Está en la página 1de 3

OPINIONES ESPECIALIZADAS

Indemnizaciones por
riesgos del trabajo

Elaborado por:
Dr. Jorge Egas Peña
Mayo 2020

GENERALIDADES.- Los riesgos del trabajo son las eventualidades dañosas a


que está sujeto el trabajador, con ocasión o por consecuencia de su actividad
(Art. 347 C.T.).

Se dividen en accidentes y enfermedades profesionales.


Accidentes de Trabajo es todo suceso imprevisto y repentino que ocasiona al
trabajador una lesión corporal o perturbación funcional con ocasión o por con-
secuencia del trabajo que efectúa por cuenta ajena (Art. 348 C.T.); y,

Enfermedad Profesional son las afecciones agudas o crónicas causadas de una


manera directa en el ejercicio de la profesión o labor que realiza el trabajador y
que producen incapacidad (Art. 349 C.T.).

El patrono es responsable de los riesgos del trabajo, accidentes o enfermeda-


des profesionales, por el hecho mismo de contratar a un trabajador para que le
preste un servicio; y, consecuentemente, asume la obligación de indemnizarlo
ante el evento dañoso que se produce a consecuencia de la prestación del ser-
vicio que recibe.

Sin embargo, la ley establece que el empleador queda liberado de esta respon-
sabilidad asumiendo la obligación de obtener un seguro a favor el trabajador,
Indemnizaciones por riesgos del trabajo

que el legislador ha calificado le sea prestado por la seguridad social mediante


el pago de una prima mensual al IESS.

Lo dicho, en tanto en cuanto el empleador cumpla ciertas prevenciones ele-


mentales o medidas de precaución o de seguridad, que de no ser observadas
por el empleador permite a la aseguradora (IESS) eximirse de la responsabilidad
final que genera el riesgo asegurado, recayendo en el empleador el pago de los
daños producidos en la salud o vida del trabajador; es decir, determinando el
traslado de la responsabilidad nuevamente hacia el empleador.

CASO ESPECÍFICO ACTUAL. - Ha surgido la inquietud de dilucidar si los casos


de coronavirus presentados en el país son o no casos de fuerza mayor y si son o
no objeto de responsabilidad de los empleadores.

En primer lugar es preciso determinar si los efectos de la referida pandemia


constituyen o no responsabilidad alguna al empleador.

El #2 del Art. 354 del Código del Trabajo establece:


“Exención de Responsabilidad. - El Empleador quedará exento de toda res-
ponsabilidad por los accidentes de trabajo: …
2. Cuando se debiere a fuerza mayor extraña al trabajo, entendiéndose
por tal la que no guarda ninguna relación con el ejercicio de la profesión o
trabajo de que se trate…”

En consecuencia, siendo el coronavirus una enfermedad de origen desconocido


o a lo más producto de una epidemia de origen ajeno a la empresa; esto es, una
fuerza mayor extraña al trabajo, que no guarda relación alguna con él, su titular
no tendría obligación alguna de indemnizar al trabajador que la padece.

El Art. 351 del Código del Trabajo, al tratar de los servidores públicos, dispo-
ne: “El Estado, los Consejos Provinciales, las Municipalidades y demás institu-
ciones del sector público están obligados a indemnizar a sus servidores pú-
blicos por los riesgos del trabajo inherentes a las funciones propias del cargo
que desempeñan….

Los empleados y trabajadores del servicio de sanidad y de salud pública


gozarán también del derecho concedido en el artículo anterior”
Indemnizaciones por riesgos del trabajo

Por su parte, el Art. 352 del Código del Trabajo, sostiene: “Reconócese el de-
recho que tienen los deudos de los médicos, especialistas, estudiantes de
medicina, enfermeras y empleados en sanidad, salud pública y en general de
los demás departamentos asistenciales del Estado que falleciere en el ejer-
cicio de sus cargos por razones de contagio de enfermedades infectoconta-
giosas para reclamar al Estado las indemnizaciones que corresponden por
accidentes de trabajo”.

Igual reconocimiento se hace respecto de lesiones que sufrieron en las condi-


ciones que establece el inciso anterior.

De lo expuesto se colige que los empleadores privados no tienen ninguna


responsabilidad en el contagio de sus trabajadores con ocasión de la pande-
mia del coronavirus, por ser una fuerza mayor extraña al trabajo que se reali-
za en su empresa. La única salvedad estaría dada para los empleados de los
centro de salud privados, los cuales por analogía de trato con los
centros de salud pública, su empleador sí sería responsable de
la indemnización correspondiente si el trabajador no está
afiliado al IESS; pues, en caso contrario, corresponderá a
esta institución de seguridad social asumir la respon-
sabilidad y otorgarle las prestaciones correspon-
dientes, bajo el principio de que se trata de
un accidente de trabajo como lo califica la
Los empleadores privados
ley o de enfermedad comprendida dentro
de la prestación general de salud. no tienen ninguna res-
ponsabilidad en el conta-
gio de sus trabajadores
con ocasión de la pande-
mia del coronavirus.