Está en la página 1de 11

¿CÓMO DAR EL PRIMER PASO?

AUTO-COACHING PARA APRENDER HÁBITOS

Autor: Andrés Alvarez

Cohorte 10

Tutor: Silvana Soncini

Mendoza, 29 de marzo de 2017

Resumen:

En este trabajo se verán algunos pasos clave para poder iniciar el aprendizaje sobre
cualquier hábito y herramientas para asegurarnos de aprenderlos en tiempo y forma
realistas.

Palabras clave:

Satisfacción, Expectativa, Resultados, Aprendizaje, Conciencia, Responsabilidad,


Rentabilidad, Preguntas efectivas

1
Nombre del certificando: Andrés Alvarez
Tutor: Silvana Soncini
Introducción
El tema que voy a tratar será la dificultad que tienen las personas para “comenzar”
a aprender algo. Estoy muy interesado en todo tipo de competencias, desde deportes
convencionales a eSports (deportes electrónicos); incluso juegos de cartas, o de estrategia
como el ajedrez. Mi objetivo es que, quien lea esta monografía, pueda tener en su
conciencia las herramientas necesarias para lograr un aprendizaje básico de cualquier
disciplina o hábito, para así aumentar al máximo posible su rendimiento.

Durante la lectura de este trabajo se encontrarán algunas definiciones para tener


en la conciencia, como la misma de Coaching y un planteo de un proceso de aprendizaje
normal, para luego ir paso a paso con dos herramientas de organización personal, para
enfocarnos lo mejor posible en lo que queremos lograr, seguido de una ayuda para
formularnos preguntas a nosotros mismos y poder darnos retroalimentación de forma
eficiente.

2
Nombre del certificando: Andrés Alvarez
Tutor: Silvana Soncini
Índice
Resumen 1

Palabras clave 1

Introducción 2

Problema a tratar 4

Objetivo general y específico 4

Exploración teórica

1. ¿Qué es el Coaching? 4
2. Aprendizaje y satisfacción 4
3. Tabla de metas 6
4. Cronograma 8
5. Práctica. Preguntas efectivas 8
6. Análisis de resultados. Nuevo ciclo 10

Aportes 10

Conclusiones 10

Bibliografía 11

3
Nombre del certificando: Andrés Alvarez
Tutor: Silvana Soncini
Problema a tratar
Me he encontrado con mucha gente que intenta desarrollarse en una disciplina
pero no sabe qué paso dar primero o qué rumbo tomar. Incluso gente experimentada que
puede tener muchas cosas muy claras sobre un juego pero no ganar porque no se
concentra en lo más importante y sigue “tropezando con la misma piedra”.

Objetivo general y específico


El objetivo general es conocer herramientas de Auto-Coaching para tener
presentes a la hora de iniciar con un nuevo aprendizaje. Para esto, lo que haremos será:

 Hacer conscientes las definiciones de Coaching y Auto-coaching para saber de qué


estamos hablando.
 Aprenderemos un enfoque de aprendizaje planteado por John Whitmore, junto
con pasos a tener en cuenta para avanzar por uno mismo por los pasos incluidos
en este enfoque.
 Luego, avanzaremos a las herramientas propiamente dichas para ajustar y
plantear metas junto con sus objetivos intermedios, hacer un cronograma acorde
y analizar nuestros resultados.

Exploración teórica

1. ¿Qué es el Coaching?
Veamos la definición de la ICF:

“El Coaching profesional consiste en una relación profesional continuada que ayuda a
obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresa o negocios de las
personas. Mediante el proceso de coaching, el cliente profundiza en su conocimiento,
aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida.”

En resumen, el coaching funciona como canalizador de energía. El coach ayuda a su


discípulo (coachee) a hacer conscientes creencias que pueden ser limitantes, para romper
barreras y utilizar su energía de forma eficiente, concentrarse en sus metas y mantenerse
motivado. Para el coachee es una gran ventaja tener al coach de su lado ya que lo ayuda a
mantener una voluntad activa y una motivación constante, pero vamos a ver algunas
herramientas para Auto-Coaching (es decir, aplicar herramientas de coaching a uno
mismo), con el objetivo de lograr aprender cualquier habilidad que nos propongamos y
poder discernir un lapso de tiempo y objetivos intermedios realistas.

