Está en la página 1de 6

1-) Alan Deyermond presenta a la sociedad de La Celestina como una “microsociedad”

dividida en tres casas, cada una de ellas representada por los siguientes personajes: Calisto,
Pleberio y Celestina. Dentro de esta ciudad miniatura, a pesar de que se exponen divisiones
socioeconómicas marcadas, se establecen diferentes vínculos entre los personajes. De esta
manera, podemos caracterizar esta sociedad a partir de los siguientes rasgos:

-Es una sociedad urbana, ya que, se encuentra dividida en dos clases: aristocracia y plebe,
donde esta última está conformada por los criados y las prostitutas.

-Es introspectiva porque todos se conocen y tienen conciencia aguda unos de otros.

-Los lazos sociales que se establecen son también sexuales y se presentan de forma directa
(Calisto-Melibea) o indirecta (Celestina-Pleberio).

-La base de la actividad económica en esta sociedad está constituida por la sexualidad.

A partir de lo planteado, Deyermond, plantea el abismo socioeconómico que divide la


aristocracia de los plebeyos, donde, si bien el dinero es un nexo que los une, a la vez
subraya la diferencia social (Es por ello que los criados y las prostitutas envidian y guardan
rencor a los miembros de la clase aristócrata). Inclusive, muchos de los amoríos entre los
plebeyos se dedican a parodiar la relación de Calisto y Melibea.

Sin embargo, las relaciones establecidas entre estas dos clases no son únicamente sociales,
sino que presentan rasgos sexuales muy evidentes. Un ejemplo de estos nexos lo
encontramos en el acto 19, donde Lucrecia y Melibea están cantando en el huerto, mientras
esperan a Calisto. Deyermond, plantea que las imágenes que producen los cantos de
Lucrecia son mucho más sensuales que las de Melibea, por ejemplo:

“Saltos de gozo infinitos


da el lobo viendo ganado;
con las tetas, los cabritos;
Melibea con su amado”.
(XIX, 202)
Es notorio el nexo sexual que se establece entre Lucrecia y Calisto, a través de la división
socio-económica de esta microsociedad. Los deseos sexuales de Lucrecia se vieron
1
acrecentados por las constantes escenas de amor presenciadas. Este nexo se presenta de tal
manera que cuando Lucrecia abraza a Calisto, Melibea nota sus intenciones, se siente
amenazada y ve en su criada un rival e inmediatamente le dice:

“Lucrecia, ¿qué sientes, amiga? ¿Tórnase loca de placer? Déjemele, no me lo despedaces,


no me lo trabajes sus miembros con tus pesados abrazos. Déjame gozar lo que es mío, no
me ocupes mi placer.” (XIX, 204)

Estos nexos sexuales indican que la lujuria es contagiosa, el amor apasionado y


obsesionado de los protagonistas incide en sus criados. Deyermond plantea que esta
influencia puede deberse a los hechizos de la celestina pero también, y no es una
interpretación menos valida, puede ser por la envidia de los criados hacia los ricos y la
necesidad de disfrutar de todas sus posesiones, inclusive de sus posesiones sexuales.

2-) ¡Hola Fernanda!

¡Cuánto me alegró saber que elegiste la UNR para estudiar Literatura española! Que si bien
es una área que ofrece diferentes obstáculos, ya que nos abocamos a estudiar una
producción literaria desde aproximadamente el SXVI, la manera en la que aquí se
desarrolla te va a permitir conocer, experimentar y hasta introducirte en cada obra
seleccionada, además de poder comprender en profundidad el surgimiento de cada una de
ellas en diferentes contextos, la magnitud, los cambios y las rupturas que las mismas
ocasionaron.

En primera instancia, el funcionamiento de la cátedra está dividido en dos partes, vas a


poder asistir a las clases prácticas, que tienen una duración de dos horas semanales, donde
se desarrollaran diferentes obras como por ejemplo: “Peribañez y el comendador de Ocaña”
perteneciente a Lope de Vega. Además vas a tener a tu alcance diversos recursos que te
facilitaran el análisis de sonetos, partiendo de aquellos escritos por Góngora y Quevedo.
Las clases son muy abiertas y entretenidas, ya que, estamos en constate dialogo con los
profesores que instan e insisten en que opinemos y debatamos los temas tratados.

Por otro lado, las clases teóricas van a tratar obras referentes y fundantes de diversos
géneros literarios, donde el desarrollo de la misma consiste en su lectura y posterior análisis

2
apoyado en la selección de textos críticos que nos permiten ahondar en sus particularidades.
En cada encuentro el profesor titular, nos lee los fragmentos más importantes y relevantes
de cada obra, haciendo que la clase sea didáctica y fluida, para luego develarnos los
recursos empleados, los diversos enfoques y opiniones que se tiene al respecto. Además nos
da las herramientas necesarias para que podamos descifrar e interpretar cada momento de la
obra con ojos críticos.

En primer lugar, comenzamos con una obra en busca de su autor, La celestina de Fernando
de rojas, que constituye un descubrimiento que dio pie al comienzo de la novela picaresca y
al teatro moderno. Esta tragicomedia, en la que el mundo medieval y el renacentista
confluyen, está cargada de diálogos, monólogos, refranes y expresiones vivases donde se
junta el lenguaje culto y literario con el popular. Es un texto realista con un estilo satírico
que te muestra la sociedad para desengañarte y que posee criados que inciden y utilizan su
ingenio para la supervivencia. Por estas y otras características, como te dije antes, La
celestina contribuyo de manera decisiva al desarrollo de la novela picaresca. Sin embargo,
no voy a explicarte toda su evolución, ya que lo más interesante para mí, es poder contarte
la dinámica con la que trabajamos la siguiente obra.

