Está en la página 1de 4

ESCUELAS SECUNDARIAS TÉCNICAS NO.

61

“ESPAÑOL”

AUTOR: ALEJANDRA CONTRERAS LÓPEZ


NO. LISTA: 6

NOMBRE DE LA PROFESORA:
MARISELA GARCIA BELLO

NOMBRE DEL PROYECTO:


ELABORAR ENSAYOS SOBRE TEMAS DE INTERÉS.

FECHA DE ENTREGA:
19-SEPTIEMBRE-2018

FIRMA
LOS TRASTORNOS ALIMENTICIOS EN LA SOCIEDAD.

AUTOR: ALEJANDRA CONTRERAS LÓPEZ

Enfermedades mentales que afectan al cuerpo de las personas. Se caracterizan


principalmente por la gran insatisfacción corporal que sufre el individuo, el cual
tiene pensamientos distorsionados por lo que respecta a la comida y su físico
corporal.
Los trastornos alimenticios son enfermedades crónicas y progresivas que, a pesar
de que se manifiestan a través de la conducta alimentaria, en realidad consisten
en una gama muy compleja de síntomas entre los que prevalece una alteración o
distorsión de la autoimagen, un gran temor a subir de peso y verse afectados al
paso del tiempo con problemas mentales por los comentarios hechos en la
sociedad, incluso puede llevar a muertes.
También en algunos casos la publicidad marca una gran parte en esto ya que los
jóvenes que miran un anuncio de comida o bebidas que se antojan comerlas o
beberlas, esto hace que al ingerirlo, lo rechacen por su mala alimentación. Si
usted sufre de un trastorno de la alimentación, es importante que hable con su
proveedor de servicios médicos, NO LO PERMITAS……

Si bien cualquier persona puede sufrir de un trastorno alimentario, son más


comunes entre las mujeres adolescentes y jóvenes. Además de tener un impacto
negativo en la salud del individuo y la calidad de vida, trastornos de la
alimentación también afectan a la autoimagen, las relaciones con familiares y
amigos, y el rendimiento en la escuela o en el trabajo. Aunque los trastornos
alimenticios pueden comenzar con preocupaciones por la comida y el peso, son
mucho más que solamente comida. La gente con trastornos alimenticios utiliza la
comida y el control de la comida como un intento para compensar los sentimientos
y emociones que de otra manera son vistos como insoportables. Para algunos, la
dieta, los atracones y la purgación pueden comenzar como una forma de lidiar con
las emociones dolorosas y para sentirse en control de su vida personal, pero al
final estos comportamientos dañan la salud física y emocional, la autoestima y la
sensación de competitividad y control de la persona.
Un trastorno de la alimentación es una enfermedad que causa graves
perturbaciones en su dieta diaria. Una persona que tiene un trastorno de la
alimentación puede haber comenzado por comer pequeñas o grandes cantidades
de comida, pero en algún momento el impulso de comer más o menos se disparó
fuera de control. Generalmente aparecen durante la adolescencia o adultez
temprana, pero también se puede dar durante la niñez o la adultez avanzada.
Se caracteriza principalmente por periodos o hábitos incontrolados e impulsivos de
ingesta de alimentos más allá de unos límites razonables.
Aunque los trastornos alimenticios pueden comenzar con preocupaciones por la
comida y el peso, son mucho más que solamente comida. Las intervenciones de la
psicoterapia también están siendo motivo de profundo análisis mediante preguntas
sobre el comportamiento, la genética y la función del cerebro para comprender
mejor los factores de riesgo, la identificación de marcadores biológicos.
Las personas con trastornos alimentarios tienden tener expectativas no realistas
de ellos mismos y de los demás. A pesar de ser exitosos se sienten incapaces,
ineptos, defectuosos, no tienen sentido de identidad, los cuales se caracterizan
por ser factores psicológicos.
Personas con familias sobreprotectoras, inflexibles e ineficaces para resolver
problemas usualmente tienden a desarrollar estos trastornos, muchas veces no lo
demuestran pero a los niños, por lo general les suele afectar por el hecho de que
no aprenden a demostrar sus sentimientos, ansiedades, dudas, etc.
Incluso pueden ser fastidiados o ridiculizados basándose en su talla o peso.
Durante el proceso de estos trastornos pueden llegar a involucrarse los factores
sociales, así como los medios de comunicación asocian lo bueno con la belleza
física y lo malo con la imperfección física.
Las personas populares, exitosas, inteligentes, admiradas, por lo común suelen
ser personas con un cuerpo perfecto, lo bello. Presiones culturales que glorifican
la “delgadez” y le dan un valor a obtener un “cuerpo perfecto”, este tipo de frases
son muy conocidas por el nombre de estereotipos.
Existen tratamientos para tratar estas enfermedades, así como someterse al
consejo de un terapeuta nutricional o psicoterapia.
El terapeuta ayuda al paciente a identificar los patrones de pensamientos
distorsionados o inútiles, reconocer y cambiar las creencias erróneas, relacionarse
con otros de manera más positiva y cambiar las conductas en consecuencia.
La eficacia pues de un tratamiento dependerá de la persona y su situación.
Lo más importante es informarse de estos trastornos, y de esta forma, con
información, perder el miedo a vigilar a ayudar a prevenir o acudir a un
especialista por parte de los padres. No ignorar el problema ni mucho menos
esconderlo, ya que es una enfermedad no algo de lo que avergonzarse.
Los trastornos se derivan de una variedad de problemas físicos, emocionales y
sociales necesarios de ser abordados para ayudar a prevenir y tratarlo.
Mientras que estos trastornos parecen concentrarse en la imagen corporal, la
comida y el peso, a menudo se relaciona con muchos otros temas.
Si bien cualquier persona puede sufrir de un trastorno alimentario, son más
comunes entre las mujeres adolescentes y jóvenes. De esta forma se comprende
que, lo mejor, es intentar prevenirlos, ya que son muy complejos una vez que se
salen de control, ya que no suelen tener una única causa.
En la actualidad además de tener un gran impacto en la sociedad, son cada vez
más frecuentes, y ya han roto la barrera de la adolescencia, llegando a la etapa
infantil lo más importante es que de igual forma afectan el entorno familiar de
quien los padece.
A todos nos agrada la idea de los niños de hoy en día crezcan en un entorno
saludable, sobre todo de la adolescencia, es educarles como padres de familia
implementarles buenos hábitos alimenticios; es la mejor forma de prevenir el
incremento de trastornos relacionados con la alimentación.

BIBLIOGRAFIA:
MouthHealthy. “Trastornos Alimenticios” MouthHealthy TM. 2012. MouthHealthy y
la ADA. 2013 https://www.mouthhealthy.org/es-MX/az-topics/e/eating-disorders

Anónimo. “Trastornos Alimenticios”. Trastornos alimenticios org. 2011. Instituto


Klein. 2011 http://trastornosalimenticios.org/.

Eva Trujillo, Ovidio Bermúdez “¿Qué causa un trastorno alimenticio?”, Neda


Feeding hope, 2009. Neda. 2009 https://www.nationaleatingdisorders.org/que-
causa-un-trastorno-alimenticio