Está en la página 1de 14

LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA EN COLOMBIA: UNA MIRADA A TRAVÉS DE LOS MANUALES DE ENSEÑANZA

MUTUA DE 1825 Y 1845

CLAUDIA ALEJANDRA BERMÚDEZ


Universidad del Cauca
Correo electrónico: cabermudez@unicauca.edu.co

Resumen: El presente texto tiene como elemento central El método de enseñanza Mutua o Método
Lancasteriano, acogido en la naciente República de Colombia a partir de 1821, fecha en la cual se
promulgó la constitución en la ciudad de Cúcuta que pretendía homogenizar y difundir la educación
para la formación de los nuevos ciudadanos. Por consiguiente se centra en la descripción de dos de
los manuales donde se plasma los modos de proceder del sistema de Enseñanza Mutua, un primer
manual fechado en 1826 y otro manual reorganizado y fechado en 1845, con la intención de
realizar semejanzas, diferencias, reflexiones.

Palabras claves: Enseñanza mutua, Historia de la educación, manuales, maestro 

Introducción.

A finales del siglo XVIII y a lo largo del siglo XIX surgen grandes cambio a nivel global, en
Europa se presentan revoluciones, surgen movimientos intelectuales, nuevas formas de pensar,
rupturas, que se trasladan por diversos medios a Latinoamérica y por consiguiente a la Nueva
Granada.
 
En el presente escrito se pretende abordar “el método de enseñanza mutua
o lancasteriano”, como elemento principal del proceso de enseñanza durante un periodo de la
historia de Colombia, basados especialmente en la descripción de dos manuales, un primer manual
fechado en 1825 y el otro en 1845, una fuente primaria de gran importancia dado que se exponen
las formas de proceder de la enseñanza.

El tema es fundamental por su trascendencia, la cual permite indagar el sentido de diversos


discursos que hacen parte del contexto histórico en la formación de los ciudadanos

1
LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA EN COLOMBIA: UNA MIRADA A TRAVÉS DE LOS MANUALES DE ENSEÑANZA
MUTUA DE 1825 Y 1845

colombianos después de la independencia, con la intención de institucionalizar la instrucción


pública, la gran influencia en la formación de maestros, la  influencia en los inicios de las escuelas
normales, la intencionalidad a la hora de “formar” los nuevos ciudadanos. Así pues, los
manuales son fuentes que se utilizan para dar sustento, confirmar o rebatir la intencionalidad en la
educación de la época y su estudio devela elementos del contexto histórico, además expone los
inicios de la escuela como institución, de elementos pedagógicos en Colombia.

Su estudio se considera pertinente porque se da una mirada al pasado, que a su vez permite


reflexionar sobre la importancia e impacto que ha tenido en la educación bajo una  perspectiva
histórica, que posibilita también su análisis en la actualidad dado que se obtiene una visión
integradora e histórica de elementos que cambian y prevalecen en la institución escolar.

Metodología

El método utilizado es cualitativo y su enfoque histórico hermenéutico. Se presenta la interpretación


del discurso de la época, además de una reflexión teórica, a partir de documentos históricos en este
caso los Manuales, teniendo como base la “arqueología del saber” texto del autor Foucault (1969)
que considera que los enunciados, el discurso de cada época resulta incomparable con el discurso
de las demás, es decir, todo aquello que queda registrado en los documentos es un discurso que
devela formas de proceder y elementos dominante.

La Enseñanza Mutua en la Nueva República

El Método de Enseñanza Mutua se presentó en Inglaterra, se propagó en Europa y


posteriormente llega a Latinoamérica a las nacientes Repúblicas (México, Argentina, Colombia, entre
otras), época en el cual el discurso de la educación toma gran protagonismo. A la llegada del siglo
XIX este método fue relevante e influenció en los inicios de la institución escolar, dado que la
escuela no nace como algo natural y no es producto del destino. Al respecto Pineau (2001) expresa:
“La escuela moderna nació como una “máquina de educar”: una tecnología replicable y masiva para

2
LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA EN COLOMBIA: UNA MIRADA A TRAVÉS DE LOS MANUALES DE ENSEÑANZA
MUTUA DE 1825 Y 1845

aculturar grandes capas de la población similar a las maquinas tejedoras que empezaban a producir
textiles en masa” (p.30).

