Está en la página 1de 144

MISAL POPULAR

“Toda parroquia está llamada a ser el espacio donde se recibe y acoge la Palabra, se
celebra y se expresa en la adoración del Cuerpo de Cristo, y, así, es la fuente dinámica
del discipulado misionero” (cf. Aparecida 170-173).
Con motivo de la celebración de los 15 años de la Diócesis de Fontibón, viviendo
la alegría de la fe junto con el Pueblo de Dios, leyendo los signos de los tiempos y
las necesidades evangelizadoras, presento el recurso pastoral “Regalo de Amor, Misal
diario para el pueblo de Dios”. Les ayudará a alimentar la fe y la vida espiritual para
vivirla en las familias y celebrarla en las comunidades parroquiales de nuestra Diócesis.
Que la reflexión de la Palabra, los lleve a una participación más viva y profunda de la
liturgia.

Bogotá, noviembre 23 de 2018


X Juan Vicente Córdoba Villota, sj
Obispo de Fontibón

REGALO DE AMOR Director


MISAL MENSUAL
P. Arnoby Álvarez Charry
AÑO II, No. 13

Textos y diseño gráfico Editor


Editorial San Pablo Jr. César Buitrago, ssp

Reflexiones
P. William Segura © San Pablo
Carrera 46 No. 22A-90
Tel.: 3682099 – Fax: 2443943
Derecho de distribución Diócesis de Fontibón E-mail: editorial@sanpablo.co
Carrera 98 No. 17A - 81 www.sanpablo.co
Tel.: 4181036 – Cel.: 304 1032666
E-mail: comunicaciones@diocesisdefontibon.com Distribución
Departamento de Ventas
Distribución Calle 17A No. 69-67
Encuentra tu "Regalo de Amor", misal popular, Tel.: 4114011 – Fax: 4114000
en las parroquias de la Diócesis de Fontibón. E-mail: direccioncomercial@sanpablo.co
PAPA FRANCISCO SOBRE LA JUSTICIA
PERFECTA Y LA MISERICORDIA
INFINITA

La Sagrada Escritura nos presenta a Dios como mise-


ricordia infinita, pero también como justicia perfecta.
¿Cómo conciliar las dos cosas? ¿Cómo se articula la rea-
lidad de la misericordia con las exigencias de la justicia?
Podría parecer que sean dos realidades que se contradicen;
en realidad no es así, porque es justamente la misericordia
de Dios que lleva a cumplimiento la verdadera justicia.
Si pensamos en la administración legal de la justicia, se trata de una justicia retributiva,
que aplica una pena al culpable, según el principio que a cada uno debe ser dado lo que
le corresponde. Como recita el libro de los Proverbios: “Así como la justicia conduce a la
vida, el que va detrás del mal camina hacia la muerte” (11, 19). Pero este camino no lleva
todavía a la verdadera justicia porque en realidad no vence el mal, sino simplemente lo
circunscribe. En cambio, es solo respondiendo a esto, con el bien, que el mal puede ser
verdaderamente vencido. Entonces hay aquí otro modo de hacer justicia que la Biblia nos
presenta como camino maestro a seguir. Se trata de un procedimiento que evita recurrir
a un tribunal y prevé que la víctima se dirija directamente al culpable para invitarlo a la
conversión, ayudándolo a entender que está haciendo el mal, apelándose a su conciencia.
Es este el modo de resolver los contrastes al interno de las familias, en las relaciones entre
esposos o entre padres e hijos, donde el ofendido ama al culpable y desea salvar la relación
que lo une al otro. No corten esta relación, este vínculo. Cierto, este es un camino difícil.
Requiere que quien ha sufrido el mal esté listo a perdonar y desear la salvación y el bien de
quien lo ha ofendido. Pero solo así la justicia puede triunfar, porque, si el culpable recono-
ce el mal hecho y deja de hacerlo, es ahí que el mal no existe más, y aquel que era injusto
se hace justo, porque es perdonado y ayudado a encontrar la camino del bien. Y aquí está
justamente el perdón, la misericordia.
Es así que Dios actúa en relación a nosotros pecadores. El Señor continuamente nos
ofrece su perdón y nos ayuda a acogerlo y a tomar conciencia de nuestro mal para poder
liberarnos. Porque Dios no quiere nuestra condena, sino nuestra salvación. ¡Dios no quiere
la condena de ninguno, de ninguno! Y este es el corazón de Dios, un corazón de Padre que
ama y quiere que sus hijos vivan en el bien y en la justicia, y por ello vivan en plenitud y
sean felices.
Oro por ustedes y los bendigo.
Fuente: Catequesis del Papa Francisco
sobre la justicia perfecta y la misericordia infinita.

3
Planeador

Domingo Lunes Martes


La frase del mes

Si quieres ir rápido, ve solo:


si quieres ir lejos, ve junto con alguien.
Proverbio Popular

5 6 7

12 13 14

19 20 21

26 27 28

4
nero
Miércoles Jueves Viernes Sábado
1 2 3 4

8 9 10 11

15 16 17 18

22 23 24 25

29 30 31

5
ORDINARIO DE LA MISA

RITOS INICIALES
Canto de entrada
Si no hay canto de entrada, se recita la antífona de entrada.

Saludo
S. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. –Amén.
El sacerdote, extendiendo las manos, saluda a la asamblea con una de las fórmulas siguientes:

Tiempo de Adviento:
El Señor, que viene a salvarnos, esté con todos ustedes. –Y con tu espíritu.
Tiempo de Navidad:
La paz y el amor de Dios, nuestro Padre, que se han manifestado en Cristo, nacido
para nuestra salvación, estén con todos ustedes. –Y con tu espíritu.
Acto penitencial
Los fieles se preparan para celebrar la Eucaristía, reconociendo sus pecados:
1. El Señor Jesús, que nos invita a la mesa de la Palabra y de la Eucaristía, nos llama
ahora a la conversión. Reconozcamos, pues, que somos pecadores e invoquemos
con esperanza la misericordia de Dios.

En los domingos:
En el día en que celebramos la victoria de Cristo sobre el pecado y sobre la
muerte, reconozcamos que estamos necesitados de la misericordia del Padre
para morir al pecado y resucitar a la vida nueva.

Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante ustedes, hermanos, que he pecado


mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión. Por mi culpa, por mi culpa, por
mi gran culpa. Por eso ruego a santa María, siempre Virgen, a los ángeles, a los
santos y a ustedes, hermanos, que intercedan por mí ante Dios, nuestro Señor.
El acto penitencial termina con la petición de perdón al Señor, que recita el sacerdote:
Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nues­tros pecados y
nos lleve a la vida eterna. –Amén.

6
Pueden usarse las invocaciones siguientes:
2. Al comenzar esta celebración eucarística, pidamos a Dios que nos conceda la con-
versión de nuestros corazones; así obtendremos la reconciliación y se acrecentará
nuestra comunión con Dios y con nuestros hermanos.

Tiempo de Adviento:
I
Tú que viniste al mundo para salvarnos: Señor, ten piedad.
–Señor, ten piedad.
Tú que nos visitas continuamente con la gracia de tu Espíritu: Cristo, ten piedad.
–Cristo, ten piedad.
Tú que vendrás un día a juzgar nuestras obras: Señor, ten piedad.
–Señor, ten piedad.
Dios todopoderoso…
Tiempo de Navidad:
I
Hijo de Dios, que, nacido de María, te hiciste nuestro hermano: Señor, ten piedad.
–Señor, ten piedad.
Hijo del hombre, que conoces y comprendes nuestra debilidad: Cristo, ten piedad.
–Cristo, ten piedad.
Hijo primogénito del Padre, que haces de nosotros una sola familia: Señor, ten piedad.
–Señor, ten piedad.
Dios todopoderoso…

Gloria
Gloria a Dios en el cielo, y en la tierra paz a los hombres que ama el Señor. Por tu inmensa
gloria te alabamos, te bendecimos, te adoramos, te glorificamos, te damos gracias, Señor
Dios, Rey celestial, Dios Padre todopoderoso. Señor, Hijo único, Jesucristo. Señor Dios,
Cordero de Dios, Hijo del Padre; tú que quitas el pecado del mundo, ten piedad de noso-
tros; tú que quitas el pecado del mundo, atiende nuestra súplica; tú que estás sentado a la
derecha del Padre, ten piedad de nosotros; porque solo tú eres Santo, solo tú Señor, solo tú
Altísimo, Jesucristo, con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre. Amén.

Oración colecta
Acabado el himno, el sacerdote, con las manos juntas, dice la oración.

7
LITURGIA DE LA PALABRA
– Primera lectura
– Salmo
– Segunda lectura
– Evangelio

Profesión de fe
Credo niceno-constantinopolitano
Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visi-
ble y lo invisible. Creo en un solo Señor, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre
antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero,
engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que
por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu
Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado
en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las
Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con
gloria para juzgar a vivos y muertos, y su reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo,
Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe
una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una,
santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo bautismo para el perdón de los peca-
dos. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén.

Oración universal
El sacerdote invita a los fieles a orar, por medio de una breve monición, por las necesidades de la
Iglesia y del mundo.

LITURGIA EUCARÍSTICA

Preparación de los dones


Se lleva el pan y el vino al altar. También se recogen los dones para la Iglesia local y para los pobres.

Presentación del pan


Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este pan, fruto de la tierra y del trabajo del
hombre, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos; él será para nosotros pan
de vida. –Bendito seas por siempre, Señor.
El sacerdote dice en secreto:
Por el misterio de esta agua y este vino, haz que compartamos la divinidad de quien se ha
dignado participar de nuestra humanidad.

8
Presentación del vino
Bendito seas, Señor, Dios del universo, por este vino, fruto de la vid y del trabajo del hom-
bre, que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos; él será para nosotros bebida
de salvación. –Bendito seas por siempre, Señor.
El sacerdote dice en secreto:
Acepta, Señor, nuestro corazón contrito y nuestro espíritu humilde; que este sea hoy nues-
tro sacrificio y que sea agradable en tu presencia, Señor, Dios nuestro.
Luego el sacerdote, de pie a un lado del altar, se lava las manos, diciendo en secreto:
Lava del todo mi delito, Señor, y limpia mi pecado.

Oración sobre las ofrendas


El sacerdote, de pie en el centro del altar, de cara al pueblo, extendiendo y juntando las manos, dice:
Oren, hermanos, para que este sacrificio mío y de ustedes, sea agradable a Dios, Padre
todopoderoso.
R/. El Señor reciba de tus manos este sacrificio, para alabanza y gloria de su nombre,
para nuestro bien y el de toda su santa Iglesia.
Luego el sacerdote dice la oración sobre las ofrendas.

PLEGARIA EUCARÍSTICA
El sacerdote comienza la plegaria eucarística con el prefacio. Dice:
S. El Señor esté con ustedes.
R/. Y con tu espíritu.
S. Levantemos el corazón.
R/. Lo tenemos levantado hacia el Señor.
S. Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
R/. Es justo y necesario.
El sacerdote prosigue el prefacio, con las manos extendidas. Al final del prefacio junta las ma-
nos y, en unión con el pueblo, concluye el mismo prefacio, cantando o diciendo con voz clara:
Santo, Santo, Santo…

PREFACIO DE NAVIDAD I: Cristo luz


En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en
todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno. Porque por el misterio
de la Palabra encarnada, la luz nueva de tu gloria se desplegó ante los ojos de nuestra

9
alma, para que, mientras conocemos a Dios visiblemente, seamos por Él arrebatados
al amor de lo invisible. Por eso, con los Ángeles y los Arcángeles, con los Tronos y las
Dominaciones y con todos los coros celestiales, cantamos sin cesar el himno de tu
gloria: Santo, Santo, Santo…
PREFACIO DE NAVIDAD II: Restauración universal en la Encarnación
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y
en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Cristo, Señor
nuestro. El cual, en el misterio de esta fiesta venerable, habiendo sido invisible en su
naturaleza, se hizo visible al adoptar la nuestra; y, engendrado en la eternidad, fue
dado a luz en el tiempo; para que, al levantar en sí mismo todo lo caído, restaurara
el universo entero y llamase al hombre perdido de nuevo al Reino de los Cielos. Por
eso, nosotros, unidos a todos los ángeles, te alabamos y te aclamamos llenos de ale-
gría: Santo, Santo, Santo…

PREFACIO DE SANTA MARÍA VIRGEN I:


La Maternidad de la Bienaventurada Virgen María
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en
todo lugar, Señor, Padre santo, Dios omnipotente y eterno. Y alabar, bendecir y pro-
clamar tu gloria en la (solemnidad, fiesta, memoria, conmemoración, natividad) de
Santa María, siempre virgen. Porque ella concibió a tu único Hijo por obra del Espí-
ritu Santo, y conservando la gloria de su virginidad, hizo resplandecer sobre el mundo
la luz eterna, Jesucristo, Señor nuestro. Por Él, los Ángeles y los Arcángeles alaban tu
majestad, te adoran las Dominaciones, se estremecen las Potestades. Te celebran, uni-
dos en la alegría, los cielos, las Virtudes celestiales y los santos Serafines. Permítenos
asociarnos a sus voces cantando humildemente tu alabanza: Santo, Santo, Santo…
PREFACIO DE EPIFANÍA: Cristo, luz de las naciones
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en
todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno. Porque revelaste hoy, en
Cristo, para iluminar a todos los pueblos, el misterio de nuestra salvación: y al mani-
festarse en nuestra carne mortal, nos renovaste con la gloria de su inmortalidad. Por
eso, con los Ángeles y los Arcángeles con los Tronos y las Dominaciones y con todos
los coros celestiales, cantamos sin cesar el himno de tu gloria: Santo, Santo, Santo…

PREFACIO DEL BAUTISMO DEL SEÑOR


En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre
y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno. Porque acom-
pañaste con maravillosos prodigios el nuevo Bautismo en el Jordán, para que, por
la voz venida del cielo creyéramos que tu Palabra habita entre los hombres, y por
el Espíritu Santo, que descendió sobre Él en forma de paloma, reconociésemos a

 10
Cristo, tu Siervo, ungido con óleo de alegría, y enviado a anunciar la salvación a
los pobres. Por eso, los Ángeles te celebran con júbilo eterno y nosotros unimos a
ellos nuestras voces cantando sin cesar: Santo, Santo, Santo…

PREFACIO DE LOS SANTOS PASTORES:


Presencia de los santos Pastores en la Iglesia
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre
y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Jesucristo,
Señor nuestro. Porque de tal manera concedes a tu Iglesia regocijarse con la fiesta de
san N., que la fortaleces con el ejemplo de su vida, la instruyes con su palabra y la
proteges con su intercesión. Por eso, con los Ángeles y con la multitud de los Santos
te cantamos el himno de alabanza, diciendo sin cesar: Santo, Santo, Santo...

PREFACIO COMÚN I: Restauración universal en Cristo


En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre
y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Jesucristo,
Señor nuestro. Pues fue de tu agrado restaurar en Él todos los seres; y de su pleni-
tud nos concediste recibir todas las cosas. Pues Él, siendo de naturaleza divina, se
anonadó a sí mismo y, por su sangre derramada en la cruz, infundió la paz en todo
lo que existe; de esta manera fue exaltado sobre la creación entera y fue constituido
fuente de salvación eterna para todos los que le obedecen. Por eso, con los Ángeles
y los Arcángeles con los Tronos y las Dominaciones, y con todos los coros celestia-
les, cantamos sin cesar el himno de tu gloria: Santo, Santo, Santo…

PREFACIO DE LA SANTÍSIMA EUCARISTÍA I:


El sacrificio y el sacramento de Cristo
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y
en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Jesucristo, Señor
nuestro. Quien, como verdadero y eterno Sacerdote, al instituir el sacrificio de la eter-
na alianza, se ofreció a ti como primera víctima de salvación, y nos mandó perpetuar
esta ofrenda en conmemoración suya. Su carne, inmolada por nosotros, es alimento
que nos fortalece; su Sangre derramada por nosotros, es bebida que nos purifica. Por
eso, con los Ángeles y los Arcángeles, con los Tronos y las Dominaciones, y con todos
los coros celestiales, cantamos sin cesar el himno de tu gloria: Santo, Santo, Santo…

PREFACIO DOMINICAL I: Misterio pascual y pueblo de Dios


En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y
en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, por Jesucristo, Señor
nuestro. Quien, por su misterio pascual, realizó la obra maravillosa de llamarnos de
la esclavitud del pecado y de la muerte a la gloria de ser linaje elegido, sacerdocio

11 
real, nación consagrada, pueblo de tu propiedad; y para que llamados por ti de las
tinieblas a tu luz admirable, proclamemos ante el mundo tus maravillas. Por eso,
con los Ángeles y los Arcángeles, con los Tronos y las Dominaciones, y con todos los
coros celestiales, cantamos sin cesar el himno de tu gloria: Santo, Santo, Santo…

PREFACIO DOMINICAL VIII: La Iglesia congregada por la unidad de la Trinidad


En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y
en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios omnipotente y eterno. Porque por la sangre
de tu Hijo y por la fuerza del Espíritu quisiste congregar de nuevo junto a ti, en
la unidad, a los hijos disgregados por culpa del pecado; para que la Iglesia, pueblo
reunido por la unidad de la Trinidad, para alabanza de tu infinita sabiduría, fuera
conocida como cuerpo de Cristo y templo del Espíritu. Por eso, unidos a los coros
de los ángeles, te aclamamos llenos de alegría, diciendo: Santo, Santo, Santo…

PREFACIO DE LOS SANTOS MÁRTIRES I: Testimonio y ejemplo de los mártires


En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre
y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios omnipotente y eterno. Porque la sangre
de san (santa) N., mártir, derramada como la de Cristo para confesar tu nombre,
manifiesta las maravillas de tu poder, por el cual conviertes la debilidad en fortaleza,
y al hombre débil lo fortaleces para que dé testimonio de la espera dichosa de tu
Reino por Jesucristo, Señor nuestro. Por eso, con las Virtudes celestiales, en la tierra
siempre te alabamos, proclamando tu grandeza sin cesar: Santo, Santo, Santo…

PREFACIO DE LOS APÓSTOLES I: Los Apóstoles, pastores del pueblo de Dios


En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre
y en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios omnipotente y eterno. Porque no aban-
donas a tu rebaño, Pastor eterno, sino que por medio de los santos Apóstoles lo
cuidas con protección continua, para que sea conducido por los mismos servidores
a quienes tu Hijo dio la misión de anunciar el Evangelio. Por eso, con los Ángeles y
los Arcángeles, con los Tronos y las Dominaciones, y con todos los coros celestiales,
cantamos sin cesar el himno de tu gloria: Santo, Santo, Santo…

PREFACIO DE LAS SANTAS VÍRGENES Y DE LOS SANTOS RELIGIOSOS:


El signo de la vida consagrada a Dios
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y
en todo lugar, Señor, Padre santo, Dios omnipotente y eterno. Pues en los Santos
que, por el reino de los cielos, se consagraron a Cristo, celebramos tu providencia
admirable, por la cual, vuelves a llamar a la santidad original al género humano
y le haces pregustar los dones que habrá de poseer en el cielo. Por eso, con todos
los Ángeles y Santos, te alabamos, proclamando sin cesar: Santo, Santo, Santo…

 12
PLEGARIA EUCARÍSTICA II
En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias, Padre san-
to, siempre y en todo lugar, por Jesucristo, tu Hijo amado. Por Él, que es tu Palabra,
hiciste todas las cosas; tú nos lo enviaste para que, hecho hombre por obra del Espí-
ritu Santo y nacido de María, la Virgen, fuera nuestro Salvador y Redentor. Él, en
cumplimiento de tu voluntad, para destruir la muerte y manifestar la resurrección,
extendió sus brazos en la cruz, y así adquirió para ti un pueblo santo. Por eso, con
los Ángeles y los Santos, proclamamos tu gloria, diciendo: Santo, Santo, Santo...
Santo eres en verdad, Señor, fuente de toda santidad; por eso te pedimos que
santifiques estos dones con la efusión de tu Espíritu, de manera que se conviertan
para nosotros en el Cuerpo y X la Sangre de Jesucristo, nuestro Señor.
El cual, cuando iba a ser entregado a su pasión, voluntariamente aceptada, tomó
pan, dándote gracias, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo:

TOMEN Y COMAN TODOS DE ÉL, PORQUE ESTO ES MI CUERPO, QUE SERÁ


ENTREGADO POR USTEDES.

Del mismo modo, acabada la cena, tomó el cáliz, dando gracias te bendijo y lo
dio a sus discípulos, diciendo:

TOMEN Y BEBAN TODOS DE ÉL, PORQUE ESTE ES EL CÁLIZ DE MI SANGRE,


SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA, QUE SERÁ DERRAMADA POR USTE-
DES Y POR MUCHOS PARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS. HAGAN ESTO EN
CONMEMORACIÓN MÍA.

Aclamación
Este es el Sacramento de nuestra fe.
Anunciamos tu muerte, proclamamos tu resurrección. ¡Ven, Señor Jesús!
Así, pues, Padre, al celebrar ahora el memorial de la muerte y resurrección de tu
Hijo, te ofrecemos el pan de vida y el cáliz de salvación, y te damos gracias porque
nos haces dignos de servirte en tu presencia.
Te pedimos humildemente que el Espíritu Santo congregue en la unidad a cuantos
participamos del Cuerpo y la Sangre de Cristo. Acuérdate, Señor, de tu Iglesia,
extendida por toda la tierra;
En los domingos:
Acuérdate, Señor, de tu Iglesia, extendida por toda la tierra; y reunida aquí
en el domingo, día en que Cristo ha vencido a la muerte y nos ha hecho
partícipes de su vida inmortal,

13 
* y con el Papa N., con nuestro Obispo N., y todos los pastores que cuidan de tu
pueblo, llévala a su perfección por la caridad.

En la misa de bautismo de niños:


Acuérdate también de nuestros hermanos (N. y N.) (de aquellos hermanos
nuestros) que hoy has hecho renacer del agua y del Espíritu Santo, librándo-
los del pecado; tú, que los has incorporado, como miembros vivos, al cuerpo
de Cristo, inscribe también sus nombres en el libro de la vida.
En la misa del matrimonio:
Acuérdate de tus hijos (N. y N.) que en Cristo, hoy han fundado una nueva
familia, iglesia doméstica y sacramento de tu amor, y concédeles que la gracia
de este día se prolongue a lo largo de toda su vida.
En la misa por los difuntos:
Recuerda a tu hijo (hija) N., a quien llamaste (hoy) de este mundo a tu pre-
sencia; concédele que, así como ha compartido ya la muerte de Jesucristo,
comparta también con Él la gloria de la resurrección.

Acuérdate también de nuestros hermanos que se durmieron en la esperanza de la


resurrección, y de todos los que han muerto en tu misericordia; admítelos a con-
templar la luz de tu rostro. Ten misericordia de todos nosotros, y así, con María, la
Virgen Madre de Dios, su esposo san José, los Apóstoles y cuantos vivieron en tu
amistad a través de los tiempos, merezcamos, por tu Hijo Jesucristo, compartir la
vida eterna y cantar tus alabanzas.
Por Cristo, con Él y en Él, a ti, Dios Padre omnipotente, en la unidad del Espíri-
tu Santo, todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos. Amén.

RITO DE LA COMUNIÓN
Una vez depositados el cáliz y la patena sobre el altar, el sacerdote, con las manos juntas, dice:

Fieles a la recomendación del Salvador y siguiendo su divina enseñanza, nos atre-


vemos a decir:
Extiende las manos y, junto con el pueblo, continúa:
Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu
Reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de
cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que
nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal.

 14
Líbranos de todos los males, Señor, y concédenos la paz en nuestros días, para que, ayuda-
dos por tu misericordia, vivamos siempre libres de pecado y protegidos de toda perturba-
ción, mientras esperamos la gloriosa venida de nuestro Salvador Jesucristo.
–Tuyo es el Reino, tuyo el poder y la gloria, por siempre, Señor.

RITO DE LA PAZ
Señor Jesucristo, que dijiste a tus Apóstoles: “La paz les dejo, mi paz les doy”, no tengas en
cuenta nuestros pecados, sino la fe de tu Iglesia y, conforme a tu palabra, concédele la paz
y la unidad. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. –Amén.
La paz del Señor esté siempre con ustedes. –Y con tu espíritu.
Si es oportuno, el diácono o el sacerdote invita a los fieles a darse la paz.
Dense fraternalmente la paz.

FRACCIÓN DEL PAN


El gesto de la fracción del pan significa que quienes nos alimentamos del pan de vida, que es Cristo,
formamos un solo cuerpo. Mientras el sacerdote hace la fracción del pan se canta o se dice:
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, danos la paz.

COMUNIÓN
A continuación el sacerdote, con las manos juntas, dice en secreto:
Señor Jesucristo, Hijo de Dios vivo, que por voluntad del Padre, coo­perando el
Espíritu Santo, diste con tu muerte la vida al mundo, líbrame, por la recepción de
tu Cuerpo y de tu Sangre, de todas mis culpas y de todo mal. Concédeme cumplir
siempre tus mandamientos y jamás permitas que me separe de ti.
Muestra a los fieles el pan eucarístico.
Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Dichosos los invitados a la
Cena del Señor.
Y, juntamente con el pueblo dice:
Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para
sanarme.
El sacerdote dice en secreto:
El Cuerpo de Cristo me guarde para la vida eterna.
Después toma el caliz y dice en secreto:
La Sangre de Cristo me guarde para la vida eterna.
15 
CANTO DE COMUNIÓN
Si no hay canto se dice la antífona de la comunión. Terminada la comunión, se puede orar en silen-
cio por algún espacio de tiempo. También se puede cantar algún salmo de alabanza.

RITO DE CONCLUSIÓN
El Señor esté con ustedes. –Y con tu espíritu.
La bendición de Dios todopoderoso, Padre, Hijo X y Espíritu Santo, descienda sobre
ustedes. –Amén.

El diácono o el sacerdote dice: O bien:


Pueden ir en paz. La alegría del Señor sea nuestra fuerza.
–Demos gracias a Dios. Pueden ir en paz.
–Demos gracias a Dios.

Cántico de Zacarías
EL MESÍAS Y SU PRECURSOR - Lc 1, 68-79

Bendito sea el Señor, Dios de Israel, le sirvamos con santidad y justicia,


porque ha visitado y redimido en su presencia, todos nuestros días.
a su pueblo, Y a ti, niño, te llamarán
suscitándonos una fuerza de salvación Profeta del Altísimo,
en la casa de David, su siervo, porque irás delante del Señor
según lo había predicho desde antiguo a preparar sus caminos,
por boca de sus santos profetas. anunciando a su pueblo la salvación,
Es la salvación que nos libra el perdón de sus pecados.
de nuestros enemigos Por la entrañable misericordia
y de la mano de todos de nuestro Dios,
los que nos odian; nos visitará el sol que nace de lo alto,
ha realizado así la misericordia que para iluminar a los que viven
tuvo con nuestros padres, en tiniebla
recordando su santa alianza y en sombra de muerte,
y el juramento que juró para guiar nuestros pasos
a nuestro padre Abraham. por el camino de la paz.
Para concedernos que, libres de temor,
arrancados de la mano Se dice Gloria al Padre.
de los enemigos,

 16
1 Miércoles
SANTA MARÍA, MADRE DE DIOS
- Solemnidad – Blanco
Oficio: De la Solemnidad

El dogma de la Maternidad Divina se refiere a que la Virgen Ma-


ría es verdadera Madre de Dios. Fue solemnemente definido por el
concilio de Éfeso (año 431). El concilio Vaticano II hace referencia
del dogma así: “Desde los tiempos más antiguos, la Bienaventurada
Virgen es honrada con el título de Madre de Dios, a cuyo amparo
los fieles acuden con sus súplicas en todos sus peligros y necesidades”.

LA BENDICIÓN DE DIOS BAJO


EL SIGNO DE LA MATERNIDAD

E
n nuestra cultura latinoamericana los grandes acontecimientos de la vida se
confían a la bendición de Dios, de la madre y de la familia. Estas tres realida-
des son el fundamento sólido de la existencia de las personas. La bendición
de Dios, testimoniada desde las primeras páginas de la Sagrada Escritura, santifica
y hace fecunda no solo la vida creada, sino las obras del ser humano, y, además,
tiene carácter irrevocable. Lo que Dios bendice se mantiene bajo el símbolo de
la bendición de generación en generación. La familia nuclear otorga esa confian-
za fundamental para ir por la vida con una clara identidad y con certeza de una
misión en medio de la sociedad. Por eso, contar con el signo de la bendición de la
familia es motivo de solidez para la vida.
La figura insustituible de la mujer madre es para el ser humano signo de perte-
nencia, de origen y de retorno. A ella están ligados la mayor parte de los momentos
más significativos de la persona. También en el ámbito de la fe, la figura de la madre
da identidad, certeza, denota un origen, es un lugar al cual recurrir. Al celebrar hoy
la solemnidad de santa María, Madre de Dios, no solo honramos su dignidad de
Madre de Dios, sino que también nos alegramos de que ella esté en el origen de la
redención traída por Cristo. Por ella la bendición de Dios se hace accesible a todos
en Jesucristo, y por Él alcanza a todas las generaciones, por toda la eternidad.

Para meditar: Al iniciar el año, ¿ponemos Para reflexionar


todas las iniciativas y propósitos, vida y
acciones, bajo la bendición de Dios? ¿Acu-
dimos a la Madre de Dios en busca de refu-
gio seguro para el camino de fe?

17 
1
ANTÍFONA DE ENTRADA conozca la tierra tus caminos, todos
Salve, Madre santa, Virgen Madre del los pueblos tu salvación. R/.
MIÉRCOLES

Rey que gobierna cielo y tierra por los • Que canten de alegría las naciones,
siglos de los siglos. porque riges el mundo con justicia,
Se dice Gloria. riges los pueblos con rectitud, y go-
biernas las naciones de la tierra. R/.
ORACIÓN COLECTA
• ¡Oh Dios!, que te alaben los pueblos,
que todos los pueblos te alaben. Que
Oh Dios, que por la fecunda virginidad Dios nos bendiga, que le teman hasta
de María diste a los hombres los tesoros los confines del orbe. R/.
de la salvación eterna, haz que sintamos
la intercesión de la Virgen Madre, de
quien hemos recibido a tu Hijo Jesu- SEGUNDA LECTURA
cristo. Él, que vive y reina contigo en la Envió Dios a su Hijo, que nació
unidad del Espíritu Santo y es Dios por de una mujer.
los siglos de los siglos.
De la Carta de san Pablo a los Gálatas

PRIMERA LECTURA Hermanos: Cuando se cumplió el tiem-


po fijado, envió Dios a su Hijo, que
Invoquen mi nombre sobre
nació de una mujer y se sometió a la
los israelitas, yo los bendeciré.
Ley, para rescatar a los que vivíamos
Del libro de los Números sometidos a la Ley, y para que fuéramos
hijos adoptivos de Dios.
El Señor dijo a Moisés: “Ordena a Aarón y
a sus hijos que cuando vayan a bendecir a Y la prueba de que somos hijos, es
los israelitas digan las siguientes palabras: que Dios nos envió el Espíritu de su
‘Que el Señor te bendiga y te proteja; que Hijo para que viva en nuestro corazón.
el Señor te muestre su rostro radiante y te Ese Espíritu es el que nos hace clamar:
trate con bondad; que el Señor vuelva a ti “Abbá, Padre”. De manera que ya no
sus ojos y te conceda la paz’. eres esclavo sino hijo; y por ser hijo,
Dios te hace heredero (Ga 4, 4-7).
Cuando ellos invoquen mi nombre
sobre los israelitas, yo los bendeciré” Palabra de Dios.
(Nm 6, 22-27).
Palabra de Dios. ACLAMACIÓN ANTES
DEL EVANGELIO    Hb 1, 1-2
R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
SALMO RESPONSORIAL
En muchas ocasiones había hablado
Del salmo 66
Dios en tiempos pasados a nuestros
R/. Bendícenos, Señor, y concédenos la paz.
padres por medio de los profetas. Aho-
• El Señor tenga piedad y nos bendi- ra, en estos tiempos últimos, nos ha
ga, ilumine su rostro sobre nosotros; hablado por su Hijo. R/.

 18
1
EVANGELIO 2. Por el Papa, para que María, Madre de
Los pastores encontraron a María, Dios, interceda por él; que sea guarda
amorosa de su ministerio y lo sosten-

MIÉRCOLES
a José y al niñito, que a los ocho
días recibió el nombre de Jesús. ga en su servicio de dar testimonio de
la fidelidad de Dios en medio de los
Del Evangelio según san Lucas hombres, oremos.
Cuando los pastores recibieron el anun- 3. Por las jóvenes mujeres que no pue-
cio del ángel, se fueron corriendo y den tener hijos, para que María les
dé consuelo y un corazón abierto a
encontraron a María, a José y al niñito
la acogida, les ayude a ser madres en
acostado en la pesebrera. Al verlo, con-
el espíritu para aquellos que no son
taron lo que se les había dicho acerca de
amados o que viven en el sufrimiento,
ese niño. Y todos los que lo oyeron se oremos.
quedaron admirados de lo que los pas-
tores les contaron. María, por su parte, 4. Por la paz en el mundo, para que la
conservaba todas estas cosas en el cora- Jornada Mundial de la Paz que hoy
zón pensando qué significaban. celebramos sea una llamada firme para
todos los que dirigen los destinos de las
Los pastores se volvieron dando gloria naciones, para que siempre busquen la
y alabando a Dios por todo lo que habían justicia, la reconciliación y la concor-
visto y oído tal como se les había dicho. dia, oremos.
Ocho días después, cuando llegó el 5. Por todos nosotros aquí reunidos, para
momento de circuncidar al niño, le que, como los pastores de Belén, poda-
pusieron el nombre de Jesús, que era el mos reconocer la presencia del Señor
nombre que le había dado el ángel antes entre los hermanos más pequeños y
de su concepción (Lc 2, 16-21). llevar la alegría del nacimiento de Jesús
Palabra del Señor. a los que están cerca y a los alejados,
oremos.
Se dice Credo.
Intenciones particulares.

ORACIÓN UNIVERSAL Presidente: Suban a ti, Padre, nuestras


oraciones. Haz que seamos dóciles a tu
Presidente: Al Padre que ha escogido a voluntad, como María, Madre nues-
María, llena de gracia, como Madre de tra. Te lo pedimos por Cristo nuestro
su Hijo amado, dirijamos nuestras ora- Señor. Amén.
ciones. Digamos juntos:
Todos: María, llena de gracia, ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
intercede por nosotros.
1. Por la Iglesia, para que, como María, sepa Oh Dios, que das comienzo y perfec-
guardar en su corazón la Palabra de Dios; ción a todo bien, concede a quienes
que abrace en la fe y cuide en la ternura nos alegramos en la solemnidad de la
a todo hombre, ayudándole a conocer santa Madre de Dios que, así como nos
cada vez más al Señor Jesús, oremos. gloriamos de las primicias de su gracia,

19 
1
podamos gozar también de su plenitud. BENDICIÓN SOLEMNE
Por Jesucristo, nuestro Señor. Dios, fuente y origen de toda bendi-
MIÉRCOLES

Prefacio de santa María Virgen I, p. 10. ción, les conceda su gracia, les derrame
la abundancia de su bendición y los
guarde sanos y salvos durante todo este
ANTÍFONA DE COMUNIÓN año. R/. Amén.
Hb 13, 8 Los mantenga íntegros en la fe, incon-
Jesucristo es el mismo ayer y hoy y movibles en la esperanza y, perseveran-
siempre. tes hasta el fin, con santa paciencia en la
caridad. R/. Amén.
Disponga sus días y sus acciones en su
ORACIÓN DESPUÉS
paz, escuche sus preces aquí y en todas
DE LA COMUNIÓN
partes y los conduzca felizmente a la
Habiendo recibido con alegría, Señor, vida eterna. R/. Amén.
los sacramentos celestiales, te pedimos Y la bendición de Dios todopodero-
que nos aprovechen para la vida eterna so, Padre, Hijo †, y Espíritu Santo,
a quienes nos gloriamos de confesar a la descienda sobre ustedes y permanezca
santísima Virgen María como la Madre siempre. R/. Amén.
de tu Hijo y Madre de la Iglesia. Por
Jesucristo, nuestro Señor.

Cálidos deseos de gracia


y paz en este nuevo año.

¡Que el Dios
de la vida acompañe
tu caminar!

Bienvenido nuevo año

2020
 20
2
SANTOS BASILIO MAGNO Y GREGORIO NACIANCENO,
Jueves OBISPOS Y DOCTORES DE LA IGLESIA -
Memoria obligatoria – Blanco
Oficio: De la Memoria Obligatoria - Salterio: 1a. semana

Basilio nació en Cesarea, la capital de Capadocia, en el año 329.


Inició su educación en Constantinopla y la completó en Atenas. Allá
tuvo como compañero de estudio a san Gregorio Nacianceno, quien
se convirtió en su amigo inseparable. Cuando Basilio recibió el bau-
tismo, tomó la determinación de servir a Dios dentro de la pobreza
evangélica. Formó el primer monasterio que hubo en Asia Menor.
Murió el 1 de enero de 379.

INSTRUIDOS EN LA SÓLIDA DOCTRINA DE LA IGLESIA

E
n una época caracterizada por cambios continuos, es difícil saber a qué ate-
nerse, pues da la impresión de que no existen principios, valores o doctrinas
permanentes, casi todo se vuelve relativo, perecedero y fácilmente sustitui-
ble. El cristianismo también corre el grave peligro de vivir y configurarse bajo el
signo del relativismo. La Palabra de Dios, transmitida por los apóstoles, es perma-
nente y no está sometida a los criterios relativos de ideologías, costumbres y épocas.
La encarnación del Hijo de Dios y su misterio pascual han obtenido la salvación
con el perdón de los pecados para la vida eterna. Los cristianos permanecemos
arraigados en el testimonio apostólico de que Jesús es el Mesías, revelador del rostro
de Dios y salvador del mundo.
Estamos llamados por vocación a permanecer no solo en el conocimiento de la
sana doctrina, sino también en la fe apostólica y en el encuentro personal con el
Mesías de Dios. Entendamos que la fe no es una ideología que cambia según los
criterios de la época, al antojo de cada interpretación, sino que tiene su fundamen-
to sólido en la encarnación y el misterio pascual de Cristo, del cual da testimonio la
tradición apostólica, a la cual volvemos una y otra vez para responder a los nuevos
retos. Es necesario que se instruya a los creyentes en el conocimiento de los fun-
damentos sólidos del cristianismo, para que no sean confundidos en su fe y en su
esperanza.

Para meditar: ¿Nos esforzamos por Para reflexionar


conocer los fundamentos que nos ha
trasmitido la Tradición apostólica?
¿Reconocemos en las palabras y acciones
de Jesús la presencia eterna de Dios?

21 
2
ANTÍFONA DE ENTRADA tienen necesidad de que otro les enseñe.
Cf. Si 44, 15.14 Esa unción les enseña todo con verdad
Que los pueblos celebren la sabiduría y sin mentira.
JUEVES

de los santos y que la Iglesia proclame Permanezcan, pues, en Cristo,


su alabanza; pues su fama durará por siguiendo esa enseñanza. Hijitos, per-
todas las edades. manezcan así en Cristo, para que aguar-
demos con confianza su venida gloriosa
y no tengamos que huir de su presencia
ORACIÓN COLECTA
llenos de vergüenza (1Jn 2, 22-28).
Oh Dios, que te dignaste instruir a tu Palabra de Dios.
Iglesia con los ejemplos y con la doc-
trina de los santos obispos Basilio y
Gregorio, haz que aprendamos humil- SALMO RESPONSORIAL
demente tu verdad y la practiquemos Del salmo 97
fielmente en la caridad. Por nuestro R/. La tierra entera ha contemplado
Señor Jesucristo, tu Hijo… la bondad de nuestro Dios.
• Canten al Señor un cántico nuevo,
PRIMERA LECTURA porque ha hecho maravillas: su dies-
Conserven en ustedes la verdad tra le ha dado la victoria, su santo
que aprendieron desde el principio. brazo. R/.
• El Señor da a conocer su victoria, re-
De la Primera carta de san Juan vela a las naciones su justicia: se acor-
Queridos míos: ¿Quién es el mentiroso? dó de su misericordia y su fidelidad
Pues el que niega que Jesús es el Mesías. en favor de la casa de Israel. R/.
Ese tal es el anticristo, porque niega al • Los confines de la tierra han con-
Padre y al Hijo. El que niega al Hijo no templado la victoria de nuestro Dios.
tiene a Dios por Padre; a Dios lo tiene Aclama al Señor, tierra entera; griten,
por Padre el que reconoce al Hijo. vitoreen, toquen. R/.
Conserven en ustedes la verdad que
aprendieron desde el principio. Si con- ACLAMACIÓN ANTES
servan en ustedes esa verdad, ustedes DEL EVANGELIO    Cf. Hb 1, 1-2
mismos permanecerán en el Hijo y en R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
el Padre. Pues la promesa que nos hizo En muchas ocasiones había hablado
Jesús es la vida eterna. Dios en tiempos pasados a nuestros
Esto es lo que he querido escribirles padres por medio de los profetas. Aho-
acerca de los que tratan de engañarlos. ra, al final de los tiempos, nos ha habla-
En cuanto a ustedes, han recibido de do por su Hijo. R/.
Cristo la unción del Espíritu para que
permanezca en ustedes, y por eso no

 22
2
EVANGELIO Esto sucedió en Betania, al otro lado del
Sucedió en el Jordán, Jordán, donde estaba Juan bautizando
donde estaba Juan bautizando. (Jn 1, 19-28).

JUEVES
Palabra del Señor.
Del Evangelio según san Juan

Este fue el testimonio que dio Juan ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
cuando las autoridades judías le manda-
ron desde Jerusalén algunos sacerdotes Recibe, Señor, este sacrificio que, para
y levitas para preguntarle quién era él. tu gloria, ofrece tu pueblo en honor de
los santos Basilio y Gregorio, y con-
Y él declaró sin reservas; sin ambages
cédenos alcanzar eterna salvación. Por
ni rodeos declaró que no era el Mesías.
Jesucristo, nuestro Señor.
Ellos le preguntaron: “Entonces, ¿qué?
¿Eres tú Elías?”. Él dijo que no. “¿Eres Prefacio de Navidad I, p. 9.
tú el profeta anunciado?” –le pregunta-
ron. Y él de nuevo respondió que no. ANTÍFONA DE COMUNIÓN
Entonces le insistieron: “Dinos quién
Cf. 1Co 1, 23-24
eres, para poder llevar una respuesta a
los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti Nosotros predicamos a Cristo crucifica-
mismo?”. Él respondió: “Yo soy ‘una do; a Cristo, fuerza de Dios y sabiduría
voz que grita en el desierto: ¡Allánenle de Dios.
el camino al Señor!’, como dijo el pro-
feta Isaías”. ORACIÓN DESPUÉS
También habían sido enviados algu- DE LA COMUNIÓN
nos del grupo de los fariseos, los cuales Que este banquete celestial, Dios todo-
le preguntaron: “Si tú no eres el Mesías, poderoso, celebrado en la fiesta de los
ni Elías, ni el profeta anunciado, ¿por santos Basilio y Gregorio, fortifique y
qué bautizas?”. Juan les respondió: “Yo renueve nuestras fuerzas espirituales,
bautizo con agua, pero en medio de para que conservemos íntegro el don
ustedes está otro a quien no conocen. de la fe y caminemos por la vía de la
Aunque viene después de mí, yo no salvación que ellos nos mostraron. Por
merezco ni siquiera desatarle la correa Jesucristo, nuestro Señor.
de las sandalias”.

“Yo soy ‘una voz que grita en el desierto:


¡Allánenle el camino al Señor!’”.

23 
3
SANTÍSIMO NOMBRE DE JESÚS
Viernes - Feria / Memoria libre – Blanco
Oficio: Ferial propio o de la Memoria libre - Salterio: 1a. semana

La palabra “Jesús” es la forma latina del griego “Iesous”, que a su


vez es la transliteración del hebreo “Jeshua” o “Joshua” o también
“Jehoshua”, que significa “Yahveh es salvación”. El Santísimo
Nombre de Jesús comenzó a ser venerado en las celebraciones
litúrgicas en el siglo XIV. San Bernardino de Siena y sus discí-
pulos propagaron su culto. Como fiesta litúrgica fue introducida
en el siglo XVI.

