Está en la página 1de 9

Instituto Politécnico Nacional

Centro Interdisciplinario de Ciencias de la Salud


Unidad Santo Tomás
Licenciatura en Psicología
Ciclo: 2020-2
Unidad de Aprendizaje: Desarrollo Psicológico de la
Infancia y la Adolescencia
Maestra: Ortiz Mancera Maria Ofelia
Investigación de Inteligencias Múltiples
Fecha de entrega: 13 de Marzo de 2020
Grupo: 1PM23
Equipo:
Estrella González Jimena Mayte
Ortega Giron Diego Israel
Ramírez Reyes Sharon Itzel
Ruíz Hernández Bella Abril
Tinoco Vargas Julieta

Espacio para Observaciones de la Profesora:

ÍNDICE

1
OBJETIVO. 3
INTRODUCCIÓN. 3
DESARROLLO. 3
● Inteligencia Lingüística. 3
● Inteligencia Musical. 4
● Estudios y Estadísticas (Niñez Media en la población mexicana). 5
● Actividades que se pueden realizar para favorecer las características
de las Inteligencias Múltiples. 6
CONCLUSIONES. 7
REFERENCIAS. 7

Actividad: Inteligencias Múltiples en la Niñez Intermedia

2
OBJETIVO.

Reconocer la importancia de las inteligencias múltiples en la niñez media para


explorar y perfeccionar habilidades, conocimientos, y emociones que favorecen la
construcción de la autoconfianza, y la valoración como una parte fundamental para
la identidad en esta etapa.

INTRODUCCIÓN.

Durante muchos años ha sido una incógnita el saber cómo es que los niños
adquieren su inteligencia y cómo fomentarla y surgieron muchos autores que
investigan sobre este tema tales como Howard Gardner con la teoría de
inteligencias múltiples, según la cual las capacidades cognitivas de los seres
humanos son siete; la inteligencia lingüística, la lógico-matemática, la física-
cinestésica, la musical, la espacial y la social que se divide en dos la interpersonal e
intrapersonal. En esta investigación solo nos enfocaremos a la inteligencia
lingüística y la musical. La primera se trata de la capacidad de utilizar de forma
creativa y eficaz las palabras, tanto de forma oral como escrita y la inteligencia
musical es la capacidad de percibir, discriminar, transformar y expresar las formas
musicales. Incluye la sensibilidad al ritmo, al tono y al timbre. Gardner defiende la
idea de las inteligencias que tenemos los seres humanos diciendo que no son
dependientes las unas de las otras, que pueden operar aisladas según las
exigencias que nos implique una tarea. Estas inteligencias se pueden fomentar a lo
largo de la vida siempre y cuando se disponga a estímulos adecuados.

La investigación de cómo poder aplicarla en niños ha sido muy variada, Mejía-Arauz


(2015), dice que las prácticas educativas están limitando a los niños para que
desarrollen estas habilidades. Hay estadísticas en donde hay un mayor desarrollo
de estas habilidades gracias a su plan de estudios.

La finalidad de esta investigación es encontrar actividades en las que puedan


fortalecer y desarrollar estas habilidades para tener un mejor desempeño no solo en
ámbitos académicos sino a otros diferentes a estos.

DESARROLLO.

Howard Gardner desarrolló la Teoría de las Inteligencias múltiples describiendo la


inteligencia como: “Habilidad para resolver problemas o para elaborar productos que
son de importancia en un contexto cultural o en una comunidad determinada.”
(Gardner H, 1994)
Esta teoría nos ayuda a entender y respetar las diferencias individuales de cada
uno. En su libro “Estructuras de la Mente” se describen 8 tipos de Inteligencia:
Lingüística, Lógico-matemática, Musical, Espacial, Kinestésico-motriz o corporal,
Interpersonal, Intrapersonal y Naturalista. Aquí solo explicaremos dos inteligencias:
la inteligencia lingüística y la inteligencia musical, a las que se acompaña una
descripción con información tomada del mismo Gardner (1994, 2006), de Armstrong
(2006), y de Nicholson-Nelson (1998).

