Está en la página 1de 1

REDACCIÓN Y ARGUMENTO

Alumna: GRISELDA FABIANA TAPIA MURO

Actividad de la Semana 4
EL HÉROE DISCRETO
Capítulo VII
Se encontraban, el sargento Lituma y el capitán Silva, examinando las cartas
y dibujos de los chantajistas, cuando el sargento recordó que había conocido, hace
mucho tiempo, a Josefino Rojas, el cual hacía dibujitos muy parecidos a los de las
cartas. Habían crecido juntos, que hace años tenía un grupo llamado “Los
inconquistables” con Josefino y los primos del sargento, José y el mono León, les
gustaba jugar, tomar cerveza y las mujeres. Josefino Rojas se convirtió en un proxeneta
de un lugar llamado la Casa Verde, y un hombre de la mala vida. Lituma lo odiaba a
Josefino porque hubo un tiempo en el que estuvo en la cárcel por jugar “Ruleta Rusa”
ahí fue donde Josefino aprovechó y le quito a su enamorada. Lituma le contó toda la
historia al capitán Silva, que éste último terminó sospechando del tal Josefino.
El sargento se fue a Piura en busca de recuerdos y respuestas y se encontró con su primo
José León que tenía un taller de mecánica. Le trajo muchos recuerdos conversar con su
primo, y se le vino a la mente, que no había sido el tal Josefino el que dibujaba, sino su
primo José y las sospechas cambiaría a su primo.
Al regresar a la comisaría el señor Felicito, había llegado con otra carta de chantaje, que
decía que habían secuestrado a Mabel, la amante del señor Felicito.

Capítulo VIII
Miki y Escobita fueron a la casa de Rigoberto para pedirle que declare ante el juez que
su padre Ismael Carrera que se casó con su empleada no estaba en todos sus sentidos a
la hora que decidió el matrimonio. Llegaron al principio muy calmados bien vestidos
cosa que le extraña a Don Rigoberto por todas las mañas que tienen estos mellizos; trata
de llevar la conversión muy calmada mente pero con el cuidado que estos dos necesitan.
Cuando don Rigoberto les expresa que declarara ante el juez que el Sr. Ismael estaba en
todos sus sentidos cuando tomó la decisión y que nos lo apoyara se molestan suben la
voz y se ponen el ambiente tenso, luego vuelven a tomar su posición de hijos calmados
y preocupados por su padre. Le ofrecen dinero para que declare a favor de ellos ante el
juez pero este se molesta y les pidió que salieran de su casa pero los chicos se alteraron
y escobita se levantó con intenciones de pegarle pero Mike lo detuve y le pidió que se
disculpara con su tío, escobita no quería pero su hermano lo convenció y este se
disculpó Don Rigoberto tranquilo desde el principio le aceptó la disculpa, Miki y
escobita se retiraron pero antes le dijeron que pensara las cosas porque a Él le iría mal
judicial mente y se retiraron. Al instante aparecieron Lucrecia y justiniana se
escucharon todo y estaban preparadas para defender a Don Rigoberto.