PERMANECER EN DIOS PARA SER IRREPRENSIBLES

L
a gran mayoría de los seres humanos desea llevar una vida irreprensible ante
los demás, ante sí mismo y ante Dios, sin que de momento se precise con
exactitud quién es ese Dios. En el cristianismo se llama a esto una vida en
santidad, no como el resultado de un esfuerzo ético personal, o una voluntad deci-
dida a hacer el bien y evitar el mal, sino que, sin menospreciar el esfuerzo humano,
sabemos que la santidad viene de Dios, se acoge por la fe y exige como respuesta el
mejor esfuerzo ético. La santidad cristiana tiene su origen, y parte de la iniciativa
de Dios, quien enviando a su Hijo en la carne, nacido bajo la Ley, nos ha otorgado
con su misterio redentor y el bautismo, el perdón de los pecados, y nos ha hecho
hijos y herederos de Dios su Padre.
El bautismo nos ha sumergido en el misterio pascual de Cristo, nos ha dado nue-
va vida y nos ha liberado del pecado. La respuesta de fe a este don gratuito de Dios
lleva consigo una vida en santidad, libre del pecado, que haga visible los efectos
redentores del Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Al igual que ayer,
los textos de hoy nos recuerdan el llamado, por vocación, a permanecer en Dios.
Esta permanencia exige, por parte del cristiano, el encuentro continuo con la per-
sona de Jesús, la compresión del misterio de la encarnación, la permanencia en el
estado de gracia y la encarnación del misterio en la propia vida y en la celebración
comprometida en comunidad.

Para meditar: ¿La santidad es un


elemento constitutivo y significativo Para reflexionar
de la comunidad en el seguimiento de
Cristo? ¿Es Jesús el Cordero de Dios
que quita el pecado del mundo y como
tal le seguimos?

 24
3
ANTÍFONA DE ENTRADA Todo el que tiene esta esperanza pues-
Cf. Flp 2, 10-11 ta en Él, se purifica, para ser puro como
Al nombre de Jesús toda rodilla se doble Cristo. Todo pecador se rebela contra

VIERNES
en el cielo, en la tierra, en el abismo, Dios, pues el pecado es ya una rebelión.
y toda lengua proclame: Jesucristo es Ya saben que Jesús se manifestó para
Señor, para gloria de Dios Padre. quitar los pecados y que ni sombra de
pecado hay en Él. Así, todo el que per-
manece en Él, ha dejado de pecar. El
ORACIÓN COLECTA
que vive en pecado es porque no lo ha
Oh Dios, que en la encarnación de tu visto y no lo conoce (1Jn 2, 29 – 3, 6).
Palabra, cimentaste la salvación del Palabra de Dios.
género humano, concede a tu pueblo la
misericordia que te pide con insistencia,
para que todos sepan que no hay otro SALMO RESPONSORIAL
nombre que deba ser invocado más que Del salmo 97
el de tu Unigénito. Él, que vive y reina R/. La tierra entera ha contemplado
contigo en la unidad del Espíritu Santo la bondad de nuestro Dios.
y es Dios por los siglos de los siglos. • Canten al Señor un cántico nuevo,
porque ha hecho maravillas: su dies-
PRIMERA LECTURA tra le ha dado la victoria, su santo
Todo el que permanece en Él, brazo. R/.
ha dejado de pecar. • Los confines de la tierra han con-
templado la victoria de nuestro Dios.
De la Primera carta de san Juan Aclama al Señor, tierra entera; griten,
Queridos míos: Jesús es justo: enten- vitoreen, toquen. R/.
dido esto, entenderán que así también • Toquen la cítara para el Señor, sue-
todo justo lo es por ser hijo de Dios. nen los instrumentos: con clarines y
Miren qué amor tan grande nos ha al son de trompetas aclamen al Rey y
tenido Dios Padre: quiso que nos llamá- Señor. R/.
ramos sus hijos, y realmente lo somos.
Si el mundo no sabe quiénes somos, es ACLAMACIÓN ANTES
porque tampoco sabe quién es Él. DEL EVANGELIO    Jn 1, 14a.12a
Queridos míos: ya somos hijos de R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
Dios, pero todavía no se ha manifesta- La Palabra se hizo hombre y se estable-
do lo que seremos. Sabemos que cuan- ció entre nosotros. A cuantos la reci-
do se manifieste, seremos semejantes a ben les concede la gracia de ser hijos de
Él y lo veremos tal cual es. Dios. R/.

25 
3
EVANGELIO ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Este es el Cordero de Dios. Al presentarte los dones que tu genero-
sidad nos concede te pedimos, Señor,
VIERNES

Del Evangelio según san Juan que así como diste a Cristo, obediente
Estando Juan bautizando al otro lado hasta la muerte, el nombre por el que
del Jordán, vio venir a Jesús y dijo: debemos salvarnos, nos concedas tam-
“Este es el Cordero de Dios, que quita bién a nosotros ser protegidos con su
el pecado del mundo. A Él me refería poder. Por Jesucristo, nuestro Señor.
cuando dije: ‘Detrás de mí viene un Prefacio de Navidad II, p. 10.
hombre que está por encima de mí,
porque existía antes que yo’. Yo no lo
conocía, pero precisamente vine a bau- ANTÍFONA DE COMUNIÓN
tizar con agua para que Él se manifieste Sal. 8, 2
a Israel”. ¡Señor, dueño nuestro, qué admirable
Juan dio este testimonio: “Yo presen- es tu nombre en toda la tierra!
cié cómo el Espíritu descendía del cielo
como paloma y permanecía sobre Él. ORACIÓN DESPUÉS
Yo no lo conocía, pero el que me envió DE LA COMUNIÓN
a bautizar con agua me dijo: ‘Aquel
sobre quien veas descender el Espíritu El sacrificio que recibimos, Señor, ofre-
y permanecer sobre Él, es el que ha de cido a tu majestad para honrar el nom-
bautizar con Espíritu Santo’. Yo lo vi y bre de Cristo, infunda abundantemente
declaro en calidad de testigo que Él es el tu gracia en nosotros, para que también
Hijo de Dios” (Jn 1, 29-34). nos alegremos de que nuestros nombres
estén escritos en el cielo. Por Jesucristo,
Palabra del Señor. nuestro Señor.

Al nombre de Jesús
toda rodilla se doble.

 26
4 Sábado SANTA ÁNGELA DE FOLIGNO - Feria – Blanco
Oficio: Ferial propio - Salterio: 1a. semana

Nació en Foligno (Italia) en 1248. A sus 35 años mueren su ma-


dre, su esposo y sus hijos, por lo que decide hacerse terciaria francis-
cana. Fue tan grande el amor que tuvo hacia la Pasión y Muerte
del Señor, que le bastaba mirar una imagen de Jesús doliente o
escuchar hablar del sufrimiento de Dios para que se enrojeciera su
rostro y quedara como en éxtasis. El papa Francisco la canonizó el
9 de octubre de 2013.

DECIDIDOS A VIVIR EN SANTIDAD, LIBRES DE PECADO

D
esde el punto de vista humano podríamos afirmar que ser santo es ser
indestructible, poseer una identidad tal que le dé sentido y significado a la
propia existencia en todo momento y circunstancia. La santidad religiosa
va más allá, pues no es solamente la solidez indestructible de una existencia, sino
que el origen de esta es Dios mismo. Solo quien permanece en Él, sabe que tiene
su origen en Él, que de Él ha salido y a Él vuelve y está capacitado para vivir en
auténtica santidad. En todo caso, la búsqueda de la santidad tiene su origen en
Dios y está inscrita en el corazón humano, el cual no descansa hasta encontrarla y
reposar en ella. Pero solo se revela de forma definitiva en el encuentro personal con
el Mesías, que sale al encuentro de cada persona en la comunidad.
Los que han hecho esta experiencia de encuentro no pueden más que, como
Andrés, comunicarla con gozo y alegría a los hermanos, y a quienes encuentren
por el camino. Hoy no es suficiente afirmar que Jesús es el Mesías, que se ha hecho
cercano, que se ha encarnado y que tras el misterio pascual vive para siempre en
Dios. Es necesario, además, que esta experiencia de encuentro sea testimoniada por
la palabra, obras y vida interior, así como por una alegría desbordante que ponga
de manifiesto el encuentro personal con Cristo, por mediación de la palabra y en
medio de la comunidad que vive y celebra su presencia real con signos de fraterni-
dad y solidaridad, libres de todo pecado.

Para meditar: Con nuestro deseo de Para reflexionar


vivir en santidad, a pesar de los pecados,
¿damos testimonio de haber nacido de
Dios? ¿Nuestras expresiones concretas
dan testimonio del encuentro con Jesús?

27 
4
ANTÍFONA DE ENTRADA • Canten al Señor un cántico nuevo, por-
Ga 4, 4-5 que ha hecho maravillas: su diestra le
Dios envió a su Hijo, nacido de una ha dado la victoria, su santo brazo. R/.
SÁBADO

mujer, para que recibiéramos el ser hijos • Retumbe el mar y cuanto contiene, la
de adopción. tierra y cuantos la habitan: aplaudan
los ríos, aclamen los montes al Señor,
ORACIÓN COLECTA que llega para regir la tierra. R/.
Dios todopoderoso y eterno, que te dig- • Regirá el orbe con justicia, y los pue-
naste irradiar una nueva luz en el naci- blos con rectitud. R/.
miento de tu Hijo unigénito, concédenos
que, así como Él quiso compartir nuestra ACLAMACIÓN ANTES
naturaleza humana por su nacimiento de DEL EVANGELIO    Cf. Hb 1, 1-2
la Virgen, también nosotros merezcamos R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
tener parte en su Reino de gracia. Por En muchas ocasiones había hablado
nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo… Dios en tiempos pasados a nuestros
PRIMERA LECTURA padres por medio de los profetas. Aho-
Todo el que ha nacido de Dios ra, al final de los tiempos, nos ha habla-
ha abandonado el pecado. do por su Hijo. R/.

De la Primera carta de san Juan EVANGELIO


Hemos encontrado al Mesías.
Hijitos, que nadie los engañe. El que
practica la justicia es justo. En cambio, Del Evangelio según san Juan
el pecador pertenece al diablo, porque
el diablo es pecador desde el principio. Estaba otra vez Juan el Bautista con dos
de sus discípulos y se quedó mirando a
Cabalmente el Hijo de Dios se mani- Jesús que pasaba y repitió: “Este es el Cor-
festó para destruir las obras del diablo. dero de Dios”. Los dos discípulos oye-
Todo el que ha nacido de Dios ha aban- ron lo que dijo Juan y siguieron a Jesús.
donado el pecado, porque lleva en sí el Jesús se volvió y al ver que lo seguían les
germen de la vida divina; por eso no es preguntó qué querían. Ellos le dijeron:
posible que continúe pecando, habien- “Rabí (que quiere decir ‘Maestro’), ¿dón-
do nacido de Dios. de vives?”. Él les dijo: “Vengan y verán”.
Así se distinguen los hijos de Dios y
Ellos fueron y vieron dónde vivía y ese
los hijos del diablo. No procede de Dios
día se quedaron con Él. Eran como las
el que no practica la justicia, y en parti-
cuatro de la tarde. Andrés, el hermano
cular el que no ama a su hermano (1Jn
de Simón Pedro, fue uno de los que oye-
3, 7-10). Palabra de Dios.
ron lo que dijo Juan y siguieron a Jesús.
Al primero que Andrés encontró fue a
SALMO RESPONSORIAL
su hermano Simón y le dijo: “Hemos
Del salmo 97 encontrado al Mesías (que significa ‘el
R/. La tierra entera ha contemplado Ungido’)”. Y lo llevó a donde Jesús.
la bondad de nuestro Dios. Jesús se quedó mirándolo y le dijo: “Tú
 28
4
eres Simón hijo de Juan. Tú te llamarás Se dice Gloria.
Cefas (que quiere decir ‘piedra’)” (Jn 1,
35-42). Palabra del Señor. ORACIÓN COLECTA

SÁBADO
Que el esplendor de tu majestad ilu-
ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
mine, Señor, nuestros corazones y nos
Acoge complacido, Señor, las ofren- haga atravesar las tinieblas de este mun-
das de tu pueblo, y haz que por estos do para que lleguemos a la patria de la
sacramentos celestiales consiga lo que eterna claridad. Por nuestro Señor Jesu-
su ardiente fe proclama. Por Jesucristo, cristo, tu Hijo…
nuestro Señor.
Prefacio de Navidad I, p. 9. Lecturas de la solemnidad, pp. 34-35

Se dice Credo.
ANTÍFONA DE COMUNIÓN
1Jn 4, 9 ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
En esto se manifestó el amor que Dios
nos tiene: en que Dios envió a su Hijo Acoge, Señor, las ofrendas que te dedi-
único al mundo para que vivamos por camos, en la manifestación de tu Hijo
medio de Él. unigénito y de los primeros frutos que
recibiste de los gentiles; haz que cele-
ORACIÓN DESPUÉS bremos de tal manera tu alabanza que
DE LA COMUNIÓN redunde en eterna salvación para noso-
Oh Dios, que llegas hasta nosotros tros. Por Jesucristo, nuestro Señor.
con la participación en tu sacramento, Prefacio de Epifanía, p. 10.
transforma nuestros corazones con su
poderosa eficacia para que, la recepción
de tus dones, nos haga más dignos de ANTÍFONA DE COMUNIÓN
recibirlos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Cf. Ap 21, 23
La claridad de Dios iluminó a la ciudad
ESTE MISMO DÍA santa Jerusalén y las gentes caminaban
a su luz.
MISA DE LA VIGLIA
DE LA EPIFANÍA DEL SEÑOR- Blanco
ORACIÓN DESPUÉS
Oficio: Primeras DE LA COMUNIÓN
Vísperas de la Solemnidad
Renovados con este sagrado alimen-
to, suplicamos, Señor, tu misericordia,
ANTÍFONA DE ENTRADA para que la estrella de tu justicia se
cf. Ba 5, 5 manifieste siempre en nuestras almas y
Levántate, Jerusalén, mira hacia Orien- nuestro tesoro esté en la confesión de tu
te y contempla a tus hijos congregados nombre. Por Jesucristo, nuestro Señor.
desde donde sale el sol hasta el ocaso.

29 
Domingo 5
EPIFANÍA DEL SEÑOR – Solemnidad - Blanco
Oficio: De la Solemnidad

LAUDES
(Oración de la mañana)

V. Señor abre mis labios cuando vuestros padres


R. Y mi boca proclamará tu alabanza me pusieron a prueba,
y dudaron de mí,
Ant. A Cristo, que se nos ha manifesta- aunque habían visto mis obras.
do, venid, adorémosle. Durante cuarenta años
aquella generación me repugnó, y dije:
Salmo 94
“Es un pueblo de corazón extraviado,
Invitación a la alabanza divina que no reconoce mi camino;
Venid, aclamemos al Señor, por eso he jurado en mi cólera
demos vítores a la Roca que nos salva; que no entrarán en mi descanso”».
entremos a su presencia
Ant. A Cristo, que se nos ha manifesta-
dándole gracias,
do, venid, adorémosle.
aclamándolo con cantos.
Porque el Señor es un Dios grande, Himno
soberano de todos los dioses:
Estrella nunca vista se aparece
tiene en su mano las simas de la tierra,
a los remotos magos orientales,
son suyas las cumbres de los montes.
y, al juzgar de los fuegos celestiales,
Suyo es el mar, porque él lo hizo,
otra lumbre mayor los esclarece.
la tierra firme que modelaron
sus manos. Nacido sacro Rey se les ofrece,
con nuevas maravillas y señales,
Venid, postrémonos por tierra,
para que reverentes y leales
bendiciendo al Señor, creador nuestro.
la obediencia le den como merece.
Porque él es nuestro Dios,
y nosotros su pueblo, Parten llevados de la luz y el fuego,
el rebaño que él guía. del fuego de su amor; luz que los guía
con claridad ardiente y soberana.
Ojalá escuchéis hoy su voz:
«No endurezcáis el corazón Subió al trono de Dios el pío ruego,
como en Meribá, y, llenos de firmísima alegría,
como el día de Masá en el desierto; vieron la luz de Dios por nube humana.

 30
5
Gloria y loores por la eternidad Cántico    (Dn 3, 57-88.56)
tribútense a la Santa Trinidad. Amén. Toda la creación alabe al Señor

DOMINGO
Creaturas todas del Señor,
SALMODIA bendecid al Señor,
ensalzadlo con himnos por los siglos.
Ant. 1. Los magos, abriendo sus cofres,
ofrecieron al Señor oro, incienso y Ángeles del Señor, bendecid al Señor;
mirra. Aleluya. cielos, bendecid al Señor.
Aguas del espacio, bendecid al Señor;
Salmo 62, 2-9 ejércitos del Señor, bendecid al Señor.
El alma sedienta de Dios Sol y luna, bendecid al Señor;
¡Oh Dios!, tú eres mi Dios, astros del cielo, bendecid al Señor.
por ti madrugo, Lluvia y rocío, bendecid al Señor;
mi alma está sedienta de ti; vientos todos, bendecid al Señor.
mi carne tiene ansia de ti,
Fuego y calor, bendecid al Señor;
como tierra reseca, agostada, sin agua.
fríos y heladas, bendecid al Señor.
¡Cómo te contemplaba en el santuario
Rocíos y nevadas, bendecid al Señor;
viendo tu fuerza y tu gloria!
témpanos y hielos, bendecid al Señor.
Tu gracia vale más que la vida
te alabarán mis labios. Escarchas y nieves, bendecid al Señor;
noche y día, bendecid al Señor.
Toda mi vida te bendeciré
y alzaré las manos invocándote. Luz y tinieblas, bendecid al Señor;
Me saciaré de manjares exquisitos, rayos y nubes, bendecid al Señor.
y mis labios te alabarán jubilosos. Bendiga la tierra al Señor,
En el lecho me acuerdo de ti ensálcelo con himnos por los siglos.
y velando medito en ti, Montes y cumbres, bendecid al Señor;
porque fuiste mi auxilio, cuanto germina en la tierra, bendiga al
y a la sombra de tus alas Señor.
canto con júbilo;
Manantiales, bendecid al Señor;
mi alma está unida a ti,
mares y ríos, bendecid al Señor.
y tu diestra me sostiene.
Cetáceos y peces, bendecid al Señor;
Se dice Gloria al Padre. aves del cielo, bendecid al Señor.
Ant. Los magos, abriendo sus cofres, Fieras y ganados, bendecid al Señor,
ofrecieron al Señor oro, incienso y ensalzadlo con himnos por los siglos.
mirra. Aleluya. Hijos de los hombres, bendecid al Señor;
bendiga Israel al Señor.
Ant. 2. Mares y ríos, bendecid al Señor;
manantiales, ensalzad con himnos a Sacerdotes del Señor, bendecid al Señor;
nuestro Dios. Aleluya. siervos del Señor, bendecid al Señor.

31 
5
Almas y espíritus justos, para tomar venganza de los pueblos
bendecid al Señor; y aplicar el castigo a las naciones,
santos y humildes de corazón, sujetando a los reyes con argollas,
DOMINGO

bendecid al Señor. a los nobles con esposas de hierro.


Ananías, Azarías y Misael, Ejecutar la sentencia dictada
bendecid al Señor, es un honor para todos sus fieles.
ensalzadlo con himnos por los siglos. Se dice Gloria al Padre.
Bendigamos al Padre, al Hijo Ant. Llega tu luz, Jerusalén, y la gloria
y al Espíritu Santo, del Señor alborea sobre ti y caminarán
ensalcémoslo con himnos por los siglos. las naciones a tu luz. Aleluya
Bendito el Señor en la bóveda del cielo,
alabado y glorioso y ensalzado
LECTURA BREVE (Is 52, 7-10)
por los siglos.
¡Qué hermosos son sobre los montes
No se dice Gloria al Padre. los pies del mensajero que anuncia la
Ant. Mares y ríos, bendecid al Señor; paz, que trae la dicha, que anuncia la
manantiales, ensalzad con himnos a salvación, que dice a Sion: «Ya reina tu
nuestro Dios. Aleluya. Dios»! Escucha: tus vigías gritan, cantan
a coro, porque ven cara a cara al Señor,
Ant. 3. Llega tu luz, Jerusalén, y la glo- que vuelve a Sion. Prorrumpid a una en
ria del Señor alborea sobre ti y camina- gritos de júbilo, soledades de Jerusalén,
rán las naciones a tu luz. Aleluya. porque el Señor consuela a su pueblo y
ha rescatado a Jerusalén: el Señor des-
nuda su santo brazo a la vista de todas
Salmo 149
las naciones, y verán los confines de la
Alegría de los santos
tierra la victoria de nuestro Dios.
Cantad al Señor un cántico nuevo,
resuene su alabanza en la asamblea RESPONSORIO BREVE
de los fieles; V. Se postrarán ante Él todos los reyes.
que se alegre Israel por su Creador,
R. Se postrarán ante Él todos los reyes.
los hijos de Sion por su Rey.
V. Todos los pueblos le servirán.
Alabad su nombre con danzas,
cantadle con tambores y cítaras; R. Y todos los reyes.
porque el Señor ama a su pueblo V. Gloria al Padre, y al Hijo,
y adorna con la victoria y al Espíritu Santo.
a los humildes. R. Se postrarán ante Él todos los reyes.
Que los fieles festejen su gloria
y canten jubilosos en filas: CÁNTICO EVANGÉLICO
con vítores a Dios en la boca
Hoy la Iglesia se ha unido a su celestial
y espadas de dos filos en las manos:
Esposo, porque, en el Jordán, Cristo ha

 32
5
lavado los pecados de ella, los magos Cristo Jesús, en quien el mundo ha
acuden con regalos a las bodas del Rey creído,
y los invitados se alegran por el agua aumenta la fe en todos los creyentes.

DOMINGO
convertida en vino. Aleluya. Cristo Jesús, que has subido a la gloria,
Cántico de Zacarías (16). enciende en nosotros el deseo de tu
reino.
PRECES Se pueden añadir algunas intenciones libres.
Veneremos a nuestro Salvador, adorado Alegres porque Jesucristo nos ha hecho
hoy por los magos, y aclamémoslo con hijos de Dios, digamos: Padre nuestro.
alegría, diciendo:
Luz de luz, ilumina nuestro día. ORACIÓN
Cristo Jesús, que te manifestaste revesti- Señor, tú que manifestaste a tu Hijo en
do de nuestra frágil carne humana, este día a todas las naciones por medio
santifícanos por la palabra de Dios y de una estrella, concédenos, a los que ya
por la oración. te conocemos por la fe, llegar a contem-
plar, cara a cara, la hermosura infinita
Cristo Jesús, santificado por el Espíritu,
de tu gloria. Por nuestro Señor Jesucris-
líbranos de todo error. to, tu Hijo.
Cristo Jesús, mostrado a los ángeles,
danos a gustar, ya en la tierra, de los
bienes de tu reino. CONCLUSIÓN

Cristo Jesús, proclamado a los gentiles, V. El Señor nos bendiga, nos guarde de
ilumina el corazón de todos los hom- todo mal y nos lleve a la vida eterna.
bres con la luz del Espíritu Santo. R. Amén.

CELEBRACIÓN
EUCARÍSTICA
MONICIÓN DE ENTRADA
Comentador: Celebramos hoy la Epi- ANTÍFONA DE ENTRADA
fanía del Señor, y como los magos de Cf. Ml 3, 1; 1Cro 29, 12
Oriente, hemos venido para recono- He aquí que llega el Rey y Señor: en
cer como nuestro Dios a este Niño su mano están el reino, el poder y el
recostado en un pesebre, ofrezcámosle dominio.
igualmente nuestros corazones como el
mejor regalo a nuestro Salvador. Se dice Gloria.

33 
5
ORACIÓN COLECTA Alza la vista y mira alrededor cuán-
Oh Dios, que en este día, por medio de tos vienen en tropel hacia ti. Son tus
una estrella, revelaste a tu Hijo unigéni- hijos que llegan desde lejos, a tus hijas
DOMINGO

to a las naciones: concede, que los que las traen en brazos. Al verlos, te pon-
ya te conocemos por la fe, lleguemos a drás radiante de alegría. Y se conmo-
contemplar la hermosura infinita de tu verá y ensanchará tu corazón, cuando
gloria. Por nuestro Señor Jesucristo, tu lleguen a tus manos los tesoros del mar,
Hijo… y te traigan las riquezas de los pueblos.
Te inundarán caravanas de camellos,
de dromedarios de Madián y de Efá.
LITURGIA DE LA PALABRA
Vendrán multitudes de Sabá, cargadas
Comentador: Luz y tinieblas represen- de oro y de incienso, y proclamando las
tan el marco de las lecturas de hoy, para alabanzas del Señor (Is 60, 1- 6).
mostrarnos que al final la luz de la justi- Palabra de Dios.
cia, que es Cristo, vence a la oscuridad.
La “estrella” es la luz divina que invita a SALMO RESPONSORIAL
los hombres de buena voluntad a levan-
Del salmo 71
tarse de su postración y a resplandecer
con la justicia y la paz en un mundo R/. Te adorarán, Señor, todos
plagado de injusticias. Pero para llegar a los pueblos de la tierra.
ser luz es necesario caminar hacia Belén • Dios mío, confía tu juicio al rey, tu
al encuentro del “niño de la periferia”, justicia al hijo de reyes, para que rija
postrarse delante de Él y reconocerlo a tu pueblo con justicia, a tus humil-
como el Hijo de Dios que trae la salva- des con rectitud. R/.
ción, la justicia y la paz.
• Que en sus días florezca la justicia y
la paz hasta que falte la luna. Que do-
PRIMERA LECTURA mine de mar a mar, del Gran Río al
Brilla en ti la gloria del Señor. confín de la tierra. R/.
Del libro de Isaías • Que los reyes de Sabá y de Arabia le
ofrezcan sus dones; que se postren
Levántate y sonríe, Jerusalén, que ya ante Él todos los reyes, y que todos
llega tu luz, y brilla en ti la gloria del los pueblos le sirvan. R/.
Señor. Aunque cubran la tierra las tinie-
• Él librará al pobre que clamaba, al
blas y la noche envuelva a las naciones,
afligido que no tenía protector; Él se
el Señor irradia sobre ti su luz, y su glo-
apiadará del pobre y del indigente, y
ria se revela en ti. A tu luz acudirán los
salvará la vida de los pobres. R/.
pueblos, los reyes buscarán el brillo de
tu aurora.

 34
5
SEGUNDA LECTURA Porque vimos cuando apareció su estre-
Ustedes los gentiles, aceptando lla y venimos a rendirle homenaje”.
el Evangelio, participan en Cristo Cuando el rey Herodes oyó esto, se

DOMINGO
Jesús de la misma herencia. preocupó mucho, y con él toda Jerusa-
lén. Entonces reunió a todos los sumos
De la Carta de san Pablo a los Efesios
sacerdotes y a los escribas del pueblo
Hermanos: Sin duda han oído cómo judío, para preguntarles dónde debía
Dios en su bondad dispuso encargar- nacer el Mesías. Ellos le respondieron:
me una misión a favor de ustedes. Pues “En Belén de Judea, porque así está
Él me dio a conocer por revelación su consignado en la Escritura por mano
designio: designio que no había dado a del profeta: ‘Tú, Belén, tierra de Judá,
conocer a los hombres de otras épocas, de ningún modo eres la menor de las
pero que ahora ha revelado por medio ciudades de Judá, pues de ti saldrá un
de su Espíritu a sus santos apóstoles gobernante, que será el pastor de mi
y profetas. La revelación es esta: que pueblo Israel’”.
ustedes los gentiles, aceptando el Evan- Entonces Herodes llamó en secreto
gelio, participan en Cristo Jesús de la a los sabios y les pidió que le precisa-
misma herencia, del mismo cuerpo y de ran la fecha en que había aparecido la
las mismas promesas que el pueblo de estrella. Luego los mandó a Belén y les
Israel (Ef 3, 2-3a.5-6). dijo: “Vayan y averigüen con exactitud
Palabra de Dios. lo referente al niño. Cuando lo encuen-
tren, vengan a avisarme, para ir yo tam-
bién a rendirle homenaje”.
ACLAMACIÓN ANTES
DEL EVANGELIO    Cf. Mt 2, 2 Con este encargo del rey se pusie-
ron en camino. Y la estrella que ellos
R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
habían visto aparecer, los fue guiando,
Vimos cuando apareció su estrella y hasta que al llegar encima del sitio don-
venimos a rendir homenaje al Señor. R/. de estaba el niño, se detuvo. Al ver la
estrella, se pusieron muy felices. Y una
EVANGELIO vez en la casa, vieron al niño con María,
Venimos del Oriente a rendir su madre, cayeron de rodillas y le rin-
homenaje al Rey. dieron homenaje. Luego abrieron sus
cofres y le ofrecieron como regalo oro,
Del Evangelio según san Mateo incienso y mirra. Y como Dios les indi-
có en un sueño que no volvieran a don-
Después que nació Jesús en Belén de de Herodes, regresaron a su tierra por
Judea, en tiempo del rey Herodes, lle- otro camino (Mt 2, 1-12).
garon a Jerusalén desde el Oriente unos
sabios y preguntaron: “¿Dónde está el Palabra del Señor.
Rey de los Judíos, que acaba de nacer? Se dice Credo.

35 
5
ORACIÓN UNIVERSAL Presidente: Cristo Jesús, que la misma
Presidente: A Jesús, rey de la historia “gran alegría” que sintieron los Magos
y salvador de todos los pueblos, eleve- al verte y reconocerte, nos acompañe
DOMINGO

mos nuestras invocaciones, confiados y también a nosotros en nuestro camino


seguros, como los Magos, de su poder y cotidiano. Sostennos con tu luz y asís-
de su bondad. Oremos juntos diciendo: tenos en lo que te hemos pedido con
Todos: Cristo, luz del mundo, confianza. Tú, que vives y reinas por los
ilumina a cada hombre. siglos de los siglos. Amén.
1. Por la Iglesia, para que como la estre-
lla que guio a los Magos, siempre sea ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
capaz de iluminar la desesperanza, el Te rogamos, Señor, que mires propicio
sinsentido, las contradicciones de la los dones de tu Iglesia, que no te pre-
historia con la luz de Cristo, salvación senta oro, incienso y mirra, sino a Jesu-
de las gentes, oremos. cristo, quien por estos mismos dones,
2. Por el Papa, los obispos, los sacerdotes, se manifiesta, se inmola y se da como
los misioneros, para que sean para no- alimento. Él, que vive y reina por los
sotros guías sabios, y que con dulzura y siglos de los siglos.
responsabilidad ayuden a todo hombre
a acoger a Cristo en su vida, oremos. Prefacio de Epifanía, p. 10.

3. Por los jefes de Estado, para que no


sean, como el rey Herodes, encegueci- ANTÍFONA DE COMUNIÓN
dos por el poder, el interés personal o Cf. Mt 2, 2
el miedo, sino que vivan su compro- Vimos su estrella al Oriente y vinimos
miso con dedicación y atención al bien con regalos a adorar al Señor.
común, a la paz, al cuidado de la vida,
oremos.
ORACIÓN DESPUÉS
4. Por todos los niños, para que el Niño DE LA COMUNIÓN
Jesús, adorado por los Magos, pose su
Te pedimos, Señor, que la luz celestial
mirada sobre los crímenes y explota-
nos disponga siempre y en todo lugar
ciones, sobre la falta de instrucción y
de alegría de tantos pequeños en todo para que contemplemos con mirada
el mundo, y sacuda la conciencia de pura y recibamos con amor sincero el
quien sigue ultrajando y violentando misterio del cual quisiste que participá-
la infancia, oremos. ramos. Por Jesucristo, nuestro Señor.
5. Por todos nosotros, para que, ilumi-
nados por la presencia del Niño Jesús, BENDICIÓN SOLEMNE
podamos salir al encuentro de nues- Dios, que los llamó de las tinieblas a
tros hermanos pobres y desamparados, su luz admirable, derrame bondado-
oremos. samente sobre ustedes su bendición, y
Intenciones particulares. fortifique sus corazones en la fe, la espe-
ranza y la caridad. R/. Amén.

 36
5
Y puesto que siguen confiadamente a por la estrella, y a quien, con inmenso
Cristo, quien se manifestó hoy al mun- gozo, ellos encontraron. R/. Amén.
do como luz que brilla en las tinieblas, Y la bendición de Dios todopodero-

DOMINGO
los haga asimismo a ustedes luz para sus so, Padre, Hijo †, y Espíritu Santo,
hermanos. R/. Amén. descienda sobre ustedes y permanezca
Hasta cuando, terminada su peregrina- siempre. R/. Amén.
ción, lleguen a Cristo Señor, luz de luz,
a quien buscaron los magos, guiados

LECTIO DIVINA

1. ORACIÓN INICIAL como el hijo de David, y el origen divi-


no de Jesucristo, el Dios con nosotros.
Padre misericordioso, que también E inmediatamente Mateo nos guía en
nosotros podamos reconocer la estre- una meditación muy profunda y exi-
lla que tú enciendes, como signo de tu gente, situándonos frente a una elec-
amor, en nuestro camino; que la siga- ción muy precisa, a través de los per-
mos sin cansarnos, con insistencia, con sonajes que introduce en su historia:
el compromiso de nuestra vida; que o reconocemos y damos la bienvenida
podamos entrar en tu casa y ver al Señor al Señor, que nació, o nos quedamos
allí. Y finalmente, oh Señor, por tu gra- indiferentes, hasta el punto de elegir
cia, podamos regresar por un camino eliminarlo, matarlo. Esta perícopa nos
nuevo, y nunca más vuelva a pasar por ofrece la bella historia del camino de
las viejas sendas del pecado. Amén. los magos, que vienen de lejos, porque
quieren buscar y recibir, amar y adorar
2. LECTURA (¿QUÉ DICE EL TEXTO?) al Señor Jesús; pero su largo viaje, su
Lee atentamente el evangelio y escucha búsqueda incansable, la conversión de
el mensaje que Dios te transmite. sus corazones son realidades que hablan
de nosotros, ya están escritas en el libro
3. PARA MEDITAR de nuestra historia sagrada.
(¿QUÉ ME DICE EL TEXTO?) División del texto. Este pasaje se puede
dividir en dos partes principales, deter-
Clave de lectura. Este pasaje pertenece a
minadas por el lugar donde se desa-
los dos primeros capítulos del Evangelio
rrollan los hechos: la primera parte (2,
de Mateo, que constituyen una especie
1-9a) tiene lugar en Jerusalén, mientras
de prólogo a su obra; en él es presen-
tado el origen histórico del Mesías,

37 
5
que la segunda tiene como punto focal Mt 2, 12: Habiendo contemplado y
a Belén (2, 9b-12). adorado al Señor, los Magos reciben la
Mt 2, 1-2: El pasaje se abre con las indi- revelación de Dios mismo; es Él mismo
DOMINGO

caciones precisas del lugar y el momen- quien les habla. Son hombres nuevos;
to del nacimiento de Jesús: en Belén de tienen en sí mismos un cielo nuevo y
Judea, en tiempo del rey Herodes. En una tierra nueva. Están libres del enga-
este ambiente, bien específico, aparecen ño del Herodes del mundo y, por lo
inmediatamente los Magos, quienes, tanto, vuelven a la vida de una manera
procedentes de lejos, llegan a Jerusa- completamente nueva.
lén guiados por una estrella; ellos son El viaje. El recorrido físico de los
los que anuncian el nacimiento del Magos esconde en sí un viaje mucho
Rey Señor. Preguntan dónde lo pueden más importante y significativo, que es
encontrar, porque lo quieren adorar. el de la fe; es el movimiento del alma
Mt 2, 3-6: A las palabras de los Reyes que nace del deseo de encontrarse y
Magos, el rey Herodes, y con él toda conocer al Señor. Pero al mismo tiem-
Jerusalén, se enojan y tienen temor; en po es también la invitación de Dios,
lugar de dar la bienvenida al Señor y quien nos llama y nos atrae fuertemen-
elegirlo, buscan la manera de eliminar- te hacia sí mismo; es Él quien nos hace
lo. Herodes convoca a las autoridades detenernos y ponernos en movimiento,
del pueblo judío y a los expertos de las nos da indicaciones y nunca deja de
Escrituras; es con las antiguas profecías, acompañarnos.
que se revela en Belén el lugar donde se La estrella. Es un elemento muy impor-
encuentra el Mesías. tante en este pasaje, central, porque se
Mt 2, 7-8: Herodes convoca secreta- le encomienda la tarea de guiar a los
mente a los Magos, porque él quiere Magos hacia su objetivo, de iluminar
usarlos para sus intereses malvados. Su sus noches de viaje, de indicar precisa-
interés meticuloso está dirigido única- mente el lugar de la presencia del Señor,
mente a la eliminación de Cristo. de regocijar grandemente sus corazo-
nes. A lo largo de la Biblia las estrellas
Mt 2, 9a: Los Magos, conducidos por aparecen como signos de bendición y
el poder de la fe y guiados por la estre- gloria, son casi una personificación de
lla, parten de nuevo y se dirigen hacia Dios, que no abandona a su pueblo y,
Belén. al mismo tiempo, una personificación
Mt 2, 9b-11: La estrella reaparece, del pueblo, que no se olvida de su Dios
moviéndose con los Magos y guiándo- y lo alaba, lo bendice (cf. Sal 148, 3; Ba
los al lugar preciso de la presencia del 3, 34). El término “estrella” aparece por
Señor Jesús. Llenos de alegría, entran a primera vez, en las Escrituras, en Géne-
la casa y se postran en adoración; le ofre- sis 1, 16, cuando, en el cuarto día, narra
cen preciosos regalos al niño, porque lo la historia de la creación, la aparición en
reconocen como el Rey y el Señor. los cielos del sol, la luna y las estrellas,

 38
5
como signos y como luces, para regular mente. Déjate animar por el ardor de
e iluminar. la Palabra, como quien recibe el calor
La adoración. El gesto de adoración es del sol.

DOMINGO
tan antiguo como el hombre, porque
su relación con la divinidad siempre 6. PARA DISCERNIR
ha estado acompañada de esta necesi- A la luz de la Palabra que has leído y
dad íntima de afecto, de humildad, de meditado, ahora confronta tus criterios,
entrega de sí. Ya en el Antiguo Testa- valores, sentimientos y actitudes. Des-
mento el gesto de adoración aparece cubre la voluntad de Dios en tu situa-
como un acto de profundo amor por el ción personal.
Señor, que requiere la participación de
toda la persona: la mente, la voluntad 7. ORACIÓN FINAL
que elige, el afecto que desea y el cuerpo
que se dobla, que se postra. En tu casa, oh Padre misericordioso, he
encontrado de nuevo la vida. Y ahora
4. PARA REFLEXIONAR estoy de regreso, he reanudado mi viaje,
pero el camino ya no es el mismo que
• ¿Qué estrella orienta nuestro cami- antes; tu Palabra me ha dejado un cora-
no? ¿De qué manera se ha manifesta- zón nuevo, capaz de abrirme, de amar,
do el Señor en nuestras vidas? de escuchar, de acomodarme a tantos
hermanos y hermanas que pondrás a mi
5. PARA CONTEMPLAR lado. No lo noté, Señor, pero me hiciste
Haz un momento de silencio e interio- hijo, me hiciste nacer con Jesús. ¡Gra-
riza el texto bíblico para que ilumine tu cias, Padre mío! Amén.

ORACIÓN A LA VIRGEN DE LOS IMPOSIBLES.

Cuídame, fortaléceme, tú que calmas y alivias a las almas que padecen;


apiádate de mí y dame tu auxilio; recurro a tu gran y buen corazón mater-
no; para que pidas por mí, a tu piadoso hijo Jesús.
Mujer Virgen venerada, genuina y bendita, por el poder infinito que Dios
te entregó, te suplico con humildad, me otorgues tu ayuda e intercesión
en este favor que con toda confianza y modestia entrego en tus apacibles
y benditas manos.
Ahora mediante su intercesión pide a nuestra Madre lo que necesitas…,
pues Señora de lo imposible pido tu intercesión, presenta mis súplicas a
tu piadoso Hijo Jesús; te pido por favor me proveas lo que he solicitado
apasionadamente. Amén.

39 
6 Lunes EPIFANÍA DEL SEÑOR - Feria – Blanco
Oficio: Ferial propio – Salterio: 2a semana

Hasta el siglo IV la Iglesia comenzó a celebrar el 6 de enero la Epi-


fanía del Señor. Con esta fiesta se celebra la revelación de Jesús al
mundo pagano, la verdadera Epifanía. La celebración gira en torno
a la adoración a la que fue sujeto el Niño Jesús por parte de los tres
Reyes Magos (cf. Mt 2, 1-12) como símbolo del reconocimiento del
mundo pagano de que Cristo es el salvador de toda la humanidad.

DISCERNIR LA PRESENCIA DEL REINO DE DIOS

E
n cada época de la historia aparecen públicamente personas que se presentan
como “elegidos” de Dios, iluminados, con maravillosas y fascinantes prome-
sas de salvación, de liberación y de bienestar económico, pero que al final
resultan ser solo embaucadores. La promesa del Reino solo puede hacerlo realidad
en uno que está en relación de intimidad con Dios, que procede de Dios y es Dios,
pero que a la vez se hace cercano al género humano, tomando la figura de hombre
y cargando sobre sí el dolor y el pecado del mundo. Por eso, es de vital importancia
para el cristiano de todos los tiempos discernir con fe los acontecimientos y los
mensajes, reconociendo como verdadero Mesías solo a Aquel que, con su sacrificio,
se manifiesta como Hijo de Dios.
En una sociedad en la que el mercado religioso ofrece una variada gama de espiri-
tualidad, salvación y sanación, es necesario saberse orientar por la guía del Espíritu
Santo y la enseñanza cierta del Magisterio de la Iglesia. Son los sucesores de los
apóstoles quienes, habiendo hecho experiencia de encuentro personal con Cristo,
nos dan testimonio fiable y auténtico del Mesías. La nueva evangelización exige
que sus heraldos no solo hayan hecho esta experiencia de encuentro personal con
Cristo, sino que también se experimenten pertenecientes a la comunidad eclesial y
sean por ella enviados en su nombre. No se puede hablar de Cristo, si no hay expe-
riencia eclesial, y no hay mensaje verdadero si no nace de la luz del Espíritu Santo.

Para meditar: ¿Seguimos, bajo la luz Para reflexionar


del Espíritu Santo, el mandamiento de
amarnos como hermanos? ¿Proclama-
mos con nuestras acciones la cercanía
del Reino de Dios?

