Está en la página 1de 1
A todo el equipo de Aerolineas Argentinas y Austral: Hoy les escribo para contarles sobre la delicada situaci6n de la compania dentro del inesperado momento historico que atraviesan nuestro pais y el mundo. Y por supuesto, para compartir nuestras consideraciones respecto al futuro e in- formarles sobre algunas decisiones que hemos tomada. La crisis mundial provocada por el Covid-19 ha impactado de lleno en la industria aerocomercial y no sabemos cuanto durara esta situacién. Todo indica que ain quedan varios meses criticos por delante, meses sin ingresos, raciones regulares; lo que significa un tremendo impacto para nuestra indus- tria y la economia en general. Sin ingresos y sin saber cuanto durara esta situaciOn, muchas aerolineas en la region y en el mundo desapareceran. Muchas otras ya estan implementando planes de ajustes salvajes para intentar sobrevivir: reducciones 0 suspensiones en el pago de sueldos, despidas, devo- luci6n o cancelaciones de érdenes de compra de aeronaves, son algunos de los ejemplos mas camunes. Aerolineas Argentinas y Austral no estan ajenas a este escenario. Antes de la pan- demia, les informamos sobre la dificil situacion financiera que encontramos cuando comenzamos nuestra gestién y sobre los planes y medidas para mejorar esos nimeros, Las pérdidas del ano 2019, producto de las malas decisiones del gobierno ante- rior, ascendieron a 680 millones de dola- res, un niimero impactante y en el que estabamos trabajando fuertemente para hacerlo decrecer. Pero el contexto nos sorprendié y nos impacta directamente, eliminando cualquier perspectiva de mejora. Las pérdidas durante este ano seran ain mayores. Las mismas seran cubiertas en parte con aumento de la deuda con proveedores e instituciones financieras y en su gran mayoria con aportes del tesoro nacional. El esfuerzo que el Estado Nacional reali- za para sostener la compaiiia esta al borde de ser imposible. Ese esfuerzo es el de toda la sociedad y, ahora, esa socie- dad demanda con urgencia la ayuda es- tatal para sobrevivir ante esta pandemia que azota a la humanidad. El Estado invierte en su aerolinea de bandera porque esta genera beneficios econdémicos y sociales que multiplican la inversion realizada. Pero ante una crisis tan profunda, atin las inversiones bene- ficiosas se ajustan a prioridades. Hoy, la salud publica, la mitigaci6n de la pobreza y la atencidn a los vulnerables son una prioridad indiscutible. En este contexto, resulta necesario que la compania opere con su maxima efi- ciencia. En algunas areas lo hemos alcanzado y en otras alin conservamos ineficiencias que no hemos podido resol- ver, improductividades estructurales que arrastramos desde hace muchisimos afios. Tenemos que atacar esas impro- ductividades, operar con la eficiencia general de la industria y adoptar sus me- Jores practicas. Esto es un deber moral de todos nosotros. En este sentido, tomamos la decision de fusionar Aerolineas Argentinas y Austral. La duplicaci6n de estructuras y procesos no tienen raz6n de ser, tenemos que trabajar bajo las mismas reglas operacionales. Para ello sera necesario disefiar un proceso de unificacién de escalafones, preservando el derecho de los trabajadores involucrados. Esto nos dara mayor racionalidad operativa, permitira un crecimiento mas ordenado y pensado en funcidn de las necesidades del mercado, y no de las necesidades de nuestra propia estructura. Ademias, crearemos una unidad de negocios de mantenimiento que, si bien se en- contrara dentro de Aerolineas Argentinas $.A., lo hara con una ldgica independiente de la linea aérea. Sera una unidad de produccian de servicios de mantenimiento, que le prestara servicios a la linea aérea y a terceros, con su propio plan de negocios y objetivos de facturacién. Esto requerira reordenar la fuerza laboral disponible, con distribucién de turnos e integracion de grupos de trabajo, de manera tal de cumplir con los tiempos de parada de avian que requiere la industria a nivel internacional También crearemos una unidad de negocios de carga, que aproveche la experiencia que estamos adquiriendo con las operaciones a Shangai y de inicio a un camino de crecimiento en un mercado que sera clave post Covid 19. Para ello, tendremos que acordar condiciones laborales acordes a la actividad de la carga aérea, con caracteris- ticas distintas a las operaciones de transporte de pasajeros. Tenemos que adaptar las condiciones de trabajo alos estandares de la industria, para competir en condiciones de igualdad con las compafias de la regién. Esto implica revisar las clausulas de los convenios que quedaron obsoletas e impiden tener una operaci6n eficiente. Con estas medidas, vamos a crear las bases de productividad y eficiencia necesarias Para generar un crecimiento s6lido y sustentable. Aerolineas Argentinas y Austral, como saben, tienen una historia traumatica. Un pasado de privatizaci6n y vaciamien- to que dejé ala compaiiia sin aviones ni rutas. También es la historia de enfren— tamientos intersindicales y de un colec- tivo de trabajadores que ha recurrido a distintas estrategias de supervivencia y de crecimiento personal en una compa- fia sin rumbo. En el afio 2008, la decisién politica de un gobierno que creyd en la necesidad de contar con una linea aérea de bandera, desarrolld un plan de rescate que co- menz6 con la estatizacién de la compa- fia, sostuvo miles de puesto de trabajo y continuo con un proceso de capitaliza- ci6n e inversion sin precedentes. Por aquel entonces, la relacion con los gremios no fue un lecho de rosas. Hubo desconfianzas mutuas, y las divisiones y enfrentamientos internos entre las sin- dicatos generaron diversos conflictos. Fue un proceso de avances y retrocesos, pero con un balance general positivo: la compafia fue totalmente renovada, se redujeron significativamente sus pérdi- das y se recuperaron los mercados en los que operaba. Sin embargo, cierta improductividad estructural y algunos conflictos internos no fueron resueltos. Con el cambio de gobierno, el foco fue puesto en los negocios privadas de las aerolineas internacionales o de capita- les nacionales con evidentes conflictos de intereses. La politica aerocomercial tenia un claro objetivo: entregarle a la competencia nuestra participacién en el mercado. Para ello, se buscd achicar la companiia para darle el lugar a las aeroli- neas privadas. Ninguno de los proble- mas de fondo fue solucionado, la impro- ductividad estructural se mantuvo intacta y los nameros de la compafia empeoraron. La filosofia politica de este gobierno es dara. La aerolinea de bandera es una herramienta fundamental de desarralla econémico, social y cultural del pais. Nuestra gesti@n no es otra cosa que la continuidad de aquella que condujo la compania hasta diciembre de 2015. Ahora, nos toca completar la tarea. Tenemos un plan de grandeza, de crecimiento y transformacion de la compaiia. Pero ese crecimiento y desarrollo sélo puede materializarse sobre un esquema de trabajo eficiente y sustentable. Si no logramos adoptar las mejores practicas de la industria no tiene sentido crecer y el destino de la compajiia no sera el que sonamos, sino todo lo contrario. Las compaiilas que no se adaptan a las necesidades de sus tiempos desaparecen. Seguramente, ese sera el destino de Aerolineas Argentinas si no estamos ala altura de la circunstancia. Esta en nuestras manos el destino de nuestra linea aérea de bandera. Sacarla de esta situacin y valver a llevarla a lo mas alto es un trabajo de todas y todos. Un fuerte abrazo, Pablo Ceriani ; — Proce) a atet Yale gga