Está en la página 1de 19

5.

Didáctica

5.1 Objeto de estudio de la Didáctica

María Esmeralda Bellido Castaños5

La Didáctica forma parte del cuerpo de conocimientos de la Pedagogía, la cual


estudia la educación desde diferentes perspectivas teóricas. Desde principios
de los 80 del siglo pasado, la Didáctica ha venido siendo objeto de una
revisión, a raíz del análisis crítico que se le han hecho a las funciones de la
escuela y la enseñanza, a su contextualización histórica y político-social.

El objeto de estudio de la Didáctica ha estado sujeto a discusión y polémica por


lo que ha sido considerado de diversas formas, tales como:

a) El proceso de enseñanza-aprendizaje

Desde este punto de vista se considera a la Didáctica como la “... disciplina que
aborda el proceso de enseñanza-aprendizaje tratando de desentrañar sus
implicaciones, con miras a lograr una labor docente más consciente y
significativa, tanto para los profesores como para los alumnos” (Pansza y
colbs., 2002:7).

Se da por supuesto en dicho binomio que toda enseñanza conlleva un proceso


de aprendizaje en el estudiante, sin embargo esto puede ser cuestionado pues
en ocasiones, no obstante que el profesor lleve a cabo un buen desempeño,
los estudiantes presentan dificultades para aprender y viceversa los
estudiantes aprenden aún cuando la enseñanza haya sido deficiente. Por lo
anterior, se considera conveniente estudiar a la enseñanza y al aprendizaje
como dos procesos diferenciados y que a la vez se afectan mutuamente.

b) El curriculum real

Por otra parte, el curriculum real o el curriculum vivido que consiste en “... las
prácticas escolares tales y como ocurren, -en correspondencia con las
intenciones manifiestas o no por el currículo oficial, o en resistencia u oposición
al mismo- este currículo así concebido podría, eventualmente, ser considerado
como objeto de la Didáctica” (Barco, 1988).

5
Este apartado se retoma del libro “Fundamentos de la Docencia Universitaria”,
editado por la Facultad de Estudios Superiores Zaragoza, UNAM, México. pp:45-48.

59
c) La clase

Otra de las cuestiones que se plantean es que la didáctica se circunscribe a la


educación formal, se considera entonces si su objeto de estudio no debería ser
entonces la clase. Esta se plantea como una línea de investigación de carácter
etnográfico que se viene desarrollando a partir de los años 70, principalmente
por sociólogos y antropólogos, en ella se plantea que la clase es el escenario
en que se dan las relaciones sociales entre individuos a partir de una
intencionalidad educativa.

d) Tecnología de la enseñanza

La tecnología de la enseñanza empezó como un concepto limitado pero se ha


ido ampliando “... y se acepta ya, en numerosos países, que incluye los
métodos, los materiales y el equipamiento utilizados en el proceso docente, así
como la estructuración lógica de ese proceso; pero, ¿no es eso precisamente
la didáctica? ... hay autores que consideran a la tecnología de la enseñanza
como la “didáctica aplicada” (Hernández, 1986).

Por lo anteriormente mencionado podemos constatar que no existe una


definición precisa y unívoca acerca del objeto de estudio de la Didáctica y hay
un debate en cuanto a sus límites. De acuerdo con Talizina citada por
Hernández (1986) esta dualidad o superposición de conceptos ocurre por dos
razones fundamentales:

Primero. El que no exista la Didáctica como esfera científica particular en todos


los países, fundamentalmente los capitalistas. La tradición anglosajona no
incluye el término de Didáctica.

Segundo. Que la Didáctica existente no es lo constructiva que debería ser,


habiéndose rezagado muchos de sus principios y reglas en comparación con
los éxitos alcanzados en la técnica moderna y en otras disciplinas que la nutren
como la Psicología educativa.

Desde nuestra perspectiva consideramos a la Didáctica como la disciplina que


aborda el estudio de la enseñanza orientada a lograr aprendizajes significativos
en los estudiantes, considerando el modelo curricular y educativo de la
institución, así como el contexto social en el que se ejerce la docencia.

La Didáctica está enfocada principalmente a la fundamentación y operatividad


de la educación formal que se concreta en la acción de profesores y
estudiantes en la escuela (Pansza, 1986:28). Estudia los procesos de
transmisión, construcción y adquisición de conocimientos en el ámbito de las

60
instituciones escolares. Se propone describir y explicar los fenómenos relativos
a las relaciones entre la enseñanza y el aprendizaje (Alvarado 1996:4).

La enseñanza existe para el aprendizaje. El profesor organiza el proceso, crea


las condiciones para promover y dirigir el aprendizaje, para que el estudiante
participe activa y conscientemente en su formación profesional (Klaindorf,
1992).

La Didáctica es una disciplina científica de carácter teórico y práctico; es una


ciencia y un arte. Es ciencia en cuanto investiga y experimenta nuevos
métodos y estrategias de enseñanza y es un arte por la creatividad que
desarrolla el profesor en su aplicación en diferentes momentos de su práctica
docente.