 40
6
ANTÍFONA DE ENTRADA Jesucristo, mortal y todo como era. Pero
Un día santo nos iluminó: vengan, oh los que al hacerla prescinden de Jesús
pueblos, a adorar al Señor, porque sobre no tienen el Espíritu de Dios. Esos tales
tienen el espíritu del anticristo, que han

LUNES
la tierra descendió una gran luz.
oído decir que llegaría. ¡Pues ahí lo ven
ya en el mundo!
ORACIÓN COLECTA
Pero ustedes pertenecen a Dios, hiji-
Concédenos, oh Dios, que Cristo, tu tos, y lo han vencido, porque el Espíritu
Palabra, en quien resplandece la eterni- que tienen ustedes es más poderoso que
dad del cielo, y que tomó la fragilidad el espíritu del mundo. Ellos pertenecen
de nuestra carne de la Virgen María, al mundo, por eso su lenguaje es mun-
revele en nosotros el esplendor de la dano y el mundo los escucha. Nosotros
verdad, y aparezca en la plenitud de su pertenecemos a Dios; el que quiere
poder para redención del mundo. Por conocer a Dios nos escucha, el que no
nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo… pertenece a Dios no nos escucha. En
esto se distinguen el espíritu de la ver-
PRIMERA LECTURA dad y el espíritu de la mentira (1Jn 3,
Tienen el Espíritu de Dios todos 22–4, 6). Palabra de Dios.
los que en la profesión de fe
reconocen a Jesucristo. SALMO RESPONSORIAL
De la Primera carta de san Juan Del salmo 2
R/. Tú eres el Hijo de Dios,
Queridos hermanos: Guardando noso- tú eres el rey de Israel.
tros los mandamientos de Dios y hacien- • Voy a proclamar el decreto del Señor;
do lo que le agrada, Él nos concederá Él me ha dicho: “Tú eres mi Hijo: yo
todo cuanto le pidamos. Esto es lo que te he engendrado hoy. Pídemelo: te
Dios nos manda: que creamos que Jesu- daré en herencia las naciones, en po-
cristo es su Hijo y nos amemos los unos sesión, los confines de la tierra”. R/.
a los otros, como Él nos lo ordenó. El
• Y ahora, reyes, sean sensatos; escar-
que guarda sus mandamientos perma-
mienten los que rigen la tierra: sirvan
nece en Dios, y Dios permanece en él; y
al Señor con temor, ríndanle home-
sabemos que Él permanece en nosotros,
naje temblando. R/.
por el Espíritu que nos ha dado.
Queridos míos, no se fíen de cual-
ACLAMACIÓN ANTES
quier espíritu, sino examínenlos para
DEL EVANGELIO Cf. Mt 4, 23
ver si son de Dios, porque han apareci-
do muchos falsos profetas en el mundo. R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
En esto conocerán el Espíritu de Dios: Jesús proclamaba la buena noticia del
Tienen el Espíritu de Dios todos los Reino de Dios y curaba toda clase de
que en la profesión de fe reconocen a enfermedades en el pueblo. R/.

41 
6
EVANGELIO Lo seguía una gran multitud venida de
Ya llega el reinado de Dios. Galilea y la Decápolis, de Jerusalén y de
Judea, y del otro lado del Jordán (Mt 4,
Del Evangelio según san Mateo 12-17.23-25).
LUNES

Al enterarse Jesús de que Juan el Bau- Palabra del Señor.


tista había sido encarcelado, se retiró
a Galilea. Pero salió de Nazaret y fue ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
a establecerse en Cafarnaún, junto al
lago, en el territorio de Zabulón y Nef- Recibe, Señor, nuestras ofrendas, en las
talí. Así debía cumplirse lo dicho por cuales se realiza un glorioso intercam-
el profeta Isaías acerca de “las tierras de bio, para que, al ofrecerte lo que nos
Zabulón y Neftalí, la región que va des- diste, merezcamos recibirte a ti mismo.
de el mar hasta el otro lado del Jordán, Por Jesucristo, nuestro Señor.
la Galilea rodeada de gentiles. El pueblo Prefacio de Epifanía, p. 10.
que andaba en tinieblas vio la luz de un
gran día; vivían en sombras de muerte,
y una luz les brilló”. ANTÍFONA DE COMUNIÓN
Jn 1, 14
Entonces comenzó Jesús a proclamar
este mensaje: “Vuelvan a Dios, por- Hemos contemplado su gloria: gloria
que ya llega su reinado”. Y recorría a propia del Hijo único del Padre, lleno
toda Galilea, enseñando en las sinago- de gracia y de verdad.
gas, proclamando la buena noticia del
Reino de Dios y curando toda clase de ORACIÓN DESPUÉS
enfermedades y dolencias en el pueblo. DE LA COMUNIÓN
Su fama se difundió por toda Siria. Y Concédenos, Dios omnipotente, que,
le llevaron todos los que sufrían de dife- por la eficacia de estos santos sacramen-
rentes enfermedades y estaban aquejados tos, se consolide siempre nuestra vida.
de diversos males, afligidos por el demo- Por Jesucristo, nuestro Señor.
nio, lunáticos y paralíticos, y los curó.

Vimos su estrella en Oriente


y hemos venido a adorarlo.

 42
7 Martes
SAN RAIMUNDO DE PEÑAFORT, PRESBÍTERO
– Feria / Memoria libre – Blanco
Oficio: Ferial propio - Salterio: 2a. semana

Nació en Cataluña en 1175. Fue uno de los grandes maestros


contemporáneos de teología moral y de derecho, pero también se
le reconoce por su preocupación de formar a los sacerdotes para
administrar el sacramento de la reconciliación. Organizó misiones
para la conversión de los judíos y de los musulmanes, creando centros
de enseñanza de las lenguas orientales. Murió el 6 de enero de 1275.

EXPERIMENTARSE AMADO DE MANERA INTEGRAL

U
na de las necesidades vitales del ser humano es la de amar y ser amado.
De hecho, se invierte mucho tiempo y, a veces, hasta dinero para alcanzar
dicho objetivo. Una buena parte de la población tiene la suerte de haber
nacido en una familia en la que el amor es un ingrediente principal y el resultado
de la experiencia personal y comunitaria de que Dios es amor. Otros, sin embargo,
debido a esa carencia de amor en la familia se sienten y se ven obligados a suplirla
con otros tipos de amor, que muchas veces son dañinos. Es necesaria una buena
dosis de amor comprensivo, compasivo, justo y solidario, sin la cual la persona se
encuentra como incompleta.
Amar no es solamente decir bellas y elegantes palabras a otros. Al contrario, el
auténtico amor exige gestos, obras o acciones concretas que expresen que el ser
amado se asume como responsabilidad personal, con sus consecuentes repercu-
siones en la vida de la comunidad. El amor de Dios, revelado en Cristo Jesús,
manifiesta que Él asume la responsabilidad del otro. Jesús no solo se interesa por el
otro, revelándole el rostro de Dios, su Padre, con su enseñanza, sino que también
se hace cargo de él sanando sus dolencias, alimentándolo con el pan, y extendien-
do su horizonte hacia los intereses y valores trascendentes. La presencia y acción
de Jesús es total, integral, porque toda la persona se ve beneficiada por sus dones,
obras y palabras.

Para meditar: Cuando decimos que Misa de la feria (del tiempo de Navidad) con
Dios es amor, ¿somos conscientes de las lecturas de hoy. También puede celebrarse la
que ese amor se hace concreto para el misa que sigue a continuación, de san Raimun-
prójimo? ¿El amor de Dios hace posi- do de Peñafort.
ble la multiplicación de los panes que
tenemos?

43 
7
ANTÍFONA DE ENTRADA SALMO RESPONSORIAL
Cf. Lc 4, 18 Del salmo 71
El Espíritu del Señor está sobre mí, por- R/. Te adorarán, Señor,
MARTES

que Él me ungió, Él me envió para dar todos los pueblos de la tierra.


la buena noticia a los pobres, para sanar • Dios mío, confía tu juicio al rey, tu
los contritos de corazón. justicia al hijo de reyes, para que rija
a tu pueblo con justicia, a tus humil-
ORACIÓN COLECTA des con rectitud. R/.
• Que los montes traigan paz, y los co-
Oh Dios, que hiciste al presbítero san
llados justicia; que Él defienda a los
Raimundo insigne por su misericordia
humildes del pueblo, socorra a los
para con los pecadores y prisioneros;
hijos del pobre. R/.
concédenos por su intercesión, que,
libres de la esclavitud del pecado, rea- • Que en sus días florezca la justicia y
licemos con libertad de corazón lo que la paz hasta que falte la luna; que do-
te agrada. Por nuestro Señor Jesucristo, mine de mar a mar, del Gran Río al
tu Hijo… confín de la tierra. R/.

PRIMERA LECTURA ACLAMACIÓN ANTES


DEL EVANGELIO    Cf. Lc 4, 18
Dios es amor.
R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
De la Primera carta de san Juan El Señor me envió a llevar una buena
Queridos hermanos, amémonos los noticia a los pobres, a anunciar la libe-
unos a los otros, porque el amor proce- ración a los cautivos. R/.
de de Dios, y todo el que ama ha naci-
do de Él y llega a conocerlo. El que no EVANGELIO
ama no sabe quién es Dios, pues Dios Multiplicando los panes,
es amor. Vean cómo nos manifestó Dios Jesús se revela como profeta.
su amor: enviando a su Hijo único al
mundo, para que recibamos la vida por Del Evangelio según san Marcos
medio de Él.
Al desembarcar Jesús y ver toda la
El amor consiste no en que nosotros multitud, sintió compasión por ellos,
hayamos amado a Dios, sino en que Él porque andaban como ovejas sin pas-
nos amó y envió a su Hijo como vícti- tor; entonces empezó a darles muchas
ma propiciatoria por nuestros pecados enseñanzas.
(1Jn 4, 7-10).
Cuando ya se había hecho muy tar-
Palabra de Dios. de, se le acercaron los discípulos y le
dijeron: “El lugar es despoblado y ya

 44
7
es tarde. Despide a la gente para que ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
vayan a los campos y los pueblos de los Te pedimos humildemente, Dios todo-
alrededores y compren algo de comer”. poderoso, que, así como las ofrendas

MARTES
Pero él les replicó: “Denles ustedes de presentadas en honor de san Raimun-
comer”. Ellos le dijeron: “¿Quieres que do manifiestan la gloria del poder divi-
vayamos a comprar pan por doscientos no, de la misma manera nos alcancen
jornales y les demos de comer?”. Él les el fruto de tu salvación. Por Jesucristo,
dijo: “¿Cuántos panes tienen? Vayan a nuestro Señor.
ver”. Cuando lo averiguaron le dijeron:
“Cinco, y además dos pescados”. Prefacio de Epifanía, p. 10.

Entonces les dio orden de hacer que


todos se sentaran por grupos en la hier- ANTÍFONA DE COMUNIÓN
ba verde. Y se sentaron en grupos de a Mt 28, 20
cien y de a cincuenta. Jesús tomó los
He aquí que yo estoy con ustedes to-
cinco panes y los dos pescados, alzó la
dos los días, hasta el fin del mundo,
mirada al cielo, los bendijo, partió los
dice el Señor.
panes y empezó a dárselos a los discípu-
los para que ellos los repartieran; de la
misma manera repartió los dos pescados ORACIÓN DESPUÉS
entre todos. DE LA COMUNIÓN
Y todos comieron y quedaron satisfe- La comunión que recibimos, Señor,
chos. Después recogieron doce canas- nos prepare para las alegrías eternas que
tos llenos de los pedazos que habían bien mereció san Raimundo de Peña-
sobrado de pan y de pescado. Los que fort, fiel dispensador de tus misterios.
comieron de esos panes fueron cinco Por Jesucristo, nuestro Señor.
mil hombres (Mc 6, 34-44).
Palabra del Señor.

En el día de santa Marta


Oh gloriosa santa Marta,
¡tú eres, oh santa Marta!
con tu divina clemencia
quien protege la existencia
de todos los servidores
que en los valles de dolores
imploran ya tu fervor.

45 
8 Miércoles SAN SEVERINO - Feria – Blanco
Oficio: Ferial propio - Salterio: 2a. semana

Fue monje y predicador en la antigua provincia romana de Nórico.


Tenía el don de profecía (anunciar el futuro) y el don de consejo, dos
preciosos dones que el Espíritu Santo regala a quienes le rezan con
fe. Era muy inclinado por temperamento a vivir retirado rezando
y por eso, durante 30 años fue fundando monasterios, pero las ins-
piraciones del cielo le mandaban irse a las multitudes a predicar
penitencia y conversión.

HACER POSIBLE Y VISIBLE EL AMOR DE DIOS

E
l amor humano, por más que sea personal, pues se ama a personas con-
cretas y de manera concreta, posee una necesaria e insustituible dimensión
comunitaria. Quien dice que ama a todos, pero es incapaz de amar a uno en
particular, miente; así como cuando alguien afirma que ama a una persona, pero
es incapaz de mostrar amor a todos. El amor cristiano también es personal, pues
se ama en nombre de Cristo a personas concretas, pero solo es creíble como amor
cristiano, cuando es capaz de amar y perdonarse los unos a los otros. Permanecer
en el amor de Dios significa, necesariamente, permanecer y pertenecer a la comu-
nidad de los cristianos. Lo que revela la auténtica identidad cristiana es la perma-
nencia en Dios y la demostración en obras de amor.
Un amor así, ligado a la comunidad, hace que lo que parece imposible se vuelva
posible. Es la comunidad cristiana la que, desde la experiencia fontal del amor
revelado en Cristo, logra que su amor, a pesar de las diferencias, se afirme y sea
capaz de sostener a todos sus miembros, aun en los momentos de las pruebas más
difíciles. La Palabra de Dios es clara respecto a que solo el amor testimoniado por
sus miembros y abierto a todos, convence y genera nuevos miembros en la Iglesia.
El anuncio de Jesucristo y su doctrina hoy no es creíble sin el testimonio de sus
miembros, que a pesar de todo se sostienen unos a otros, un amor así arrastra a
todos hacia Cristo.

Para meditar: ¿Damos testimonio


creíble de lo que el amor de Dios hace Para reflexionar
posible a pesar de las divergencias? ¿Los
signos de caridad, justicia y solidari-
dad expresan la presencia de Dios en la
comunidad?

 46
8
ANTÍFONA DE ENTRADA en el amor permanece en Dios, y Dios
Is 9, 2 en él. El amor es perfecto en nosotros
cuando nos hace vivir como Cristo ya

MIÉRCOLES
El pueblo que caminaba en tinieblas vio
una luz grande: habitaba tierras de som- en este mundo y esperar con confianza
bras y una luz le brilló. el día del juicio.
En este amor no cabe el miedo. El
ORACIÓN COLECTA perfecto amor lo excluye, porque el
miedo supone ya un castigo. El que tie-
Oh Dios, que iluminas a todas las nacio- ne miedo no ha llegado a la perfección
nes, concede a tu pueblo gozar de paz del amor (1Jn 4, 11-18).
perdurable e infunde en nuestras almas
aquella luz maravillosa que encendiste Palabra de Dios.
en el corazón de nuestros padres. Por
nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo… SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 71
PRIMERA LECTURA R/. Te adorarán, Señor,
Si nos amamos mutuamente, todos los pueblos de la tierra.
Dios permanece en nosotros. • Dios mío, confía tu juicio al rey, tu
justicia al hijo de reyes, para que rija
De la Primera carta de san Juan a tu pueblo con justicia, a tus humil-
Queridos míos, si Dios nos ha amado des con rectitud. R/.
tanto, también nosotros debemos amar- • Que los reyes de Tarsis y de las islas
nos los unos a los otros. A Dios nadie le paguen tributo. Que los reyes de
lo ha visto jamás; pero si nos amamos Sabá y de Arabia le ofrezcan sus do-
mutuamente, Dios permanece en noso- nes; que se postren ante él todos los
tros y su amor ha llegado en nosotros a reyes, y que todos los pueblos le sir-
su perfección. van. R/.
En esto conocemos que permane- • Él librará al pobre que clamaba, al
cemos en Él y Él en nosotros: en que afligido que no tenía protector; Él se
nos hizo participar de su Espíritu. Así apiadará del pobre y del indigente, y
nosotros, que hemos visto al Hijo, salvará la vida de los pobres. R/.
damos testimonio de que Dios Padre lo
envió como salvador del mundo. Cuan- ACLAMACIÓN ANTES
do alguien profesa que Jesús es el Hijo DEL EVANGELIO    Cf. 1Tm 3, 16,
de Dios, Dios permanece en él, y él en
R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
Dios.
Gloria a ti, Cristo, predicado en las
Nosotros creemos en el amor que naciones. Gloria a ti, Cristo, por la fe
Dios nos tiene: creyendo, conocimos su que en el mundo suscitaste. R/.
amor. Dios es amor, y el que permanece

47 
8
EVANGELIO panes. Tenían la mente embotada (Mc
Jesús se les presentó caminando 6, 45-52). Palabra del Señor.
MIÉRCOLES

sobre el lago.
ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Del Evangelio según san Marcos
Oh Dios, autor de la piedad sincera y de
Después de repartir los panes a la multi- la paz, concédenos glorificar dignamen-
tud, mandó Jesús a sus discípulos que se te tu grandeza con esta ofrenda, y, por
embarcaran y se le adelantaran a la otra la participación de estos sagrados miste-
orilla, pasando frente a Betsaida, mien- rios, vivir firmemente unidos en un mis-
tras Él despedía a la gente. Después que mo sentir. Por Jesucristo, nuestro Señor.
los despidió, se retiró a la montaña a
orar. Prefacio de Epifanía, p. 10.
Cuando anocheció, estaba la barca en
medio del lago y Él estaba en tierra solo. ANTÍFONA DE COMUNIÓN
Vio, pues, el gran trabajo con que rema- 1Jn 1, 2
ban, pues el viento les era contrario; y
La vida, que estaba con el Padre, se
a eso de la madrugada se les presentó
manifestó y se nos hizo visible.
caminando sobre el lago e hizo como si
quisiera pasar de largo.
ORACIÓN DESPUÉS
Ellos, al ver a Jesús caminar sobre el
DE LA COMUNIÓN
lago, pensaron que era un fantasma y
dieron un grito, porque todos al ver- Que tu pueblo, Señor, dirigido por tu
lo se asustaron. Pero Jesús les habló en ayuda continua reciba los auxilios pre-
seguida: “¡Calma, soy yo! ¡No tengan sentes y futuros de tu bondad; y, sos-
miedo!”. Y se les acercó y subió a la bar- tenido por el necesario consuelo de los
ca, y el viento se calmó. Ellos estaban en bienes temporales, aspire con más con-
el colmo del estupor, porque no habían fianza a las realidades eternas. Por Jesu-
entendido lo que había pasado con los cristo, nuestro Señor.

SOBRE LA JUSTICIA

El Señor continuamente nos ofrece su perdón y nos ayuda a acogerlo y a tomar


conciencia de nuestro mal para poder liberarnos. Porque Dios no quiere nuestra
condena, sino nuestra salvación. ¡Dios no quiere la condena de ninguno, de nin-
guno! Alguno de ustedes podrá hacerme la pregunta: ¿Pero padre, la condena de
Pilato se la merecía? ¿Dios la quería? ¡No! ¡Dios quería salvar a Pilato y también a
Judas, a todos! ¡Él, el Señor de la misericordia quiere salvar a todos!
Papa Francisco

 48
9 Jueves SAN JULIÁN Y SANTA BASILISA (ESPOSOS)
- Feria – Blanco
Oficio: Ferial propio - Salterio: 2a. semana

Julián fue un noble de profunda educación cristiana. Había he-


cho voto de castidad cuando sus padres se empeñaron para casarlo
con una joven, también noble, llamada Basilisa. Ambos deciden
conservarse castos en el matrimonio y llevar una intensa actividad
caritativa. Su gloriosa muerte durante la persecución de Diocleciano
arrastra hacia la fe en Cristo a muchos paganos, que admiran su
firmeza.

AMAR DESDE EL AMOR EXCLUSIVO DE DIOS

G
eneralmente se dice que el amor es un misterio, y en efecto resulta difícil
traducir en palabras lo maravilloso de amar o experimentarse amado. En el
núcleo de la familia se vive con intensidad ese misterio, pues normalmente
se ama a todos y cada uno de sus miembros, incluso por encima de sus absurdos
comportamientos y errores. Quizá sea esto lo que la Palabra de Dios nos quiere
comunicar cuando dice que es un mentiroso “quien no ama a su hermano, a quien
ve”, pero dice “que ama a Dios, a quien no ve”, la consecuencia lógica es que
amando a los hermanos se puede llegar al verdadero amor a Dios. Y el que nos ha
revelado el rostro de Dios como Padre y como amor, es Cristo, porque en Él todos
hemos sido constituidos hermanos e hijos de un solo Padre, para amarnos unos a
otros como hermanos.
Pero quien hace posible la experiencia de amor en la familia y en la comunidad,
como fundamento de sanas relaciones con los demás, respetándolos y valorando
por lo que son y no por lo que hacen o tienen, es el Espíritu Santo, su fuerza unifi-
cante y santificadora, así como también la comprensión del amor de Dios, expresa-
do en los hechos y palabras de Jesús, que tienen una clara inclinación hacia los más
pobres y desfavorecidos, es decir, hacia aquellos a quienes la justicia no favorece o
simplemente la sociedad los ha marginado. En Lucas el anuncio de la buena noti-
cia del Evangelio se dirige de forma preferencial hacia estos grupos y nos obliga a
orientar en esa dirección nuestras verdaderas metas, proyectos y planes pastorales.

Para meditar: ¿El amor a Dios se vuelve Para reflexionar


visible y concreto en el amor solidario y
efectivo al prójimo? ¿Llevamos la Escritura
a su pleno cumplimiento en la atención
preferencial hacia los más pobres?

49 
9
ANTÍFONA DE ENTRADA ha dado la victoria sobre el mundo es
Cf. Jn 1, 1 nuestra fe. Al mundo no lo vence sino
Al principio y antes del tiempo la Pala- el que cree que Jesús es el Hijo de Dios
JUEVES

bra era Dios y se dignó nacer como Sal- (1Jn 4, 19 – 5, 4). Palabra de Dios.
vador del mundo.
SALMO RESPONSORIAL
ORACIÓN COLECTA Del salmo 71
R/. Mis ojos han visto la salvación
Oh Dios, que por medio de tu Hijo
que tienes preparada para todos
encendiste la luz de tu eternidad ante los pueblos.
todas las naciones: concede a tu pueblo
llegar al pleno conocimiento de la glo- • Dios mío, confía tu juicio al rey, tu
ria de su Redentor para que alcance, así, justicia al hijo de reyes, para que rija
el eterno resplandor. Por nuestro Señor a tu pueblo con justicia, a tus humil-
Jesucristo, tu Hijo… des con rectitud. R/.
• Él rescatará sus vidas de la violencia,
su sangre será preciosa a sus ojos.
PRIMERA LECTURA
Él intercederá por el pobre y lo
El que ama a Dios debe amar bendecirá. R/.
también a su hermano.
• Que su nombre sea eterno, y su fama
De la Primera carta de san Juan dure como el sol; que él sea la bendi-
ción de todos los pueblos, y lo pro-
Queridos míos: Nosotros amamos, por- clamen dichoso todas las razas de la
que Dios nos amó primero. Si alguien tierra. R/.
dice que ama a Dios pero odia a su
hermano, es un mentiroso. Pues si no
ama a su hermano a quien ve, no puede ACLAMACIÓN ANTES
amar a Dios a quien no ve. Y este es DEL EVANGELIO    Cf. Lc 4, 18
el mandato que recibimos de Él: que el R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
que ama a Dios debe amar también a su El Señor me envió a llevar una buena
hermano. noticia a los pobres, a anunciar la libe-
Todo el que cree que Jesús es el Mesías, ración a los cautivos. R/.
ha nacido de Dios, y todo el que ama
a un padre, ama también a los hijos. EVANGELIO
Ahora bien, sabemos que amamos a los
hijos de Dios cuando amamos a Dios y Este pasaje de la Escritura
cumplimos sus mandamientos. El amor se ha cumplido al escucharlo hoy ustedes.
de Dios consiste en guardar sus man- Del Evangelio según san Lucas
damientos, y sus mandamientos no son
una carga pesada. Todo el que ha naci- Dando comienzo a su ministerio públi-
do de Dios vence al mundo. Lo que nos co, regresó Jesús del desierto a Galilea

 50
9
revestido del poder del Espíritu. Su lenguaje de misericordia que empleaba
fama se extendió por toda la región. Y (Lc 4, 14-22a). Palabra del Señor.
elogiado por todos, empezó a enseñar

JUEVES
en las sinagogas de los judíos. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Entonces fue a Nazaret, donde se Recibe, Señor, nuestras ofrendas, en las
había criado; el sábado entró como de cuales se realiza un glorioso intercam-
costumbre en la sinagoga y se levantó bio, para que al ofrecerte lo que nos
para hacer la lectura. Le presentaron diste, merezcamos recibirte a ti mismo.
el libro del profeta Isaías, y abriéndo- Por Jesucristo, nuestro Señor.
lo, encontró el pasaje donde dice: “El
espíritu del Señor está sobre mí, por- Prefacio de Epifanía, p. 10.
que el Señor me ungió. Él me envió a
llevar una buena noticia a los pobres, a ANTÍFONA DE COMUNIÓN
anunciar la liberación a los cautivos y Jn 3, 16
dar vista a los ciegos; a dar la libertad a
Tanto amó Dios al mundo que le entre-
los oprimidos y a proclamar el año de
gó a su Hijo único, para que todos los
gracia del Señor”.
que crean en Él no perezcan, sino que
Jesús cerró el libro, lo devolvió al ayu- tengan vida eterna.
dante y se sentó. Todos en la sinagoga
tenían los ojos fijos en Él. Entonces
ORACIÓN DESPUÉS
comenzó a decirles: “Este pasaje de la
DE LA COMUNIÓN
Escritura se ha cumplido al escucharlo
hoy ustedes”. Dios omnipotente, concédenos que,
por la eficacia de estos santos sacramen-
Y todos le manifestaban su aprobación tos, se consolide siempre nuestra vida.
y estaban llenos de admiración por el Por Jesucristo, nuestro Señor.

"No deseo nada ni me siento apegada a


nada más que a Jesús Sacramentado. Pen-
sar que el Señor se quedó con nosotros
me infunde un deseo de no separarme de
Él en la vida, si se pudiera; y de que todos
lo conociesen y amasen. Seamos locos de
amor divino y no hay nada que temer".
Santa María Bertila Boscardín

51 
10 Viernes SAN MELQUÍADES - Feria – Blanco
Oficio: Ferial propio – Salterio: 2a. semana

Oriundo de África, fue el papa número 32 de la Iglesia católica,


elegido en el 311. Convocó un concilio para condenar la herejía
donatista, que pretendía otorgar validez al sacramento con base en
la dignidad del ministro celebrante y no en la eficacia de por sí
mismo (Ex opere operato). Murió en el 314. Sus restos se consideran
sepultados en las Catacumbas de San Calixto en Roma.

TESTIGOS FIELES DEL AMOR REDENTOR DE DIOS

L
a veracidad del testimonio de los testigos en un juicio hace creíble y digno
de confianza al defendido. Por eso siempre se busca testigos auténticos del
caso a defender. En la Sagrada Escritura y en la mentalidad judía se conside-
ra válido el testimonio coherente de al menos dos testigos; esto es suficiente para
darle credibilidad al defendido. Y aunque el testimonio de Jesucristo es válido en sí
mismo, y no necesita más testigos, el autor de la Primera carta de san Juan presenta
no dos sino tres testigos: Espíritu, agua y sangre. Estos seguramente hacen referen-
cia al misterio pascual de Cristo y su efecto redentor en los que, por la fe, aceptan
el testimonio como válido y dan total credibilidad al Padre y su acción en toda la
obra redentora.
El testimonio de Jesús no solo hace creíble el poder de Dios, sino que además lo
hace visible, palpable. Sus palabras y acciones están cargadas del poder del Espí-
ritu Santo, con el cual ha sido ungido para llevar la buena noticia y la salud a los
sufrientes que claman ante su persona el poder y la misericordia de Dios. Como
testigos creíbles del Evangelio, elegidos de en medio de la comunidad y ungidos
por el poder del Espíritu del Resucitado, estamos llamados a hacer presencia per-
sonal, palpable y visible del Dios misericordioso, así como a ofrecer, en nombre de
Jesús, la salud y la salvación a los miles de sufrientes que hoy se encuentran en las
esquinas y calles de los pueblos y ciudades.

Para meditar: ¿Nos abandonamos al Para reflexionar


testimonio fiable de la Escritura y de los
signos del misterio pascual? ¿El nombre
del Señor Jesús devuelve la salud y otor-
ga la salvación a quienes lo claman?

 52
10
ANTÍFONA DE ENTRADA El que acepta al Hijo tiene la vida, el
Sal 111, 4 que no acepta al Hijo de Dios no tiene
Para los rectos de corazón ha surgido la vida.

VIERNES
una luz en las tinieblas: el Señor justo, Les he escrito estas cosas a los que con-
clemente y misericordioso. fiesan el nombre del Hijo de Dios, para
que sepan que tienen vida eterna (1Jn
ORACIÓN COLECTA 5, 5-13).
Concédenos, Dios todopoderoso, que Palabra de Dios.
el Salvador del mundo cuyo nacimiento
fue manifestado por la estrella, se revele SALMO RESPONSORIAL
y crezca siempre más en nuestros cora- Del salmo 147
zones. Por nuestro Señor Jesucristo, tu R/. Glorifica al Señor, Jerusalén.
Hijo…
• Glorifica al Señor, Jerusalén; alaba a
tu Dios, Sion: que ha reforzado los
PRIMERA LECTURA cerrojos de tus puertas, y ha bendeci-
Tres vienen a ser los que dan testimonio: do a tus hijos dentro de ti. R/.
el Espíritu, el agua y la sangre. • Ha puesto paz en tus fronteras, te
De la Primera carta de san Juan sacia con flor de harina; Él envía su
mensaje a la tierra, y su palabra corre
Queridos míos: Al mundo no lo ven- veloz. R/.
ce sino el que cree que Jesús es el Hijo • Anuncia su palabra a Jacob, sus de-
de Dios. La venida de Jesucristo quedó cretos y mandatos a Israel; con nin-
señalada con agua y con sangre; no solo guna nación obró así, ni les dio a
con el agua, sino con el agua y con la conocer sus mandatos. R/.
sangre. Y el Espíritu es quien da testi-
monio de ello, porque el Espíritu es la
verdad. Tres vienen a ser los que dan ACLAMACIÓN ANTES
testimonio: el Espíritu, el agua y la san- DEL EVANGELIO    Cf. Mt 4, 23
gre, y los tres están de acuerdo. R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
Si aceptamos el testimonio de los Jesús proclamaba la buena noticia del
hombres, más fuerza tiene el testimo- Reino de Dios y curaba toda clase de
nio de Dios. Y Dios ha dado testimonio enfermedades en el pueblo. R/.
en favor de su Hijo. El que cree en el
Hijo de Dios tiene ya este testimonio EVANGELIO
en la conciencia. El que no cree a Dios, Acudían a escucharlo y a que los curara.
lo hace mentiroso, porque no cree en el
testimonio dado por Dios en favor de Del Evangelio según san Lucas
su Hijo. El testimonio se refiere a esto:
que Dios nos ha dado vida eterna, y nos Estando Jesús en una población, apa-
la ha dado en su Hijo. reció un leproso, que al verlo se postró

53 
10
ante Él y le rogó: “Señor, si quieres, me sacramentos celestiales consiga lo que
puedes dejar limpio”. Jesús extendió la su ardiente fe proclama. Por Jesucristo,
mano y lo tocó diciéndole: “Sí, quiero nuestro Señor.
VIERNES

que quedes limpio”. Y en seguida se le


Prefacio de Epifanía, p. 10.
quitó la lepra. Jesús le ordenó que no
se lo dijera a nadie sino que fuera a
presentarse ante el sacerdote y ofrecie- ANTÍFONA DE COMUNIÓN
ra, por esa purificación, lo que ordenó 1Jn 4, 9
Moisés, de manera que constara ante En esto se manifestó el amor que Dios
los sacerdotes. nos tiene: en que Dios envió a su Hijo
Pero se hablaba de Él cada vez más, único al mundo para que vivamos por
y mucha gente acudía a escucharlo y a medio de Él.
que los curara de sus enfermedades. Y
Él procuraba retirarse a los lugares des- ORACIÓN DESPUÉS
poblados para orar (Lc 5, 12-16). DE LA COMUNIÓN
Palabra del Señor. Oh Dios, que llegas hasta nosotros
con la participación en tu sacramento,
ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS transforma nuestros corazones con su
poderosa eficacia para que, la recepción
Acoge complacido, Señor, las ofren-
de tus dones, nos haga más dignos de
das de tu pueblo, y haz que por estos
recibirlos. Por Jesucristo, nuestro Señor

SOBRE LA JUSTICIA

“Todas las palabras de los profetas son un llama-


do apasionado y lleno de amor que busca nuestra
conversión. Es esto lo que el Señor dice por medio
del profeta Ezequiel: ‘¿Acaso deseo yo la muerte del
pecador … y no que se convierta de su mala con-
ducta y viva?’ (18, 23; Cf. 33, 11), ¡aquello que le
gusta a Dios!”.

Papa Francisco

 54
11 Sábado
SANTO TOMÁS DE CORI - Feria – Blanco
Oficio: Ferial propio - Salterio: 2a. semana

Tomás nació en Cori (Italia). Sacerdote franciscano, padre amabi-


lísimo y devoto de la Eucaristía. Su fama de santidad suscitaba que
muchos religiosos y cristianos laicos acudieran a él a pedir consejo.
Su predicación era de una claridad y sencillez tales que conmovía
los corazones de aquellos que acudían a escucharlo y se veían im-
pulsados a reconciliarse con Dios y a vivir la fe intensamente. Fue
canonizado por san Juan Pablo II el 21 de noviembre de 1999.

VIVIR EN ACTITUD DE CONFIANZA RESPECTO A DIOS

Q ué alegría da el sentirse escuchado, el saber que podemos expresarnos ante


otro y manifestarle los anhelos más profundos; todavía mejor cuando la
escucha va acompañada de la certeza de que lo que se comunica o pide
es conforme al querer del que escucha. En este caso renace la esperanza y se está
dispuesto a una fidelidad lo más inquebrantable posible. Precisamente Jesucristo
nos ha dado la confianza y certeza de que cuanto pedimos al Padre en su nombre,
buscando hacer en todo su voluntad, y si es para nuestro bien y el de la comunidad,
Dios nos escucha. Esa es la alegría que irradia todo aquel que con fe firme confía en
la Palabra de Dios, la cual no es solo una palabra que se manifiesta, sino que tiene
el poder de realizar lo que dice y promete.
Experimentar las cosas maravillosas que Dios realiza por medio de su Hijo Jesu-
cristo, nos motiva a acercarnos a Él con toda confianza, exponiéndole nuestras jus-
tas necesidades, sobre todo las de los hermanos más necesitados. La oración, como
encuentro de intimidad con la Palabra de Dios y la Palabra de nuestro Señor Jesu-
cristo, nos lleva a realizar acciones que, muchas veces, los miembros de la comu-
nidad no lo entienden, aun cuando se hace en beneficio de todos, por motivos de
celo o envidia, como pasa entre los discípulos de Juan el Bautista y Jesús; pero quien
pone por encima de sus intereses el servicio a los hermanos, reconoce en su labor el
amor de Dios, y es capaz de decir como Juan: “Que el crezca y yo venga a menos”.

Para meditar: ¿Nuestra oración tiene la


confianza necesaria para pedir al Señor Para reflexionar
aquello que en justicia necesitamos o los
otros necesitan? ¿Es motivo de alegría
sabernos escuchados por el Padre y por
Jesús?

55 
11
ANTÍFONA DE ENTRADA Hijo de Dios lo protege y el maligno no
Ga 4, 4-5 puede tocarlo. Sabemos que nosotros
Dios envió a su Hijo, nacido de una pertenecemos a Dios mientras que el
SÁBADO

mujer, para que recibiéramos el ser hijos mundo entero está en poder del malig-
de adopción. no. Pero también sabemos que el Hijo
de Dios vino y nos dio entendimiento
para que podamos conocer al verdade-
ORACIÓN COLECTA
ro Dios. Y estamos unidos al verdadero
Dios todopoderoso y eterno que por Dios porque estamos unidos a su Hijo
medio de tu Unigénito nos hiciste, para Jesucristo. Este es el verdadero Dios y
ti, nuevas creaturas, concédenos, por la vida eterna. Hijitos, ¡cuidado con los
tu gracia, que nos identifiquemos con ídolos! (1Jn 5, 14-21).
aquel en quien nuestra naturaleza está Palabra de Dios.
unida a la tuya. Por nuestro Señor Jesu-
cristo, tu Hijo…
SALMO RESPONSORIAL
PRIMERA LECTURA Del salmo 149
R/. Yo te invoco porque tú
Si le pedimos algo de acuerdo
me respondes, Dios mío.
con su voluntad, Él nos escucha.
• Canten al Señor un cántico nuevo,
De la Primera carta de san Juan resuene su alabanza en la asamblea
de los fieles; que se alegre Israel por
Queridos míos: Es tal la confianza que
su Creador, los hijos de Sion por su
tenemos en Dios, que si le pedimos
Rey. R/.
algo de acuerdo con su voluntad, Él nos
escucha; y sabiendo que nos escucha • Alaben su nombre con danzas, cán-
cuando se lo pedimos, estamos seguros tenle con tambores y cítaras; porque
de recibir lo que pidamos. el Señor ama a su pueblo y adorna
con la victoria a los humildes. R/.
Si alguien ve a su hermano come-
ter un pecado que no le ha causado la • Que los fieles festejen su gloria y can-
muerte, pídale a Dios, que Él le dará ten jubilosos en filas, con vítores a
vida; me refiero a los pecados que no Dios en la boca. Es un honor para
causen la muerte eterna. Porque hay un todos sus fieles. R/.
pecado que de hecho la causa; y en tal
caso no le digo que pida a Dios. Toda ACLAMACIÓN ANTES
mala acción es ya un pecado, pero no DEL EVANGELIO    Mt 4, 16
todo pecado causa sin más la muerte R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
eterna. El pueblo que andaba en tinieblas vio la
Sabemos que todo el que ha nacido luz de un gran día; vivían en sombras de
de Dios ha dejado de pecar, porque el muerte, y una luz les brilló. R/.

 56
11
EVANGELIO es completa. Él debe crecer y yo dismi-
Jesús debe crecer y Juan nuir” (Jn 3, 22-30).
el Bautista disminuir. Palabra del Señor.

SÁBADO
Del Evangelio según san Juan
ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Se fue Jesús con sus discípulos a la
región de Judea y pasó allí algún tiempo Oh Dios, autor de la piedad sincera y
con ellos bautizando. Por su parte, Juan de la paz, concédenos glorificarte con
el Bautista estaba bautizando en Enón, esta ofrenda, y, por la participación de
cerca de Salim, porque había allí agua estos sagrados misterios, vivir firme-
abundante. La gente llegaba y recibía el mente unidos en un mismo sentir. Por
bautismo, pues todavía no habían meti- Jesucristo, nuestro Señor.
do a Juan en la cárcel. Prefacio de Epifanía, p. 10.
Y se produjo una discusión entre los
discípulos de Juan y un judío acerca ANTÍFONA DE COMUNIÓN
de los baños de purificación. Entonces
fueron a donde Juan y le dijeron: “Oye, Jn 1, 16
maestro, el que estaba contigo al otro De su plenitud todos hemos recibido
lado del Jordán, el hombre a favor del gracia tras gracia.
cual tú diste testimonio, también está
bautizando, y todos se van a donde Él”. ORACIÓN DESPUÉS
Juan les dio esta respuesta: “Uno no DE LA COMUNIÓN
puede quedarse con nada, si Dios no se Que tu pueblo, Señor, dirigido por tu
lo da. Ustedes mismos son testigos de ayuda continua, reciba los auxilios pre-
que dije que yo no era el Mesías, sino sentes y futuros de tu bondad; y, sos-
que fui enviado delante de Él. El que tenido por el necesario consuelo de los
se casa con la novia es el novio. Lo que bienes temporales, aspire con más con-
hace el amigo del novio, que lo acom- fianza a las realidades eternas. Por Jesu-
paña como testigo, es alegrarse cuando
cristo, nuestro Señor.
lo siente llegar. Por eso ahora mi alegría

SOBRE LA JUSTICIA

Un corazón de Padre que va más allá de nuestro pequeño concepto de justi-


cia para abrirnos a los horizontes ilimitados de su misericordia. Un corazón de
Padre que nos trata según nuestros pecados y nos paga según nuestras culpas.
Papa Francisco

57 
Domingo 12
BAUTISMO DEL SEÑOR - Fiesta – Blanco
Oficio: De la Fiesta

LAUDES
(Oración de la mañana)

V. Señor abre mis labios SALMODIA


R. Y mi boca proclamará tu alabanza Ant. 1. El soldado bautizaba a su Rey,
el siervo a su Señor, Juan al Salvador: el
Se dice el Salmo 94 (p. 30)
agua del Jordán se estremece, la Paloma
con la antífona siguiente:
da testimonio, la voz del Padre declara:
Ant. Venid, adoremos a Cristo, el Hijo «Este es mi Hijo».
amado, en quien el Padre tiene sus
complacencias. Salmo 62, 2-9
El alma sedienta de Dios
Himno ¡Oh Dios!, tú eres mi Dios,
por ti madrugo,
A la orilla del Jordán,
mi alma está sedienta de ti;
descalza el alma y los pies,
mi carne tiene ansia de ti,
bajan buscando pureza
como tierra reseca, agostada, sin agua.
doce tribus de Israel.
¡Cómo te contemplaba en el santuario
Piensan que a la puerta está
viendo tu fuerza y tu gloria!
el Mesías del Señor
Tu gracia vale más que la vida
y que para recibirle
te alabarán mis labios.
gran limpieza es menester.
Toda mi vida te bendeciré
Bajan hombres y mujeres, y alzaré las manos invocándote.
pobres y ricos también, Me saciaré de manjares exquisitos,
y Juan, sobre todos ellos, y mis labios te alabarán jubilosos.
derrama el agua y la fe.
En el lecho me acuerdo de ti
Mas ¿por qué se ha de lavar y velando medito en ti,
a la Pureza, por qué? porque fuiste mi auxilio,
Porque el bautismo hoy empieza y a la sombra de tus alas
y ha comenzado por Él. Amén. canto con júbilo;

 58
12
mi alma está unida a ti, Montes y cumbres, bendecid al Señor;
y tu diestra me sostiene. cuanto germina en la tierra, bendiga al
Se dice Gloria al Padre. Señor.

DOMINGO
Ant. El soldado bautizaba a su Rey, el Manantiales, bendecid al Señor;
siervo a su Señor, Juan al Salvador: el mares y ríos, bendecid al Señor.
agua del Jordán se estremece, la Paloma Cetáceos y peces, bendecid al Señor;
da testimonio, la voz del Padre declara: aves del cielo, bendecid al Señor.
«Este es mi Hijo».
Fieras y ganados, bendecid al Señor,
ensalzadlo con himnos por los siglos.
Ant. 2. Al manifestarse al mundo la glo-
ria de Cristo, las aguas del Jordán fue- Hijos de los hombres, bendecid al Señor;
ron santificadas: sacad aguas con gozo bendiga Israel al Señor.
de las fuentes del Salvador; Cristo, el Sacerdotes del Señor, bendecid al Señor;
Señor, ha santificado la creación entera. siervos del Señor, bendecid al Señor.
Almas y espíritus justos,
Cántico    (Dn 3, 57-88.56) bendecid al Señor;
Toda la creación alabe al Señor santos y humildes de corazón,
Creaturas todas del Señor, bendecid al Señor.
bendecid al Señor, Ananías, Azarías y Misael,
ensalzadlo con himnos por los siglos. bendecid al Señor,
Ángeles del Señor, bendecid al Señor; ensalzadlo con himnos por los siglos.
cielos, bendecid al Señor. Bendigamos al Padre, al Hijo
Aguas del espacio, bendecid al Señor; y al Espíritu Santo,
ejércitos del Señor, bendecid al Señor. ensalcémoslo con himnos por los siglos.
Sol y luna, bendecid al Señor; Bendito el Señor en la bóveda del cielo,
astros del cielo, bendecid al Señor. alabado y glorioso y ensalzado
por los siglos.
Lluvia y rocío, bendecid al Señor;
vientos todos, bendecid al Señor. No se dice Gloria al Padre.
Fuego y calor, bendecid al Señor; Ant. Al manifestarse al mundo la gloria
fríos y heladas, bendecid al Señor. de Cristo, las aguas del Jordán fueron
Rocíos y nevadas, bendecid al Señor; santificadas: sacad aguas con gozo de las
témpanos y hielos, bendecid al Señor. fuentes del Salvador; Cristo, el Señor,
Escarchas y nieves, bendecid al Señor; ha santificado la creación entera.
noche y día, bendecid al Señor.
Ant. 3. Te glorificamos, Señor, Dios y
Luz y tinieblas, bendecid al Señor; redentor, a ti que con el Espíritu y el
rayos y nubes, bendecid al Señor. fuego purificas a los hombres de su
Bendiga la tierra al Señor, pecado.
ensálcelo con himnos por los siglos.

