Está en la página 1de 3

EN LO PRINCIPAL: Contesta demanda de divorcio por cese de

convivencia; PRIMER OTROSÍ: Acompaña documentos; SEGUNDO OTROSÍ:


Personería que se indica.

S.J. DE FAMILIA DE UNIVERSIDAD MAYOR

PASCAL LAWRENCE SAUMONT OLIVEROS, soltero, chileno, abogado,


habilitado para el ejercicio de la profesión, RUT: 18.169.397-5, domiciliado en
Calle Huelen N.º 345, Oficina N.º 34, de Santiago de Chile. En representación de
Doña Mary de Las Mercedes Robles, peruana, casada, con cedula nacional
chilena de identidad 18.755.965-0, dueña de casa, domiciliada en av.
Departamental 1876, comuna de La Florida, según mandato judicial otorgado ante
Notaría Pública con fecha 20-04-2020, en autos sobre divorcio unilateral,
Caratulados Vicuña/ Robles RIT: C-110-2020, a S.S. respetuosamente digo:

Vengo a contestar la demanda de divorcio por cese de convivencia interpuesta por


mi cónyuge, solicitando el rechazo en todas y cada de sus partes, no obstante, al
haber transcurrido el plazo de tres años desde el cese de la convivencia conyugal;
y por el hecho de no haber cumplido el actor con su obligación de alimentos para
con la demandada, pudiendo hacerlo. Fundo lo anterior en los siguientes
antecedentes:

Antecedente de Hecho:

1) De la demanda interpuesta en contra de mí representada, se infiere que el


divorcio solicitado por su cónyuge se funda en una causal objetiva, de cese de
convivencia. En conformidad, a la ley N° 19.947, específicamente en el inciso 3°
de artículo 55, para que se decrete un divorcio unilateral por esta vía es necesario:
a) Que uno de los cónyuges lo haya pedido ante el juez, a través de la
correspondiente acción judicial. Requisito que se cumple en este caso.
b) Que se acredite un cese efectivo de la convivencia conyugal durante el
transcurso de a lo menos tres años. Si bien, la ley N° 19.947 a través de sus
artículos 22 y 25 entrega elementos determinados a los cónyuges para acreditar la
separación de hecho, se entiende que recurrir a ellos es una instancia obligatoria
para todos aquellos matrimonios celebrados con posterioridad a la entrada en
vigencia de la ley.
c) El actor desde la fecha de la separación ha incumplido en forma reiterada en el
tiempo su deber legal, y moral de entregar alimentos a su cónyuge, olvidando que
esta obligación no cesa con la separación de hecho, sino se mantiene al igual que
el matrimonio. Pues no he recibido suma alguna de pago de alimentos a contar
desde la fecha de separación.
2) Es efectivo que contrajo matrimonio en con fecha 3 de junio de 1985, en la
ciudad de Lima, Perú. El cual se encuentra Inscrito en chile bajo el n°5432 de
registro de matrimonio del año 2000, de la circunscripción de Santiago.

3) Contrajeron matrimonio bajo el régimen de sociedad conyugal, con bienes que


hay que liquidar y que bajo de su vínculo matrimonial nacieron 3 hijos actualmente
mayores de edad.

Antecedentes de Derecho:

Cabe destacar que no debemos olvidar que uno de los efectos del matrimonio son
los derechos y obligaciones que surgen entre los contrayentes. Uno de ellos es el
deber de socorro contemplado en el artículo 131 del Código Civil: “Los cónyuges
están obligados a guardarse fe, a socorrerse, y ayudarse mutuamente en todas las
circunstancias de la vida. El marido y la mujer se deben respeto y protección
recíprocos”.
El artículo 321 se encarga de precisar que esta obligación legal de socorro se
materializa a través de la prestación de alimentos: Este deber que surge en el
matrimonio, y que se mantiene en el tiempo, a pesar de encontrarse los cónyuges
separados de hecho, es regulado en el Código Civil en los artículos 134 y 160,
sobre la forma en que debe darse cumplimiento al mismo. En ambas normas se
destaca el carácter de recíproco de este deber por parte del marido como de la
mujer, y a su vez señala factores determinantes a considerar al momento de reglar
su ejercicio. Éstos son el régimen de bienes existente, a las facultades
económicas de los cónyuges, y las necesidades de la familia común.
En cuanto, el artículo 134 del Código Civil dispone lo siguiente: “El marido y la
mujer deben proveer a las necesidades de la familia común, atendiendo a sus
facultades económicas, y al régimen de bienes que exista entre ellos. El juez, si
fuere necesario, reglará la contribución”. Y el artículo 160 del mismo cuerpo legal
establece por su parte que: “En estado de separación, ambos cónyuges deben
proveer a las necesidades de la familia común en proporción de sus facultades. El
juez en caso necesario reglará la contribución”.
De lo anterior, se deduce que los cónyuges se deben alimentos entre sí, y en este
caso don José María Vicuña es el obligado a esta prestación. Por lo tanto, es el
quien tiene la capacidad para hacerlo.
El incumplimiento descrito en materia de alimentos, no solo constituye una
infracción a los deberes entre los cónyuges, sino que esta se encuentra tipificada
en el inciso tercero del artículo 55 de la ley N° 19.947:”Habrá lugar también al
divorcio cuando se verifique un cese efectivo de la convivencia conyugal durante
el transcurso de, a lo menos, tres años, salvo durante el cese de la convivencia,
no ha dado cumplimiento, reiterado, a su obligación de alimentos, respecto del
cónyuge demandado y de los hijos comunes, pudiendo hacerlo”.
Finalmente, si se cumple con el plazo legal de 3 años de cese efectivo de
convivencia conyugal para dar lugar al divorcio; pero no sucede lo mismo con la
obligación de alimentos, y en consecuencia no procede dar a lugar a la demanda
de divorcio interpuesta.
POR TANTO, de acuerdo al artículo 55 inciso 3° y demás normas legales
pertinentes.
A US. RUEGO: Contestar la demanda de divorcio por cese de convivencia
interpuesta por el cónyuge, solicitando su rechazo en todas y cada de sus partes,
no obstante, de haber transcurrido el plazo de tres años desde el cese de la
convivencia conyugal; por el hecho de no haber cumplido del actor con su
obligación de alimentos para con la demandada, pudiendo hacerlo, condenándolo
en pago de las costas.

PRIMER OTROSÍ: Ruego A US, se sirva tener por acompañado.

1) Certificado de matrimonio.

2) Los tres últimos comprobantes de la libreta de ahorros de pensión de


alimentos.

3) Mandato Judicial

SEGUNDO OTROSÍ: Sírvase S.S. tener presente que designo abogado patrocinante y


confiero poder a Pascal Lawrence Saumont Oliveros, RUT 18.169.397-5, domiciliado para
estos efectos en calle en Calle Huelen N.º 345, Oficina N.º 34, Santiago de Chile, quien
podrá actuar conjunta e indistintamente en estos autos y firmar junto a mí en señal de
aceptación, en virtud de mandato judicial otorgado ante Notario público con fecha 20-04-
2020.