2. Aprendizaje y satisfacción
4
Nombre del certificando: Andrés Alvarez
Tutor: Silvana Soncini
Vamos a partir de un enfoque de aprendizaje propuesto por John Whitmore, el cual
está dividido en 4 etapas:

1. Incompetencia inconsciente. Equivale a bajo desempeño, sin diferenciación ni


comprensión alguna.
2. Incompetencia consciente. Equivale a bajo rendimiento, con el reconocimiento de
los defectos y de las áreas deficientes.
3. Competencia consciente. Equivale a un desempeño mejorado, con un esfuerzo
consciente un poco artificial.
4. Competencia Inconsciente. Equivale a un desempeño superior automático,
integrado y natural. (John Whitmore, 2016: 111)

Pedro Amador, en su libro “Autocoaching, cómo conseguir lo mejor de uno mismo”, da


un ejemplo para ilustrarlo: ¿Te imaginas qué ocurriría si estacionando el auto aparece una
vaca voladora? Seguramente, por la sorpresa, terminarías chocando por fijarte en la vaca.
¿Por qué pasa esto? Simplemente porque, al aprender a conducir, nadie te enseñó a
estacionar teniendo en cuenta que pudieran aparecer vacas voladoras. Es decir, no
evaluaste el impacto de la causa (vaca voladora) para conseguir el efecto deseado
(estacionar). En teoría sabes conducir a la perfección, pero si cuando hubieras estacionado
hubieras estado en el estado 3 del proceso de aprendizaje, seguro hubieras detenido el
vehículo, fotografiado a la vaca y evitado el choque. ¿Merece la pena estresarse?
Obviamente no, simplemente, necesitas interiorizar que al estacionar pueden aprender
vacas voladoras que te distraigan.(Autocoaching, 2009:73)

El proceso comienza desde una satisfacción inicial con respecto a la habilidad que
queremos desarrollar. Esta satisfacción tiene que ver con los resultados que estamos
teniendo con respecto a nuestra expectativa. Podemos traducirlo en la fórmula:

5
Nombre del certificando: Andrés Alvarez
Tutor: Silvana Soncini
Entonces, podemos definir que la satisfacción puede aumentar de dos formas. Una es
mejorando los resultados y la otra es disminuyendo la expectativa. Por esto, vamos a
comenzar nuestro proceso de aprendizaje planteando una expectativa realista. Para esto,
vamos a utilizar una variación de la tabla de metas del CPI.

En el libro antes mencionado, Pedro Amador dice que la adecuada fijación de las
expectativas es clave para reducir las frustraciones.

“Las expectativas tienen sus pro y sus contras. Por un lado, marcan el rumbo a tu vida,
aportándote motivación para luchar por lo que crees y quieres. Por otro, también te
generan ansiedad y un cierto vacío interior cuando ves que no las alcanzas. Ello te obliga a
generar otras nuevas que, a veces, no son más que curitas. ¿La curita cura la herida o
solamente la cubre? Para llenar este vacío generas nuevas expectativas. Es la dinámica
mental para cubrir las carencias. Cuando no se cumplen las expectativas sobreviene la
frustración, el dolor y el sufrimiento. ¿Cómo salimos del círculo vicioso? Suele ser
complicado, pero la mejor forma de comenzar es estar en el aquí y ahora”. (Pedro
Amador, 2009: 21)

3. Tabla de metas
Nos encontramos en la incompetencia inconsciente. Para pasar al siguiente punto,
tenemos que discernir las deficiencias con respecto a la habilidad a dominar. Este puede
ser un punto difícil, así que es muy posible que en este punto necesitemos ayuda de
cualquier persona que nos pueda servir de guía. Pero, si no contamos con esta persona,
no quedará otra opción más que buscar nosotros mismos por dónde empezar. Para esto,
plantearemos qué es lo que queremos lograr dentro de un marco de no más que un mes
como una meta, tomando en cuenta las 7 reglas de oro del CPI.

1. Que sea expresada en positivo


2. Que dependa exclusivamente de la persona, y no de terceros para su
cumplimiento
3. Que sea mensurable, es decir que sea sencillo determinar si se cumple o no. Debe
tener fecha.
4. Que provea evidencias
5. Que sea realista, que tenga en cuenta todos los recursos reales de la persona
6. Que sea ecológica, es decir que no afecte negativamente a las otras dimensiones
de la persona
7. Que sea motivante, que a la persona le entusiasme cumplirla.

Decimos que la primera meta que se plantee se ubique a no más de un mes porque así
nos aseguraremos de poner un límite a la expectativa. Una vez redactada la meta, vamos a
la tabla.
6
Nombre del certificando: Andrés Alvarez
Tutor: Silvana Soncini
DESEO NO DESEO

Conservar Eliminar
TENGO

Conquistar Evitar
NO TENGO

Lo primero que haremos será ubicar nuestra meta en el cuadrante de lo que no tengo
y deseo. Es decir, lo que quiero conquistar.