59 
12
Salmo 149 RESPONSORIO BREVE
Alegría de los santos V. Cristo, Hijo de Dios vivo,
ten piedad de nosotros.
DOMINGO

Cantad al Señor un cántico nuevo,


resuene su alabanza en la asamblea R. Cristo, Hijo de Dios vivo,
de los fieles; ten piedad de nosotros.
que se alegre Israel por su Creador, V. Tú que hoy te has manifestado.
los hijos de Sion por su Rey. R. Ten piedad de nosotros.
Alabad su nombre con danzas, V. Gloria al Padre, y al Hijo,
cantadle con tambores y cítaras; y al Espíritu Santo.
porque el Señor ama a su pueblo R. Cristo, Hijo de Dios vivo,
y adorna con la victoria ten piedad de nosotros.
a los humildes.
Que los fieles festejen su gloria CÁNTICO EVANGÉLICO
y canten jubilosos en filas:
con vítores a Dios en la boca Cristo es bautizado y el universo ente-
y espadas de dos filos en las manos: ro se purifica; el Señor nos obtiene el
perdón de los pecados: purifiquémonos
para tomar venganza de los pueblos todos por el agua y el Espíritu.
y aplicar el castigo a las naciones,
sujetando a los reyes con argollas, Cántico de Zacarías (16).
a los nobles con esposas de hierro.
Ejecutar la sentencia dictada PRECES
es un honor para todos sus fieles.
Roguemos a nuestro Redentor, bautiza-
Se dice Gloria al Padre. do por Juan en el Jordán, y digámosle:
Ant. Te glorificamos, Señor, Dios y Señor, ten piedad.
redentor, a ti que con el Espíritu y el Cristo Jesús, que al manifestarte al mun-
fuego purificas a los hombres de su do has iluminado a todos los hombres,
pecado. concede luz abundante a cuantos hoy
se relacionen con nosotros.
LECTURA BREVE (Is 61, 1-2a) Cristo Jesús, que para enseñarnos un
El Espíritu del Señor está sobre mí, camino de humildad te humillaste reci-
porque el Señor me ha ungido. Me ha biendo el bautismo de Juan,
enviado para dar la buena noticia a los danos un espíritu de humilde servicio
pobres, para vendar los corazones des- para con todos los hombres.
garrados, para proclamar la amnistía a Cristo Jesús, que por tu bautismo nos
los cautivos, la libertad a los prisione- purificaste de todo pecado y nos hiciste
ros, para proclamar el año de gracia del hijos del Padre,
Señor.

 60
12
concede el espíritu de adopción a todos ORACIÓN
los que buscan a Dios con sinceridad. Dios todopoderoso y eterno, que pro-
Cristo Jesús, que en tu bautismo abriste clamaste solemnemente a Cristo como

DOMINGO
una puerta de salvación para los cristia- tu Hijo amado, cuando era bautizado
nos y santificaste la creación entera, en el Jordán y descendía el Espíritu San-
haz de todos nosotros ministros de tu to sobre él, concede a tus hijos de adop-
Evangelio en el mundo. ción, renacidos del agua y del Espíritu
Santo, que se conserven siempre dignos
Cristo Jesús, que en tu bautismo nos de tu complacencia. Por nuestro Señor
revelaste a la Trinidad, Jesucristo, tu Hijo.
renueva el espíritu de adopción y el
sacerdocio real de los bautizados.
CONCLUSIÓN
Se pueden añadir algunas intenciones libres.
V. El Señor nos bendiga, nos guarde de
Gracias a Jesucristo somos hijos de todo mal y nos lleve a la vida eterna.
Dios; por eso nos atrevemos a decir: R. Amén.
Padre nuestro.

CELEBRACIÓN
EUCARÍSTICA
MONICIÓN DE ENTRADA como una paloma. Y se oyó la voz del
Comentador: La fiesta del bautismo Padre: “Este es mi Hijo amado, en
del Señor está estrechamente vincula- quien están mis complacencias”.
da con el misterio de la manifestación
de Cristo al mundo; en efecto, es en Se dice Gloria.
su bautismo donde Jesús recibe la con-
firmación de su misión por parte del ORACIÓN COLECTA
Padre y la unción del Espíritu Santo. Dios todopoderoso y eterno, que pro-
La Palabra nos ayuda a comprender el clamaste que Jesucristo es tu Hijo
valor y el significado de este aconteci- amado cuando, al ser bautizado en el
miento y nos compromete a trabajar en Jordán, el Espíritu Santo descendió
la tarea salvadora de la humanidad. sobre Él: concede a tus hijos de adop-
ción, renacidos del agua y del Espíritu
ANTÍFONA DE ENTRADA Santo, que se conserven siempre dignos
Cf. Mt 3, 16-17 de tu complacencia. Por nuestro Señor
Jesucristo, tu Hijo…
Habiéndose bautizado el Señor, se abrió
el cielo y el Espíritu se posó sobre Él

61 
12
LITURGIA DE LA PALABRA sacar a los presos de la cárcel, del cala-
bozo a los que viven en tinieblas” (Is 42,
Comentador: El Ungido de Dios viene 1-4.6-7).
DOMINGO

para proclamar la justicia y el derecho


Palabra de Dios.
a todas las naciones, para instaurar un
mundo nuevo donde reine la libertad,
el respeto y la vida digna para todos. El SALMO RESPONSORIAL
apóstol Pedro da testimonio de Cristo Del salmo 28
como el ungido y enviado por Dios con R/. En el Jordán se oyó tu voz, oh Padre.
la fuerza del Espíritu Santo, para hacer • Hijos de Dios, aclamen al Señor,
presente su bondad y misericordia en el aclamen la gloria del nombre del
mundo, especialmente en favor de los Señor; póstrense ante el Señor en el
que sufren. Juan el Bautista no se deja atrio sagrado. R/.
influenciar por la exaltación de algunos
que creían que él era el Mesías; por el • La voz del Señor sobre las aguas, el
contrario, él abre el espacio a Jesús, a Señor sobre las aguas torrenciales. La
quien el mismo Padre le confirma en su voz del Señor es potente, la voz del
misión. Señor es magnífica. R/.
• El Dios de la gloria hace oír su true-
no. En su templo un grito unánime:
PRIMERA LECTURA
“¡Gloria!”. El trono del Señor está
Este es mi siervo, a quien sostengo. encima de la tempestad, el Señor se
Del libro de Isaías sienta como Rey eterno. R/.

Esto dice el Señor: “Este es mi siervo, SEGUNDA LECTURA


a quien sostengo, mi elegido, en quien
Cómo ungió Dios a Jesús de Nazaret,
tengo mi complacencia. He puesto en
llenándolo del Espíritu Santo.
él mi espíritu para que muestre a las
naciones cómo hago justicia. De los Hechos de los Apóstoles
No gritará, no levantará la voz, no irá
En la casa del centurión Cornelio tomó
vociferando por las calles. No quebrará
Pedro la palabra y dijo: “Ahora com-
la caña ya doblada, no apagará la mecha
prendo claramente que Dios no hace
que arde débilmente. Probará que sí
discriminaciones, sino que acepta con
hago justicia, y sin ser débil él mismo ni
agrado a todos los que lo temen y prac-
doblarse, la implantará en la tierra. Los
tican la justicia, de cualquier nación que
países del mar esperan su enseñanza.
sean. Ustedes ya conocen el mensaje
Yo, el Señor, te llamé para traer la que envió al pueblo de Israel, comuni-
libertad, yo te tomé de la mano, te for- cándoles la noticia de la paz que traería
mé y te destiné a ser instrumento de la Jesucristo, como Señor de todos los
alianza con mi pueblo, luz de las nacio- pueblos.
nes, para abrir los ojos a los ciegos y

 62
12
Ya conocen ese acontecimiento, que muy querido, en quien tengo mi com-
trascendió a todo el territorio judío y placencia” (Mt 3, 13-17).
que había tenido su comienzo en Gali- Palabra del Señor.

DOMINGO
lea, después del bautismo que predicó
Juan: me refiero a cómo ungió Dios a Se dice Credo.
Jesús de Nazaret, llenándolo del Espí-
ritu Santo y de poder. Así pasó Él ORACIÓN UNIVERSAL
haciendo el bien y curando a todos los
que estaban bajo el dominio del diablo, A Dios Padre, rico en misericordia, que
porque Dios estaba con Él” (Hch 10, perdona y justifica a quien se dirige a
34-38). Él, elevemos nuestra oración y digamos:
Todos: Renueva en nosotros, Padre,
Palabra de Dios.
la gracia del bautismo.
1. Por la Iglesia, para que tome una firme
ACLAMACIÓN ANTES posición contra el pecado y acoja con
DEL EVANGELIO    Cf. Mc 9, 7 bondad a los pecadores que vuelven al
R/. Aleluya, aleluya, aleluya. Padre, perseverando en el camino de
conversión y purificación tras su Maes-
Se abrió el cielo y resonó la voz del
tro, oremos.
Padre: “Este es mi Hijo muy querido.
Escúchenlo”. R/. 2. Por el Papa y los que están comprome-
tidos en la nueva evangelización, para
que a través del ministerio de la pre-
EVANGELIO dicación, anuncien a todo hombre el
Apenas fue bautizado, vio Jesús al Espíri- inmenso don del bautismo mediante el
tu de Dios posarse sobre Él. cual podemos ser renovados interior-
mente a imagen del Hijo, oremos.
Del Evangelio según san Mateo
3. Por todos los catecúmenos, para que
Jesús fue desde Galilea hasta el Jordán, en ellos crezca la conciencia de que el
a donde Juan, para que lo bautizara. don del bautismo los asimilará a la vida
Pero Juan se oponía diciéndole: “Soy misma de Jesús, y experimenten la gra-
yo quien necesito ser bautizado por ti; titud y la responsabilidad de llegar a ser
¿y tú acudes a mí?”. Jesús le respon- auténticos hijos de Dios, oremos.
dió: “Déjame ahora, porque así debe- 4. Por las personas que aún no han des-
mos cumplir todo lo que Dios quiere”. cubierto la presencia y la acción del
Entonces Juan accedió. Espíritu Santo en su vida, que puedan
Y apenas fue bautizado, salió Jesús abrirse al Consolador para que su vida,
del agua; y se abrieron los cielos sobre enriquecida con los dones y carismas
del Espíritu, sea alegre, suave y libre,
Él, y vio al Espíritu de Dios bajar como
oremos.
una paloma y posarse sobre Él. Y una
voz desde el cielo dijo: “Este es mi Hijo 5. Por nosotros, para que seamos cohe-
rentes con el bautismo que hemos reci-

63 
12
bido y comprendamos que nuestra mi- quiso lavar los pecados del mundo. Por
sión debe estar enmarcada en la misión Jesucristo, nuestro Señor.
del Hijo amado, quien dio su vida por
DOMINGO

nuestra redención, oremos. Prefacio: Bautismo del Señor, p. 10.

Intenciones particulares.
ANTÍFONA DE COMUNIÓN
Presidente: Dios, Padre misericordio-
Jn 1, 32.34
so, que en el acontecimiento del bau-
tismo en el Jordán nos has revelado la Este es Aquel de quien Juan decía: “Yo
identidad de tu Hijo Jesucristo, haz que lo he visto y he dado testimonio que
escuchemos con corazón dócil su Pala- este es el Hijo de Dios”.
bra. Él vive y reina por los siglos de los
siglos. Amén. ORACIÓN DESPUÉS
DE LA COMUNIÓN
ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS Alimentados con este don sagrado
Acepta, Señor, los dones que te presen- imploramos, Señor, tu clemencia, para
tamos al conmemorar la manifestación que escuchando con fe a tu Unigénito,
de tu Hijo amado, para que la ofrenda nos llamemos y seamos realmente hijos
de tus fieles se convierta en el sacrifi- tuyos. Por Jesucristo, nuestro Señor.
cio de Aquel que misericordiosamente

LECTIO DIVINA
1. ORACIÓN INICIAL 2. LECTURA (¿QUÉ DICE EL TEXTO?)
Te alabamos, Padre invisible, dador de Lee atentamente el evangelio y escu-
inmortalidad: tú eres la fuente de la cha el mensaje que Dios te transmite.
vida, la fuente de la luz, la fuente de
toda gracia y de toda verdad, amante 3. PARA MEDITAR
de los hombres y amante de los pobres, (¿QUÉ ME DICE EL TEXTO?)
que con todos te reconcilias y a todos
atraes hacia ti por medio de la venida de Clave de lectura
tu Hijo amado. Haz de nosotros hom-
Este fragmento evangélico (Mt 3, 13-17)
bres vivos, danos el Espíritu de Luz,
forma parte de la sección narrativa del
para que te conozcamos, el Verdadero,
evangelista Mateo, en la que introduce
y a Aquel que enviaste Jesucristo” (Aná-
a la vida pública de Jesús. Después de la
fora de Serapión).
huida a Egipto, Jesús vive en Nazaret.

 64
12
Ya adulto, lo encontramos aquí, a las plan salvífico de Dios (así cumplimos
orillas del río Jordán. Se trata de la parte toda justicia), respetando el modo (en
conclusiva del pasaje dedicado a Juan el la humildad – kénosis) y los tiempos (la

DOMINGO
Bautista, el encuentro de los dos. Quien hora – kairós). La diversidad de los dos
quisiera profundizar todavía en la per- se coliga también por las familias de
sonalidad de Juan y su mensaje debe proveniencia (sacerdotal la de Juan), del
tener en cuenta todo el capítulo 3 de lugar (Jerusalén para Juan, Nazaret de
Mateo. Nuestro pasaje está centrado en Galilea para Jesús), en la modalidad de
particular sobre el reconocimiento de la su concepción (anuncio al padre, Zaca-
divinidad de Cristo en el momento de rías, según el modelo antiguo; anuncio
su bautismo. Dios Padre revela quién es a la madre, María), la edad de los padres
Jesús. (ancianos los de Juan). Todo está mani-
festando el pasaje entre el Antiguo y el
Comentario del texto
Nuevo Testamento. Mateo prepara a los
Jesús adulto (Mt 13, 13). Después de la lectores a la novedad del Cristo: “Han
“desaparición” de Juan de la escena (13, oído que fue dicho, pero yo les digo”
1), Jesús, desde Nazaret, donde había (Mt 5).
pasado su infancia y la primera juven- La presentación de Dios Padre y el Espíritu
tud (Mt 12, 23), se dirige al río Jordán. Santo (Mt 13, 16-17). En el Evangelio de
Como buen israelita está atento a los Mateo tenemos la solemne “adoración
movimientos religiosos auténticos que de los Magos” como reconocimiento de
surgen entre el pueblo. Muestra aprobar la realeza-divinidad de Jesús. Lucas aña-
la obra de Juan y decide recibir el bau- de también el reconocimiento de Isa-
tismo con agua, no ciertamente para bel (Lc 1, 42-43), de los ángeles (Lc 2,
ser perdonado de los pecados, sino para 13-14), de los pastores (Lc 2, 20), de los
unirse y compartir plenamente las espe- ancianos Simeón y Ana (Lc 2, 25-38).
ranzas y expectativas de todos los hom- En todos los evangelistas, pues, se evoca
bres y mujeres. No es la humanidad la la proclamación de la identidad divina
que va a Él, sino que es Él quien va hacia de Jesús por parte de Dios Padre y del
ella, según la lógica de la encarnación. Espíritu Santo presente bajo la forma
Diálogo de Juan con Jesús (Mt 13, de paloma. Mateo dice precisamente:
14-15). El intento de Juan de impe- “Este es” y no “tú eres” mi Hijo amado.
dir el bautismo de Jesús es el recono- Jesús es de naturaleza divina y al mis-
cimiento de la diversidad entre los dos mo tiempo el nuevo Adán, principio
y el conocimiento del nuevo (la Nueva de una humanidad nueva, reconciliada
Alianza) que entra en escena: “Aquel con Dios junto a la naturaleza recon-
que viene después de mí... los bautizará ciliada también ella con Dios, a través
en Espíritu Santo y fuego... tiene en la de la inmersión de Cristo en las aguas.
mano el bieldo... limpiará... recogerá... Se reabren los cielos después que han
quemará...” (vv. 11-12). El comporta- estado cerrados tanto tiempo por causa
miento de Jesús es el de someterse al del pecado y la tierra queda bendecida.

65 
12
La entrada de Jesús en las aguas prefigu- • ¿Quién o cuál experiencia te ha re-
ra su bajada a los infiernos y se realiza la velado más plenamente tu identidad,
palabra del salmista (Sal 74, 13-14): Él vocación y misión?
DOMINGO

aplasta la cabeza del enemigo. El Bau- • ¿Qué sentido tiene para ti el recuerdo
tismo no solo prefigura, sino que inau- de tu bautismo?
gura y anticipa la derrota de Satanás y
la liberación de Adán. Por tanto, no será • ¿Cuál fue el comportamiento de Je-
fácil reconocer al Mesías en la dimen- sús de Nazaret después del bautismo?
sión de debilidad, el mismo Juan tiene ¿Qué compromiso implica ser bauti-
alguna duda cuando está en la cárcel y zados en la Iglesia católica?
le manda decir por medio de sus discí-
pulos: “¿Eres tú aquel que debe venir o 5. PARA CONTEMPLAR
debemos esperar a otro? (Mt 11, 3). Haz un momento de silencio e interioriza
En la tradición de la Iglesia griega, el el texto bíblico para que ilumine tu men-
Bautismo de Jesús es la fiesta más impor- te. Déjate animar por el ardor de la Pala-
tante en las celebraciones navideñas. El bra, como quien recibe el calor del sol.
6 de enero se festeja en conjunto: Bau-
tismo, Nacimiento, visita de los Magos, 6. PARA DISCERNIR
bodas de Caná como una sola realidad.
A la luz de la Palabra que has leído y
Más que del desarrollo histórico de la
meditado, ahora confronta tus criterios,
vida de Jesús se tiene en cuenta su rele-
valores, sentimientos y actitudes. Des-
vancia teológico-salvífica. El interés no
cubre la voluntad de Dios en tu situa-
se centra en el aspecto sentimental, sino
ción personal.
en la manifestación histórica de Dios y
su ser reconocido como Señor. 7. ORACIÓN FINAL
San Cirilo de Jerusalén afirma que Jesús
confiere a las aguas del bautismo el Jesús, fuente de la vida, que vienes a can-
“color de su divinidad” (III catequesis celar la condena de Adán, en el Jordán
mistagógica, 1). has acabado con el odio, concédenos la
paz que supera toda inteligencia. Verbo
San Gregorio de Nisa escribe que la crea- esplendente enviado por el Padre, des-
ción de este mundo y la creación espiri- pués de borrar las culpas de los morta-
tual, un tiempo enemigas, se reúnen en les, ven a disipar las largas y tristes horas
la amistad, y nosotros humanos, hace- de la noche y mediante tu bautismo, haz
mos un solo coro con los ángeles, parti- salir resplandeciente a tus hijos de las
cipamos en sus alabanzas (PG 46, 599). olas del Jordán. Que se vista de blanco
4. PARA REFLEXIONAR la raza humana, salga de las aguas como
hijos de Dios y transforma la creación
• ¿Por qué Jesús “sale al descubierto”
a imagen del Creador. Amén. (De los
después de la vida oculta en Nazaret?
“cantos” litúrgicos orientales).
¿Cómo madura su conciencia de su
identidad y misión?

 66
13 Lunes SAN HILARIO DE POITIERS, OBISPO Y DOCTOR DE LA IGLESIA
– Feria / Memoria libre – Verde / Blanco
Oficio: Ferial o de la Memoria libre - Tiempo Ordinario - LH: Tomo III - Salterio: 1a. semana

Hilario siendo aún laico, fue elegido obispo de Poitiers, hacia el


350. Se convirtió del paganismo después de leer las Sagradas Es-
crituras, de las que fue un agudo intérprete. Por defender en forma
decidida contra los arrianos la divinidad de Jesús, proclamada por
el concilio de Nicea, fue deportado al Oriente durante cuatro años.
Cuando volvió a Poitiers, favoreció mucho la restauración de la vida
monástica. Murió el 13 de enero del 367.

NO APROVECHARSE DEL MAL DEL OTRO

L
a relación entre personas está marcada por los diversos intereses que unos y
otros buscan. En algunos casos las relaciones se vuelven humillantes y son
capaces hasta de destruir el corazón humano, sumiéndolo en la angustia, la
soledad y la depresión, llevando, incluso, a la persona a perder el sentido de la vida.
Una verdadera ofrenda a Dios ha de ir de la mano con el respeto a las personas y su
situación histórica y social, aunque no falta quien hace todo lo contrario y la uti-
liza para humillar, aprovechándose de la condición desafortunada del otro. Es ahí
donde resuena la voz de Dios que llama a una fe y una conversión sincera. Quien
así lo hace se pone al servicio de los demás, comunica buenas noticias y se vuelve
servidor del Reino, propagador del bien.
Hoy son muchas las personas, sobre todo en los centros educativos, que son vícti-
mas de la humillación, la burla y el desprecio por su situación personal, familiar o
social (a nivel técnico a este fenómeno se le ha llamado bullying). Dios no es indi-
ferente de esta situación y se pone del lado de los humillados, valiéndose incluso
de estos para el anuncio de la buena noticia. La Iglesia está llamada a colocarse, en
nombre de Jesucristo, del lado de los excluidos, de los humillados, para manifestar
con acciones concretas que Dios está de su parte en todo momento, aun cuando a
veces parece que su auxilio y defensa tardan en llegar, pero Él está ahí.

Para meditar: ¿Nos afecta interior- Misa de la feria (la de cualquier domingo del
mente la burla que se hace a las perso- tiempo Ordinario), con las lecturas de hoy. Tam-
nas por causa de su situación personal? bién puede celebrarse la misa que sigue a conti-
¿Estamos dispuestos a actuar de forma nuación, de san Hilario, o alguna otra votiva.
diferente desde una sincera conversión
al Señor?

67 
13
ANTÍFONA DE ENTRADA Su rival la insultaba, ensañándose con
Cf. Ez 34, 11. 23-24 ella para mortificarla, porque el Señor
Buscaré a mis ovejas, dice el Señor, y la había hecho estéril.
LUNES

suscitaré para ellas un pastor que las Así hacía año tras año; siempre que
apaciente. Yo el Señor seré su Dios. subían al templo del Señor, solía insul-
tarla así.
ORACIÓN COLECTA Una vez Ana lloraba y no comía. Y
Concédenos, Dios todopoderoso, que Elcaná, su marido, le dijo: “Ana, ¿por
alcancemos a conocer de manera con- qué lloras y no comes? ¿Por qué te
veniente, y a proclamar con veracidad afliges? ¿No te valgo yo más que diez
la divinidad de tu Hijo, que el obispo hijos?” (1S 1, 1-8).
san Hilario constantemente defendió. Palabra de Dios.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo…
SALMO RESPONSORIAL
PRIMERA LECTURA Del salmo 115
Su rival insultaba a Ana, porque R/. Te ofreceré, Señor, un sacrificio
el Señor la había hecho estéril. de alabanza.
Comienzo del Primer libro de Samuel • ¿Cómo pagaré al Señor todo el bien
que me ha hecho? Alzaré el cáliz de
Había un hombre sufita, oriundo de salvación, invocando su nombre. R/.
Ramá, en la serranía de Efraín, llama-
do Elcaná, hijo de Yeroján, hijo de Eli- • Cumpliré al Señor mis votos en pre-
hú, hijo de Tojú, hijo de Suf, efraimita. sencia de todo el pueblo. Te ofreceré
Tenía dos mujeres: una se llamaba Ana un sacrificio de alabanza, invocando
y la otra Fenina; Fenina tenía hijos, y tu nombre, Señor. R/.
Ana no los tenía. • Cumpliré al Señor mis votos en pre-
Aquel hombre solía subir todos los sencia de todo el pueblo, en el atrio
años desde su pueblo, para adorar y de la casa del Señor, en medio de ti,
ofrecer sacrificios al Señor de los ejérci- Jerusalén. R/.
tos en Siló, donde estaban de sacerdotes
del Señor los dos hijos de Elí, Jofní y ACLAMACIÓN ANTES
Fineés. DEL EVANGELIO    Mc 1, 15
Llegado el día de ofrecer el sacrificio, R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
repartía raciones a su mujer Fenina para Está cerca el Reino de Dios –dice el
sus hijos e hijas, mientras que a Ana le Señor–: conviértanse y crean en el
daba solo una ración; y eso que la que- Evangelio. R/.
ría, pero el Señor la había hecho estéril.

 68
13
EVANGELIO ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Conviértanse y crean en el Evangelio. Mira propicio, Señor, en la fiesta de san
Del Evangelio según san Marcos
Hilario, las ofrendas que presentamos

LUNES
en el altar, para gloria de tu nombre y
Cuando arrestaron a Juan, Jesús se mar- para el perdón de nuestros pecados. Por
chó a Galilea a proclamar el Evangelio Jesucristo, nuestro Señor.
de Dios. Decía: “Se ha cumplido el pla- Prefacio de los Santos Pastores, p. 11.
zo, está cerca el Reino de Dios: conviér-
tanse y crean en el Evangelio”.
Pasando junto al lago de Galilea, vio ANTÍFONA DE COMUNIÓN
a Simón y a su hermano Andrés, que Cf. Lc 12, 36-37
eran pescadores y estaban echando el Dichoso el siervo aquel a quien su
copo en el lago. Jesús les dijo: “Vengan Señor, cuando venga y toque la puerta,
conmigo y los haré pescadores de hom- lo encuentre despierto.
bres”. Inmediatamente dejaron las redes
y lo siguieron. ORACIÓN DESPUÉS
Un poco más adelante vio a Santia- DE LA COMUNIÓN
go, hijo de Zebedeo, y a su hermano Alimentados, Señor, por estos santos
Juan, que estaban en la barca repasando misterios te pedimos humildemente,
las redes. Los llamó, dejaron a su padre que a ejemplo de san Hilario, nos dedi-
Zebedeo en la barca con los jornaleros y quemos a profesar lo que él creyó y a
se marcharon con Él (Mc 1, 14-20). poner en práctica lo que él enseñó. Por
Palabra del Señor. Jesucristo, nuestro Señor.

ORACIÓN A DIOS POR LA SEMANA QUE INICIA

Señor Dios, Padre Rey celestial, gracias por tus bendiciones y tu amor.
Gracias por mostrarme siempre que estás conmigo. Gracias por la vida
que me has regalado y todos los regalos que recibo de ti cada día.
A través de esta oración Padre amado, quisiera entregarte la semana que
inicia. La pongo en tus manos, pues al hacerlo sé que cada experien-
cia que viva tiene una razón de ser y busca mi crecimiento espiritual.
Protégeme de todo lo negativo tangible e intangible. Te lo pido, Señor.
Protege mi hogar y mi familia. Envía a mi lado cientos de tus ángeles
para que me acompañen en todo momento y me guíen hacia ti, Padre
celestial. Amén.

69 
14 Martes SANTA MACRINA LA MAYOR - Feria – Verde
Oficio: Ferial - Salterio: 1a. semana

Macrina nació en Asia Menor y fue instruida por san Gregorio Tau-
maturgo. Junto a su esposo, vivió la persecución de Diocleciano. Su
familia fue una verdadera escuela de santidad: madre de san Basilio
el Mayor y suegra de santa Emilia; abuela de los santos Basilio Mag-
no, Gregorio de Nisa, de Macrina la Joven y Pedro de Sebaste. Su
nieto, san Basilio, decía: “Ella moldea nuestras almas en una piedad
fundada sobre la sana doctrina”.

ORAR DE TAL MANERA QUE DIOS SE ACUERDE

C
uando una situación personal y hasta social afecta lo más íntimo de una
persona, esta está dispuesta a hacer todo lo que esté a su alcance para rever-
tir el mal en bien, para ello se puede valer de medios curativos, de la terapia
y del diálogo confiado con alguna persona. El creyente sabe que en esas circunstan-
cias cuenta con el mejor de los médicos y consejeros, el Señor de la vida. Su medio
eficaz es la oración, esa capacidad de dirigirse a Dios en lenguaje de signos o de
palabras, nacidas de lo profundo, con la firme intención de movilizar el querer de
Dios, si esa es su voluntad, hacia la consecución del bien y la liberación de la burla,
el desprecio y la humillación. Ana supo dirigir su súplica en la dirección exacta y el
Señor se acordó de su oración.
La autoridad, la firmeza en el hablar, el saber decir la palabra acertada y dirigir
la flecha en la dirección correcta es parte de lo que logra el maravilloso don de la
oración cristiana. Orar es abandonarse a una presencia a la que no se le ocultan
las situaciones y males del ser humano; a uno que sabe lo que necesitamos, pero
que espera que se lo pidamos con una fe decidida, la que nace de una vida que ha
llegado al límite. Entonces los males son desenmascarados, reconocidos, en nom-
bre del Señor expulsados, y el ser humano es liberado para una vida en dignidad
y conforme al querer de Dios que busca la libertad y la paz de los suyos. Oremos
para conseguir la vida y la paz.

Para meditar: ¿Es nuestra oración tan Misa de la feria (la de cualquier domingo del
firme y decidida que hace que Dios se tiempo Ordinario) con las lecturas de hoy.
acuerde de lo que en ella le pedimos? También puede celebrarse la misa que sigue a
¿Oramos bajo la autoridad de la Palabra continuación, de la primera semana del tiempo
de Dios y con la fuerza poderosa de su Ordinario, o alguna otra votiva.
Espíritu?

 70
14
ANTÍFONA DE ENTRADA he bebido vino ni licor, estaba desaho-
En un trono excelso vi sentarse a un gándome ante el Señor. No creas que
varón, a quien adora la muchedumbre esta sierva tuya es una descarada; si he

MARTES
de los ángeles, que cantan a una voz: estado hablando hasta ahora, ha sido de
“Este es aquel cuyo nombre e imperio pura congoja y aflicción”.
permanecen eternamente”. Entonces Elí le dijo: “Vete en paz.
Que el Dios de Israel te conceda lo que
ORACIÓN COLECTA le has pedido”. Ana respondió: “Que
puedas favorecer siempre a esta sier-
Acompaña, Señor, con celestial ternu- va tuya.” Luego se fue por su camino,
ra los deseos de tu pueblo suplicante, comió, y no parecía la de antes.
para que vea lo que tiene que poner por
obra y tenga fortaleza para cumplirlo. A la mañana siguiente madrugaron,
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo… adoraron al Señor y se volvieron. Llega-
dos a su casa de Ramá, Elcaná se unió
a su mujer Ana, y el Señor se acordó de
PRIMERA LECTURA ella. Ana concibió, dio a luz un hijo y le
El Señor se acordó de Ana, puso de nombre Samuel, diciendo: “Al
y dio a luz a Samuel. Señor se lo pedí” (1S 1, 9-20).
Del Primer libro de Samuel Palabra de Dios.

En aquellos días, después de la comida


en Siló, mientras el sacerdote Elí estaba SALMO RESPONSORIAL
sentado en su silla junto a la puerta del 1Samuel 2
templo, Ana se levantó y, con el alma R/. Mi corazón se regocija
llena de amargura, se puso a rezar al por el Señor, mi salvador.
Señor, llorando a todo llorar. Y añadió • Mi corazón se regocija por el Señor,
esta promesa: “Señor de los ejércitos, si mi poder se exalta por Dios; mi boca
te fijas en la humillación de tu sierva y se ríe de mis enemigos, porque gozo
te acuerdas de mí, si no te olvidas de tu con tu salvación. R/.
sierva y le das a tu sierva un hijo varón, • Se rompen los arcos de los valientes,
se lo entrego al Señor de por vida, y no mientras los cobardes se ciñen de
pasará la navaja por su cabeza”. valor; los hartos se contratan por el
Mientras ella rezaba y rezaba al Señor, pan, mientras los hambrientos en-
Elí observaba sus labios. Y, como Ana gordan; la mujer estéril da a luz siete
hablaba para sí, y no se oía su voz aun- hijos, mientras la madre de muchos
que movía los labios, Elí la creyó borra- queda baldía. R/.
cha y le dijo: “¿Hasta cuándo te va a • El Señor da la muerte y la vida, hun-
durar la borrachera? A ver si se te pasa el de en el abismo y levanta; da la po-
efecto del vino”. Ana respondió: “No es breza y la riqueza, humilla y enaltece.
así, Señor. Soy una mujer que sufre. No R/.

71 
14
• Él levanta del polvo al desvalido, alza estupefactos: “¿Qué es esto? Este ense-
de la basura al pobre, para hacer que ñar con autoridad es nuevo. Hasta a
se siente entre príncipes y que herede los espíritus inmundos les manda y le
MARTES

un trono de gloria. R/. obedecen”.


Su fama se extendió en seguida por
ACLAMACIÓN ANTES todas partes, alcanzando la comarca
DEL EVANGELIO Cf. 1Ts 2, 13 entera de Galilea (Mc 1, 21b-28).
R/. Aleluya, aleluya, aleluya. Palabra del Señor.
Acojan la Palabra de Dios, no como
palabra de hombre, sino, cual es en ver- ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
dad, como Palabra de Dios. R/.
Te pedimos, Señor, que te sea agradable
la ofrenda de tu pueblo por la cual reci-
EVANGELIO bimos la santificación y obtenemos lo
Enseñaba con autoridad. que piadosamente pedimos. Por Jesu-
cristo, nuestro Señor.
Del Evangelio según san Marcos
Prefacio Común I, p. 11.
En aquel tiempo, Jesús y sus discípu-
los entraron en Cafarnaún, y cuando
el sábado siguiente fue a la sinagoga a ANTÍFONA DE COMUNIÓN
enseñar, se quedaron asombrados de su Jn 10, 10
doctrina, porque no enseñaba como los Yo vine para que tengan vida y la ten-
escribas, sino con autoridad. gan en abundancia, dice el Señor.
Estaba precisamente en la sinago-
ga un hombre que tenía un espíritu ORACIÓN DESPUÉS
inmundo, y se puso a gritar: “¿Qué DE LA COMUNIÓN
quieres de nosotros, Jesús Nazareno? Renovados por tus sacramentos, te
¿Has venido a acabar con nosotros? Sé suplicamos, Dios todopoderoso, que te
quién eres: el Santo de Dios”. Jesús lo sirvamos dignamente con una vida que
increpó: “Cállate y sal de él”. El espíritu te sea agradable. Por Jesucristo, nuestro
inmundo lo retorció y, dando un grito Señor.
muy fuerte salió. Todos se preguntaron

“Señor de los ejércitos, si te dignas mirar la humillación de tu sierva


y te acuerdas de mí, si no te olvidas de tu sierva y le das a tu sierva un
hijo varón, se lo entrego al Señor de por vida, y no pasará la navaja por
su cabeza”.
1Samuel 1, 11.

 72
15 Miércoles SAN FRANCISCO FERNÁNDEZ DE CAPILLAS
- Feria – Verde
Oficio: Ferial – Salterio: 1a. semana

Francisco nació el 15 de agosto de 1607 en Palencia-España. Sa-


cerdote dominico y mártir, anunció el nombre de Cristo en las Islas
Filipinas y luego en Fujián (China), donde fue encarcelado cuando
regresaba a su refugio luego de atender enfermos; juzgado y con-
denado por defender su fe y su amor a Jesucristo. Muere degollado
en 1648. Fue canonizado por san Juan Pablo II en el año 2000,
juntamente con 120 mártires de China.

ESCUCHAR Y DEJARSE ORIENTAR POR OTROS

N
o siempre es fácil identificar el origen de una voz, sobre todo en un mundo
con tanto ruido y tantas voces reclamando nuestra atención. Con fre-
cuencia se corre el peligro de ir en una dirección, mientras que era en la
dirección completamente opuesta. Así ocurre también en la oración, cuando se está
a la escucha de la voz de Dios. Él llama, pero no siempre es tarea fácil reconocer su
origen y su querer. Es mucho más sabio dejarse orientar por un tercero, aun cuan-
do este también puede ocupar tiempo para saber orientar en la dirección correcta,
pero el tiempo y la transparencia del discípulo orientarán, tarde o temprano, en
la dirección exacta hacia la persona del que llama, Dios. Lo importante es dejarse
orientar y estar presto a dar una respuesta positiva.
Elegir el camino del seguimiento, del encuentro con el Señor para alcanzar una
vocación o la curación de una enfermedad o mal puede tomar tiempo y estar
salpicado de yerros y aciertos, pero finalmente se da con el origen de nuestra iden-
tidad y misión. Delante de la presencia de Dios en Jesucristo, los actores del mal
se revelan. Su Palabra tiene el poder de desenmascarar, de desacomodar, de hacer
salir a la luz el mal que se esconde bajo la sombra del bien y de la verdad que han
sido ofuscados y tergiversados. No falta quien busque un ablandamiento del mal
a costa del sacrificio de la verdad. La oración y la presencia de Jesús son la vida y
fortaleza del creyente.

Para meditar: La oración y la escucha Misa de la feria (la de cualquier domingo del
de la Palabra de Dios, ¿nos revelan el tiempo Ordinario) con las lecturas de hoy. Tam-
camino que hemos de seguir? ¿Recibi- bién puede celebrarse la misa que sigue a con-
mos de la dirección espiritual las pau- tinuación, por los enfermos (Misal Romano, p.
tas para reconocer el querer de Dios en 965), o alguna otra votiva.
nosotros?

73 
15
ANTÍFONA DE ENTRADA llamado”. Respondió Elí: “No te he lla-
Sal 6, 3-4 mado, hijo mío; vuelve a acostarte”.
MIÉRCOLES

Ten piedad de mí, Señor, que estoy Aún no conocía Samuel al Señor,
enfermo; cura, Señor, mis huesos dislo- pues no le había sido revelada la palabra
cados. Tengo mi alma en delirio. del Señor. Por tercera vez llamó el Señor
a Samuel, y él se fue a donde estaba Elí
ORACIÓN COLECTA y le dijo: “Aquí estoy; vengo porque me
has llamado”.
Dios todopoderoso y eterno, salvación
eterna de los creyentes, escucha las ora- Elí comprendió que era el Señor quien
ciones que te dirigimos por tus sier- llamaba al muchacho, y dijo a Samuel:
vos que están enfermos: alívialos con “Anda, acuéstate; y si te llama alguien,
el auxilio de tu misericordia para que, responde: ‘Habla, Señor, que tu siervo
recuperada la salud, puedan presentarte te escucha’”. Samuel fue y se acostó en
sus acciones de gracias en tu Iglesia. Por su sitio. El Señor se presentó y lo lla-
nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo… mó como antes: “¡Samuel, Samuel!”.
Él respondió: “Habla, que tu siervo te
escucha”.
PRIMERA LECTURA
Samuel crecía, y el Señor estaba con
Habla, Señor, que tu siervo te escucha. él; ninguna de sus palabras dejó de
Del Primer libro de Samuel cumplirse; y todo Israel, desde Dan
hasta Berseba, supo que Samuel era
En aquellos días, el niño Samuel ofi- profeta acreditado ante el Señor (1S 3,
ciaba ante el Señor con Elí. La palabra 1-10.19-20).
del Señor era rara en aquel tiempo, y no Palabra de Dios.
abundaban las visiones.
Un día Elí estaba acostado en su habi-
SALMO RESPONSORIAL
tación. Sus ojos empezaban a apagarse,
y no podía ver. Aún ardía la lámpara de Del salmo 39
Dios, y Samuel estaba acostado en el R/. Aquí estoy, Señor,
templo del Señor, donde estaba el arca para hacer tu voluntad.
de Dios. El Señor llamó a Samuel, y él • Yo esperaba con ansia al Señor; Él se
respondió: “Aquí estoy”. Fue corriendo inclinó y escuchó mi grito. Dichoso
a donde estaba Elí y le dijo: “Aquí estoy; el hombre que ha puesto su confian-
vengo porque me has llamado.” Res- za en el Señor, y no acude a los idó-
pondió Elí: “No te he llamado; vuelve latras, que se extravían con engaños.
a acostarte”. Samuel volvió a acostarse. R/.
Volvió a llamar el Señor a Samuel. Él • Tú no quieres sacrificios ni ofrendas,
se levantó y fue a donde estaba Elí y le y, en cambio, me abriste el oído; no
dijo: “Aquí estoy; vengo porque me has pides sacrificio expiatorio, entonces
yo digo: “Aquí estoy”. R/.

 74
15
• “Como está escrito en mi libro, para Simón y sus compañeros fueron y, al
hacer tu voluntad”. Dios mío, lo encontrarlo, le dijeron: “Todo el mun-
quiero, y llevo tu ley en las entrañas. do te busca”. Él les respondió: “Vámo-

MIÉRCOLES
R/. nos a otra parte, a las aldeas cercanas,
• He proclamado tu salvación ante la para predicar también allí; que para eso
gran asamblea; no he cerrado los la- he salido”. Así recorrió toda Galilea,
bios: Señor, tú lo sabes. R/. predicando en las sinagogas y expulsan-
do los demonios (Mc 1, 29-39).
Palabra de Dios.
Palabra del Señor.
ACLAMACIÓN ANTES
DEL EVANGELIO    Jn 10, 27 ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
R/. Aleluya, aleluya, aleluya. Oh Dios, por cuya voluntad transcu-
Mis ovejas escuchan mi voz –dice el rren los momentos de nuestra vida,
Señor–, y yo las conozco y ellas me recibe las súplicas y el sacrificio de quie-
siguen. R/. nes imploramos tu misericordia por
los hermanos que están enfermos y haz
que nos alegremos pronto por su salud
EVANGELIO puesto que sufrimos al verlos en peli-
Curó a muchos de diversos males. gro. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Del Evangelio según san Marcos Prefacio Común I, p. 11.

En aquel tiempo, al salir Jesús de la


sinagoga, fue con Santiago y Juan a ANTÍFONA DE COMUNIÓN
casa de Simón y Andrés. La suegra de Col 1, 24
Simón estaba en cama con fiebre, y Completo lo que falta a las tribulacio-
se lo dijeron. Jesús se acercó, la cogió nes de Cristo en mi carne, en favor de
de la mano y la levantó. Se le pasó la su cuerpo, que es la Iglesia.
fiebre y se puso a servirles. Al anoche-
cer, cuando se puso el sol, le llevaron
ORACIÓN DESPUÉS
todos los enfermos y endemoniados. La
DE LA COMUNIÓN
población entera se agolpaba a la puer-
ta. Curó a muchos enfermos de diver- Oh Dios, que en la debilidad humana
sos males y expulsó muchos demonios; nos manifiestas tu especial protección,
y como los demonios lo conocían, no muestra a tus siervos enfermos el poder
les permitía hablar. de tu auxilio, para que, aliviados por
Se levantó de madrugada, se marchó obra de tu misericordia, puedan volver
al descampado y allí se puso a orar. sanos y salvos a alabarte en tu templo.
Por Jesucristo, nuestro Señor.

75 
16 Jueves SAN MARCELO I, PAPA - Feria – Verde
Oficio: Ferial - Salterio: 1a. semana

Fue el papa número 30 de la Iglesia católica, elegido en el 306.


Era uno de los más valientes sacerdotes de Roma en la terrible per-
secución de Diocleciano en los años 303 al 305. Animaba a todos
a permanecer fieles al cristianismo aunque los martirizaran. Era de
carácter enérgico, aunque moderado, y se dedicó a volver a edificar
los templos destruidos en la anterior persecución en Roma. Murió
en el 309.

DIOS SIEMPRE ESTÁ PRESENTE, AUN EN LO ADVERSO

L
a organización de un pueblo se da en momentos de crisis o de bienestar.
Se busca, primero, la forma de evitar que los fracasos vividos se vuelvan a
repetir, y luego la protección de los miembros de la comunidad. La presencia
del Señor en medio de su pueblo por el arca de la Alianza no garantiza de por sí
el éxito en todas sus empresas, es necesaria la organización y la unidad de toda la
comunidad. Por ese motivo el pueblo da paso a la monarquía, por la necesidad de
tener un rey que organice la nación y la defienda. Dios, a pesar de toda adversidad,
siempre está presente en medio de los suyos para colaborar en las luchas, asistir en
las necesidades, dar respuesta a la fe de cada uno en medio del culto y de la expe-
riencia de encuentro personal con Él.
Esencial es que el pueblo sepa dirigirse al Señor en los momentos de crisis o
enfermedad, cuando las cosas no van bien, puesta la fe en su presencia salvífica y su
amor inquebrantable. Pero hemos de tener presente también que el Señor se vale
de las lecciones de la vida, buenas y malas, para educar la voluntad y la fe de su pue-
blo. Su pedagogía, aunque es divina, parte de la experiencia humana para conducir
y provocar en los suyos una sincera respuesta de fe. La evangelización en el mundo
moderno ha de ser capaz de presentar el rostro de un Dios que se vale de todo para
comunicar su presencia, incluso de lo adverso y del fracaso más rotundo. Él es fiel.