Durante el paso del periodo colonial a República, la escuela se afianza como institución dentro del
territorio que actualmente es Colombia, institución entendida por Martínez (1986) como una entidad
autónoma “… un lugar separado y delimitado por sus propias especificidades, con el horario,
como su tiempo, con sus actividades propias que encierran la práctica pedagógica ”(p.27). No
obstante, el período de transición esta permeado por la lucha de la emancipación de la
metrópoli española a principio de siglo XIX y es en la República donde se organizan los espacios de
entrenamiento de maestros llamadas Normales, delimitando sus funciones y procedimientos de
enseñanza.

Fue oficialmente en la Constitución del año 1821, en las reformas educativas del Congreso de


Cúcuta que se consideraron varias cuestiones que influyeron en las bases de la
instrucción pública y se consideró la necesidad de establecer un método uniforme en todo el
territorio nacional,  el artículo 14 de la ley 15 de 1821.

Así mismo, las escuelas normales tuvieron su sustento legal a partir del 6 de agosto de 1821
donde se proclama libertad e independencia, y la educación es vista como el vehículo que llevará  a
ellas (la ley de supresión de conventos 1, entre otros), posteriormente en 1822 se expide un decreto
que ordenaba la creación de escuelas normales en Bogotá, Quito y Caracas (ley de enero 26 de
1822). Aunque es “con el decreto 2 de noviembre de 1844 que la escuela normal se transforma de
escuela primaria, dedicada al entrenamiento de la enseñanza mutua desde 1822, en una institución
formadora de maestros y apoyada en los principios y la práctica de la pedagógica ” (Ríos, B, 2005, p,
72).

1
28 de julio de 1821

3
LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA EN COLOMBIA: UNA MIRADA A TRAVÉS DE LOS MANUALES DE ENSEÑANZA
MUTUA DE 1825 Y 1845

La utilización de monitores en el Método fue un factor determinante para la creación de las


Normales, consistía en una estructura piramidal que permitía la movilidad de los alumnos a
monitores y luego a maestros: “Cuando una escuela de enseñanza mutua se empleaba como
modelo para enseñar el método se le denominaba Escuela Normal ” (Zuluaga G, 1996, p. 271), en
este primer momento se buscaba entrenar y certificar a los maestros en el método.

Los manuales de Enseñanza Mutua de 1825 y 1845: realizando comparación

Los manuales del Método de Enseñanza Mutua son fundamentales porque describen las


actividades que deben seguirse, constituyéndose en un soporte en los inicios de
la institución escolar, así como en la introducción de conceptos en la educación. El manual es un
elemento imprescindible que sirve como fuente primaria para la investigación histórica (Ossenbach &
Somoza, 2009) porque está inscrito en un contexto, refleja la intencionalidad, Intereses, jerarquiza y
en este caso sistematiza una metodología que contribuye a la extensión de la alfabetización e
instruir a gran cantidad de niños.

En 1826 José María Triana expone el manual del sistema de Enseñanza Mutua aplicado
a las Escuelas Primarias de los niños, al que al parecer solo se realizó la traducción sin cambiar
nada o adaptarlo al contexto de Colombia. Este se inicia con un Prefacio que contiene: la historia del
método, sus fundadores, destaca la labor filantrópica de los personajes que han apoyado y aportado
económicamente, todo enmarcado en el contexto de Gran Bretaña “el Duque Bedford y Lord
Somerville visitaron la escuela en los primeros días, y se hicieron los amigos y protectores del
método” (M, E,M, 1826, p 2), la educación se muestra como una labor de caridad y como “un deber
religioso” (M, E,M, 1826, p 5). Cabe aclarar que en el método se promueve una aparente igualdad,
en la que coincide el momento histórico de las ideas liberales, siendo aceptados en la
escuela independiente de su religión y se expresa en el manual que: “se evita todo lo que pudiere