La Didáctica se puede enriquecer con el aporte de otras disciplinas, tales como


la Psicología, la Sociología y la Filosofía, pero es indispensable trabajar los
aportes de dichas disciplinas para conformar una teoría unitaria de lo didáctico.
De acuerdo con Ontiveros (1995:47), la consolidación de la Didáctica como
disciplina científica se logrará en la medida en que plantee problemáticas y
construya perspectivas teóricas propias. Asimismo, la reflexión crítica que el
docente lleve a cabo de su accionar puede contribuir en la construcción de la
Didáctica general y/o de Didácticas específicas por áreas de conocimiento, al
confrontar sus marcos teóricos con las prácticas educativas.

Referencias bibliográficas

Alvarado, R.M.E. (1996). Reflexiones para la construcción de las didácticas


universitarias. Mimeo. México, CISE, UNAM. 25pp.

Barco de Surghi, S. (1988). Estado actual de la Pedagogía y la didáctica.


Facultad de Ciencias de la Educación, Universidad Nacional de Comahue,
Argentina. 33pp.

Hernández del Forn, G. (1986). ¿Tecnología de la enseñanza o didáctica?


Revista Cubana de Educación Superior. Vol. VI. No. 1. pp:55-59.

Klaindorf, S.B. (1992). El sistema de principios de la enseñanza, dialéctica de la


instrucción y la educación. Revista Educación Médica y Salud. Vol. 26. No. 2
pp:80-90.

Ontiveros, Q.S.J. (1995). Un debate en la didáctica. Revista de Perfiles


Educativos. CISE, UNAM. México. No. 49. pp:37-49.

Pansza, G.M., Pérez, J.E.C., Morán, O.P. (2002). Fundamentación de la


didáctica. México, Gernika. 214pp.

61
5.2 Panorama general de las principales corrientes de la
didáctica
María Guadalupe Sánchez Villers
María Esmeralda Bellido Castaños

Introducción

Si bien la Didáctica, como disciplina de la Pedagogía, se refiere a la teoría


sobre las prácticas de la enseñanza (Litwin, 1997), estas prácticas han tenido
durante el desarrollo histórico social de la educación ciertos rasgos que las han
identificado con determinados modelos de enseñanza y aprendizaje.

Derivadas del concepto de educación vigente en un momento histórico


determinado, surge la denominada Didáctica Tradicional, posteriormente la
corriente de la Escuela Nueva, la Tecnología Educativa y la llamada Didáctica
Crítica.

Estas corrientes de la Didáctica se desarrollaron en diferentes momentos


histórico-sociales, preponderando algunas características que estaban
relacionadas con las necesidades de desarrollo económico, político, social y
cultural de ese momento. Sin embargo, a través del tiempo, se ha podido
observar que se siguen reproduciendo ciertos modelos o patrones de
enseñanza que datan de varios siglos atrás.

En este resumen de la Didáctica Tradicional, la Escuela Nueva, la Tecnología


Educativa y la Didáctica Crítica, se presentarán las características más
importantes que se han identificado en estas corrientes de la Didáctica y que
indudablemente encierran un modelo de ser humano, de sociedad, de cultura y
un concepto de enseñanza y aprendizaje que a través de los programas de
estudio son presentados tanto a los profesores como a los estudiantes.

Para la estructuración del contenido de este tema, se tomará como base los
libros de Fundamentación de la didáctica y Operatividad de la Didáctica de
Panzsa, Morán y Pérez con una breve modificación donde se incorpora el
inciso relativo a la relación profesor-alumno por lo que se presentará cada
corriente didáctica considerando los siguientes elementos: a) Objetivos de
aprendizaje, b) Contenidos de enseñanza, c) Actividades de aprendizaje d)
Relación profesor- alumno y e) Evaluación del aprendizaje.

5.2.1 La perspectiva de la Didáctica Tradicional

El origen de esta corriente didáctica se ubica en el siglo XVII, en aquel


momento se rompía el orden feudal existente y empezaban a constituirse los

62
estados nacionales. Este nuevo sistema social requiere que la escuela se
enfoque en formar el intelecto de los educandos, dejando de lado el desarrollo
afectivo. En esta época se trabaja con modelos intelectuales y morales
previamente establecidos y los pilares del proceso educativo son: “el orden y la
autoridad”.

a) Objetivos de aprendizaje

No se le concede importancia a este aspecto, de hecho la Didáctica Tradicional


no utiliza este vocablo, más bien plantea propósitos de la institución y del
profesor. Las intencionalidades educativas no son claras ni precisas, hacen
referencia a la enseñanza más que explicar los aprendizajes que deben lograr
los alumnos.

b) Contenidos de la enseñanza

La elaboración de los programas de estudio, y por lo tanto la propuesta de


contenidos, no se considera una responsabilidad de los profesores, es la
institución, a través de los coordinadores o directores académicos, quienes se
dedican a planear los cursos. Además, cabe aclarar que para esta corriente
didáctica el llamado programa que ha utilizado es el temario o listado de
temas, capítulos o unidades derivados de los índices de los libros de texto
referentes a las materias de estudio. Por lo tanto resultan ser contenidos
exhaustivos y fragmentados, estáticos, acabados, legitimados, con pocas
posibilidades de análisis, discusión y adecuación a las necesidades de los
alumnos.

Precisamente un rasgo de esta didáctica es el enciclopedismo, es decir, la


gran cantidad de conocimientos que el alumno tiene que aprender, generados
por el avance del conocimiento en un momento histórico determinado.