Para meditar: ¿Experimentamos las Misa de la feria (la de cualquier domingo del
derrotas y los fracasos como peda- tiempo Ordinario) con las lecturas de hoy. Tam-
gogía de Dios que nos educa en la fe bién puede celebrarse la misa votiva de la San-
y el compromiso? ¿Sabemos hacerle tísima Eucaristía (Misal Romano, p. 982, color
manifiesta a Dios nuestra fe con un sí litúrgico blanco), o alguna otra votiva.
comprometido?

 76
16
ANTÍFONA DE ENTRADA traer el arca de la alianza del Señor, para
Sal 77, 23-25 que esté entre nosotros y nos salve del
El Señor abrió las compuertas del cielo, poder enemigo”.

JUEVES
hizo llover sobre ellos el maná y les dio Mandaron gente a Siló, por el arca
un trigo celeste: el hombre comió pan de la alianza del Señor de los ejércitos,
de ángeles. entronizado sobre querubines. Los dos
hijos de Elí, Jofní y Fineés, fueron con
ORACIÓN COLECTA el arca de la alianza de Dios.
Oh Dios, que llevaste a cabo la obra de la Cuando el arca de la alianza del Señor
redención humana por medio del mis- llegó al campamento, todo Israel lanzó
terio pascual de tu Unigénito, concede a pleno pulmón el alarido de guerra, y
propicio a quienes, en los sacramentos, la tierra retembló. Al oír los filisteos el
proclamamos confiadamente la muerte estruendo del alarido, se preguntaron:
y la resurrección de Cristo, que expe- “¿Qué significa ese alarido que retumba
rimentemos un continuo aumento de en el campamento hebreo?”.
salvación. Por nuestro Señor Jesucristo, Entonces se enteraron de que el arca
tu Hijo… del Señor había llegado al campamen-
to y, muertos de miedo, decían: “¡Ha
PRIMERA LECTURA llegado su Dios al campamento! ¡Ay de
Derrotaron a los israelitas nosotros! Es la primera vez que nos pasa
y el arca de Dios fue capturada. esto. ¡Ay de nosotros! ¿Quién nos libra-
rá de la mano de esos dioses poderosos,
Del Primer libro de Samuel los dioses que hirieron a Egipto con
toda clase de calamidades y epidemias?
En aquellos días, se reunieron los filis- ¡Valor, filisteos! Sean hombres, y no
teos para atacar a Israel. serán esclavos de los hebreos, como lo
Los israelitas salieron a enfrentarse han sido ellos de nosotros. ¡Sean hom-
con ellos y acamparon junto a Eben- bres, y al ataque!”.
Ezer, mientras que los filisteos acampa- Los filisteos se lanzaron a la lucha y
ban en Afeq. Los filisteos formaron en derrotaron a los israelitas, que huye-
orden de batalla frente a Israel. Entabla- ron a la desbandada. Fue una derrota
da la lucha, Israel fue derrotado por los tremenda: cayeron treinta mil de la
filisteos; de sus filas murieron en el cam- infantería israelita. El arca de Dios fue
po unos cuatro mil hombres. La tropa capturada, y los dos hijos de Elí, Jofní y
volvió al campamento, y los ancianos Fineés, murieron (1S 4, 1-11).
de Israel deliberaron: “¿Por qué el Señor
nos ha hecho sufrir hoy una derrota a Palabra de Dios.
manos de los filisteos? Vamos a Siló, a

77 
16
SALMO RESPONSORIAL al sacerdote y ofrece por tu purificación
Del salmo 43 lo que mandó Moisés”.
R/. Redímenos, Señor, por tu misericordia. Pero, cuando se fue, empezó a divul-
JUEVES

• Ahora nos rechazas y nos avergüen- gar el hecho con grandes ponderacio-
zas, y ya no sales, Señor, con nues- nes, de modo que Jesús ya no podía
tras tropas: nos haces retroceder ante entrar abiertamente en ningún pueblo;
el enemigo, y nuestro adversario nos se quedaba fuera, en descampado; y aun
saquea. R/. así acudían a Él de todas partes (Mc 1,
• Nos haces el escarnio de nuestros ve- 40-45).
cinos, irrisión y burla de los que nos Palabra del Señor.
rodean; nos has hecho el refrán de los
gentiles, nos hacen muecas las nacio-
ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
nes. R/.
• Despierta, Señor, ¿por qué duermes? Al celebrar el memorial de nuestra sal-
Levántate, no nos rechaces más. ¿Por vación, imploramos, Señor, tu mise-
qué nos escondes tu rostro y olvidas ricordia, para que este sacramento de
nuestra desgracia y opresión? R/. amor sea para nosotros signo de unidad
y vínculo de caridad. Por Jesucristo,
nuestro Señor.
ACLAMACIÓN ANTES
DEL EVANGELIO    Cf. Mt 4, 23 Prefacio de la Santísima Eucaristía I, p. 11.

R/. Aleluya, aleluya, aleluya.


ANTÍFONA DE COMUNIÓN
Jesús proclamaba el Evangelio del Jn 6, 51-52
Reino, curando las dolencias del pue- Yo soy el pan vivo que ha bajado del cie-
blo. R/. lo, dice el Señor. El que coma de este
pan vivirá para siempre. Y el pan que
EVANGELIO yo daré es mi carne, para la vida del
mundo.
La lepra se le quitó, y quedó limpio.
Del Evangelio según san Marcos ORACIÓN DESPUÉS
En aquel tiempo, se acercó a Jesús un DE LA COMUNIÓN
leproso, suplicándole de rodillas: “Si Te pedimos, Señor, que nos santifique
quieres, puedes limpiarme”. Sintiendo la participación en este banquete celes-
lástima, extendió la mano y lo tocó, tial, y por la comunión del cuerpo y de
diciendo: “Quiero: queda limpio”. La la sangre de Cristo, se estreche entre
lepra se le quitó inmediatamente, y que- nosotros la unión fraterna. Por Jesucris-
dó limpio. Él lo despidió, encargándole to, nuestro Señor.
severamente: “No se lo digas a nadie;
pero, para que conste, ve a presentarte

 78
17 Viernes SAN ANTONIO, ABAD
- Memoria obligatoria – Blanco
Oficio: De la Memoria obligatoria - Salterio: 1a. semana

Antonio tenía cerca de 20 años cuando escuchó el pasaje evangéli-


co: “Si quieres ser perfecto, ve a vender todo lo que tienes, reparte
el dinero entre los pobres, luego, ven y sígueme”. Entonces se fue
al desierto. Es considerado como el padre del monaquismo egipcio.
En aquella vida ascética y solitaria lo siguieron muchos discípulos.
Murió en el 356, lleno de sabiduría, previendo el día de su muerte.

DIOS ESCUCHA Y CUMPLE SU PROMESA

L
a búsqueda de poder no es algo nuevo, es tan antigua como la existencia
del ser humano. La historia confirma de mil maneras los errores en que han
incurrido las personas que han buscado asegurar el dominio mediante el
uso de las armas, el poder económico y militar y muchas formas más. Israel se ha
cansado y quiere parecerse a los reinos vecinos que tienen un rey que los gobierna,
pero sin mirar las consecuencias y las cargas que tendrá que pagar todo el pueblo
por ese título. Dios que es sabio considera que es un grave error, pero respeta la
libre decisión de su pueblo, y accede a que tengan un rey. Históricamente se com-
probará que fue un fracaso casi total. Sin embargo, mediante el profeta, comunica
las consecuencias, sin que sean oídas.
La presencia de Dios y la confianza puesta en Él es lo que da el triunfo a un
pueblo en momentos de crisis, de sufrimiento y de desdicha. Pero el ser humano
siempre acude primero a soluciones alcanzables con la lógica humana, con el uso
de la fuerza y la violencia, incluso a costa de la vida de los miembros de su comu-
nidad. Por desgracia, lo importante es la finalidad que se persigue: salir vencedor,
el precio a pagar es secundario. En una sociedad que se ha armado militarmente,
con un complejo aparato legal que garantice a todos los posibles derechos de los
mismos tiranos, necesita la presentación de uno que sin daño ni violencia garantiza
la paz de todos.

Para meditar: ¿También nosotros hemos Para reflexionar


sido convencidos de la necesidad de
defendernos unos de otros a toda costa y
con todos los mecanismos disponibles, sin
importar la vida de los menos involucrados?

79 
17
ANTÍFONA DE ENTRADA para que vayan delante de su carroza;
Cf. Sal 91, 13-14 los empleará como jefes y oficiales en su
El justo crecerá como una palmera y se ejército, como aradores de sus campos
VIERNES

alzará como un cedro del Líbano, plan- y segadores de su cosecha, como fabri-
tado en la casa del Señor, crecerá en los cantes de armamento y de pertrechos
atrios de nuestro Dios. para sus carros. A sus hijas se las llevará
como perfumistas, cocineras y repos-
teras. Sus campos, viñas y los mejores
ORACIÓN COLECTA
olivares se los quitará para dárselos a
Oh Dios, que otorgaste la gracia al abad sus ministros. De su grano y sus viñas
san Antonio de servirte con una vida les exigirá diezmos, para dárselos a sus
admirable en el desierto, concédenos, funcionarios y ministros. A sus criados
por su intercesión, que, negándonos a y criadas, sus mejores burros y bueyes,
nosotros mismos te amemos siempre se los llevará para usarlos en su hacien-
sobre todas las cosas. Por nuestro Señor da. De sus rebaños les exigirá diezmos.
Jesucristo, tu Hijo… Y ustedes mismos serán sus esclavos.
Entonces gritarán contra el rey que eli-
PRIMERA LECTURA gieron, pero Dios no les responderá”.
Gritarán contra el rey, pero Dios El pueblo no quiso hacer caso a
no les responderá. Samuel, e insistió: “No importa. ¡Que-
remos un rey! Así seremos nosotros
Del Primer libro de Samuel como los demás pueblos. Que nuestro
rey nos gobierne y salga al frente de
En aquellos días, los ancianos de Israel
nosotros a luchar en la guerra”. Samuel
se reunieron y fueron a entrevistarse con
oyó lo que pedía el pueblo y se lo comu-
Samuel en Ramá. Le dijeron: “Mira, tú
nicó al Señor. El Señor le respondió:
eres ya viejo, y tus hijos no se compor-
“Hazles caso y nómbrales un rey” (1S 8,
tan como tú. Nómbranos un rey que
4-7.10-22a).
nos gobierne, como se hace en todas las
naciones”. Palabra de Dios.
A Samuel le disgustó que le pidieran
ser gobernados por un rey, y se puso a SALMO RESPONSORIAL
orar al Señor. El Señor le respondió: Del salmo 88
“Haz caso al pueblo en todo lo que te R/. Cantaré eternamente,
pidan. No te rechazan a ti, sino a mí; no tus misericordias, Señor.
me quieren por rey”. • Dichoso el pueblo que sabe aclamar-
Samuel comunicó la palabra del Señor te: caminará, oh Señor, a la luz de tu
a la gente que le pedía un rey: “Estos son rostro; tu nombre es su gozo cada
los derechos del rey que los regirá: a sus día, tu justicia es su orgullo. R/.
hijos los llevará para enrolarlos en sus • Porque tú eres su honor y su fuerza,
destacamentos de carros y caballería, y y con tu favor realzas nuestro poder.

 80
17
Porque el Señor es nuestro escudo y que el Hijo del hombre tiene potestad
el Santo de Israel nuestro rey. R/.  en la tierra para perdonar pecados…”.
Entonces le dijo al paralítico: “Conti-

VIERNES
ACLAMACIÓN ANTES go hablo: Levántate, coge tu camilla y
DEL EVANGELIO    Lc 7, 16 vete a tu casa”. Se levantó inmediata-
mente, cogió la camilla y salió a la vista
R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
de todos. Se quedaron atónitos y daban
Un gran Profeta ha surgido entre noso- gloria a Dios, diciendo: “Nunca hemos
tros. Dios ha visitado a su pueblo. R/. visto una cosa igual” (Mc 2, 1-12).
Palabra del Señor.
EVANGELIO
El Hijo del hombre tiene potestad ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
en la tierra para perdonar pecados.
Te pedimos, Señor, que aceptes la ofren-
Del Evangelio según san Mateo da de nuestro servicio en la conmemo-
Cuando a los pocos días volvió Jesús a ración de san Antonio, y concédenos
Cafarnaún, se supo que estaba en casa. que, libres de los impedimentos terre-
Acudieron tantos que no quedaba sitio nos, hagamos que tú seas nuestra única
ni a la puerta. Él les proponía la pala- riqueza. Por Jesucristo, nuestro Señor.
bra. Llegaron cuatro llevando un paralí- Prefacio de los Santos Pastores, p. 11.
tico y, como no podían meterlo, por el
gentío, levantaron unas tejas encima de
ANTÍFONA DE COMUNIÓN
donde estaba Jesús, abrieron un boque-
te y descolgaron la camilla con el para- Cf. Mt 19, 21
lítico. Viendo Jesús la fe que tenían, le Si quieres ser perfecto, ve, vende lo que
dijo al paralítico: “Hijo, tus pecados tienes, da el dinero a los pobres y sígue-
quedan perdonados”. me, dice el Señor.
Unos escribas, que estaban allí senta-
dos, pensaban para sus adentros: “¿Por ORACIÓN DESPUÉS
qué habla este así? Blasfema. ¿Quién DE LA COMUNIÓN
puede perdonar pecados, fuera de Alimentados con tus sacramentos de
Dios?”. Jesús se dio cuenta de lo que salvación, haz que podamos siempre
pensaban y les dijo: “¿Por qué piensan vencer todas las tentaciones del enemi-
eso? ¿Qué es más fácil: decirle al para- go, tú, Señor, que otorgaste a san Anto-
lítico ‘tus pecados quedan perdonados’ nio insignes victorias sobre los poderes
o decirle ‘levántate, coge la camilla de las tinieblas. Por Jesucristo, nuestro
y echa a andar?’. Pues, para que vean Señor.

81 
18 Sábado SANTA MARGARITA DE HUNGRÍA
- Feria o B.V.M. – Verde / Blanco
Oficio: Ferial o de la BMV - Salterio: 1a. semana – Primeras Vísperas del domingo

Hija de los reyes Bela IV y su mujer María de Lascaris, quienes, la


habían ofrecido a Dios, antes de nacer, por la liberación de Hun-
gría de los tártaros. Siendo aún niña, entró en el monasterio de las
hermanas dominicas; hizo profesión a los 12 años y se consagró to-
talmente a Dios, dedicándose a imitar generosamente a Cristo cru-
cificado. Murió el 18 de enero de 1270, estando presentes muchos
religiosos de la Orden.

ELEGIR A LOS MISMOS QUE ÉL HA ELEGIDO

E
n nuestra sociedad la elección de las personas que ocuparán puestos impor-
tantes está precedida por toda una parafernalia propagandística, que muchas
de las veces pasa por encima de la dignidad de los adversarios y también de
las leyes. En cambio cuando Dios elige, el camino no sigue esos parámetros, sino
los de una extraña lógica, pues no es el más poderoso, ni el más brillante, sino el
que tiene un gran corazón, el candidato que Dios busca para que dirija a su pueblo.
Busca, pues, lo despreciable del mundo para dar una lección a los soberbios. De
la misma forma Jesús escoge a publicanos, pecadores y enfermos, gente por la que
nadie daría nada, pero que arraiga en su corazón el valioso gesto de la gratuidad, de
la acogida y de la esperanza en el poder de Dios.
Ser elegido para una misión a favor del pueblo de Dios es tarea de gran dignidad
y sobre todo de gran responsabilidad. Significa actuar en nombre de quien ha ele-
gido, según sus gestos y predilecciones, según su lógica del amor y la compasión.
Quienes no se disponen a esa maravillosa tarea del servicio a los que el mundo
desprecia y hasta desecha, tarde o temprano terminarán fuera del rebaño, agotados,
“quemados” y sin ilusiones. Es el servicio a los elegidos de Dios lo que da sentido
a la elección divina recibida en el bautismo. Dios sigue escogiendo hombres y
mujeres para dirigir su pueblo, la Iglesia, pero no deja nunca de mirar el corazón.

Para meditar: ¿Reconocemos en Misa de la feria (la de cualquier domingo del


los elegidos de Dios no las virtudes tiempo Ordinario) con las lecturas de hoy. Tam-
externas, sino el gran corazón que les ha bién puede celebrarse la misa del Común de la
hecho dignos de ser sus representantes? Santísima Virgen María I (Misal Romano, p.
¿Acogemos en la comunidad a los 728), o alguna otra votiva.
predilectos de Dios?

 82
18
ANTÍFONA DE ENTRADA Saúl se acercó a Samuel en medio de
Salve, Madre santa, Virgen Madre del la entrada y le dijo: “Haz el favor de
Rey que gobierna cielo y tierra por los decirme dónde está la casa del vidente”.

SÁBADO
siglos de los siglos. Samuel le respondió: “Yo soy el viden-
te. Sube delante de mí al altozano; hoy
comerás conmigo, y mañana te dejaré
ORACIÓN COLECTA
marchar y te diré todo lo que piensas”.
Haz que nosotros, tus siervos, Señor Tomó la aceitera, derramó aceite sobre
Dios, gocemos de perpetua salud de la cabeza de Saúl y lo besó, diciendo: “El
alma y cuerpo, y, por la intercesión de Señor te unge como jefe de su heredad.
la gloriosa siempre Virgen Santa María, Tú regirás al pueblo del Señor y lo libra-
líbranos de las tristezas presentes y con- rás de la mano de los enemigos que lo
cédenos disfrutar las alegrías eternas. rodean” (1S 9, 1-4.17-19; 10, 1a).
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo…
Palabra de Dios.
PRIMERA LECTURA
SALMO RESPONSORIAL
Ese es el hombre de quien habló
el Señor; Saúl regirá a su pueblo. Del salmo 20
R/. Señor, el rey se alegra por tu fuerza.
Del Primer libro de Samuel • Señor, el rey se alegra por tu fuerza,
Había un hombre de Benjamín, llama- ¡y cuánto goza con tu victoria! Le has
do Quis, hijo de Abiel, hijo de Seror, concedido el deseo de su corazón, no
hijo de Becorá, hijo de Afiaj, benjami- le has negado lo que pedían sus la-
nita, de buena posición. Tenía un hijo bios. R/.
que se llamaba Saúl, un joven bien • Te adelantaste a bendecirlo con el
plantado; era el israelita más alto: sobre- éxito, y has puesto en su cabeza una
salía por encima de todos, de los hom- corona de oro fino. Te pidió vida, y se
bros arriba. la has concedido, años que se prolon-
A su padre Quis se le habían extra- gan sin término. R/.
viado unas burras; y dijo a su hijo Saúl: • Tu victoria ha engrandecido su fama,
“Llévate a uno de los criados y vete a lo has vestido de honor y majestad.
buscar las burras.” Cruzaron la serranía Le concedes bendiciones incesantes,
de Efraín y atravesaron la comarca de lo colmas de gozo en tu presencia. R/.
Salisá, pero no las encontraron. Atra-
vesaron la comarca de Saalín, y nada. ACLAMACIÓN ANTES
Atravesaron la comarca de Benjamín, DEL EVANGELIO    Lc 4, 18
y tampoco. Cuando Samuel vio a Saúl, R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
el Señor le avisó: “Ese es el hombre de
quien te hablé; ese regirá a mi pueblo”. El Señor me ha enviado para anunciar
el Evangelio a los pobres, para anunciar
a los cautivos la libertad. R/.

83 
18
EVANGELIO ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
No he venido a llamar a los justos, Recibe, Señor, las oraciones de tu
sino a los pecadores. pueblo junto con la oblación de este
SÁBADO

sacrificio, para que, con la intercesión


Del Evangelio según san Marcos de Santa María, la Madre de tu Hijo,
En aquel tiempo, Jesús salió de nuevo ningún buen propósito quede sin rea-
a la orilla del lago; la gente acudía a Él lizarse, y ninguna de nuestras súplicas
y les enseñaba. Al pasar, vio a Leví, el sea vana. Por Jesucristo, nuestro Señor.
de Alfeo, sentado al mostrador de los Prefacio de Santa María Virgen I, p. 10.
impuestos, y le dijo: “Sígueme”. Se
levantó y lo siguió. ANTÍFONA DE COMUNIÓN
Estando Jesús a la mesa en su casa, Cf. Lc 11, 17
de entre los muchos que lo seguían un Dichoso el vientre de la Virgen María,
grupo de publicanos y pecadores se sen- que llevó al Hijo del eterno Padre.
taron con Jesús y sus discípulos. Algu-
nos escribas fariseos, al ver que comía
ORACIÓN DESPUÉS
con publicanos y pecadores, les dijeron
DE LA COMUNIÓN
a los discípulos: “¡De modo que come
con publicanos y pecadores!”. Jesús lo Al recibir los sacramentos celestiales,
oyó y les dijo: “No necesitan médico los con el gozo de haber celebrado esta
sanos, sino los enfermos. No he veni- conmemoración de la santísima Virgen
do a llamar justos, sino a los pecadores” María, imploramos, Señor, tu miseri-
(Mc 2, 13-17). cordia: haz que, a imitación de la Vir-
gen, podamos dedicarnos dignamente
Palabra del Señor. al servicio del misterio de nuestra reden-
ción. Por Jesucristo, nuestro Señor.

ORACIÓN DE SAN ANSELMO A LA VIRGEN MARÍA

¡Oh bendita entre todas las mujeres, que vences en pureza a los ángeles,
que superas a los santos en piedad! Mi espíritu moribundo aspira a una
mirada de tu gran benignidad, pero se avergüenza al espectro de tan her-
moso brillo. ¡Oh Señora mía!, yo quisiera suplicarte que, por una mirada
de tu misericordia, cures las llagas y úlceras de mis pecados; pero estoy
confuso ante ti, a causa de su infección y suciedad. Tengo vergüenza, ¡oh
Señora mía!, de mostrarme a ti en mis impurezas tan horribles, por temor
de que tú, a tu vez tengas horror de mí a causa de ellas, y sin embargo, yo
no puedo, desgraciado de mí, ser visto sin ellas. Amén.

 84
19 Domingo
II DOMINGO ORDINARIO - Verde – Semana II
Oficio: Del domingo - Salterio: 2a. semana

LAUDES
(Oración de la mañana)

V. Señor abre mis labios Ábranse de gozo


R. Y mi boca proclamará tu alabanza las puertas del Hombre,
que al hombre salvó.
Se dice el Salmo 94 (p. 30) Gloria para siempre
con la antífona siguiente:
al Cordero humilde
Ant. Pueblo del Señor, rebaño que Él que nos redimió. Amén.
guía, bendice a tu Dios. Aleluya.
SALMODIA
Himno Ant. 1. Bendito el que viene en nombre
Cristo, el Señor, del Señor. Aleluya.
como la primavera,
como una nueva aurora, Salmo 117
resucitó. Himno de acción de gracias
después de la victoria
Cristo, nuestra Pascua,
es nuestro rescate, Dad gracias al Señor porque es bueno,
nuestra salvación. porque es eterna su misericordia.
Es grano en la tierra, Diga la casa de Israel:
muerto y florecido, eterna es su misericordia.
tierno pan de amor. Diga la casa de Aarón:
Se rompió el sepulcro, eterna es su misericordia.
se movió la roca, Digan los fieles del Señor:
y el fruto brotó. eterna es su misericordia.
Dueño de la muerte, En el peligro grité al Señor,
en el árbol grita y me escuchó, poniéndome a salvo.
su resurrección.
El Señor está conmigo: no temo;
Humilde en la tierra, ¿qué podrá hacerme el hombre?
Señor de los cielos, El Señor está conmigo y me auxilia,
su cielo nos dio. veré la derrota de mis adversarios.

85 
19
Mejor es refugiarse en el Señor Bendito el que viene
que fiarse de los hombres, en nombre del Señor,
mejor es refugiarse en el Señor os bendecimos desde
DOMINGO

que confiar en los magnates. la casa del Señor;


Todos los pueblos me rodeaban, el Señor es Dios: Él nos ilumina.
en el nombre del Señor los rechacé; Ordenad una procesión con ramos
me rodeaban cerrando el cerco, hasta los ángulos del altar.
en el nombre del Señor los rechacé; Tú eres mi Dios, te doy gracias;
me rodeaban como avispas, Dios mío, yo te ensalzo.
ardiendo como fuego en las zarzas,
en el nombre del Señor los rechacé. Dad gracias al Señor porque es bueno,
porque es eterna su misericordia.
Empujaban y empujaban
para derribarme, Se dice Gloria al Padre.
pero el Señor me ayudó;
el Señor es mi fuerza y mi energía, Ant. Bendito el que viene en nombre
Él es mi salvación. del Señor. Aleluya.
Escuchad: hay cantos de victoria Ant. 2 Cantemos un himno al Señor
en las tiendas de los justos: nuestro Dios. Aleluya.
“La diestra del Señor es poderosa,
la diestra del Señor es excelsa, Cántico    (Dn 3, 52-57)
la diestra del Señor es poderosa”.
Que la creación entera alabe al Señor
No he de morir, viviré
para contar las hazañas del Señor. Bendito eres, Señor,
Me castigó, me castigó el Señor, Dios de nuestros padres:
pero no me entregó a la muerte. a ti gloria y alabanza por los siglos.
Abridme las puertas del triunfo, Bendito tu nombre, santo y glorioso:
y entraré para dar gracias al Señor. a Él gloria y alabanza por los siglos.
Esta es la puerta del Señor: Bendito eres en el templo
los vencedores entrarán por ella. de tu santa gloria:
a ti gloria y alabanza por los siglos.
Te doy gracias porque me escuchaste
y fuiste mi salvación. Bendito eres sobre el trono de tu reino:
La piedra que desecharon los arquitectos a ti gloria y alabanza por los siglos.
es ahora la piedra angular. Bendito eres tú, que sentado sobre que-
Es el Señor quien lo ha hecho, rubines sondeas
ha sido un milagro patente. los abismos: a ti gloria
Este es el día en que actuó el Señor: y alabanza por los siglos.
sea nuestra alegría y nuestro gozo. Bendito eres en la bóveda del cielo:
Señor, danos la salvación; a ti honor y alabanza por los siglos.
Señor, danos prosperidad.

 86
19
Creaturas todas del Señor, RESPONSORIO BREVE
bendecid al Señor, V. Te damos gracias, ¡oh Dios!,
ensalzadlo con himnos por los siglos. invocando tu nombre.

DOMINGO
Se dice Gloria al Padre. R. Te damos gracias, ¡oh Dios!,
invocando tu nombre.
Ant. Cantemos un himno al Señor
V. Pregonando tus maravillas.
nuestro Dios. Aleluya.
R. Invocando tu nombre.
Ant. 3. Alabad al Señor por su inmensa V. Gloria al Padre, y al Hijo,
grandeza. Aleluya. y al Espíritu Santo.
R. Te damos gracias, ¡oh Dios!,
Salmo 150 invocando tu nombre.
Alabad al Señor
Alabad al Señor en su templo, CÁNTICO EVANGÉLICO
alabadlo en su augusto firmamento. El Espíritu Santo bajó del cielo como
Alabadlo por sus obras magníficas, una paloma y se posó sobre Jesús.
alabadlo por su inmensa grandeza.
Cántico de Zacarías (pág. 16).
Alabadlo tocando trompetas,
alabadlo con arpas y cítaras,
PRECES
alabadlo con tambores y danzas,
alabadlo con trompas y flautas, Invoquemos, hermanos, a nuestro Sal-
vador que ha venido al mundo para
alabadlo con platillos sonoros,
ser “Dios con nosotros”, y digámosle
alabadlo con platillos vibrantes.
confiadamente:
Todo ser que alienta, alabe al Señor.
Señor, Jesús, rey de la gloria, sé tú nues-
Ant. Alabad al Señor por su inmensa tra luz y nuestro gozo.
grandeza. Aleluya.
Señor Jesús, sol que naces de lo alto y
primicia de la humanidad resucitada,
LECTURA BREVE (Ez 36, 25-27) haz que siguiéndote a ti no caminemos
Derramaré sobre vosotros un agua pura nunca en sombras de muerte, sino que
que os purificará: de todas vuestras tengamos siempre la luz de la vida.
inmundicias e idolatrías os he de puri- Que sepamos descubrir, Señor, cómo
ficar; y os daré un corazón nuevo, y os todas las creaturas están llenas de tus
infundiré un espíritu nuevo; arrancaré perfecciones,
de vuestra carne el corazón de piedra, y para que así, en todas ellas, sepamos
os daré un corazón de carne. Os infun- contemplarte a ti.
diré mi espíritu, y haré que caminéis
No permitas, Señor, que hoy nos deje-
según mis preceptos, y que guardéis y
mos vencer por el mal,
cumpláis mis mandatos.

87 
19
antes danos tu fuerza para que venza- ORACIÓN
mos al mal a fuerza de bien. Dios todopoderoso y eterno, que
Tú que bautizado por Juan en el Jordán gobiernas a un tiempo cielo y tierra,
DOMINGO

fuiste ungido con el Espíritu Santo, escucha paternalmente las súplicas de


tu pueblo y haz que los días de nuestra
asístenos durante este día para que
vida transcurran en tu paz. Por nuestro
actuemos movidos por este mismo
Señor Jesucristo, tu Hijo.
Espíritu.
Se pueden añadir algunas intenciones libres.
CONCLUSIÓN
Por Jesús nos llamamos hijos de Dios; V. El Señor nos bendiga, nos guarde de
por ello nos atrevemos a decir: Padre todo mal y nos lleve a la vida eterna.
nuestro. R. Amén.

CELEBRACIÓN
EUCARÍSTICA
MONICIÓN DE ENTRADA las súplicas de tu pueblo y haz que los días
Comentador: Dios llama a muchos para de nuestra vida transcurran en tu paz. Por
ser siervos, para ayudar a sanar, recu- nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo…
perar y salvar el mundo, tarea a la que O bien:
todos somos llamados, pero tarea que el
mismo Jesús hoy enseña con su ejemplo, Oh Padre, que en Cristo, cordero pas-
convirtiéndose en cordero redentor de cual y luz de las gentes, llamas a todos
la humanidad al ofrecerse como víctima los hombres a conformar el pueblo de
oblativa por la salvación del mundo. Ini- la Nueva Alianza, confirma en nosotros
ciemos nuestra celebración eucarística. la gracia del bautismo con la fuerza de
tu Espíritu, para que toda nuestra vida
ANTÍFONA DE ENTRADA proclame la buena noticia del Evan-
gelio. Por nuestro Señor Jesucristo, tu
Sal 65, 4
Hijo…
Que te adore, oh Dios, la tierra entera,
que toque en tu honor, que toque para
tu nombre. LITURGIA DE LA PALABRA
Se dice Gloria. Comentador: El libro de Isaías nos
ofrece la imagen del siervo de Dios,
ORACIÓN COLECTA como el elegido, para perpetuar la sal-
Dios todopoderoso y eterno, que gobier- vación de la humanidad. San Pablo
nas los cielos y la tierra, escucha con amor

 88
19
nos exhorta para ser testigos de Jesús, • Tú no quieres sacrificios ni ofrendas,
para continuar con la misión del Maes- y, en cambio, me abriste el oído; no
tro. El evangelista Juan nos propone pides sacrificio expiatorio. R/.

DOMINGO
recordar el llamado de Juan el Bautis- • Entonces yo digo: “Aquí estoy –como
ta a la conversión y considerar a Jesús está escrito en mi libro– para hacer tu
como el cordero inmolado por nuestra voluntad”. Dios mío, lo quiero, y lle-
salvación, derrotando la injusticia e vo tu ley en las entrañas. R/.
implantando el proyecto de Dios que
es amor. • He proclamado tu salvación ante la
gran asamblea; no he cerrado los la-
bios: Señor, tú lo sabes. R/.
PRIMERA LECTURA
Segundo canto del siervo del Señor.
SEGUNDA LECTURA
Del libro de Isaías Que Dios nuestro Padre y el Señor
El Señor me dijo: “Tú eres mi sier- Jesucristo les concedan su amor y su paz.
vo, Israel, por medio de ti revelaré mi De la Primera carta a los Corintios
gloria”. El Señor me juzgó digno de
este honor, mi Dios se convirtió en Pablo, llamado a ser apóstol de Cristo
mi fortaleza. El Señor, que me formó Jesús por voluntad de Dios, y el herma-
desde el seno para ser su siervo, para no Sóstenes, saludan a la Iglesia de Dios
hacer que vuelva a Él el pueblo de que está en Corinto, a los que han sido
Jacob, que Israel se reúna frente a Él, santificados en Cristo Jesús y convoca-
dice ahora: dos en la santa Iglesia, en comunión con
todos los que en cualquier lugar invocan
“No basta con que seas mi siervo,
el nombre de nuestro Señor Jesucristo,
para restaurar las tribus de Jacob y hacer
Señor suyo y también nuestro.
volver a los sobrevivientes de Israel. Te
haré luz de las naciones, para llevar mi Que Dios nuestro Padre y el Señor
salvación hasta los confines de la tierra” Jesucristo les conceda su amor y su paz
(Is 49, 3.5-6). (1Co 1, 1-3).
Palabra de Dios. Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL ACLAMACIÓN ANTES


Del salmo 39 DEL EVANGELIO    Jn 1, 14.12
R/. Aquí estoy, Señor, R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
para hacer tu voluntad.
La Palabra se hizo hombre y se estable-
• Yo esperaba con ansia al Señor; Él se ció entre nosotros. A cuantos la reci-
inclinó y escuchó mi grito; me puso ben les concede la gracia de ser hijos de
en la boca un cántico nuevo, un him- Dios. R/.
no a nuestro Dios. R/.

89 
19
EVANGELIO toles como Pablo, que lleven a toda
Este es el Cordero de Dios lengua y cultura el anuncio del Evan-
que quita el pecado del mundo. gelio, oremos.
DOMINGO

3. Por los enfermos y los que sufren, que


Del Evangelio según san Juan esperan el apoyo de una mano amiga;
Estando Juan bautizando al otro lado para que encuentren en la Iglesia y sus
del Jordán, vio venir a Jesús y dijo: “Este miembros un gesto de solidaridad hu-
es el Cordero de Dios, que quita el peca- mana y cristiana, oremos.
do del mundo. A Él me refería cuando 4. Por las familias divididas; para que, si-
dije: ‘Detrás de mí viene un hombre guiendo las huellas del Cordero, pue-
que está por encima de mí, porque exis- dan descubrir el sentido cristiano de la
tía antes que yo’. Yo no lo conocía, pero vida y nunca duden de la misericordia
precisamente vine a bautizar con agua del Padre, oremos.
para que Él se manifieste a Israel”. 5. Por nosotros y nuestra asamblea; para
Juan dio este testimonio: “Yo presen- que la llamada del Señor resuene pro-
cié cómo el Espíritu descendía del cielo fundamente en nuestro espíritu y nos
como paloma y permanecía sobre Él. disponga a una conversión sincera,
oremos.
Yo no lo conocía, pero el que me envió
a bautizar con agua me dijo: ‘Aquel Intenciones particulares.
sobre quien veas descender el Espíritu Presidente: Padre de amor, escucha la
y permanecer sobre Él, es el que ha de oración que te elevamos en nombre de
bautizar con Espíritu Santo’. Yo lo vi y tu Hijo, quien vino al mundo para ilu-
declaro en calidad de testigo que Él es el minar con su luz a todo hombre, resca-
Hijo de Dios” (Jn 1, 29-34). tándolo de las tinieblas para conducirlo
Palabra del Señor. a la gloria de tu presencia. Él, que vive y
reina por los siglos de los siglos.
Se dice Credo.
ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
ORACIÓN UNIVERSAL
Concédenos, Señor, participar digna-
Presidente: Sabiendo que el Cordero mente de estos misterios, pues cada
de Dios escucha nuestras súplicas, diri- vez que celebramos el memorial de este
jamos con humildad nuestra oración sacrificio, se realiza la obra de nuestra
diciendo: redención. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Todos: Muéstranos, Señor, tu misericordia.
Prefacio Dominical I, p. 11.
1. Por el pueblo santo de Dios; para que
manifieste la fidelidad al mensaje evan-
gélico viviendo el amor hacia los enemi- ANTÍFONA DE COMUNIÓN
gos y la solidaridad con todos, oremos. Cf. Sal 22, 5
2. Por los pueblos de la tierra; para que la Preparas una mesa ante mí y mi copa
acción del Espíritu Santo suscite após- rebosa.

 90
19
ORACIÓN DESPUÉS
DE LA COMUNIÓN
con el pan del cielo, nos hagas concor-
Infunde, Señor, en nosotros el Espíri- des en la piedad. Por Jesucristo, nuestro

DOMINGO
tu de tu caridad, para que, alimentados Señor.

LECTIO DIVINA
1. ORACIÓN INICIAL que al final de la historia se aparecería
un cordero victorioso o destructor de las
Quédate conmigo, Señor, y comenza- potencias del pecado, de las injusticias,
ré a resplandecer, a medida que tú res- del mal. Tal idea es un síntoma también
plandeces, hasta ser luz para los demás. de la predicación escatológica del Bau-
La luz, oh Jesús, viene de ti: nada será tista: avisaba que la ira era inminente
mérito mío. Tú serás resplandor a través (Lc 3, 7), que el hacha ya estaba puesta
de mí para los demás. Amén. a la raíz del árbol y que Dios estaba a
punto de abatir y echar en el fuego todo
2. LECTURA (¿QUÉ DICE EL TEXTO?) árbol que no llevara buenos frutos (Lc 3,
9; cf. Mt 3, 12 y Lc 3, 17).
Lee atentamente el evangelio y escucha
el mensaje que Dios te transmite. La segunda alusión bíblica es el Cor-
dero como Siervo sufriente. Esta figura
3. PARA MEDITAR del siervo de Dios sufriente es el sujeto
de los cuatro cantos que encontramos
(¿QUÉ ME DICE EL TEXTO?)
en el Segundo Isaías (42, 1-4.7.9; 49,
El texto del evangelio de este domin- 1-6.9.13; 50, 4-9.11; 52, 13-53, 12).
go nos presenta a dos animales de alto Nos preguntamos si la expresión “Cor-
valor espiritual en la Biblia: el cordero y dero de Dios” en Juan (1, 29) tiene el
la paloma. mismo sentido que el “cordero” con el
El símbolo del cordero. Fijemos prime- cual se alude al Siervo sufriente de Yahvé
ro nuestra atención en el símbolo del en Isaías 53. ¿En verdad Juan considera-
“Cordero de Dios” y su significado. ba a Jesús el Cordero de Dios siguiendo
la interpretación de Siervo sufriente?
Una primera alusión bíblica para com- Ciertamente, no hay pruebas reales de
prender esta expresión, con la cual Juan que el Bautista haya hecho tal interpre-
Bautista se refiere a la persona de Jesús, tación, pero tampoco hay pruebas para
es la figura del Cordero victorioso en el excluirlo. De hecho, en Isaías 53, 7 se
libro del Apocalipsis: en 7, 17 el Cordero dice que el Siervo: “No abría la boca; era
es el Pastor de los pueblos; en 17, 14 el como un cordero llevado al matadero y
Cordero destruye los poderes malvados como una oveja ante sus trasquiladores”.
de la tierra. En tiempos de Jesús, se creía

91 
19
Esta descripción se aplica a Jesús en Hch el amor del Padre que se establece en
8, 32 y también la semejanza entre el Jesús como en una habitación perma-
Siervo sufriente y Jesús se aplicaba por nente (cf. Mt 3, 16; Mc 1, 10; Lc 3, 22).
DOMINGO

los cristianos (cf. Mt 8, 17 = Is 53, 4; Hb La expresión, pues, “como paloma” está


9, 28 = Is 53, 12). en conexión con el verbo descender: para
Además, en la descripción que Juan expresar que no se trata del aspecto físi-
el Bautista hace de Jesús en 1, 32-34, co de una paloma, sino el modo de des-
hay dos aspectos que evocan la figura cendimiento del Espíritu (como el vuelo
del Siervo: en el v. 32 Juan el Bautista de una paloma), en el sentido de que no
afirma haber visto al Espíritu descender impone miedo, más bien confianza. Tal
sobre Jesús y posarse sobre Él; en el v. simbolismo bíblico de la paloma no tiene
34 él identifica a Jesús como el elegido equivalente en otros simbolismos bíbli-
de Dios. Así en Isaías 42, 1 (un pasa- cos; pero una antigua exégesis rabínica
je que también los sinópticos conectan compara el aletear del Espíritu de Dios
con el Bautismo de Jesús) se dice: “He sobre las aguas primordiales con el revo-
ahí mi siervo a quien sostengo, mi ele- lotear de la paloma sobre su nido.
gido en quien me complazco” (cf. Mc
1, 11). He puesto mi espíritu sobre Él”. 4. PARA REFLEXIONAR
Una tercera alusión bíblica es el Cor- • En los momentos en que parece que la
dero como cordero pascual. El simbolis- situación no tiene salida, ¿somos capa-
mo de la Pascua está muy difundido en ces de entregarle al Señor nuestras an-
el Evangelio de Juan, especialmente en gustias para buscar una salida con Él?
relación con la muerte de Jesús. Para las
comunidades cristianas a las que Juan se 5. PARA CONTEMPLAR
dirige con su evangelio, el Cordero qui- Haz un momento de silencio e interioriza
ta el pecado del mundo con su muerte. el texto bíblico para que ilumine tu men-
Otro nexo del simbolismo pascual con te. Déjate animar por el ardor de la Pala-
la muerte de Jesús es que mientras esta-
bra, como quien recibe el calor del sol.
ba en la cruz, una esponja empapada en
vinagre fue levantada hacia Él con una 6. PARA DISCERNIR
caña (19, 29), y era la caña o hisopo la
que se mojaba en la sangre del corde- A la luz de la Palabra que has leído y
ro pascual para rociar las jambas de las meditado, ahora confronta tus criterios,
puertas de los israelitas (Ex 12, 22). valores, sentimientos y actitudes. Des-
El símbolo de la paloma. Este segundo cubre la voluntad de Dios en tu situa-
símbolo también contiene varios aspec- ción personal.
tos. Ante todo la expresión “como palo-
7. ORACIÓN FINAL
ma” era un dicho común para expresar el
lazo afectivo con el nido. En nuestro con- Bautízame, Señor, con tu Espíritu y
texto evidencia que el Espíritu encuentra déjame sentir el fuego de tu amor. Que
su nido, su hábitat natural y de amor en el agua recibida en el bautismo dispon-
Jesús. Todavía más: la paloma simboliza ga mi ser para recibirte a ti, mi Salvador.
Amén.

 92
20 Lunes SAN FABIÁN, PAPA Y MÁRTIR, O SAN SEBASTIÁN, MÁRTIR
– Feria / Memoria libre – Verde / Rojo
Oficio: Ferial o de la Memoria libre - Salterio: 2a. semana

Sebastián, siendo un soldado romano, ejercitaba el apostolado entre


sus compañeros, visitando y alentando a otros cristianos encarcelados
por causa de su religión en tiempos de la persecución. Fue descu-
bierto y denunciado al emperador Maximiano, quien lo condenó
a morir atado a un árbol y ser disparado por flechas. Precisamente
por sus heridas fue invocado como protector de los enfermos de peste.