Luego, vamos a pensar en esas cosas que nos han servido hasta hoy y creemos que
nos van a acompañar en el cumplimiento de nuestra meta. Por ejemplo, si nuestra meta
es dominar un hábito de estudio, queremos conservar la motivación con respecto al
estudio, el lugar y horario para leer, etc. Entonces, lo ubicamos en el cuadrante de lo que
tengo y deseo.

Para el cumplimiento de cualquier objetivo, hay algo que deberemos eliminar. En el


cuadrante de lo que tengo y no deseo ubicaremos cada cosa que no será necesaria de aquí
en adelante mirando hacia la solución de nuestra meta.

De estas cosas que queremos eliminar, surgirán nuestros objetivos intermedios, que
también siguen las 7 reglas de oro e irán ubicados en el cuadrante de lo que quiero
conquistar.

7
Nombre del certificando: Andrés Alvarez
Tutor: Silvana Soncini
Por último, veremos todas esas cosas que no tengo pero que no deseo con respecto al
cumplimiento de la meta. Es decir, las cosas que pueden aparecer y obstaculizarlo
(normalmente cuestiones personales que han obstaculizado otras veces).

Lo que queda es poner fecha a cada objetivo y armar un cronograma para organizar
nuestros tiempos.

4. Cronograma
Todas nuestras metas tienen impacto tanto en el futuro como en el presente. No
podemos planear metas sin impactar nuestro día a día, así que vamos a utilizar esta
herramienta para conocer cómo estamos utilizando nuestro tiempo actualmente y cómo
nos gustaría utilizarlo para enfocarnos en el cumplimiento de la meta.

En una tabla, donde las columnas serán los días de la semana (lunes a domingo) y las
filas las horas (00 a 01 hasta 23 a 00), ubicaremos nuestros horarios actuales, comenzando
por los horarios utilizados para necesidades básicas (descanso y alimentación), siguiendo
por aquellos destinados a las necesidades de seguridad (trabajo).

Teniendo ya todo lo básico, vamos a detallar qué horas destinamos a nuestro tiempo
libre para completar el cronograma actual. En este vamos a ver qué estamos haciendo con
nuestro tiempo y qué momentos podríamos estar dedicando a nuestra meta.

Teniendo eso hecho, vamos a hacer un nuevo cronograma que contenga nuestros
horarios deseados, en vista a lograr nuestros objetivos.

Con esto hecho, pasaremos al siguiente paso del proceso de aprendizaje. La


competencia consciente.

5. Práctica. Preguntas efectivas


Estamos en la competencia consciente. En este punto, comenzamos a centrarnos en la
meta que tuvimos en cuenta y en los pasos necesarios para cumplirla.

Para aumentar la eficiencia de nuestra práctica, debemos intentar ampliar nuestra


conciencia. Por ejemplo, cuando estudiamos es fácil darse cuenta cuándo estamos
concentrados y cuándo no, ya que en el segundo caso necesitamos releer para saber qué
acabamos de ver.

Para lograr ampliar la conciencia, lo ideal es preguntar (a nosotros mismos) sobre lo


que hicimos y cómo lo hemos hecho. Estas preguntas deben tener las siguientes
características:
8
Nombre del certificando: Andrés Alvarez
Tutor: Silvana Soncini
- Ser abiertas
- Incitar respuestas descriptivas, en lugar de calificativas
- Ir de lo más amplio al detalle
- Buscar omisiones y debilidades

John Whitmore propone un ejemplo de un jugador de tenis, con las siguientes


preguntas:

- ¿En qué dirección gira la pelota cuando viene hacia usted?


- ¿A qué altura cruzó esta vez la red?
- ¿Giró más rápido o más lento después de rebotar?
- ¿A qué distancia se encuentra de su oponente cuando usted ve la dirección que ha
tomado?
- ¿Y qué más?
- ¿Cuál piensa que es el aspecto más difícil o el mayor reto de esto?
- ¿Qué consejo le daría a un amigo en su situación?

Estas preguntas tienen las características antes descritas. Son abiertas, es decir, logran
que el coachee (en este caso, nosotros mismos) piense las respuestas; incitan respuestas
descriptivas, es decir, buscan que el coachee se concentre y pueda ampliar su conciencia.
En este caso no están en un orden lógico así que no cumplen la tercer característica, pero
las últimas preguntas son las que se centran en buscar omisiones y debilidades.

