Está en la página 1de 5

“ARQUITECTURA Y POSMODERNIDAD: LOS ORÍGENES DE UN DEBATE”

ESTUDIANTE:
ANGY VANESA PINTO BONILLA
COD.6120161043

DOCENTE:
ARQ.JUAN FANDIÑO

UNIVERSIDAD DE IBAGUE
FACULTAD DE HUMANIDADES
SEMIOTICA DE LA ARQUITECTURA
IBAGUE – TOLIMA
2020
RESEÑA
“ARQUITECTURA Y POSMODERNIDAD: LOS ORÍGENES DE UN DEBATE”
POR: VICTORIANO SAINZ GUTIERREZ

Como es sabido, todos los equivalentes económicos, políticos, sociales y filosóficos con

los que se ha identificado la cultura moderna, o de la modernidad, no solo son el producto

de procesos constituidos históricamente como urbanos, sino que tienen su espacio de

desarrollo en el mundo urbano y producen una cultura urbana propia.

La posmodernidad es un efecto de transición que se da al interior de una etapa

comúnmente llamada decadencia o final de la modernidad y en los inicios del surgimiento

de una nueva cultura, cuya característica de identidad reside en su ubicación después de

(post).

El posmodernismo se dice que está anunciado por el regreso de "el ingenio, el

ornamento y la referencia" de la arquitectura, en respuesta al formalismo causado por

el Estilo Internacional del movimiento moderno. Al igual que con muchos

movimientos culturales, algunas de las ideas más pronunciadas y visibles del

posmodernismo se pueden ver en la arquitectura. Las formas y espacios funcionales y

formalizados del estilo moderno se sustituyen por diversas estéticas: los estilos colisionan,

la forma se adopta por sí misma y abundan las nuevas formas de ver estilos familiares y

espacios.

La posmodernidad ha surgido a partir de muchos ámbitos sociales y culturales. Desde el

inicio de esta han surgido muchos cambios que han llevado a la humanidad a muchas

incógnitas. Esta filosofía toma un valor muy importante en la arquitectura, dado que
adquiere un valor muy importante en lo estético, ya que esta toma un valor más artístico y

consigue mayor participación en planeación y la elaboración de maquetas. Según Lyotard

el término de la crítica arquitectónica, la toma para aplicarlo en medidas del conocimiento.

Surgieron las obras de Jencks a mediados de los 70 las cuales marcaron el comienzo

sobre el posmodernismo en arquitectura. Jencks tomo un pensamiento muy occidental que

fue denominado “cultura del espectáculo” las cuales contenían mucha información sobre

lenguajes, estilos que eran fotografías representadas en valiosas monografías, lo cual dejaba

atrás el estilo cotidiano que estábamos acostumbrados antes de la posmodernidad y más

bien se ocupe de consagrar el mito del universalismo internacionalista del movimiento

moderno lo que facilito el desarrollo de un nuevo eclecticismo.

Mas allá de las interpretaciones que haya podido recibir el pensamiento Kahniano o de

los diferentes ecos que su obra proyectual haya suscitado, ya que es evidente que muchas

de las cuestiones por las que Kahn se interesó (la historia, la forma, el monumento, la

arquitectura iluminista) ejerce influencia en lo dicho anterior.

Se puede señalar no con exactitud que en los años 60 puede ser el momento histórico en

que se produce el paso de lo moderno a lo posmoderno en arquitectura, a en esta década de

los 60 es posible encontrar unos planteamientos críticos respecto al movimiento moderno.

Partiendo de diferentes preposiciones culturales muy diferentes entre sí, Venturi en el

contexto americano y Rossi en el europeo apuestan por centrar el trabajo del arquitecto en

el terreno especifico de la arquitectura lo que para ambos es decir en el campo de la forma y

abandonar aquello que pretendía una legitimación de la arquitectura desde parámetros

externos a la propia disciplina.


Según Marchan Fiz, en la sensibilidad posmoderna resulta claro que “lo formal ha sido

reivindicado como una necesidad radical para la arquitectura desde el neoformalismo

americano hasta las actuales versiones clasicistas”.

Analizando en pensamiento de Venturi, no se trata simplemente de abandonar un estilo,

sino de abrirse el repertorio de soluciones posibles ofrecidas por la historia, que se

encuentran disponibles para ser utilizadas según las tradiciones del lugar o exigencias del

proyecto, y de las que siempre es posible aprender. Por otro lado, Rossi se ha encargado de

recalcar el significado para la proyección arquitectónica de las formas que la historia nos

ofrece. En estas dos partes de pensamientos se observa una apuesta por el realismo, pero

conviene insistir en este punto desde posiciones culturales muy dispares.

Los que añoran el orden aspiran a refundar la disciplina desde la racionalidad, asumen la

forma como principio racional y subyacente de orden como “estructura”.

Las cuestiones más problemáticas que se plantea en torno al debate iniciado en los años

60 por Rossi y Venturi es otra, ya que sus análisis rebasan las posibilidades dichas

anteriormente.

En la actualidad la arquitectura se ha convertido en una mezcla de lo moderno y lo

posmoderno debido a la existencia de alta demanda ante la misma, no necesariamente se ha

tomado una postura posmoderna globalizada, existen muchos lugares en que la

posmodernidad aun es un hecho lejano, probablemente debido a la prevalencia de la

arquitectura del consumo y la ideología en desarrollar nuevos postulados de arquitectura y

ciudad no son más que teorías dejadas por escrito.


Como conclusión ante la pregunta, la arquitectura posmoderna en la actualidad necesita

de mayor reinterpretación y esparcimiento de la misma, esto como resiliencia a la realidad

urbana en el que la imaginación y el entorno sean base para la experimentación frente a la

elaboración de nuevos conceptos. La realidad multifacética solo podrá avanzar en el

momento en que encuentre como suplir las necesidades, conectarse con el entorno y

representar al hombre en su ocntexto.

Bibliografía

 Tomado De: Arquitectura y postmodernidad los orígenes de un debate. Autores,


Victoriano Sainz Gutiérrez
 https://es.wikipedia.org/wiki/Arquitectura_posmoderna