Está en la página 1de 19

CENTRO EDUCATIVO

“JOSÉ DOLORES RODRÍGUEZ TAMAYO”


CAMPUS MÉRIDA
INCORPORADO A LA
SECRETARÍA DE EDUCACIÓN DE YUCATÁN
CLAVE: 31PSU00660
MÉRIDA, YUCATÁN, MÉXICO
LICENCIATURA EN ENFERMERÍA

“Lineamientos del Proceso de Atención de Enfermería”

Practicas de materno infantil


Área: tococirugia
Supervisor: Jannete Arceo
Hospital materno infantil “Dra. Consuelo vadillo Gutiérrez”
Fecha de entrega : viernes 2 de agosto del 2019

PROCESO DE ATENCION EN ENFERMERIA


ALUMNO: GONZALEZ PAZ HERBERT JESUS
2B
Introducción

Durante el embarazo en el organismo de la mujer ocurren cambios fisiológicos significativos. Al


cabo de pocas semanas, estos cambios son ya medibles en numerosos órganos y sistemas. Así, en
la gestante aumentan el número de nutrientes de reserva y circulantes en beneficio tanto suyo
como del feto. Su organismo forma y mantiene un órgano nuevo: La placenta. A través de la
placenta, la gestante proporciona al feto nutrición y respiración, mientras que al mismo tiempo
elimina los productos residuales fetales. A lo largo de todo el embarazo los mecanismos
homeostáticos se adaptan para proteger al feto y no rechazarlo como cuerpo extraño.

La patología que conoceremos a continuación es la Atonía Uterina la cual es un padecimiento


procedente de a la Hemorragia obstétrica pero que también puede presentarse después del parto,
motivo por el cual es importante conocer a complejidad este padecimiento

En el cuidado de la mujer gestante de alto riesgo, nosotros como personal de enfermería debemos
de tener en cuenta numerosos aspectos fisiológicos, como las adaptaciones de las funciones del
organismo de la madre y el desarrollo de la “unidad materno fetal”. Al analizar estos aspectos
fisiológicos se realizan unas valoraciones antenatales específicas de la salud materna y fetal, con lo
que se consiguen identificar embarazos de alto riesgo
Justificación

Los principios básicos del cuidado del embarazo de alto riesgo están basados en la realización
exhaustiva y meticulosa de valoraciones fisiológicas y nutricionales. Para poder identificar las
respuestas tanto normales como anormales, la enfermera encargada de la asistencia de la mujer
gestante de alto riesgo debe conocer perfectamente los cambios anatómicos y fisiológicos que
ocurren en el organismo.

Las acciones de salud pueden ser reforzadas si la madre recibe la orientación adecuada sobre los
cuidados prenatales y los signos de alarma que ameritan la atención médica urgente y se
corresponsabiliza junto con su pareja (o familia), y con el médico en el cuidado de su propia salud.
La mayoría de los daños obstétricos y los riesgos para la salud de la madre y del niño pueden ser
prevenidos, detectados y tratados con éxito, mediante la aplicación de procedimientos normados
para la atención, entre los que destacan el uso del enfoque de riesgo y la realización de actividades
eminentemente preventivas y la eliminación o racionalización de algunas prácticas que llevadas a
cabo en forma rutinaria aumentan los riesgos. Las acciones propuestas tienden a favorecer el
desarrollo normal de cada una de las etapas del proceso gestacional y prevenir la aparición de
complicaciones, a mejorar la sobrevivencia materno-infantil y la calidad de vida y adicionalmente
contribuyen a brindar una atención con mayor calidez.
Patología “la atonía uterina”

La atonía uterina es el término en obstetricia que se refiere a la pérdida del tono de la musculatura
del útero y un consecuente hay un retraso en la involución del útero el cual conlleva a la ausencia
de contracción del útero tras el parto, cuando la madre expulsa al bebé y a la placenta, se
desencadena un mecanismo de suma importancia, se trata de una potente contracción uterina
cuya función es el cierre de los vasos sanguíneos del útero, gracias a esta contracción, el sangrado
es mínimo en la madre.

Cuando este mecanismo no se produce se origina la atonía uterina o inercia y el resultado es una
importante hemorragia con presencia de hematoma en labios superiores y un intenso dolor con
acumulación de coágulos internos.

