Está en la página 1de 7

Toma el Control de

tus Finanzas
Consejos de un joven que en pocos años pasó de
estar endeudado a convertirse en millonario
La
mayoría
de lo que

se difunde
sobre el
dinero
está mal o
es tan
antiguo
que se ha
vuelto
obsoleto.
- Grant Sabatier
Capítulo #1

El ‘Millennial’ Endeudado que


se transformó en Millonario
Grant Sabatier le enseña al mundo cómo pasó de tener miles de dólares en
deudas y menos de $5 en su cuenta de banco a tener más de un millón.

El autor y empresario Grant Sabatier es un joven ‘millennial’, como se hace llamar en su


página web ‘Millennial Money,’ que está convencido que en general, la mayoría de lo que
se difunde relacionado a cómo debemos manejar nuestras finanzas es incorrecto o
anticuado para los tiempos en los que vivimos, y no funcionan en el mundo real.

Por eso se ha dedicado a compartir sus propias metodologías con el mundo entero a
través de su plataforma digital y su libro sobre la libertad económica. ¿Y por qué
deberíamos escucharlo? Bueno, luego de aprender sobre su historia, pensamos que
podría estar en lo cierto.

A sus 24 años se encontraba con tan solo $2.26 en su cuenta bancaria y un monto de
alrededor de $20,000 adeudado a su tarjeta de crédito, cuando se propuso cambiar sus
circunstancias. Luego de cinco años de mucho trabajo, esfuerzo y disciplina, Grant llegó
a crecer esos $2.26 hasta tener $1.25 millones. Ahora se ha propuesto enseñarle a los
demás cómo lo hizo para que vean que también lo pueden lograr.

Como uno de los componentes de su libro ‘Libertad Financiera: un camino comprobado


hacia todo el dinero que necesitará,’ que tiene 4.7 de 5 estrellas en Amazon, Sabatier nos
enseña diferentes maneras en las que podemos crecer nuestro dinero.
Independientemente de cuánto tengamos para empezar. A continuación te
compartimos nuestro resumen sobre el tema, el cual confeccionamos y organizamos
para que puedas poner en práctica de inmediato los conocimientos Sabatier. No son
todos, pero aquí te presentamos tres de sus mejores consejos. Te darán una nueva
perspectiva sobre tu dinero que seguramente cambiarán tu manera de administrarlo.
01
Préstale Atención
a tu Hábitos
Las pequeñas cosas que haces cada día, por más insignificantes que parezcan, tienen el
poder de hacer una gran diferencia en tu bolsillo. Grant recomienda tomarse unos cinco
minutos diarios para monitorear nuestros movimientos financieros y observar cómo
manejamos el dinero.

“Si bien puede tomar algún tiempo desarrollar un nuevo hábito, el impacto
de por vida de las pequeñas decisiones y hábitos puede ser masivo,”
dice Sabatier.
Puede ser algo tan sencillo como usar la aplicación digital de tu banco para darle una
revisada a tus cuentas de banco y a las transacciones que has realizado con tus tarjetas de
crédito. Hacer esas revisiones mientras sopesas lo que gastas, en proporción a tus
ingresos, te ayudará a aclarar tus metas y evaluar tu progreso.

Sin duda te ayudarán a cuidar mejor de tu dinero y más importante aun, mantener tus
finanzas en orden de manera consistente.
Enfócate en lo que
02
puedes Controlar
Hay algo que todos, incluyendo a los
millonarios y a la realeza, tenemos en común, y
no podemos alterar por más que queramos.
Eso es el tiempo. Tú, Oprah Winfrey, Bill Gates,
Amancio Ortega (el dueño de ZARA) y nosotros,
tenemos las mismas 24 horas del día para
trabajar y producir. La diferencia está en que
ellos (los que tienen mucho más) han podido
maximizar sus ingresos dentro de esas 24
horas del día mucho mejor que el resto del
mundo.

Con eso en mente, y según Sabatier, debemos


enfocarnos en tres elementos principales de
nuestras finanzas: ingresos, ahorros y gastos.

A simple vista estos no tienen mucha ciencia,


pero no es coincidencia que la mayoría de las
personas en el mundo viven endeudadas.

Debemos estar conscientes y pensar en formas


creativas de crecer nuestros ingresos, ya sea
con trabajos complementarios al que tenemos,
con la venta de cosas a las que no le damos
uso, o generando cualquier otro tipo de
ingreso. Lo relacionado al ahorro, te lo
explicamos en el siguiente punto.

Pero cuando de gastos se trata, debes


considerar el tiempo que invertiste, y el trabajo
que te costó ganarte el dinero que estás por
gastarte. Piénsalo antes de realizar esa compra.
¿Realmente vale la pena?
03
Olvídate de los
Presupuestos
No es una equivocación. Según explica Sabatier, los
presupuestos son una práctica tediosa, engorrosa, y difícil de
seguir consistentemente. Así como las dietas imposibles a
largo plazo. Él reconoce que las limitaciones de un
presupuesto nos pueden hacer sentir que nos estamos
privando, lo que nos llena de sentimientos de culpa cada vez
que necesitamos hacer una compra.

La alternativa preferible es la de automatizar los ahorros. Por


ejemplo, asegúrate de que cada vez que te paguen, de
inmediato se transfiera un monto determinado a tus ahorros
donde no los puedas tocar. Para algunos es mejor ni verlos
para evitar la tentación de gastárselos.

Luego te manejas con el monto que te queda disponible, y


puedes estar tranquila sabiendo que estás cumpliendo con
tus metas de ahorro.

Podemos ahorrar mucho más a la larga y de manera


sostenible si disminuimos los tres mayores gastos
recurrentes. Esos suelen ser los de vivienda, comida y
transporte.

Si logras disminuir lo que pagas por alguna o todas estas


necesidades, seguramente verás un cambio drástico en tus
finanzas. Aunque te parezca poco, te estarás ahorrando
muchísimo con el pasar del tiempo. Son los gastos mensuales
los que verdaderamente valen la pena ajustar. Piensa cuanto
dinero podrías ahorrarte en un año si pudieras encontrar un
alquiler un poco más barato, o si limitaras tus comidas de
restaurante a una sola vez por semana. ¡Saca la cuenta y date
cuenta!

Demasiadas personas
gastan el dinero que se
ganan, para comprar cosas
que no quieren, para
impresionar a
personas que ni siquiera
les caen bien
- Will Rogers

También podría gustarte