La inteligencia se define como la capacidad para aprender, comprender, abstraer


información y resolver problemas, del mismo modo se habla de la capacidad de
elaborar productos dentro de un contexto socio-cultural. Autores como Adrián Owen,

3
neurocientífico británico, Amanda Céspedes, neuropsiquiatra chilena y Fernando
Gómez-Pinilla, neurocientífico de la Universidad de UCLA, señalan los diversos
elementos importantes para el desarrollo de la inteligencia.

Inteligencia Lingüística.

La inteligencia lingüística es aquella que engloba todas las capacidades


relacionadas con el lenguaje. Por lo tanto, hace referencia a la capacidad
comunicativa humana, tanto escrita como oral, siendo conocida también como
inteligencia lingüística verbal. Asimismo, se incluyen los diferentes dominios o
niveles de la palabra: morfológico, sintáctico y semántico.

Esta inteligencia implica habilidades tales como el entendimiento de las funciones


del lenguaje, aprendizaje de idiomas, comunicación de ideas, sensibilidad al
lenguaje oral y escrito, etc. Este tipo de inteligencia también se relaciona con el
pensamiento y la introspección, ya que permite una mayor reflexión acerca de las
ideas y los conocimientos. La inteligencia lingüística verbal es uno de los tipos de
inteligencia más estudiado, ya que junto a la inteligencia lógico-matemática, son las
que más relevancia han tenido en el sistema educativo formal y tradicional. (Torres,
A., 2015).

En cuanto a la localización cerebral de esta capacidad, se ubica mayoritariamente


en el hemisferio izquierdo del cerebro. En este hemisferio destacan dos áreas clave
en el lenguaje: el área de Broca y el área de Wernicke. La primera de ellas se
relaciona con la planificación y producción del lenguaje, mientras que la segunda se
asocia con la comprensión del mismo. El Área de Brocca es la responsable de la
producción de oraciones gramaticales. Una persona con esta zona lesionada puede
comprender palabras y frases sin ningún problema, pero encuentra dificultades para
construir las frases más sencillas. Al mismo tiempo, otros procesos mentales
pueden quedar completamente ilesos.
Esta inteligencia no se limita al modo en el que hablamos, sino que incluye también
la facilidad con la que escribimos y comprendemos lo que dicen los demás.(Kosslyn
S., 2008).

Inteligencia Musical.

La inteligencia musical de Howard Gardner guarda relación con las capacidades que
se poseen respecto a la música y a cualquier otra forma de expresión rítmica.
Comprende las habilidades para cantar, escuchar música, tocar instrumentos,
analizar los sonidos y crear música en general.

La inteligencia musical es una de las primeras en desarrollarse desde el nacimiento


de la persona. Desde bebés, existe la capacidad para balbucear e imitar tonos y
volumen de sonidos de otras personas. A partir de los dos años, se emiten
diferentes tonos de forma voluntaria y se exploran sonidos propios. Entre el cuarto y
sexto año de vida se identifica el período crítico de sensibilidad en cuanto a tonos y
sonidos. Respecto a la localización cerebral de la inteligencia musical, las áreas
implicadas se ubican principalmente en el hemisferio cerebral derecho,
concretamente, en el lóbulo frontal y temporal. (Alabau, I., 2019).

