Está en la página 1de 8

EXPEDIENTE:

CUADERNO: CAUTELAR

ESP. LEGAL:

ESCRITO Nº 01.

SUMILLA: ​SOLICITA MEDIDA CAUTELAR DE


REPOSICIÓN PROVISIONAL.-

SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO LABORAL DE CHICLAYO.

MARÍA FERNANDA OYOLA BURGOS, ​identificada


con DNI No 74119838​, ​con domicilio real actual en Urb,
La Florida - Mz. K - Lt. 40 - Chiclayo - Lambayeque;
y domicilio procesal en Calle Vicente de la Vega 1319,
Oficina 201, Chiclayo; y Casilla Electrónica N° 4574; a
Ud. con el debido respeto digo:

1.PETITORIO​:

1.1.- Que, al amparo de mis derechos constitucionales consagrados en el Art. 139º, inc. 9 de
la Constitución Política, en aplicación de los Arts. 54º, 55° y 56º de la Nueva Ley Procesal de
Trabajo, acudo a su despacho con la finalidad de ​INTERPONER MEDIDA CAUTELAR
INNOVATIVA DE REPOSICIÓN PROVISIONAL a efectos de que se disponga la
inmediata suspensión de la ejecución del ​DESPIDO NULO, DE FECHA 29 DE ABRIL
DEL 2020, mediante el cual la entidad demandada, decide separarme de mi puesto de trabajo,
aduciendo haber incurrido en causa justa de despido, específicamente en el artículo 25 inciso
F) del TUO del D. Leg. N° 728; por lo que dicho despido se ha manifestado, ​vulnerando de
ésta manera los artículos 22º, 23º, 26º y 28° de la Constitución Política del Perú de 1993,
que consagra el derecho a la libertad de trabajo y garantiza la libertad sindical, a la
protección del trabajador por parte del estado contra el despido arbitrario y mi
estabilidad laboral (pues, mi relación laboral es indeterminada, por haberse celebrado un
contrato de trabajo indefinido, además, no he cometido ninguna falta para ser despedida, dado
que lo que aduce el demandado resulta ser totalmente falso). Motivo por el cual, la defensa
de mi derecho de ​libertad sindical y dignidad humana, es de urgencia para la tutela de
dichos derechos de parte de su judicatura​; a fin de que se ordene a la demandada disponga
mi ​REPOSICIÓN EN EL PUESTO DE TRABAJO​, que venía desempeñando como
controladora de la maquinaria utilizada en la etapa de producción, en atención a los siguientes
fundamentos de hecho y derecho:
2.- DATOS DEL DEMANDADO:

2.1.- Que, a fin de que se realice válidamente la diligencia de notificación, cumplo con
indicar que la parte demandada es:

a) La Empresa CARGO S.A., ​en persona de su mandatario judicial o contra quien


legalmente la Represente, con domicilio en la Av. Elvira García García N°115, donde
se le notificará con la medida cautelar, anexos y demás disposiciones emitidas por su
despacho

3. FUNDAMENTOS DE HECHO:

A) Sobre la aptitud de mi derecho constitucional a la Estabilidad Laboral.-

3.1.- ​La recurrente ingresó a laborar en la entidad demandada desde el 01 de Enero del 2016,
desempeñándome como controladora de la maquinaria utilizada en la etapa de producción,
siendo mi horario de trabajo de 8 horas diarias hasta la fecha de mi despido, sosteniendo una
relación laboral indeterminada, dado mi contrato a plazo indeterminado, he venido
realizando todo tipo de control de las maquinarias de la producción según lo estipulado en
mi contrato, es por ello, que se ha logrado que la empresa tenga éxito comercial y genere
buenas utilidades.

