al perito, como éste
tampoco puede sustituir al juez.

Excepcionalmente, el juez o jueza pueden desatender un informe pericial e incluso


tomar su resolución en oposición a éste, cuando las conclusiones son irracionales
o no se encuentren debidamente demostradas o no tiene suficientes fundamentos
conforme a las reglas de la lógica y de la experiencia común.
La importancia del informe pericial cuando éste es objetivo, imparcial,
responsable, podemos resumirla en la siguiente cita: “Las conclusiones de una
pericia pueden contradecir la mejor declaración de inocencia (Roger, 1999) y,
como bien dice Londoño Jiménez (1979) desde su vasta experiencia judicial, en
las conclusiones de los dictámenes, en especial de los legistas, suele estar escrita
la sentencia del tribunal”8. Cuando un informe pericial no cumpla con los
parámetros mínimos de la técnica aplicable a la materia, a fin de no sacrificar a la
justicia, es pertinente ofrecer un perito de control con el propósito de minar su
seriedad.

Con sobra de razón, se ha dicho que dada la importancia del informe pericial en el
ámbito judicial, pueden hacer que una pericia imposible sea de pronto posible y
acabe por sustentar un fallo adverso si no se encuentra controvertido por otro
experto.

Cuando el informe pericial es presentado por escrito, la jueza o juez o la o el fiscal,


tienen la obligación de subirlo al sistema informático respectivo y para constancia
de esta actividad procesal, se debe dejar registrado el número del código de
calificación de la o el perito. Debiendo dejar señalado que cuando se trata de
asuntos que la ley ha previsto como reservados, los informes periciales no deben
subirse al sistema informático, como por ejemplo: en delitos contra la integridad
sexual y reproductiva o en aquellos delitos en que estén involucrados
adolescentes.

b. Contenido del informe pericial.-

En cuanto al contenido del informe pericial, si se trata de presentarlo dentro de un


proceso penal, debe contener como mínimo los siguientes requisitos:

 Lugar y fecha de realización del peritaje.

8
RÍOS CARLOS IGNACIO, El Juicio Oral. Editorial Jurídica Nova. Argentina, 2007. Pág. 95.
 Identificación de la o el perito.
 Descripción y estado de la persona u objeto peritado.
 La técnica utilizada.
 La fundamentación científica.
 Ilustraciones gráficas cuando corresponda.
 Las conclusiones.
 Firma de la o el perito9.

Sin perjuicio de señalado anteriormente, el Consejo de la Judicatura ha diseñado


el formato y los requisitos que debe cumplir el informe pericial, conforme a los
artículos 20 y 21 del Reglamento del Sistema Pericial Integral de la Función
Judicial, que para conocimiento de los cursantes se incorporan en este ensayo.

FORMATO DE INFORME PERICIAL

Las peritas y peritos presentarán su informe de conformidad con lo establecido en


los artículos 19 y 20 del REGLAMENTO QUE REGULA EL SISTEMA PERICIAL
INTEGRAL DE LA FUNCIÓN JUDICIAL. Por lo tanto, el presente formato es de
uso obligatorio para la presentación de los informes periciales, sin perjuicio
de lo establecido en normas legales específicas.

“INFORME PERICIAL

1. DATOS GENERALES DEL JUICIO, O PROCESO DE INDAGACIÓN


PREVIA

9
Art. 511.6 del COIP.
TRIBUNAL/JUZGADO/FISCALÍA
No. de Proceso/No. de Indagación Previa o Instrucción Fiscal
Nombre y Apellido del Perito/a
Profesión, Oficio, Arte, o Actividad calificada
No. de Calificación y Acreditación
Fecha de terminación de la calificación y acreditación
Dirección de contacto
Teléfono fijo de contacto
Teléfono celular de contacto
Correo electrónico de contacto

2. PARTE DE ANTECEDENTES, en donde se debe delimitar claramente el


encargo realizado, esto es, se tiene que especificar claramente el tema sobre el
que informará en base a lo ordenado por el juez, el fiscal y/o lo solicitado por las
partes procesales.

3. PARTE DE CONSIDERACIONES TÉCNICAS O METODOLOGÍA A


APLICARSE, en donde se debe explicar claramente, cómo aplican sus
conocimientos especializados de su profesión, arte u oficio, al caso o encargo
materia de la pericia. El perito/a deberá relacionar los contenidos de sus
conocimientos especializados con el objeto de la pericia encargada. Analizará si
son pertinentes o no la aplicación de sus conocimientos especializados al caso
concreto materia de su informe.

4. PARTE DE CONCLUSIONES, luego de las consideraciones técnicas, se


procederá a emitir la opinión técnica, o conclusión de la aplicación de los
conocimientos especializados sobre el caso concreto analizado. Se prohíbe todo
tipo de juicios de valor sobre la actuación de las partes en el informe técnico. El
informe solamente versará sobre los hechos consultados y ordenados,
establecidos en los antecedentes, y nada dirá sobre el accionar de las partes
procesales en el caso en particular. Las conclusiones solamente se referirán a los
temas materia de la pericia debidamente delimitados y explicados en los
antecedentes. Cualquier otro criterio adicional a la delimitación de la pericia no
será tomado en cuenta al momento de resolver, y será tomado en consideración
para la evaluación del perito/a.

5. PARTE DE INCLUSIÓN DE DOCUMENTOS DE RESPALDO, ANEXOS, O


EXPLICACIÓN DE CRITERIO TÉCNICO, deberá sustentar sus conclusiones ya
sea con documentos y objetos de respaldo (fotos, copias certificadas de
documentos, grabaciones, etc.); y/o, con la explicación clara de cuál es el sustento
técnico o científico para obtener un resultado o conclusión específica. Se debe
exponer claramente las razones especializadas del perito/a para llegar a la
conclusión correspondiente. No se cumplirá con este requisito si no se sustenta la
conclusión con documentos, objetos, o con la explicación técnica y científica
exigida en este numeral. El perito/a deberá razonar y motivar diáfanamente la
razón de sus dichos, esto es, justificar desde todo punto de vista las conclusiones
que incluya en el informe. En caso de que no fundamente sus conclusiones y esto
sea informado por el juez, la jueza, o el/la fiscal, será considerado al momento de
la evaluación del perito.

6. OTROS REQUISITOS, si la ley procesal correspondiente determina la inclusión


de requisitos adicionales a los establecidos por el reglamento, la perita y el perito
debe hacerlo constar necesariamente en su informe pericial de conformidad con
dicha exigencia legal.

7. INFORMACIÓN ADICIONAL, el perito o la perita podrá incluir cualquier otro


tipo de información adicional a los numerales anteriores, siempre y cuando la
misma ayude a clarificar sus explicaciones y/o conclusiones; y, siempre y cuando
esta información se encuentre dentro de los límites del objeto de la pericia.

8. DECLARACIÓN JURAMENTADA, el perito o la perita deberá en la parte final


del informe, declarar bajo juramento que su informe es independiente y
corresponde a su real convicción profesional, así como también, que toda la
información que ha proporcionado es verdadera.

9. FIRMA Y RÚBRICA, al final del informe se deberá hacer constar la firma y


rúbrica del perito o perita, el número de su cédula de ciudadanía, y el número de
su calificación y acreditación pericial.”

También podría gustarte