4
LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA EN COLOMBIA: UNA MIRADA A TRAVÉS DE LOS MANUALES DE ENSEÑANZA
MUTUA DE 1825 Y 1845

chocar con los sentimientos relijiosos 2 de los otros, o tender al proselitismo, que todas las sectas y
partidos envían sus hijos a esas escuelas con la mayor confianza ” (M, E,M, 1826, p 8), aunque
implícitamente contiene un antagonismo porque se promueve una estructura piramidal a la hora de
enseñar. Del mismo modo, el manual direcciona la “instrucción de los más pobres” para el
trabajo, mostrando así, una sociedad con grandes divisiones de clases, donde no se pretende una
movilidad social, o una educación crítica, sino un lugar de ocupación, de entrenamiento que lleva a
la repetición, disciplina y donde a los pobres “los habitúa a la subordinación y al freno ” (M, E,M,
1826, p 8).
 
Al terminar el Prefacio, enseguida, aparece una primera parte llamada “Salón de la escuela
y sus enseres” que  engloba todas las especificaciones del lugar, siendo esto objeto de toda
planificación (por lo menos en el papel). El espacio físico debe contener varias características a la
hora de su construcción e inclusive de la compra de enseres y materiales, por ejemplo “el alto de las
paredes se proporcionará a lo largo del salón; puede variar de 11 a 16 pies” (M, E,M, 1826, p
9); incluye las características arquitectónicas, medidas, materiales, especificaciones de los bancos y
las mesas, la organización de patios e inclusive se expone que debe haber un tablado del maestro
situándolo más arriba de los demás dando la visión de autoridad, de mando y haciendo tangible esa
estructura piramidal. 

El aula se convierte en un elemento primordial para llevar a cabo el proceso de


encadenamiento de funciones para el sistema, volviéndose un ambiente rutinario; los enseres son
los recursos para llevar a cabo las clases, siendo elementos muy recursivos como las cajas de arena
donde se dibuja el alfabeto, “Bancos y mesas de la primera clase, o clase de arena” (M, E, M, 1826,
p 16). Se clasifica al niño en un estado de aprendizaje, pasa de la primera clase a la segunda,  si
cumplió con los requisitos, luego a la tercera y así sucesivamente hasta llegar a la última clase,
organizando horarios, siendo primordial la administración del tiempo y el espacio.
  

2
Las citas son textuales, en el siglo XIX no se utilizaba la letra “g” ni la “y”

5
LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA EN COLOMBIA: UNA MIRADA A TRAVÉS DE LOS MANUALES DE ENSEÑANZA
MUTUA DE 1825 Y 1845

En esta segunda parte también está contenida la “ Divisa de mérito y distintivo de clase ” (M,
E,M, 1826, p 25) que se refiere a la señalización por parte de los monitores a los niños de acuerdo a
su rendimiento, disciplina y aseo, siendo este último un elemento de gran importancia; esta
señalización pretende ser un castigo o un reconocimiento fomentando la individualidad y la
competencia: “distintivo del conversador”, “distintivo del perezoso”, o “buen niño” (M, E,M, 1826, p
25), los monitores son los encargados de elegir estos estudiantes resaltando las relaciones de poder
entre ellos, el profesor solo es vigilante.

En el manual se presentan materiales para llevar el control y la administración de la escuela:


listas de clase, punteros, reloj campanillas: “usase de una campanilla, para dirigirse
a los movimientos de los niños, a fin de que, en cuanto sea posible, se eviten las voces de mando ”
(M, E, M, 1826, p 26)
 
De igual modo, se reitera las reglas generales para la construcción del salón de clases, dado
que es de gran importancia que asista el mayor número de niños porque esto influye notablemente
en el costo por estudiante, es decir, entre más niños asistan, más económicos y pequeño es el costo
por cada uno, siendo este elemento importante que influyó en la popularidad y adopción del método
en Europa y Latinoamérica.
 