4
El hemisferio derecho del cerebro desempeña un papel importante en la percepción
y producción musical. Los niños “se identifican de inmediato por su forma de
moverse y cantar cuando están oyendo música, tienen opiniones claras acerca de
sus preferencias musicales, son sensibles a los sonidos no verbales en el ambiente
como el canto de los grillos y el tañido de campanas, oyendo cosas que los demás
pasaron por alto”. (Armstrong, 2001). La música se constituye en un medio de
expresión de sentimientos y emociones, las niñas y los niños son probablemente las
personas que utilizan más la música como medio para descansar, jugar, disfrutar o
realizar cualquier actividad de aprendizaje; es un acto espontáneo que los motiva a
poner ritmo a lo que hacen. La inteligencia musical ocasiona un gran impacto en el
estado del cerebro humano, y que los primeros años de la niñez se consideran los
más cruciales para el crecimiento del desarrollo musical. (Walkman, 2003)

Hay estudios que afirman hay una universalidad en el ser humano en lo referente a
la música y que hay una habilidad innata para el aprendizaje de los diferentes
sonidos, lo que se vería traducido años posteriores en una gran capacidad para
cantar y tararear, escuchar música, tocar instrumentos, componer canciones, asistir
a conciertos, seguir o marcar ritmos.(Kosslyn S., 2008).

Tabla De Características en los Niños de los dos tipos de Inteligencia según


Gardner

Área Destaca en... Le Gusta... Aprende Mejor...

Lingüístico-verbal Lectura, escritura, Leer, escribir, Leyendo,


narración de contar cuentos, escuchando y
historias, hablar, memorizar, viendo palabras,
memorización de hacer puzzles hablando,
fechas, piensa en escribiendo,
palabras discutiendo y
debatiendo

Musical Cantar, reconocer Cantar, tararear, Ritmo, melodía,


sonidos, recordar tocar un cantar,
melodías, ritmos instrumento, escuchando
escuchar música música y melodías
Cuadro traducido por Nuria de Salvador de Developing Students' Multiple Intelligences.
NICHOLSON-NELSON, K. ( New York: Scholastic Professional Books 1998).

Estudios y Estadísticas en la niñez media en la población mexicana.

De acuerdo con las proyecciones de la población del CONAPO en el 2018, la


población de niñas y niños en nuestro país fue de 26 millones 548 mil 4, lo que
representa el 21.3% del total de la población a nivel nacional. De esta, el 50.2%
corresponde a niños/niñas de 6 a 11 años.
Actualmente, de acuerdo a la demanda de educación primaria, 13 millones 315 mil
384 son niños/niñas de 6 a 11 años de edad que representan el 10.7% de la
población total.

5
De acuerdo a INEGI, de los 13 millones 315 mil 384, 6 millones 814 mil 938 de este
son niños, que el 97.7 por ciento de asisten a la escuela, y 6 millones 500 mil 446
son niñas con el 97.8 por ciento, asisten a la escuela.

La UNICEF en el 2019 comentó que 1 de cada 10 personas de 5 a 17 años, no


acudía a la escuela. En la primaria la inasistencia cae por debajo del 5% de la
población. De estos 2 millones 678 mil 570 niñas y niños, 122 mil no va por razones
de inseguridad, discriminación, o bien por la distancia a la que está la escuela. 1
millón 482 mil 826 niñas y niños del mismo rango de edad no estudian ni trabajan.

Actualmente, nos recuerda Mejía-Arauz (2015), que las prácticas educativas


institucionales, han creado una estructura con mayores limitaciones en la dinámica
social de los niños mexicanos. Esta estructura crea en los pequeños un
cronograma, dirigido por uno o varios adultos en sus vidas que, de cierta manera,
“los restringe en sus oportunidades de interactuar con otras personas con diversos
roles, con niños de diversas edades, y en una mayor diversidad de actividades y en
diversos contextos”. Esto ha propiciado que estos lugares que les estructuran su
vida, controle su motivación, su tiempo y sus actividades, provocando un impacto
severo en su socialización, educación y desarrollo.
Muchas de las primarias mexicanas, aún siguen basándose en la modalidad del
siglo XX, como algunos educadores suelen llamarle, en “instrucciones en línea de
ensamblaje”. Este factor de riesgo, como consecuencia, ha logrado individualizar a
los niños, en vez de activar la productividad de cada uno de ellos, y que puedan
participar colaborativamente en su grupo escolar. No obstante, vemos que este
factor no está exento en el escenario familiar. Esta exclusión, también provocada
por los aparatos electrónicos que llegamos a tener en casa y que suelen utilizarse
más como entretenimiento que como medio de desarrollo, podría llegar a perjudicar
en el aprendizaje, interacción social, su identidad y en las emociones del niño.

