Está en la página 1de 2

La serpiente es uno de los animales más temidos por el ser humano

debido al veneno que algunas especies poseen pero sobretodo a la mala


fama que ha adquirido a lo largo del tiempo.

Son animales que se originaron hace mucho tiempo atrás, en el período


Cretácico y que hasta hoy día nos siguen fascinando por sus
peculiaridades.

Entre ellas el no poseer extremidades y a pesar de esto poder


desplazarse en cualquier superficie, lo que hace aún más interesante a
estos reptiles.

De estos animales se conocen unas 3460 especies esparcidas


alrededor del mundo, de las cuales solo 450 son venenosas.
Algunas serpientes son capturadas para el aprovechamiento de su piel o
para la alimentación de las personas, lo que da lugar al lamentable
peligro de extinción de unas cuantas especies.

Características de la serpiente
Las serpientes se encuentran habitando la tierra desde hace mas de 150
millones de años. Investigaciones realizadas sobre fósiles encontrados
arrojan que estas especies evolucionaron a partir de lagartos acuáticos.

El tamaño de estas especies puede variar, pueden llegar a medir de 10


cm hasta 10 metros de longitud dependiendo de la especie.
El esqueleto de estos animales está formado por vertebras, por
ejemplo, la serpiente pitón posee al menos 400 vertebras.
La mandíbula superior de las serpientes no se encuentra fijada al cráneo,
lo que le ofrece flexibilidad para devorar animales con un tamaño
significativo.

Estos animales no poseen extremidades por lo que se desplazan


gracias al aprovechamiento de sus escamas, siendo específicamente las
ventrales las que permiten el movimiento hacia delante e impiden que se
desvíe hacia los lados.
Las serpientes se desplazan de diferentes formas, la más común es
realizando ondulaciones laterales de su cuerpo, que comienza en la
cabeza y termina en su cola.
Estos reptiles tienen un sentido de la visión limitado y hacen uso de su
lengua para reconocer olores e interactuar con el medio donde se
encuentran.
Con su lengua realizan un movimiento hacia arriba y abajo, luego
devuelven su lengua a la boca para saber si se trata de algo comestible o
si se encuentra en peligro.

Su cola es al menos el 20% de la longitud de su cuerpo.

Las serpientes son consideradas animales solitarios y que se aíslan


de otras especies, es muy rara la vez que dos serpientes sean vistas
juntas, esto solo puede ocurrir en épocas de apareamiento y de
hibernación.
Dónde habitan las serpientes
Las serpientes tienen la capacidad de poder vivir en cualquier lugar,
por esto habitan regiones selváticas y zonas tropicales con una
temperatura constante.
También pueden ser encontrados en desiertos y sabanas, incluso en el
agua, arboles y debajo de la tierra.