En la Segunda parte se presenta características y especificaciones del “Método de
enseñanza", la cual se considera fundamental porque explica cada cosa que debe hacerse,  una
instrucción entre la moral y la técnica, es memorística y repetitiva, expresa  las funciones y
organización en la instrucción de cada parte que participa: maestro, monitores, estudiantes,
proponiendo de forma incipiente conceptos pedagógicos, didácticos, pero también se hace visible las
relaciones de poder y la rigidez del método que “ se funda en un principio de orden y disciplina, por
medio del cual los alumnos bajo la dirección del maestro, siguen un curso de instrucción mutua ” (M,
E, M, 1826, p 33), los monitores instruyen a los demás niños mientras el maestro observa y vigila

6
LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA EN COLOMBIA: UNA MIRADA A TRAVÉS DE LOS MANUALES DE ENSEÑANZA
MUTUA DE 1825 Y 1845

sin importar el número de niños (500 o 1000 niños), también se escogen inspectores que ayudan
con la labor.

Se expresa que las asignaturas principales de instrucción son: aritmética, lectura y escritura,
de manera progresiva; cada grupo elige un monitor quien debe entregar informes al maestro, el niño
corrige a otro niño alejándose cada vez más del maestro; para la escritura y la lectura se utiliza como
texto principal el viejo y el nuevo testamento, el método tiene una estructura rígida, promueve la
obediencia y se busca más que el aprendizaje, la memoria y la rapidez en los procesos.  
 
Por último la Tercera parte “De la disciplina de la escuela, con inclusión de las calidades y
deberes del maestro, y de los monitores”, donde se encuentra cada cosa que deben hacer los
monitores (generales, subalternos, etc.); el maestro es quien los elije al ser distinguidos, tienen gran
cantidad de funciones académicas como disciplinares por su capacidad y buena conducta pero a su
vez se encargan de premiar o castigar a los otros niños. Las funciones del maestro son muy
limitadas en este primer manual (1826), el maestro casi no tiene contacto directo con los niños, no
tiene gran influencia en la enseñanza, está atado al manual, no se le da la oportunidad de
proponer, es un sujeto que controla y es controlado constantemente. 
 
Para 1846 el manual de Enseñanza tiene varios cambios: este ya es redactado
por José María Triana quien es el director general de Instrucción pública para la fecha, al principio
se habla de “generalizar los conocimientos más indispensables a todas las clases de la sociedad ”
(Triana, 1845, p. 2), cambiando en parte la concepción filantrópica de la educación que se
le otorgaba. El manual se aplica principalmente a la escritura, lectura, aritmética y se agregan dos
materias que son: Doctrina cristiana y dibujo lineal, aunque en el anterior manual se dictaba la
cátedra de doctrina cristiana de manera implícita, en este ya se le da una organización por clases y
se explica cómo se instruye a los niños. Para la instrucción de las área se siguen utilizando la forma
progresiva y secuencial “los niños que tiene unas mismas nociones en uno de los ramos de
enseñanza, se colocan en una sola clase ”(Triana, 1845, p 2), este manual presenta

7
LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA EN COLOMBIA: UNA MIRADA A TRAVÉS DE LOS MANUALES DE ENSEÑANZA
MUTUA DE 1825 Y 1845

situaciones más flexibles en cuanto al número de niños que conforma un grupo de estudiantes de


una clase y dice “si todos supiesen lo mismo no formara si no una clase, i si solo tres o cuatro tienen
unos mismos conocimientos ellos solo lo formaran”(Triana, 1845, p 2), el Manual de
1846 está dividido en capítulos (no en partes) en este manual no se reitera las especificaciones
arquitectónicas y del espacio, en cambio se enfatiza más en la metodología de enseñanza. 

