Está en la página 1de 2

¿Creatividad lingüística o lenguaje machista?

Habladores: hombre y mujer los creó.

Las consecuencias del machismo en Latinoamérica y, sobre todo, en República


Dominicana son una realidad triste e innegable. Ya la gente lee, ve y escucha, sin
extrañeza, los trágicos sucesos que día tras día enlutan a decenas de personas en todo
el país. En lo que va de año, al menos, media docena de mujeres ha muerto a mano de
sus parejas y ex parejas. Son muchos los factores que se pueden esbozar con el fin de
explicar este comportamiento troglodita de dichos «hombres», pero me voy a limitar a
mencionar solo uno: educación.

El machismo no solo se manifiesta por medio de la violencia física hacia las mujeres.
Tampoco es un virus que afecta, exclusivamente, a los hombres. Esta conducta
también está presente en las féminas, y muchos varones son víctimas de esta
problemática. Claro está que los hombres y mujeres machistas son el producto de una
sociedad que, desde todos sus sectores, favorece este comportamiento.  

El machismo o androcentrismo (el hombre como centro) es una vertiente del sexismo
que se manifiesta de diversas formas. Una de estas, y la que vamos a analizar aquí, es
el denominado lenguaje machista. Es muy común que hombres y mujeres utilicen la
lengua como herramienta de discriminación hacia el género femenino y, aunque
muchos no lo crean, hacia el masculino.

Son los hombres quienes, con mayor frecuencia, profieren frases que pueden resultar
ofensivas. Muchas de estas alocuciones están vinculadas con la conducta sexual. Para
muestra un botón: «una llave que abre muchos candados es una llave maestra; y un
candado que se abre con muchas llaves no sirve». Esta odiosa comparación es una
prueba de que en nuestra sociedad se reconoce al hombre que demuestra ser un «Don
Juan» y se condena a la más ardiente de las hogueras a las chicas que han estado con
más de un varón. Las mujeres, por su parte, manifiestan su conducta machista en
expresiones como: «amarren sus perras porque mi perro está suelto». Frase muy
común entre algunas madres quienes entienden que su hijo tiene «licencia» para
hacer lo que le dé la gana con las muchachas que se le pongan «fáciles». Porque para
ellas (que fueron criadas bajo las sombras del machismo) su muchacho es un «macho»
y, como tal, tiene derecho a llevarse entre sus piernas a las que se le pongan por
delante. Si estos dos ejemplos te resultan insuficientes, déjame mostrarte un cuadro
que, con tan solo cuatro términos, expresa mucho mejor la presencia del lenguaje
machista en nuestra sociedad:

Palabras Definición machista

Zorro Héroe, justiciero

Zorra Puta

Perro Mejor amigo del hombre


Perra Puta

Aventurero Osado, valiente, arriesgado

Aventura Puta

Cualquier Fulano, mengano, zutano

Cualquiera Puta
 
En fin, el machismo se ha colado en nuestras vidas como una epidemia que no
discrimina a quien ataca. Una afección que, al parecer, no tendrá cura porque quienes
tienen los medios para empezar a combatirla están demasiado ocupados con «leyes»
que se cuecen en un «congreso» que no termina de entender para qué existe. Uno que
se ha convertido en una simple «cueva» de negociantes políticos.

También podría gustarte