Está en la página 1de 4

INSTRUMENTOS REPRESENTATIVOS DE DEUDA

1- Detalle los bonos de la reforma agraria en el Perú y situación actual.

En el año 1969 el Gobierno Peruano promulgó el decreto Ley N°17716 (Ley de


Reforma Agraria) cuyo objetivo era transformar la estructura de titularidad de tierras
del país, lo que se llevó a cabo a través de expropiaciones de los predios rústicos.
En lugar de pagar por las tierras expropiadas con dinero en efectivo, el Estado emitió
Bonos de la Reforma Agraria comprometiéndose a pagar a los expropiados, a lo
largo del tiempo, el valor de sus tierras más intereses.

• Los propietarios de dichos predios estaban obligados por ley a aceptar los bonos
agrarios.

• El Gobierno emitió tres clases de bonos agrarios:

–   Clase A, que devengaba un interés anual del 6% durante un plazo de veinte años a
partir de su colocación.
–   Clase B, que devengaba un interés anual del 5% durante un plazo de veinticinco
años.
–   Clase C, que devengaba un interés anual del 4% durante un plazo de treinta años.

En un dictamen del año 2006, la Comisión Agraria del Congreso destacó que el
Ministerio de Economía y Finanzas había realizado una “colocación neta de bonos”
equivalente a “13mil 285 millones de soles oro”. Dicho dictamen también indicó que se
realizaron pagos por 10 mil 763 millones y que quedaba un saldo pendiente de
aproximadamente 2mil 521 millones de Soles Oro.

Aproximadamente a partir de 1980 en adelante, el Gobierno dejó de pagar los bonos


agrarios.

Entre 1980 y 1990, la situación económica del país se fue deteriorando


progresivamente y la inflación se salió de control, alcanzando su máximo punto en
agosto de 1990, cuando fue de 12,377%. Tan solo en ese mes, la moneda de curso
legal perdió un 75% de su valor.

El Estado cambió la moneda dos veces en un lapso de seis años. Como resultado, el
equivalente nominal de un Sol de Oro (moneda en la que se emitieron los bonos)
actualmente es de 0.000000001 (unos mil millonésimos partes) de un Nuevo Sol.

Para los tenedores de Bonos, el valor nominal de la deuda que el Estado mantenía


con ellos prácticamente desapareció.

Durante más de 3 décadas, los tenedores de bonos agrarios han exigido el pago justo


del valor de sus bonos, mientras que el Gobierno, a través una serie de leyes,
decretos y normativas no ha logrado establecer dicho valor.
Entre 2013 y 2014, tanto el Tribunal Constitucional como el Ministerio de Economía y
Finanzas determinaron, en diferentes resoluciones y decretos supremos, el método
para definir el valor actualizado de los bonos agrarios y el reglamento para registrar a
los bonistas, actualizar la deuda del Estado y proceder al pago de los mismos.

Tanto los Decretos Supremos del Ministerio de Economía y Finanzas como la


resolución del Tribunal Constitucional están plagados de errores fundamentales,
obstáculos y violaciones de derechos, que perjudican a los bonistas:

– El monto a pagar solo correspondería al 0.5% del valor actualizado de la deuda.


– El pago se realizaría en un tiempo indeterminado aún.
– Los bonistas deben renunciar a su derecho de apelar a las instancias judiciales si
desean acceder a este pago.

Procedimiento para el Cobro de los Bonos Agrarios


El MEF implementó un procedimiento para el pago de la deuda derivada de los bonos
de la reforma agraria, en cumplimiento del mandato dispuesto por el TC. Esto nos
permite autenticar los bonos de la reforma agraria y registrar a sus tenedores legítimos
actuales, asi como actualizar el valor del saldo adecuado de los bonos para su
respectivo bonista de manera transparente.
1.- Actualización de Bonos Agrarios:
A través de la metodología establecida por el TC, la deuda en Soles de Oro es
convertida al dólar estadounidense, en la fecha cuando se entregó el bono o cuando
se dejó de cobrar. Luego, se suman los intereses ganados a los largos de los años
hasta la actualidad, a una tasa de interés de los bonos de los EE.UU. Finalmente, este
valor total se convierte nuevamente a los soles actuales para continuar con el proceso