3.2.- ​Empero, con fecha 29 de Abril del 2020, se efectúa el despido nulo, de manera escrita
por parte de la demandada, basándose en el artículo 25 inciso F) del TUO del D. Legis.
N°728 aprobado por D.S. N° 003-97- TR que establece que constituye falta grave: “f) Los
actos de violencia, grave indisciplina, injuria y faltamiento de palabra verbal o escrita en
agravio del empleador, de sus representantes, del personal jerárquico o de otros trabajadores,
sea que se cometan dentro del centro de trabajo”. La Carta de despido en cuestión contenía
las siguientes imputaciones:

“​Nos dirigimos a Usted con el fin de comunicarle que la empresa CARGO S.A. se ha visto en
la imperiosa necesidad de ​dar por terminado el vínculo laboral que mantenía con usted,
por haber incurrido en causa justa de despido relacionada con su conducta​. En efecto, tal
como ha informado el Jefe de Oficina, Sr. Percy Mogollón Pacherre, usted ha incurrido en
grave faltamiento de palabra contra el personal jerárquico de la empresa, pues con fecha
22 de abril de 2020 en circunstancias en las que usted ​se retiraba a su domicilio, antes de
que culmine su hora de trabajo y ante la llamada de atención de dicho trabajador usted
profirió insultos llamándolo ​“gordo abusivo”, “hambreador” que le gustaba “mostrar su
poder frente a una indefensa dama y madre soltera”​.
[Énfasis Agregado]

3.3.- ​Sobre esto, debo aclarar la situación al decir que este supuesto faltamiento de palabra al
personal jerárquico de la empresa empleadora es absolutamente falso. El emplazado está en
la obligación de probar lo que está diciendo; sin embargo, no se adjunta testimonio, video ni
otro medio probatorio idóneo como para que se califique la supuesta “flagrancia” en mi
supuesto “actuar irrespetuoso”. Vemos pues, que no se cumplió con el procedimiento
respectivo (de acuerdo a lo establecido en el artículo 31° del Decreto Supremo N°
003-97-TR), porque no se le dio la oportunidad de hacer sus descargos, ni causa justificada
para hacerlo (de acuerdo a lo establecido en el artículo 22° del Decreto Supremo N°
003-97-TR), escudándose en una pseudo-flagrancia. Es así también que el empleador resulta
conminado por el artículo 37° de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral (LPCL),
la cual reza así: “​Ni el despido ni el motivo alegado se deducen o presumen, q​ uien los acusa
debe probarlos”​ [Énfasis Agregado]. Por lo que, ante esta omisión tan esencial por parte del
empleador, no se puede confiar en que sus motivaciones para este despido tan repentino
hayan sido honestas ni mucho menos justas. Si es que se permite que los empleadores se
escuden en supuestos hechos flagrantes que nunca prueban, la protección al despido no
cumpliría la ​ratio legis ​de su regulación laboral.

3.4.- Cabe resaltar que, de acuerdo a los documentos que anexaré al presente escrito, me
encuentro embarazada de 2 meses y medio; es decir, soy una madre gestante. Por lo tanto,
para la legislación laboral gozo de una especial protección, lo cual se exhibe en el artículo
29°, inciso e) de la LPCL, que dice así:

“​Es nulo el despido que tenga por motivo:

​ l embarazo,​ el nacimiento y sus consecuencias o la lactancia, ​si el despido


(...) ​e) E
se produce en cualquier momento del periodo de gestación o dentro de los 90
(noventa) días posteriores al nacimiento. S ​ e presume que el despido tiene por
motivo el embarazo​, el nacimiento y sus consecuencias o la lactancia, si el
empleador no ACREDITA en estos casos la existencia de causa justa para
despedir.

Lo dispuesto en el presente inciso e​ s aplicable siempre que el empleador hubiere


sido notificado documentalmente del embarazo en forma previa al despido​ ​(...)”.

[Énfasis Agregado]

3.5.- ​Como dije anteriormente, este despido sin causa justa y sin debido procedimiento es sin
lugar a duda motivado por el hecho de que soy una trabajadora embarazada y, por tal
motivo, mi empleador cree que no soy lo suficientemente capaz como para desempeñarme
en un puesto como el de obrera. Sin embargo, parece olvidar que fue él mismo quien me
contrató como obrera por mi profesionalismo y especialización en el dominio de ciertas
maquinarias que se utilizan en la industria textil. Ahora, en cuanto a este despido, me
protege una presunción ​iuris tantum ​que, hasta el momento se mantiene ​INCÓLUME, ​ya
que la emplazada es incapaz de acreditar que yo le falté el respeto al Sr. Percy Mogollón
Pacherre.

