Está en la página 1de 2

Para responder esta pregunta, conozcamos primeramente el concepto del

transporte a través de la membrana plasmática y luego a lo que se refiere el


transporte activo.

El transporte en la membrana es aquel proceso que le permite a la misma


expulsar de su interior desechos del metabolismo y a su vez adquirir nutrientes
que se encuentran en el medio extracelular, esto es gracias a que la membrana
permite en ingreso y la salida de manera selectiva de algunas sustancias.

Los mecanismos para transportar nutrientes son los siguientes. El transporte


pasivo y el transporte activo, el primero permite el paso de moléculas a través de
la membrana sin utilizar algún tipo de energía, debido a que va a favor del
gradiente de concentración, mientras que la segunda requiere energía para
transportar nutrientes ya que va en contra del gradiente de concentración, en este
mecanismo hay dos tipos de transporte, primario y secundario, pero es mas
utilizado y conocido el primario, este requiere de energía obtenida de la hidrolisis
del ATP para realizar su función y utiliza al igual que en la difusión facilitada
proteína transportadoras llamadas bombas.

Entre los sistemas de transporte activo más destacado esta la bomba de sodio y
potasio, la mayoría de las células animales mantienen en su interior una alta
concentración de K+ y baja de Na+ con respecto al medio extracelular. Estas
diferencias de concentración entre la célula y su medio se generan mediante la
actividad de una proteína transportadora situada en la membrana plasmática, esta
es la bomba que anteriormente expuse, la cual bombea tres iones de sodio hacia
el exterior y dos iones de potasio hacía en interior de la célula con la hidrolisis del
ATP.

Con lo anterior dicho podemos concluir diciendo que la bomba de sodio y potasio
como representante principal del transporte activo, tiene muchas funciones que
benefician y que le dan una gran importancia a este mecanismo en la célula.

La bomba colabora decisivamente en el control del volumen celular, evita que la


célula se hinche y estalle como consecuencia de la entrada de H 2O promovida por
la alta concentración de aniones orgánicos presentes en el interior de la célula. Al
expulsar los iones de la célula, la bomba disminuye el número de moléculas
cargadas en el interior y así impide la entrada excesiva de H 2O en la célula,
contribuyen a que se forme el potencial de membrana, introduciendo dos iones de
sodio por cada tres que son expulsado, se van descompensando las cargas
eléctricas internas, favoreciendo la producción del potencial de membrana en la
célula, y ayuda al equilibrio dentro y fuera de la misma.