de pago.
2.-Modalidades de Pago:
El bonista podrá optar por las siguientes opciones:
a) Bonos Soberanos: son libremente transferibles y de condiciones similares a las de
otros bonos emitidos por el Estado Peruano. El catálogo de estos bonos será definido
por la Dirección General de Endeudamiento y Tesoro Público (DGETP) del MEF.
b) Entrega de tierras: son de propiedad del Estado Peruano y su valorización es
determinada por la Superintendencia Nacional de Bienes Nacionales (SBN).
c) Pago en efectivo: esta modalidad se efectuará por la suma máxima de cien mil y
00/100 soles (S/ 100 000,00). Este pago se dará en armadas o cuotas, las cuales no
pueden exceder el plazo máximo de ocho (08) años, contados a partir del siguiente
año de emitida el RD que indica la forma de pago.
d) Canje por inversión: esto se dará en los sectores priorizados por el Estado, el cual
reconocerá el valor de la deuda como una inversión del bonista legítimo.
3.-Plazos para solicitud al MEF:
Los bonistas podrán presentar esta solicitud dentro de un plazo máximo de cinco (05)
años, contados desde la fecha de entrada en vigencia del Reglamento aprobado por
Decreto Supremo N° 017-2014-EF. Este plazo culmina el 19 de enero de 2019, luego
de esta fecha el MEF no admitirá ninguna solicitud.

Situación Actual
Los bonos no han expirado. Lo que ocurre es que el Gobierno incumplió su obligación
de pagar los bonos agrarios y, por lo tanto, se encuentra en default desde la década
de 1980. El Gobierno tiene una obligación vigente de pagar el valor actualizado de los
bonos agrarios, según lo ha reconocido el Tribunal Constitucional.

El estado, al momento de la expropiación, no contaba con los recursos necesarios


para realizar el pago en efectivo de las tierras expropiadas, razón por la cual emitió los
bonos agrarios. El Estado incumplió el pago de los bonos agrarios a partir de la
década de 1980, cuando la situación económica y política del país se deterioró
notablemente. Actualmente el país cuenta con un ambiente económico favorable y
está en capacidad de honrar esta deuda.

Lo que se propone es calcular el monto actualizado de la deuda, utilizar el método del


Índice de Precios al Consumidor más intereses, que es el más comúnmente utilizado
para actualizar deudas atrasadas en el Perú.

Luego de conocer el monto, el Gobierno puede optar por obtener recursos para el
pago a través de la emisión de nuevos bonos de la clase que se negocia libremente en
los mercados internacionales.

El Gobierno puede ofrecer pagar a los tenedores de bonos agrarios ya sea con estos
nuevos bonos libremente transferibles, o con el dinero en efectivo que generaría la
colocación de dichos bonos.
2- Que son los valores representativos de deuda y que derecho generan

Los valores representativos de deuda incluyen los bonos, las obligaciones, el


papel comercial, los pagarés y otros valores negociables no representativos de
participaciones en el capital. Son valores negociables que incorporan un derecho
creditorio en sentido estricto permitiendo al emisor financiar inversiones a través de
su colocación en el mercado de capitales que permite a la parte que la emite recaudar
fondos (es decir, conseguir financiación) con la promesa de reembolsar la cantidad
prestada por un tiempo establecido en un acuerdo previo.

3- Defina al bono y su división.

Es un título que representa el derecho a percibir un flujo de pagos periódicos en un


futuro a cambio de entregar, en el momento de su adquisición, una cantidad de dinero.
Dicho título puede ser emitido por un Estado, un gobierno local, un municipio o una
empresa, con la finalidad de endeudarse.
Al emitirlos se especifica el monto, la moneda, el plazo, el tipo de interés que
devengarán (fija o variable), la fecha y las condiciones de su reembolso.
 
Partes de un bono:
El Principal: es el monto que se indica en el bono. Es decir, es el valor nominal del
bono.
El cupón: representa el interés que paga el bono.
El plazo: representa el periodo de vigencia del bono.
 
Los bonos pueden dividirse en:
Bonos a tasa fija: la tasa de interés está prefijada y es igual durante toda la vida del
bono.
Bonos con tasa variable (floating rate): la tasa de interés que se paga en cada
cupón es distinta ya que está en función a una tasa de interés de referencia como
puede ser la Libor. También pueden ser bonos indexados con relación a un activo
financiero determinado.
Bonos cupón cero: no existen pagos periódicos, por lo que el capital se paga al
vencimiento y no pagan intereses. Se venden con una tasa de descuento.

4- Como distinguir a un inversionista y a un banquero

El inversionista es una persona que utiliza su disponibilidad económica para adquirir


acciones o títulos negociable en el mercado financiero y el banquero es una persona
que se dedica al negocio de la intermediación financiero, además brinda asesoría al
inversionista .