La forma de organización de los contenidos de las asignaturas es siguiendo el


método lógico, es decir de lo simple a lo más complejo, de lo conocido a lo
desconocido, y los contenidos se desarrollan en torno a las disciplinas o
materias aisladas sin algún tipo de articulación entre ellas, por lo que es de
carácter unidisciplinar.

Tiende a ser intelectualista en cuanto a que se enfatiza el desarrollo de la


inteligencia, se le otorga mayor relevancia a los contenidos cognoscitivos
descuidando el aspecto afectivo y psicomotriz tan necesario para la formación
integral del individuo.

63
c) Actividades de aprendizaje

El aprendizaje se concibe como la capacidad para retener y repetir información,


se reduce a la memorización de nociones, conceptos, principios e inclusive
procedimientos que serán reproducidos por el alumno en la clase cuando el
profesor lo solicite o en los exámenes. No se solicita del alumno comprensión e
interpretación de los contenidos sino repetición y memorización. Se ha
resaltado el razonamiento deductivo estudiando lo que procede de lo general
a lo particular.

Las actividades están centradas en el profesor, magistercentrismo,


predomina la cátedra magistral. Se cae en el verbalismo por parte del
docente pues se limita a la exposición de sus conocimientos, predomina el uso
de las palabras en detrimento de las ideas como producto de la observación
sistemática y la experiencia vivida. Su actividad cotidiana es una explicación
que inhibe el razonamiento, la indagación y la acción por parte del alumno.

Es el docente quien escribe en el pizarrón, dicta, explica, expone y demuestra.


El alumno asume el papel de espectador, un rol pasivo en el que se limita a
copiar, responder cuestionarios, repetir contenidos, imitar, reproducir oralmente
o por escrito lo que ha dicho el profesor.

Esta concepción de la Didáctica se fundamenta en el concepto aristotélico de


que el niño al nacer tiene la mente como una tabula rasa (mente en blanco) en
la que se reciben las experiencias sensoriales y luego por la acción de la mente
se van estructurando los conocimientos.

Las técnicas más utilizadas son: la memorización, la repetición y el ejercicio.


Los recursos y materiales didácticos más empleados han sido: el pizarrón, el
gis, los apuntes o notas y el libro de texto, los cuales, en ocasiones han sido
utilizados sin criterios teóricos y técnicos.

d) Relación profesor-alumno

La figura central del proceso educativo es el profesor, él es el actor principal de


todas las actividades dentro del salón de clases, en donde su acción se centra
en los contenidos, en hacer llegar al alumno sus conocimientos y promover la
retención memorística.

Se respeta un rígido sistema de autoridad, quien tiene la mayor jerarquía es


quien toma las decisiones. La autoridad en el aula se personifica en el maestro
por ser él el dueño del conocimiento. El saber que posee le da derecho a
imponer orden, a exigirle al alumno sumisión, no sólo para que reciba dócil y

64
pasivamente el conocimiento que le transmite, sino también para acatar las
normas que regulan las relaciones y la vida misma dentro de la escuela.

El alumno carece de poder, ha internalizado tanto su rol que le resulta más


cómodo y se siente más seguro viviendo en la “disciplina”, el sometimiento, la
dependencia, haciendo lo que se espera de él.

En la relación profesor-alumno se puede identificar un vínculo de dependencia


en tanto se visualiza al docente como quien posee el saber y lo proporciona al
alumno que lo requiere.

Se fomenta el individualismo en los estudiantes quienes realizan las


actividades de aprendizaje de manera aislada con respecto al resto del grupo,
no se promueve que se relacionen entre sí para trabajar en equipo. La
transmisión de conocimientos es de carácter unidireccional evitando la
coparticipación de los alumnos y sus posibles contribuciones o aportaciones
para la mejor comprensión de los contenidos temáticos.

Generalmente se observa un esquema rígido de trabajo en clase que no


permite la espontaneidad y flexibilidad. Prevalece el método dogmático en
donde el alumno recibe la información sin discusión y análisis de su parte. Por
lo anteriormente señalado, la Didáctica Tradicional se caracteriza por ser
autoritaria e impositiva hacia los estudiantes, tanto en las ideas como en las
acciones que propone.

e) Evaluación del aprendizaje

La evaluación ha sido objeto de imprecisiones e incluso en ocasiones de


abusos y arbitrariedades. El interés se ha centrado en las calificaciones que
constituyen la “representación numérica” de los aprendizajes adquiridos por los
alumnos con base en los resultados obtenidos en las pruebas o exámenes.

Las pruebas básicamente se conforman a partir de lo “enseñado” por el


profesor y se verifica qué tan acertadamente contestan los alumnos haciendo
uso de las palabras o definiciones expresadas en las clases. Las pruebas
generalmente se constituyen por preguntas abiertas o desarrollo de temas para
conocer el grado de dominio de los contenidos por los alumnos.

La evaluación se ha considerado como una actividad terminal del proceso de


enseñanza y aprendizaje, y ha tenido una posición estática e intrascendente en
el proceso didáctico. Se le ha conferido una función mecánica consistente en la
aplicación de exámenes o pruebas para asignar calificaciones al final de los
cursos y determinar quién aprueba y quién no.