Nos dirigimos a este punto porque la comunicación en los niños, a esta edad, es
sumamente importante.

Según las estadísticas en un estudio de comparación de inteligencias de Costa Rica


en 2007 donde participaron 29 niños y 20 niñas, con edades entre los 8 y 12 años,
se encontraron diferencias significativas en la inteligencia lingüística (F:9,47; p <
0,01) entre escuelas MPC (3,24±1,24 puntos) y academicista (2,31±1,10 puntos).
Además, en la inteligencia musical se encontraron diferencias estadísticamente
significativas entre sexo (F:7,97; p < 0,05). (Serrano Madrigal A., 2007).

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE),


para el primer trimestre de 2014, la población ocupada como músico en México,
corresponde a poco más de 126 mil personas.

En algunos estudios realizados en Sudamérica. Citamos 4 de ellos, 3 realizados en


Chile y 1 en Argentina, los que entre sus diversos propósitos correlacionaron esta
inteligencia múltiple con el promedio de notas en matemática y el promedio general.
Los investigadores chilenos emplearon el test MIDAS para evaluar las inteligencias
múltiples y el investigador argentino comunica que las evaluó con una prueba de su
creación. Pizarro y Clark (2000) en estudiantes de Valparaíso del segundo año de
secundaria encontraron una correlación de 0,47 (p<0,001) [0,41 (p<0,001)] con el

6
promedio general en notas, y Andrade, Miranda y Freixas (2000) en estudiantes del
segundo año de secundaria de Santiago de Chile elaboraron un modelo de
regresión múltiple respecto del rendimiento en matemáticas en el que la inteligencia
lingüística explicaba el 1,2% de la variabilidad en el rendimiento escolar. (Aliaga J,
2012).

Actividades que se pueden realizar para favorecer las características de las


Inteligencias Múltiples.

Inteligencia Lingüístico-Verbal:

● Jugar con el niño/la niña a inventar y narrar historias o cuentos en voz alta.
Puede ayudar el padre para que el niño/la niña se exprese con más
motivación y soltura al contar sus historias.
● También es muy efectivo contarles cuentos a la hora de dormir para que se
relajen. Esto puede reforzar el vínculo entre padres e hijo/hija.
● Aprender palabras nuevas puede ayudar al niño/la niña a agilizar la memoria.
Se recomienda que empiecen por palabras fáciles, por ejemplo, en la casa,
que el niño empiece a señalar objetos de los cuales desconoce su nombre
para que, tanto el hijo como el padre, las repasen. Después, puede ir
buscando palabras que no conoce en sus cuentos o en el diccionario.
● Otra cosa que puede practicar son los crucigramas o sopas de letras.
● Que el niño/la niña empiece a crear o proponer juegos de palabras refuerza
esta inteligencia, además de que puede ayudarle a expresarse mejor.
● Una tarea que puede ser divertida para los chicos es el que escriban
regularmente textos breves, como secretos, y los compartan a la hora de la
comida. Mejoran su caligrafía y externan cualquier inquietud o evento en su
día.
● Que platiquen los chicos cómo estuvo su día a la hora de comer, puede
ayudar a su autoconcepto y su autoconfianza.