Hasta en un 5% de los partos naturales puede producirse la ausencia de contracción uterina y las
causas inducen el problema como puede ser es la multiparidad, la placenta previa, la sobre
distensión uterina. La atonía uterina puede también ser originada por retención de un resto
placentario o una infección

Por lo general, las contracciones del miometrio comprimen los vasos sanguíneos desgarrados
durante el parto, reduciendo el flujo sanguíneo en la pared uterina. Por lo tanto, una carencia de
contracciones uterinas posparto puede causar una hemorragia obstétrica

Clínicamente, entre 75-80% de las hemorragias posparto son causadas por atonía uterina.
Dependiendo del grado de incidencia de la hemorragia es necesaria la administración de fármacos
para frenar el sangrado, en los casos graves se requeriría la práctica de la cirugía y en los casos
muy graves se procedería a la extirpación del útero.

En cualquier caso, el personal sanitario se encarga de evaluar la gravedad de la hemorragia y


adoptar la decisión más oportuna. Esto no sería posible si el parto natural se produjera en el hogar
tal y como desean algunas madres y sin la correspondiente asistencia médica, lo que podría
derivar en un fatal desenlace
Fisiopatología

Cuando ocurre una atonía uterina pueden intervenir los siguientes factores predisponentes:

a) Aumento excesivo de tamaño uterino debido a:


 Macrosomía fetal
 Embarazo múltiple.
 Polihidramios.
 Hidrocefalia.
 Tumores fetales.
b) Trabajo de parto prolongado (más de 12 horas en la primigesta y ocho horas en
multíparas).
c) Situaciones anormales (transversa)
d) Uso inadecuado de sustancias oxitócicas.
e) Fibromatosis uterina.
f) Gran multiparidad.
g) Desnutrición de la paciente.
h) Anestesia general con fluothane
i) Infiltración hemática del miometrio consecutivo al desprendimiento prematuro de
placenta.
j) Maniobras de Kristeller proscritas.
k) Tironamiento brusco del cordón umbilical durante el alumbramiento.
l) Toxemia gravídica.
m) Cicatriz de cesárea anterior.
n) Placenta previa.
Incidencia

La atonía uterina es una de las principales causas de muerte materna posparto. La incidencia
mundial comunicada de atonía uterina es de 1/20 partos y constituye la causa más frecuente de
hemorragia posparto precoz, así como de histerectomía en el periparto con el 40% de éstas, le
siguen como causa de histerectomía peri-parto el acretismo placentario 30% ruptura uterina 13%
desgarros del útero 10% y leiomiomas 4%.

Sucede aproximadamente en el 5% de todos los partos

Signos y síntomas

La atonía uterina se caracteriza por el siguiente cuadro clínico:

 Sangrado importante por vía vaginal (sangre roja rutilante con o sin coágulos) en el
posparto o poscesárea inmediatos.
 Disminución de la consistencia del útero a la palpación.
 Presencia súbita de estado de choque hipovolémico, manifestado por: taquisfigmia,
taquicardia, diaforesis, hipotensión, mareo, vértigo, pérdida del conocimiento, etc.)
 Anemia diagnosticada por clínica y por estudios de laboratorio.
 Lesión hipofisaria que produzca síndrome de Sheehan (muy raro).
Diagnostico

La pérdida normal de sangre durante el parto es de alrededor de 500 mililitros (medio litro).
Cualquier sangramiento mayor de esa cantidad en el posparto inmediato es considerado como
una hemorragia. En otro momento del puerperio no debe ocurrir ninguna pérdida sanguínea. Por
tanto, si estas pérdidas se producen, la mujer debe ser llevada al médico de urgencia, En el
postparto inmediato, la presencia de sangrado transvaginal, abundante, rojo rutilante, constante y
útero flácido con poca o nula respuesta a la estimulación manual, son datos de atonía uterina.

Vigilancia estrecha del sangrado transvaginal y del tono uterino, durante la atención del parto y el
puerperio inmediato, con estimación clínica de la pérdida sanguínea y vigilancia de los signos
vitales, para establecer el diagnóstico oportuno.

Tratamiento

Tratamiento quirúrgico de la hemorragia obstétrica


Atonía uterina:
Cirugía conservadora
a) Desarterialización escalonada del útero
b) Ligadura de arterias hipogástricas.
c) Técnica de B-Lynch
D) Histerectomía

Toda paciente que haya presentado hemorragia obstétrica se le debe vigilar continuamente:
 Signos vitales
 Cantidad de pérdida sanguínea Volumen urinario
 Tono uterino, en caso de haberse conservado el útero

Complicaciones

La principal complicación que puede desencadenar la atonía uterina es la hemorragia severa, que
se traduce en pérdida del conocimiento por choque hipovolémico (pérdida importante de sangre),
paro cardiaco o respiratorio, y alto riesgo de muerte.