65
Cuando los profesores deseaban ‘vengarse’ de sus alumnos, les planteaban
preguntas que de antemano sabían que sería difícil que pudieran contestarlas y
así asignarles una calificación reprobatoria. Es así como las pruebas o
exámenes se han utilizado como un arma de intimidación y represión que
utilizan los profesores en contra de los alumnos.

5.2.2 La Didáctica en la Escuela Nueva

También llamada Pedagogía de la acción o Escuela activa, surge a principios


del siglo XX como respuesta a las carencias que el sistema de enseñanza
tradicional había presentado. Genera un rompimiento con los conceptos de
formalismo, intelectualismo, autoritarismo, disciplina, memorización, repetición,
sumisión, verticalidad, coerción, rigidez e imposición.

Representa un giro de 180 grados en educación ya que desplaza la atención,


que en la Didáctica Tradicional se centraba en el profesor, hacia el alumno.
Reconoce las edades evolutivas de los niños y sus intereses, que se convierten
en el eje conductor del proceso de enseñanza y aprendizaje.

En la Escuela Nueva se promueven actividades de aprendizaje que responden


a las necesidades e intereses de los niños y propician el contacto con la
realidad. Su lema ha sido: “Educar en la libertad y para la vida”.

Los autores representativos de este movimiento son: Juan Jacobo Rousseau,


Pestalozzi, Froebel, Tolstoi, Montessori y Decroly. Cabe aclarar que esta
corriente didáctica se ha desarrollado fundamentalmente en la educación
básica.

a) Objetivos de aprendizaje

Están relacionados con los establecidos en los programas institucionales, sin


embargo se encuentran vinculados con los intereses particulares de los
alumnos.

b) Los contenidos de enseñanza

Los contenidos representan la posibilidad de integración del alumno al mundo:


el niño y la familia, así como su relación con el mundo animal, vegetal,
geográfico y el universo (Decroly). La selección y organización del contenido
toma en cuenta los intereses, necesidades y experiencias del educando.

66
Los contenidos de enseñanza se organizan a partir de métodos globales
(holísticos), es decir, se desarrollan abarcando un grupo de disciplinas, esto
posibilita una formación integral relacionando los contenidos curriculares con la
vida, con su medio social, con los problemas que le atañen al alumno y a su
entorno (Freinet). Por lo anterior, los contenidos a trabajar son flexibles y
situacionales, están relacionados con la realidad contextual, donde el niño
aprende el valor de vivir en pro de la comunidad.

En esta corriente didáctica, la educación se propondrá el desarrollo de las


funciones intelectuales y morales del educando, además se presta especial
atención al desarrollo de la personalidad, revalorando los conceptos de
motivación, interés y actividad.

c) Actividades de aprendizaje

Existen dos preceptos básicos de la escuela nueva: preparar para la vida real y
partir de los intereses que tiene el niño.

Por lo tanto, se considera que la enseñanza debe facilitar el medio y los


recursos para el crecimiento de alumno. La misión del educador estriba en
crear las condiciones de trabajo que permitan al alumno desarrollar sus
aptitudes; para ello se vale de transformaciones en la organización escolar, en
los métodos y en las técnicas pedagógicas.

Los métodos más utilizados en la enseñanza activa son: el método


experimental, inductivo, deductivo, analítico y sintético aplicados en la
resolución de problemas, tomando como base fundamental la observación
de la realidad, los hechos y experiencias de los alumnos.

Se prepondera el método heurístico, en donde el profesor incita al alumno a


descubrir y comprender lo que aprende en relación a la satisfacción de sus
necesidades e intereses.

Se hace especial hincapié en el aspecto lúdico, se considera al juego no sólo


como un proceso de exploración y conocimiento del mundo para el niño, sino
también como un elemento indispensable en la adquisición de hábitos de
trabajo (Claparéde).

Se desarrolla el trabajo en comunidades de aprendizaje, por ejemplo: los niños


aprenden a integrarse con responsabilidad y participación al trabajo, a partir de
la vida diaria: barrer, limpiar, acomodar, etc.; se trata de favorecer la

67
cooperación y la comunicación, poner a la individualidad al servicio de la
colectividad.

d) Relación profesor-alumno

Esta corriente didáctica propicia un rol diferente para profesores y alumnos.


Ahora es el alumno el protagonista de la educación, es un sujeto activo que
puede trabajar sus intereses dentro del aula. Se enfatiza que la educación debe
respetar la individualidad del niño y promover su autonomía.

El profesor deberá suscitar la actividad de los alumnos en el aula, despertar


sus intereses intelectuales, afectivos y morales. La relación entre ambos se da
de manera recíproca e interrelacionada; es decir, el profesor es el guía o
facilitador, para que los alumnos tengan la posibilidad de orientar y comentar
sus vivencias con el resto de sus compañeros y éstos aprendan a partir de las
experiencias ofrecidas por ellos.

e) Evaluación del aprendizaje

Tiene la función de determinar si se han conseguido los propósitos educativos.


Se basa en la valoración cualitativa de las actividades realizadas, su
contrastación y autocorrección (autoevaluación).

5.2.3 La Didáctica en la perspectiva de la Tecnología Educativa

El marco en el que surge esta corriente didáctica está caracterizado por el


proceso de expansión económica, por las considerables inversiones
extranjeras, así como el empleo de una tecnología cada vez más desarrollada.
Lo anterior fue el resultado del desarrollo de la organización empresarial en los
Estados Unidos, que opera con base en criterios racionales y sistemáticos,
criterios que se trasladan a lo educativo.