Inicia con el capítulo 1 “Escritura”  donde se va explicando de forma clara todo lo que se


realiza en cada clase, el monitor de lectura sigue siendo importante ya que debe corregir, allí se
habla de la postura de cuerpo: “habito de una posición, haciéndose tomar bien el lápiz, que el
cuerpo este derecho explicando porque se debe hacer así”(Triana, 1845, p 4), además de
la precisión del tiempo en la realización de cada actividad, “de modo que en 30 o 32 minutos pueden
escribirse cuatro lecciones” (Triana, 1845, p7). Es importante resaltar la importancia que se le da al
maestro haciéndolo más participe en la enseñanza, delegándoles otras funciones, aunque el monitor
general sigue siendo una característica fundamental del sistema: el monitor general por
diferentes órdenes, hace colocar los niños cerca de la plataforma del maestro ” (Triana, 1845, p 10).
En la clase de lectura sigue utilizándose la biblia como libro principal “se ejercitan en los cuadros
que contiene extractos de la biblia. Máximas del evangelio, sentencias morales o estudio del
catecismo” (Triana, 1845, p 14). Asimismo la metodología utilizada tiene como base la memoria y la
repetición. 
 
Posteriormente, el capítulo 2 contiene elementos para la enseñanza de la lectura, que se
combina con otras áreas como la geografía “… así es que en ellas puede enseñarse
la gramática castellana, principios de geografía i cuales quiera otra materias que se redacten para
este fin” (Triana, 1845, p 11) diciendo con esto que ya no solo se utiliza la biblia para la enseñanza. 

El Capítulo 3  contiene la aritmética y su proceso.  Aunque se reitera que el número de niños


no es limitado a la clase, es decir no se ahonda en especificidades de medida de los bancos o de
otros enseres pero se prioriza en el orden y la disciplina. Un elemento nuevo y de gran importancia

8
LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA EN COLOMBIA: UNA MIRADA A TRAVÉS DE LOS MANUALES DE ENSEÑANZA
MUTUA DE 1825 Y 1845

es que se busca facilitar la enseñanza, hacerla más didáctica y para ello, de manera


inicial, se proponen combinar algunos elementos de la Metodología de Pestalozzi, exponiéndose en
un pie de página, “entonces la enseñanza de gramática, de la geografía y otras ciencias sería un
juego para los maestros i su aprendizaje una diversión interesante para los niños ” (Triana, 1845, p
23), dándole protagonismo a la forma de enseñanza, al bienestar y la comprensión del niño.
 
José María Triana a lo largo del manual expresa la importancia del maestro, lo considera un
elemento del sistema, no solo en la jerarquización de funciones o como sujeto de poder, sino como
un guía del proceso. El maestro debe conocer el manual, debe estar preparado, tener
una formación para guiar a los demás niños, es decir, las funciones ya no son solo de
tipo memorístico ni cumplir con el manual de forma lineal, sino que debe proponer y facilitar el
aprendizaje, “pero nada de esto puede verse mientras no haya una escuela normal perfectamente
montada, donde aprendan a ser maestros los que se dediquen a esta carrera tan despreciada hasta
ahora” (Triana, 1845, p 31)
 
La Doctrina Cristiana, como metodología de enseñanza, es la protagonista del Capítulo 4,
aparece de manera explícita dentro del manual, reafirmando su lugar, no sólo dentro de la escuela,
sino dentro de la sociedad misma. Más adelante en este manual se explica el método para la
enseñanza del dibujo lineal, una nueva área “se compone de reglas, escuadras, lápices,
compas…”, El manual plantea que debe ser fundamental complementar la formación moral y
elemental con la técnica, dejando abierta la posibilidad para que los niños prosigan en sus estudios y
no solo la enseñanza elemental sino en los estudios secundarios.