Obedecer y gozar de la presencia de Dios

E
n una sociedad de consumo, frecuentemente las cosas son más valiosas que
las personas; se valora a una persona más por los bienes que posee que por
sí misma. Sin embargo, lo cierto es que la presencia de una persona es más
valiosa que sus bienes y posesiones. Ella, en cuanto persona, es el centro de la aten-
ción, el motor de la existencia de quienes la rodean. Pero esa presencia requiere,
además, una noble actitud de escucha y obediencia. Para Dios vale mucho más la
obediencia a sus palabras que cualquier otra riqueza, por más grande que sea, e
incluso si es obtenida justamente. Él da abundantemente sus dones y no deja a su
pueblo falto de los bienes necesarios. Él es el verdadero rey de Israel y se comporta
como tal protegiéndolo y sosteniéndolo.
En no pocas ocasiones pensamos que podemos contentar a Dios ofreciéndole
variedad de servicios, ofrendas, oraciones y hasta sacrificios. Pero la Palabra de Dios
es clara en que su presencia y la obediencia que se le preste es más valiosa que todo
lo anterior. La sociedad en que vivimos inmersos necesita con urgencia de los que
creemos en Cristo, un testimonio creíble de que la obediencia a su Palabra es lo que
sostiene la vida comunitaria. Si así lo hiciéramos, testimoniaríamos que los bienes
necesarios para la vida también tienen su fuente y origen en la escucha y la obe-
diencia de su Palabra, que Dios cuida de los que le obedecen con sincero corazón.

Para meditar: Qué es más importante Misa de la feria (la de cualquier domingo del
en nuestro servicio a la Iglesia, ¿la obe- tiempo Ordinario) con las lecturas de hoy. Tam-
diencia o los sacrificios que ofrecemos? bién puede celebrarse la misa que sigue a conti-
¿Gozamos de la presencia del Señor en nuación, de san Sebastián, o alguna otra votiva.
medio de su pueblo o las rúbricas lo
ocultan?

93 
20
ANTÍFONA DE ENTRADA lo hizo para ofrecérselas en sacrificio al
Este santo combatió a favor de la ley de Señor, tu Dios, en Guilgal”.
Dios hasta la muerte sin temer las ame- Samuel contestó: “¿Quiere el Señor
LUNES

nazas de los enemigos; estaba cimenta- sacrificios y holocaustos, o quiere que


do sobre roca firme. obedezcan al Señor? Obedecer vale más
que un sacrificio; ser dócil, más que
ORACIÓN COLECTA la grasa de carneros. Pecado de adivi-
nos es la rebeldía, crimen de idolatría
Te pedimos, Señor, el espíritu de forta- es la obstinación. Por haber rechazado
leza, para que, enseñados por el ejem- al Señor, el Señor te rechaza como rey”
plo glorioso de tu mártir san Sebastián, (1S 15, 16-23).
aprendamos a obedecerte a ti antes que
a los hombres. Por nuestro Señor Jesu- Palabra de Dios.
cristo, tu Hijo…
SALMO RESPONSORIAL
PRIMERA LECTURA Del salmo 49
Obedecer vale más que un sacrificio. R/. Al que sigue buen camino
El Señor te rechaza como rey. le haré ver la salvación de Dios.
• “No te reprocho tus sacrificios, pues
Del Primer libro de Samuel siempre están tus holocaustos ante
En aquellos días, Samuel dijo a Saúl: mí. Pero no aceptaré un becerro de
“Déjame que te cuente lo que el Señor tu casa, ni un cabrito de tus rebaños”.
me ha dicho esta noche”. Contestó R/.
Saúl: “Dímelo”. Samuel dijo: “Aun- • “¿Por qué recitas mis preceptos y tie-
que te creas pequeño, eres la cabeza de nes siempre en la boca mi alianza, tú
las tribus de Israel, porque el Señor te que detestas mi enseñanza y te echas
ha nombrado rey de Israel. El Señor a la espalda mis mandatos?” R/.
te envió a esta campaña con orden de • Esto haces, ¿y me voy a callar? ¿Crees
exterminar a esos pecadores amale- que soy como tú? Te acusaré, te lo
citas, combatiendo hasta acabar con echaré en cara. El que me ofrece ac-
ellos. ¿Por qué no has obedecido al ción de gracias, ese me honra; al que
Señor? ¿Por qué has echado mano a sigue buen camino le haré ver la sal-
los despojos, haciendo lo que el Señor vación de Dios”. R/.
reprueba?”.
Saúl replicó: “¡Pero si he obedecido al ACLAMACIÓN ANTES
Señor! He hecho la campaña a la que me DEL EVANGELIO    Hb 4, 12
envió, he traído a Agag, rey de Amalec, R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
y he exterminado a los amalecitas. Si
la tropa tomó del botín ovejas y vacas, La Palabra de Dios es viva y eficaz; juzga
lo mejor de lo destinado al exterminio, los deseos e intenciones del corazón. R/.

 94
20
EVANGELIO ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
El novio está con ellos. Acepta, Señor, los dones que te pre-
sentamos en la conmemoración de tu
Del Evangelio según san Marcos

LUNES
mártir san Sebastián, y haz que ellos
En aquel tiempo, los discípulos de Juan sean agradables a tu majestad como fue
y los fariseos estaban de ayuno. Vinie- precioso ante ti el derramamiento de su
ron unos y le preguntaron a Jesús: “Los sangre. Por Jesucristo, nuestro Señor.
discípulos de Juan y los discípulos de Prefacio de los Santos Mártires I, p. 12.
los fariseos ayunan. ¿Por qué los tuyos
no?”. Jesús les contestó: “¿Es que pue-
den ayunar los amigos del novio, mien- ANTÍFONA DE COMUNIÓN
tras el novio está con ellos? Mientras Cf. Mt 16, 24
tienen al novio con ellos, no pueden El que quiera seguirme, que se niegue a
ayunar. Llegará un día en que se lleven sí mismo, que cargue su cruz y me siga,
al novio; aquel día sí que ayunarán. dice el Señor.
Nadie le echa un remiendo de paño
sin remojar a un manto pasado; porque ORACIÓN DESPUÉS
la pieza tira del manto, lo nuevo de lo DE LA COMUNIÓN
viejo, y deja un roto peor. Nadie echa
vino nuevo en odres viejos; porque Los misterios sagrados que recibimos,
revienta los odres, y se pierden el vino Señor, nos den aquella fortaleza de áni-
y los odres; a vino nuevo, odres nuevos” mo que hizo al mártir san Sebastián fiel
(Mc 2, 18-22). a tu servicio y vencedor de los tormen-
tos. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Palabra del Señor.

EUCARISTÍA, CONTINUACIÓN DE LA ENCARNACIÓN

“La santa Eucaristía es la continuación de la encar-


nación de Cristo sobre la tierra. El misterio de la
Eucaristía nos da la alegría de tener una Navidad
cada día. Cuando nosotros venimos al Santísimo
Sacramento es como si viniéramos a Belén, un
nombre que significa la casa del pan”.
Madre Teresa de Calcuta

95 
21 Martes SANTA INÉS, VIRGEN Y MÁRTIR
- Memoria obligatoria – Rojo
Oficio: De la Memoria obligatoria - Salterio: 2a. semana

Esta jovencita romana tendría entre 12 y 15 años cuando, espon-


táneamente, se ofreció a morir por su fe cristiana, en el tiempo que
arreciaba la persecución de Diocleciano (305). San Ambrosio nos
ha conservado el relato de su martirio, a quien la Iglesia le ha tenido
una especial devoción. Es, sin duda, una de las más ilustres mártires
de la Iglesia, mereciendo ser inscrita en el canon romano de la misa.

EL SEÑOR SE FIJA EN LA VERDAD DEL CORAZÓN

L
a cultura actual, con todo su mecanismo de la publicidad, da la prioridad a
la apariencia de las personas, que no valen por lo que son, sino por lo que
aparentan ser o poseer. Cuando Dios elige a una persona para un puesto de
mando, que no es más que servicio a la comunidad, pasa por alto las apariencias y
conveniencias. Él tiene la sana costumbre de fijarse más en la docilidad del corazón
del elegido a su Palabra, que en la fortaleza y vigor que pueda expresar su porte
exterior. Al elegirlo, lo capacita y fortalece con la unción del Espíritu Santo para
la misión que le encomienda. Su misión no está en el cumplimiento estricto de las
normas de la Ley, sino en el del espíritu de la Ley según la voluntad del legislador,
que se orienta al bien de su destinatario, que es la comunidad.
La misión de cada uno de los bautizados, que son ungidos con la fuerza del Espí-
ritu Santo, consiste en hacer presente, en medio de una sociedad regida por infini-
dad de leyes, que responden más a los intereses de grupos políticos y económicos,
que al de sus destinatarios, el espíritu del amor y la práctica de la misericordia.
Es necesario colocar en el centro a la persona, su vida y su dignidad, como sujeto
de deberes y derechos, y no como un simple ejecutor de leyes que en ocasiones le
impiden disfrutar de la vida y le someten al arbitrio de los legisladores y sus intere-
ses. Es necesario comunicar el espíritu de la misericordia en todo y a todos.

Para meditar: Como ungidos, ¿nues-


tro actuar está bajo la guía del Espíri- Para reflexionar
tu Santo y su acción a favor de la per-
sona? ¿Somos observantes de la Ley o
cumplidores de su espíritu a favor de la
comunidad?

 96
21
ANTÍFONA DE ENTRADA al sacrificio”. Purificó a Jesé y a sus hijos
He aquí que la virgen esforzada, sacrifi- y los convidó al sacrificio.
cio de pureza, víctima castísima, ya sigue Cuando llegó, vio a Eliab y pensó:

MARTES
al Cordero crucificado por nosotros. “Seguro, el Señor tiene delante a su
ungido.” Pero el Señor le dijo: “No te
ORACIÓN COLECTA fijes en las apariencias ni en su buena
estatura. Lo rechazo. Porque Dios no ve
Dios todopoderoso y eterno, que eliges como los hombres, que ven la aparien-
lo débil del mundo para confundir a cia; el Señor ve el corazón”.
los fuertes; concede propicio a quienes
celebramos el martirio de santa Inés Jesé llamó a Abinadab y lo hizo pasar
imitarla en la firmeza de su fe. Por nues- ante Samuel; y Samuel le dijo: “Tam-
tro Señor Jesucristo, tu Hijo… poco a este lo ha elegido el Señor”. Jesé
hizo pasar a Samá; y Samuel le dijo:
“Tampoco a este lo ha elegido el Señor”.
PRIMERA LECTURA Jesé hizo pasar a siete hijos suyos ante
Ungió Samuel a David en medio Samuel; y Samuel le dijo: “Tampoco
de sus hermanos, y, en aquel momento, a estos los ha elegido el Señor”. Lue-
lo invadió el Espíritu del Señor. go preguntó a Jesé: “¿Se acabaron los
muchachos?”. Jesé respondió: “Queda
Del Primer libro de Samuel
el pequeño, que precisamente está cui-
En aquellos días, el Señor dijo a Samuel: dando las ovejas”. Samuel dijo: “Manda
“¿Hasta cuándo vas a estar lamentándo- por él, que no nos sentaremos a la mesa
te por Saúl, si yo lo he rechazado como mientras no llegue”.
rey de Israel? Llena la cuerna de aceite Jesé mando por él y lo hizo entrar: era
y vete, por encargo mío, a Jesé, el de de buen color, de hermosos ojos y buen
Belén, porque entre sus hijos me he ele- tipo. Entonces el Señor dijo a Samuel:
gido un rey”. “Anda, úngelo, porque es este”. Samuel
Samuel contestó: “¿Cómo voy a ir? tomó la cuerna de aceite y lo ungió
Si se entera Saúl, me mata”. El Señor le en medio de sus hermanos. En aquel
dijo: “Llevas una novilla y dices que vas momento, invadió a David el espíritu
a hacer un sacrificio al Señor. Convidas del Señor, y estuvo con él en adelante.
a Jesé al sacrificio, y yo te indicaré lo Samuel emprendió la vuelta a Ramá (1S
que tienes que hacer; me ungirás al que 16, 1-13).
yo te diga”. Palabra de Dios.
Samuel hizo lo que le mandó el Señor.
Cuando llegó a Belén, los ancianos del SALMO RESPONSORIAL
pueblo fueron ansiosos a su encuen- Del salmo 88
tro: “¿Vienes en son de paz?”. Respon- R/. Encontré a David, mi siervo.
dió: “Sí, vengo a hacer un sacrificio al
• Un día hablaste en visión a tus ami-
Señor. Purifíquense y vengan conmigo
gos: “He ceñido la corona a un héroe,

97 
21
he levantado a un soldado sobre el sacerdote Abiatar, comió de los panes
pueblo”. R/. presentados, que solo pueden comer
• “Encontré a David, mi siervo, y lo he los sacerdotes, y les dio también a sus
MARTES

ungido con óleo sagrado; para que compañeros”. Y añadió: “El sábado se
mi mano esté siempre con él y mi hizo para el hombre y no el hombre
brazo lo haga valeroso”. R/. para el sábado; así que el Hijo del hom-
bre es señor también del sábado” (Mc
• “Él me invocará: ‘Tú eres mi padre,
2, 23-28).
mi Dios, mi Roca salvadora”; y yo lo
nombraré mi primogénito, excelso Palabra del Señor.
entre los reyes de la tierra”. R/.
ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
ACLAMACIÓN ANTES Te pedimos, Señor, que los dones que te
DEL EVANGELIO    Cf. Ef 1, 17-18 presentamos en la celebración de santa
R/. Aleluya, aleluya, aleluya. Inés, por tu gracia, te sean agradables,
El Padre de nuestro Señor Jesucristo ilu- así como te fue grato el combate de su
mine los ojos de nuestro corazón, para martirio. Por Jesucristo, nuestro Señor.
que comprendamos cuál es la esperanza Prefacio de los Santos Mártires I, p. 12.
a la que nos llama. R/.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN
EVANGELIO
Ap 7, 17
El sábado se hizo para el hombre
y no el hombre para el sábado. El Cordero que está en medio del trono
los apacentará y los guiará a los manan-
Del Evangelio según san Marcos tiales de agua viva.
Un sábado, atravesaba el Señor un sem-
brado; mientras andaban, los discípulos ORACIÓN DESPUÉS
iban arrancando espigas. Los fariseos le DE LA COMUNIÓN
dijeron: “Oye, ¿por qué hacen en sába- Dios nuestro, que coronaste a santa Inés
do lo que no está permitido?”. Él les con la doble victoria de la virginidad y
respondió: “¿No han leído nunca lo que del martirio, concédenos, por la eficacia
hizo David, cuando él y sus hombres se de este sacramento, vencer con fortaleza
vieron faltos y con hambre? Entró en todo mal y obtener la gloria del cielo.
la casa de Dios, en tiempo del sumo Por Jesucristo, nuestro Señor.

 98
22 Miércoles SAN VICENTE, DIÁCONO Y MÁRTIR
– Feria / Memoria libre – Verde / Rojo
Oficio: Ferial o de la Memoria libre - Salterio: 2a. semana

Vicente era diácono de Zaragoza (España) cuando lo condenaron


a morir, en Valencia, junto con su obispo Valerio, el 22 de enero
del año 304, durante la persecución de Diocleciano y Maximiano.
Vicente representa un modelo de servicio en la Iglesia: el diácono
era un auxiliar del obispo para ofrecer el sacrificio y para gobernar
a la comunidad. Además, Vicente acompañó a su obispo en la
hora de la verdad.

LA DEFENSA DE LA VIDA ES PRIMORDIAL

¿E n qué momento se debe actuar para salvarle la vida a alguien? Hoy no es


fácil la respuesta a esa pregunta, pues las leyes y los derechos han entra-
bado los procesos y hay protocolos que cumplir. Sin embargo, la vida de
una persona o comunidad no puede esperar a que los demás disciernan cuál ley
lo permite ahora y cual lo pospone para más tarde; la vida reclama su existencia y
defensa ahora. Jesús va al centro del asunto y antes que ponerse a discutir sobre lo
que permiten o no las leyes, dice al paralitico: “Levántate y ponte allí en medio”.
Solo así se puede definir la vida del interesado, colocándolo en medio del debate.
Pero si lo que colocamos en medio son las leyes, el enfermo o amenazado por la
muerte perderá la vida antes de que se clarifiquen sus derechos.
Qué bueno que Marcos transmitió este maravilloso pasaje y que lo leamos en rela-
ción a la acción valiente de David ante Goliat. La vida sigue hoy bajo el dominio de
la tiranía de las leyes, de los intereses económicos y políticos, de los deseos de unos
de ablandar el mal a costa de un detrimento del bien. El anuncio del Evangelio
de la vida exige de cada uno, personas creyentes que colocan en toda discusión en
el centro a la persona. Ella es el centro de la atención y de la discusión, ella es el
valor supremo, no algún otro interés. Entonces se manifestará que la vida es más
importante que el poder y la ideología.

Para meditar: ¿Luchamos por los dere- Misa de la feria (la de cualquier domingo del
chos y deberes de cada persona desde tiempo Ordinario) con las lecturas de hoy. Tam-
el momento de la concepción hasta su bién puede celebrarse la misa que sigue a con-
muerte? ¿Defendemos a toda costa la tinuación, de san Vicente o alguna otra votiva.
centralidad y la dignidad de la persona?

99 
22
ANTÍFONA DE ENTRADA un muchacho de buen color y guapo,
Cf. Sb 10, 12 y le gritó: “¿Soy yo un perro, para que
vengas a mí con un palo?”. Luego mal-
MIÉRCOLES

El Señor le dio un duro combate para


que aprendiera a vencer, porque la sabi- dijo a David, invocando a sus dioses, y
duría es más poderosa que todas las le dijo: “Ven acá, y echaré tu carne a las
cosas. aves del cielo y a las fieras del campo”.
Pero David le contestó: “Tú vie-
ORACIÓN COLECTA nes hacia mí armado de espada, lanza
y jabalina; yo voy hacia ti en nombre
Dios todopoderoso y eterno, infúnde- del Señor de los ejércitos, Dios de las
nos compasivo tu Espíritu, para que huestes de Israel, a las que has desafia-
nuestro corazón se llene de aquel amor do. Hoy te entregará el Señor en mis
por el cual el mártir san Vicente supe- manos, te venceré, te arrancaré la cabe-
ró todos los tormentos corporales. Por za de los hombros y echaré tu cadáver
nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo… y los del campamento filisteo a las aves
del cielo y a las fieras de la tierra; y todo
PRIMERA LECTURA el mundo reconocerá que hay un Dios
Venció David al filisteo en Israel; y todos los aquí reunidos
con la honda y una piedra. reconocerán que el Señor da la victoria
sin necesidad de espadas ni lanzas, por-
Del Primer libro de Samuel que esta es una guerra del Señor, y Él los
En aquellos días, Saúl mandó llamar entregará en nuestro poder”.
a David, y este le dijo: “Majestad, no Cuando el filisteo se puso en marcha
se desanime. Este servidor tuyo irá a y se acercaba en dirección de David,
luchar con ese filisteo”. Pero Saúl le este salió de la formación y corrió veloz-
contestó: “No podrás acercarte a ese mente en dirección del filisteo; echó
filisteo para luchar con él, porque eres mano al zurrón, sacó una piedra, dis-
un muchacho, y él es un guerrero desde paró la honda y le pegó al filisteo en la
mozo”. David le replicó: “El Señor, que frente: la piedra se le clavó en la frente,
me ha librado de las garras del león y y cayó de bruces en tierra.
de las garras del oso, me librará de las Así venció David al filisteo, con la
manos de ese filisteo”. Entonces Saúl le honda y una piedra; lo mató de un gol-
dijo: “Anda con Dios”. pe, sin empuñar espada. David corrió
Agarró el cayado, escogió cinco cantos y se paró junto al filisteo, le agarró la
del arroyo, se los echó al zurrón, empu- espada, la desenvainó y lo remató, cor-
ñó la honda y se acercó al filisteo. Este, tándole la cabeza. Los filisteos, al ver
precedido de su escudero, iba avanzan- que había muerto su campeón, huyeron
do, acercándose a David; lo miró de (1S 17, 32-33.37.40-51).
arriba abajo y lo despreció, porque era Palabra de Dios.

 100
22
SALMO RESPONSORIAL ¿salvarle la vida a un hombre o dejarlo
Del salmo 143 morir?”. Se quedaron callados.

MIÉRCOLES
R/. Bendito el Señor, mi Roca. Echando en torno una mirada de ira, y
• Bendito el Señor, mi Roca, que adies- dolido de su obstinación, le dijo al hom-
tra mis manos para el combate, mis bre: “Extiende el brazo”. Lo extendió y
dedos para la pelea. R/. quedó restablecido. En cuanto salieron
• Mi bienhechor, mi alcázar, baluarte de la sinagoga, los fariseos se pusieron a
donde me pongo a salvo, mi escudo planear con los herodianos el modo de
y mi refugio, que me somete los pue- acabar con Él (Mc 3, 1-6).
blos. R/. Palabra del Señor.
• Dios mío, te cantaré un cántico nue-
vo, tocaré para ti el arpa de diez cuer- ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
das: para ti que das la victoria a los
reyes, y salvas a David, tu siervo. R/. Te pedimos, Señor, que santifiques con
tu bendición las ofrendas que te presen-
tamos, para que, al recibirte a ti mis-
ACLAMACIÓN ANTES
mo, nos inflamen con aquella llama de
DEL EVANGELIO    Cf. Mt 4, 23
tu amor, gracias a la cual san Vicente
R/. Aleluya, aleluya, aleluya. superó los tormentos corporales. Por
Jesús proclamaba el Evangelio del Rei- Jesucristo, nuestro Señor.
no, curando las dolencias del pueblo. Prefacio de los Santos Mártires I, p. 12.
R/.

ANTÍFONA DE COMUNIÓN
EVANGELIO
Cf. Mt 16, 24
¿Está permitido en sábado salvarle
la vida a un hombre o dejarlo morir? El que quiera seguirme, que se niegue a
sí mismo, que cargue su cruz y me siga,
Del Evangelio según San Marcos dice el Señor.
En aquel tiempo, entró Jesús otra vez en
la sinagoga, y había allí un hombre con ORACIÓN DESPUÉS
parálisis en un brazo. Estaban al acecho, DE LA COMUNIÓN
para ver si curaba en sábado y acusar- Los misterios sagrados que recibimos,
lo. Jesús le dijo al que tenía la parálisis: Señor, nos den aquella fortaleza de áni-
“Levántate y ponte ahí en medio”. Y a mo que hizo al mártir san Vicente fiel a
ellos les preguntó: “¿Qué está permitido tu servicio y vencedor de los tormentos.
en sábado?, ¿hacer lo bueno o lo malo?, Por Jesucristo, nuestro Señor.

101 
23 Jueves SAN ILDEFONSO DE TOLEDO - Feria – Verde
Oficio: Ferial – Salterio: 2a. semana

Idelfonso era sobrino del obispo san Eugenio. En la ciudad de Toledo


(España), fue monje y rector de su cenobio, fundó un convento de
religiosas en los alrededores y después fue elegido obispo. Uno de los
rasgos más característicos de la obra literaria de san Idelfonso es el
entusiasmo casi exagerado con que habla de la Santísima Virgen, y
que se debe fundamentalmente al lenguaje mariano que se impuso
en Toledo por aquella época.

DECIDIDOS A REVERTIR TODA CONDENA A MUERTE

L
a envidia, el orgullo, los celos, son capaces de cegar a una persona, y en casos
extremos llevan al homicidio de personas inocentes. No ha faltado una mul-
titud de personas que se han puesto del lado del inocente como mediadoras
para salvarle la vida y lo han conseguido. En la Biblia encontramos historias de este
tipo y con la misma fundamentación, como es el caso del rey Saúl que por envidia
decide quitarle la vida al ungido de Dios. Por suerte David contaba con una de las
grandes amistades narradas en la Escritura, la del hijo del rey, Jonatán. Este hizo
todo lo que estuvo a su alcance para evitar no solo que se derramara sangre inocen-
te, sino que defendió la justicia y salvó la vida de su amigo. Maravillosa historia de
cómo se pueden resolver los conflictos no solo personales, sino también políticos.
A veces son más astutos los hijos de las tinieblas que los de la luz, ellos conocen la
identidad de sus enemigos y los eliminan, los denuncian o los delatan públicamen-
te. Pero el Espíritu de Dios es más fuerte y sabio y otorga a quienes se dejan guiar
por Él la luz de la sabiduría y la inteligencia para realizar el bien y defender la justi-
cia. Hoy estamos llamados a ser defensores de la vida del injustamente perseguido,
amenazado y condenado a muerte. Es nuestro deber cristiano hacer presente en
la sociedad una voz que clama desde el cielo por la justicia y que elige a los suyos
capacitándolos con su Espíritu.

Para meditar: ¿Cómo reaccionamos Misa de la feria (la de cualquier domingo del
ante el anuncio de la muerte de los ino- tiempo Ordinario) con las lecturas de hoy.
centes? ¿Nos comprometemos a defen- También puede celebrarse la misa que sigue a
der la vida, la verdad, la justicia y la paz continuación, por las vocaciones a las Órdenes
a toda costa por la luz de la Palabra? sagradas (Misal Romano, p. 915), o alguna otra
votiva.

 102
23
ANTÍFONA DE ENTRADA estés; le hablaré de ti y, si saco algo en
Mt 9, 38 limpio, te lo comunicaré”.
Rueguen al Señor de la mies que envíe Así, pues, Jonatán habló a su padre

JUEVES
trabajadores a su mies, dice Jesús a sus Saúl en favor de David: “¡Que el rey no
discípulos. ofenda a su siervo David! Él no te ha
ofendido, y lo que él hace es en tu pro-
ORACIÓN COLECTA vecho: se jugó la vida cuando mató al
filisteo. Y el Señor dio a Israel una gran
Oh Dios, que quisiste proveer de pasto- victoria; bien que te alegraste al verlo.
res a tu pueblo, derrama sobre tu Iglesia ¡No vayas a pecar derramando sangre
el espíritu de piedad y de fortaleza que inocente, matando a David sin moti-
suscite dignos ministros de tu altar y los vo!”. Saúl hizo caso a Jonatán y juró:
haga valientes y humildes testigos de tu “¡Vive Dios, no morirá!”.
Evangelio. Por nuestro Señor Jesucristo,
tu Hijo… Jonatán llamó a David y le contó la
conversación; luego lo llevó adonde
Saúl, y David siguió en palacio como
PRIMERA LECTURA antes (1S 18, 6-9. 19, 1-7).
Mi padre Saúl te busca para matarte. Palabra de Dios.
Del Primer libro de Samuel
SALMO RESPONSORIAL
Cuando volvieron de la guerra, después
de haber matado David al filisteo, las Del salmo 55
mujeres de todas las poblaciones de R/. En Dios confío y no temo.
Israel salieron a cantar y recibir con bai- • Misericordia, Dios mío, que me hos-
les al rey Saúl, al son alegre de panderos tigan, me atacan y me acosan todo el
y sonajas. Y cantaban a coro esta copla: día; todo el día me hostigan mis ene-
“Saúl mató a mil, David a diez mil.” migos, me atacan en masa. R/.
A Saúl le sentó mal aquella copla, • Anota en tu libro mi vida errante, re-
y comentó enfurecido: “¡Diez mil a coge mis lágrimas en tu odre, Dios
David, y a mí mil! ¡Ya solo le falta ser mío. Que retrocedan mis enemigos
rey!”. Y, a partir de aquel día, Saúl le cuando te invoco, y así sabré que eres
tomó ojeriza a David. mi Dios. R/.
Delante de su hijo Jonatán y de sus • En Dios, cuya promesa alabo, en el
ministros, Saúl habló de matar a David. Señor, cuya promesa alabo, en Dios
Jonatán, hijo de Saúl, quería mucho a confío y no temo; ¿qué podrá hacer-
David y le avisó: “Mi padre Saúl te bus- me un hombre? R/.
ca para matarte. Estate atento mañana y • Te debo a ti, Dios mío, los votos que
escóndete en sitio seguro; yo saldré e iré hice, los cumpliré con acción de gra-
al lado de mi padre, al campo donde tú cias. R/.

103 
23
ACLAMACIÓN ANTES ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
DEL EVANGELIO    2Tm 1, 10 Acoge benigno, Señor, las oraciones
R/. Aleluya, aleluya, aleluya. y las ofrendas de tu pueblo, para que
JUEVES

Nuestro Salvador Jesucristo destruyó la aumente el número de los dispensado-


muerte y sacó a la luz la vida, por medio res de tus misterios y para que perseve-
del Evangelio R/. ren siempre en tu amor. Por Jesucristo,
nuestro Señor.
EVANGELIO Prefacio Común I, p. 11.
Los espíritus inmundos gritaban:
“Tú eres el Hijo de Dios”, pero ANTÍFONA DE COMUNIÓN
Él les prohibía que lo dieran a conocer. 1Jn 3, 16
Del Evangelio según san Marcos En esto conocimos el amor de Dios: en
que Él dio su vida por nosotros. Tam-
En aquel tiempo, Jesús se retiró con bién nosotros debemos dar nuestra vida
sus discípulos a la orilla del lago, y lo por nuestros hermanos.
siguió una muchedumbre de Galilea. Al
enterarse de las cosas que hacía, acudía
mucha gente de Judea, de Jerusalén y de ORACIÓN DESPUÉS
Idumea, de la Transjordania, de las cer- DE LA COMUNIÓN
canías de Tiro y Sidón. Encargó a sus Alimentados con el pan de la mesa celes-
discípulos que le tuviesen preparada una tial, te pedimos, Señor, que, por este
lancha, no lo fuera a estrujar el gentío. sacramento de caridad, maduren las
Como había curado a muchos, todos semillas que con abundancia siembras
los que sufrían de algo se le echaban enci- en el campo de tu Iglesia, de manera que
ma para tocarlo. Cuando lo veían, hasta sean cada vez más numerosos quienes
los espíritus inmundos se postraban ante elijan el camino de servirte en los her-
Él, gritando: “Tú eres el Hijo de Dios”. manos. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Pero Él les prohibía severamente que lo
dieran a conocer (Mc 3, 7-12).
Palabra del Señor.

Misericordia, Dios mío, que me hostigan, me atacan


y me acosan todo el día; todo el día me hostigan mis
enemigos, me atacan en masa.
Salmo 55

 104
24 Viernes SAN FRANCISCO DE SALES, OBISPO Y DOCTOR
DE LA IGLESIA – Memoria obligatoria – Blanco
Oficio: De la Memoria obligatoria – Salterio: 2a. semana

Francisco nació en el castillo de Sales, en Saboya (Francia), el 21


de agosto de 1567. Fue esencialmente un pastor de almas. Fue mi-
sionero y después obispo de Ginebra (residente en Annecy), fundó la
Orden de las religiosas de la Visitación junto con santa Juana Fran-
cisca de Chantal. Se hizo cercano por medio de la palabra hablada
y escrita, y mantuvo conversaciones teológicas con los protestantes.

RESPETAR A LOS UNGIDOS CON EL PODER DE DIOS

C
uando a una persona se le da una misión, eso determina su vida y el servicio
que ella prestará a su comunidad. En muchos casos esa misión confiere al
portador un grado de dignidad que exige un mayor respeto y protección de
su persona y su vida. En la Escritura los que son elegidos por Dios son consagrados
con una unción, que indica que el Espíritu de Dios reposa sobre ellos y son capaci-
tados para una función de servicio y dirección de la comunidad. Al “ungido” se le
debe respetar no solo su autoridad, sino también su vida, pues es ungido de Dios,
aun cuando quizá en un momento determinado esté actuando de forma contraria
al cargo que ha recibido, por ejemplo, Saúl, que debiendo proteger la vida de todos
quiere acabar con la de David.
Dios ha elegido siempre a los suyos y lo sigue haciendo hoy. La tarea principal
del ungido o elegido de Dios es la protección de los suyos, el cuidado pastoral de
sus ovejas, la salvaguarda de sus derechos y la comunicación de la vida que brota
de la predicación de la Buena Noticia. Los elegidos son mensajeros de buenas
nuevas, porque están llamados a estar con quien los llamó, a anunciar lo que se
les ha comunicado y han experimentado en el encuentro con la presencia de Dios,
en la vivencia de la fraternidad, en el convivio sincero y abierto a todos. La Iglesia
es comunidad de hermanos para protegerse unos a otros con espíritu fraternal y
convival.

Para meditar: ¿Nos protegemos y cus-


todiamos unos a otros como miembros Para reflexionar
de la comunidad del Señor de la vida?
¿Vivimos en la cercanía del que nos ha
llamado a ser testigos de fraternidad y
solidaridad?

105 
24
ANTÍFONA DE ENTRADA Cuando Saúl salió de la cueva y siguió
Cf. 1S 2, 35 su camino, David se levantó, salió de la
Suscitaré para mi servicio un sacerdote cueva detrás de Saúl y le gritó: “¡Majes-
VIERNES

fiel, que obre según mi corazón y mis tad!”. Saúl se volvió a ver, y David se
deseos, dice el Señor. postró rostro en tierra, rindiéndole
vasallaje. Le dijo: “¿Por qué haces caso
a lo que dice la gente, que David anda
ORACIÓN COLECTA
buscando tu ruina? Mira, lo estás vien-
Oh Dios, que para la salvación de las do hoy con tus propios ojos: el Señor te
almas quisiste que el obispo san Fran- había puesto en mi poder dentro de la
cisco de Sales se hiciera todo para todos, cueva; me dijeron que te matara, pero
concédenos, según su ejemplo, manifes- te respeté, y dije que no extendería la
tar la dulzura de tu amor en el servicio mano contra mi señor, porque eres el
a nuestros hermanos. Por nuestro Señor ungido del Señor. Padre mío, mira en mi
Jesucristo, tu Hijo… mano el borde de tu manto; si te corté
el borde del manto y no te maté, ya ves
PRIMERA LECTURA que mis manos no están manchadas de
No extenderé la mano contra él, maldad, ni de traición, ni de ofensa con-
porque es el ungido del Señor. tra ti, mientras que tú me acechas para
matarme. Que el Señor sea nuestro juez.
Del Primer libro de Samuel
Y que Él me vengue de ti; que mi mano
En aquellos días, Saúl, con tres mil sol- no se alzará contra ti. Como dice el viejo
dados de todo Israel, marchó en busca refrán: ‘La maldad sale de los malos…’,
de David y su gente, hacia las Peñas de mi mano no se alzará contra ti. ¿Tras de
los Rebecos; llegó a unos apriscos de quién ha salido el rey de Israel? ¿A quién
ovejas junto al camino, donde había una vas persiguiendo? ¡A un perro muerto, a
cueva, y entró a hacer sus necesidades. una pulga! El Señor sea juez y sentencie
nuestro pleito, vea y defienda mi causa,
David y los suyos estaban en lo más
librándome de tu mano”.
hondo de la cueva, y le dijeron a David
sus hombres: “Este es el día del que te Cuando David terminó de decir esto
dijo el Señor: ‘Yo te entrego tu enemi- a Saúl, Saúl exclamó: “Pero ¿es esta tu
go. Haz con él lo que quieras’”. voz, David, hijo mío?”. Luego levantó
la voz, llorando, mientras decía a David:
Pero él les respondió: “¡Dios me libre
“¡Tú eres inocente, y no yo! Porque tú
de hacer eso a mi señor, el ungido del
me has pagado con bienes, y yo te he
Señor, extender la mano contra él! ¡Es el
pagado con males; y hoy me has hecho
ungido del Señor!”. Y les prohibió enér-
el favor más grande, pues el Señor me
gicamente echarse contra Saúl; pero él se
entregó a ti, y tú no me mataste. Por-
levantó sin meter ruido y le cortó a Saúl
que si uno encuentra a su enemigo, ¿lo
el borde del manto; aunque más tarde le
deja marchar por las buenas? ¡El Señor
remordió la conciencia por haberle cor-
te pague lo que hoy has hecho conmigo!
tado a Saúl el borde del manto.

 106
24
Ahora, mira, sé que tú serás rey y que Él quiso, y se fueron con Él. A doce
el reino de Israel se consolidará en tu los hizo sus compañeros, para enviar-
mano” (1S 24, 3-21). los a predicar, con poder para expul-

VIERNES
Palabra de Dios. sar demonios. Así constituyó el grupo
de los Doce: Simón, a quien dio el
sobrenombre de Pedro, Santiago el de
SALMO RESPONSORIAL Zebedeo y su hermano Juan, a quienes
56 dio el sobrenombre de Boanerges –Los
Misericordia, Dios mío, misericordia. Truenos–, Andrés, Felipe, Bartolomé,
• Misericordia, Dios mío, misericor- Mateo, Tomás, Santiago el de Alfeo,
dia, que mi alma se refugia en ti; me Tadeo, Simón el Celotes y Judas Isca-
refugio a la sombra de tus alas mien- riote, que lo entregó (Mc 3, 13-19).
tras pasa la calamidad. R/. Palabra del Señor.
• Invoco al Dios altísimo, al Dios que
hace tanto por mí: desde el cielo me ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
enviará la salvación, confundirá a los
que ansían matarme, enviará su gra- Por esta ofrenda de salvación, que te
cia y su lealtad. R/. presentamos, Señor, enciende nuestros
• Elévate sobre el cielo, Dios mío, y lle- corazones con el fuego divino del Espí-
ne la tierra tu gloria. Por tu bondad, ritu Santo que abrasó de modo admira-
que es más grande que los cielos; por ble el alma llena de ternura de san Fran-
tu fidelidad, que alcanza a las nubes. cisco de Sales. Por Jesucristo, nuestro
R/.
Señor.
Prefacio de los Santos Pastores, p. 11.
ACLAMACIÓN ANTES
DEL EVANGELIO    2Co 5, 19 ANTÍFONA DE COMUNIÓN
R/. Aleluya, aleluya, aleluya. Jn 10, 10
Dios estaba en Cristo, reconciliando Yo vine para que tengan vida y la ten-
al mundo consigo, y a nosotros nos ha gan en abundancia, dice el Señor.
confiado la palabra de la reconciliación.
R/.
ORACIÓN DESPUÉS
DE LA COMUNIÓN
EVANGELIO
Concédenos, Dios omnipotente, por
Fue llamando a los que Él los sacramentos que hemos recibido,
quiso y los hizo sus compañeros. imitar en la tierra la caridad y la manse-
Del Evangelio según san Marcos dumbre de san Francisco de Sales, para
que alcancemos la gloria del cielo. Por
En aquel tiempo, Jesús mientras subía Jesucristo, nuestro Señor.
a la montaña, fue llamando a los que

107 
25 Sábado
CONVERSIÓN DE SAN PABLO, APÓSTOL
- Fiesta – Blanco
Oficio: De la Fiesta

En su viaje hacia Damasco, cuando aún maquinaba amenazas de


muerte contra los discípulos del Señor, el mismo Jesús glorioso se le
reveló a Saulo en el camino, eligiéndolo para que, lleno del Espíritu
Santo, anunciara el Evangelio de la salvación a los gentiles. Sufrió
muchas dificultades a causa del nombre de Cristo. En la conversión
de Pablo, se palpa más la acción divina que el esfuerzo humano.

ENCONTRARSE CON JESUCRISTO PARA ANUNCIARLO

E
l encuentro con Dios, que ofrece una nueva perspectiva a la vida, es tan sig-
nificativo que es capaz de transformarlo todo y darle una nueva orientación
a la existencia de una persona, aun cuando esta estuviera segura y convencida
de su vocación y misión en el mundo. Pablo, el judío convencido e irreprochable,
se da cuenta de que su vida recibe una nueva orientación, su misión ahora no es
combatir a los paganos, sino ser su evangelizador, el feliz anunciador del misterio
pascual de Aquel a quien combatía con todas sus fuerzas. El encuentro con Cristo
le da una nueva y definitiva orientación a su vida, le asigna una misión específica
y con ello una nueva identidad, la experiencia acumulada por él estará al servicio
del Evangelio.
El encuentro con el Señor Jesús no puede dejar en un estado de contemplación
inmóvil, sino que pone en movimiento hacia los hermanos, orienta en dirección a
la comunicación gozosa de la experiencia transformadora que se ha vivido. En una
Iglesia de creyentes más por tradición que por convicción, es necesaria una clara
presentación del mensaje de Cristo y su persona que ofrece junto con el perdón de
los pecados, una misión que abarca a todos los pueblos. Los creyentes han de estar
en condiciones de reconocer y profesar su fe, y anunciar y celebrar el misterio de
la redención recibida en el bautismo, entonces la misión ocupa un lugar central en
la vida eclesial.

Para meditar: ¿Estamos presentando el


Para reflexionar
misterio de la redención mediante una
catequesis que pone en contacto con el
Resucitado? ¿La misión de la Iglesia es
solo un aspecto de su vida o el núcleo
de su ser?