En nuestro país tiene un gran auge en la década de los 70s y principios de los
80s, época en la que empieza a ejercer una influencia muy importante en el
proceso de enseñanza y aprendizaje.

La Tecnología Educativa conlleva a una sistematización de la enseñanza


con base en tres elementos esenciales: la especificación de objetivos de
aprendizaje, los métodos de enseñanza y la evaluación del aprendizaje.

68
Se entiende a la Didáctica desde esta perspectiva, como el control de las
conductas de los alumnos por parte del profesor que los conduzcan al
cumplimiento de los objetivos programáticos en términos de situaciones pre-
establecidas de orden de espacio, tiempo, lugar y uso de técnicas de
enseñanza.

Vasconi (citado en Pansza 2002), señala que en esta corriente la educación


deja de ser considerada como una acción histórica y socialmente determinada,
lo que la caracteriza es el ahistoricismo, el proceso educativo se
descontextualiza y se universaliza, a tal grado que se piensa que los planes de
estudio pueden ser trasplantados de un país a otro, sin mayor dificultad, ya que
están lógicamente estructurados. Las consideraciones sociales e históricas se
hacen a un lado y se da paso a una forma “científica” del trabajo educativo, se
le otorga supremacía a la lógica y la ciencia, y se inclina a una homogenización
de los alumnos.

Se nutre de la psicología conductista que pone énfasis en la objetividad, de la


teoría de sistemas y de la comunicación, de acuerdo con los principios de la
eficacia administrativa de corte empresarial.

a) Objetivos de aprendizaje

Los objetivos tienen una gran importancia, juegan un papel central en la


organización de las actividades de enseñanza y aprendizaje, éstos se refieren
a la descripción y delimitación clara, precisa, y unívoca de las conductas que se
espera que logren y manifiesten los estudiantes al final de un ciclo escolar. Son
el punto de partida de la programación didáctica y el fin hacia donde se
orientan los esfuerzos educativos.

Debido a que son el hilo conductor del proceso educativo, en su redacción se


siguen recomendaciones precisas, tales como: redactarlos en términos del
alumno, que la conducta deseada sea observable, establecer las condiciones
en que se muestra la conducta y los criterios de realización aceptables.

Benjamín Bloom con su obra Taxonomía de los Objetivos de la Educación, es


el autor que mayor influencia ha tenido en el campo de la programación
didáctica por objetivos de aprendizaje en el dominio cognoscitivo.

Para esta corriente, el programa de estudios lo constituye la carta descriptiva,


que planea y organiza las actividades a partir de los objetivos de aprendizaje,
considerando una gran cantidad de conductas que los estudiantes tienen que
lograr en un tiempo determinado.

69
b) Contenidos de enseñanza

Los contenidos quedan subordinados a los objetivos de aprendizaje, en donde


se habla de “conductas” observables, medibles y verificables. Se le otorga
más importancia a las conductas que requieren demostrar los estudiantes que
a los contenidos.

Se considera que los contenidos son neutrales y científicos, se presentan


fragmentados en términos de los objetivos de aprendizaje, éstos son
generalmente determinados institucionalmente por los “expertos” o
responsables de área, son válidos para todos en general, están legitimados y
tanto profesores como alumnos los deben acatar.

c) Actividades de aprendizaje

Esta corriente didáctica entiende al aprendizaje como un conjunto de cambios


y/o modificaciones en la conducta que se dan en el estudiante como resultado
de acciones determinadas.

La enseñanza es el control de la situación en la que ocurre el aprendizaje, el


profesor es quien controla, dirige, orienta y manipula los estímulos, respuestas
y reforzamientos en los estudiantes, se le ha denominado un ‘ingeniero
conductual’. Su labor se centra en el dominio de técnicas y en la programación
de las circunstancias contingentes o emergentes, por lo que la improvisación se
considera inadecuada.

Se considera al salón de clases como un laboratorio donde se experimentan


las técnicas, los recursos y las actividades de aprendizaje, es por esto que
tuvieron gran impacto los laboratorios de microenseñanza en la década de los
años setenta.

Las técnicas de dinámica de grupos más utilizadas han sido: Philips 6´6,
trabajo en pequeños grupos, seminarios, foro, panel, lluvia de ideas, entre
otros. Los recursos de enseñanza que más emplea son los equipos
tecnológicos como proyectores y computadoras.

d) Relación profesor-alumno

Debido a las distintas técnicas que se implementan en el aula y a la


participación del estudiante en ellas puede tenerse la impresión de que el
profesor desaparece del centro de la escena y deja el papel principal al

70
estudiante, sin embargo esto no es así, porque en realidad hay principios
rigurosos de planeación y estructuración de la enseñanza que determinan el
grado de participación del estudiante, el docente sigue siendo la autoridad, el
poder se lo confiere el dominio de las técnicas que le permiten controlar la
situación educativa.

La transmisión de conocimientos, aunque más tecnologizada, sigue siendo


unidireccional, precisa, objetiva, clara y delimitada con la diferencia
respecto a la Didáctica Tradicional de que empiezan a tener auge las técnicas
de dinámicas de grupo encaminadas a la realización de actividades en equipo.

e) Evaluación del aprendizaje

Se refiere a la verificación o comprobación de las conductas emitidas por los


alumnos para conocer el grado de avance en el cumplimiento de los objetivos
de aprendizaje en términos cuantitativos.