Con El Lazarillo de Tormes nace el género picaresco, es una novela anónima conformada
por 7 tratados (compuesta aproximadamente durante los años 1552-53 y publicada en 1554)
escrita con un estilo epistolar y en primera persona. En ella Lázaro Gonzales Pérez
responde a la solicitud de vuestra merced de relatar el caso (habladurías sobre la infidelidad
de su mujer con el arcipreste de san salvador) muy por extenso, para lo cual ve necesario
“dar entera noticia de su persona”. Es así que en su larga epístola, da cuenta de toda su
vida, el paso por diferentes amos y la capitalización de esas experiencias.

Para comenzar el análisis de la obra, el profesor presento las principales características del
género. Nos explicó que un aspecto representativo de la picaresca es el hecho de que es un
texto autobiográfico y de estructura abierta, en el cual el pícaro debe escribir su propia
historia presentando un realismo que contrasta con la literatura idealista del Renacimiento.
Para interpretar esta novedad, trabajamos con el texto “Identidad, otredad y nuevas
representaciones ficcionales en el Lazarillo de Tormes” de Maria Cecilia Pavón, que nos

3
plantea que el Lazarillo es un texto que se abre y cierra con referencias temporales que
aportan a la transformación del héroe literario tradicional a otro sin honor, ni valor que está
construido a través de la acción. De esta manera, los viajes y el servicio a diversos amos
serán temas recurrentes, donde se hace evidente el desengaño, la idea de que el individuo
tiene que ser autosuficiente haciendo uso de su ingenio y el desprestigio del heroísmo y de
la honra. En relación a la estructura del género, otro texto clave para que puedas
comprenderlo mejor es “análisis estructural de textos hispanos” perteneciente a Belic
Oldrich.

En el primer tratado, Lázaro se presenta y nos hace saber que vive alejado de la cuidad con
sus padres, ambos molineros, cuyos nombres son Tomás Gonzales y Antonia Pérez (sus
apellidos dan cuenta del pasado infame). Tras la aprehensión de su padre, por hurto, y su
posterior muerte, la madre de Lázaro decide “acercarse a los buenos” donde conoce al zaide
y conforma el único lugar de afecto para el protagonista. Es acá que hacemos uso del texto
“Arrimarse a los buenos” de Juan Manuel Cabado, donde explica que en el Lazarillo se
pone en evidencia la crisis de los diversos sistemas de relaciones sociales, cuya fuente es la
falta de distinción entre necesidades reales y aparenciales. Nos presenta como el dinero es
la raíz de todo y condiciona las relaciones sociales, hasta el punto que aquellos que no lo
poseen solo pueden valerse de su ingenio para, de alguna manera, progresar. Además,
analiza el tema de la venganza, la farsa de una sociedad cristiana que le rinde culto al
capital, el dolor físico como espectáculo, la ostentación que genera robo, la falta de caridad
humana, entre otras cosas.

A partir de acá, Lázaro queda a merced de sus amos y durante toda su carta va a relatar las
peripecias que le ha tocado vivir con cada uno de ellos. A pesar de que ha sufrido maltratos,
hambre y miseria, en el texto de Francisco Calero “Interpretación del Lazarillo de Tormes”,
se ve como el protagonista refleja piedad, compasión y hasta caridad con el prójimo.
Inclusive, el autor plantea a la obra como superior a toda la novela picaresca posterior
porque logra una cima de piedad. El más relevante y el último de sus amos es el arcipreste
de san salvador, que le ofrece una casa y casarse con una de sus criadas, sin embargo
Lázaro se convierte en la burla del pueblo por la difamación del caso. En relación con esto,
“El de Lázaro de Tormes, ¿caso o casos?” de Manuel Ferrer-Chivite, te va a brindar una

4
perspectiva interesante al respecto. Allí se plantea cuál era realmente el caso, si eran las
habladurías sobre su mujer o si simplemente constituye el general de las peripecias vitales
del narrador. Además, compara el texto del 54 con la segunda parte de 1555 y nos
encontramos con la transformación (concepto muy importante) de Lázaro Gonzales Pérez a
Lazarillo de Tormes y en la segunda parte su conversión en un atún.

Por otro lado, “La vida de Lazarillo de Tormes, y de sus fortunas y adversidades” de Rosa
Navarro Durán, fue nuestra base para analizar a “vuestra merced”. Esta autora, considera
que estamos hablando de una mujer y que además el arcipreste de san salvador era su
confesor, de allí deriva la preocupación de vuestra merced por el caso.

Por último, algo para tener en cuenta a la hora de leer al Lazarillo son los silencios del
protagonista frente a cuestiones relacionadas con la religión, la sexualidad, la escritura y lo
femenino. Además del humor lingüístico y teatral empleado por el autor, en los primeros
tres tratados (en los siguientes deja de mirarse a sí mismo y empieza a mirar más la
realidad).

Al final me extendí bastante, pero considero que ahora tenés un paneo general de lo que
podes encontrar cuando empieces a estudiar acá. Muchísima suerte y espero encontrarte en
los pasillos de la facultad muy pronto.

5
Bibliografía:

También podría gustarte