 108
25
ANTÍFONA DE ENTRADA Yo pregunté: ‘¿Quién eres, Señor?’. Me
2Tm 1, 12; 4, 8. respondió: ‘Yo soy Jesús Nazareno, a
Sé en quién he creído y estoy convenci- quien tú persigues’. Mis compañeros

SÁBADO
do que el Señor, juez justo, tiene poder vieron el resplandor, pero no compren-
para asegurar hasta el último día el dieron lo que decía la voz. Yo pregun-
encargo que me dio. té: ‘¿Qué debo hacer, Señor?’. El Señor
me respondió: ‘Levántate, sigue hasta
Se dice Gloria.
Damasco, y allí te dirán lo que tienes que
hacer’. Como yo no veía, cegado por el
ORACIÓN COLECTA
resplandor de aquella luz, mis compañe-
Oh Dios, que adoctrinaste el mundo ros me llevaron de la mano a Damasco.
entero con la predicación del apóstol
san Pablo, concede a quienes celebra- Un cierto Ananías, devoto de la Ley,
mos hoy su conversión que marchemos recomendado por todos los judíos de la
hacia ti gracias a su ejemplo y seamos ciudad, vino a verme, se puso a mi lado
testigos de tu verdad para el mundo. y me dijo: ‘Saulo, hermano, recobra la
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo… vista’. Inmediatamente recobré la vista y
lo vi. Él me dijo: ‘El Dios de nuestros
PRIMERA LECTURA padres te ha elegido para que conozcas su
Levántate, recibe el bautismo que, voluntad, para que vieras al Justo y oye-
por la invocación de su nombre, ras su voz, porque vas a ser su testigo ante
lavará tus pecados. todos los hombres, de lo que has visto y
oído. Ahora, no pierdas tiempo; levánta-
De los Hechos de los Apóstoles te, recibe el bautismo que, por la invoca-
En aquellos días, dijo Pablo al pueblo: ción de su nombre, lavará tus pecados’”
“Yo soy judío, nací en Tarso de Cilicia, (Hch 22, 3-16). Palabra de Dios.
pero me crie en esta ciudad; fui alumno
de Gamaliel y aprendí hasta el último SALMO RESPONSORIAL
detalle de la ley de nuestros padres; he ser- Del salmo 116
vido a Dios con tanto fervor como uste- R/. Vayan al mundo entero
des muestran ahora. Yo perseguí a muerte y proclamen el Evangelio.
este nuevo camino, metiendo en la cárcel, • Alaben al Señor, todas las naciones,
encadenados, a hombres y mujeres; y son aclámenlo, todos los pueblos. R/.
testigos de esto el mismo sumo sacerdote
• Firme es su misericordia con nosotros,
y todos los ancianos. Ellos me dieron car-
su fidelidad dura por siempre. R/.
tas para los hermanos de Damasco, y fui
allí para traerme presos a Jerusalén a los
ACLAMACIÓN ANTES
que encontrase, para que los castigaran.
DEL EVANGELIO    Cf. Jn 15, 16
Pero en el viaje, cerca ya de Damasco,
R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
hacia mediodía, de repente una gran luz
del cielo me envolvió con su resplandor, Yo los he elegido del mundo, para que
caí por tierra y oí una voz que me decía: vayan y den fruto, y su fruto dure –dice
‘Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?’. el Señor–. R/.
109 
25
EVANGELIO 4. Por nuestros gobernantes, para que se
Vayan al mundo entero dejen conmover por los problemas y ne-
y proclamen el Evangelio. cesidades de cada persona y, dejando de
SÁBADO

lado los intereses egoístas, pongan sus


Del Evangelio según san Marcos capacidades al servicio de la unidad, del
En aquel tiempo, se apareció Jesús a los diálogo, del bien común. Oremos.
Once y les dijo: “Vayan al mundo entero 5. Por los escritores y los operadores de la
y proclamen el Evangelio a toda la crea- comunicación social, para que promue-
ción. El que crea y se bautice se salvará; el van los verdaderos valores humanos y
proclamen en todo el mundo el mensaje
que se resista a creer será condenado. A los
de la salvación. Oremos.
que crean, les acompañarán estos signos:
echarán demonios en mi nombre, habla- Intenciones particulares.
rán lenguas nuevas, cogerán serpientes en Presidente: Señor Jesús, que en san Pablo
sus manos y, si beben un veneno mortal, nos muestras tu misericordia y el deseo de
no les hará daño. Impondrán las manos a nuestra salvación, visita nuestros corazo-
los enfermos, y quedarán sanos” (Mc 16, nes y conviértelos a tu amor. Tú eres Dios
15-18). Palabra del Señor. y vives y reinas con Dios Padre, en la uni-
dad del Espíritu Santo, por los siglos de
ORACIÓN UNIVERSAL los siglos.
Presidente: Confiémonos a la interce-
sión del Apóstol de las gentes, para que ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
el Señor guíe el camino de la Iglesia y de Al celebrar estos divinos misterios, te
cada cristiano. Digamos: pedimos, Señor, que el Espíritu derrame
Todos: Conviértenos a tu verdad, Señor. en nosotros aquella luz de la fe que siem-
1. Por la Iglesia: para que no renuncie jamás pre resplandeció en el apóstol san Pablo
al diálogo, sino que tenga siempre en su para la propagación de tu gloria. Por Jesu-
corazón la búsqueda y la custodia de la cristo, nuestro Señor.
unidad valorando la diversidad, para que Prefacio de los Apóstoles I, p. 12.
sea, como san Pablo, voz profética, va-
liente y tenaz que, en la diversidad de los
miembros del cuerpo, exalta la gloria de ANTÍFONA DE COMUNIÓN
la única Cabeza. Oremos. Cf. Ga 2, 20
2. Por el papa Francisco, por los sacerdotes Vivo de la fe del Hijo de Dios, que me
y los diáconos, por todos los consagra- amó hasta entregarse por mí.
dos: que la fuerza del Espíritu alimente
su fe, los llene con una caridad solícita ORACIÓN DESPUÉS
hacia cada hombre y los haga, con la DE LA COMUNIÓN
palabra y con su vida, testigos alegres y Señor, Dios nuestro, te pedimos que estos
gratos de Cristo. Oremos. sacramentos que hemos recibido, aviven
3. Por todos los cristianos: que la oración en nosotros el fuego del amor que infla-
al Señor sea incesante, para que todas mó con celo infatigable al apóstol san
las Iglesias que profesan la fe en Cristo Pablo, para soportar las preocupaciones
caminen hacia la unidad, a través de un de todas las Iglesias. Por Jesucristo, nues-
diálogo fraterno y sincero. Oremos. tro Señor.
 110
26 Domingo
III DOMINGO ORDINARIO - Verde – Semana III
Oficio: Del domingo - Salterio: 3a. semana

LAUDES
(Oración de la mañana)

V. Señor abre mis labios SALMODIA


R. Y mi boca proclamará tu alabanza Ant. 1. El Señor es admirable en el cie-
lo. Aleluya.
Se dice el Salmo 94 (p. 30)
con la antífona siguiente: Salmo 92
Gloria del Dios Creador
Ant. Venid, aclamemos al Señor, demos
vítores a la Roca que nos salva. Aleluya. El Señor reina vestido de majestad,
el Señor, vestido y ceñido de poder:
Himno así está firme el orbe y no vacila.
Las sombras oscuras huyen, Tu trono está firme desde siempre,
ya va pasando la noche; y tú eres eterno.
y el sol, con su luz de fuego, Levantan los ríos, Señor,
nos disipa los temores. levantan los ríos su voz,
Ya se apagan las estrellas levantan los ríos su fragor;
y se han encendido soles; pero más que la voz
el rocío cae de los cielos de aguas caudalosas,
en el cáliz de las flores. más potente que el oleaje del mar,
más potente en el cielo es el Señor.
Las criaturas van vistiendo
sus galas y sus colores, Tus mandatos son fieles y seguros;
porque al nacer nuevo día la santidad es el adorno de tu casa,
hacen nuevas las canciones. Señor, por días sin término.
¡Lucero, Cristo, del alba, Se dice Gloria al Padre.
que paces entre esplendores,
Ant. El Señor es admirable en el cielo.
apacienta nuestras vidas
Aleluya.
ya sin sombras y sin noches!
¡Hermoso Cristo, el Cordero, Ant. 2. Tú, Señor, eres alabado y ensal-
entre collados y montes! Amén. zado por los siglos. Aleluya.

111 
26
Cántico    (Dn 3, 57-88.56) Almas y espíritus justos,
Toda la creación alabe al Señor bendecid al Señor;
santos y humildes de corazón,
DOMINGO

Creaturas todas del Señor,


bendecid al Señor.
bendecid al Señor,
ensalzadlo con himnos por los siglos. Ananías, Azarías y Misael,
bendecid al Señor,
Ángeles del Señor, bendecid al Señor;
ensalzadlo con himnos por los siglos.
cielos, bendecid al Señor.
Bendigamos al Padre, al Hijo
Aguas del espacio, bendecid al Señor;
y al Espíritu Santo,
ejércitos del Señor, bendecid al Señor.
ensalcémoslo con himnos por los siglos.
Sol y luna, bendecid al Señor;
Bendito el Señor en la bóveda del cielo,
astros del cielo, bendecid al Señor.
alabado y glorioso y ensalzado
Lluvia y rocío, bendecid al Señor; por los siglos.
vientos todos, bendecid al Señor.
No se dice Gloria al Padre.
Fuego y calor, bendecid al Señor;
fríos y heladas, bendecid al Señor. Ant. Tú, Señor, eres alabado y ensalza-
Rocíos y nevadas, bendecid al Señor; do por los siglos. Aleluya.
témpanos y hielos, bendecid al Señor.
Ant. 3. Alabad al Señor en el cielo. Ale-
Escarchas y nieves, bendecid al Señor;
luya. †
noche y día, bendecid al Señor.
Luz y tinieblas, bendecid al Señor; Salmo 148
rayos y nubes, bendecid al Señor. Alabanza del Dios Creador
Bendiga la tierra al Señor, Alabad al Señor en el cielo,
ensálcelo con himnos por los siglos. † alabad al Señor en lo alto.
Montes y cumbres, bendecid al Señor; Alabadlo todos sus ángeles,
cuanto germina en la tierra, bendiga al alabadlo todos sus ejércitos.
Señor. Alabadlo, sol y luna;
Manantiales, bendecid al Señor; alabadlo, estrellas lucientes.
mares y ríos, bendecid al Señor. Alabadlo, espacios celestes,
Cetáceos y peces, bendecid al Señor; y aguas que cuelgan en el cielo.
aves del cielo, bendecid al Señor. Alaben el nombre del Señor,
Fieras y ganados, bendecid al Señor, porque Él lo mandó, y existieron.
ensalzadlo con himnos por los siglos. Les dio consistencia perpetua
y una ley que no pasará.
Hijos de los hombres, bendecid al Señor;
bendiga Israel al Señor. Alabad al Señor en la tierra,
cetáceos y abismos del mar.
Sacerdotes del Señor, bendecid al Señor;
siervos del Señor, bendecid al Señor.

 112
26
Rayos, granizo, nieve y bruma, V. Tú que estás sentado
viento huracanado a la derecha del Padre.
que cumple sus órdenes. R. Ten piedad de nosotros.

DOMINGO
Montes y todas las sierras, V. Gloria al Padre, y al Hijo,
árboles frutales y cedros. y al Espíritu Santo.
Fieras y animales domésticos, R. Cristo, Hijo de Dios vivo,
reptiles y pájaros que vuelan. ten piedad de nosotros.
Reyes y pueblos del orbe,
príncipes y jefes del mundo. CÁNTICO EVANGÉLICO
Los jóvenes y también las doncellas,
los viejos junto con los niños. “Arrepentíos –dice el Señor–, porque se
acerca el Reino de Dios”.
Alaben el nombre del Señor,
el único nombre sublime. Cántico de Zacarías (p. 16)
Su majestad sobre el cielo y la tierra;
Él acrece el vigor de su pueblo. PRECES
Alabanza de todos sus fieles, Invoquemos a Dios Padre que envió al
de Israel, su pueblo escogido. Espíritu Santo, para que con su luz san-
Se dice Gloria al Padre. tísima penetrara las almas de sus fieles,
y digámosle:
Ant. Alabad al Señor en el cielo. Aleluya.
Ilumina, Señor, a tu pueblo.
Te bendecimos Señor, a ti que eres
LECTURA BREVE (Ez 37, 12b-14) nuestra luz,
Así dice el Señor: “Yo mismo abriré y te pedimos que este domingo que
vuestros sepulcros, y os haré salir de ahora empezamos transcurra todo él
vuestros sepulcros, pueblo mío, y os consagrado a tu alabanza.
traeré a la tierra de Israel. Y cuando abra Tú que por la resurrección de tu Hijo
vuestros sepulcros y os saque de vues- quisiste iluminar el mundo,
tros sepulcros, pueblo mío, sabréis que
haz que tu Iglesia difunda entre todos
yo soy el Señor: os infundiré mi espíritu
los hombres la alegría pascual.
y viviréis, os colocaré en vuestra tierra
y sabréis que yo el Señor lo digo y lo Tú que por el Espíritu de la verdad
hago”. Oráculo del Señor. adoctrinaste a los discípulos de tu Hijo,
envía este mismo Espíritu a tu Iglesia
para que permanezca siempre fiel a ti.
RESPONSORIO BREVE
Tú que eres luz para todos los hombres,
V. Cristo, Hijo de Dios vivo,
acuérdate de los que viven aún en las
ten piedad de nosotros.
tinieblas
R. Cristo, Hijo de Dios vivo,
y abre los ojos de su mente para que te
ten piedad de nosotros.
reconozcan a ti, único Dios verdadero.

113 
26
Se pueden añadir algunas intenciones libres. para que, invocando el nombre de tu
Por Jesús hemos sido hechos hijos de Hijo, abundemos en buenas obras. Por
Dios; por esto nos atrevemos a decir: nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo.
DOMINGO

Padre nuestro.
CONCLUSIÓN
ORACIÓN V. El Señor nos bendiga, nos guarde de
Dios todopoderoso y eterno, dirige todo mal y nos lleve a la vida eterna.
nuestras acciones según tu voluntad, R. Amén.

CELEBRACIÓN
EUCARÍSTICA
MONICIÓN DE ENTRADA para que en nombre de tu amado Hijo,
Comentador: Dios a lo largo de la his- merezcamos abundar en buenas obras.
toria libera a su pueblo devolviéndole Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo…
la libertad y la vida, no permite que su O bien:
pueblo sea explotado, para ello man-
da a sus emisarios, siervos y ministros, Oh Dios, que has fundado tu Iglesia
incluso envía a su propio Hijo, quien a sobre la fe de los apóstoles, haz que
su vez llama apóstol a cada bautizado, nuestras comunidades, iluminadas por
convirtiéndose en la fuente de unidad tu Palabra y unidas en el vínculo de tu
del pueblo de Dios. Iniciemos nuestra amor, se conviertan en signo de salva-
celebración eucarística. ción y de esperanza para cuantos están
en las tinieblas y desean la luz. Por nues-
ANTÍFONA DE ENTRADA tro Señor Jesucristo, tu Hijo…
Cf. Sal 95, 1.6
Canten al Señor un cántico nuevo; LITURGIA DE LA PALABRA
canten al Señor, toda la tierra. En su
Comentador: El libro de Isaías muestra
presencia están el honor y la belle-
a Dios optando por el pueblo oprimido
za; en su glorificación, la santidad y la
y explotado, presentándose como luz,
magnificencia.
alegría y esperanza. San Pablo nos pre-
Se dice Gloria. senta a Cristo como fuente de unidad
de los cristianos a partir de la sabidu-
ORACIÓN COLECTA ría de la cruz. Por su parte, el Evangelio
Dios todopoderoso y eterno, dirige de san Mateo nos ofrece la imagen de
nuestras acciones según tu voluntad, Cristo como luz de la humanidad, que

 114
26
llama a los apóstoles para ser construc- • Espero gozar de la dicha del Señor en
tores del Reino de Dios. el país de la vida. Espera en el Señor,
sé valiente, ten ánimo, espera en el

DOMINGO
PRIMERA LECTURA Señor. R/.
En la Galilea rodeada de gentiles,
el pueblo vio la luz de un gran día. SEGUNDA LECTURA
Pónganse todos de acuerdo,
Del libro de Isaías y que no haya más divisiones.
En otro tiempo había Dios humilla- De la Primera Carta a los Corintios
do las tierras de Zabulón y Neftalí, la
región que va desde el mar hasta el otro Les ruego, hermanos, en nombre de
lado del Jordán, la Galilea rodeada de nuestro Señor Jesucristo: pónganse
gentiles; pero después las ha glorificado. todos de acuerdo, y que no haya más
El pueblo que andaba en tinieblas vio divisiones entre ustedes; permanezcan
la luz de un gran día; vivían en sombras unidos en un mismo sentir y un mismo
de muerte, y una luz les brilló. Multi- parecer. Porque personas de la familia
plicaste, Señor, los motivos de júbilo, de Cloe me informaron que hay rivali-
hiciste crecer la alegría. Gozan en tu pre- dades entre ustedes, hermanos míos.
sencia como gozan al recoger la cosecha, Me refiero a que uno dice que está
como se alegran los que se reparten el con Pablo, otro dice que está con Apo-
botín de guerra. Porque tú quebraste el lo, otro dice que con Cefas, y otro por
yugo que pesaba sobre ellos, la vara con fin que él está con Cristo. ¿Pero acaso
que los castigaban, el bastón de mando está Cristo dividido? ¿Acaso fue crucifi-
de sus opresores, como el día en que cado Pablo para la salvación de ustedes?
derrotaste a Madián (Is 8, 23b–9, 3). ¿O acaso fueron ustedes bautizados en
Palabra de Dios. el nombre de Pablo? Afortunadamen-
te, Cristo no me envió a bautizar sino
a predicar el Evangelio, y no a base de
SALMO RESPONSORIAL sabiduría y elocuencia, para que no
Del salmo 26 pierda su eficacia la cruz de Cristo (1Co
R/. El Señor es mi luz y mi salvación. 1, 10-13.17).
• El Señor es mi luz y mi salvación, ¿a Palabra de Dios.
quién temeré? El Señor es la defensa
de mi vida, ¿quién me hará temblar?
ACLAMACIÓN ANTES
R/.
DEL EVANGELIO    Mt 4, 23
• Una cosa pido al Señor, eso buscaré:
habitar en la casa del Señor por los R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
días de mi vida; gozar de la dulzura Jesús proclamaba la buena noticia del
del Señor contemplando su templo. Reino de Dios y curaba toda clase de
R/. enfermedades en el pueblo. R/.

115 
26
EVANGELIO toda clase de enfermedades y dolencias
Fue a Cafarnaún. Así debía en el pueblo (Mt 4, 12-23).
cumplirse lo dicho por Isaías. Palabra del Señor.
DOMINGO

Del Evangelio según san Mateo Se dice Credo.


Al enterarse Jesús de que Juan el Bau-
tista había sido encarcelado, se retiró ORACIÓN UNIVERSAL
a Galilea. Pero salió de Nazaret y fue Presidente: La bondad del Padre nos ha
a establecerse en Cafarnaún, junto al insertado, por el bautismo, en el gran
lago, en el territorio de Zabulón y Nef- proyecto de la salvación. Supliquémosle
talí. Así debía cumplirse lo dicho por ahora para que nos guíe e ilumine siem-
el profeta Isaías acerca de “las tierras de pre en nuestro diario caminar.
Zabulón y Neftalí, la región que va des- Todos: Cristo, luz del mundo, escúchanos.
de el mar hasta el otro lado del Jordán,
1. Por el pueblo santo de Dios; para que
la Galilea rodeada de gentiles. El pueblo
sea para toda la humanidad primicia de
que andaba en tinieblas vio la luz de un
la redención, germen fecundo de uni-
gran día; vivían en sombras de muerte, dad y de esperanza, roguemos al Señor.
y una luz les brilló”.
2. Por los pastores de la Iglesia, llamados
Entonces comenzó Jesús a proclamar a ser pescadores de hombres; para que
este mensaje: “Vuelvan a Dios, porque sepan reunir en torno al Señor a toda
ya llega su reinado”. la familia de los hijos de Dios y la sir-
Y caminando por la orilla del lago de van humildemente con la palabra y el
Galilea, vio a dos hermanos, a Simón, ejemplo, roguemos al Señor.
que también se llama Pedro, y a Andrés, 3. Por los que están pasando por momen-
que estaban echando la atarraya en el tos de dificultad; para que encuentren
lago, pues eran pescadores. Les dijo: en Jesucristo la luz para poder superar
“Síganme, y los haré pescadores de esos acontecimientos de oscuridad en
hombres”. sus vidas, roguemos al Señor.
Ellos inmediatamente dejaron sus 4. Por todos los niños y jóvenes, esperan-
redes y lo siguieron. za y futuro de la sociedad; para que
Más adelante vio a otros dos herma- con sus anhelos de vida testimonien
los verdaderos y auténticos valores del
nos, a Santiago y a Juan, hijos de Zebe-
Evangelio, roguemos al Señor.
deo, que estaban en la barca con su
padre Zebedeo, remendando las redes. 5. Por nosotros, reunidos en torno al al-
Y los llamó. Ellos inmediatamente deja- tar: para que seamos constructores del
ron la barca y a su padre y lo siguieron. Reino de Dios, según los dones que
cada uno haya recibido, roguemos al
Y recorría a toda Galilea, enseñando Señor.
en las sinagogas, proclamando la buena
noticia del Reino de Dios y curando Intenciones particulares.

 116
26
Presidente: Oh Padre, que llamas a tus ANTÍFONA DE COMUNIÓN
hijos y quieres que seamos santos como Cf. Sal 33, 6
lo eres tú, escucha la oración que te Contemplen al Señor y quedarán radian-

DOMINGO
hemos dirigido y, por tu amor infinito, tes, sus rostros no serán avergonzados.
dígnate atender nuestras necesidades.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
ORACIÓN DESPUÉS
DE LA COMUNIÓN
ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Te pedimos, Dios omnipotente, que al
Recibe complacido, Señor, nuestras ofren- recibir tu gracia vivificadora, nos glorie-
das, y, para que nos santifiquen, concéde- mos siempre en tus dones. Por Jesucris-
nos que se conviertan en fuente de salva- to, nuestro Señor.
ción. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Prefacio Dominical I, p. 11.

LECTIO DIVINA

1. ORACIÓN INICIAL palabras que sepan a cielo. Y también el


Hijo del hombre, el maestro de Nazaret,
A ti, océano de paz y sombra de la eter- deja la casa de su juventud para caminar
na gloria, te doy gracias: Mar en calma por la Galilea de los gentiles, más allá
para mi orilla que espera la ola, ¡que yo del Jordán. Las tinieblas de la ignorancia
te busque! Y la amistad de los hermanos que se perpetúa en sus rayos con el pasar
me proteja cuando la tarde descienda de los siglos vienen atravesadas por una
sobre mi deseo de ti. Amén. gran luz. Las sombras de la muerte oyen
palabras que abren caminos de novedad
2. LECTURA (¿QUÉ DICE EL TEXTO?) y de vida: “Conviértanse, porque el Reino
Lee atentamente el evangelio y escucha de los Cielos está cerca”. Cambiar de iti-
el mensaje que Dios te transmite. nerario, acercarse a la luz no es empre-
sa difícil para quien tiene familiaridad
3. PARA MEDITAR con la presencia del Altísimo. Porque
(¿QUÉ ME DICE EL TEXTO?) los ojos se acostumbran a la presencia
y fácilmente el corazón humano olvida
El Dios del universo que ha creado el el pasado de tinieblas, cuando goza de
cielo y la tierra con solo su Palabra, deja esplendor. Convertirse ¿cómo? La rela-
su morada y viene a residir junto al mar ción humana se convierte en el camino
en tierra extranjera para pronunciar nuevo junto al mar. Hay hermanos a

117 
26
lo largo de las orillas, pareja de herma- ¡Usándolo se rompe! El arte de reorde-
nos: Simón y Pedro, Santiago y Juan. nar vuelve precioso todo tejido posible
Dios no viene a separar los vínculos más entre los hombres. Lo que cuenta es
DOMINGO

sagrados, sino que los asume para pes- andar, fiarse de aquel nombre que se ha
car en una vida más luminosa, su vida, llamado siempre y ahora vida.
su mar.
Mientras caminaba... El camino es 4. PARA REFLEXIONAR
un gran secreto de la vida espiritual. • ¿Estamos dispuestos a predicar y dar
No hemos sido llamados para estar fir- testimonio en “la frontera”, y no solo
mes, quietos, sino para caminar tam- en los ambientes más pacíficos y li-
bién nosotros junto al mar, el mar del bres de peligro?
mundo donde los hombres son como
peces, sumergidos en un agua amarga, 5. PARA CONTEMPLAR
salobre del no humano. Pescadores de
hombres. No se puede pescar sin la red Haz un momento de silencio e interio-
del amor, sin un padre que custodie la riza el texto bíblico para que ilumine tu
barca, sin una barca con la que aden- mente. Déjate animar por el ardor de
trarse en el mar. La red de las relaciones la Palabra, como quien recibe el calor
humanas es la única arma posible a los del sol.
evangelizadores, porque con amor se
tiene una gran pesca, y el amor no debe 6. PARA DISCERNIR
ser solo anunciado, sino llevado y entre- A la luz de la Palabra que has leído y
gado. Ser llamado de dos en dos quiere meditado, ahora confronta tus criterios,
decir precisamente esto, llevar un amor valores, sentimientos y actitudes. Des-
visible concreto, el amor de hermanos cubre la voluntad de Dios en tu situa-
que gozan de la misma paternidad, el ción personal.
amor de personas por las que corre la
misma sangre, la misma vida. 7. ORACIÓN FINAL
Síganme... llamar a otros a caminar, a
pescar, a testimoniar. Las redes se rom- Señor, somos el pueblo que caminaba
pen, pero cada pescador está en grado en tinieblas y hemos visto una gran luz.
de recomponer una red que se rompe. Vivíamos en tierra de sombras y una luz
¡El amor no es un objeto de adorno! resplandeció. Amén.

¡Feliz Inicio de semana,


Dios y la Inmaculada Concepción
te guíen por el buen camino!

 118
27 Lunes SANTA ÁNGELA DE MERICI, VIRGEN
– Feria / Memoria libre – Verde / Blanco
Oficio: Ferial o de la Memoria libre - Salterio: 3a. semana

Ángela fundó en 1535, en Italia, la Orden de las Ursulinas para


la educación de las jovencitas y para las misiones. Estableció unas
reglas que no prescribían ni clausura ni muchas devociones, sino
que insistían en la búsqueda de contactos humanos, guiados por la
prudencia y el amor. Murió en Brescia (Italia) el 27 de enero de
1540, dejando una herencia de 24 ramas de ursulinas. Fue cano-
nizada en 1807.

UNGIDOS PARA ACTUAR LIBERANDO

L
as personas que se dejan conducir por el discernimiento comunitario, por la
luz de la experiencia de un pueblo necesitado de líderes auténticos, sabe lo
que debe hacer y lo hace con autoridad. Cuánto más si la autoridad le viene
de lo alto, de una unción y elección, de un envío en nombre del Dios poderoso.
La autoridad le reconoce la comunidad, le otorga, le confirma y la custodia. Por su
parte, el dotado de tal autoridad actúa en beneficio de sus súbditos, los defiende,
se enfrenta a los enemigos con poder y los vence. David y Jesús, ambos ungidos
por Dios, actúan con generosidad en la respuesta tanto a Dios, como en la defensa
de sus destinatarios, en la lucha contra los enemigos y los derrotan por el poder de
Dios con el que han sido fortalecidos.
Ser ungidos por el Espíritu de Dios, hechos herederos del poder salvador de Dios,
implica actuar en consonancia, hacer el bien a todos, liberar a los oprimidos por el
diablo, anunciar un tiempo de gracia que se hace presente en la persona de Jesús,
pero también en la del enviado, del ungido, para actuar en su nombre. La Iglesia es
depositaria de la gracia del Espíritu que se hace accesible por el bautismo a los que
creen y anhelan la salvación. Abrirse a esa dimensión del Espíritu es declararle la
guerra a todo lo que se opone a la dignidad humana y la paz. Actuemos liberando,
sanando, salvando en el nombre de Jesús, el Hijo eterno del Padre, unidos siempre
como Iglesia.

Para meditar: ¿Reconocemos en los Misa de la feria (la de cualquier domingo del
pastores a los ungidos de Dios para pro- tiempo ordinario) con las lecturas de hoy, tam-
teger a su comunidad creyente? ¿La fe bién puede celebrarse la misa que sigue a con-
nos capacita cada día para luchar contra tinuación, de santa Ángela de Merici, o alguna
las fuerzas del mal y salir vencedores por otra votiva.
la gracia?

119 
27
ANTÍFONA DE ENTRADA El rey y sus hombres marcharon sobre
Esta es una virgen sabia y prudente, que Jerusalén, contra los jebuseos que habi-
salió al encuentro de Cristo con la lám- taban el país. Los jebuseos dijeron a
David: “No entrarás aquí. Te rechazarán
LUNES

para encendida.
los ciegos y los cojos”. Era una manera
de decir que David no entraría. Pero
ORACIÓN COLECTA
David conquistó el alcázar de Sion, o
Te pedimos, Señor, que la virgen santa sea, la llamada Ciudad de David. David
Ángela nos encomiende siempre a tu iba creciendo en poderío, y el Señor de
bondad, para que, siguiendo sus ejem- los ejércitos estaba con él (2S 5, 1-7.10).
plos de caridad y prudencia, podamos Palabra de Dios.
mantener tus enseñanzas y crecer en la
virtud. Por nuestro Señor Jesucristo, tu
Hijo… SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 88
PRIMERA LECTURA R/. Mi fidelidad y misericordia
lo acompañarán.
Tú serás el pastor de mi pueblo Israel.
• Un día hablaste en visión a tus ami-
Del Segundo libro de Samuel gos: “He ceñido la corona a un hé-
roe, he levantado a un soldado sobre
En aquellos días, todas las tribus de el pueblo”. R/.
Israel fueron a Hebrón a ver a David
y le dijeron: “Hueso tuyo y carne tuya • “Encontré a David, mi siervo, y lo he
somos: ya hace tiempo, cuando todavía ungido con óleo sagrado; para que
Saúl era nuestro rey, eras tú quien diri- mi mano esté siempre con él y mi
gías las entradas y salidas de Israel. Ade- brazo lo haga valeroso”. R/.
más el Señor te ha prometido: ‘Tú serás • “Mi fidelidad y misericordia lo
el pastor de mi pueblo Israel, tú serás el acompañarán, por mi nombre crece-
jefe de Israel’”. rá su poder: extenderé su izquierda
hasta el mar, y su derecha hasta el
Todos los ancianos de Israel fueron
Gran Río”. R/.
a Hebrón a ver al rey, y el rey David
hizo con ellos un pacto en Hebrón, en
presencia del Señor, y ellos ungieron a ACLAMACIÓN ANTES
David como rey de Israel. DEL EVANGELIO    Cf. 2Tm 1, 10
R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
Tenía treinta años cuando empezó a
reinar, y reinó cuarenta años; en He- Nuestro Salvador Jesucristo destruyó la
brón reinó sobre Judá siete años y me- muerte y sacó a la luz la vida, por medio
dio, y en Jerusalén reinó treinta y tres del Evangelio. R/.
años sobre Israel y Judá.

 120
27
EVANGELIO ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
Satanás está perdido. Al proclamarte admirable, Señor, en la
virgen santa Ángela, suplicamos humil-
Del Evangelio según san Marcos

LUNES
demente a tu divina majestad que, así
En aquel tiempo, los escribas que habían como sus méritos te fueron gratos, de la
bajado de Jerusalén decían: “Tiene den- misma manera aceptes el homenaje de
tro a Belzebú y expulsa a los demonios nuestra liturgia. Por Jesucristo, nuestro
con el poder del jefe de los demonios”. Señor.
Él los invitó a acercarse y les puso estas Prefacio de las santas vírgenes
parábolas: “¿Cómo va a echar Satanás y de los santos religiosos, p. 12.
a Satanás? Un reino en guerra civil no
puede subsistir; una familia dividida
no puede subsistir. Si Satanás se rebela ANTÍFONA DE COMUNIÓN
contra sí mismo, para hacerse la guerra, Cf. Mt 25, 6
no puede subsistir, está perdido. Nadie Ya llega el esposo: salgan a recibir a
puede meterse en casa de un hombre Cristo, el Señor.
forzudo para arramblar con su ajuar,
si primero no lo ata; entonces podrá
ORACIÓN DESPUÉS
arramblar con la casa. Créanme, todo
DE LA COMUNIÓN
se les podrá perdonar a los hombres:
los pecados y cualquier blasfemia que Alimentados por la participación en los
digan; pero el que blasfeme contra el dones divinos, te pedimos, Señor Dios
Espíritu Santo no tendrá perdón jamás, nuestro, que, a ejemplo de santa Ánge-
cargará con su pecado para siempre”. Se la, llevando en nuestro cuerpo la muer-
refería a los que decían que tenía dentro te de Jesús, nos esforcemos por unirnos
un espíritu inmundo (Mc 3, 22-30). solo a ti. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Palabra del Señor.

¿CÓMO DEBE VIVIR UNA FAMILIA CONSAGRADA


AL CORAZÓN INMACULADO DE MARÍA?
-Fidelidad a la Iglesia y a los sacra- -Apoyar a su parroquia de la
mentos, especialmente la Eucaris- manera que ustedes puedan (con
tía y la confesión habitual. su tiempo, con recursos, etc.).
-Oración, personal y familiar, -Ser generosos en las necesidades
especialmente el rezo del santo de los demás.
Rosario con frecuencia. -Renovar regularmente la oración
-Tener una imagen del Corazón de Consagración de la familia al
Inmaculado de María en un lugar Corazón Inmaculado de María.
destacado del hogar.

121 
28
SANTO TOMÁS DE AQUINO, PRESBÍTERO
Y DOCTOR DE LA IGLESIA
Martes – Memoria obligatoria – Blanco
Oficio: De la Memoria obligatoria - Salterio: 3a. semana

Tomás nació en el castillo de Roccasecca (Italia) en 1225. Realiza


espléndidamente el ideal dominicano: contemplar y transmitir el
fruto de la contemplación. Fue filósofo y teólogo y maestro de ambas
disciplinas. Tuvo una capacidad inmensa para reflexionar, para en-
señar y para escribir. Se entregó a la contemplación y a la oración y
se sujetó a un reglamento inflexible para llegar a Aquel que es la luz.

CON ALEGRÍA EXPRESEMOS NUESTRA FE

L
a presencia de la persona que más significado tiene en la vida de un ser huma-
no es motivo de gran gozo, de celebración festiva, aun en medio de la simple
compañía del amado, todo se transforma y hay una sensación de bienestar
y bendición. La presencia de Dios en medio de quienes cumplen su voluntad y lo
acogen por la fe como norma de vida, da una nueva y definitiva orientación a la
vida. Los acontecimientos más sencillos se vuelven ocasión para celebrar, para for-
mar comunidad no solo de fe, sino también de mesa, de vida, de alegría, de júbilo
y danza. Cuando Dios irrumpe en la vida, esta se vuelve celebración, su Palabra
da nuevas pautas a toda la existencia, su culto divino es una verdadera fiesta, su
voluntad es el motor de la propia existencia.
Los creyentes en el Dios revelado en obras y palabras poderosas, pasamos a for-
mar parte de la familia de Dios, reconocemos que solo Él da sentido a la vida, la
llena de carácter festivo. El culto deja de ser el simple cumplimiento de ritos vacíos
y da lugar al más profundo sentido de la existencia, que entregada en manos del
que es la Vida, se vuelve vida en abundancia y en celebración. La Palabra nos des-
pierta al verdadero sentido del creer, del dejar a Dios habitar en medio de los suyos,
vivir de su poder generador de vida. Abramos el corazón a la Palabra, descubramos
que su cumplimiento nos hace verdaderos hijos de Dios, en los cuales Él tiene
complacencia y los cuida.

Para meditar: La presencia de Dios en Para reflexionar


medio de la comunidad, ¿nos hace des-
bordar en signos de júbilo y alegría? ¿Des-
cubrimos en la Palabra la voluntad salví-
fica del Padre que nos revela su rostro?

 122
28
ANTÍFONA DE ENTRADA la multitud israelita, un bollo de pan,
Cf. Si 15, 5 una tajada de carne y un pastel de uvas
En la asamblea le da la palabra, el Señor pasas a cada uno. Después se marcha-

MARTES
lo llena de espíritu de sabiduría e inte- ron todos, cada cual a su casa (2S 6,
ligencia, lo viste con un traje de honor. 12b-15.17-19).
Palabra de Dios.
ORACIÓN COLECTA
SALMO RESPONSORIAL
Oh Dios, que hiciste sobresaliente a
santo Tomás de Aquino en su celo por Del salmo 23
la santidad y en el estudio de las cien- R/. ¿Quién es ese Rey de la gloria?
cias sagradas: concédenos comprender Es el Señor en persona.
sus enseñanzas e imitar el ejemplo de • ¡Portones!, alcen los dinteles, que se
su vida. Por nuestro Señor Jesucristo, tu alcen las antiguas compuertas: va a
Hijo… entrar el Rey de la gloria. R/.
• ¿Quién es ese Rey de la gloria? El
PRIMERA LECTURA Señor, héroe valeroso; el Señor, héroe
Iban llevando David y los israelitas de la guerra. R/.
el arca del Señor entre vítores. • ¡Portones!, alcen los dinteles, que se
alcen las antiguas compuertas: va a
Del Segundo libro de Samuel entrar el Rey de la gloria. R/.
En aquellos días, fue David y llevó el • ¿Quién es ese Rey de la gloria? El
arca de Dios desde la casa de Obede- Señor, Dios de los ejércitos. Él es el
dom a la Ciudad de David, haciendo Rey de la gloria. R/.
fiesta. Cuando los portadores del arca
del Señor avanzaron seis pasos, sacrificó ACLAMACIÓN ANTES
un toro y un ternero cebado. DEL EVANGELIO    Mt 11, 25
E iba danzando ante el Señor con todo R/. Aleluya, aleluya, aleluya.
entusiasmo, vestido solo con un roque- Bendito seas, Padre, Señor de cielo y
te de lino. Así iban llevando David y los tierra, porque has revelado los secretos
israelitas el arca del Señor entre vítores del Reino a la gente sencilla. R/.
y al sonido de las trompetas.
Metieron el arca del Señor y la ins- EVANGELIO
talaron en su sitio, en el centro de la El que cumple la voluntad de Dios,
tienda que David le había preparado. ese es mi hermano y mi hermana
David ofreció holocaustos y sacrificios y mi madre.
de comunión al Señor y, cuando termi-
nó de ofrecerlos, bendijo al pueblo en el Del Evangelio según san Marcos
nombre del Señor de los ejércitos; luego En aquel tiempo, llegaron la madre y
repartió a todos, hombres y mujeres de los hermanos de Jesús, y desde fuera lo

123 
28
mandaron llamar. La gente que tenía enteramente a ti. Por Jesucristo, nues-
sentada alrededor le dijo: “Mira, tu tro Señor.
madre y tus hermanos están fuera y te Prefacio de los Santos Pastores, p. 11.
MARTES

buscan”. Les contestó: “¿Quiénes son


mi madre y mis hermanos?”. Y, pasean-
ANTÍFONA DE COMUNIÓN
do la mirada por el corro, dijo: “Estos
son mi madre y mis hermanos. El que Cf. Sal 1, 2-3
cumple la voluntad de Dios, ese es mi El que medita la ley del Señor día y
hermano y mi hermana y mi madre” noche, dará fruto a su tiempo.
(Mt 3, 31-35).
Palabra del Señor. ORACIÓN DESPUÉS
DE LA COMUNIÓN
ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS A quienes alimentas con Cristo, pan
vivo, instrúyelos, Señor, por Cristo
Que te agrade, oh Dios, el sacrificio que maestro; y haz que, en la fiesta de santo
alegres te presentamos en la fiesta de Tomás, aprendamos tu verdad y la lle-
santo Tomás de Aquino, por cuyas ense- vemos a la práctica, en la caridad. Por
ñanzas te alabamos y nos entregamos Jesucristo, nuestro Señor.

ORACIÓN PARA UN ESTUDIANTE

Oh inefable Creador nuestro,


altísimo principio y fuente verdadera de luz y sabiduría,
dígnate infundir el rayo de tu claridad
sobre las tinieblas de mi inteligencia,
removiendo la doble oscuridad con la que nací:
la del pecado y la ignorancia.
¡Tú, que haces elocuentes las lenguas de los pequeños,
instruye la mía, e infunde en mis labios la gracia de tu bendición!
Dame agudeza para entender, capacidad para retener,
método y facilidad para atender, sutileza para interpretar
y gracia abundante para hablar.
Dame acierto al empezar, dirección al progresar y perfección al acabar.
¡Oh Señor! Dios y hombre verdadero, que vives y reinas por los siglos de
los siglos. Amén.

 124
29 Miércoles SAN AFRAATES - Feria – Verde
Oficio: Ferial - Salterio: 3a. semana

Llamado el “sabio persa”, nació y fue formado entre los persas cerca
de Antioquía de Siria (Turquía). Siguiendo las huellas de los magos
se convirtió al Señor en Belén y se retiró a Edessa, viviendo en una
pequeña casa fuera de las murallas. Con su predicación y sus escritos
defendió la fe católica contra los arrianos (siglo IV). Sus escritos
también son muy valiosos para la historia del canon de la Sagrada
Escritura.

SIGUIENDO EL RITMO DE LA PEDAGOGÍA DE DIOS

E
l ser humano no puede vivir de lo inmediato, necesita proyectos, planes
y metas a corto, mediano y largo plazo. La vida es hoy, pero no se limita
al ahora, sino que reclama permanencia, así como continuidad, novedad y
creatividad. También la vida de la fe de un pueblo no se limita a lo inmediato, es
necesaria una perspectiva de futuro, siempre habrá algo por hacer, por construir.
El Señor de la vida también tiene sus proyectos a futuro, la salvación ha seguido
un proceso sistemático y es progresiva, según el ritmo del ser humano y de Dios
mismo. Los planes de salvación los guía y ejecuta Dios, pero se vale de hombres y
mujeres que se dejen moldear por Él y su Palabra, tocar por su proyecto, pues es Él
el que decide quién, cuándo y cómo.
La pedagogía divina nos sorprende. Dios actúa por mediación de sus elegidos,
estos tienen sus proyectos, buscan ser dóciles al querer divino, pero es Él quien
decide la ejecución a su manera y en sus tiempos. La imagen del sembrador del
evangelio es hermosa, la siembra la realiza el sembrador, pero el crecimiento y la
cosecha ya no dependen de él, sino de la voluntad silenciosa y misteriosa de Dios.
Una Iglesia que se deje moldear por la Palabra, por la pedagogía de Jesús, avanza
por senderos justos y verdaderos, sabe corresponder al designio salvífico de Dios
para cada etapa y época de la historia de la salvación, de ese modo, todos se pueden
salvar y conocer a Dios.

Para meditar: ¿Sabemos dejar a Dios Misa de la feria (la de cualquier domingo
ser Dios, reconociendo sus proyectos del tiempo ordinario) con las lecturas de hoy.
y sus tiempos, sus gracias y sus dones También puede celebrarse la misa que sigue a
en cada unión de los miembros de la continuación, por la Iglesia universal A (Misal
comunidad? ¿Tenemos la paciencia del Romano, p. 899), o alguna otra misa votiva.
sembrador?

125 
29
ANTÍFONA DE ENTRADA un puesto a Israel, mi pueblo: lo plantaré
Cf. Ef 1, 9-10 para que viva en él sin sobresaltos, y en
Dios nos dio a conocer el misterio de su adelante no permitiré que los malvados lo
MIÉRCOLES

voluntad: recapitular en Cristo todas las aflijan como antes, cuando nombré jue-
cosas del cielo y de la tierra. ces para gobernar a mi pueblo Israel. Te
pondré en paz con todos tus enemigos, y,
ORACIÓN COLECTA además, el Señor te comunica que te dará
una dinastía. Y, cuando tus días se hayan
Oh Dios, que en tu admirable providen-
cumplido y te acuestes con tus padres,
cia dispusiste que el reino de Cristo se
afirmaré después de ti la descendencia
extendiera por toda la tierra y que toda
que saldrá de tus entrañas, y consolida-
la humanidad fuera partícipe de la reden-
ré su realeza. Él construirá una casa para
ción, haz que tu Iglesia sea sacramento
mi nombre, y yo consolidaré el trono de
universal de salvación, y que se manifies-
su realeza para siempre. Yo seré para él
ten a todos los hombres el Salvador de los
padre, y él será para mí hijo; si se tuer-
pueblos y la esperanza de las naciones.
ce, lo corregiré con varas y golpes como
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo…
suelen los hombres, pero no le retiraré
mi lealtad como se la retiré a Saúl, al que
PRIMERA LECTURA
aparté de mi presencia. Tu casa y tu reino
Afirmaré después de ti la descendencia, durarán por siempre en mi presencia; tu
y consolidaré su realeza. trono permanecerá por siempre’”.
Del Segundo libro de Samuel Natán comunicó a David toda la visión
y todas estas palabras (2S 7, 4-17).
En aquellos días, recibió Natán la siguien-
te palabra del Señor: “Ve y dile a mi siervo Palabra de Dios.
David: ‘Así dice el Señor: ¿Eres tú quien
me va a construir una casa para que habite SALMO RESPONSORIAL
en ella? Desde el día en que saqué a los Del salmo 88
israelitas de Egipto hasta hoy, no he habi- R/. Le mantendré eternamente mi favor.
tado en una casa, sino que he viajado de
acá para allá en una tienda que me servía • Sellé una alianza con mi elegido, ju-
de santuario. Y, en todo el tiempo que via- rando a David, mi siervo: “Te fundaré
jé de acá para allá con los israelitas, ¿encar- un linaje perpetuo, edificaré tu trono
gué acaso a algún juez de Israel, a los que para todas las edades”. R/.
mandé pastorear a mi pueblo Israel, que • “Él me invocará: ‘Tú eres mi padre, mi
me construyera una casa de cedro?’. Dios, mi Roca salvadora’; y yo lo nom-
braré mi primogénito, excelso entre los
Pues bien, di esto a mi siervo David: ‘Así
reyes de la tierra”. R/.
dice el Señor de los ejércitos: Yo te saqué
de los apriscos, de andar tras las ovejas, • Le mantendré eternamente mi favor, y
para que fueras jefe de mi pueblo Israel. mi alianza con él será estable; le daré
Yo estaré contigo en todas tus empresas, una prosperidad perpetua y un trono
acabaré con tus enemigos, te haré famoso duradero como el cielo”. R/.
como a los más famosos de la tierra. Daré

 126
29
ACLAMACIÓN ANTES escuchan, viene Satanás y se lleva la Pala-
DEL EVANGELIO bra sembrada en ellos. Hay otros que reci-
R/. Aleluya, aleluya, aleluya. ben la simiente como terreno pedregoso;

MIÉRCOLES
La semilla es la Palabra de Dios, el sem- al escucharla, la acogen con alegría, pero
brador es Cristo; quien lo encuentra vive no tienen raíces, son inconstantes y, cuan-
para siempre. R/. do viene una dificultad o persecución por
la Palabra, en seguida sucumben. Hay
otros que reciben la simiente entre zar-
EVANGELIO zas; estos son los que escuchan la Palabra,
Salió el sembrador a sembrar. pero los afanes de la vida, la seducción de
Del Evangelio según san Marcos las riquezas y el deseo de todo lo demás
los invaden, ahogan la Palabra, y se que-
En aquel tiempo, Jesús se puso a enseñar
da estéril. Los otros son los que reciben
otra vez junto al lago. Acudió un gentío
la simiente en tierra buena; escuchan la
tan enorme que tuvo que subirse a una
Palabra, la aceptan y dan una cosecha del
barca; se sentó, y el gentío se quedó en la
treinta o del sesenta o del ciento por uno”
orilla. Les enseñó mucho rato con pará-
(Mc 4, 1-20). Palabra del Señor.
bolas, como Él solía enseñar: “Escuchen:
Salió el sembrador a sembrar; al sembrar,
algo cayó al borde del camino, vinieron ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
los pájaros y se lo comieron. Otro poco Mira, Dios misericordioso, la ofrenda del
cayó en terreno pedregoso, donde apenas pueblo consagrado a ti y concede, por la efi-
tenía tierra; como la tierra no era profun- cacia de este sacramento, que la multitud de
da, brotó en seguida; pero, en cuanto salió los que creen en ti sea siempre linaje elegido,
el sol, se abrasó y, por falta de raíz, se secó. sacerdocio real, nación santa y pueblo de tu
Otro poco cayó entre zarzas; las zarzas propiedad. Por Jesucristo, nuestro Señor.
crecieron, lo ahogaron, y no dio grano. El
resto cayó en tierra buena; nació, creció y Prefacio Dominical VIII, p. 12.
dio grano; y la cosecha fue del treinta o del
sesenta o del ciento por uno”. Y añadió: ANTÍFONA DE COMUNIÓN
“El que tenga oídos para oír, que oiga”. Ap 22, 17.20
Cuando se quedó solo, los que estaban El Espíritu y la esposa dicen: ¡Ven!
alrededor y los Doce le preguntaban el ¡Amén! ¡Ven, Señor Jesús!
sentido de las parábolas. Él les dijo: “A
ustedes se les han comunicado los secre-
tos del Reino de Dios; en cambio, a los ORACIÓN DESPUÉS
de fuera todo se les presenta en parábolas, DE LA COMUNIÓN
para que ‘por más que miren, no vean, Oh Dios, que con tus sacramentos ali-
por más que oigan, no entiendan, no sea mentas y fortaleces sin cesar a la Iglesia,
que se conviertan y los perdonen’”. concede a quienes has renovado en la mesa
Y añadió: “¿No entienden esta parábo- celestial que, siguiendo tu enseñanza acer-
la? ¿Pues, cómo van a entender las demás? ca de la caridad, seamos en la sociedad
El sembrador siembra la Palabra. Hay humana fermento de vida e instrumento
unos que están al borde del camino donde de salvación. Por Jesucristo, nuestro Señor.
se siembra la Palabra; pero, en cuanto la
127 
30 Jueves SANTA BATILDE DE CHILLES - Feria – Verde
Oficio: Ferial - Salterio: 3a. semana

También conocida como Bertille, siendo reina fundó un cenobio


bajo la Regla benedictina. A la muerte de su esposo, Clodoveo II,
gobernó el reino de los francos. Cuando su hijo, Clotario III, asumió
el poder, se retiró al citado monasterio, guardando la Regla hasta el
fin de su vida. Murió en el año 680, fue enterrada en la Abadía de
Chilles y canonizada por el papa Nicolás I.