Inteligencia Musical:

● El/La niño/niña, al tener un mayor dominio de movimientos controlados y


precisos, puede empezar a improvisar sonidos, al igual que imitar una
canción, con elementos cotidianos, como una olla o con las cucharas de la
cocina, e incluso, crear esos sonidos haciendo uso de su cuerpo. Esto puede
ayudar mucho a la memoria.
● También, puede considerarse el que el niño/la niña, pueda empezar a tocar
un instrumento. Se recomienda que explore todos los instrumentos hasta
encontrar el que más le guste.
● Ir a clases de música o que se inscriba a un coro musical. Esto también
puede ayudar a la participación social del niño/la niña, conviviendo con otros
niños que le guste las mismas cosas que a él/ella.
● Que practique silbar, tararear o cantar sus canciones favoritas.
● Poner al niño/niña a escuchar canciones y que identifique los diferentes
instrumentos que se presentan y las emociones que le producen al
escucharlos.
● Proponer que al niño/la niña que, después de un día de escuela, para
relajarse, se le ponga música. De preferencia, instrumental.

7
● Que preste atención a los sonidos cotidianos y del entorno, y encontrar ritmo
entre ellos. Se puede jugar con ellos fingiendo ser una cosa e imitando el
sonido de este.
● Realizar diferentes actividades cotidianas, como lavar los platos o recoger la
mesa, con música, así como adaptar y elegir la música de acuerdo con las
tareas que se realizan y el estado emocional del niño/niña.
● Si el niño se porta bien durante toda la semana, crear como premio, acudir a
diferentes presentaciones musicales como conciertos o recitales.

CONCLUSIONES.

En síntesis, Gardner plantea que:


● Las inteligencias múltiples son un medio para comprender el intelecto
● Su fin es mejorar el entendimiento del mundo
● Es decir, comprender el mundo físico y el de la expresión humana
● Y también, la capacidad de usar el conocimiento en situaciones reales
● La escuela brinda diferentes procesos y múltiples patrones de pensamiento
● Para evaluar el entendimiento se requiere una evaluación auténtica
● Está basada en el desempeño de los alumnos donde demuestran todas sus
potencialidades en todas las áreas especialmente la cognición
● Se atiende y respeta las diferencias individuales de los educandos.

De acuerdo a lo investigado podemos concluir que estas inteligencias son de suma


importancia en el desarrollo del niño ya que esto les ayuda a desarrollarse de una
mejor manera en el infante puesto que la inteligencia lingüística les permite
desarrollar el lenguaje y la musical a expresarse rítmicamente. Creemos firmemente
en que estas inteligencias se deben de desarrollar al máximo en esta etapa tan
importante en los infantes, pero lastimosamente en México no se suelen tomar
mucho en cuenta, en especial la musical ya que tienen algunas personas la idea de
que explotando tu inteligencia musical no lograrás nada.
Ambas son importantes, cada una tiene su ámbito.
Unas recomendaciones que nosotros consideramos es el que los padres de familia
se informen sobre las inteligencias existentes que sus hijos pueden desarrollar y
una vez conociendolas fomentar a profundidad cada una de ellas.

REFERENCIAS.

1. Alabau, I. (2019). Qué es la inteligencia musical y ejemplos. Psicología-Online


2. Craig, G. (2004). Desarrollo Psicológico. México: Prentice Hall.
3. Gardner H. (1994). Estructuras de la mente. La teoría de las inteligencias
múltiples. México: Fondo de Cultura Económica.
4. García Alarcón G. (2005). Las inteligencias múltiples en la escuela secundaria: el
caso de una institución pública del Estado de México. Tiempo de Educar, vol.6.
núm.12.pp. 289-315, Universidad Autónoma del Estado de México, México.
5. Kosslyn, Stephen M. (2008). Procesos cognitivos. España: Pearson.
6. Serrano Madrigal, Ariana (2007). Comparación de las inteligencias múltiples en
niños(as) que pertenecen a escuelas con distintos modelos pedagógicos. MHSalud,
4(1),1-11.[fecha de Consulta 12 de Abril de 2020]. ISSN: 1659-097X.
7. Torres, A. (2015). Inteligencia musical, la capacidad eternamente infravalorada.
Psicología y mente.

8
9

También podría gustarte