En cuanto a las respuestas a nosotros mismos, buscaremos que sean completamente


descriptivas, no juzgadora. Es decir, evitar el “hice esto mal” y acercarnos a un “hice esto
de esta forma”, describiendo “esa forma” lo más detallada posible. Para esto, es
recomendable buscar una escala numérica (normalmente del 1 al 10 si se refiere a algo
como el nivel de concentración o la sensibilidad del cuerpo) y conocer dónde nos
ubicamos en cada momento y dónde queremos hacerlo, así aumentamos nuestro rango
de conciencia. Siguiendo el ejemplo del tenista, puedo decir que mi saque tuvo un 9 (del 1
al 10) de fuerza y picó a unos 10cm de la zona de saque, mientras yo estaba parado a
20cm de la esquina de la cancha, con una inclinación de 30° (Esto suele ser aproximado,
por eso se pueden usar las escalas del 1 al 10, o escalas propias para cada situación).

Nota: En el Auto-Coaching, es muy posible que cueste mucho (y hasta se haga


imposible) buscar algunas omisiones o debilidades, ya que pueden tener que ver
con una represión. Lo aconsejable es probar pocas técnicas distintas (2 o 3) y
centrarse en desarrollar una, lo que hará nuestro desempeño más efectivo. Es
decir, podremos mejorar nuestros resultados y, por tanto, nuestra satisfacción
hasta cierto punto con las herramientas a mano, pero hacia mayores expectativas
lo más probable es que necesitemos ayuda de terceros.

9
Nombre del certificando: Andrés Alvarez
Tutor: Silvana Soncini
6. Análisis de resultados. Nuevo ciclo
Pasado un tiempo de práctica y ampliación de la conciencia, llegaremos a la
competencia inconsciente. En este punto habremos logrado el hábito buscado, y nuestros
resultados estarán muy cerca (o al mismo punto) de nuestra expectativa, por lo que
estaremos satisfechos con nuestro desempeño actual.

Lo que resta a este punto sería evaluar si nuestra expectativa fue muy alta o muy baja.
Esto se va a poder saber teniendo en cuenta los resultados con respecto a la expectativa
en el tiempo convenido. Luego de esto, seguirá plantear una nueva meta, conociendo ya
un poco mejor las expectativas que plantearemos y empezar un nuevo ciclo.

Aportes
Si bien el Auto-Coaching tiene razones para no ser 100% efectivo (debido a que una
misma persona puede no ver las cosas desde distintos puntos de vista por sí misma), creo
que dar una herramienta de coaching a la gente que no está familiarizada ayudaría a
mejorar mucho su rendimiento en general con respecto a cosas que quieren lograr, que
no sepan por dónde empezar o cómo encarar la situación.

Mi idea es lograr ese impulso para que cada persona pueda aumentar su rendimiento,
como mínimo, al nivel del promedio y hasta un poco por encima, pero sin despreciar lo
que pueden lograr gracias a un proceso de coaching completo.

Cada persona podrá organizar sus propias metas y cronogramas por su cuenta, de una
forma que tal vez no sería tan efectiva como con un coach acompañante, pero sí
mejorando los resultados. También podrán ampliar su conciencia sobre cómo es un
proceso de aprendizaje y sobre qué preguntas pueden ayudarle a alcanzar un mayor nivel
de conciencia.

Conclusiones
Al ir escribiendo este trabajo, pensaba en cómo sería aplicado a mí mismo, y sentía
como que siempre necesité algo como esto. Una forma de organizarme y de centrarme.
Muy posiblemente necesite algunos retoques mientras se vaya aplicando a la práctica,
pero creo que está bien planteado a nivel general. También sé que se podrían agregar
datos de una bibliografía más amplia, pero esta vez me centré en el libro Coaching de John
Whitmore y en el mismo cursado de CPI. Me gustaría seguir trabajando en esto del Auto-
Coaching (en realidad, promover las herramientas del coaching a nivel masivo) para lograr
un mayor desempeño a nivel general en las personas, sobre todo en lo que decía más
arriba, que son los deportes en su sentido más amplio.

10
Nombre del certificando: Andrés Alvarez
Tutor: Silvana Soncini
Bibliografía
WHITMORE, JOHN: Coaching: El método para mejorar el rendimiento de las personas
– Editorial Paidós – Bs. As. – Argentina

AMADOR, PEDRO: Autocoaching: cómo conseguir lo mejor de uno mismo – Gran Aldea
Editores – Bs. As. – Argentina

Teoría del curso de CPI de la Fundación Empowerment. Cuadernillo del Coach,


Mendoza – Argentina.

11
Nombre del certificando: Andrés Alvarez
Tutor: Silvana Soncini