Pronostico

Respecto al pronóstico éste puede ser serio. En un medio hospitalario una mujer con una
hemorragia uterina no debe morir, aunque se haya de recurrir ocasionalmente a una
histerectomía, pero en un medio extrahospitalario la muerte de la parturienta no es rara,
constituyendo uno de los componentes más frecuentes de la mortalidad materna.

Una complicación ocasional es la aparición posterior de un síndrome de Sheehan (necrosis del


lóbulo anterior hipofisario), con panhipopituitarismo.
Se cataloga como el principal factor de muerte perinatal en el mundo y el tercero en países
subdesarrollados. En estos, la incidencia de la hemorragia es cercana al ocho por ciento. Alrededor
del 70 por ciento de casos se deben a la atonía uterina.

En la tercera etapa del parto, el útero se contrae hacia abajo y la placenta empieza a separarse de
la pared del mismo. La cantidad de sangre que se pierde depende de la rapidez de este proceso.
Cuando el útero pierde su tonalidad y no se contrae, los vasos sanguíneos en la zona de la placenta
permanecen abiertos y se produce una hemorragia severa.
Profilaxis

Alumbramiento medicamentoso. Perfusión de oxitocina tras la salida de la placenta. Para intentar


prevenir esta situación es necesario mantener una alimentación sana y equilibrada que deseche
una posible anemia, ya que ésta se asocia a la atonía uterina. Algunas futuras mamás además,
prefieren dar a luz en sus casas, sin la asistencia de personal sanitario equipado para cualquier
problema que pueda surgir y esto puede ser peligroso, ya que si se da el caso de sufrir este tipo de
hemorragia las consecuencias pueden ser desastrosas.

Muchos son los motivos por los que se puede sufrir una hemorragia tras el parto, una rotura
uterina, la placenta previa, la placenta retenida, etc. Siempre es aconsejable encontrarse en
manos de personal sanitario especializado para tratar un posible problema con la mayor rapidez y
efectividad.

Tener dos vías parenterales permeables, de preferencia calibres 14 o 16. Administración inmediata
de oxitócicos y reposición de volumen con cristaloides, coloides y derivados hemático Los agentes
uterotónicos deben ser la primera línea de tratamiento para la hemorragia postparto debida
atonía uterina:

 Oxitócica: 20 unidades en 500 ml de solución glucosada la solución debe o puede ser la


que en ese momento se esté pasando pero es mejor vehículo para la oxitocina la
glucosada en infusión continua.
 Ergometrina: 0.2 a 0.5 mg intramuscular (IM), dosis única (DU) y revalorar nueva
aplicación a los 10 minutos, tomando en cuenta las contraindicaciones.
 Carbetocina: 100 mcg intravenosa, en bolo, DU en: Pacientes que tienen contraindicación
para ergometrina. En pacientes con pobre respuesta a la oxitócica o ergometrina, previa
liberación de receptores aplicando 200 ml de solución fisiológica a infusión continúa
esperando de 5 a 6 minutos.
 En pacientes con alto riesgo de atonía uterina deberá utilizarse de primera elección.
Misoprostol 800 a 1000 mcg rectal DU.

Cuándo los uterotónicos fallan, se debe realizar laparotomía exploratoria

Razonamiento diagnostico

ANALISIS
DEDUCTIVO
DATOS (patrón, IDENTIFICACIÓN FACTORES CARACTERISTICA
SIGNIFICATIVO necesidad o DEL PROBLEMA RELACIONADO S DEFINITORIAS
S dominio (Etiqueta S
alterado y su Diagnostica)
clase)
Dominio: 2 Disminución de la
Complicaciones Nutrición Perdida activa de presión arterial ,
Post -parto Clase: 5 Déficit de volumen volumen de disminución del
Hidratación de líquidos líquidos volumen de pulso y
(00027) pág. 84 disminución de llenado
venoso

Dominio:4
Actividad y Alteración de la
Complicaciones Reposo Disminución de gasto frecuencia cardiaca
Post -parto Clase 4: cardiaco Taquicardia
Respuestas ( 000029)

Cardiovasculares Pág. 134

/Pulmonar
Dominio :12
Complicaciones Confort Dolor Agudo Cambios en la Presión
Pos-parto Clase1:Confort (0 0132) Agentes Lesivos arterial Cambios de la
Físico Pág. 349 Frecuencia cardiaca y
Respiratoria.
Dominio:4
Actividad y Riesgo de Shock
Complicaciones Reposo (00205) pag148
Pos-parto Clase 4: hipovolemia Riesgo de Shock
Respuestas
Cardiovasculares
/Pulmonar
Dominio:4 Riesgo de Perfusión hipovolemia Riesgo de Shock
Complicaciones Actividad y renal Ineficaz
Pos-parto Reposo (000203) pag.140

