Está en la página 1de 4

UNIVERSIDAD GALILEO

IDEA
CEI:
Nombre de la Carrera: Licenciatura en Tecnología y Administración de Empresas
Curso: ADMINISTRACION MODERNA 2
Horario: 11:00 A 12:00 Horas
Tutor:

NOMBRE DE LA TAREA

Diferencias Individuales y de Personalidad

Apellidos, Nombres del Alumno:

Carne:
Fecha de entrega:
Semana a la que corresponde: SEMANA 3
¿Cuál es el principal elemento en las organizaciones?

Las Organizaciones no existen sin personas. A pesar de todos los recursos que
poseen las organizaciones, necesitan de las personas para operar
adecuadamente en un entorno lleno de oportunidades y amenazas. Las personas
son el principio, el punto medio y el final de las organizaciones. En ellas fundan las
organizaciones, las moldean, las impulsan y, las llevan al éxito o la bancarrota
dependiendo de su actitud, positiva o negativa, cooperativa o conflictiva.

¿Cómo influyen las diferencias individuales y de personalidad en


las organizaciones?

Todas las personas tienen capacidades diferentes y tenemos diferentes tipos de


comportamiento tales como: Innato, Aprendiendo, y todos tenemos necesidades
diferentes y buscamos como satisfacerlas, pero solo se pueden satisfacer si se
observa el comportamiento y muchas veces reaccionamos de una forma
emocional.

Como no es posible eliminar la diversidad y las diferencias personales, las


empresas que buscan el éxito deben de tratar de capitalizar todas las diferencias
individuales de sus asociados para aumentar la competitividad y sostenibilidad.

La personalidad se refiere a lo que es la persona. Toda organización requiere


gente que esté en condiciones para realizar ciertas actividades, pero que también
puedan asumir actitudes y comportamientos deseables.

¿Puede modificarse el comportamiento de los individuos dentro


de las organizaciones?

Cuando los individuos entran en una organización, son un poco como los
automóviles usados. Cada uno es diferente. Algunos tienen “poco kilometraje”,
han sido tratados con cuidado y sólo han tenido una exposición limitada a la
realidad de los elementos. Otros están “demasiado gastados”, después de
experimentar numerosos caminos escabrosos. Esta metáfora indica que la gente
entra en las organizaciones con determinadas características que habrán de influir
en su comportamiento en el trabajo: edad, sexo y estado civil; características de la
personalidad; valores y actitudes; niveles básicos de habilidad; percepción, toma
de decisiones individual, capacidad de aprendizaje y motivación...etc.

En la vida real es un poco complejo esto ya que el ser humano no cambia su


comportamiento al 100% dentro de una organización, a pesar de que reciben
platicas de relaciones intrapersonales el ser humano adapta una postura de
rechazo al nuevo estilo de comportarse.
¿Cómo afectan las necesidades individuales el comportamiento
organizacional en su organización?

El comportamiento del ser humano, esta motivado por diversas necesidades, la


evidencia sugiere que cada individuo puede tener más de una necesidad al mismo
tiempo, así en las organizaciones las personas están motivadas por satisfacer sus
necesidades y esto afecta ya que no se puede satisfacer a todos los seres
humanos.

En mi organización se ve bien marcada esta situación con el tema de crecimiento


todos tienen la necesidad de crecer dentro de la organización es una necesidad,
pero si no cuentan con los requisitos necesarios no es posible que sea tomado en
cuenta y esto afecta el comportamiento dentro de la organización.

¿Por qué es importante la diversidad individual en las


organizaciones?

El término diversidad, se refiere a la diferencia o a la distinción entre personas,


animales o cosas, a la variedad, a la infinidad o a la abundancia de cosas
diferentes, a la desemejanza, a la disparidad o a la multiplicidad.

Las empresas ya están empleando la diversidad y lo hacen de formas muy


distintas.

La cuestión que se nos plantea es si ser diferente es positivo o negativo, ya que,


cuando alguien es diferente, puede preguntarse si debería actuar como los demás,
adaptarse a la mayoría y perder sus diferencias o, por el contrario, si debería
mantenerse así. La conclusión a la que se llega es que la diversidad no es ni
buena ni mala; será buena para las organizaciones siempre que la sepan
gestionar y canalizarla bien.