La evaluación del aprendizaje en esta corriente, es en realidad una medición


de donde surgen las denominadas pruebas objetivas, ya que se dice,
cumplen los requisitos técnicos de validez, confiabilidad y objetividad avalando
así el carácter observable y medible del aprendizaje.

Los reactivos de las pruebas objetivas deben estar basados en los objetivos de
aprendizaje señalados en las cartas descriptivas. Estas pruebas objetivas
pueden ser aplicadas a todos los grupos que cursan la misma asignatura o
módulo, debido a la importancia que tiene para esta corriente la
homogeneización de los conocimientos, es decir, ‘enseñar lo mismo a todos’.

4.2.4 La perspectiva de la Didáctica Crítica

Surge a mediados del siglo XX y cuestiona los principios de la escuela


tradicional, de la escuela nueva y de la Tecnología Educativa, pronunciándose
por la reflexión colectiva de profesores y estudiantes sobre los problemas que
les atañen, poniendo de manifiesto lo que permanece oculto.

Esta corriente declara que el problema básico de la educación, no es técnico,


sino político. Propone llevar a cabo un análisis crítico de la práctica docente, de
la dinámica de la institución, de los roles de sus miembros, de las relaciones de
poder y del significado ideológico que subyace en todo ello.

Se conceptualiza a la Didáctica Crítica como una propuesta en construcción


que permite reconocer que el proceso de enseñanza y aprendizaje está

71
determinado por un proyecto político-ideológico en el que juegan un papel muy
importante las relaciones de poder que se generan entre la institución, los
profesores y los estudiantes. Se orienta a analizar los fines de la educación y a
desarrollar en el profesor una auténtica actividad científica, apoyada en la
investigación, en la crítica y la autocrítica de su labor.

Retoma el concepto de aprendizaje elaborado por Azucena Rodríguez que


plantea que el aprendizaje es un proceso dialéctico, ya que el recorrido que
hace el estudiante, no es de carácter lineal, sino que implica crisis,
paralizaciones, retrocesos, resistencias al cambio, etc.

a) Objetivos de aprendizaje

Los objetivos de aprendizaje se plantean en términos más generales que los


objetivos conductuales, como objetivos terminales de un curso y un objetivo
para cada unidad temática. Se orientan a determinar las intencionalidades o
finalidades del acto educativo y explicitar en forma clara y fundamentada los
aprendizajes que se pretende promover en un curso, asimismo sientan las
bases para la evaluación y organización de los contenidos en unidades
temáticas, bloques de información, problemas eje u objetos de transformación.

En la elaboración de los objetivos se requiere tomar en cuenta las siguientes


consideraciones:

 Expresar con claridad los aprendizajes más importantes o sustantivos que


se pretende logren los estudiantes a partir de realizar un análisis crítico de
la práctica profesional.
 Formularlos de tal manera que incorporen e integren, el objeto de
conocimiento o fenómenos de la realidad que se estudian.

b) Selección y organización del contenido

Se plantea que los contenidos son la columna vertebral de los planes y


programas de estudio, por lo que resalta la necesidad de que en ellos se
incluyan los conceptos fundamentales, las teorías y los procesos de
pensamiento que los estudiantes requieren dominar.

Algunas de las ideas que plantea Hirsh acerca del conocimiento son, que si el
conocimiento es un proceso infinito y no existen verdades absolutas, el
contenido de los programas de estudio no puede presentarse como algo
acabado, ya que el conocimiento está sujeto a enriquecimiento continuos y

72
modificaciones, por lo que los programas de estudios requieren ser revisados y
actualizados de manera sistemática.

Por otra parte, se requiere considerar la perspectiva histórica de los contenidos


de un programa, en términos de analizar como una idea, una teoría, un
concepto, un hecho, una información tuvieron su origen, como fue su proceso
de desarrollo y cómo se le concibe actualmente.

Es fundamental presentar los contenidos lo menos fragmentados posible y


procurar establecer las relaciones e interacciones que puedan ser pertinentes
al objeto de estudio, así como promover aprendizajes que impliquen
operaciones superiores del pensamiento, como son: el análisis, la síntesis, la
crítica, la argumentación, etc., así como las capacidades críticas y creativas.

c) Actividades de aprendizaje

Desde la perspectiva de la Didáctica Crítica se denominan situaciones de


aprendizaje, las cuales son la expresión operativa de la estrategia docente, es
decir son una conjunción de objetivos, contenidos, procedimientos, técnicas y
recursos didácticos.

Las actividades de aprendizaje se apegan a ciertos criterios como son:

 Determinar con antelación los aprendizajes que se pretenden lograr.


 Tener claridad en cuanto a la función que desempeñará cada actividad de
aprendizaje.
 Promover el manejo de las ideas básicas y conceptos fundamentales y su
aplicación.
 Incluir en los programas diversas formas de aprendizaje, tales como:
lectura, redacción, observación, investigación, análisis, discusión, etc., y
diferentes tipos de recursos: bibliográficos, audiovisuales, modelos reales,
etc.
 Incluir formas metódicas de trabajo individual alternado con el de pequeños
grupos y sesiones plenarias.
 Favorecer la transferencia de la información a diferentes situaciones que
enfrentarán los estudiantes en la práctica profesional.
 Ser apropiadas al nivel de madurez, experiencias previas y características
generales del grupo.
 Generar en el estudiante el deseo de seguir aprendiendo.