Por último, se especifican las funciones de los monitores generales, los monitores


particulares y todos aquellos que conforman la estructura para poner en marcha el Método de
Enseñanza mutua, sus deberes antes y después de la clase, puesto que sobre ellos sigue pesando
gran responsabilidad. Los premios y castigos siguen siendo parte del método clasificando a los niños

9
LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA EN COLOMBIA: UNA MIRADA A TRAVÉS DE LOS MANUALES DE ENSEÑANZA
MUTUA DE 1825 Y 1845

buenos y malos, aclarando que “los castigos deben ser aplicados solamente por el maestro ” (Triana,
1845, p. 39).
 
En las observaciones al final del documento, Triana elabora una crítica y reflexión sobre la
forma de enseñanza, habla sobre la importancia de la preparación del maestro y la exaltación de
este oficio, además de la importancia en la dotación de las escuelas, “ sin embargo de que en las
escuelas primarias no deben enseñarse sino las materias detalladas en el manual,  que son
indispensables para las ultimas clases de la sociedad, porque los pudientes proporcionarán después
a sus hijos la instrucción que les acomode ” (Triana, 1845, p 57). También exalta la enseñanza de la
música en la escuela primaria “penetra el alma con impresiones profundas y variadas ” (Triana, 1845,
p 58), diciendo por último: “ Quiera el cielo que siguiendo los pasos de los que han mejorado la
instrucción primaria en las naciones europeas, principalmente en Alemania, logremos al fin ver
siquiera una imperfecta imitación de aquellas magnificas escuelas …” (Triana, 1845, p 60).  
 

Resumen comparativo: Manuales de 1826 y 1845


 
Manual de enseñanza Mutua 1826  Manual de enseñanza Mutua 1846 
Marco legal. Desde 1822 se expide un decreto Marco legal. Decreto dos de noviembre de 1844 la
para la creación de Escuelas Normales. Escuela Normal se transforma en una institución
Entrenamiento de la enseñanza mutua.  formadora de maestros  
Manual adaptado por José María Triana  Redactado por José María Triana  

Triana director de una Escuela Normal en Bogotá  Triana Director General de Instrucción Pública  

El Manual de E. Mutua buscaba homogeneizar y El Manual de E. Mutua buscaba homogeneizar y


uniformizar la educación  uniformizar la educación 
Prefacio ( donaciones, contexto de Inglaterra)  Sin prefacio. 

Dividido y organizados por partes(tres partes)  Organizado y dividido por capítulos(nueve capítulos) 

10
LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA EN COLOMBIA: UNA MIRADA A TRAVÉS DE LOS MANUALES DE ENSEÑANZA
MUTUA DE 1825 Y 1845

Se pretende la instrucción a los niños pobres  Se pretende la instrucción a todas las clases de la
sociedad, se enfatiza en las clases bajas 
Maestro es el encargado de seguir las Maestro tiene otras funciones, propone, es guía, moldea
instrucciones del manual  elementos de la enseñanza 
Maestro se aleja más de los estudiantes, un Maestro más cerca a los estudiante 
vigilante que controla 
Utilización de monitores con diversas funciones  Utilización de monitores con diversas funciones 

El espacio y la arquitectura se especifica, se No se exponen los elementos arquitectónicos y del


propone como elemento primordial  espacio 
Se exponen elementos pedagógicos de forma Se exponen elementos pedagógicos 
incipiente 
Se propone la enseñanza de forma mecánica, Se propone la enseñanza de forma mecánica repetitiva,
repetitiva y memorística,   memorística y se agregan otros elementos para facilitar el
aprendizaje 
Se proponen solo tres áreas de enseñanza:  Se aumentan otras áreas de enseñanza: dibujo lineal,
doctrina cristiana e implícitamente se busca la enseñanza
Lectura y escritura, matemática, 
de la geografía y castellano.  
Se utiliza solo la biblia para la lectura y escritura, Se utiliza la biblia y otros libros para la enseñanza de la
algunos otros elementos para enseñar aritmética  lectura, algunos otros elementos para enseñar aritmética 
Se enseña implícitamente la doctrina cristiana  Se enseña explícitamente la doctrina cristiana.