3.6.- ​Además, se está viendo vulnerado mi derecho a formar parte de un sindicato, porque el
empleador está cometiendo actos antisindicales. Esto es, al prevenirme de participar
adecuadamente en mi vida laboral por motivos infundados, me impido realizarme como
trabajadora y como afiliada al Sindicato de Trabajadores de la Empresa Cargo S.A. (SITEC).
Este se constituyó el pasado 17 de abril mediante asamblea de misma fecha, a la cual
concurrí y participé en calidad de secretaria, y por la cual también fui asignada a llevar a
cabo los trámites para el registro del sindicato ante el Ministerio de Trabajo.

B) Sobre la procedencia de la Medida Cautelar solicitada y su finalidad.-

3.7.- Después de haber efectuado un minucioso análisis de lo establecido por el Art. 55°,
Inciso a) de la Nueva Ley Procesal Laboral, es que acudo a su despacho con la finalidad de
manifestar lo que por derecho nos corresponde. Y es que, como lo estipula tal artículo:

“​El juez puede dictar, entre otras medidas cautelares, ​fuera o​ dentro ​del proceso,​
una medida de reposición provisional​, cumplidos los requisitos ordinarios. Sin
embargo, también puede dictarla s​ i el demandante cumple los siguientes requisitos:

​ adre
a) Haber sido al momento del despido dirigente sindical, menor de edad, m
gestante​ o persona con discapacidad ​(...)”.

3.8.- Dada la trascendencia de la vulneración de mis derechos constitucionales y sobre la


neutralización de los perjuicios irreparables que se podrían ocasionar por la duración del
proceso y, sobre todo, en hacer efectiva la tutela jurisdiccional, el derecho a la cautelar se
constituye en una manifestación implícita del derecho a la Tutela Jurisdiccional “Efectiva”
consagrado en el Art. 139º inc. 3 de nuestra Constitución; puesto que, no existiría tutela
jurisdiccional, ni el Estado Social y democrático de derecho, si una vez resuelto el caso por la
autoridad judicial, resultase de imposible la decisión que esta adopte.

3.9.- La finalidad de la presente medida cautelar es, principalmente, ​GARANTIZAR LA


EFECTIVA TUTELA DE UNA PRETENSIÓN PRINCIPAL QUE TIENE
APARIENCIA DE ENCONTRARSE PROTEGIDA POR EL DERECHO ​(​Fumus boni
iuris​), ​MEDIANTE UNA MEDIDA IDÓNEA (adecuación), ​PARA EVITAR EL
PELIGRO QUE PUEDA SIGNIFICAR LA DEMORA EN LA TRAMITACIÓN DEL
RESPECTIVO PROCESO (​periculum in mora)​ [Art. 15 del Código Procesal
Constitucional, en concordancia con el Exp. N° 2730-2006-PA/TC, de fecha 29/03/06,85],
teniendo en cuenta que la recurrente es madre gestante.

3.10.- En tal sentido, cabe recordar lo establecido mediante Jurisprudencia: “El estado de
derecho se sustenta, entre otros principios políticos-constitucionales, en el de supremacía
constitucional, del que se deriva el de gradación del orden jurídico. El principal presupuesto
de este principio es que todas las normas positivas vigentes en el territorio peruano derivan su
validez de la Constitución. Ello significa que la Carta Magna les da el sustento jurídico
teniendo en cuenta que ella prevalece sobre toda norma” [Exp. 256-02-AC/TC, de fecha
16/10/02]

4.- PRESUPUESTOS DE LA MEDIDA CAUTELAR:

A) Apariencia del Derecho (​fumus boni iuris​).-

4.1.- ​Debo hacer hincapié en los daños y perjuicios que estaría ocasionando el despido nulo,
de fecha 29 de abril del 2020, donde se me imputa una causa no probada con ninguna medio
por parte del empleador. Por consiguiente, dicho despido, se ha manifestado sin mediar el
procedimiento respectivo, ni causa justa para hacerlo. Es más que claro que aquí se pone en
jaque la base de la capacidad adquisitiva de la recurrente al despedirla de esta manera. Por lo
que, en la misma línea de defensa, invoco la verosimilitud del derecho demandado en base a:

a) La recurrente, posee protección frente actos de discriminación por su condición de


mujer y madre gestante, dado que lo que que motiva el despido por parte del
empleador es por su condición de madre gestante, al temer que baje su producción.
Además de ello, afecta su derecho a la libertad sindical, puesto que esto ocurrió,
después de tomar acciones participativas en la gestión para la organización del
sindicato, así como estar afiliada a este mismo, ya teniendo con el empleador un
contrato a plazo indeterminado.
b) La falta de cumplimiento de los requisitos exigidos por los artículos 31° y 37° de la
Ley de Productividad y Competitividad Laboral, es decir, la expresión de causa justa
y debido procedimiento, así como la carga probatoria que recae sobre el empleador
para extinguir la relación laboral de manera válida.
c) Mi estabilidad laboral, claramente vulnerada por un despido nulo, como consecuencia
de mi condición de madre gestante.
d) El abuso de autoridad demostrado, de parte de la empleadora hacia la recurrente en el
que se evidencia el despido nulo.

B) Peligro en la Demora (​periculum in mora)​ .-

4.2.- ​Siendo la naturaleza de la pretensión principal de la presente causa de derecho, “(...)


INTERPONER MEDIDA CAUTELAR INNOVATIVA DE REPOSICIÓN
PROVISIONAL a efectos de que se disponga la inmediata suspensión de la ejecución del
DESPIDO NULO, DE FECHA 29 DE ABRIL DEL 2020​”.

4.3.- ​Además, pongo de conocimiento a su despacho, que la recurrente no viene percibiendo


NINGÚN INGRESO ECONÓMICO desde la aplicación del despido, motivo por el cual se
ha visto afectado su plan económico para ella y el bebé que está gestando, ya que, no tiene
como costear lo indispensable: comida, habitación, vestido, asistencia médica y su desarrollo
digno dentro de la sociedad. Asimismo, dichas condiciones son indispensables para que se
aplique el respeto de la dignidad de la persona y de la sociedad y del estado, conforme al
artículo 2º de la Constitución.

4.4.- ​De continuar los efectos de dicho acto nulo, la recurrente y su bebé, pueden resultar
gravemente afectadas, por no poseer las condiciones mínimas para su subsistencia; por ello,
resalto dicha condición para que sea observada por el juzgador y conceda el auto
precautelatorio ante este peligro probable. Entiéndase como el peligro probable de que la
tutela jurídica definitiva que la actora aguarda de la sentencia a dictarse en el proceso
principal, no pueda en los hechos hacerse efectiva o devenga prácticamente en inoperante.

4.5.- ​Entonces, por la naturaleza de la acción es que ​SE REQUIERE DE UNA TUTELA
JURISDICCIONAL DE URGENCIA​, la cual se expresa mediante procesos más breves y
eficaces. De tal forma, de salvaguardia se pueden señalar dos manifestaciones: La tutela de
urgencia cautelar, dentro de un proceso principal, y que está destinada a impedir que el
transcurso del tiempo convierta en imposible la realización del mandato de la sentencia; y la
tutela de urgencia satisfactiva, que comporta el uso de derecho cuya supervivencia depende
de la rapidez con que se brinde la protección jurisdiccional.

C) La Razonabilidad de la Medida.-

4.6.- ​Sobre esto, no cabe duda alguna que mantenerme a mí y a la bebé que estoy portando
con vida y saludables, debo poder continuar con mi trabajo para conseguir así el ingreso
económico que me permita adquirir los productos básicos para mi supervivencia. No resulta
en lo absoluto falto de razonabilidad el hecho de que ante una gran carencia económica
resultado de un despido manifiestamente nulo, solicite que se me reponga provisionalmente
para que no sufra las consecuencias que la duración de este proceso puedan ocasionarme.

4.7.- ​Por lo que; resulta de imperante necesidad el indicar, que si la pretensión procesal
solicitada no fuese amparada oportunamente por su honorable despacho, se estaría
vulnerando inconstitucionalmente derechos legalmente adquiridos, permitiendo que no se
proteja el fin supremo de la sociedad y del estado, además de que como lo he referido es de
imperiosa necesidad el devolverle al recurrente los derechos vulnerados, pues, de ello
depende que se le conceda lo necesario para subsistir conjuntamente con su familia.