SABER USAR LA JUSTA MEDIDA EN TODO

L
a benevolencia, como don de Dios, hace de quien lo vive una persona más
digna y más humana, porque pone su vida y su ser al servicio de los demás,
buscando no el reconocimiento ni la gloria personal, sino el bien de los otros
y ser agradable a Dios. Recibir para dar, dar para recibir, es una hermosa combina-
ción de verbos. Ambos nos ponen en movimiento, reconociendo que todo viene
de Dios y que a Él debe regresar por medio del servicio. Eso le pasa a David, quien,
sorprendido por la gran misericordia de Dios, en total actitud de humildad, hace
una maravillosa profesión de fe, identificándose como un siervo al servicio del
pueblo, dispuesto siempre a cumplir la voluntad de Dios, siguiendo sus mandatos
y recibiendo el don de la bendición que se extenderá por todas las generaciones.
El saber dar y recibir, para el Evangelio, consiste en usar la justa medida, demos-
trando así que se ha alcanzado la sabiduría, no la de la razón y las matemáticas, sino
la del corazón, la del agradecimiento, de la benevolencia para con todos. Reconocer
que todo proviene de Dios, que Él no abandona a los miembros de la Alianza, que
la promesa continúa y ha llegado a su pleno cumplimiento en Jesús, que da su
vida por nosotros. La justa medida también está en relación con Dios, al cual se
le reconoce públicamente, del cual se hace profesión pública de fe. La Iglesia está
llamada no solo a predicar la Palabra, sino a dar signos concretos y a testimoniar
con su estilo de vida que la misericordia es su identidad.

Para meditar: ¿Reconocemos las Misa de la feria (la de cualquier domingo del
maravillas que Dios obra en nuestro tiempo Ordinario) con las lecturas de hoy. Tam-
beneficio por la fe y en nombre de la bién puede celebrarse la misa que sigue a con-
Alianza? ¿Somos conscientes de lo que tinuación, por los sacerdotes (Misal Romano, p.
significa “con la medida que midan 910), o alguna otra misa votiva.
serán medidos”?

 128
30
ANTÍFONA DE ENTRADA Tú, Señor de los ejércitos, Dios de
Lc 4, 18-19 Israel, has hecho a tu siervo esta revela-
El Espíritu del Señor está sobre mí, por- ción: ‘Te edificaré una casa’; por eso tu

JUEVES
que Él me ungió, Él me envió para dar siervo se ha atrevido a dirigirte esta ple-
la buena noticia a los pobres, para sanar garia. Ahora, mi Señor, tú eres el Dios
los contritos de corazón. verdadero, tus palabras son de fiar, y has
hecho esta promesa a tu siervo.
ORACIÓN COLECTA Dígnate, pues, bendecir a la casa de
tu siervo, para que esté siempre en tu
Oh Dios, que constituiste a tu Hijo presencia; ya que tú, mi Señor, lo has
Unigénito, sumo y eterno sacerdote, dicho, sea siempre bendita la casa de tu
concede a quienes Él eligió para minis- siervo” (2S 7, 18-19.24-29).
tros y dispensadores de tus misterios, la
gracia de ser fieles en el cumplimiento Palabra de Dios.
del ministerio recibido. Por nuestro
Señor Jesucristo, tu Hijo… SALMO RESPONSORIAL
Del salmo 131
PRIMERA LECTURA R/. El Señor Dios le dará el trono
¿Quién soy yo, mi Señor, de David, su padre.
y qué es mi familia? • Señor, tenle en cuenta a David todos
sus afanes: cómo juró al Señor e hizo
Del Segundo libro de Samuel voto al Fuerte de Jacob. R/.
Después que Natán habló a David, el • “No entraré bajo el techo de mi casa,
rey fue a presentarse ante el Señor y no subiré al lecho de mi descanso, no
dijo: “¿Quién soy yo, mi Señor, y qué daré sueño a mis ojos, ni reposo a mis
es mi familia, para que me hayas hecho párpados, hasta que encuentre un lu-
llegar hasta aquí? ¡Y, por si fuera poco gar para el Señor, una morada para el
para ti, mi Señor, has hecho a la casa Fuerte de Jacob”. R/.
de tu siervo una promesa para el futuro, • El Señor ha jurado a David una pro-
mientras existan hombres, mi Señor! mesa que no retractará: “A uno de tu
Has establecido a tu pueblo Israel linaje pondré sobre tu trono”. R/.
como pueblo tuyo para siempre, y tú, • “Si tus hijos guardan mi alianza y los
Señor, eres su Dios. Ahora, pues, Señor mandatos que les enseño, también
Dios, mantén siempre la promesa que sus hijos, por siempre, se sentarán so-
has hecho a tu siervo y su familia, cum- bre tu trono”. R/.
ple tu palabra. Que tu nombre sea
• Porque el Señor ha elegido a Sion,
siempre famoso. Que digan: ‘¡El Señor
ha deseado vivir en ella: “Esta es mi
de los ejércitos es Dios de Israel!’ Y que
mansión por siempre, aquí viviré,
la casa de tu siervo David permanezca
porque la deseo”. R/.
en tu presencia.

129 
30
ACLAMACIÓN ANTES ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
DEL EVANGELIO Sal 118, 105 Tú quisiste, oh Dios, que tus sacerdo-
R/. Aleluya, aleluya, aleluya. tes sean ministros del altar y del pueblo,
JUEVES

Lámpara es tu Palabra para mis pasos, concede propicio, por la eficacia de este
luz en mi sendero. R/. sacrificio, que su servicio te sea siem-
pre grato y dé frutos que siempre per-
EVANGELIO
manezcan en tu Iglesia. Por Jesucristo,
nuestro Señor.
El candil se trae para ponerlo
en el candelero. La medida que Prefacio Común 1, p. 11.
usen la usarán con ustedes.
Del Evangelio según san Marcos ANTÍFONA DE COMUNIÓN
Jn 17, 17-18
En aquel tiempo, dijo Jesús a la muche- Padre santo, santifícalos en la verdad; tu
dumbre: “¿Se trae el candil para meterlo palabra es la verdad. De la misma mane-
debajo del celemín o debajo de la cama, ra como tú me enviaste al mundo, así los
o para ponerlo en el candelero? Si se envío yo también al mundo, dice el Señor.
esconde algo, es para que se descubra;
si algo se hace a ocultas, es para que sal-
ga a la luz. El que tenga oídos para oír, ORACIÓN DESPUÉS
que oiga”. Les dijo también: “Atención DE LA COMUNIÓN
a lo que están oyendo: La medida que Que el divino sacrificio que hemos ofre-
usen la usarán con ustedes, y con creces. cido y recibido, Señor, vivifique a tus
Porque al que tiene se le dará, y al que sacerdotes y a tus fieles, para que unidos
no tiene se le quitará hasta lo que tiene” a ti con caridad constante podamos ser-
(Mc 4, 21-25). virte siempre dignamente. Por Jesucris-
Palabra del Señor. to, nuestro Señor.

PARA SER BUEN CRISTIANO

Santísima Señora, Madre de Dios; tú eres la más pura de alma y cuerpo, que vives más
allá de toda pureza, de toda castidad, de toda virginidad; la única morada de toda la gra-
cia del Espíritu Santo; que sobrepasas incomparablemente a las potencias espirituales en
pureza, en santidad de alma y cuerpo; mírame culpable, impuro, manchado en el alma
y en el cuerpo por los vicios de mi vida impura y llena de pecado; purifica mi espíritu
de sus pasiones; santifica y encamina mis pensamientos errantes y ciegos; regula y dirige
mis sentidos; líbrame de la detestable e infame tiranía de las inclinaciones y pasiones
impuras; anula en mí el imperio de mi pecado; da la sabiduría y el discernimiento a mi
espíritu en tinieblas, miserable, para que me corrija de mis faltas y de mis caídas, y así,
libre de las tinieblas del pecado, sea hallado digno de exaltarte, de cantarte libremente,
verdadera Madre de la verdadera luz, Cristo Dios nuestro. Pues solo con Él y por Él eres
bendita y exaltada por toda criatura, invisible y visible, ahora y siempre, por los siglos de
los siglos. Amén.

 130
31 Viernes
SAN JUAN BOSCO, PRESBÍTERO
- Memoria obligatoria – Blanco
Oficio: De la Memoria obligatoria - Salterio: 3a. semana

Juan Bosco nació en Castelnuovo d’Asti (Italia) el 16 de agosto de


1815, quedando huérfano de padre a los dos años. Su esmerada
educación humana y cristiana la heredó de su venerable madre,
Margarita. Ordenado sacerdote en 1841. Fundó la Sociedad Sa-
lesiana y, con la ayuda de santa María Dominica Mazzarello, el
Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, para enseñar oficios a
la juventud e instruirlos en la vida cristiana.

HACER EL BIEN Y EVITAR EL MAL

T
anto el bien como el mal tienen su principio en algo muy sencillo: los
deseos. Cuando se realiza un gesto de bien, por más sencillo que sea, este
es capaz de generar todo un movimiento de bondad hasta llegar a grados
heroicos, sin que sea posible tener conciencia de todo el bien que se puede hacer
con esa acción. Es el caso de la semilla de mostaza, que siendo la más pequeña de
todas, genera un arbusto de gran tamaño en el cual incluso pueden anidar las aves.
De igual manera un gesto en apariencia insignificante pero impregnado por el mal
es capaz de desatar una cadena de actos de maldad, con dimensiones impensables.
Lo que comienza con tan solo un deseo, el acto es capaz de llevar a la infidelidad o
al asesinato premeditado, planeado y consciente de un ser inocente.
El ser humano busca por naturaleza hacer el bien y evitar el mal. Si su opción
fundamental es por el bien, todos los gestos, hasta los más sencillos, terminan
convirtiéndose en gestos de amor que ponen de manifiesto la interioridad de quien
los realiza, llegando incluso hasta la donación de la propia vida por amor. Por el
contrario, quien opta, por los motivos que sea, por el mal, el gesto más sencillo
impregnado de maldad le puede conducir a las acciones más atroces, incluyendo
el asesinato del inocente. La opción por el Evangelio de la vida implica asumir la
responsabilidad de la vida del otro protegiéndola, defendiéndola, custodiándola
siempre.

Para meditar: ¿Cuál es la opción fun- Para reflexionar


damental de nuestra vida: hacer el bien
y evitar el mal, o jugar con ambos a la
vez, según los intereses del momento?
¿Comprendemos la pedagogía de Dios
y su paciencia?

131 
31
ANTÍFONA DE ENTRADA preguntó por Joab, el ejército y la gue-
Cf. Sal 131, 9 rra. Luego le dijo: “Anda a casa a lavarte
Que tus sacerdotes, Señor, se revistan los pies”. Urías salió del palacio, y detrás
VIERNES

de justicia, que tus fieles te aclamen. de él le llevaron un regalo del rey. Pero
Urías durmió a la puerta del palacio,
con los guardias de su señor; no fue a
ORACIÓN COLECTA
su casa. Avisaron a David que Urías no
Oh Dios, que suscitaste al presbítero había ido a su casa. Al día siguiente,
san Juan Bosco como padre y maestro David lo convidó a un banquete y lo
de los jóvenes, concédenos que, infla- emborrachó. Al atardecer, Urías salió
mados en su mismo amor, podamos para acostarse con los guardias de su
dedicarnos a servirte solo a ti y a la señor, y no fue a su casa.
salvación de los hombres. Por nuestro A la mañana siguiente, David escri-
Señor Jesucristo, tu Hijo…. bió una carta a Joab y se la mandó por
medio de Urías. El texto de la carta era:
PRIMERA LECTURA “Pon a Urías en primera línea, donde
Me has despreciado, sea más recia la lucha, y retírense deján-
quedándote con la mujer de Urías. dolo solo, para que lo hieran y muera”.
Joab, que tenía cercada la ciudad,
Del Segundo libro de Samuel
puso a Urías donde sabía que estaban
Al año siguiente, en la época en que los los defensores más aguerridos. Los de
reyes van a la guerra, David envió a Joab la ciudad hicieron una salida, trabaron
con sus oficiales y todo Israel, a devastar combate con Joab, y hubo bajas en el
la región de los amonitas y sitiar a Rabá. ejército entre los oficiales de David;
murió también Urías, el hitita (2S 11,
David, mientras tanto, se quedó en
1-4a.5-10a.13-17).
Jerusalén; y un día, a eso del atarde-
cer, se levantó de la cama y se puso a Palabra de Dios.
pasear por la azotea del palacio, y desde
la azotea vio a una mujer bañándose, SALMO RESPONSORIAL
una mujer muy bella. David mandó
Del salmo 50
preguntar por la mujer, y le dijeron: “Es
Betsabé, hija de Alián, esposa de Urías, R/. Misericordia, Señor: hemos pecado.
el hitita”. David mandó a unos para que • Misericordia, Dios mío, por tu bon-
se la trajesen. Después Betsabé volvió a dad, por tu inmensa compasión bo-
su casa, quedó encinta y mandó este rra mi culpa; lava del todo mi delito,
aviso a David: “Estoy encinta”. Enton- limpia mi pecado. R/.
ces David mandó esta orden a Joab: • Pues yo reconozco mi culpa, tengo
“Mándame a Urías, el hitita”. Joab se lo siempre presente mi pecado: contra
mandó. Cuando llegó Urías, David le ti, contra ti solo pequé, cometí la
maldad que aborreces. R/.

 132
31
• En la sentencia tendrás razón, en el echa ramas tan grandes que los pájaros
juicio resultarás inocente. Mira, en la pueden cobijarse y anidar en ellas”.
culpa nací, pecador me concibió mi Con muchas parábolas parecidas les

VIERNES
madre. R/. exponía la Palabra, acomodándose a su
• Haz que sienta otra vez júbilo y gozo entender. Todo se lo exponía con pará-
y se alegren los huesos quebrantados. bolas, pero a sus discípulos se lo expli-
Aleja de tu vista mis maldades y olví- caba todo en privado (Mc 4, 26-34).
date de todos mis pecados. R/. Palabra del Señor.

ACLAMACIÓN ANTES
ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS
DEL EVANGELIO    Cf. Mt 11, 25
R/. Aleluya, aleluya, aleluya. Contempla, Señor, las ofrendas que
depositamos sobre tu altar en la con-
Bendito seas, Padre, Señor de cielo y
memoración de san Juan Bosco y así
tierra, porque has revelado los secretos
como por estos santos misterios le diste
del Reino a la gente sencilla. R/.
a él la gloria, concédenos a nosotros tu
generoso perdón. Por Jesucristo, nues-
EVANGELIO tro Señor.
Echa simiente, duerme, y la semilla Prefacio de los Santos Pastores, p. 11.
va creciendo sin que él sepa cómo.
Del Evangelio según san Marcos ANTÍFONA DE COMUNIÓN
En aquel tiempo, dijo Jesús a la gente: Cf. Mt 24, 46-47
“El Reino de Dios se parece a un hom- Dichoso el siervo a quien el Señor, al
bre que echa simiente en la tierra. Él llegar, lo encuentre vigilante. Les asegu-
duerme de noche y se levanta de maña- ro que le confiará la administración de
na; la semilla germina y va creciendo, todos sus bienes.
sin que él sepa cómo. La tierra va pro-
duciendo la cosecha ella sola: primero
ORACIÓN DESPUÉS
los tallos, luego la espiga, después el
DE LA COMUNIÓN
grano. Cuando el grano está a punto, se
mete la hoz, porque ha llegado la siega”. Que esta Eucaristía, Dios todopode-
Dijo también: “¿Con qué podemos roso, celebrada en la fiesta de san Juan
comparar el Reino de Dios? ¿Qué pará- Bosco, fortifique y renueve nuestras
bola usaremos? Con un grano de mos- fuerzas espirituales, para que conserve-
taza: al sembrarlo en la tierra es la semi- mos íntegro el don de la fe y camine-
lla más pequeña, pero después brota, se mos por la vía de la salvación que nos
hace más alta que las demás hortalizas y ha mostrado. Por Jesucristo, nuestro
Señor.

133 
DEVOCIONARIO
SANTO ROSARIO Misterios Gloriosos
(miércoles y domingo)
Misterios Gozosos (lunes y sábado) 1. La resurrección del Señor.
2. La ascensión del Señor.
1. La encarnación del Hijo de Dios. 3. La venida del Espíritu Santo.
2. La visitación de Nuestra Señora a santa 4. La asunción de Nuestra Señora a los
Isabel. cielos.
3. El nacimiento del Hijo de Dios. 5. La coronación de la Santísima Virgen.
4. La presentación del Señor Jesús en el Dios te salve, reina y madre...
Templo.
5. La pérdida del Niño Jesús y su hallazgo ÁNGELUS
en el Templo.
V. El Ángel del Señor anunció a María.
Misterios Luminosos (jueves) R. Y ella concibió por obra y gracia del
Espíritu Santo.
1. El bautismo de Jesús en el Jordán. Avemaría.
2. La autorrevelación de Jesús en las bo- V. He aquí la esclava del Señor.
das de Caná. R. Hágase en mí según tu palabra.
3. El anuncio del Reino de Dios invitan- Avemaría.
do a la conversión. V. El Verbo de Dios se hizo hombre.
4. La Transfiguración. R. Y habitó entre nosotros.
5. La institución de la Eucaristía, expre- Avemaría.
sión sacramental del misterio pascual. V. Ruega por nosotros,
santa Madre de Dios.
Misterios Dolorosos (martes y viernes) R. Para que seamos dignos de las pro-
mesas de Cristo.
1. La oración de Nuestro Señor en el
Se rezan tres Glorias.
Huerto de Getsemaní.
2. La flagelación del Señor. Oremos:
3. La coronación de espinas. Derrama, Señor, tu gracia en nuestros
corazones y concede a quienes hemos
4. Jesús con la cruz a cuestas camino del conocido por el anuncio del ángel, la
Monte Calvario. encarnación de tu Hijo, que por su
5. La crucifixión y muerte de Nuestro Se- pasión y su cruz alcancemos la gloria de
ñor Jesucristo. la resurrección. Por Jesucristo nuestro
Señor. Amén.
Gloria al Padre…

 134
COMUNIÓN A LOS ENFERMOS
Ritos iniciales
En ausencia del sacerdote, el ministro (o el catequista) saluda al enfermo y a cuantos están con él,
con la fórmula siguiente:
Ministro: La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor del Padre y la comunión
del Espíritu Santo estén con todos ustedes.
Todos: Y con tu espíritu.
Después el ministro (si es oportuno) rocía al enfermo y la habitación con el agua bendita, diciendo
estas palabras:
Que esta agua, al evocar nuestro bautismo, nos recuerde a Cristo, que por noso-
tros y por nuestra salvación murió y resucitó.
Acto penitencial
El ministro invita a todos a hacer el acto penitencial.
Hermanos, reconozcamos nuestros pecados, para que podamos participar digna-
mente en esta sagrada celebración.
Se hace una breve pausa de silencio. El acto penitencial continúa con la siguiente fórmula:
Yo confieso ante Dios todopoderoso y ante ustedes, hermanos, que he pecado
mucho de pensamiento, palabra, obra y omisión. Por mi culpa, por mi culpa, por
mi gran culpa. Por eso ruego a santa María, siempre Virgen, a los ángeles, a los
santos y a ustedes, hermanos, que intercedan por mí ante Dios, nuestro Señor.
Después el ministro concluye:
El Señor todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros peca-
dos y nos lleve a la vida eterna. R/. Amén.
Liturgia de la Palabra
(Se puede tomar la del día, la del domingo correspondiente, o la del siguiente Evangelio)
Lectura del santo Evangelio según san Mateo
En aquel tiempo, al entrar Jesús en Cafarnaúm, se le acercó un centurión rogándole:
“Señor, mi criado está echado en cama con parálisis, sufriendo terriblemente”. Jesús le
contestó: “Voy a curarlo”. El centurión le replicó: “Señor, yo no soy quien para que entres
bajo mi techo, pero basta una palabra tuya para que mi criado se cure. Porque yo, que soy
un simple subordinado, tengo soldados a mis órdenes, y si le digo a uno que se vaya, se va;
o a otro que venga, viene; y si le digo a mi siervo que haga algo, lo hace. Al oír esto Jesús

135 
dijo admirado a los que lo seguían: “Les aseguro que en ningún israelita he encontrado
tanta fe”. Y al capitán le dijo: “Vete; como has tenido fe, que se te cumpla” (Mt 8, 5-10.13).
Palabra del Señor.
Después de la lectura de la Palabra, si es el caso, se puede hacer una breve reflexión, o un espacio
de silencio para interiorizar la Palabra escuchada.

Rito de comunión
El ministro introduce la oración dominical con estas palabras u otras semejantes:
Ahora hermanos, oremos juntos a Dios, nuestro Padre, con la oración que nues-
tro Señor Jesucristo nos enseñó.
Padre nuestro...
Seguidamente, el ministro muestra el Santísimo Sacramento diciendo:
Este es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Dichosos los llama-
dos a esta cena.
El enfermo y los que van a comulgar dicen a la vez:
Señor, no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para
sanarme.
Enseguida, el ministro da la comunión al enfermo y a los presentes, en la forma acostumbrada.
Distribuida la comunión, puede seguir unos momentos de silencio. Luego puede recitarse “Alma de
Cristo”. El ministro concluye con la siguiente oración:
Señor, Padre santo, Dios todopoderoso y eterno, te pedimos con fe viva que el
cuerpo de tu Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que nuestro hermano (nuestra her-
mana) acaba de recibir, le alivie los sufrimientos del cuerpo y del espíritu y le sea
remedio eficaz para alcanzar la vida eterna. Por Jesucristo, nuestro Señor. R/. Amén.

Rito de conclusión
Que Dios Padre te bendiga.
R/. Amén.
Que el Hijo de Dios te devuelva la salud.
R/. Amén.
Que el Espíritu santo te ilumine.
R/. Amén.
Que el Señor proteja tu cuerpo y salve tu alma.
R/. Amén.
Que brille en tu corazón y te lleve a la vida eterna.
R/. Amén.

 136
MI VISITA
A JESÚS SACRAMENTADO

¡TE ADORO JESÚS MÍO! Creo que has de permanecer con nosotros
hasta que se acabe el mundo.
Vengo, Jesús mío, a visitarte Creo que bendices a los que te visitan, y
te adoro en el Sacramento de tu amor que atiendes los ruegos de tus adoradores.
te adoro en todos los sagrarios del mundo.
Creo que eres el viático de los moribundos
Te adoro, sobre todo en donde estás más
que te aman para llevarlos al cielo.
abandonado y eres más ofendido,
te ofrezco todos los actos de adoración que Creo en ti, y creo por los que no creen.
has recibido desde la institución
de este Sacramento y recibirás COMUNIÓN ESPIRITUAL
hasta el fin de los siglos. Señor Jesús, creo firmemente
Te ofrezco principalmente que estás en el Santísimo Sacramento.
las adoraciones de tu santa Madre, Te adoro como Dios verdadero,
de san José y de las almas aquí oculto.
más enamoradas de la Eucaristía
Por mis pecados te pido perdón.
Gloria al Padre y al Hijo
Y porque te amo sobre todas las cosas,
y al Espíritu Santo.
deseo recibirte espiritualmente
Como era en el principio,
en este momento.
ahora y siempre, por los siglos
de los siglos. Amén. Habiéndome unido a ti,
te doy gracias y me someto
Ángel de mi guarda, enteramente a tu santa voluntad. Amén.
ve y visita en mi nombre
todos los sagrarios del mundo.
ACTOS DE SÚPLICA
Di a Jesús muchas cosas
que yo no sé decirle, ¡TE RUEGO, JESÚS MÍO!
y pídele su bendición para mí. Amén.
Te ruego, Jesús mío:
Que no me dejes, porque me perderé.
¡JESÚS MÍO, YO CREO EN TI! Que persevere siempre en tu amor.
Creo, Jesús mío, que eres el Hijo de Dios Que esté siempre conmigo,
vivo que has venido a salvarnos. sobre todo cuando esté en peligro
de pecar y en la hora de mi muerte.
Creo que estás presente en el augusto
Sacramento del Altar. Que jamás permitas que me aparte de ti.
Que sepa padecer con resignación por ti.
Creo que estás, por mi amor,
Que no me preocupe sino de amarte.
en el sagrario noche y día.
Que ame también a mi prójimo.

137 
Que ame mucho a los pecadores. Te doy gracias por haberme dado
Que ame mucho a los necesitados por Madre espiritual a tu propia Madre.
y a los enfermos. Te doy gracias por haberme llamado
Te ruego, Jesús mío, a tu presencia para estar ahora aquí,
que ampares a tu santa Iglesia, junto a ti.
al papa Francisco, tu vicario
Adoro tu divino corazón del cual proceden
visible en la tierra.
tus amorosos dones y desde aquí
A los obispos, especialmente quiero adorarte en tu presencia eucarística,
a nuestro obispo monseñor que envuelve toda la tierra.
Juan Vicente Córdoba Villota, Jesús mío, te amo de todo corazón;
y a los sacerdotes, me arrepiento de haberte ofendido.
especialmente a nuestro párroco N.
Prometo serte fiel en adelante;
A los religiosos y religiosas.
y miserable como soy me consagro
A los que mandan en tu nombre.
todo a ti: te entrego mi voluntad,
A nuestra querida nación Colombia.
mis afectos, mis pensamientos
A mis amados familiares y allegados.
y todas mis cosas.
Que premies a mis bienhechores.
Que favorezcas a los que ruegan por mí. Haz lo que quieras de mí
Que bendigas a los que me tratan con y de todo lo mío;
indiferencia o no me quieran. solo te pido y deseo tu infinito amor,
Que trabaje mucho por ti, hasta mi muerte. y tu ayuda para cumplir siempre
Que me concedas una muerte santa. la voluntad de Dios y perseverar así,
Que pueda decir al morir: ¡Jesús, María, hasta el final de mi vida.
salven el alma mía! Amado salvador mío,
Que me lleves al cielo cuando muera. Amén. uno mi corazón a tu corazón,
y así reunidos los ofrezco al eterno Padre,
VISITA A JESÚS SACRAMENTADO en amorosa oblación y entrega total. Amén.
Señor mío Jesucristo,
que por amor a los hombres, BENDITO SEA DIOS
estás de día y de noche Bendito sea Dios.
en este Sacramento lleno de piedad Bendito sea su Santo nombre.
y de amor, llamando y recibiendo Bendito sea Jesucristo, verdadero Dios
a todos los que vienen a ti: y verdadero hombre.
Creo que estas presente Bendito sea el nombre de Jesús.
en el Pan Consagrado Bendito sea su sacratísimo corazón.
oculto en este humilde sagrario. Bendita sea su preciosísima sangre.
Te adoro desde el abismo de mi nada Bendito sea Jesús en el Santísimo
y te doy gracias por todo Sacramento del altar.
lo que tú me has dado. Bendito el Espíritu Santo consolador.
Te doy gracias de un modo especial, Bendita sea la excelsa Madre de Dios
por haberte dado tú mismo a mí María Santísima.
en este Sacramento.

 138
Bendita su santa e Inmaculada Concepción. y quiero ser siempre dócil
Bendita sea su gloriosa Asunción. a tus santas inspiraciones.
Bendito sea el nombre de María ¡Oh Santo Espíritu!
Virgen y Madre. Dígnate formarme con María y en María,
Bendito sea san José, su castísimo esposo. según el modelo de tu amado Jesús.
Bendito sea Dios, en sus ángeles Gloria al Padre creador,
y en sus santos. Amén. gloria al Hijo redentor,
Oración final gloria al Espíritu Santo santificador. Amén.
Jesús mío, dame tu bendición
antes de retirarme y que el recuerdo SEÑOR TÚ PUEDES CURARME
de esta visita que acabo de hacerte, Señor, Jesús, te adoro y te agradezco
permanezca en mí memoria por la fe que me has dado en el bautismo.
y me anime a amarte más y más. Tú eres el Mesías, el Salvador.
Haz que cuando vuelva a visitarte, Te recibo y acepto, Señor Jesucristo;
vuelva más santo. en mí corazón y en toda mi vida,
Aquí te dejo mi corazón deseo que seas mi único Señor.
para que te adore constantemente Perdona todos mis pecados,
y lo hagas más agradable a tus divinos ojos. purifícame con tu Preciosa Sangre.
Hasta pronto Jesús mío. Pongo a tus pies mi sufrimiento
Santísima Virgen, Madre de Dios y mi enfermedad.
y Madre mía, que por tu intersección Cúrame, Señor, por el poder
he alcanzado la gracia de realizar de tus gloriosas llagas,
esta adoración, por tu Cruz, por tu Sangre divina.
concédeme que pueda repetirla Tú eres el Buen Pastor
todos los días de mi vida. y yo una de las ovejas de tu rebaño:
San José, patrono de la Iglesia universal, ten compasión de mí.
ruega por nosotros. Tú has dicho: “Pidan y se les dará”.
¡Jesús y María, los amo: Señor Jesús, el pueblo de Galilea
salven las almas! Amén. venía a colocar a sus enfermos a tus pies,
y tú los curabas.
CONSAGRACIÓN AL ESPÍRITU SANTO Yo creo que tú puedes curarme,
Recibe, ¡oh Espíritu Santo!, porque tienes la misma compasión
la consagración perfecta y absoluta que tuviste para con los enfermos
de todo mi ser, que te hago en este día que encontrabas, porque tú eres
para que te dignes ser en adelante, la Resurrección y la Vida.
en cada uno de los instantes de mi vida, Gracias, Señor Jesús,
en cada una de mis acciones, por todo lo que harás en mí,
mi director, mi luz, mi guía, mi fuerza, acepto tu proyecto de amor para mí.
y todo el amor de mi corazón. Creo que me manifestarás tu poder.
Antes de que tú me sanes,
Yo me abandono sin reservas
te agradezco y te alabo infinitamente.
a tus divinas operaciones,
Amén.

139 
PIADOSO EJERCICIO PARA ALCANZAR
UNA BUENA MUERTE

Dios mío: postrado humildemente en tu presencia, te adoro y quiero hacer esta


protesta, como si ya me hallase próximo a exhalar mi último suspiro.
Dios mío: tú has decretado mi muerte desde la eternidad: yo la acepto desde
ahora con todo mi corazón en el modo y forma que tu divina Majestad ha dis-
puesto, y acepto también todos los dolores que la han de acompañar, los uno a los
tormentos y a la muerte de Jesucristo, y te los ofrezco en satisfacción y penitencia
de mis pecados. Acepto igualmente la transformación de mi cuerpo para que res-
plandezca más tu supremo dominio sobre mí. Y por lo tanto, acepto y me alegro
de que estos ojos, que tanta libertad se han tomado contra ti, queden con la muerte
ciegos hasta el fin del mundo.
Acepto y me alegro de que esta lengua, que tantas veces he empleado en pala-
bras vanas, murmuraciones y mentiras, quede muda con la muerte, y sea consumi-
da por gusanos en el sepulcro.
Acepto y me gozo de que estas manos y estos pies que han sido para mi cora-
zón instrumentos de tantas acciones desordenadas y de tantos pasos torcidos, que-
den con la muerte sin movimiento y sin acción entre la quietud de una hedionda
sepultura.
Acepto y me gozo de que este mismo corazón que, siendo formado para darte
todos sus afectos, los ha empleado en miserables e indignas creaturas, sea arrojado
a la tierra y reducido a polvo y ceniza.
En suma, Señor, me regocijo de que se verifique en mí la total transformación
de mis miembros y huesos, convirtiéndome en humilde polvo y frías cenizas, que
fueron la materia de que formaste mi cuerpo; para que la culminación de mi exis-
tencia publique la grandeza de tu infinito poder y lo humilde de mi nada. Recibe,
Señor, este sacrificio que te hago de mi vida, por aquel gran sacrificio que te hizo
tu divino Hijo de sí mismo sobre el ara de la Cruz; y desde este momento para la
hora de mi muerte, me resigno totalmente a vuestra santísima voluntad, y protesto
que quiero morir diciendo: “Hágase, Señor, tu voluntad...”
Jesús mío crucificado: tú que para alcanzarme una buena muerte has querido
sufrir muerte tan amarga, acuérdate entonces de que yo soy una de tus ovejas
que has comprado con el precio de tu sangre. Cuando todos los de la tierra me
hayan abandonado y nadie pueda ayudarme, tú solo podrás consolarme y salvar-
me, haciéndome digno de recibirte por Viático, y no permitiendo que te pierda

 140
para siempre. Amado Redentor mío, recíbeme entonces en tus llagas, puesto que
yo desde ahora me abrazo a ti, y protesto que quiero entregar mi alma en la llaga
amorosa de tu sacratísimo costado.
Y tú, Virgen Santísima, Abogada y Madre mía María; después de Dios, tú eres
y serás mi esperanza y mi consuelo en la hora de la muerte. Desde ahora recurro a
ti, y te ruego no me abandones en aquel último momento: ven entonces a recibir
mi alma y a presentarla a tu Hijo. Te aguardo, Madre mía, y espero morir bajo
tu amparo y abrazado a tus pies. Y tú, Protector mío san José, san Miguel Arcán-
gel, Ángel Custodio, santos mis abogados, ayúdenme en aquel trance extremo, en
aquel último combate y llévenme a la gloria celestial. Amén.

ORACIÓN DE SELLAMIENTO

Yo (N.) me coloco a los pies de Jesucristo y me rindo a su Señorío, me ato a su santa


voluntad, me amarro con los lazos infinitos de su misericordia, abro mi corazón de
par en par para que penetre e invada todo mi ser.
En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, muerto y resucitado, yo clamo y
reclamo su Preciosa Sangre sobre mí, sobre mi familia, sobre mis bienes espirituales
y materiales.
Yo sello mi corazón para que con tu Sangre Preciosa sea limpiado de odios,
resentimientos, temores, angustia, soledad, tristeza, dolor, etc.
Yo (N.) sello mi espíritu en la Sangre Preciosa de Jesús. Yo (N.) sello mi alma en
la Sangre Preciosa de Jesús. Yo (N.) sello mi mente y voluntad en la Sangre Preciosa
de Jesús. Yo (N.) sello mi pasado y mi presente en la Sangre Preciosa de Jesús. Sello
a mis hijos/hermanos/padres (nombrarlos) para que ante el sello poderoso de la
Sangre de Jesús huya toda la fuerza del mal. Aplico la Sangre de Jesús sobre mi casa
y los que habitan en ella.
Derramo la Sangre de Jesús en mi trabajo o negocio para que queden sellados y
ninguna potencia del maligno pueda hacerme daño. Amén.

141 
ORACIONES
A LA VIRGEN MARÍA

LETANÍAS A LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA

Señor, ten piedad Espejo de justicia, 


Cristo, ten piedad Trono de la sabiduría, 
Señor, ten piedad. Causa de nuestra alegría, 
Cristo, óyenos. Vaso espiritual, 
Cristo, escúchanos. Vaso digno de honor, 
Dios, Padre celestial,  Vaso de insigne devoción, 
ten piedad de nosotros. Rosa mística, 
Torre de David, 
Dios, Hijo, Redentor del mundo, Torre de marfil, 
Dios, Espíritu Santo, Casa de oro, 
Santísima Trinidad, un solo Dios, Arca de la Alianza, 
Santa María, Puerta del cielo, 
ruega por nosotros. Estrella de la mañana, 
Santa Madre de Dios, Salud de los enfermos, 
Santa Virgen de las Vírgenes, Refugio de los pecadores, 
Madre de Cristo, Consoladora de los afligidos, 
Madre de la Iglesia, Auxilio de los cristianos, 
Madre de la divina gracia, Reina de los Ángeles, 
Madre purísima, Reina de los Patriarcas, 
Madre castísima, Reina de los Profetas, 
Madre siempre virgen, Reina de los Apóstoles, 
Madre inmaculada,  Reina de los Mártires, 
Madre amable,  Reina de los Confesores, 
Madre admirable,  Reina de las Vírgenes, 
Madre del buen consejo,  Reina de todos los Santos, 
Madre del Creador,  Reina concebida sin pecado original, 
Madre del Salvador,  Reina asunta a los Cielos, 
Madre de misericordia,  Reina del Santísimo Rosario, 
Virgen prudentísima,  Reina de la familia, 
Virgen digna de veneración,  Reina de la paz.
Virgen digna de alabanza,  Cordero de Dios,
Virgen poderosa,  que quitas el pecado del mundo, 
Virgen clemente,  perdónanos, Señor.
Virgen fiel, 

 142
Cordero de Dios, Te pedimos, Jesús, que envíes
que quitas el pecado del mundo,  a nuestros hogares y lugares de trabajo
escúchanos, Señor. a la Santísima Virgen acompañada
de san Miguel, san Gabriel, san Rafael
Cordero de Dios,
y toda su corte de santos ángeles.
que quitas el pecado del mundo, 
ten misericordia de nosotros. Con el Poder de la Sangre de Jesús 
sellamos nuestra casa,
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios. 
todos los que la habitan 
Para que seamos dignos (nombrar a cada una de ellas), 
de las promesas de Cristo. las personas que el Señor enviará a ella, 
así como los alimentos y los bienes
que Él generosamente nos envía
ORACIÓN para nuestro sustento.
Te rogamos nos concedas, Señor Dios Con el Poder de la Sangre de Jesús
nuestro, gozar de continua salud de alma sellamos tierra, puertas, ventanas, 
y cuerpo, y por la gloriosa intercesión de la objetos, paredes, pisos y el aire
bienaventurada siempre Virgen María, ver- que respiramos, y en fe colocamos
un círculo de su Sangre
nos libres de las tristezas de la vida presente
alrededor de toda nuestra familia.
y disfrutar de las alegrías eternas. Por Cristo
nuestro Señor. Amén. Con el Poder de la Sangre de Jesús
sellamos los lugares en donde vamos
a estar este día, y las personas, empresas
ORACIÓN DE LA SANGRE DE CRISTO o instituciones con quienes vamos a tratar 
(nombrar a cada una de ellas).
Señor Jesús, en tu nombre Con el Poder de la Sangre de Jesús
y con el Poder de tu Sangre Preciosa sellamos nuestro trabajo
sellamos toda persona, material y espiritual, 
hechos o acontecimientos los negocios de toda nuestra familia, 
a través de los cuales el enemigo y los vehículos, las carreteras, los aires, 
nos quiera hacer daño. las vías y cualquier medio de transporte 
Con el Poder de la Sangre de Jesús que habremos de utilizar.
sellamos toda potestad destructora Con tu Sangre preciosa sellamos los actos,
en el aire, en la tierra, en el agua, las mentes y los corazones
en el fuego, debajo de la tierra, de todos los habitantes 
en las fuerzas satánicas de la naturaleza, y dirigentes de nuestra patria a fin de que 
en los abismos del infierno, tu paz y tu corazón al fin reinen en ella.
y en el mundo en el cual
Te agradecemos, Señor, por tu Sangre y 
nos movemos hoy.
por tu vida, ya que gracias a ellas 
Con el Poder de la Sangre de Jesús hemos sido salvados y somos preservados 
rompemos toda interferencia de todo lo malo. 
y acción del maligno. Amén.

143 
ORACIÓN ANTE EL SEÑOR DE LOS MILAGROS

Amadísimo Señor de los Milagros, hasta tu presencia he venido para confiarte


nuestros problemas y nuestras dolencias. Con la misma fe de la mujer que se acercó
para tocar el borde de tu manto y que fue curada porque creyó, así nosotros nos
postramos ante ti y te decimos desde el fondo del alma: "Señor, si quieres puedes
curarnos". Tú sigues obrando maravillas y sanando los enfermos, porque tú has
asumido nuestras debilidades y cargado nuestros sufrimientos. Concédenos, pues,
la gracia que hemos venido a implorarte.
(Pausa de silencio para expresarla gracia que se pide).
Sabemos bien que tu corazón se conmueve al vernos tan afligidos y desorientados,
como ovejas que no tienen pastor. Tú eres nuestro buen Pastor, el que ha dado la
vida por las ovejas.
Tu victoria en la muerte y en la resurrección es la mejor garantía para nuestra vic-
toria sobre todo lo que tiene la marca del pecado, es decir, el egoísmo, la injusticia,
la violencia, el dolor y la muerte.
Que tu Espíritu santificador nos haga partícipes del triunfo sobre el mal y testigos
de la novedad de vida en el amor.
Misericordioso Jesús crucificado, te alabamos, te bendecimos y te damos gracias.
Que seamos protegidos con tu bendición constante, en el nombre del Padre y del
Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

ORACIÓN PARA CONSEGUIR SANACIÓN EN LA FAMILIA

Padre santo, ayúdanos a comprender la misteriosa realidad del sufrimiento que


estamos viviendo en nuestra familia. No permitas que se apodere de nosotros la
desesperación ante la dureza del dolor. Nuestra esperanza está puesta en ti porque
tú eres nuestro Padre y nos haz de dar las fuerzas que necesitamos para enfrentarnos
cristianamente a nuestro dolor.
Queremos caminar al lado de Jesús cargando con la cruz en una entrega amorosa a
ti, nuestro Padre. Ayúdanos a unir nuestros sufrimientos a los de tu Hijo para que
podamos aceptar con Él tu santa voluntad.
Te lo pedimos en el nombre de Cristo, nuestro Señor y hermano que vive contigo
y con nosotros para siempre. Amén.

TALLER SAN PABLO


BOGOTÁ
IMPRESO EN COLOMBIA — PRINTED IN COLOMBIA