Clase 4:
Respuestas
Cardiovasculares
/Pulmonar
JERARQUIZAR DE DX. DE ENFERMERÍA

Orden Jerargico Dominios y Clases Dx de Enfermería


Déficit de volumen de líquidos
R/C Perdida activa de
volumen de líquidos
1 M/P Disminución de la
Dominio: 2 Nutrición presión arterial , disminución
Clase: 5 Hidratación del volumen de pulso y
disminución de llenado
venoso

(00027)
Disminución de gasto
2 Dominio:4 Actividad y cardiaco R/C Alteración de la
Reposo frecuencia cardiaca M/P
Clase 4: Respuestas Taquicardia
Cardiovasculares /Pulmonar ( 000029)

Dolor agudo R/C Agentes


lesivos biológicos M/P
3 Cambios en la Presión arterial,
Dominio :2 confort
Cambios de la Frecuencia
Clase1:confort físico
cardiaca, Cambios de la
frecuencia respiratoria
(00132).
4 Dominio: 4 Actividad /
Reposo
Riesgo de Shock R/C
Clase: 4 Respuestas Hipovolemia (00205)

Cardiovasculares /Pulmonar
5
Riesgo de Perfusión renal
Dominio:4 Actividad y Reposo
Ineficaz R/C Hipovolemia
Clase 4:Respuestas
(000203)
Cardiovasculares /Pulmonar
Anexos
Tratamiento farmacológico

Los agentes uterotónicos deben ser la primera línea de tratamiento para la


hemorragia Postparto debida atonía uterina:
Oxitócina: 20 unidades en 500 ml de solución glucosada
LA SOLUION DEBE O PUEDE SER LA QUE EN ESE MOMENTO SE ESTE
PASANDO PERO ES MEJOR VEHICULO PARA LA OXITOCINA LA
GLUCOSADA En infusión continua.
Ergometrina 0.2 a 0.5 mg Intramuscular (IM), Dosis única (DU) y Revalorar nueva
Aplicación a los 10 minutos, Tomando en cuenta las contraindicaciones.
Carbetocina 100 mcg intravenosa, En bolo, DU en: Pacientes que tienen
contraindicación Para ergometrina. En pacientes con pobre respuesta a la
oxitócica o ergometrina, previa Liberación de receptores aplicando 200 ml de
solución fisiológica a infusión continúa Esperando de 5 a 6 minutos.
SOLUCIONES GLUCOSA AL 50%

Indicaciones Terapéuticas
Hipoglucemia (hiperinsulinemia) para restablecer los niveles de glucosa sérica.
Choque insulínico.
Complemento energético para alimentación parenteral total por catéter central,
en mezcla con solución de aminoácidos y lípidos.
Dosificación:
En adultos: iniciar con 10 a 25 g IV. Dosis repetidas pueden ser requeridas en
casos severos.
En niños: Pueden necesitar dosis repetidas convirtiendo a dextrosa al 10 ó
25%. La infusión continua de dextrosa al 10% puede ser necesaria para
estabilizar la glicemia.
En neonatos: iniciar con 250 a 500 mg/kg/dosis IV para el control de
hipoglicemia sintomática aguda.
Embarazo y lactancia: categoría de riesgo en el embarazo
Sin embargo se recomienda durante el embarazo, infusión de 3.5 a 7 g/h, no
mayor de 10 g/h ya que provoca incremento en la insulina fetal.
Efectos adversos
Más frecuentes: Respuesta febril, infección en el sitio de inyección, necrosis de
tejido, trombosis o flebitis, extravasación, hipovolemia, hipovolemia,
deshidratación, confusión mental o pérdida de la conciencia. Estas reacciones
son debidas a la solución o técnicas de administración.
Menos frecuentes: hipocalcemia, hipomagnesemia e hipofosfatemia.
Raros: Edema o intoxicación hídrica; deshidratación como consecuencia de
hiperglicemia inducida

Contraindicaciones:
Anuria, hemorragia intracraneal o intraespinal y delirium tremens.

El riesgo-beneficio debe ser considerado cuando existen los siguientes


problemas: accidente cerebrovascular isquémico
Forma de administración parenteral: Monitoreo de líquidos, electrolitos, gases
arteriales; glucosa sérica y urinaria. Vigilar por extravasación de líquidos.
PUNTUACIÓN DIANA

Mantener Aumentar

2 4

2 4

También podría gustarte