5.- FUNDAMENTACIÓN JURÍDICA:


CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL PERÚ.-

5.1.- ART.1; ​Referente a la dignidad humana.

5.2.- ART.1, inc. 2; ​Sobre el derecho a la igualdad ante la ley.

5.3.- ART.2 inc. 22; ​Respecto a la paz (laboral).

5.4.- ART.23; ​Referente al derecho del trabajo.

5.5.- ART.24;​ Referente a la remuneración.

5.6.- ART. 28, inc. 1; ​Referente a los Derechos colectivos del trabajador (libertad sindical).

5.7.- ART. 139 inc. 3; ​Respecto a los principios y derechos a la tutela jurisdiccional efectiva
y al debido proceso.

NUEVA LEY PROCESAL LABORAL.-

5.8.- ART. 54° y siguientes; ​Respecto a las medidas cautelares, en específico, a la medida
cautelar de reposición provisional.

LEY DE PRODUCTIVIDAD Y COMPETITIVIDAD LABORAL.-

5.9.- ART. 22; ​Referente al despido de un trabajador.

5.10.- ART. 29, inc. a); ​Referente a la nulidad del despido por afiliación a un sindicato.

5.11.- ART. 29, inc. e);​ Referente a la nulidad del despido por embarazo.

LEY DE RELACIONES COLECTIVAS DE TRABAJO

5.12.- ART. 31, Inc. a); Referente a que están amparados por el fuero sindical los miembros
del sindicato en formación.

6.- MEDIOS PROBATORIOS:

A fin de generar certeza y convicción sobre los hechos expuestos, es que ofrezco como
medios probatorios los siguientes:

A. DOCUMENTALES.-

6.1.- Copia Simple del Contrato de Trabajo de Duración Indeterminada; ​documento por
el cual acredito que mi relación laboral con la emplazada se remonta a Enero del año 2016.

6.2.- Copia Simple de la Carta de Despido, de fecha 29/04/2020; ​documento por el cual
acredito que la emplazada me despidió sin mediar causa justa ni debido procedimiento.
6.3.- Original de las Ecografías hechas a la recurrente por el Dr. Galo Farfán, de fecha
11/04/2020;​ en las que acredito mi estado de mujer gestante.

6.4.- Copia Simple de la Carta Notarial enviada a la emplazada, de fecha 18/02/2020;


documento por el cual acredito que solicité a la emplazada un permiso para mi cita médica
del día 25/02/2020 por mi condición de mujer gestante.

6.5.- Copia Simple de la Carta Notarial enviada por emplazado Cargo S.A. a la
recurrente, de fecha 21/02/2020; ​documento por el cual acredito que la emplazada
respondió afirmativamente a mi solicitud de autorización y que tenían, por tanto,
conocimiento de mi estado de gestación.

7.- ANEXOS:

1-A. ​Copia Simple del Documento Nacional de Identidad de la recurrente.

1-B. ​Copia Simple de la Carta de Despido, de fecha 29/04/2020.

1-C. ​Original de las Ecografías hechas a la recurrente por el Dr. Galo Farfán, de fecha
11/04/2020.

1-D. ​Copia Simple de la Carta Notarial enviada a la emplazada, de fecha 18/02/2020.

1-E. ​Copia Simple de la Carta Notarial enviada por emplazado Cargo S.A. a la recurrente, de
fecha 21/02/2020.

OTRO SI DIGO: Otorgo las facultades de representación mencionados en el artículo 74 del


CPC, al Abog. EVER DE LA CRUZ GONZÁLES ​con ​REG. ICAL Nº 4075 ​estando
enterado de los alcances de dicha representación y señalando como mi domicilio real el
precisado en el exordio de esta demanda.

POR LO TANTO​:

Sírvase Señor Juez a dictar la medida cautelar de reposición provisional conforme a lo


solicitado a fin de salvaguardar los intereses y derechos constitucionales de la recurrente, que
han sido vulnerados por la carta de despido antes aludida.

Chiclayo, 30 de Abril del 2020.

EVER DE LA CRUZ GONZÁLEZ


ABOGADO
ICAL 4075