73
En la perspectiva de la Didáctica Crítica, el aprendizaje es concebido como un
proceso que manifiesta constantes momentos de ruptura y reconstrucción, el
énfasis se centra más en el proceso que en el resultado.

Se retoma la propuesta de Azucena Rodríguez respecto de que las actividades


de aprendizaje se organicen de acuerdo a tres momentos didácticos: apertura,
desarrollo y culminación.

El momento de apertura se refiere a una primera aproximación al objeto de


estudio, está relacionado con proporcionar una percepción global del fenómeno
a estudiar (tema o problema), lo que implica seleccionar situaciones que
permitan al estudiante vincular sus conocimientos previos con los nuevos
contenidos por aprender.

Las actividades de desarrollo se orientarán a llevar a cabo un análisis del


objeto de estudio para identificar sus elementos e interrelaciones y llegar a
establecer síntesis parciales, así como su aplicación.

Las actividades de culminación se refieren a las actividades de reconstrucción


del objeto de estudio en una nueva síntesis ‘abierta’ a nuevo aprendizajes.

d) Relación profesor-alumno

El vínculo de dependencia se transforma en un vínculo de cooperación, a


través del trabajo grupal en donde profesores y estudiantes trabajan
conjuntamente y enfrentan las contradicciones, los miedos, las ansiedades y
los conflictos. Desde este punto de vista el trabajo en grupo tiene dos tareas
simultáneas que cumplir: una en torno a los objetivos de aprendizaje
planteados y otra de elaboración de un vínculo no dependiente.

En esta perspectiva los estudiantes asumen un papel diferente al que


tradicionalmente han desempeñado al recuperar el derecho a la palabra y la
reflexión sobre sus acciones. También se recupera el análisis de la afectividad
que hasta hace poco tiempo no había sido considerada.

e) Evaluación del aprendizaje

Se reconoce que la evaluación es una actividad necesaria en toda acción


educativa, que adecuadamente planeada y ejecutada puede coadyuvar a
mejorar la calidad del proceso educativo.

74
Se establece una distinción entre acreditación y evaluación. La acreditación se
refiere a la necesidad institucional de certificar los conocimientos adquiridos por
los estudiantes y la evaluación se plantea valorar el proceso de enseñanza y
aprendizaje que se llevó a cabo en relación a los aprendizajes previstos y
aquellos otros que aunque no estaban contemplados también se lograron.

Asimismo valora el proceso grupal que se llevó a cabo y el papel que


desempeñaron en el mismo tanto el profesor como los estudiantes en lo
individual y en conjunto, considerando todos los factores que intervinieron en
su desarrollo para favorecerlo u obstaculizarlo, e indagar sobre las condiciones
que prevalecieron en el proceso grupal , las situaciones que se dieron al
abordar la tarea, las vicisitudes del grupo en términos de racionalizaciones,
evasiones, rechazos a la tarea, así como interferencias, miedos, ansiedades,
etc.

Los instrumentos de evaluación que se emplean consideran los exámenes a


libro abierto, ensayos, monografías, investigaciones de campo, etc., los cuales
los estudiantes los trabajan en equipo.

Referencia bibliográfica

Panzsa, G. M. et al (1992). Fundamentación de la Didáctica. Gernika, México.

Panzsa, G. M. et al (1992). Operatividad de la Didáctica. Gernika, México.

75
Cuadro No. 1 Corrientes Didácticas
Aspectos Didáctica Tradicional Escuela Nueva Tecnología Educativa Didáctica Crítica
Surgimiento Se remonta al Siglo XVII, coincide con la Principios del siglo XX Surge en Estados Unidos y tiene Surge en México, en el Centro de
ruptura del orden feudal. su auge en México en la década Investigaciones y Servicios
de los 70s y principios de los Educativos (CISE) de la UNAM en
80s. 1986.
Representantes Jan Amos Comenio (1592-1670) y John Dewey (1859-1952), Benjamin Bloom (1913-1999), Margarita Pansza González, Esther
Wolfgang Ratke (1571-1635) María Montessori (1870-1952), Mager, Chadwick Carolina Perez Juárez y Porfirio
Ovide Decroly (1871-1932), Morán Oviedo.
Celestin Freinet (1896-1966).

Postulados – Verticalismo. El alumno: – Sistematización de la – Reflexión colectiva de docentes


básicos – Autoritarismo. * desarrolla sus aptitudes y enseñanza. y alumnos sobre los problemas
– Intelectualismo. Personalidad, – Se busca la eficacia y la que les atañen.
– Disciplina. * se le otorga más libertad, eficiencia en el proceso – Reconocimiento y análisis de
– Orden: tiempo, espacio y actividad. * tiene una participación activa, educativo. las contradicciones y los
– Formalismo. * desarrolla su curiosidad, – Se basa en el conductismo. conflictos.
– Enciclopedismo: el alumno tiene que creatividad e iniciativa y – Ahistoricismo, la – Análisis del poder, la autoridad
aprender una gran cantidad de * construye el conocimiento por sí programación didáctica es y la ideología.
información. mismo. aplicable en cualquier lugar y – Análisis del aula, la institución y
– Enfoque disciplinar. momento. la sociedad, de manera
– Exaltación de la naturaleza. – Se considera al proceso interrelacionada.
– Postergación del desarrollo afectivo.
– Vinculación con la realidad. educativo como algo neutral. – Reconocimiento de lo afectivo.
– El aula como un espacio de – Lo que se aprende por la
experimentación. relación pedagógica no es solo
el contenido sino también el
modo de vinculación con los
otros y con el conocimiento.