Se propone solo la enseñanza elemental  Se propone la enseñanza para que algunos puedan tener
continuidad en la secundaria. 
Solo se habla de la enseñanza con el método Se habla del método lancasteriano con algunos puntos de
lancasteriano  la metodología de Pestalozzi 
No se presentan observaciones  Se presentan observaciones redactadas por de José
María Triana al final, una crítica a la escuela. 
Elaboración Propia.

11
LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA EN COLOMBIA: UNA MIRADA A TRAVÉS DE LOS MANUALES DE ENSEÑANZA
MUTUA DE 1825 Y 1845

Conclusiones
 
En la República se plantea una educación para todos, la inclusión de grandes capas de la población;
esto conlleva urgente a la formación de maestros, dándose consecuentemente la congregación
de un grupo de discípulos en un espacio y los inicios de la escuela. Allí delimita sus contornos
(espacio, tiempo, modos de proceder, etc), se organiza un espacio físico determinado, ya no es el
convento o la educación doméstica como se presentaba en la colonia, es un sitio delimitado y
organizado para tal fin. 

El estado central buscó expandirlo iniciándose la creación de Normales. Pese a las críticas que se le
hicieron al método por su rigidez, porque se buscaba memorizar, se consideró un elemento
fundamental para romper con la monarquía y acoger las ideas liberales. Se buscó homogeneizar en
el nuevo orden político, incluir nuevos actores en los inicios de la nación, una integración política y
social sometidos a un mismo poder político en un territorio.  
 
En general se observan grandes cambios y diferencias entre los dos manuales, aunque se
presentan en diferentes momentos histórico, uno en 1826 y otro en 1845 se aprecia cambios en: el
discurso, la forma, en la organización, siendo esto influyente en la concepción de la pedagogía como
ciencia, en las practicas pedagógicas, en la mirada que se le da al maestro y como elemento
fundamental plantea las bases para los nuevos conceptos pedagógicos, el nacimiento de la escuela,
la formación del maestro.

12
LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA EN COLOMBIA: UNA MIRADA A TRAVÉS DE LOS MANUALES DE ENSEÑANZA
MUTUA DE 1825 Y 1845

Bibliografía

Artículo 4, plan general de estudios superiores 182

Ley de enero 26 de 1822

[S.A.] (1826). Manual del sistema de enseñanza mutua aplicado a las escuelas primarias de los
niños. Bogotá: Impreso por S.S. Fox.

Martínez, A. (1986). Escuela maestro y métodos en Colombia 1750-1820. . Colombia: Universidad


pedagógica nacional.

Ossenbach, G & Somoza, J. (2009). Los Manuales escolares como fuente primaria para la historia
de la educación en América Latina. Madrid. Ediciones UNED.

Pineau, P. 2001. ¿Por qué triunfo la escuela? O la modernidad dijo: “esto es educación y la escuela
respondió “yo me ocupo”. En: Braslavsky, C. La escuela como Maquina de educar. Tres escritos
sobre un proyecto de la modernidad. (PP. 27 – 50). Buenos Aires: Paidós

Ríos, R. (2015). La ciencia de la educación. Entre universalismo cultural. Revista iberoamericana de


educación. N° 38. Recuperado el 22 de septiembre de 2015, en
http://www.rieoei.org/edcomp01.htm

13
LA INSTRUCCIÓN PÚBLICA EN COLOMBIA: UNA MIRADA A TRAVÉS DE LOS MANUALES DE ENSEÑANZA
MUTUA DE 1825 Y 1845

Triana, R. (1845a). Manual de enseñanza mutua para las escuelas de primeras letras, redactado por
José María Triana, comisionado especialmente al efecto por el Director Jeneral de Instrucción
Pública. Bogotá: Impreso por J. A. Cualla.

Zuluaga G, O. (1996). Las escuelas normales en Colombia (durante las Reformas de Francisco de
Paula Santander y Mariano Ospina Rodríguez). En: Revista Educación y Pedagogía. (pp. 263-268).
Facultad de Educación. No. 12-13

14

También podría gustarte