Función del Docente: Docente: Docente: Docente:


docente y el - Es el centro del proceso. - Cooperación entre el profesor y el - Ingeniero conductual, - Coordinador, investigador,
alumno - Figura de autoridad. alumno. controlador de estímulos, educador/educando.
- Tiene un papel protagónico. - El profesor adquiere el rol de respuestas y reforzamientos. - Su papel es promover el análisis
coordinador de las actividades - Se le da énfasis a la crítico de la realidad.
Alumno: educativas y crea las condiciones intervención técnica. - Mediador entre el objeto de
- Pasivo, receptivo. que favorezcan el desarrollo del estudio y los estudiantes.
- Se fomenta la dependencia del alumno alumno. Alumno:
hacia el docente. - Tiene que proporcionar ciertas Alumno:
- Se le considera como un recipiente a Alumno: respuestas observables como - Participante/ corresponsable,
llenar. - Es el centro del proceso, se evidencia de su aprendizaje. educando/educador.
- No se tiene en cuenta sus conocimientos consideran sus necesidades e - No depende del profesor como - Revisa, modifica, enriquece y
previos, como punto de partida para la intereses. única fuente de información. reconstruye sus conocimientos.
construcción de nuevos conocimientos. - Reelabora en forma constante
sus propias representaciones o
modelos de la realidad.
- Utiliza y transfiere lo aprendido a
otras situaciones.
Aspectos Didáctica Tradicional Escuela Nueva Tecnología Educativa Didáctica Crítica
Concepción de – Transmisión de la cultura, por lo que – Coordinar y facilitar el proceso de – Organización de los – Orientación/facilitación del
la enseñanza resulta ser enciclopédica. aprendizaje. estímulos y las condiciones aprendizaje, promoviendo la
adecuadas para participación, el compromiso y
facilitar/inducir el aprendizaje la responsabilidad del
en los alumnos. estudiante y del grupo en su
conjunto.
– Enseñanza no directiva.

Concepción de – Recepción y asimilación de los – Construcción y apropiación del – Cambio observable y medible – Construcción del conocimiento
aprendizaje contenidos por parte del alumno. conocimiento por parte del en la conducta del alumno. por parte del estudiante.
– Capacidad para retener y repetir alumno al observar, buscar – Se da importancia al
información de memoria. información, descubrir y aprendizaje grupal.
experimentar. – Énfasis en los procesos
– Se fomentan actitudes como la internos del sujeto que actúan
curiosidad por el entorno y la como intermediarios en la
colaboración. construcción del conocimiento.

Relación teoría- – Énfasis en la teoría – Aplicación de los conocimientos – Énfasis en la práctica – Praxis (actividad teórico-
práctica – Se disocia la teoría y la práctica. adquiridos en la escuela a su vida (practicismo). práctica). Se plantea una
– Práctica reducida o nula. diaria. vinculación más estrecha entre
– La integración del conocimiento y la la teoría y la práctica.
práctica queda a iniciativa del alumno.

Métodos/ – Exposición y demostración por parte del – Mayor riqueza de materiales – Objetivos conductuales. – Investigación.
instrumentos profesor. Éstas sustituyen de manera (murales, maquetas, dibujos, – Cartas descriptivas. – Promueve el aprendizaje
sustantiva otro tipo de actividades etc.). – Técnicas de dinámicas de grupal. Emplea técnicas y
experienciales por parte del alumno. – Visitas guiadas. grupo. procedimientos participativos.
– Motivación extrínseca por parte del – Trabajo en equipo. – Audiovisuales. – Análisis institucional, lo
profesor. – Métodos activos. – Enseñanza programada. instituido (lo que ya está), lo
– Ejercicios de memorización por parte – Método experimental. instituyente (la posibilidad de
del alumno. – Énfasis en el aspecto lúdico. cambio).

Evaluación del – Actividad terminal, consiste en – Determinar si se han conseguido – Verificación o comprobación – Distingue la evaluación
aprendizaje comprobar la adquisición de los propósitos educativos. de los aprendizajes (reflexión del profesor y del
conocimientos. – Incorpora la autoevaluación. planteados en los objetivos. estudiante acerca del proceso
– Aplicación de exámenes y asignación – Empleo de pruebas objetivas de enseñanza y aprendizaje),
de calificaciones. de la acreditación (necesidad
institucional de certificar los
conocimientos).
– Se lleva a cabo una evaluación
de los productos elaborados en
equipo, contempla la
autoevaluación y la evaluación
del proceso grupal que se llevó
a cabo.
Fueente: Pansza, M., Morán, P., Pérez, E. C. (1992). Fundamentación de la Didáctica (5ª ed.). México: Gernika.

También podría gustarte